Buscar este blog

28 de agosto de 2013

¿QUE ESTA PASANDO EN MEDIO ORIENTE? EXPLICADO PASO A PASO

Lo que está provocando que en Siria esté a punto de estallar un conflicto de enormes proporciones lo podemos explicar paso a paso para que se entienda cómo hemos llegado a este momento, primero que nada, se trata de uno de los escenarios, probablemente, el más importante, en el que se está llevando a cabo el "Juego de Tronos" del que he hablado en este Blog en diversas ocasiones.
Vayamos punto por punto:


Irán-la causa de la discordia:
  1. Desde el siglo VI a.C., Irán ha sido la primera potencia en el Medio Oriente con capacidad para condicionar la política de los demás actores en la zona  o construir imperios.
  2. Los Persas, aunque se islamizaron, no estuvieron de acuerdo con la toma del poder en el Imperio Musulmán o Califato unificado por los Omeyas y los Abasidas, ya que ellos apoyaban a Hussein, nieto de Mahoma, como legítimo monarca, por lo que continuaron con su propio proyecto imperial y generaron una propia versión del Islam: el Chiísmo, que pese a las apariencias, es mucho más liberal que el mayoritario Islam Sunnita practicado en el resto del mundo musulmán.
  3. Los últimos monarcas persas: Reza Khan y su hijo Mohamhed Reza Pahleví fueron meros dictadorzuelos y títeres sucesivamente de rusos, alemanes, británicos y norteamericanos y sus intereses petroleros, lo que llevó a la Revolución de 1979 que creó una República en que, con base en las tradiciones y las doctrinas musulmanas chiítas y la influencia del Derecho Constitucional europeo, se presentó como esperanza de resurgimiento del país, y se nacionalizó la industria petrolera, lo que llevó de inmediato al enfrentamiento con EUA y las potencias occidentales.
  4. A 30 años de la Revolución, en Irán el régimen de la República Islámica se ha consolidado.
  5. Sin la Guerra o rivalidad con el Irak de Saddam Hussein, Irán tuvo un gran desarrollo, y a pesar de las sanciones occidentales, bajo las presidencias de Mohamhed Al Khatami y de Mahmoud Ahmadinejhad en los terrenos económico, científico y tecnológico, que repercutió en un nuevo empoderamiento militar persa.
  6. Aprovechando ese desarrollo, Irán comenzó con un programa nuclear con fines civiles, aunque existe la muy fundada sospecha de que también busca la bomba atómica, con lo que empataría o dejaría atrás a Israel y llevaría a las petromonarquías a buscar también ese tipo de armamento.
  7. Ahmadinejhad llevó a cabo una muy atrevida y ambiciosa política exterior, que rompió el aislamiento del país, obteniendo el apoyo del BRIC (Brasil, Rusia, la India y China) así como de otros aliados un tanto exóticos, como los países sudamericanos del "Eje Bolivariano": Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Cuba y hasta Argentina.
  8. La Guerra de Estados Unidos en Irak llevó al poder en la antigua Mesopotamia a los Chiítas iraquíes, habitantes del sur del país y que secularmente han tenido una gran influencia persa en su cultura y son seguidores de la misma corriente del Islam que los iránios.
  9. Siria es aliada de Irán, porque a pesar de tratarse de un régimen laico, la elite del mismo, encabezada por la famila el Assad, es Chiíta.
  10. Irán siempre ha tendido a expandirse hacia el oeste, siguiendo la ruta: Irán-Mesopotamia-Siria-Asia Menor y hacia el sur hacia la península arábiga, hasta verse frenado por algún otro imperio situado en su línea de expansión: la Grecia clásica en el siglo V a.C., Roma a partir del siglo II a.C. y después los Otomanos a partir del siglo XV.
  11. Hoy en día, Irán choca con los intereses de Israel, EUA y las petromonarquías del Golfo.


Las petromonarquías del Golfo--Los rivales regionales:
  1.  Tras el desmembramiento del Califato Otomano, se crearon diversos Estados árabes.
  2. En ellos se establecieron monarcas que se habían rebelado contra el poder del clan turco de los Otomanos, como los Saud, a quienes se hizo reyes de Arabia, quienes sostenían desde el siglo XVIII una rebelión contra la Sublime Puerta esgrimiendo una versión integrista del Islam Sunnita: el Wahabismo.
  3. Las otras dinastías nobles árabes que desconocieron la autoridad califal, pero a la vez se mantuvieron independientes de los Saud mantuvieron sus dominios feudales bajo protectorado británico y después de la Segunda Guerra Mundial lograron su plena soberanía.
  4. En los años 70, cinco pequeños reinos se unificaron en una federación, formando a Emiratos Arabes Unidos, bajo la dirección de Abu Dabi y Dubai, conocidos hasta los años 30 por ser centros de producción de las famosas perlas del Estrecho de Ormuz, pero empezaron a desarrollar una gran explotación petrolera.
  5. Con la Guerra del Golfo, las monarquías se apuntaron a ser aliados de EUA y Occidente contra el Irak de Saddam Hussein: no era para menos, el militar mesopotámico era un ejemplo de los logros de los "Kemalistas" o seguidores del laicismo y occidentalización: a pesar de la guerra contra Irán, que lanzó apoyado por EUA para desbarrancar al régimen de Khomeini, Irak tenía el nivel de vida más alto de todo el Medio Oriente. Las monarquías teocráticas aprovecharon la ocasión para contribuir a destruir al régimen de Hussein y su mal ejemplo para las masas.
  6. Tras la Guerra de 1991, las petromonarquías empezaron a hacer negocios con los norteamericanos, con lo que el desarrollo se disparó de esos países. En particular, se buscaron asociar directamente con las altas esferas de la politica en EUA y Europa.
  7. Veinte años después de la Tormenta del Desierto, las petromonarquías no solo se mantienen de los hidrocarburos, sino del turismo, aerolíneas, telecomunicaciones, finanzas y hasta el deporte profesional, invirtiendo grandes capitales que han paliado la crisis europea y aún la norteamericana.
  8. Las petromonarquías desean entrar de lleno a la carrera por el poder en la región y desean oponerse a Irán y evitar un resurgimiento o expansionismo persa, a la vez, desean neutralizar a Israel.
  9. Para competir con Irán y con Israel, han empezado a invertir en el gasto militar, y se cree que podrían iniciar, en algunos casos, como Arabia Saudita, un programa nuclear.
  10. Firmes en el integrismo islámico wahabita, han financiado movimientos radicales, como el Talibán en la lucha contra la URSS, y a la resistencia palestina.
  11. Al parecer, han desplazado a Israel como influencia en Washington desde el gobierno de Bush, que se volvió socio de negocios de los miembros de la realeza y principales empresarios de esos países, y la tónica ha aumentado con Obama.
  12. Las Petromonarquías han financiado las Primaveras Arabes en Egipto, Libia, Túnez y Siria, países donde existían regímenes laicos y en mucho pro-occidentales, tolerantes hacia las minorías cristianas, para sustituirlas por regímenes islamistas y leales a ellos a fin de constituir un cinturón antipersa y de paso, antijudío.

