Buscar este blog

26 de febrero de 2015

Y AHORA... TRUMP VS. MÉXICO


En lo que parece otra piedra más en contra del Gobierno Mexicano actual aparece el empresario norteamericano Donald Trump, motivado por el triunfo de González Iñárritu despotricando en contra de México y de la corrupción imperante en nuestro país. Nuevamente hay quien, dentro de las redes sociales le da la razón y utiliza sus argumentos vertidos en el Twitter para atacar a su vez al Gobierno de Peña Nieto.

Trump es un tipo que gusta de lo estrambótico y el escándalo desde su sonadísimo divorcio de su esposa y socia de negocios Ivana en 1991, y a quien no le importa rozar o de plano hacer el ridículo en los medios mientras su imagen sea difundida y se mantenga presente: y así como aparece haciendo críticas acertadas a la política económica y exterior de la Administración Obama, también puede coescribir con el economista Robert Kiyosaki un interesante manual de gestión financiera para las personas comunes, pero también puede protagonizar un "reality show" llamado The Apprentice para la TV en la que sale como un duro mentor para un grupo de pobres diablos que desean demostrar tener aptitudes para iniciar empresas y a los que humilla despidiéndoles gritándoles en la cara: you are fired! o, en el colmo de sus payasadas, prestarse a la farsa de la lucha libre norteamericana en la WWE y hasta subirse al ring:




En el caso actual, es claro que el Sr. Trump deseó aprovechar el momento de los óscares para volver a tener presencia mediática, vale decir que en lo que dice tiene más razón y más sentido que la despectiva, maquiavélica e interesada apreciación de Jorge Mario Bergoglio y que comenté en el anterior post, aunque claro, los modos con los que hace tampoco son muy correctos --Trump detesta lo políticamente correcto, como buen militante Republicano-- y también hay que apuntar que habría que preguntarnos si este ataque no es parte de lo mismo que se ha venido en contra de la Administración Peña, sobre todo cuando ya es de dominio público que quien en mucho ha impulsado esto es Carlos Slim, con quien más que probablemente el "hombre del copete dorado" ha tenido alguna relación de trabajo y encuentros sociales. Trump será un extravagante, ruidoso y en pocas palabras, un "naco", pero no es ningún idiota. Veámoslo con calma:

En primer lugar, Trump no va descaminado al sentir que detrás de dos óscares consecutivos para directores de cine mexicanos, y el actual premio a la mejor película hay ciertos intereses; los Premios de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de EUA se han venido politizando desde hace mucho y se premia aquellos filmes que retratan muchas veces lo que interesa al Gobierno o al grupo en el poder, o ideológicamente dominante dentro del mundo del cine, cuando no los guía un criterio comercial, así se explica que en 1941 ganase la presea a la mejor película How Green Was My Valley y no Citizen Kane, considerada la mejor cinta de todos los tiempos, pero la oposición del magnate mediático Randolph Hearst, a quien se dirigía la obra de Orson Wells como crítica, llevó a los académicos a premiar al trágico dramón de unos mineros galeses del cual ahora nadie se acuerda, o también, ¿alguien ha visto la somnífera El Paciente Inglés que sólo contribuyó a darle fama a Ralph Fiennes, pero que es una cinta aburrida e inframuscular, o Africa Mía con Robert Redford y Meryl Streep? Ambas películas ganaron óscares aunque resultaron intrascendentes, algo similar ocurrió hace dos años con la extraña The Artist, filme vintage realizado en blanco y negro y mudo pero que ya se olvidó. 

Si una de las banderas del Gobierno de Soetoro es la reforma migratoria, y ha buscado granjearse el favor y los votos de los Hispanos para el Partido Demócrata, no resulta extraño que la Academia se decante por realizadores mexicanos, --incluso el chiste del fanático Demócrata Sean Penn acerca de ¿quién le dio a este tipo su green card?, esto es la residencia legal en EUA refiriéndose a Iñárritu, bien es un guiño para demostrar lo talentosos y grandes que pueden ser los inmigrantes según el discurso obamita-- mientras, como lo decía en el artículo anterior, el año pasado otorgó el óscar a mejor película a 12 Años de Esclavo y ha habido un ostensible aumento en los filmes protagonizados por actores de raza negra o que en historias adaptadas de otros medios, como los cómics, a personajes originalmente blancos se les haga de origen africano, para quedar bien con el mandatario.

