Buscar este blog

4 de agosto de 2010

WIKILEAKS Y EL DERECHO A LA INFORMACION


El derecho a la información sin duda está de "moda" y no es para menos, en los tiempos de Internet, correo electrónico, teléfonos celulares, etc. se ha producido el fenómeno que predijera Alvin Toffler en los ochenta y hemos logrado la Sociedad de la Información y del Conocimiento: las ideas como nunca antes, son las que mueven al mundo y la gente está más informada que nunca antes; lo que por supuesto, es una garantía de que la población podrá decidir mejor o pensar más antes de tomar alguna determinación y cuestionará más la actuación de sus autoridades.

Sin embargo, es tal la avalancha de datos que circula por los medios, en especial aquellos ajenos a los tradicionales y que aseguran una mayor independencia del origen de la información y el contacto entre individuos en vez de la intermediación gubernamental o de las grandes corporaciones, que muchas veces es difícil asegurar la veracidad de lo que aparece en la red, simplemente, cuántas cadenas, o cuántos rumores no se han difundido a través de la red mundial. Es de recordar por ejemplo aquel mail en el que se aseguraba el hallazgo de un esqueleto gigante en la India y no se trató más que de un ingenioso empleo del Photoshop de Adobe.

El derecho a la información aparece además como una limitante al actuar arbitrario de los gobernantes, pues quedan obligados a informar a los gobernados, que después de todo, en los sistemas democráticos, aparecen como los mandantes de los funcionarios, respecto a por ejemplo, el uso que hacen de los recursos públicos y la toma de decisiones, que debe ser abierta y no en "petit comitté", en lo oscurito o debajo del agua, como se dice coloquialmente; así, la oportuna información y la transparencia, aparecen hoy en día como característica de los regímenes democráticos en oposición al "Arcana Imperii" o Secreto de Estado, típico de los sistemas autoritarios, absolutistas y totalitarios.

Sin embargo, el derecho a la información, como todos, exigen obligaciones como contraprestación, algo que generalmente se olvida y fundamentalmente, pide responsabilidad de parte de su titular; y esto, desgraciadamente, también se olvida, máxime cuando no existe conciencia de parte de la mayoría de los ciudadanos respecto a la importancia de este derecho y sus implicaciones como una vía para evitar la corrupción y las arbitrariedades, y resulta que viene a ser monopolizado por aquellos que han monopolizado la información: los medios o la prensa, o bien, es utilizado como arma por el oponente político en contra del gobernante.

Desgraciadamente, el derecho a la información ha sido utilizado así en México, y en específico en nuestro estado de Jalisco; el ente público encargado de velar por la protección de esta garantía, ha venido a emplear una óptica de ONG contestataria y además como el brazo ejecutor de los medios masivos corporativos, como el encargado de golpear a la instancia de autoridad que no proporciona los datos requeridos por el medio del que se trate.el acceso a la información no es celebrado como el ejercicio de un derecho por los ciudadanos, quienes, la mayor parte de las veces, se encuentran totalmente apáticos en torno a este tema, sino como una victoria sobre unas autoridades que se conciben como el enemigo y a quien hay que exhibir y hasta linchar mediáticamente, lo que lleva a que por momentos, y sobre todo bajo la anterior presidencia del Instituto de Transparencia de Jalisco, éste aparezca casi como la Inquisición y con un poder absoluto por encima de los demás órganos de gobierno, sin control ni responsabilidad ante cualquier otro ente de autoridad, convirtiéndose por tanto en una instancia ampliamente codiciada por los Partidos Políticos que intervienen, a través de sus diputados en el Congreso estatal, en el nombramiento de los titulares de un organismo que en teoría, debe ser ciudadano.

Pero, ¿qué pasa en el "Mundo Desarrollado"? el derecho a la información fue muy impulsado sobre todo en los países que lo integran en la década de los noventa, con la expedición de leyes sumamente avanzadas, como en el caso del Reino Unido, o de EUA con las reformas hechas al "Public Information Act" existente desde Nixon que liberó muchos documentos que abarcan temas escabrosos, como la carrera armamentística durante la Guerra Fría, la relación con la Cuba castrista, la actuación de la CIA y hasta los ovnis; sin embargo, la actuación de los gobiernos de Bush Jr. en Washington y de Blair en Londres, plena de mentiras, medias verdades, maquilladas y pretextos para impulsar las guerras en Afganistán e Irak, llevó a que el público se diera cuenta que, pese a contar con el derecho a la información, esto no garantizaba que ésta fuera veraz ni que se ocultasen datos; en este contexto es que surge "Wikileaks" sitio de Internet que últimamente aparece en la polémica mundial en torno a las guerras emprendidas por Bush Jr. y continuadas por Obama pese a su cacareado pacifismo y un premio Nobel inmerecido.