Turquía-- el comodín:
  1. La República Turca de Mustafá Kemal Atatürk se convirtió en modelo de un país islámico que adoptó un régimen laico y pro-occidental, pero autoritario y militarista.
  2. El experimento turco inspiró movimientos similares en los países de lengua árabe, como Egipto con los militares (Nasser, Sadat y Mubarak), Libia con Gaddafi, Irak y Siria con el movimiento Baath.
  3. A pesar de sus intenciones, Turquía no ha sido aceptada en la Unión Europea, lo que generó en gran parte del pueblo turco resentimiento contra los europeos, mientras que en las zonas rurales había más identidad con el resto del mundo islámico Sunnita.
  4. El resentimiento contra Occidente y la cada vez mayor identificación del turco promedio de las zonas rurales de Anatolia con el resto del mundo islámico llevó al poder a Reccep Tayyip Erdogan y su Partido de la Justicia, de signo islamista "moderado".
  5. Erdogan ha continuado con un discurso europeísta en segundo plano, mientras, principalmente, se ha inmiscuido de lleno en la política levantina.
  6. Neutralizó el poder de los militares al descabezar a la cúpula del ejército, que hasta ahora había garantizado el régimen laico, secularista y occidentalizado.
  7. Ha financiado y apoyado a la resistencia palestina en Gaza en contra de Israel, incluso se ha confrontado abiertamente con el Estado Judío, sobre todo tras el caso del abordaje al buque Mavi Mármara.
  8. Ha apoyado sin empacho alguno a las Primaveras Arabes, aprovechando su pertenencia a la OTAN.
  9. Quiso fungir como una especie de mentor o guía del egipcio Mohamhed Morsi en el proceso de desmantelar al poder del ejército para consolidar al islamismo de la Hermandad Musulmana.
  10. Logró una especie de alianza con Irán y con Brasil para destrabar el programa nuclear del primero, y ganarse el apoyo del BRIC o potencias emergentes.
  11. Está buscando una solución al conflicto eterno con los Kurdos situados en la zona fronteriza con Irak.
  12. Ha renacido el enfrentamiento con los Armenios, mientras, mostrando su islamismo, ha iniciado la persecución de cualquier posible difusión del Cristianismo en el país, incluso llegando a la expropiación y destrucción de antiguas iglesias de la época del Imperio Romano Oriental.
  13. Erdogán sorteó con éxito el conato de un levantamiento similar al de las Primaveras, probablemente cocinado desde fuera, con el que querían darle "una sopa de su propio chocolate".
  14. Existe el sueño de Turquía de obtener influencia sobre las ex-repúblicas soviéticas de Asia Central, habitadas por pueblos turcomanos: Turkmenia, Xazakhaztán, Uzbekistán, Kirguistán...
 
 
Estados Unidos y Occidente--Los desorientados y utilizados:
 
  1. EUA fracasó en Irak, donde dejó en el poder a una elite chiíta totalmente entregada a los intereses de Irán.
  2. No ha logrado vencer al Talibán en Afganistán-Pakistán, que ahora se ven fortalecidos.
  3. Bajo Obama, EUA se ha distanciado de los intereses de Israel, mientras que se nota una mayor influencia de las petromonarquías, incluso, la señal de Al-Jazeera, la televisora de noticias qatarí, antes censurada por sus posturas antiamericanas y antioccidentales acaba de iniciar transmisiones en EUA, difundiendo una visión bastante benevolente de los movimientos radicales islamistas.
  4. Las petromonarquías se han adueñado de negocios importantes, como las aerolíneas (Emiratos es el mayor propietario de aviones de pasajeros, que renta a las compañías aéreas occidentales) o incluso el capital de estas se nota en la propiedad de clubes de fútbol europeos y la inversión en la FIFA, la Federación de Automovilismo, de Atletismo y el propio Comité Olímpico.
  5. Las inversiones de las petromonarquías sostienen a la economía británica, muy debilitada.
  6. También han tejido importantes nexos con las petroleras estadounidenses y otras inversiones en el país norteamericano.
  7. EUA, Europa y las petromonarquías desean frenar el resurgimiento iraní y evitar su expansión, por lo que han apoyado a las Primaveras Arabes para crear un cinturón de países gobernados por regímenes integristas sunitas leales a Riyad, Abu Dabi-Dubai y Doha.
  8. Igualmente, EUA ha pasado a apoyar a los grupos radicales como Al-Qaeda en las "Primaveras" y en especial en el caso sirio, como contribuyó a derribar, con torpeza, a Mubarak, que había sido un aliado fiel, en Egipto, dándole el poder a la Hermandad Musulmana.
  9. EUA no aprende del caso del atentado de Boston, donde dos islamistas chechenos, otrora aliados de Washington en contra de Rusia hicieron el ataque, y ya antes, de Osama Bin Laden, quien también fuera su aliado contra Moscú: los islamistas, y las petromonarquías pueden volverse enemigos pronto, y tienen las herramientas energéticas y financieras para golpear sin necesidad de una guerra.
  10. La migración musulmana en Europa está condicionando cambios en las tradiciones y en el panorama político de varios países.
 
 
Israel--De conspirador a irrelevante:
 
  1. Israel cada vez encuentra menos eco en la política norteamericana, sobre todo desde la llegada al poder de Obama.
  2. La opinión pública internacional cada vez tiene una mayor postura en contra de Israel y sus políticas hacia los Palestinos.
  3. El "Holocausto" judío en la II Guerra Mundial a manos de los Nazis cada vez parece más lejano para las nuevas generaciones y es más cuestionado, sobre todo ante las acciones judías contra los palestinos y la falta de evidencias históricas concretas.
  4. La secularización en EUA hace que cada vez menos norteamericanos piensen que se debe ayudar a Israel para acelerar la segunda venida de Cristo, como se predicaba en las sectas protestantes.
  5. El Estado de Israel es muy poco productivo económicamente, sobrevive de las ayudas financieras de los judíos de la diáspora y de la ayuda norteamericana.
  6. La presencia de Israel en Medio Oriente no le ha producido beneficio alguno a EUA, pero sí gastos y desgaste político. Las petromonarquías, por contraste, le permiten hacer negocio.
  7. Internamente, cada vez hay más descontento de los Judíos contra el Gobierno israelí, conformado por el mismo grupo reducido de personas y la elevada corrupción en el mismo.
  8. La vida en estado permanente de guerra y acuartelamiento de hombres y mujeres está pasando factura en el tejido social: la homosexualidad y la promiscuidad se han disparado entre los Judíos.
  9. El ejército de Israel, pese que aparentemente no ha perdido efectividad ni combatividad se ha convertido en un verdadero prostíbulo, como se ha desprendido de recientes escándalos, videos y fotos de mujeres militares subidas al Internet, la disciplina se ha perdido y son frecuentes los casos de soldados que prestan servicio alcoholizados o drogados o se organizan verdaderas orgías en los cuarteles.
  10. De igual forma, crecen las tensiones internas: los Judíos religiosos contra los secularizados, los liberales contra los conservadores, los Azhkenazhi contra los Sefarditas, los recién inmigrados de Europa Oriental contra los nativos y también crece la desigualdad social entre ellos.
  11. Igualmente, crece, sobre todo en los jóvenes, la oposición a las políticas genocidas y belicosas del Gobierno Israelita contra palestinos y sus vecinos.
  12. Al parecer, los norteamericanos desean que Israel se frene y quede con las fronteras pactadas en 1967 y evite la colonización de nuevos asentamientos en territorios palestinos, y es que parece, esta es la condición que las petromonarquías y Turquía pretenden imponer para reconocer al Estado Judío.
  13. Impulsados por un fanatismo no religioso, sino nacionalista, los gobernantes israelíes podrían complicar las cosas e iniciar ellos mismos una agresión contra Irán, sin el consentimiento o control de los norteamericanos.
 