Por otro lado, la crítica de Trump, hecha a modo de berrinche, sí se centra en un punto fundamental: nuestro sistema de Justicia y la afectación que sus defectos, vicios y problemas representa para la actividad económica en nuestro país. Deja entrever que tiene un juicio en México, que al parecer deriva de un intento de hacer un desarrollo turístico en Cozumel, Quintana Roo y en el que, si seguimos sus propias palabras, ha obtenido una sentencia favorable, pero no ha obtenido el pago de la prestación que exige mediante la demanda; muy probablemente, lo que ocurre es que su pretensión se ha quedado empantanada en el marasmo de la burocracia judicial;  en el extremadamente garantista sistema legal mexicano, es muy probable que la ejecución de la sentencia no ha podido darse debido a una serie de recursos y de Amparos tramitados, algo que no ocurre en el de por sí demasiado litigioso y legaloide mundo de los negocios en EUA. Lo que ocurre, por tanto, no es corrupción en estricto sentido, pero sí un entorpecimiento a la libertad económica por un sistema judicial y un derecho procesal demasiado burocratizados, anquilosados, formalistas y lentos.

Ahora, en el último berrinche. ¿Porqué habla de que México estafa a EUA? Muy probablemente alude al "Plan Mérida" y a la ayuda financiera que el Gobierno de Obama ha estado dando al mexicano presidido por Felipe Calderón primero y luego por Enrique Peña para la lucha contra el narcotráfico sin que esto fructifique ni se detenga; por el contrario, como lo podemos constatar en México, la violencia y la inseguridad han aumentado, sin que la mencionada ayuda financiera fructifique en cuerpos de seguridad mejor equipados, entrenados y efectivos, por lo que podría pensarse o interrogarse sobre el destino real de esos fondos.

Por último, está circulando en redes sociales un supuesto comentario de Carlos Slim respecto a los dichos de Trump: "Trump no cree que los mexicanos tengamos tanto ingenio... pero él trabaja para mi." De ser cierta esta cita, cabría preguntarnos si el rubio de bote millonario no está desempeñando un papel dentro de la estrategia de desestabilización del actual gobierno en el este sí, berrinche del mexicano por Ius Soli y libanés de pura cepa que se ostenta como uno de los dos hombres más ricos del mundo contra las reformas que afectan los monopolios que le llevaron a la cima, si es así, que no se queje Trump, estará siendo parte de esa corrupción contra la que despotrica.

24 de febrero de 2015

PELÍCULAS POLÉMICAS

Y bien, fue la entrega de los óscares de este año 2015, y al igual que el año pasado, el triunfo ha sido para un mexicano: Alejandro González Iñárritu y su Birdman, un drama-comedia de corte psicológico acerca de un viejo actor, encarnado por Michael Keaton, (un excelente histrión, a mi parecer, siempre desaprovechado) encasillado en su juventud por interpretar a un superhéroe, el del título (y a quien muchos recordamos por la vieja serie de animación y el grito de "Biiiiirdmaan" mientras se lanzaba a volar en compañía de su halcón "Vengador") que ya, años después, decide demostrar su talento para montar y protagonizar una obra de teatro dramática con un elenco de primer nivel, mientras el personaje, como pasara a Bela Lugosi con el de Vlad Tepes Drácula, se encuentra viviendo en su mente y le insta a regresar o a ser él.

Birdman es un filme interesante aunque enclavado en el mismo estilo y el mismo tono de todas sus películas, sin embargo, se encuentra en la misma tónica de las películas que se encontraban compitiendo por la estatuilla dorada: filmes intimistas, dramáticos y hasta solemnes, incluyendo la extravagante comedia Gran Hotel Budapest, en un año carente de súperproducciones (la fallida Éxodo, no cuenta, ni tampoco Interstellar, que pesa a todo el bombo y platillo que la vendía como la obra maestra de Nolan y con la que igualaba a Kubrick, resultó en agua de borrajas a la hora de ser considerada para los premios) y en los que abundaron los biopics, como La Teoría del Todo que confirma que Stephen Hawking destaca más por el lucro que ha hecho de su enfermedad que por sus genuinas aportaciones científicas, Selma sobre la lucha de Luther King y el trillado tema del racismo que el año pasado le dio el óscar a 12 Años de Esclavo, o El Código Enigma, estelarizada por el genial Benedict Cumberbacht, quien encarna al fundador de la informática Alan Turing en su lucha por descifrar los mensajes encriptados por la máquina Enigma de los Nazis pero con la óptica de que lo destacable en ese genio no fueron sus logros científicos y técnicos, sino su presunta homosexualidad, tema favorito de Holywood actualmente, y la soporífera, extrema y cotidiana Boyhood, que llevó a filmar a los mismos actores por 12 años continuos para retratar el crecimiento y la vida normal de una familia norteamericana de padres divorciados. (Perdón por el bostezo).

Entre los otros biopics, se encuentra el de Clint Eastwood sobre el soldado Chris Kyle, francotirador del ejército norteamericano, interpretado por Bradley Cooper:


1.- American Sniper:

Basada en la autobiografía escrita por el propio Kyle, ha sido enormemente criticada, sobre todo por un Hollywood "liberal" y progresista que es partidario del pacifismo más extremo, y que marca a Eastwood como una verdadera "oveja negra" por su conservadurismo y su carácter de militante activo del Partido Republicano, en un ambiente saturado de partidarios del Demócrata (al que casi casi quisieran ver como partido único) y de Barack Obama, entre esas críticas más duras están las del documentalista Michael Moore y del comediante Seth Rogen, para quien narrar las vivencias de un soldado en el frente es "propaganda fascista" pero el hacer una película en que se burla de un Jefe de Estado extranjero, rival de Soetoro y se plantea su asesinato --como es su película The Interview-- para nada es un acto de propaganda ni de hostilidad. 

Mucho de la crítica se centra en las acciones de Kyle, considerado el francotirador más letal de la Historia del ejército de EUA, con más de 200 víctimas en su haber, para los liberaloides o progresistas, y para los rusos en RT, Kyle es un monstruo, un asesino sádico, cruel y racista, basados en su falta de remordimiento por haber eliminado a mujeres y niños en su actuación, sobre todo en Fallujah y Ramadi, Irak. Es muy fácil juzgarlo para quien nunca ha estado en el campo de batalla, viéndolo objetivamente, uno puede darse cuenta que Kyle no era ningún racista ni malvado como la Izquierda, los rusos y progres lo pintan, cumplió con su deber ante un enemigo que sin escrúpulos usa mujeres y niños como armas o escudos, en el ardor del combate no se ponía a pensar si luchaba por el imperialismo o la tiranía del capital o lo quieran, ni siquiera por la patria, él luchaba, lo mismo que los hoplitas griegos, por proteger a los compañeros... Y sí, a hierro mató y a hierro murió víctima al parecer de la envidia de un miserable, otro soldado norteamericano que le mató con un tiro a distancia en 2013.

Como sea, los verdaderos villanos no son hombres valerosos como Kyle, sino los "democráticos" políticos que mandan al combate a padres de familia ejemplares como éste y los convierten en asesinos, y que jamás han dirigido tropas en la batalla o estado en el campo y sufrido las privaciones y los horrores que padecen los soldados. Contra esos, y no contra los pobres militares, deberían dirigirse las críticas, nuevamente, Clint Eastwood demuestra ser como director, uno de los cineastas más valientes que existen y que se atreve a no ser políticamente correcto.

Por el contrario, existen otras películas que aunque son universalmente tildadas de basura, tienen un gran éxito, tal es el caso de

2.- 50 Sombras de Grey:


No quería escribir acerca de esto por no hacerle publicidad, sin embargo, creo que debe señalarse que estamos ante un fenómeno muy actual e inexplicable: la novela 50 Sombras de Grey en sus distintos volúmenes es parte de la oleada de literatura chatarra que se derivó del éxito de J.K. Rowling y su Harry Potter, a la que siguieron basuras del calibre de Crepúsculo, escrita por una seguidora de la escocesa y su estafa mágica, o la vomitiva saga de Percy Jackson y la "macdonaldización" de la Mitología Griega clásica. Ahora, la autora de esta obra: E.L. James, es en realidad una escritora aficionada, fanática de los vampiros románticos adolescentes de su colega Stephanie Meyer.