Wikileaks o la actuación del hacker que develó el contenido de los correos electrónicos de la Oficina para el Cambio Climático tienen un valor indudable cuando contribuyen a descubrir engaños efectuados por las autoridades en contra de los ciudadanos y más cuando estos engaños tienen como finalidad o consecuencia el derramamiento de sangre o siniestros intereses económicos y políticos, sin embargo, también es de cuestionarse la responsabilidad o la finalidad que se tiene al difundir esta información: por ejemplo, la filtración a Wikileaks de cerca de 92,000 documentos concernientes a la Guerra en Afganistán ha sido un golpe demoledor para EUA, que a pesar de su superioridad militar material, nunca ha comprendido, desde Vietnam la importancia del frente mediático ni ha podido luchar, como lo menciona Nial Ferguson en su libro "Coloso" con la mentalidad anti imperial de su población, la cual, ante revelaciones como las hechas por Wikileaks, o de los "Pentagon Papers" en Vietnam, se asusta y retira su apoyo al gobierno en sus aventuras bélicas.

La filtración de información indica las deslealtades al interior de los mandos militares norteamericanos y fallas espantosas en sus órganos de Inteligencia, de súbito, han quedado a disposición de Al Qaeda, el Talibán, el FSB ruso, la Policía Armada del Pueblo Chino, Hamas, Hezbolá y cualquier otro órgano de inteligencia planes militares, estrategias, tácticas, datos sobre material militar, sobre el despliegue de fuerzas,  etc. y para cuyo acceso sólo se necesita de una computadora y conexión a Internet.

Es increible, consultándolo el día de hoy, aparece información que se maneja en la correspondencia diplomática, como por ejemplo, el perfil hecho por el personal de la Embajada de EUA del Primer Ministro y del Secretario de Relaciones Exteriores de Islandia, así como del embajador de dicho país insular en Washington... Esto ya va más allá de la intención altruista de informar al público o ejercer el derecho a la información veraz, ya incurre en delitos graves de revelación de secretos en los que la directiva del sitio se lava las manos, pero que actúa con una enorme irresponsabilidad, cuando no, a favor también de intereses que esos sí, quedan muy a salvo en el secreto.Incluso, el contenido de Wikileaks puede ser de enorme ayuda para el espionaje industrial y otra serie de delitos corporativos que, de acuerdo a la mentalidad izquierdosa de los titulares de Wikileaks son pasos para la destrucción del capitalismo, (mismo que fue necesario para la creación de Internet) dentro de la mentalidad suicida de Occidente de la que habla André Glucksmann en su obra "Occidente contra sí mismo". ¿Qué garantías habrá para la inversión o para proyectos gubernamentales de desarrollo, o para medidas de seguridad si un sitio como éste las difunde, olvidando que no toda la información puede ser pública, sino también reservada o confidencial a fin de proteger a personas individuales o al interés público? Simplemente, ¿qué garantías puede haber para la privacidad cuando ahora tenemos espías en la red? No todo secreto o reserva es porque sea parte de un plan para el dominio mundial...

Y es que no nos engañemos: la victoria del Talibán en Afganistán no va a ser la liberación y el fin del Imperialismo Yankee ni el paso al logro de la Utopía Marxista en la que todos nos tomaremos de la mano y cantaremos "Imagine" de Lennon sobre una pradera verde y bajo un cielo azul sin nubes, significará el renacimiento del Islam como un poder global desde el fin del Imperio Otomano en 1918 junto al BRIC que aparecerá fragmentándose en 4 potencias que lucharán por la hegemonía y la señal inequívoca del derrumbe de Occidente, logrado gracias a los excesos imperiales irresponsables y desmedidos de la clase política norteamericana, de la pereza europea y de las más disparatadas ideologías. Estos tiempos interesantes que vivimos se pondrán más.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Afganistán e Irak:

Y siguiendo con este tema, las cosas están tremendamente complicadas en Afganistán, aparte del escándalo de Wikileaks, se tiene que las inundaciones en la zona fronteriza entre Afganistán y Pakistán han complicado la logística norteamericana, han debilitado al Gobierno Pakistaní que increiblemente, sigue jugando un doble papel de aliado de los norteamericanos y aliado del Talibán y fomentado a los grupos radicales que han brindado ayuda humanitaria a los afectados.

En Irak, Obama ya anunció el retiro definitivo de las tropas para el 31 de agosto; después de eso, habrá que ver cuánto dura la "Democracia Iraquí" establecida a sangre y fuego  y en cuánto tiempo los radicales chiítas de Sadr no se hacen con el poder, al menos en el sur del país, volviéndolo un satélite de Irán, haciendo estallar una guerra civil... las razones del retiro no son ni el pacifismo de Obama ni el que la misión de hacer una nación se haya cumplido, sino la falta de dinero, pues el Congreso le negó el financiamiento para mantener al ejército por más tiempo en la antigua Mesopotamia.

Por cierto, esa falta de recursos lleva a que en el discurso del afroamericano cambie el objetivo de la misión afgana, ya no es el "construir una nación", sino simplemente, evitar que los radicales islámicos hagan del país centroasiático su lugar de operación, algo que se ve difícil, más cuando ya incluso parecen limar asperesas con Karzai y aceptar el plan propuesto por éste en el sentido de que los Talibán entren a formar gobierno con él, cosa que no me parece probable que acepten cuando, como diría Fox, tienen amplias posibilidades de llevarse la "enchilada completa" y de que Karzai, el títere de los americanos quede ahorcado en el mismo poste telefónico donde terminó su existencia el títere de los rusos en 1993 cuando los Talibán y demás grupos de la resistencia entraron definitivamente en Kabul.

No hay comentarios: