Buscar este blog

18 de septiembre de 2012

TOP TEN DE LOS MEJORES GOBERNANTES DE MEXICO

Al acabar ayer de celebrar el Día de la Independencia de México (como siempre, en forma incorrecta, pues debería ser el 27 de septiembre en recuerdo de la entrada a la Ciudad de México del Ejército Trigarante comandado por Don Agustín de Iturbide, hecho con el que terminó la Guerra y se logró la definitiva separación del "Imperio Mexicano" de la corona española, hecho que sería desperdiciado por los "heróicos" esfuerzos de los Liberales vendidos a los intereses de EUA y a su corrupción) publico ahora un post sobre la Historia de México, por supuesto, está pendiente continuar con la serie de los Mayas y la referente a la Historia del PRI, que regresará en diciembre al poder presidencial, por ahora, ofrezco una lista aquí de los 10 mejores gobernantes que ha tenido México, muy subjetiva y no exenta de polémicas, después, en otra entrada, haré una lista de los 10 que considero peores.

Ambas listas toman en cuenta a los Virreyes de la época colonial, pues es en el Virreinato de la Nueva España en la que se da ya la unidad y la conformación de una estructura estatal, además de ser en la que se formó la mexicanidad; la época prehispánica no cuenta, dada la multitud de entidades políticas existentes, de las cuales el Imperio de la Triple Alianza (mal llamado Azteca) fue solo uno de ellas. Así pues, empecemos:

1.- Don Antonio de Mendoza y Pacheco:


Al incluir en la lista a los Virreyes, no cabe duda que éste, el primero de los representantes de la corona española en la Nueva España debe ser considerado el mayor gobernante que ha tenido México en su Historia; miembro de una de las familias de la más rancia nobleza española, Don Antonio de Mendoza recibió una Mesoamérica en 1535 anclada en la antigüedad, con una colonización europea en pañales, bajo el desgobierno de la Audiencia y la corrupción de sus oidores, los desastres y abusos de algunos Presidentes de la Audiencia como Nuño de Guzmán, el primer órgano de Gobierno, que juntaba en ella las funciones ejecutivas, legislativas y judiciales que fue establecido por el Imperio Español en los territorios recientemente conquistados; 15 años después, Mendoza dejaba a la Nueva España viviendo plenamente el Renacimiento, sin haber pasado por los mil años de la Edad Media y dotada de instituciones de avanzada: casa de moneda, imprenta, las bases para el establecimiento de la Universidad, aunque ya se habían instalado algunas otras instituciones de educación superior, como el Imperial Colegio de Santa Cruz de Tlatelolco, fundación de ciudades y minas, construcción de los puertos de Veracruz y Acapulco, un sistema de administración, persecución de la corrupción, técnicas agrícolas europeas, desarrollo de la ganadería, caminos y puentes... por todo ello, en proporción, es de estimarse que Mendoza es el mejor gobernante que ha tenido México, pues bajo su gobierno de 15 años se evolucionó lo que a Europa le había tomado 1,000, (e incluso más, pues tomemos en cuenta las herramientas neolíticas indígenas y ya para 1550, éstas habían sido totalmente abandonadas a favor de las herramientas metálicas europeas). Claro, también cometió errores, pues aunque favorable a los indígenas, atacó con crueldad excesiva algunas rebeliones y quizá tuvo un exceso de prudencia al no enfrentarse con determinación a los abusos de los encomenderos, sin embargo, la magnitud de sus logros es inmensa y desgraciadamente, muy poco conocida en México, y por supuesto, la gratitud hacia el personaje es mínima, cuando no inexistente.

2.- Don Porfirio Díaz Mori:


Sin duda el mejor gobernante que ha tenido el México Independiente, de 1821 a la fecha, el General Díaz condujo a México por el camino de la modernización y la industrialización, hizo que el país igualmente se abriera al mundo y estableciera relaciones plenas con la comunidad internacional: su gobierno fue el primero en reconocer como igual al Japón de la era Meiji y en celebrar tratados internacionales con él, estableció relaciones con la Rusia zarista, y normalizó las relaciones con las grandes potencias: Alemania, Francia, Austria-Hungría, España e Inglaterra, dañadas tras la muerte de Maximiliano y la total entrega de Juárez y Lerdo de Tejada a los intereses de Estados Unidos; México se abrió a la cultura europea y obtuvo prestigio internacional.

Díaz además garantizó la paz y la estabilidad por 30 años en el país, algo que ningún régimen en el siglo XIX mexicano había sido capaz de lograr, lo que permitió el desarrollo económico y humano, y que se expresó con el incremento de las comunicaciones, el crecimiento de las ciudades, la industrialización, la fundación de las primeras empresas mexicanas y de un sistema de banca y crédito, incluso, la aparición de un incipiente desarrollo científico.

Igualmente, cometió errores: descuidó la educación de la gran masa del pueblo, al aplicar las reformas juaristas el latifundismo se extendió y provocó la marginación de los indígenas, a los que persiguió en el caso de Yaquis y Mayas, principalmente, y el empobrecimiento de los campesinos en general, desprovistos de sus tierras, no puso en práctica una legislación que evitara una explotación despiadada de los obreros en las primeras industrias, sin embargo, todo aquello habría tenido una solución no violenta que la Revolución no permitió intentar por él o un sucesor; en el aspecto político, Díaz no planteó un régimen que sobreviviera a su persona, se dejó llevar por el caudillismo, no por la fundación de instituciones que ejerciesen el poder y tuviesen permanencia, y eso fue el punto débil de su sistema y la verdadera causa de la Revolución. En la "Historia Oficial", inventada también bajo su gobierno, Díaz ha pasado a ser recordado por lo malo, no por lo bueno, y considerado uno de los grandes villanos de la Historia nacional, incluso, continúa exiliado después de su muerte, a pesar de haber sido alguien que, como ninguno, ha amado a este país y que precisamente, demostrando su grandeza y con capacidad para haber aplastado al levantamiento de Madero, abandonó el poder y se exilió para no ser causa de derramamiento de sangre... ¡vana esperanza! los caudillos siguieron matándose entre sí por el poder.

3.- Don Lázaro Cárdenas del Río:


Hombre patriota y nacionalista, "Tata" Lázaro es, junto a Díaz el arquitecto del siglo XX mexicano y su herencia aún pervive en el XXI, él logró estabilizar y pacificar México tras la Revolución de 1910 y sus secuelas, acabar con el caudillaje de Plutarco Elías Calles y establecer un orden de instituciones permanentes en vez de que el sistema girase en torno a la personalidad de un líder, iniciándose además bajo su mandato una gran etapa de desarrollo y crecimiento económico. 

Fue un conocedor a fondo de la estructura de la sociedad mexicana y su naturaleza estamental y corporativa, estableciendo el sistema político priísta construido a imagen y semejanza de esa estructura, lo que garantizaría 60 años de estabilidad política y de paz social interna apenas turbada en la década de los 70 por algunos pequeños movimientos guerrilleros, bajo su mandato se continuó con el auge cultural iniciado desde los años 20, expresado además con el inicio de la época de oro del cine nacional, y con la extensión de los servicios educativos a todo el país, abrió la puerta al exilio español y a la migración libanesa que permitió la llegada de empresarios, capitales, ingenieros, técnicos y mano de obra calificada que sería vital para el desarrollo posterior del país. Incluso, supo leer los acontecimientos internacionales a su alrededor y tomar decisiones en torno a ellos, como fue el inminente estallido de la Segunda Guerra Mundial y la nacionalización de la industria petrolera, que fue fundamental para la creación de infraestructuras.

Sus errores radicaron en el empleo de una retórica de Izquierdas que no correspondía a la realidad, pero que provocó ciertas divisiones e incomprensiones de su mandato tanto entre sus contemporáneos como posteriormente, en el empleo del populismo, el empoderamiento de los sindicatos, y la fosilización de la política, esto último quizá no tan equivocado, pues el michoacano comprobó al igual que el caso de Don Porfirio, que el secreto para gobernar México radica en tener "poca política y mucha administración".

4.- Don Carlos Salinas de Gortari:


Otro de los satanizados, Salinas es el creador de la estabilidad macroeconómica del México actual, abrió al país a la Globalización y al comercio mundial, incluso, podría plantearse que en mucho, su Gobierno fue una especie de reminiscencia a los logros de Don Porfirio Díaz a quien buscó reivindicar. Aunque avocado al Neoliberalismo, buscó que su política tuviese una dimensión social, y ahí es donde es de recordarse su programa "Solidaridad", mediante el cual buscó romper con el paternalismo del Gobierno Mexicano y estimular que las propias comunidades marginadas se organizaran y gestionaran sus propios proyectos productivos o de mejoras de infraestructuras con una intervención mínima del Estado; desgraciadamente, esta idea no ha sido continuada.

Las privatizaciones de empresas paraestatales adelgazaron el gasto público y la burocracia, renegoció la deuda externa y logró un superávit en las finanzas públicas, fue quien dio cabida a la oposición en el gradual proceso democratizador, y bajo su mandato se dieron los gobiernos estatales del PAN, mientras los municipios a cargo de la Izquierda aumentaron y en el Distrito Federal se estableció por primera vez la Asamblea de Representantes, igualmente, rompió con el anticlericalismo retórico que se había mantenido, más en las formas que en la realidad, del Estado mexicano desde el fin de la Guerra Cristera y estableció relaciones con el Estado Vaticano y reconoció la personalidad jurídica de la Iglesia Católica y demás organizaciones religiosas en el país.

Claro que cometió errores: toleró la corrupción de su hermano y algunos de sus allegados, pensó que podía crear una élite empresarial por decreto y dio los bancos a conocidos suyos que resultarían ser desastrosos o fue quien convirtió a Slim en el gran monopolista que es; igualmente, a fines de su mandato sufrió un "golpe de Estado" de parte de personajes de su círculo íntimo y de la parte más retrograda del PRI, que se espantó ante sus atrevidas reformas, con las que Salinas buscaba una renovación del sistema político mexicano, lo que se tradujo en el asesinato de su heredero designado: Luis Donaldo Colosio, así, su sucesor Zedillo cometería el grave error de liberar el tipo de cambio y para evitar ser culpado de la crisis económica de los años 1994-1995 le echó la responsabilidad a Salinas de la crisis y creó toda una "leyenda negra" alrededor del neoleonés, quien desde entonces se ha convertido en el "villano favorito" de la Historia reciente de México y sin fundamentos se le culpa de todos los males del país, de ser un poder en la sombra, eterno conspirador, haber matado al cardenal Posadas y a Colosio (cosa que habría resultado idiota de su parte haberlo hecho, cuando ambos eran verdaderos colaboradores suyos, uno para poner fin al conflicto Iglesia-Estado y otro como su amigo y continuador) cuando mucha de la estabilidad y del blindaje ante la crisis mundial actual se debe a sus acciones cuando ocupó la mansión presidencial de Los Pinos. Salinas es otro personaje que merece mejor justicia de la Historia.

5.- El Segundo Conde de Revillagigedo:


Olvidado, como la mayoría de los Virreyes españoles, Don Juan Vicente de Güemes Pacheco era en realidad, cubano, y muestra de que esa discriminación de los criollos para ocupar altos puestos públicos en la época colonial, aun en el siglo XVIII bajo los Borbón es más mito que una realidad histórica comprobada;  su padre había sido también Virrey décadas antes y él, durante su adolescencia, había vivido en la capital de la Nueva España, por lo que le tenía gran cariño a estas tierras.

Su periodo de gobierno, de 1789 a 1794 se caracterizó por su gran actividad como urbanista, y por hacer más eficiente a la administración pública, embelleció a la Ciudad de México y a muchas otras en el Virreinato, creo las primeras corporaciones de policía en la capital y otras ciudades, así como fue el primero en regular la vialidad y la salubridad pública, con el servicio de recolección de basura, agua potable y alcantarillado, regularizó el servicio postal y además creó instituciones de educación superior como el Colegio de Minería y fundó muchas escuelas de educación básica populares. Igualmente combatió la criminalidad con mano dura, logrando éxitos en ello.

Fue, finalmente uno de los mejores ejemplos del lado más positivo de la Ilustración aplicada a las tareas del gobierno con su racionalidad y búsqueda de la excelencia, e incluso, por muchos es considerado el mejor Virrey en la época colonial, en su honor se nombraron las islas que México posee en el Océano Pacífico como "Islas Revillagigedo". Tenia siempre la puerta del hoy Palacio nacional y de su despacho abierta, pues recibía a cualquier persona que quisiera plantearle algún problema o elevarle una petición, fue por ello muy reconocido y querido por el pueblo de todas las clases sociales. Si en vez de entregarle el mando al Marqués de Branciforte, probablemente el peor de todos los Virreyes, lo hubiese entregado a otro igual o más capaz que él, la Independencia se habría aplazado o se habría dado en otros términos más pacíficos...

6.- Don Pedro Moya de Contreras:


Otro de los olvidados, el Doctor en Derecho Civil y Canónico, Arzobispo de México y Virrey de la Nueva España Don Pedro Moya de Contreras, natural de Córdoba, España, fue otro de los grandes virreyes en la época colonial (1584-1585); es denostado por haber sido el primer Inquisidor General en estas tierras en forma previa a ocupar el solio episcopal, para después ser nombrado visitador por el Rey y ocupar finalmente el virreinato por dos años, sin embargo, se trataba de un hombre de vastísima cultura que estimuló la educación, las ciencias y las artes (la Inquisición no estaba peleada con la ciencia, sino en el Imperio Español funcionó como un órgano de inteligencia y control político) durante su periodo al frente del gobierno, combatió la corrupción llegando a imponer castigos severísimos, como la horca a altos funcionarios que hubiesen incurrido en abusos de autoridad o hubiesen sustraído sumas del erario, como los Oidores o jueces que integraban la Audiencia, el máximo organismo judicial y legislativo del Virreinato, venció a piratas como John Hawkins y mejoró la seguridad en el Virreinato. Además, fue un hombre tan caritativo y honesto que donó de su propio dinero para la construcción de obras públicas o el socorro a los pobres; ocupó después un puesto muy alto, como ser Presidente del Consejo de Indias, máximo órgano asesor del monarca español para el gobierno del Imperio americano, y sin embargo, murió en la miseria, teniendo el Rey Felipe II que ocuparse del pago a sus acreedores y de costear su funeral. En definitiva, un hombre extraordinario que en dos años al frente de la administración de la Nueva España tuvo acciones que a otros les tomarían dos o tres periodos presidenciales.

7.- Don Adolfo Ruiz Cortines:


De él ya hablé cuando traté del periodo de apogeo del PRI, que con él probablemente llegó a su cúspide en la década de los 50: contador público, hombre sencillo y devoto, así como de una probidad extraordinaria y entregado a su trabajo como un administrador eficiente y activo. De su periodo presidencial casi no se habla por que la tranquilidad y el orden que se respiró en la República bajo su mandato fueron totales, un periodo en que el nivel de vida y de ingresos en el país fueron óptimos e hizo pensar a muchos que México estaba a solo un paso de ser un país desarrollado. El cine, la música y la televisión en sus inicios florecieron bajo su mandato (1952-1958) y la vida cultural se mantuvo en auge, el endeudamiento exterior fue mínimo, lo mismo que el gasto público que se mantuvo bajo, una política racional y moderada que contrastaría con el populismo y el derroche de la "Docena Trágica". Bajo su mandato se reconoció el derecho al voto de la mujer.

Los dos únicos aspectos negativos de su Gobierno que se recuerdan son la primera devaluación del peso frente al dólar, que sin embargo, potenció las exportaciones, y la huelga ferrocarrilera a fines de su mandato, en que se buscó la libertad sindical, cosa que no se permitió dada la misma estructura del sistema político.

Fue un presidente que, junto a su esposa, se daba el lujo de pasear por la calle como cualquier ciudadano... pregunten si Calderón lo haría ahora...

8.- Don José Joaquín de Herrera:


El único Presidente, además de Don Guadalupe Victoria y de Don Porfirio Díaz, que pudo asumir el cargo y entregarlo pacíficamente y cumplir además con su periodo constitucional de 4 años (1848-1851) en el convulso siglo XIX mexicano. Elegido Presidente después de la invasión norteamericana, utilizó la indemnización pagada por los Norteamericanos a cambio de los territorios perdidos para solventar las necesidades más urgentes de la Administración: el pago de la deuda externa con Inglaterra y el pago de salarios a la burocracia, logró una tregua en la Guerra de Castas en Yucatán y se rodeó de miembros del Partido Moderado, a fin de sacar de la lucha por el poder a Conservadores y Liberales y proceder a realizar una serie de reformas graduales y que no implicaran la ruptura violenta con el orden social o establecer leyes inaplicables como querían los Liberales ni el aventurarse a un proyecto monárquico-constitucional como los Conservadores buscaban.

Sin embargo, sus buenas intenciones y mejores oficios no bastaron, tras dejar la Presidencia, ésta quedó en manos de Don Mariano Arista, moderado como él, pero que falto de energía y lleno de temor reverente hacia su compadre Santa Anna, que caería en manos del "Plan del Hospicio", impulsado por Conservadores y Liberales por igual que establecerían al militar veracruzano en el poder dictatorial.

9.- Don Antonio María de Bucareli y Ursúa:


Caballero de la Orden de Malta, Bucareli encarna, junto a Revillagigedo el ideal del político ilustrado del siglo XVIII: durante su mandato (1771-1779) buscó dar un orden racional al urbanismo colonial y así se le recuerda en la capital por haber hecho la primera avenida ornamental, llamada "Paseo Nuevo" en su época y hoy, en su honor: "Paseo de Bucareli", desarrolló y fue pionero en ello, la investigación científica en torno a los recursos naturales del país, desarrolló grandes obras hidráulicas para el desagüe del Valle de México, mejoró la prestación de servicios de salud con la fundación de hospitales, fortificó puertos y terminó de estructurar la organización del ejército español en la Nueva España con miras a la defensa contra las amenazas británicas.

Agobiado con una enfermedad, continuó en su trabajo y murió en el desempeño de su cargo.

10.- S.M.I. Maximiliano de Habsburgo:


Figura romántica e idealista, un enigma histórico y eterna incógnita de lo que pudiera haber sido, el Emperador Maximiliano, en el corto tiempo que tuvo el poder y sobre los territorios que controló demostró haber sido una oportunidad perdida para México que se mantuvo en el subdesarrollo y la demagogia "Liberal" de Juárez y Lerdo de Tejada que benefició a los intereses norteamericanos: educado para gobernar desde la cuna, Maximiliano prometía ser un excelente monarca constitucional con un régimen respetuoso y protector de los derechos básicos de las personas, con preocupación social además, pues planteó hacer regulaciones obreras que reconociesen los derechos de los trabajadores y también respetar la identidad y la propiedad de las comunidades indígenas y campesinas, al darse cuenta que las Leyes de Reforma juaristas implicarían la marginación y sometimiento de esos grupos a la mayor servidumbre; planteó integrar a los indígenas plenamente a la sociedad, incluyendo a las tribus nómadas de "pieles rojas" en el norte y convertir a México en una potencia igual a las grandes monarquías europeas, y además planteó la libertad de cultos sin perder la identidad católica de México, siguiendo el modelo aplicado por los Habsburgo en su imperio multinacional centroeuropeo y balcánico.

Sin embargo, el abandono del apoyo francés y el superior apoyo económico, con armamento y asesores de Estados Unidos a los Liberales de Juárez lo condenaron a ser derrotado y con él, el partido Conservador, y con éste, a la derrota de México. Como en el caso de Díaz, ha sido satanizado y no existe ni la más mínima búsqueda en la enseñanza de la Historia Oficial, de alguna comprensión de su figura ni de sus partidarios, también, está a la espera de alguna reivindicación.

Y bien, esta es mi lista de los que considero los mejores 10 gobernantes de México, quizá por ahí me quedó alguno en el tintero, pero bueno, la polémica está servida. ¿Cuál es la lista de ustedes?

14 de septiembre de 2012

LA PELICULA DE LA DISCORDIA



Aquí reproduzco el cortometraje "Innocence of Muslims" producido y dirigido por un supuesto Sam Bacile, nativo de California, EUA, que se ha convertido en la supuesta manzana de la discordia que ha desatado una ola de ataques de turbas, y grupos militantes radicales islámicos en contra de sedes diplomáticas de Estados Unidos y aliados occidentales, quedando desenmascarada la verdadera naturaleza radical, fanática y agresiva de la "Primavera Arabe".

El problema que hay alrededor de este filme, por el cual todo Occidente ahora hace un "Mea Culpa" a mi parecer, humillante y rastrero hacia los musulmanes que me recuerda, siguiendo en la tónica de la entrada anterior, a las humillaciones que los embajadores romanos, como Prisco, que nos dejó una relación de las mismas, se imponían a sí mismos ante la corte de Atila el Huno para llevarle el pago de un cuantioso tributo a cambio de que el líder nómada no lanzara a sus hordas contra el Imperio, sea el Oriental u Occidental. Se me hace muy curioso el cómo se reacciona con terror ante el Islam, y de inmediato los líderes occidentales se ponen de rodillas ante ellos a fin de evitar que receten un nuevo 11 de septiembre o un nuevo Lockerbie, mientras, las ofensas hacia el Cristianismo de cualquier signo (Protestante, Católico u Ortodoxo) son toleradas en nuestros países y hasta fomentadas, el Código Da Vinci por ejemplo, las burlas hacia el infantil y estúpido intento de restauración de una pintura por una anciana española que implícitamente llevaban la tendencia a hacer burla de la misma figura del Salvador, no fueron objeto de censura alguna, por el contrario, quien se atreviera a cuestionar las bases y los contenidos de la novela de Dan Brown y de su consecuente versión cinematográfica era tachado en forma inmediata de fanático e intolerante.

Pero en fin, el pensamiento de Izquierda Progresista actualmente imperante en nuestros países hace que exista un doble rasero: por un lado se respeta al Islam, no sea que los señores de turbante se enojen y reaccionen inmediatamente con violencia, mientras que se desprecia a lo propio: la raíz cristiana de la Civilización Occidental: finalmente, se confía en que los verdaderos creyentes no harán más que poner la otra mejilla, lo que es interpretado como dejar vejarse sin oponer resistencia alguna.

Entre tanto, Putin ha manifestado su repudio a las acciones violentas que se han producido, incluyendo, por supuesto, el reprobable asesinato del Embajador Stevens, aunque también restriega a Occidente las críticas que recibió por la actuación de las autoridades rusas en el caso "Pussy Riot", señalando la importancia de que las autoridades actúen en defensa, precisamente, de la libertad religiosa impidiendo la ofensa directa y la burla con evidente objeto de hacer escarnio y dañar, a las creencias de los demás. Y en esto, creo que el estadista ruso tiene razón; puede, en dado caso, hacerse una crítica racional en contra del Cristianismo, del Islam, del Mormonismo, la Cienciología o del Budismo, misma que ciertamente, al menos en el caso de la Iglesia Católica, puede contestarse a través de una buena Apologética, como lo hicieron varios de los Padres de la Iglesia desde el siglo II d.C. y varios teólogos a lo largo de la Historia desde entonces, mas ya se entra en otros terrenos cuando lo que se busca es desprestigiar por nomás, hacer burla o incitar la agresión en contra de un grupo de creyentes en una u otra doctrina, lo que puede desatar división en la sociedad, persecuciones, confrontaciones y como vemos ahora: violencia irracional.

Pero además, el cortometraje ahora cuestionado, y hecho especialmente para ser difundido a través de la red mundial, ha generado muchas dudas en cuanto a su autoría e intenciones. Así, primero se dijo que el tal Bacile era un Judío con doble nacionalidad: norteamericana e israelita, posteriormente, sin embargo, y tras toda una extraña trama de pseudónimos, falsas identidades, condenas por fraude y demás, se dedujo que, en realidad, se trata de un egipcio cristiano exiliado en Estados Unidos y que hizo el vídeo para atacar a los radicales islámicos que se han hecho con el poder en El Cairo, a lo que se suman los supuestos dichos de los actores que intervinieron en el cortometraje, que aducen que la voz les fue doblada posteriormente para convertir a una parodia bíblica en una burla al Islam, aunque por ahí también ha aparecido la versión de que el verdadero cerebro detrás de esta pobre producción no es otro sino el pastor evangélico que intentó quemar ejemplares de El Corán hace unos meses.

A mí, en lo particular, se me ocurren tres hipótesis:

  1. La conspiranóica: Se trata de un montaje, producido por los sectores más radicales islamófobos de EUA o la propia Administración Obama que produjo el vídeo para provocar una justificación para corregir la política de Washington en torno a la "Primavera Arabe", así, se daría una nueva intervención militar en Libia, y se amenazaría a los cada vez más radicalizados nuevos regímenes de Túnez y Egipto (donde el régimen militar fue desmantelado fácilmente por Morsi y la Hermandad Musulmana hace un mes) a fin de apoyar a los elementos liberales y prooccidentales, mismos que son minoritarios, dentro de los movimientos revolucionarios que se hicieron con el poder para expulsar de ellos a los elementos fundamentalistas y cercanos a las organizaciones radicales militantes, así, EUA recuperaría el control sobre esos países, resulta coincidente con esta hipótesis la declaración de Obama en que dijo que ya no considera a Egipto su aliado,--aunque tampoco su enemigo--y le pide al país del Nilo gobernado ahora por los radicales, una definición. En este caso, el Embajador Stevens sería un "cordero pascual" sacrificado en aras de este cambio de postura de la administración demócrata que se ha dado cuenta de que se había apoyado al enemigo y ahora hay que combatirlo. Sin embargo, esta tesis tiene en contra el que de aquí a Noviembre, que son las elecciones federales, hay poco tiempo como para desplegar fuerzas militares en Libia, tal vez Túnez y tal vez Egipto, y llevar a cabo campañas militares para dar caza a la fortalecida Al-Qaeda y sus grupos satélites o simpatizantes. Obama no tiene tiempo para hacerse con una victoria rutilante que le asegure permanecer en el despacho oval otros 4 años; por el contrario, podría plantearse que fue algo preparado por los Republicanos como un acto de provocación, deseosos de reavivar la llama, nunca apagada, por cierto, de la belicosidad Neoconservadora y lanzarse contra los nuevos regímenes radicalizados Sunnitas, y así, desprestigiar a Obama mostrándolo como un fracaso en Medio Oriente. El problema es que ni de una forma ni de otra, creo que EUA se arriesgue a perder a los aliados con los que contaba para armar ese cinturón defensivo contra Irán del que hemos hablado aquí.
  2. La más plausible: Al-Qaeda y los grupos radicales islamistas, fortalecidos por la alianza nominal que ha tenido con EUA a cambio de hacerse con el poder en varios países de la región: desde Túnez a Siria para combatir a Irán, (donde quizá una parte del trato fue la eliminación de Bin Laden, ya sea que estuviera vivo hasta el 2010 o bien, de su fantasma, lo que benefició a la dirigencia actual) decide retomar la hostilidad contra la potencia americana como aniversario del 11 de septiembre y porque se les ha negado hacerse con el poder en Yemen, además, las petromonarquías del Golfo y Turquía ven en Obama a un mandatario débil al que han usado y reusado para sus fines mientras han patrocinado los alzamientos en el Levante, quieren establecer el cinturón antipersa, pero también desean sacar a EUA de la región y tener ellos todo el beneficio, así que deciden iniciar los ataques contra las sedes diplomáticas norteamericanas, la publicación en Youtube del corto de la discordia sería hasta cierto punto coincidente y fue debidamente aprovechada para excitar en las masas la reivindicación de la fe Islámica, debemos recordar que, a diferencia de Jesucristo, Mahoma planteó que en caso de ataque, y más contra la Religión, el Islámico debe recurrir, incluso a la fuerza, para la defensa, lo cual por supuesto, deriva en las otrora terribles campañas imperiales de los Califatos Arabes y Otomano. Por cierto, debemos recordar el gusto de los Musulmanes por la numerología, ese estudio místico de las matemáticas del que derivaron el álgebra y la geometría analítica, si los servicios de inteligencia estudiaran esto, quizá podrían predecir los próximos ataques islamistas: fíjense: a los 11 años exactos (no a los 10), de lo sucedido el 11 de septiembre del 2001 se inició esta ofensiva contra las sedes diplomáticas norteamericanas...
  3. La no descartable: Que, finalmente, tal y como yo lo había dicho ya en varias ocasiones, alguien subió a Internet una estupidez, a una red social como es Youtube y eso está a punto de desatar una severísima crisis que quizá no pare y pueda tener consecuencias terribles.
Lo que es claro es que de entrada, este suceso puede acabar con la reelección de Obama: el afroamericano y su Secretaria de Estado Hillary Clinton equivocaron su política respecto a las Primaveras Arabes, las apoyaron y fomentaron en su estrategia errónea en que dejaron caer a dos aliados de Occidente. Ben Alí en Túnez y Mubarak en Egipto, y a un Dictador que si bien había sido uno de los principales impulsores del terrorismo, pero que al final había demostrado ser un interlocutor con el que podía negociarse y llegar a acuerdos, en pos de un proyecto de apaciguamiento hacia el radicalismo islamista y la conformación de un cinturón defensivo en contra del engrandecimiento de Irán, de súbito, despertaron a la realidad de que han dado de comer al cuervo, han alimentado al monstruo que ahora amenaza con devorarlos, mostrando en forma increíble el desmoronamiento del poder norteamericano en los últimos once años, pese a sus ejércitos, su tecnología y su aparente fortaleza; como el Imperio Romano a fines del siglo IV, en que su poderío parecía todavía inmenso exhibe ahora enormes debilidades que han sabido ser explotadas por un enemigo hábil que en un conflicto totalmente asimétrico ha sabido manejar la imagen pública, el antiamericanismo y el antisionismo como sus principales armas.

Se ha desatado un proceso de radicalización y de fortalecimiento de las organizaciones militantes y agresivas en el Islam impulsadas por las potencias emergentes de la región, que han decidido, por su propia cuenta, enfrentarse al resurgente Irán y sacudirse la influencia norteamericana, al que ahora quieren usar como instrumento para sus intereses; esto apenas está empezando y quién sabe a dónde nos va a parar, la situación internacional no está nada bien y el futuro inmediato no es halagüeño. En este contexto, el nuevo gobierno en México deberá buscar mantenerse neutral en todo conflicto que pueda surgir, y procurar aprovechar las circunstancias como en el pasado se hizo con la Segunda Guerra Mundial, no quedará de otra más que pensar en el interés nacional.

12 de septiembre de 2012

LA CAIDA DE ROMA Y LA DECADENCIA ACTUAL I


Hablemos de un tema que, por ser la fecha 11 de septiembre tan simbólica sobre la por muchos predecida "caída del Imperio Estadounidense", nos trae reminiscencias actuales y que, además, es muy, pero muy interesante:

Aún no termino de leer el tomo V de "Canción de Fuego y Hielo": "Danza con Dragones", mismo que en su momento reseñaré y que me ha parecido un tanto más lento y pesado que el volumen anterior: "Festín para Cuervos", pero no por eso carente de méritos, como en un próximo post lo reseñaré, cuando cayó en mis manos una verdadera joya de la nueva historiografía británica enfocada al estudio de las civilizaciones clásicas de Grecia y Roma, se trata del libro "La Caída del Imperio Romano" de Peter Heather, cuya portada vemos aquí, con la cabeza colosal de la estatua de Constantino que se encuentra en los Museos Capitolinos de Roma, editado por primera vez en 2005 como resultado de un proyecto de investigación financiado por la Unión Europea sobre la decadencia y derrumbe de la mayor civilización de la Antigüedad, este libro es solo uno de los trabajos resultantes de dicho proyecto, y debo decir que moriría por leer los otros trabajos producidos de el mismo, supongo que ya deben estar publicados algunos más, aunque no en español.

Resulta curioso que las propias autoridades comunitarias hayan financiado el desarrollo de una investigación arqueológico-histórica sobre el fascinante periodo comprendido entre los siglos IV-VI d.C., quizá lo motiven los pasos en la azotea que se sienten en el bloque continental, considerado por muchos como una especie de reencarnación del sueño imperial romano, --guardando las enormes distancias,-- por supuesto, y la concepción de que quizá, comprendiendo las causas o razones por las cuales la mayor civilización de la Antigüedad se fue a pique, se busque dar respuesta a los graves retos actuales, encontrando elementos comunes, aunque creo que la decadencia actual de Occidente es mucho más similar a la decadencia de la Grecia Clásica o a los Mayas que a la de Roma, dado que en nuestra civilización no se ha dado el caso de un solo pueblo con poder hegemónico y capacidad unificadora, sino como en el caso de estas civilizaciones mencionadas, se ha dado el caso de potencias predominantes como España, Francia, Inglaterra o Estados Unidos (Esparta, Atenas, Tebas y Macedonia en el caso Griego, Tikal, Calakmul, Palenque, Chichén Itzá o Mayapán en el Maya) que han luchado entre sí por esa supremacía y sus rivales, a su vez, han evitado que adquiriesen esa capacidad hegemónica, y al igual que en el caso de esas civilizaciones, por un modelo económico insostenible que presionó a los recursos naturales hasta el agotamiento.

Por otro lado, la caída del Imperio Romano que conocemos como tal únicamente fue la de su mitad occidental, el resto del Imperio continuó existiendo hasta 1453; sin embargo, el hecho de que estamos en Occidente, ha hecho que los historiadores de este hemisferio siempre hayan denostado la sobrevivencia y la esplendorosa Historia del Imperio Romano de Oriente (debemos recordar la división del Imperio decretada definitivamente por Teodosio en su lecho de muerte, en que dio el trono del Oriente a su hijo mayor Arcadio, y la parte occidental a su hijo menor. Honorio, hacia el año 395). El cual además no es llamado con su nombre, sino como "Imperio Bizantino" y presentado como una ininterrumpida decadencia, en realidad, este Imperio, con capital en Constantinopla, hoy Estambul, sobrevivió a la crisis del siglo V y las invasiones bárbaras para ser una gran potencia imperial a lo largo de casi toda la Edad Media, y su cultura y civilización no fue más que la continuación de la clásica grecorromana con tendencia a recibir influencias orientales en la tradición de la Epoca Helenística.Si bien perdería, con la aparición del Islam las provincias de Egipto, Medio Oriente y Norte de Africa, la realidad es que se convirtió en un verdadero Estado- Nación con una gran cohesión social y étnica centrada en el mundo griego de los Balcanes y el Asia Menor, lo que le permitió tener una mayor fortaleza que si hubiese continuado arrastrando a las tradicionalmente rebeldes o problemáticas  provincias semitas. Así, el Imperio Romano no entraría en decadencia si no es por la intervención de los Cruzados en 1204 y la aparición en la escena del clan Otomano entre los Turcos y su lucha por unificar al Islam en un Imperio expansionista. Irónicamente, la Romanidad permitió a los Griegos evolucionar más allá de sus antiguas divisiones tribales y superar la organización de la ciudad-estado para la consecución de un ideal imperial que ellos mismos, con Alejandro Magno, habían sembrado e inspirado a sus primos itálicos siglos antes.

Hoy en día, mucha de la herencia cultural del Imperio Romano Oriental sobrevive en el mundo Eslavo-Ortodoxo, al cual evangelizó, gracias a las Iglesias Orientales y en los Católicos de Medio Oriente, por lo que ellos han recibido la herencia clásica en forma más directa que nosotros, y no a través de copistas, arqueologías y recuperaciones posteriores.

Pero bien, circunscribiéndonos a nosotros los Occidentales, ¿por qué cayó el Imperio Romano de Occidente entonces? ¿porqué no pudo sobrevivir como lo hizo su hermano oriental? La pregunta sigue teniendo un cierto sabor a enigma, aunque no han llegado a formularse planteamientos extravagantes o pseudocientíficos como con los Mayas, quizá porque existe un gran soporte documental que sobrevivió a la debacle y a los siglos y pueden ser consultados, sin embargo, los historiadores han barajado una serie de causales o han comprendido lo ocurrido al tenor de su ideología o simplemente de los documentos, sin busar evidencias físicas, arqueológicas, de lo acontecido en esa convulsa época.

Tomemos por ejemplo, a Edward Gibbon, cuya obra: Historia de la Decadencia y Caída del Imperio Romano es considerada un clásico al respecto, y que pretendió, en el siglo XVIII, ser la respuesta definitiva a lo ocurrido. Sin embargo, el británico, que escribió en el contexto del racionalismo y la Ilustración, formuló en realidad un tratado de "Anticristianismo" en el que con virulencia culpaba al Cristianismo de ser el culpable de la caída de la "liberal" civilización pagana Grecorromana, responsable de haber introducido la pusilanimidad, atemperado las virtudes guerreras de los Romanos, y enfocar las potencias intelectuales a la Iglesia en vez de a la supervivencia del Estado, así como la abolición de la esclavitud, puntal fundamental de la economía agrícola del Mundo Mediterráneo; Gibbon además, se dedicó a narrar los hechos e hizo mucho énfasis en el deterioro moral de los Romanos, al que ligaba con la extensión del Cristianismo; fue él, además quien trazó la negra imagen del Imperio de Oriente.

Sin embargo, hoy en día, y pese a que los méritos literarios e historiográficos de Gibbon son insuperables, los avances en la Arqueología, ciencia que en su época estaba en pañales, y numerosos estudios en disciplinas como la Economía, estudios sobre los cambios climáticos y otros han llevado a dejar totalmente desfasadas a las tesis de Gibbon. Así, Heather, en el libro del que hablamos, no considera al Cristianismo como un factor determinante en el derrumbe del Imperio Occidental; por el contrario, la historiografía moderna lo considera un factor fundamental para la sobrevivencia del Imperio Oriental y la conformación de la identidad nacional griega moderna y de importancia capital en todo el mundo eslavo de Europa Oriental. Por el contrario, el autor considera que la cristianización, tras las persecuciones y el edicto de Constantino se realizó en una forma bastante tersa y no representó ni una ruptura con el pasado inmediato ni un terremoto ideológico o cultural tan radical como para cimbrar los cimientos del Imperio. Por el contrario, aquello representó un resurgimiento artístico y cultural, enfocado ahora a otros objetivos y estilos, como atestiguan el Mausoleo de Gala Placidia y los templos cristianos construidos a partir de Cosntantino y hasta la Catedral de Santa Sofía en Cosntantinopla, o monumentos del pensamiento como las obras de San Agustín o San Jerónimo, o poco después de la implantación del dominio Ostrogodo en Italia, la figura de Boecio, con quien inicia la Filosofía Medieval.

Incluso, la adopción del Cristianismo frenó la degeneración moral tan marcada ya en el siglo III con personajes como Heliogábalo, o desde los fines de la República, sustituyendo el hedonismo imperante entre los ricos y la desorientación de los pobres por un ideal ascético y la vocación de servicio a los demás que caracterizó a muchos santos de aquellos primeros siglos, cosa que el propio Heather reconoce.

No, para este autor, las causas de la caída del Imperio Romano de Occidente estriban en las propias limitaciones del sistema imperial y que no pudieron adaptarse para hacer frente a dos grandes retos:
  1. El resurgimiento del Imperio Persa por los Sasánidas, a partir del siglo III d.C., sustituyendo a la Dinastía Azerí de los Partos Arsácidas, a la que Trajano había derrotado y con la que sus sucesores: Adriano y Antonino Pío, habían establecido una especie de "coexistencia pacífica", las cosas cambiaron, pues los Sasánidas se lanzaron a una aventura expansionista en detrimento de Roma y asestándole sendas derrotas.
  2. Los movimientos de población desatados por la gran migración de los Hunos desde Asia Central hacia Europa, arastrando consigo a numerosos pueblos y haciendo que los Germánicos, ya muchos de ellos, bastante romanizados, presionaran las fronteras del Imperio.
Buscando similitudes entre el pasado y la actualidad, uno no puede pasar desapercibido que el proceso de declive de Roma y los actuales problemas a los que se enfrentan las potencias occidentales están vinculados ambos al fortalecimiento de Irán/Persia. Como ya en otras entradas lo he comentado, las Primaveras Arabes  están relacionadas con la búsqueda de limitar o rodear a Irán con un "cordón sanitario" formado por sus enemigos Sunnitas naturales, y en el pasado, Roma también tuvo que idear un plan de contención contra esa misma potencia.

Ante esos retos, los Romanos tenían las siguientes limitaciones:

  • La Sobreextensión: Con los medios de transporte de esa época, el Imperio Romano era, en proporción, 5 veces más grande de lo que en realidad era, hoy en día, por ejemplo, puede irse en ferrocarril de Roma a Niza en cuestión de horas, en aquella época eran semanas, ahora pensemos en cuánto se tardaba en ir de la capital imperial a Alejandría, por ejemplo, o más allá, a la frontera ubicada en el norte de Irak. Por esa razón, cuando el Islam le arrebató Egipto, Africa y Medio Oriente a Constantinopla, en vez de debilitar al Imperio de Oriente le fortaleció, al quedarle un territorio mucho más fácil de controlar.
  • La Economía Agrícola: La economía del Imperio Romano dependía totalmente de la agricultura, razón por la cual la máxima riqueza se obtenía de la posesión de tierras; la expansión durante los años de la República se debió a la obtención de tierras y esclavos para explotarlas, de ahí el empoderamiento de la clase guerrera, que se hizo con el poder económico y pudo así, allegarse del poder político en detrimento del Orden Senatorial republicano, también conformado por terratenientes, pero itálicos y no en las provincias, así, el Imperio surgiría cuando un militar, como César, se hizo con el dinero suficiente como para pagar a las tropas y sostener una naciente burocracia.
  • El nexo Imperio-Dinero: El sistema Imperial nacería con Augusto para mantener un sistema que garantizara la seguridad para los terratenientes, y a su vez, estos pagarían los impuestos con lo que coadyuvarían al sostenimiento de los ejércitos, fortificaciones, calzadas y flotas que contribuían a proteger las actividades económicas en las que se sustentaba la riqueza de los grandes potentados. Estos a su vez, esperaban ser recompensados por el sistema, ¿cómo? pues ascendiendo en el escalafón político del Imperio y obteniendo magistraturas o puestos en la burocracia imperial: ser Senador, Cuestor, Edil, Prefecto del Pretorio, Tribuno, Cónsul o Tesorero Imperial, etc. se convirtió en la máxima aspiración de todo romano, con lo que las posibilidades de que la riqueza de los potentados se invirtiera en el desarrollo de negocios o de innovaciones prácticas que hubieran podido llevar a una Revolución Industrial adelantada fueron nulas; lo máximo era engrosar y fortalecer la Burocracia y los potentados se encontraban íntimamente ligados al Estado, sin más iniciativa que engrandecerlo para que éste a su vez les continuara favoreciendo.
  • La debilidad constitucional del Imperio: El Imperio nació como una monarquía simulada con Augusto, que pretendía aparecer como el salvador de la República, pero con el pasar de los años, y desde sus mismos sucesores, quedaba claro que el Emperador no era otra cosa más que un "Mega-Rey", en detrimento de las Magistraturas Republicanas y del Senado que continuaron existiendo, aunque cada vez más simbólicas y con menos poder efectivo, incluso y a pesar de que los Césares y Augustos fueron adoptando cada vez más símbolos propiamente monárquicos: orbe, cetro, la diadema o banda de tela blanca con perlas y joyas de los reyes helenísticos en vez de la corona triunfal de laurel y corona radiada o cerrada, manto púrpura, loros o estola dorada y trono y tratamientos como "Sacratissimus" o "Dominus Noster", el Emperador seguía ostentando como primero de sus títulos el de "Priceps" o Príncipe que quiere decir "Primer Ciudadano", y refiriéndose al Estado que gobernaba no como un reino, sino como una República, y así fue hasta Constantino XI. Esto provocó que la Monarquía Imperial nunca contara con un verdadero respaldo jurídico ni ideológico, sino que se sustentaba en la fuerza de las legiones situadas bajo el control del Emperador, y que tampoco hubiera reglas de sucesión en el trono estables, lo que propició las guerras civiles y usurpaciones constantes, incluso ya en el Imperio Oriental o en la "etapa bizantina", esto continuó pese a la aparente adopción del principio dinástico, pero como éste carecía de un sustento legal e ideológico y la fortaleza del monarca radicaba en su control sobre las fuerzas armadas, la tendencia a luchar por el poder ante cada fallecimiento del predecesor, al levantamiento armado de los generales cuando se cuestionaba la aptitud del Emperador reinante, la intriga y el asesinato fueron cosa común, esto apareció por vez primera en el año 69 con la caída de Nerón, y se presentó en cada cambio de dinastía posterior, para llegar a su cúlmen con la Crisis del siglo III, la debilidad constitucional del Imperio tampoco fue resuelta con la Tetrarquía de Diocleciano, sino sirvió para producir nuevamente el caos, y siguió haciéndose presente hasta fines del siglo XIV, en que se dieron las Guerras Civiles entre los Paleólogo con un Imperio menguante y cada vez más amenazado por los Otomanos.
  • La descentralización excesiva: Lejos de la imagen promovida por Holywood y el pensamiento tradicional, el Imperio Romano distaba mucho de ser una entidad fuertemente centralizada en la que el César tenía a disposición por todo lo largo y ancho de su territorio a sus ojos y oídos; los primitivos medios de comunicación y también la muy rudimentaria organización de la administración pública le hacía depender de las autoridades locales; simplemente, basta leer los Evangelios para darse cuenta que Judea era gobernada por los Reyes de la Dinastía Herodiana, mientras que Pilatos, como Pretor Peregrino, se encargaba de concentrar los tributos de la provincia que eran remitidos a Roma, mismos que eran recaudados por funcionarios locales, como San Mateo y demás publicanos, odiados por sus compatriotas, pues eran vistos como traidores, aunque ellos, al recaudar el tributo, se quedaban con un porcentaje no despreciable para su bolsillo, igualmente, correspondía al dubitativo Poncio comandar la fuerza militar, asegurándose de que no hubiera rebeliones. Así, la ciudad del Tiber dependía de las élites locales sea de nativos, como en el caso de los Judíos, o sea de colonos Romanos, como sucedía en el Norte de Africa o de Romanizados como sucedía en la Galia o Hispania --que además eran los principales terratenientes en las provincias-- para controlar los territorios dominados, y debía buscar una relación con ellas de beneficio mutuo para asegurarse su lealtad y garantizar que nunca se rebelarían, cuando, con las invasiones bárbaras, estas élites locales se encontraron sometidas a nuevos poderes, encarnados en las dinastías o tribus germánicas que se hicieron con el control de las distintas regiones y éstas les garantizaron protección o seguridad, las elites simplemente empezaron a pagarles impuestos a los germanos y dejaron de mandarlos a Italia, pronto, los terratenientes de origen itálico o que habían adoptado la cultura clásica se mezclaron con la aristocracia germánica, dando origen a la nobleza europea, mientras dejaron languidecer a Roma, que sobrevivió gracias a ser sede papal.
Hasta aquí dejamos este post, en uno próximo continuaré detallando cómo se expresaron estas limitaciones y provocaron la caída de Roma, y demás ideas que ha generado en mí la lectura del libro de Heather, pero los dejo con unas inquietudes: ¿De qué forma la posición de Irán y la obsesión de Occidente en su contra deja desprotegidos otros frentes? ¿No se ha construido, desde 1789, un sistema favorable e interrelacionado con los financieros e industriales que ahora está llegando a sus límites? ¿No resulta cada vez más atractivo engrosar las filas de la Burocracia?
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Muerte del Embajador Stevens:



La sangre de Christopher Stevens, embajador de EUA ante el gobierno de la "Libia libre" y otros tres funcionarios de exteriores norteamericanos cae directamente sobre Barack Obama y Hillary Clinton, el pobre diplomático tuvo, al parecer, una muerte tan brutal (ver foto) como la de Ghadaffi en el asalto al consulado americano en Benghazi, cuna de la "Primavera Arabe" en Libia, por primera vez, Mitt Romney ha denunciado ya, con todas sus letras, que tales primaveras son en realidad inviernos del fundamentalismo y que los rebeldes, como ahora se ha demostrado, no son más que los grandes enemigos de Washington: Al-Qaeda y otros grupos radicales, ahora más fuertes que nunca y sin Bin Laden. Por primera vez, me parece que el mormón ha dicho una verdad tan grande como una catedral y que ni la actual administración demócrata ni los medios masivos han querido ver.

Esperemos que esto abra los ojos y se den cuenta que en Siria, si bien Bashar el-Assad, no es una hermana de la caridad, es la mayor garantía de estabilidad, como lo eran el extravagante libio y el régimen de Mubarak en Egipto, y también  que Irán es la potencia regional que puede ejercer de contrapeso al radicalismo Sunnita impulsado desde Arabia Saudita, Qatar y Emiratos Arabes Unidos. Dudo sin embargo, que Obama y la Clinton sean capaces de ese realismo.

Lo de la película insultante hacia el Islam hecha por un Judío norteamericano es meramente anecdótico y un pretexto, tal parece que Al-Qaeda, fortalecida y envalentonada, había programado para este 11 de septiembre y como conmemoración de su gran victoria neoyorkina, una serie de ataques a sedes diplomáticas norteamericanas, y en Egipto esto también se dio, aunque sin fatalidades, solo daños.

Sigamos atentos a lo que pasa...

7 de septiembre de 2012

¿QUE O QUIEN ES BARACK OBAMA?


Y bien, la carrera por la Presidencia de Estados Unidos ha arrancado oficialmente con la celebración de las convenciones de los dos grandes partidos políticos norteamericanos: por un lado, el Partido Republicano lanza al empresario y pastor mormón Mitt Romney a la Presidencia y al joven, católico y libertario Paul Ryan a la Vicepresidencia de la República, mientras que, el Partido Demócrata lanza a buscar la reelección a la dupla conformada por Barack Hussein Obama y Joseph Biden.

Obama me sigue pareciendo, y creo que hay muchos que comparten esta opinión, uno de los personajes más enigmáticos de la política actual, y creo que pasará a la Historia precisamente como un misterio, un hombre que surgió de repente y llegó a la cumbre del poder en EUA en forma meteórica y rodeado de un halo mesiánico, para culminar cuatro años de Gobierno que inició con enormes expectativas --que él mismo se encargó de generar al haber prometido de todo: recuperar la economía nacional tras la crisis inmobiliaria de 2008, crear empleos, terminar con los conflictos en Afganistán e Irak y encausar una salida pacífica al eterno conflicto entre Judíos y Palestinos, cerrar la infame prisión de Guantánamo y resolver la situación migratoria de millones de Hispanos que se encuentran ilegalmente en el territorio estadounidense,-- sin haber cumplido ninguna de aquellas promesas.

A estas alturas del partido, el pasado, el origen y la procedencia de Obama siguen siendo misteriosos y materia de especulaciones, ni siquiera su autobiografía: "Sueños de mi Padre", ha contribuido a esclarecer el velo de oscuridad que parece tenderse sobre ello, por el contrario, pareciera que los escritores (curiosamente llamados "negros" o "burros") contratados o encargados de redactar el libro que apareció firmado con el nombre del hoy mandatario, entremezclaron hechos reales con algunos quizá no tantos, exageraron otros y crearon un verdadero personaje antes que describir a una persona, al que ya atribuyen un ímpetu o una vocación para la grandeza y el liderazgo.

Parte de los datos que ahí confiesa el Presidente es reveladora: su infancia en Indonesia y su educación islámica a cargo de su padrastro, pese a haber estado ingresado en un colegio cristiano, un nativo de aquel país, quien además le impuso el nombre de Barry Soetoro, por el cual sería conocido durante largo tiempo y hasta llegar a su vida adulta.Igualmente, Obama se confiesa como haberse identificado durante los años 70 y parte de los 80 como un "negro" resentido contra la supremacía anglosajona en EUA.

Lo que destaca es su veneración hacia su padre: Barack Obama Sr., un Keniata de la etnia Swahili (musulmanes negros del este del continente africano, que en el pasado constituyeron una cultura interesante, muy ligada al Medio Oriente y cuya lengua se convirtió en el idioma común del Africa Subsahariana, para el comercio y la diplomacia, hasta la llegada del Francés con el colonialismo, a partir del siglo XIX) que llegó a Hawaii como estudiante becado de Economía, al iniciar los años 60 y que sostuvo una relación y un fugaz matrimonio con la madre de Obama: Stanley Ann Dunham, también economista y proveniente de una familia de buena posición económica, blanca y lejanamente emparentada con la clase política norteamericana -- porque, increíblemente, todos los que han sido Presidentes de Estados Unidos han estado emparentados, lejana o cercanamente, exceptuando a John F. Kennedy, (otra razón más para no haber querido a este Celta Irlandés y Católico en la Casa Blanca) lo que demuestra el origen aristocrático de los dirigentes norteamericanos,  debido a los mismos "Padres Fundadores" de la Independencia, todos ellos provenientes de la nobleza británica que se había establecido en el Nuevo Mundo desde fines del siglo XVI. Resulta curioso que Obama tenga tanta veneración por un hombre al que nunca conoció, que se divorció de su madre poco tiempo después de que él naciera y jamás regresó a Hawaii para verlo, en Kenya si bien fue un reconocido activista contra el gobierno autoritario de Jomo Keniatta posterior a la Independencia, también el economista Obama era un ávido mujeriego que además destacaba por su violencia y alcoholismo, siendo éste el que le llevó a perder el control del volante de su auto y morir en 1982, sin nunca ver a su hoy famoso hijo ser un adulto ni haber demostrado algún interés por él.

La madre y los abuelos maternos de Obama a los que el Mandatario siempre les ha manifestado gratitud, reconocimiento y cariño, sin embargo, se presentan siempre como figuras míticas y borrosas, su madre murió en 1995, y se difundió la noticia de la muerte de su abuela, coincidentemente, el día en que Obama ganó las elecciones presidenciales pasadas, sin que se viera en el mandatario la más mínima muestra de luto.

Ahora bien, toda esta serie de medias verdades, historias ocultas o poco comprobables han llevado a la elaboración de múltiples teorías de la conspiración, especulaciones o dudas respecto al mandatario norteamericano: se duda sobre su verdadero lugar de nacimiento, siendo la teoría de haberlo hecho en Kenya y no en Hawaii la más popular, se duda acerca de sus verdaderas inclinaciones religiosas por su infancia en Indonesia y el credo de su padrastro, y sobre su postura política, recordando que en un momento estuvo vinculado a grupos radicales de color en los años 70, durante su adolescencia, como la Iglesia de Jeremiah Wright y su especie de "Teología de la Liberación" protestante, anti sajona y pro negra.

Pero sobre Obama muchas de estas teorías que tienen que ver con las filias políticas de sus críticos o adversarios, lo que aumenta el enigma sobre el personaje: así, para la Izquierda radical internacional y los medios de información de Rusia, la familia materna de Obama: los Dunham se encontraban vinculados desde siempre con los servicios secretos estadounidenses, mientras que Obama Sr. era directamente un agente relacionado con la CIA destinado a provocar la inestabilidad del Gobierno de Jomo en Kenya e impedir la expansión del Comunismo --y la influencia imperial de Moscú-- en el Africa Negra, ya de por sí implantada en Etiopía y Angola durante los años 70, al calor de las luchas descolonizadoras. Hoy en día la misión del ex-agente Soetoro, ahora llamado Obama, es mantener el país sometido a los intereses de las élites financieras de Estados Unidos y, como otros más exagerados de entre los "conspiranóicos" lo dicen, contribuir a la definitiva implantación del "Nuevo Orden Mundial" pregonado por Bush Padre en 1991 con la caída de la URSS y diseñado por la Masonería y sus principales cúpulas: los Iluminati, el Club Bildelberg, la Comisión Trilateral, el Club de Roma, etc...

Para los Neoconservadores y Libertarios, es casi todo lo contrario: Obama no tiene relación alguna ni con la CIA ni con otras áreas del establishment norteamericano o las élites financieras y empresariales, por el contrario, es un revolucionario peligroso que siente por las ideas socialistas de su padre una veneración completa y ve en su propio país, EUA, a la causa de los males del mundo, por lo que desea, con toda buena intención, debilitarlo para que deje de ser una fuente de pobreza y conflicto para el resto del mundo, para ello, desea que Estados Unidos adopte el modelo Keynesiano o Socialdemócrata de "Estado de Bienestar" y caiga en la pacífica y costosísima indolencia de los países escandinavos o Canadá.

Así han aparecido un sinnúmero de libros y hasta documentales que muestran todas las teorías acerca de este enigmático hombre, y que enredan más el acertijo, sin dejar nada en claro más que, ciertamente, Obama será un personaje fascinante para el historiador futuro, siendo importantísimo el conocer su formación, su verdadera ideología o a qué intereses sirve, porque ciertamente, su elevación del anonimato a la Jefatura del Estado todavía más poderoso del mundo resulta ser intrigante, y más en el marco de la política de Chicago, una de las arenas más sucias de todo EUA al respecto. Si se mantiene la actual tendencia, con toda seguridad, Obama será reelecto, Romney no parece ganar la simpatía de los votantes, de momento, y su Presidencia continuará por otros 4 años, al menos, si no es que en él encarna cierto "necesariato" que busque mantenerlo en el despacho oval más tiempo y se postulan reformas constitucionales para lograrlo, los efectos de su administración no podrán apreciarse sino hasta después que deje el palacio de la Avenida Pennsilvania, pero aún así, no creo que podamos saber con certeza qué, o quién es sino hasta dentro de muchos años.

Por lo pronto, de una cosa podemos estar segura: Barack Obama no es ninguna de las cosas que parece ser.



5 de septiembre de 2012

LAS LAGRIMAS DE CALDERON


Cuenta el anecdotario que Boabdil, último Emir de Al-Andalus, tras ser derrotado por los Reyes Católicos, marchó al destierro a Marruecos, cuyo Sultán, ya para entonces protegido de la "Sublime Puerta" Otomana le ofreció refugio, las esperanzas del último monarca islámico español de recuperar sus dominios estribaban en que la nueva dinastía turca que se hacía con el poder supremo sobre el Islam Sunnita para fines del siglo XV, le apoyase para regresar a la península ibérica, pero era algo vano, pues se hallaba bastante entretenida consolidando su dominio sobre los Balcanes y sobre el Mediterráneo Oriental como para aventurarse a atacar a una España que surgía como un gran poder mundial, magnificado por los recientes descubrimientos en América.

Recién desembarcado en el otro lado del Mediterráneo, Boabdil se paró sobre un cerro y desde ahí, al otro lado del azul horizonte del "Mare Nostrum" romano, destacaban las blancas cumbres de la Sierra Nevada, bajo cuyas faldas se encuentra Granada, la capital de la que había sido expulsado por Don Fernando y Doña Isabel, ante aquel paisaje, Boabdil suspiró y lloró, aquel lugar aún hoy es mostrado por los marroquíes y se le conoce como "el Suspiro del Moro" por los españoles. 

La madre de Boabdil, la Sultana Aixa, que acompañaba a su hijo, su corte y un gran número de Musulmanes que decidieron acogerse a la hospitalidad marroquí, en vez de quedarse en España, sometidos a los Cristianos, al verle llorar, se aproximó, pero no para consolarle, sino, por el contrario, para reprenderlo: 

"Llora como mujer lo que no supiste conservar como hombre."

Así, lapidaria, aquella sultana echaba en cara a Boabdil el pésimo tino que había tenido éste gobernando el último bastión del Islam en Europa Occidental, su temeridad al provocar a los hispanos y su debilidad al interior del emirato, donde dejó que hubiese rencillas internas que fueron apoyadas desde fuera por la pareja real, para finalmente, rendirse sin plantear condiciones algunas. Por un símil histórico, erróneamente se ha atribuído dicha frase y dicho llanto a la Emperatriz Madre María Feodorovna y a Nicolás II de Rusia, quien ciertamente, tras abdicar en febrero de 1917 estuvo hecho un mar de lágrimas por algunos días, antes de volver, en pleno cautiverio, a su natural y acostumbrada indolencia, misma que terminó con su fusilamiento y el de su familia. Quizá esta confusión se debió también a las muchas similitudes entre el Ruso y el Islámico, ambos, temerariamente, retaron o se metieron en empresas mucho mayores que los medios con los que contaban, fueron dubitativos al momento de tomar decisiones y les faltó energía para enfrentarse a las consecuencias de sus actos, de igual manera, ambos gobernantes rechazaron las críticas y los consejos, se creyeron acertados y precisos y se negaron a sí mismos las pruebas que la realidad les presentaba acerca de los adversos resultados de sus acciones. 

Hoy en día, el símil de la situación de Boabdil y la frase de la Sultana Aixa son aplicables también al todavía Presidente de México, Felipe Calderón, quien desde hace unas semanas ha iniciado una serie de lastimosas y patéticas despedidas, desde el día en que cumplió 50 años de vida, en las que ha derramado copiosas lágrimas, que sin duda expresan derrota, decepción y la clara conciencia de haber fracasado rotundamente al frente del Estado.

Ha aducido haber sido amenazado y a punto de ser víctima de un atentado en un viaje oficial al estado de Tamaulipas, pero el evento fue prevenido a tiempo por la Marina y el Estado Mayor Presidencial, lo que salvó su vida, adujo haber grabado un vídeo en el que se despedía de sus hijos y dejaba a la posteridad una especie de "testamento político", dicho filme, sin embargo, y pese a que de haber existido realmente hubiera sido un documento histórico de primera magnitud, incluso para él a fin de defenderse de sus críticos, según adujo él mismo, fue borrado, al haberse salvado de las amenazas mafiosas... pese a tan dramática historia y tristes llantos, la historia toda tiene un tufo a engaño y cortina de humo o a una muestra de lo extremadamente débil que estaría la seguridad en el país que hasta deja que el propio Presidente se encuentre al borde de ser asesinado fácilmente.

En todo caso, no sería increíble, sino muestra precisamente de la pésima política empleada por Calderón durante este sexenio y su fracaso absoluto:

Ansioso de legitimarse por el estrecho margen de votos con el que ganó, y ante los cuestionamientos de la Izquierda, Calderón se lanzó, como Boabdil con una escuálida milicia armada de más fanatismo islámico que de medios, a provocar a la guerra a los infinitamente más poderosos Castellanos y Aragoneses, o Nicolás II primero contra Japón y luego a la Primera Guerra Mundial con un ejército harapiento y mal armado, a la lucha contra el Crimen Organizado pensando que así ganaría el apoyo popular, sin contar con un sistema de seguridad pública y nacional funcional, ni siquiera con un organismo de Inteligencia capaz y eficaz, pues el CISEN (Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional) quedó prácticamente desmantelado tras el mandato de Fox, quien se vengó de los espionajes políticos de los que había sido objeto en la década anterior, pero en vez de darle un marco legal y dirigirlo contra los verdaderos riesgos a la seguridad nacional, literalmente lo castró.

Sin organismos de Inteligencia capaces de recopilar información e identificar riesgos, con policías municipales sin recursos, corrompidas y débiles, estatales descoordinadas, Ministerios Públicos anquilosados, burocráticos y corruptos, y policías federales naufragadas en la inoperancia y la experimentación, Calderón se lanzó a una aventura pensando en que así ganaría el apoyo popular y quedaría bien con Estados Unidos, tras 6 años, los resultados son terroríficos: unos 90 mil muertos, la mayoría no fueron miembros del hampa o soldados y policías en el cumplimiento del deber, sino de daños colaterales, desapariciones forzadas o víctimas de abusos sea de criminales o, peor aún, de las autoridades que se supone, deben proteger a los ciudadanos. No se ha quedado bien con EUA, por el contrario, se permitió que su Gobierno, o personajes particulares del mismo, sea Eric Holder el Procurador o hasta el propio Presidente Obama, hicieran negocio con la violencia en nuestro territorio con el programa "Rápido y Furioso", sin que Calderón y su Administración lo supiera, o bien, guardando un cómplice silencio y a mí me deja la sospecha de que el Presidente sea socio de los negocios sucios de ambos mulatos norteamericanos. No se ha combatido al consumo de drogas en nuestro país, que ha aumentado sin trabajar en el frente educativo y cultural ni sanitario, los jóvenes tienen como referente al narcotraficante, al sicario como símbolo de éxito y hasta proyecto de vida, los medios de comunicación, literatos e intelectuales, piden abiertamente la legalización de las sustancias sin que importe que con ello se dispare el consumo mientras hacen apología de los delincuentes, el crimen goza ahora de presencia social y hasta de cierto prestigio y nunca, nunca había sido tan fuerte como hasta ahora. El mismo, por otro lado, contribuye a debilitar la posición de su gobierno, como con las acusaciones contra algunos generales del ejército al que él lanzó a las calles ante la ineficiencia de las policías, y que tienen la pinta o de ser venganzas meramente políticas contra oficiales críticos con la estrategia de seguridad, o bien, otro fracaso descomunal al dejar que la mafia impregnara al instituto armado,  el cual ya no sería un instrumento adecuado para luchar contra ella.

Calderón, al igual que Boabdil o Nicolás II, ha rechazado toda crítica y cuestionamiento, prefiere presentarse como el incomprendido, como el injustamente rechazado por la mayoría de su pueblo, y llora porque sufre de desamor, espera que con sus "lágrimas de cocodrilo" como algunos analistas le han llamado, logre convencernos de sus intenciones puras y que al futuro, como decía Juárez a Maximiliano: "la Historia lo  juzgará", claro que, igual que el Zapoteca, espera que sea una Historia tramposa y manipulada por sus partidarios la que lo convierta en héroe y maldiga a sus rivales, finalmente, los tiene y aun grado igualmente fanático que los llamados "Pejezombies" partidarios de López Obrador y que defienden a capa y a espada al mandatario, ni siquiera se dan cuenta que dejó a su partido, el PAN, convertido en un guiñapo y dividido por su incongruente y pérfida política de aliarse con el PRD, el mismo partido de Izquierdas que hace 6 años le desconocía y le insultaba y quería impedir que rindiera la protesta constitucional ante el Poder Legislativo, para ganar varias gubernaturas, impidiendo que ganara el PRI, pero, curiosamente apoyando a candidatos que eran priístas resentidos con su partido, como son los casos de Oaxaca, Puebla o Sinaloa.

De igual manera, Calderón y su consigna de impedir a toda costa el triunfo presidencial de Peña Nieto le llevó a contribuir a fortalecer a López Obrador, iniciando, a través de la candidata Josefina Vázquez Mota una campaña sucia de insultos, provocaciones y violencia verbal que conduce a la física, que sólo alimentó al monstruo de la Izquierda y le hizo renacer encarnado en movimientos como el #132, con lo que Calderón mismo puso en peligro la estabilidad política e institucional de nuestro país.

Lágrimas vanas las de Calderón que pretende ser loado como "valiente" cuando no ha sido sino el más vil de los cobardes como lo fueron el Emir Granadino o el Zar Ruso, prefirió inmolar al país antes que perder él su poder y para su partido y al final lo perdió, ahora que lo llore, ya que no supo hacer nada para merecerlo y conservarlo, y adiós, que en buena hora se vaya...

P.D. Alguien, a esta altura del sexenio, ¿Sabe a dónde se fue el dinero decomisado al mafioso chino Cheng Li Ye Gon? ¿O fue el "bejaranazo" de Calderón?
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Lástima, la gran redentora:


Pero Calderón no es el único que busca una redemptio ad lastima, con sus lágrimas, tenemos el caso de Alonso Lujambio, ex-secretario de Educación de su administración y hoy Senador de la República, que hizo, precisamente una espectacular reaparición para la toma de posesión de su cargo en la cámara alta del Congreso de la Unión. 

Sé que me voy a ver cruel, pero ni modo, una de las ventajas de ser tan poco empático es que puedo ver las cosas más claras sin el vidrio empañado del sentimentalismo, hoy tan en uso, la verdad, es que Lujambio decidió hacer uso de su dramático deterioro físico a causa del cáncer de médula ósea que padece para mover la lástima de sus compañeros de cámara y de la sociedad en general a fin de que todos nos olvidemos de sus pecados y de sus triquiñuelas tanto como máximo encargado del sistema educativo nacional como de responsable de ese inmenso y horrendo fraude llamado "Estela de Luz", monumento con el que se pretendió conmemorar el bicentenario del inicio de la Guerra de Independencia y otros más, como por ejemplo, su falsa imagen de ciudadano apartidista e imparcial que guardó como Consejero del Instituto Federal Electoral y Comisionado del órgano de transparencia federal, el IFAI, para luego aparecer como miembro del PAN y uno de sus más furibundos activistas.

Su paso por Educación fue más que gris: negro, títere de la poderosa Elba Esther Gordillo se prestó a sus manejos y no corrigió ni mejoró nada, pasó desapercibido, como si nomás hubiese estado pintado, no propuso nada y sólo medio realizó evaluaciones que hicieron constar lo que todos sabemos: que la educación en México es un desastre absoluto.

En cuanto a la famosa estela, verdadero monumento a las infamias y a la corrupción de este Gobierno saliente, él se vio implicado en una adjudicación "a dedo", y la construcción de un monumento que no cumplió con las bases del concurso originalmente presentadas (se suponía que debía ser un arco triunfal y terminó siendo una especie de monolito de Arthur C. Clarke en "2001, Odisea en el Espacio") y además a sobreprecio, de donde salió mucho dinero que quién sabe a dónde fue a parar, quizá al hospital en EUA donde Lujambio pasó 8 meses en un tratamiento que al parecer fue inútil porque, Dios me perdone, el aspecto del político es claramente de un desahuciado: de ser un hombre joven y bien parecido ahora es un anciano prematuro, que tiene que usar un parche para no ver doble dado el daño a su sistema nervioso central, que también le ha afectado el habla, y que a duras penas puede ponerse en pie y debe andar en silla de ruedas, y que en la calva frente característica de quien ha sido tratado con quimioterapia y radiaciones luce un evidente tumor que sobresale del cráneo.

No soy nadie para juzgarlo, pero tampoco creo que valga el que una persona use sus problemas de salud para que ahora nadie le critique ni le exhiba sus malas acciones y éstas queden impunes, y que por el contrario, ahora todos le encuentren virtudes, le brinden aplausos y le reconozcan un supuesto valor cuando de lo que se trata, es de un interesado intento de causar lástima y ganarse la conmiseración de los demás y una exhibición clara de su falta de dignidad al mostrarse públicamente esperando la compasión de la sociedad.

Esa es mi opinión, y si no les gusta... pues ni modo.

3 de septiembre de 2012

LA GUERRA FRIA CONTINUA: LA EXTENSION DEL ANTIAMERICANISMO


Viendo en los últimos días la prensa rusa, misma que sirve como medio para conocer otro punto de vista respecto a la información que viaja en los medios occidentales, muchas veces, bastante acertada por lo que ve a la realidad detrás de las "Primaveras Arabes" y en particular, a lo que ocurre en Siria, pero por otro lado, es posible ver que en ellos, al igual que en muchos medios occidentales, prima la propaganda y los intereses oficiales por encima de una mirada objetiva a las cosas, pareciera que seguimos en los años 60 y que la Guerra Fría, presuntamente terminada con el derrumbe del Muro de Berlín en 1989 y la disolución de la URSS en 1991, continúa.

Basta leer los sitios de Internet de RT Noticias, un canal satelital que se transmite en varios idiomas desde Moscú, (al estilo de Al-Jazeera, o el nuevo experimento de la TV iraní)  la agencia noticiosa internacional del propio estado eslavo: RIA Novosti o del mítico diario Pravda, (que dispone de un sitio en inglés, otro en portugués y otro en italiano, ademas del ruso) para ver, por un lado, artículos objetivos e interesantes que brindan datos reveladores acerca del "Juego de Tronos" que estamos presenciando, para verlos combinados con otros en que se ejerce la más burda propaganda y otros, referidos a ovnis, fantasmas, monstruos escondidos y demás, que tienen mucho que ver con la natural forma de ser de los Rusos, tradicionalmente supersticiosos y crédulos hacia lo místico, lo mesiánico o misterioso, basta recordar el impacto que tuvo Rasputín, entre otros muchos "stárets" o místicos populares en el pasado, y el mismo Marxismo, visto como una doctrina de salvación, más teológica que política.

Entre los artículos propagandistas, están en primerísimo lugar los que demonizan totalmente a Estados Unidos y sus aliados, principalmente el Reino Unido y a Israel, y aquellos que pintan, como si se tratase de santos íconos de Andrei Rublev (el mayor representante de la pintura rusa antigua, inspirada en el arte del Imperio Romano Oriental), a la Cuba de los Castro, Hugo Chávez, Evo Morales, Cristina Kirchner o Rafael Correa, los propios aliados de Moscú, en una tradición muy propia de lo hecho por esos mismos medios en los años del dominio ruso sobre la Europa Oriental y el bloque comunista, en los que, hagiográficamente, se retrataba a un corrupto y asesino como Hönecker, o a un servil como Jaruzelski como campeones de la Libertad y de la "clase trabajadora"; pero en fin, es lo natural, todas las potencias hablan bien de sus aliados, y por contraparte, la prensa norteamericana considera al régimen fanático, teocrático y violento de Israel como la "única Democracia real del Medio Oriente" a pesar de que en la misma desde hace como 30 años siguen figurando en sus liderazgos los mismos nombres, por ejemplo, y muchos medios en EUA o Europa han calificado de "valiente" a Felipe Calderón en México, aunque a lo mejor cambian de percepción tras los acontecimientos de Tres Marías, Morelos, en los que unos policías federales mexicanos estuvieron por ¿matar? ¿secuestrar? a unos agentes de la CIA que operan en nuestro país en forma encubierta, creo que ahí queda más que claro que el Presidente saliente ha sido un fracaso y una verdadera calamidad para México, que en realidad no tiene control ni siquiera sobre sus propias fuerzas de seguridad, como también lamentablemente lo reveló al decir entre lloros que hubo una tentativa de acabar con él en un viaje al estado de Tamaulipas.

Lo más triste es que los Rusos exhiben un enorme resentimiento hacia EUA por el resultado final de la Guerra Fría, no por la caída del régimen comunista, mismo que ya no deseaban ni estaban conformes con él, ahí el descontento recae en contra de Gorbachov por su proceso de reformas precipitado y descontrolado que orilló al empobrecimiento de Rusia, mientras que ven en Putin al reformador que en aquel momento, hubiese sido acertado, pues el ex agente de la KGB ha recuperado el poder del Estado y el sentido de autoridad, combinado con una gradual liberalización económica, a fin de evitar el caos de los años de Yeltzin, algo que asemeja mucho al actual régimen con lo que se estila en China, no, el resentimiento que los Rusos sienten contra EUA, la Iglesia Católica (el Pravda truena contra Benedicto XVI, el Vaticano y el papel histórico de la Iglesia Latina, pero alaba el cesaropapismo zarista y stalinista, pues el Georgiano labró una fuerte relación con el Patriarcado de Moscú y no lo persiguió, y revivido hoy en día por Putin, con la Iglesia Ortodoxa) y Occidente en general radica por el fin del Imperio, que significó que en unos cuantos meses de agosto a diciembre de 1991, la expansión de la Moscovia iniciada en el siglo XVI por Iván III el Grande se perdiera y las fronteras volviesen a ser las mismas con las que contó Pedro el Grande a fines del XVII.

Ese resentimiento se expresa en cosas como los rumores difundidos, desde hace mucho, de que EUA no llegó a la Luna, y que, como se leía en uno de los comentarios a la muerte de Neil Armstrong en RT Noticias, se calificara al astronauta de terrorista, por haber sido piloto de combate en la Guerra de Corea...
Bueno, si bien es cierto que no participó en un conflicto armado, Yuri Gagarin no era piloto de la Fuerza Aérea Soviética para fumigar plantaciones de algodón en Uzbekistán, precisamente, y si bien los Norteamericanos han devastado Afganistán, quienes hace poco más de 30 años detonaron un apocalipsis sobre aquella nación islámica, que no ha terminado, no fueron otros más que los propios Moscovitas en sus intentos por expandirse hacia el Indico, pero siempre, en la propaganda política, se busca ejercer una memoria selectiva y recordar todo lo malo del rival y recordar todo lo bueno de uno y sus amigos.

El Antiamericanismo (mal término, debería ser "antiestadounicismo" o algo así, pero es que ante la carencia de un nombre real de nuestro vecino del norte, está difícil decirles de otra manera que "americanos") que se expresa con la denostación de todo lo que los Estadounidenses hayan hecho o no hecho, dicho o no dicho es una forma de fanatismo que en Hispanoamérica tiene mucho pegue, donde se les ve como los malos y villanos del continente, es cierto que en mucho está justificado, por sus intervenciones en nuestros países, la pérdida del 50% del territorio nacional mexicano heredado de la Nueva España y su soberbia, pero también, mucho tiene que ver por el resentimiento que nos provoca nuestro propio fracaso: increíble que en 1810 el Virreinato español tuviese un mayor desarrollo que la recién independiente República anglosajona y en poco tiempo las cosas fueran diametralmente distintas.

Pero en fin, yo creo que, por un lado, no nos cabe a nadie en este "Nuevo Mundo" ser tan nacionalistas y patrioteros, ni a los anglosajones, ni a los mexicanos o a los chilenos o brasileños, puesto que creo que, al final, los estados americanos actualmente existentes son meramente transitorios y las naciones están en formación, igualmente, todos tenemos más puntos de semejanza que de diferencia, pues aunque algunos hablemos Español, otros Inglés y otros Portugués o Francés, todos venimos de inmigrantes y en nuestros mapas genéticos aparece la herencia de todo el mundo, y quién sabe, con los procesos de mestizaje aún en desarrollo, ya sea raciales o culturales, en los que México ha recibido influencias angloamericanas y a su vez influye en su vecino, por ejemplo, quizá con el tiempo surjan nuevas identidades nacionales y hasta nuevos Estados, en ese sentido, me parece acertado el análisis que hizo hace tiempo un experto de Inteligencia del Kremlin en que planteaba la fractura de EUA en 4 Estados diferentes bajo influencias diversas, principalmente la China, la Mexicana, incluso la Canadiense y el acercamiento a Europa de otro de los fragmentos resultantes de un hipotético quiebre, desde la época de la Guerra Civil, ante la falta de una identidad nacional cultural fuerte, los norteamericanos han buscado sentirse identificados cada uno con su terruño, (Lee o Jackson encabezaron las fuerzas rebeldes no por estar de acuerdo con la esclavitud y la inferioridad de los negros, sino a fin de defender la soberanía y la por entonces muy británica y aristocrática identidad de Virginia respecto a un Gobierno Federal al que consideraban "entrometido") pero con los flujos migratorios y la Globalización, es también probable que se busquen referentes fuera cuando la cohesión interna desaparezca, y culturas más complejas y vigorosas desplacen a la suya, fuerte únicamente por su presencia constante en los medios de comunicación; y quién sabe, quizá con el paso de los siglos se de el sueño de Bolívar y todos los americanos, desde Alaska a la Patagonia nos fundiremos en un solo pueblo.

Yo pienso, al igual que Orwell y Wilde, que la dominación mundial de Estados Unidos se debió más a un "accidente histórico" que por los méritos propios de esa sociedad: el aislamiento de los dos océanos, la debilidad interna de los países hispanoamericanos y la prolongada etapa colonial canadiense, por un lado, y por otro, los eternos conflictos europeos que debilitaron la posición de las viejas potencias, dejándoles a EUA y a Rusia el escenario para que se lucieran solos, la Rusia Soviética caería por sus propias contradicciones e ineficiencias y de ahí la unipolaridad estadounidense que ahora, está feneciendo pese a la desesperada, y violenta, lucha que el coloso del norte ha desplegado para tratar de defender su posición hegemónica. Por lo mismo, pienso que su hegemonía en el Mundo Occidental será la más breve de todas: veamos, la primacía de España abarcó de 1492, con la caída de Granada y el viaje de Colón, hasta, tradicionalmente, la Batalla de Rocroi, en 1648, aún así, España siguió siendo una de las primeras potencias mundiales hasta la invasión napoleónica y las independencias americanas a partir de 1808, pero su hegemonía, propiamente dicha, habría durado 156 años, posteriormente siguió la hegemonía francesa, misma que se ejerció fundamentalmente sobre el continente europeo pero que careció del dominio de los mares que  siguieron bajo control español, holandés y británico, hasta que en Trafalgar Inglaterra quedó como dueña única de los mares, aún así, podemos decir que Francia fue la primer potencia mundial desde Rocroi en 1648 a Waterloo en 1815, lo que nos da 167 años, posteriormente, siguió la indiscutible era del dominio británico, de 1815 hasta la Segunda Guerra Mundial en 1945: 130 años. Tras ello, vendría la hegemonía norteamericana, que posiblemente, si las tendencias continúan, terminará en la próxima década, lo que nos dará apenas unos 80 a 90 años de duración.

Con el mundo globalizado de hoy, el aislamiento de EUA ha terminado, y con él, las posibilidades de ejercer un poder hegemónico: la interdependencia ha hecho que este país dependa de otros en muchos aspectos, fundamentalmente económicos, y de ahí que haya perdido su primacía en ese rubro, ya los mares no representan ningún obstáculo para que lo que suceda en Europa o Asia no le afecte directamente, ni tampoco constituyen ahora obstáculos infranqueables si alguien se atreviese a desarrollar un ataque militar contra él, como se demostró el 11 de septiembre del año 2001.

Mucho de lo hecho por Estados Unidos en su Historia ha sido execrable, una gran cantidad de lo que su cultura ha producido es basura o intrascendente, y muy probablemente desaparecerá o dejará de tener influencia ante otras más fuertes cuando se adueñen de presencia en los medios de comunicación, pero también ha dejado y dejará una huella positiva, todos los pueblos de la Historia han tenido esas dos caras, una luminosa y una oscura: los Españoles llevaron a cabo una grandiosa obra civilizadora en América, sin duda, pero también, sin caer en leyendas negras, hemos de reconocer que hubo también episodios de abusos y no dignos de orgullo, los Romanos legaron al Mundo Occidental sus concepciones políticas y jurídicas, pero también las páginas de su historia están salpicadas de masacres, asesinatos, corrupción e intrigas, y prácticas como los juegos de gladiadores o la esclavitud.

Estados Unidos nos legará una aportación fundamental al universo jurídico: la constitución escrita, como legislación fundamental que regulará el funcionamiento del Estado, una cultura política de civilidad y el equilibrio y diálogo ordenado entre los distintos órganos de poder, el desarrollo del cine como un arte masivo y con capacidad de entretener, el impresionante desarrollo científico y tecnológico, el desarrollo de una clase media basada en la cultura del esfuerzo y el mérito, militares valientes y con honor como William Pershing, Patton, Douglas McArthur, "Stonewall" Jackson, Grant o Lee, innovadores geniales como Edison, Ford o Howard Hughes, un modelo de promoción del deporte y un modelo de educación superior envidiables y extraordinarios que bien valdría la pena estudiar y hasta emular, ha contado con intelectuales y literatos de calibre, como Edgar Alan Poe, Walt Whitman, Hermann Melville, Emily Dickinson, Louise Mary Alcott, Nathaniel Hawthorne, Truman Capote o Gore Vidal y hasta Stephen King entre otros muchos.Calificar o poner en un mismo plato de la balanza a todo esto con aquello que podemos calificar como basura, intrascendente o nocivo como Madonna o Lady Gaga, el libertinaje, el individualismo extremo, las pandillas urbanas, la libre portación de armas y los tiroteos cada vez más comunes, las sectas religiosas extremistas o fraudulentas, el genocidio de los indigenas, militares detestables y criminales como Custer, Winfield Scott, fanfarrones sanguinarios como Norman Schwarskorpf, o ineptos sádicos como Westmoreland, la TV basura y la intervención en muchos países es parcial, interesado y sobre todo, injusto.

Estados Unidos dejará un legado en el que creo, lo positivo perdurará, lo malo será criticado y muy probablemente no será tan trascendente en el transcurso del tiempo, será superado por nuevas sociedades y nuevas influencias culturales que vendrán de las nuevas potencias, que también transmitirán aspectos positivos y negativos, que protagonizarán, como todos los imperios del pasado y del presente, hechos heróicos y hechos aborrecibles, que aportarán grandes avances y dejarán en la memoria infamias indecibles, esa es la lógica de la Historia y esa es la naturaleza del ser humano.

Antes de abrigar prejuicios contra un pueblo o un país, se debe leer y si es posible, viajar y conocer directamente a las personas, así siempre se conocerán los pecados y las virtudes de los pueblos, y encontraremos que no son tan distintos a nosotros.