Rusia y China--Los interesados:
Lo que pasa en Medio Oriente es parte del "Juego de Tronos" por el poder global.
  1. Tal parece que se busca atraer a EUA a un conflicto de gran escala en la región que termine de agotar su golpeada economía, misma que se sustenta en deuda pública.
  2. China es el principal acreedor de EUA.
  3. Rusia y China han patrocinado el renacimiento de Irán como gran potencia regional y han respaldado su programa nuclear, aspiran a sacar los intereses occidentales de la región y sustituirlos por una potencia local aliada de ellos.
  4. Con el "Eje Bolivariano" han logrado disminuir enormemente la influencia estadounidense en América del Sur.
  5. Rusia principalmente, protege a Siria y al régimen de Bashar El-Assad, pues es su aliado y poseen la base naval de Tartus en el Mediterráneo, además de proteger los intereses persas, aliados de Moscú.
  6. EUA aspira a derribar al régimen de Vladimir Putin por cualquier pretexto: falta de Democracia, los homosexuales, el respaldo a tiranías, pues teme al resurgimiento ruso.
  7. Una victoria norteamericana en Siria representaría un golpe duro para Putin.
  8. Una derrota norteamericana significaría la caída de EUA como primera potencia mundial.
 
 
Francisco I--El Papa invisible:
  1. Lo que sucede en Medio Oriente no es la búsqueda de la destrucción del Mundo Arabe como dice el Cardenal de Damasco, sino su reorganización en un momento en que EUA se presenta como fortaleza asediada, pero sí le entregaría el poder a los radicales islamistas beneficiando a las petromonarquías que abonarían en el camino a la reconstrucción del califato.
  2. Sí se daría la destrucción de las comunidades cristianas en Medio Oriente, ante las evidentes agresiones e intenciones genocidas de los pro-Morsi en Egipto o de los rebeldes sirios.
  3. El Papa Francisco I (irónicamente se llama igual que el Rey francés que fue el primer gobernante occidental en aliarse con los islámicos, en aquel entonces, contra España) felicitó a los musulmanes por Ramadán y se la pasa hablando de diálogo.
  4. No ha condenado las políticas evidentemente anticristianas de Obama y los gobiernos europeos que apoyan a los islamistas.
  5. No ha dado ninguna muestra de apoyo a los cristianos perseguidos en Medio Oriente y exhibe una enorme ignorancia respecto a lo que ahí ocurre.
En fin, he aquí un resumen de lo  que nos ha llevado al momento actual, punto por punto y los intereses encontrados que se tejen y al parecer, se decidirán en Medio Oriente en las próximas semanas; en esa región, como en el pasado, se está decidiendo ahora el futuro de la humanidad entera. Veamos qué pasa.

19 de agosto de 2013

LA REFORMA PETROLERA EN MEXICO


Como lo decíamos en los posts anteriores, México es un país construido en base a una mitología que pretende legitimar el actual estado de cosas y el poder de una elite llegada al mando en 1867 y reorganizada en 1910-1920. Así, uno de sus mitos es Juárez y el republicanismo, otro muy importante para el régimen, es la cuestión del petróleo. En este sentido, resulta curioso que el Partido que encarnó a ese régimen: el PRI, sea ahora un partido que luce más cercano y respetuoso con el pensamiento y la Iglesia Católica que el PAN, el supuesto partido conservador y de inspiración demócrata-cristiana, y a la vez, se encuentra buscando cambios realmente importantes que contradicen a los dogmas que le dieron sustento desde su fundación. Pero esto no es de sorprenderse, el PRI ha sido siempre un camaleón ideológico, por momentos socialdemócrata, por momentos liberal, aunque nunca en realidad, se ha apartado mucho de un esquema nacionalista y Keynesiano.
La Izquierda, por su parte, que presume de progresista por su impulso a vicios y degeneraciones, su presunto secularismo y postura a favor de la cultura de la muerte, no es sino defensora de los dogmas y los mitos de la religión laica que es en realidad la narración de nuestra Historia Nacional. Pese a su discurso de estar a favor del avance del país y de ruptura con el pasado, en realidad, la Izquierda está conformada ya por una gerontocracia: sus principales exponentes, como Cuauhtémoc Cárdenas, López Obrador, Porfirio Muñoz Ledo o Manuel Camacho Solís, tienen en común dos cosas: primero, el ser todos mayores a los sesenta años, y en segundo lugar, el haber sido todos antiguos militantes del PRI, y que, salvo el caso de Camacho, todos los demás rompieron con el partido de la Revolución del que habían surgido y al que debían carreras y haciendas, cuando éste abandonó el keynesianismo del Nacionalismo Revolucionario y favoreció a políticos más liberales y más conscientes del mundo en proceso de Globalización al finalizar los años ochenta, descubriendo entonces, al menos de dientes para afuera, las bondades del Socialismo y del discurso Marxista en decadencia por aquellos años.

Así, hoy en día la Izquierda sale a la calle para evitar la aprobación de una reforma que plantea la coinversión privada en la industria petrolera nacional, como es sabido, en México desde la Constitución de 1917 en su artículo 27 se planteó la propiedad de la Nación (osease el pueblo mexicano) sobre los recursos del subsuelo, incluyendo los hidrocarburos. Sin embargo, pasaron 21 años para que el Estado Mexicano eliminara las concesiones que estaban a favor de empresas extranjeras, en la víspera de la Segunda Guerra Mundial y como respuesta a un conflicto laboral entre esas empresas y los trabajadores a los que tenían trabajando en pésimas condiciones, en el que los empresarios se comportaron con gran prepotencia y no aceptaban ni el arreglo con el sindicato ni las resoluciones de las autoridades para terminar el conflicto.

La mal llamada "expropiación petrolera" significó en realidad que el Estado Mexicano nacionalizaba los medios para la explotación de los hidrocarburos, y la formación de una empresa del Estado: Petróleos Mexicanos o PEMEX, por sus siglas, la decisión del Presidente General Lázaro Cárdenas no fue desacertada: ante el ya más que inminente inicio de la Segunda Guerra Mundial, los gobiernos del militar michoacano y su sucesor: el aristocrático General Manuel Avila Camacho consiguieron enormes ingresos aprovechando el conflicto y vendiendo el petróleo a los Aliados, recursos que se utilizaron para financiar el "Milagro Mexicano" que llevó a la creación de infraestructuras: carreteras, puertos, centros turísticos, universidades, etc. Pero, curiosamente, el Presidente que tanto gustaba de ostentarse como socialista, permitía la coinversión privada en la industria, tal y como ahora se propone por el Presidente Peña y tal y como se hace en países como Rusia, China y hasta Cuba, los paladines del estatismo, y se hace en Noruega o en las Petromonarquías del Golfo Pérsico, o aún en Irán.

No sería sino hasta el mandato de Adolfo López Mateos, en la década de los sesenta, que se eliminó la inversión privada en el ramo, impulsado por una oleada populista y por la búsqueda de la autosuficiencia pregonada por el nacionalismo del régimen. De ahí en adelante se vendría una verdadera cuesta abajo en nuestra industria petrolera: lo más patético fue durante la "Docena Trágica", cuando los fabulosos ingresos petroleros se dilapidaron y la corrupción al interior de la paraestatal creció.

La Izquierda tiene razón indudablemente en cuanto a que gran parte de las utilidades que se generan en la industria se pierden en el abismo de la corrupción que permea todos los niveles de la paraestatal y urgen medios para combatirla, después de todo, la privatización o la entrada de capital privado en la explotación de los hidrocarburos no lleva a una limpieza y mejora automática: los ferrocarriles, privatizados bajo el sexenio del Dr. Zedillo no solo no mejoraron su servicio, sino que otro poco y quedan extintos, o la telefonía, que únicamente benefició a Carlos Slim que la utilizó como base para su gigantesco imperio empresarial que ahora le lleva más allá de nuestras fronteras y lo ha vuelto el hombre más rico del mundo en un país con cuarenta millones de pobres, y todo no gracias a su genio emprendedor, sino a sus cercanas relaciones con los detentadores del poder público. El peor caso de la entrada de capital privado sin que haya valido maldita la cosa ha sido el de la banca mexicana, entregada a conocidos y amigos por Carlos Salinas, que pensó podría crear una elite empresarial por decreto, entregó la Iglesia a Lutero y la depredación sobre las instituciones de crédito y los fondos depositados por los ahorradores desembocó en el colapso del sistema bancario tras la crisis de 1994.

Incluso, en otros países, es de recordar que empresas privadas del ramo petrolero como Shell o British Petroleum no han sido las más éticas ni las más limpias, simplemente veamos la relación que tejieron con Obama en su primera campaña presidencial, y como, tras haber financiado su carrera a la Casa Blanca, obtuvieron de éste el silencio y la inacción tras el derrame petrolero frente a las costas de Luisiana en el Golfo de México, o también como ambas empresas han defraudado billonariamente al fisco británico. Es decir, mientras no haya mecanismos que aseguren el cumplimiento de las normas y el mantener a los particulares concesionarios dentro de la obediencia de la Ley y sujetos a la autoridad, el panorama no será mucho mejor a lo que ahora tenemos.

Y es que veamos: ¿realmente hemos sido beneficiados la mayoría de los mexicanos con el esquema actual de PEMEX? Cierto, la mayoría de los recursos que obtiene la empresa va a la caja del Gobierno, y así se han podido desarrollar infraestructuras, como en los años de Cárdenas a López Mateos, sin embargo, muchos de los ingresos en realidad van a financiar el gasto corriente, esto es, la enorme nómina del Estado Mexicano y de la propia empresa, donde además, el Sindicato encabezado por un corrupto como es el senador Carlos Romero Deschamps, y antes de él Joaquín Hernández Galicia La Quina, ha sido el principal usufructuario de la compañía petrolera estatal y sus ingresos. Por contraste, en países en los que existe una petrolera del Estado, como Canadá o Noruega, la población recibe año con año, directamente, un cheque por el oil revenue. esto es, entendiendo que el petróleo le pertenece, ahí sí a todos los canadienses o a todos los noruegos, todos reciben su utilidad o su parte de beneficios directos por la venta del recurso natural; o veamos lo que ha sucedido en países como Emiratos Arabes Unidos o Arabia Saudita o Qatar, donde los ingresos obtenidos de los hidrocarburos han servido para financiar ambiciosas obras públicas, infraestructuras lujosas y elevar el nivel de vida general en la población, o bien, sustentar el crecimiento en otras industrias, como las telecomunicaciones o la aeronáutica.

En México, en cambio, los únicos que pueden decir con certeza que "el petróleo es nuestro" son los miembros del sindicato petrolero --donde además campean privilegios, como la inamovilidad del personal, o el nepotismo-- y los políticos, finalmente, todos los partidos, hasta los de la Izquierda, reciben su tajada de recursos públicos para financiarse, razón por la cual todos aparecen ante los ojos de la generalidad del pueblo como verdaderos parásitos.

Y ahora veremos el ya cansado y hartante show de las protestas y manifestaciones de los "progresistas" que en realidad aparecen como los más reaccionarios en defensa de sus privilegios: ya estamos hasta la coronilla de ver las manifestaciones de docentes que se niegan a las reformas en materia educativa porque no quieren ser evaluados y que se compruebe su escasa preparación, su nulo compromiso con el apostolado de la enseñanza, el nepotismo y la compraventa de plazas al seno del sindicato de maestros, los egresados de las escuelas normales, que desean salir y sin esfuerzo encontrar un empleo con altos ingresos sin prepararse siquiera --no quieren ni aprender computación ni una lengua extranjera como el inglés-- y siguen y siguen con el eterno discurso marxista de defensa del pobre y demás, para en realidad proteger sus muy mercantilistas privilegios y a la vez sirven para que sus líderes vivan como los más exitosos capitalistas. (Curiosamente, a quien más benefician con su oposición los Izquierdosos es a Romero Deschamps y sus secuaces, a quienes tanto critican) Esto hace que la reforma petrolera choque con estos grupos, y sin duda, en ella Peña Nieto se juega el todo por el todo de su Gobierno.

La pregunta es si el Presidente triunfará o los "progresistas"-conservadores (en el mal sentido del término) vencerán, la arena está lista y se disputará el combate; me parece sin embargo, que Peña se atiene a la división que supo sembrar entre Panistas y Perredistas desde el inicio de su mandato con el Pacto por México, y que de ahí aprovechará para obtener apoyo para su proyecto. Veamos que sucede.

14 de agosto de 2013

LAS MONARQUIAS EUROPEAS HOY


Resulta muy curioso que en México, como ya en repetidas ocasiones lo ha señalado el periodista Eduardo Ruiz-Healy, y precisamente desde la época de Juárez, se hable en el discurso político de la forma de gobierno republicana como de algo sagrado, un dogma de fe inalterable y de la "austeridad republicana" cuando resulta que cuesta mucho menos al Estado Británico o al Español el sostenimiento de sus respectivas casas reales que al Estado Mexicano, al Norteamericano o cualquier otro "democrático", el sostenimiento de la Oficina de la Presidencia; para colmo, el llamado índice de desarrollo humano es mucho más alto en los países monárquicos, pensemos, por ejemplo en Los países escandinavos, en Japón, en Inglaterra y en las Petromonarquías del Golfo Pérsico, que en aquellos que han adoptado un sistema democrático y representativo para la designación del Jefe del Estado.

Sin embargo, esto no quita que las Monarquías de hoy en día, al menos las Occidentales, se encuentren en crisis, siguiendo la espiral de decadencia de todo nuestro hemisferio.

1.- Inglaterra, la incertidumbre:

Con gran júbilo para los británicos se produjo el nacimiento del Principe Jorge Alejandro Luis de Windsor, Príncipe de Cambridge e hijo de los Duques y Príncipes Guillermo y Kate Middleton, en apariencia, la sucesión de la actual monarca reinante en el trono de Guillermo el Conquistador está más que asegurada y estable, con el Príncipe Carlos de Gales, Guillermo y ahora, Jorge, los futuros Carlos III, Guillermo V y Jorge VII, esto claro, si para entonces la monarquía subsiste, y más que nada, si el Estado Británico se mantiene vivo también.

La realidad es que el Estado Británico descansa en la institución monárquica, la sustitución de la misma por una República devengaría en una catástrofe institucional y jurídica de dimensiones apocalípticas, puesto que es, hasta el día de hoy, probablemente el único Estado en el que el concepto de la "Soberanía Popular" no ha calado como fundamento de la constitución, siendo también el único en que no existe una constitución escrita propiamente dicha, por el contrario, se estima que la Soberanía sigue siendo un atributo propio del monarca y que éste la ha delegado en los demás órganos del Estado; aún así, la institución se ha devaluado y la mantiene a flote el enorme prestigio de Isabel II, quien sin embargo, así como ha demostrado continuar ejerciendo los resortes de la vida institucional del país, también muestra ya, en esta etapa final del reinado, un gran cansancio y la búsqueda de evitar conflictos que puedan representar un deterioro o un conflicto de la monarquía con sectores de la sociedad y los partidos políticos en los que la institución encuentra su sostén. Esto explica porqué la soberana no vetó la Ley que autorizaba los "matrimonios" entre personas del mismo sexo.

Y es que tras el episodio de la Princesa Diana, que causó un daño severo a la figura de la realeza británica, ésta se vio avocada a reforzar la estrategia de la imagen en un mundo mediático, a fin de evitar verse nuevamente superada por alguien con habilidad en el campo y siguiendo con la tendencia marcada por la propia Isabel de cierta alianza con la farándula. Ya no basta con la existencia de un fundamento constitucional, sino que se requiere de una imagen atractiva, "progresista" y grandes relaciones públicas para mantener la corona en un mundo que ya no acepta el derecho divino como sustento de la autoridad, y en el que el constitucionalismo se avoca más a la defensa de los derechos, caprichos y antojos de los gobernados que a normar el ejercicio y la distribución del poder por el Estado. Por ello, la Reina ha optado por ennoblecer y rodearse de los bufones del espectáculo, algo que ya mencionaba en este espacio el año pasado en ocasión del jubileo real, así, tiene que condescender con ellos en sus vicios y tendencias a fin de garantizarse el apoyo ya no para ella, sino para la institución, lo mismo que de los partidos políticos, avocados todos al Progresismo (porque el membrete de Conservador de David Cameron es eso, un membrete), como ya lo dije, Isabel ha sabido administrar la decadencia británica evitando lo que ocurre en otras viejas potencias, como España.

Esto lo hace porque sabe que sus sucesores no se caracterizan por demostrar tener los tamaños para encabezar al Estado Británico y el panorama luce peligroso: el Príncipe Carlos no ha trascendido más allá de las páginas de la prensa del corazón, como Duque de Cornualles y a cargo de dicha región, el Príncipe de Gales no ha hecho más que evidenciar más su frivolidad y su escasa habilidad para interactuar con el pueblo y los medios; entre tanto, Guillermo se ha mostrado como un accesorio de su esposa, la popular Kate Middleton; en una relación que recuerda mucho los inicios del desgraciado matrimonio entre sus padres, con la suspicacia de las ambiciones de la Kate, de origen clasemediero y repentinamente elevada a las más altas esferas que no son solo sociales, sino políticas del Reino Unido, aunque fuera de la isla nos parezcan cosas frívolas.

Resulta triste que el nacimiento del pequeño Príncipe Jorge saque prácticamente de la sucesión al probablemente mejor prospecto para ocupar el trono de San Eduardo: el Príncipe Harry. Muchos se sorprenderán ante esta afirmación, pero la verdad, Harry muestra ser un verdadero noble, alguien de sangre real al estilo clásico medieval: cierto que es mujeriego y parrandero, pero es alguien que muestra mucha empatía con el pueblo, aparte, tiene don de mando y ha demostrado su valía en el combate, compartiendo sufrimientos y victorias en Irak y Afganistán con sus soldados, y asiste con más asiduidad que su hermano a los servicios religiosos anglicanos, la Iglesia de Estado y ha actuado con gran acierto en actos oficiales en los que ha acudido en representación de su abuela, recuérdese la clausura de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, acompañado por su cuñada, Kate Middleton.

El futuro de la monarquía británica luce incierto, Carlos ha anunciado que de llegar al trono, le dará a su reinado un cariz multicultural, borrando el fundamento cristiano de la monarquía, por lo que es probable que la entronización de los futuros reyes británicos ya no sea según el rito heredado del Imperio Romano tardío a través de los Carolingios y los Normandos, todo a fin de condescender sobre todo con la cada vez más poderosa e influyente comunidad islámica en la isla; para colmo, el nacionalismo escocés crece y la economía se debilita, ahora bajo el control de extranjeros: musulmanes rusos y chinos, principalmente. Por ello, y a pesar de que el nacimiento del Príncipe Jorge de Cambridge, el panorama no es tan positivo para la subsistencia de la Monarquía Británica, cuyos fundamentos, hoy en día, lucen debilitados.

2.- España, el Reino de la Corrupción:


En España nadie duda que el sistema político surgido de la transición post-franquista y encarnado en la Constitución de 1978 está en decadencia y arrastrando numerosos problemas que ya estaban latentes desde la promulgación de dicha carta constitucional: partidocracia, un Estado excesivo con la indefinición de las Comunidades Autónomas y el nacionalismo o regionalismo que las mismas impulsaron o sustentaron, la tentación de la corrupción y una cada vez mayor dependencia de la Unión Europea. Los resultados están a la vista: la corrupción campea por todos los aspectos del Estado, desde los funcionarios locales hasta la propia Casa Real, la crisis económica ha sido provocada por el euro y el bloque continental.

El escándalo Urdangarín destapó las cloacas de los negocios sucios que se cocinan bajo la complacencia o complicidad del propio Juan Carlos I de Borbón, quien llegó al trono, según se dice, con lo que traía puesto y ahora amasa una enorme fortuna gracias a una serie de negocios en los que, aprovechando su carácter de Jefe de Estado, ha favorecido a empresarios españoles y extranjeros en sus negocios y a cambio se ha llevado una jugosa comisión, o ha garantizado, como en el caso del yerno y su hija, la Infanta Cristina, impunidad para evadir al fisco y realizar fraudes.

Pero no todo queda en la Casa Real, donde queda claro que los Borbón no han perdido las malas mañas de sus antepasados en el trono español o en el francés, ni las ganas de provocar su derrocamiento, la realidad es que todo el esquema diseñado en la carta constitucional de 1978 está podrido y es ineficiente, caro, y ha sido manipulado en interés de los partidos políticos y los regionalismos: el escándalo Bárcenas y la doble contabilidad del Partido Popular, por un lado, el tráfico de influencias y el despilfarro por parte del PSOE, del otro, hacen que la mayoría de los Españoles tampoco considere viable la adopción de un sistema republicano que llevaría a que la Jefatura del Estado también quedara en manos de las intrigas y corruptelas partidistas, a la campaña electoral permanente, la confrontación interminable, y la figura del Rey, que ha sido el pegamento que ha mantenido la cohesión de los reinos que se unificaron hace 500 años en torno a la figura de un monarca único, pese a su desgaste, es el único garante de mantener la unidad nacional, erosionada por los regionalismos tanto catalán como vasco, pese a que los mismos son también tapadera de las pésimas administraciones locales, que también se han destacado por el dispendio y el robo, usando el discurso nacionalista como pretexto para distraer a la población a la vez que se pide a Madrid dinero para tapar los agujeros.
 
Los malos recuerdos de las experiencias republicanas en 1870 y 1936, la última culminada en Guerra Civil, disuaden a muchos de seguir por el camino ya andado y que en dos ocasiones terminó en desastre, la última, en verdadera hecatombe. Entre tanto, la Unión Europea arrastró al país a una verdadera catástrofe económica, aunque las recientes tensiones sobre Gibraltar con el Reino Unido demuestran que el bloque continental se está fracturando y esto es cada vez más evidente.
 
Para muchos, la esperanza de renovación y salvamento de España está en que Juan Carlos abdique en favor de su hijo, el Príncipe Felipe... muchos apuestan que el príncipe asumiría el papel de Rey con más seriedad y limpieza, aunque siendo Borbón, hay muchas dudas.
 
3.- Noruega, el Emirato del Norte:
 
 
Si hay un país que parece haber perdido la cordura, tanto los gobernantes como los mismos ciudadanos, ese es Noruega. Una extraña política exterior guía al antiguo reino escandinavo que se separara de Suecia a inicios del siglo XX, aunque tiene una explicación: hoy día este país, sobre el que reina una rama de los Holstein-Gottorp daneses desde 1905 ha signado alianzas estratégicas con Irán, con las petromonarquías del Golfo Pérsico y hasta a dado asilo a miembros de grupos como Hamas y Hezbollá, a quienes considera "luchadores por la Democracia", como también a la peligrosa banda terrorista vasca ETA. ¿Esto porqué? Por los intereses petroleros. (Sobre la ETA, se habla que desde los atentados del 11 de marzo del año 2004 tiene colaboración con el terrorismo radical islámico).
 
Noruega vive de su poderosa industria petrolera que vive explotando al petróleo Brent del Mar del Norte, el de mayor calidad y más caro, que le ha permitido ser autosuficiente y a la vez, desligarse de la Unión Europea y acercarse más a los países con los que comparte intereses petroleros; el combustible es explotado por una empresa estatal, pero existe la coinversión privada, y los ingresos han servido para, sobre todo tras la Segunda Guerra Mundial, financiar un Estado de Bienestar en que el Gobierno subvenciona todo, subsidia, beca y paga, no en balde, las administraciones desde entonces han sido encabezadas por los Socialdemócratas que aplican un esquema económico totalmente keynesiano.
 
El resultado es un populismo que se caracteriza por ver a los reyes montados en bicicleta, subidos al autobús o departiendo con los vecinos, o un Primer Ministro, como en la imagen, haciendo de taxista para "conocer las necesidades del pueblo", un pueblo que parece vivir en un país de cuento de hadas donde no existe ningún problema, todo está perfecto y la gente no tiene necesidades. Sin embargo, lo ocurrido hace dos años con la matanza perpetrada por Anders Breivik demostró que no todo está tan bien en esta especie de "emirato petrolero" nórdico, incluso, parecería a veces que el hecho fue un montaje del propio gobierno para hacerse la víctima --murieron 69 de los militantes juveniles del partido de Izquierda que prácticamente ha monopolizado el poder desde los años 50-- a fin de evitar una caída en su votación, y es que resulta un poco contradictorio presentar al asesino como un "extremista cristiano" cuando orgullosamente se ostentaba como masón y anticristiano en su sitio de Internet.
 
La realidad es que Breivik con su atentado muestra la crisis ocultada por el gobierno y la monarquía, de una sociedad que poco a poco se ve desplazada por la migración africana y musulmana, un país que parece estar estancado, pues fuera del petróleo, las demás industrias y actividades han quedado relegadas a un nivel muy secundario y que a diferencia de sus socios y aliados del Medio Oriente, parece no buscar desarrollar otros campos, la gente, totalmente entregada a un modo de vida hedonista y despreocupado, vive la fiesta, mientras su gobierno los mantiene y su Rey se pierde en frivolidades, como el contar con un yerno diseñador de modas, alcohólico, drogadicto y extravagante. Entre tanto, muchos noruegos viven inmersos en un tedio y un aburrimiento existencial terribles, no tienen nada porqué luchar, nada qué buscar, y no es de extrañarse que el índice de suicidios sea muy alto.
 
Esperemos que el despertar del sueño no sea muy duro...
 
4.- Bélgica y las largas sombras de Leopoldo II y Balduino:
 
 
Para los Neoconservadores católicos, la figura del Rey Balduino de los Belgas es un ejemplo de gobernante cristiano del siglo XX por haber vetado una legislación a favor del aborto y su fidelidad matrimonial a la española Reina Fabiola, sin embargo, esto es una visión parcial. En realidad, Balduino aplicó una moral selectiva, que mientras protegía la vida de los no nacidos en su país ordenaba el reprimir a sangre y fuego las insurrecciones en el Congo a favor de la Independencia, en un largo y destructivo conflicto que se llevó la década de los sesenta y buena parte de los setenta, ya con él en el trono; incluso, se menciona que tras haberse consumado la independencia del país africano, ordenó el asesinato de Patrice Lumumba, el ideólogo y líder del movimiento, tras haberse ganado a sus rivales por el poder en el nuevo país y garantizado excelentes concesiones sobre los recursos naturales del país con los que la situación no cambió nada, los gobiernos de los dictadorzuelos que han azotado al país africano han continuado beneficiando no a Bélgica, sino directamente a la familia Sajonia-Coburgo.
 
Bélgica es un país inventado, artificial, creado en los otrora Países Bajos Españoles que se mantuvieron bajo el control de Madrid tras la separación de la Holanda protestante y que después de la Guerra de Sucesión Española pasaron a Francia, tras la derrota de Napoleón, y ante la necesidad de crear un amortiguador del choque entre la creciente Prusia y la todavía potente Francia, se decidió por las grandes potencias crearlo, fusionando a los franceses que vivían en la región de Valonia con los neerlandeses de Flandes bajo un monarca de una, hasta entonces, débil casa nobiliar alemana: los Sajonia-Coburgo con Leopoldo I, naciendo además como una monarquía constitucional y parlamentaria acorde con los ideales de la Revolución Francesa.
 
Su hijo Leopoldo II dirigió la colonización del Congo no como una colonia para el país, sino como una posesión personal, aunque financiada con fondos públicos que nunca reintegró; este monarca, probablemente con problemas de enajenación mental similares a los de su hermana Carlota, emperatriz de México, se destacó por una crueldad fuera de todo límite: sádico y brutal, ordenó el exterminio de comunidades enteras, tortura y muerte de rebeldes o una forma de incentivar el trabajo de los nativos a los que puso a trabajar en grandes plantaciones de caucho o en minas de diamantes con los que amasó una enorme fortuna: cortando las manos de aquellos que no llegaban a la cuota diaria de productividad sin importar la edad, pues también ordenaba el trabajo infantil. Leopoldo ha pasado a la Historia como quizá el mayor genocida del siglo XIX y precursor de los campos de concentración que luego aplicarían los Ingleses en Sudáfrica con los Bóers y después Stalin y Hitler.
 
Balduino simplemente continuó con lo hecho por su antepasado, protegió la herencia familiar; sin embargo, mantuvo a Bélgica como un país con tradiciones arraigadas y con más estabilidad moral que Holanda, su vecino, rival y socio. En un país en que el Rey cuenta con enormes facultades ejecutivas por ser garante de la unidad nacional, el monarca condiciona y dirige mucho de la política interna del país. Balduino murió sin hijos, y le sucedió su hermano Alberto II, quien, mucho menos inflexible que su hermano mayor y de vida libertina, abrió la puerta a la secularización y al Progresismo, gobernando con la Izquierda a la que siempre ha apoyado y con la que hizo grandes y jugosos negocios. Aunque no todo ha sido malo: Alberto ha podido sortear la crisis de desgobierno que vivió el país hace poco, debido al conflicto nacionalista entre francófonos y flamencos, ejerciendo la conducción del país con mucho acierto y evitando su desmembramiento, e instando a los políticos de ambas etnias a ponerse de acuerdo para formar una administración.
 
Finalmente, ha renunciado a favor de su hijo Felipe I (en la foto, con su esposa Matilde), quien ha asumido el trono, al parecer, lo hizo antes de que estallara un escándalo por su enorme corrupción y su desordenada vida amorosa; sin embargo, el nuevo monarca, según se dice, es un homosexual "de clóset" y con él, Bélgica pronto será igual que Holanda, si no es que ya lo es, según se plantea.
 
Otras monarquías:
 
Ya no hablaré ahora de Suecia, donde reina la única dinastía de las hechas por Napoleón de sus mariscales, amigos y parientes que sobrevive: los Bernardotte, con su plebeyismo y legitimidad dudosa, cuyo Rey Carlos XVI Gustavo es más conocido por sus orgías con prostitutas y su ecologismo ridículo que por su labor como Jefe de Estado, y de Holanda ya hablé en su momento, donde el Rey Guillermo Alejandro ha asumido el trono tras la renuncia de Beatriz.
 
 Pero no cabe duda, la institución monárquica se encuentra hoy en día en crisis, pero también las democráticas, los gobiernos son inoperantes, corruptos e ineficientes en nuestro Occidente y es hora de que replanteemos los fundamentos políticos del mismo, heredados de la Revolución de 1789 y aún antes, del racionalismo imperante en los siglos XVII y XVIII, es hora de buscar algo mejor.

7 de agosto de 2013

EL FALSO TRIUNFALISMO DE LA JMJ Y FRANCISCO

Una disculpa por el aparente abandono del Blog, la realidad es que he estado viviendo dos semanas apabullantes, entre que se me juntó mi tradicional gripa de medio año junto con un cambio en mi situación laboral, y unas vacaciones que por ambas circunstancias, junto con un intento de robo en mi casa que motivó el implementar ciertas drásticas y costosas medidas de seguridad, ante la situación verdaderamente crítica por las deficiencias de nuestras autoridades estatales y municipales en el ramo, resultaron un tanto arruinadas pero intensas, es que no he podido escribir en este espacio; sin embargo, ya estoy volviendo a adquirir estabilidad al tiempo que me acostumbro a mis nuevas responsabilidades profesionales, y con ello, vuelvo a estar en condiciones de dedicarle un tiempo a la redacción d este Blog, así que vamos al tema:


Terminó la Jornada Mundial de la Juevntud y ese evento ha sido justo lo que temíamos acerca de la deriva del pontificado de Francisco I, el Papa Bergoglio se ha manifestado claramente como un Papa poco formado, anclado en formas propias del populismo sudamericano más ramplón y barato, con una cultura escasa y aparte, ciego ante el evidente fracaso del Vaticano II y sus consecuencias o derivados; por el contrario, se encuentra claramente convencido de aplicarlo sin revisar los métodos y formas surgidas del mismo o sus consecuencias de manera integral. Por el contrario, lo que hemos visto en el evento ocurrido en Brasil en las pasadas semanas ha sido una apoteosis de los "abusos" en materia litúrgica y doctrinal que han dejado anonadados a más de uno, y contrario a lo que parece o se dice por el propio pontífice y sus corifeos, poco ha abonado al camino de la restauración de la unidad cristiana y mucho menos ha servido como progreso para la restauración de un modo de vida cristiano en la gente.

Los medios oficiales vaticanos, por ejemplo, parecen reducir todo al terreno de los números: sí, es cierto que demográficamente, Brasil es el país con más católicos del mundo, gracias a su inmensa población, pero a la vez, es el país donde más católicos se van de la Iglesia y se convierten a otras denominaciones cristianas, principalmente las evangélicas o protestantes made in USA, con sus expresiones histriónicas, sus grandes negocios económicos y su enorme permisividad moral que contrasta con el puritanismo del antiguo y decadente calvinismo original de los colonos anglosajones. Pese a esa mayoría de católicos, es bien sabido que los brasileños son famosos por su forma de vida, sobre todo en materia de moral sexual, bastante promiscua y relajada, para ellos, el catolicismo es más una expresión cívica o de identidad, antes que un compromiso por seguir un comportamiento ético determinado, más allá de practicar una serie de ritos y oraciones. Además, gran parte de este aspecto cultual de la Religión Cristiana en Brasil se haya contaminada por elementos extraños y paganos, provenientes de la herencia africana y en menor medida, indígena, de los cariocas.

El que el Papa haya reunido multitudes en los eventos llevados a cabo en Brasil no quiere, por tanto, decir mucho, ya vimos eso con Juan Pablo II, quien, gracias a su carisma personal y su habilidad mediática, lograba reunir a cientos de miles de personas en diferentes actos públicos; sin embargo, aquello no representó la llegada de la Primavera de la Iglesia ni mucho menos, y en los últimos años de Wojtila era posible ver su expresión de decepción o desencanto: simplemente, un factor importante para la liberación de Checoslovaquia del yugo ruso-comunista fue el papel de la Iglesia Católica, pero 20 años después, y pese al Gobierno de un Vaclav Havel, plenamente identificado con el Catolicismo Neoconservador en auge bajo el largo pontificado del polaco, la mayoría de los checos son decididamente ateos y el país se ha convertido en un inmenso burdel, donde tanto la Pornografía como la Prostitución son las principales fuentes de ingresos para un país que parece haber quedado flotando en el limbo del estancamiento económico y la inacción política de sus gobernantes y sobre todo, la mínima presencia de la Iglesia, que derribado el "telón de acero" se echó a dormir, como si el orden resultante fuera ya la perfección y la libertad plenas.

Pero ¿cómo no van a darse deserciones del catolicismo con escenas como la retratada en la foto con la que se abre este post? Es algo que yo ya he conocido desde niño, en el ambiente abiertamente vaticanosegundista en que me tocó mi formación religiosa, con los Hermanos Maristas: las canciones pop en la misa, el sacerdote que cuenta chistes con alguna presunta enseñanza, ponerse a bailar, homilías dialogadas con preguntas y respuestas entre el sacerdote y los fieles, lenguaje coloquial, a veces de plano majadero, etc. todos ellos, instrumentos con los que se pretende lograr atraer el interés de los fieles, sobre todo de los jóvenes, hacia la Religión. Vanos intentos: para empezar, los sacerdotes pierden su rol de autoridad, en segundo, se frivoliza la Eucaristía misma, cimiento y base de la vida cristiana, y en tercero, en vez de que sea algo atractivo y suscite el interés, la Liturgia pasa a convertirse en algo soso, motivo de chiste, de risa y poco serio, e incluso, el sacerdote como individuo empieza a "caer pesado".

¿Cómo pueden ejercer su autoridad estos obispos danzantes? ¿Cómo alguien los puede tomar en serio? ¿Cómo pueden ellos contradecir al mundo y alertar a las personas de lo que está mal en él cuando es clara su intención de agradar al mundo y hacer lo que cualquier frívolo desocupado haría como es participar en un flashmob? Para alguien de fuera de la Iglesia Católica, esta actitud es bastante despreciable, y como he dicho, en realidad muy poco ecuménica: basta ver el comentario que hizo un sacerdote ortodoxo tras ver lo sucedido en Río y que es citado en el Blog Infocaótica:

"Incluso si, de alguna manera, pudiese convencerme de los dogmas exclusivos de Roma, cosas como la de arriba son la razón por la que nunca podría convertirme en católico romano. Me han dicho los defensores de Roma que cosas como éstas son en realidad "abusos" y que la "verdadera" cultura y culto romano no deberían ser así. Pero si un evento católico, global y de primer orden, como la Jornada Mundial de la Juventud (este video es de la JMJ 2013), tiene como protagonistas a los mismos sucesores de los apóstoles danzando así frente al mismísimo Papa, ¿dónde está exactamente la cosa oficial y verdadera? Esto que se ve me parece lo suficientemente oficial.

He conocido a más de una persona que se convirtió al catolicismo romano por lo que había leído y que, entonces, cuando vio este tipo de cosas (o, incluso, la insulsa liturgia cuasi-luterana que constituye la mayor parte del culto de los católicos actuales), terminó yéndose. Puedo entender a alguien que deja la religión después de experimentar el abuso (aunque preferiría verlo pasarse a alguna forma de religión no abusada), pero es difícil argumentar que la liturgia de Roma que uno ve en casi todos lados sea un abuso, particularmente cuando se muestra mundialmente con el visto bueno y oficial del Vaticano. La eclesiología romana, con su énfasis en el Papado, hace aún más difícil que el argumento contrario suene convincente. Si el Papa mismo lo consiente, es muy difícil argumentar que lo que se ve en este vídeo es un abuso.

Y también encuentro difícil preguntarse cómo podría Roma regresar a su antiquísima tradición litúrgica, la que San Juan de Shanghai y San Francisco, entre otros, dijeron "es mucho más antigua que cualquiera de las herejías".
 
Pero no solo esto, se pensaba que este tipo de actitudes abriría la puerta a la reconciliación con los Protestantes, pero no es así: el Protestantismo histórico, no las farsas nacidas en el suelo estadounidense, ha conservado formas litúrgicas antiguas, como en el caso de los Anglicanos, e himnos y música sacra hermosas, piénsese que Bach, probablemente el músico más influyente de la Historia, se formó en la música sacra luterana y el contraste con un Martín Valverde, uno de los principales representantes actuales de la música católica de guitarrita y letras cursis es inmenso. Los Luteranos también han condenado unánimemente estos ridículos, tal y como puede verse en este blog de dicha confesión...
 
 Terrible: herejes y cismáticos recuerdan a obispos católicos la dignidad de su investidura como sucesores de los apóstoles...
 
Pero, por si fuera poco, es el propio Papa Francisco I quien se ha convertido más que nunca en fuente de división en vez de unidad, tal y como se desprende de la entrevista que concedió a los medios de comunicación a bordo del avión que lo llevó de regreso a Roma, la forma en que evadía los temas escamosos y su sentencia sobre los homosexuales: ¿... quién soy yo, para juzgarlos? en algo que confirmó el porqué los medios lucen encantados con la figura del argentino en la sede petrina: es un Papa que lejos de ser alguien comprometido con la verdad y señalar aquello que está mal y llamar a la gente al cambio, solo dice lo que los demás quieren oír y se la pasa en gestos donde hace aquello que en el mediático mundo de la imagen de hoy se quiere ver, aunque con ello se cargue, o ponga en riesgo no solo la doctrina o el magisterio de la Iglesia de 2,000 años, sino hasta la misma Biblia que condena sin vacilación en numerosos pasajes a la sodomía, aunque reiterando la misericordia para el pecador.
 
En resumen, la Iglesia, desde hace 50 años está patas arriba, pues contradijo aquel discurso de Cristo en la Ultima Cena acerca de que la Iglesia debe situarse fuera del mundo, para tratar de seguirle el paso al mundo; la misión de la Iglesia es la conversión del mundo y no su conversión a los modos de éste. De ahí en adelante, todo ha sido desastre. Hoy en día, estamos ante un Papa que se comporta como el típico demagogo latinoamericano, y que como tal, y pese a las denuncias y evidencias, nombra a sus amigos para altos puestos para los que no son dignos o no están preparados; si hace unas semanas hablaba de enfrentarse al Lobby Gay en el Vaticano, nombra a Monseñor Ricca, denunciado por una escandalosa vida homosexual cuando trabajó en la Nunciatura en Uruguay como encargado de la limpieza en el Instituto para las Obras de Religión o "Banco del Vaticano", y nombra al Cardenal Madariaga de Tegucigalpa, que ha estado más inmerso en la política de su país, con el golpe de Estado contra Zelaya y otros escándalos que en cuestiones del gobierno de la Iglesia, para presidir la comisión de notables que se reunirá en octubre para la reforma de la Curia.
 
En una señal preocupante, además, prohíbe a los Franciscanos de la Inmaculada, orden religiosa italiana, la celebración de la misa de acuerdo con el rito tridentino, contraviniendo al motu proprio Summorum Pontifficum de Benedicto XVI, con lo que de parte de los Tradicionalistas se esperan golpes y ataques de parte del propio Papa y de las alas Modernista y Neoconservadora, que han hecho de la defensa a ultranza de las posiciones, actos y discursos del Papa su misión central, sin tolerar crítica alguna.
 
Muchos se preguntan qué es lo que está sucediendo, y ahí es donde se entra al terreno de la especulación, en el que algunos concluyen que estamos ya al borde de los tiempos apocalípticos y que Francisco I es un antipapa destinado a la destrucción de la Iglesia. Sin llegar a tanto, sí hay indicios que pueden llevar a cuestionar la legitimidad del Papa argentino, quien parece estar consciente de ello y por eso es que se denomina a sí mismo únicamente como Obispo de Roma, como también parece estar consciente de que no llena la capacidad necesaria para el cargo; hay quienes, además, consideran que el estatus de "Papa Emérito" para Benedicto XVI resulta bastante ambiguo y siembra dudas respecto a la legitimidad de su renuncia y el nombramiento del actual pontífice, cuando los Papas renunciantes en el pasado: Gregorio XIII o Celestino V, jamás llevaron ese título, sino que oficialmente volvieron a ser considerados cardenales, señalando además que el motivo de tales renuncias fueron situaciones políticas determinadas en el contexto del Cisma de Occidente o la constante injerencia del Imperio Alemán medieval en la vida interna de la Iglesia. Sin embargo, también queda claro que Bergoglio siempre ha sido un hombre que ha buscado el Poder, pese a que una vez instalado en él no lo haya usado de la forma más idónea, como se desprende de su desastrosa gestión al frente de la Diócesis de Buenos Aires.
 
¿Estamos al borde de un nuevo Cisma, parecido al de Avignón? Aún no lo podemos decir, lo que sí, se vienen tiempos oscuros y difíciles, no es de dudar que los Medios de Comunicación, que se han vuelto enemigos jurados de la Iglesia y de la doctrina cristiana, festejen con este papado... en mucho, es lo que quieren ver: un elemento de autodestrucción al interior.