¿Porqué una obra que exalta la violencia y el abuso tanto físico como psicológico como una manera de placer sexual y centra en éste la relación amorosa existente entre un hombre y una mujer tiene éxito en una época de supuesta liberación femenina y de combate a la violencia doméstica y al machismo? La respuesta debe ser interesante y compleja y debe venir desde los terrenos psicológicos y sociológicos; empero, sin ser un experto en dichas materias, me aventuro a suponer que, por un lado, en la "liberada" mujer actual persiste la fantasía, impulsada por la realidad biológica, de sentirse dominada por el varón, y el culto a la fuerza que demuestre éste; por otro lado, la misma idea de que toda práctica sexual debe ser permitida como muestra de la libertad absoluta que se tiene hoy en día, y que ha llevado a que incluso en el mundo actual un perturbado y verdaderamente enfermo mental como el Marqués de Sade sea considerado una especie de precursor y mártir de dichas libertades, hace que, en los terrenos de la alcoba, no sea cuestionable el renunciar a la propia dignidad, más cuando a cambio se tienen regalos caros y una vida de lujos, como es en el caso narrado en los libros y la película, lo cual es a tono con el materialismo actual; aquí no queda sino estar de acuerdo con Carmen Aristegui, que siendo tan de Izquierda y "progresista" hizo una demoledora crítica a esta historia: si Christian Grey fuese un obrero o albañil y no un joven, exitoso y bien parecido empresario millonario, sería tildado no de tener "gustos particulares" como dice en el trailer, sino de ser un abusador y probablemente sería encontrado merecedor de prisión o manicomio.

Y esto es muy curioso, salvo el caso de Aristegui, no se ha elevado ninguna voz feminista en contra de este tipo de historias tanto en papel como en la pantalla que sin embargo tiene enajenado a un gran número de mujeres... como se ve, la globalización no ha hecho universal el acceso a la alta cultura, sino ha universalizado la estupidez, la vulgaridad y el mal gusto.

 3.- Balance del cine en 2014:

Me refrendo en mi opinión que el cine, incluso el de Holywood, desde 2008 y aquella famosa huelga de guionistas se encuentra atravesando una gran crisis de creatividad, la situación se parece a aquella de los años 80 en que, ante la aparición del home video con los videocassettes Beta y VHS, se temió la desaparición del cine en cuanto a proyecciones públicas y grandes teatros, dándose un gran boom de producciones que iban directamente a vídeo, el famoso cine "Serie B", y que eran de bajo presupuesto y calidad, mientras que la gran pantalla se llenaba de filmes de dramas intimistas y películas biográficas de las que ahora, muchos no se acuerdan, parecidos a los que ahora compitieron por el óscar. Hoy en día, la Televisión a través del formato digital y su transmisión por cable, satelital o Internet, está demostrando ser un medio de expresión mucho más libre y más ambicioso; lo dije al inicio de este año, al referirme a series televisivas que tienen un nivel propio del cine, y ni se diga de historias como Juego de Tronos, adaptación a la TV por HBO, de la Canción de Fuego y Hielo de George R.R .Martin, que con todo y sus bemoles, es probablemente la producción para la pantalla chica más espectacular y ambiciosa que se ha hecho.

Quizá no estemos lejos de una gran transformación del "Séptimo Arte" de la mano de la tecnología y de nuevos creativos que han abandonado la pantalla grande por la chica. Con perdón de Iñarritú y sus fans, pero creo que el cine, hoy por hoy, está cayendo en manos de los mediocres.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Mexicanización:

Quisiera responder a Jorge Mario Bergoglio, respecto de quien más se acrecentan mis dudas, por lo que dijo de la "mexicanización" de Argentina: que no se preocupe, que para que su adorado país natal se corrompa no hace falta que se mexicanice, le basta el gobierno actual de Cristina Fernández de Kirchner que no tuvo empacho en mandar asesinar a un fiscal que tenía pruebas de que su administración y todos los Gobiernos Argentinos en los últimos veinte años han estado protegiendo a grupos terroristas e intereses persas en la república sudamericana.

Para los papólatras neoconservadores que consideran como infalible y rebosante de santidad cada una de las deposiciones verbales que tiene este Jesuita formado en la escuela de Pedro Arrupe, y que, --como coinciden que son simpatizantes en su mayoría del PAN-- creen que esto es una justa crítica al gobierno priísta de Peña Nieto, tienen que revisar que en primer momento él no habla de que Argentina se "Peñice" o se "Empriíce" sino que se "mexicanice", lo que recuerda que en Argentina, sin generalizar, porque claro que hay rioplatenses inteligentes y cultos, hospitalarios y amables, así como los hay gamberros, vulgares e ignorantes, y cada vez queda más claro que este "Papa" pertenece a esta segunda categoría, existe una pésima visión, desde siempre y mal trato hacia los mexicanos, a quienes siempre se nos ve como ladrones e intrigantes, no por efecto del PRI ni del actual gobierno, sino quizá, por malos ejemplos de compatriotas nuestros que han generado un estereotipo negativo de nosotros, pero que su uso o alusión a ello por parte de alguien que, además de su carácter religioso es un Jefe de Estado, resulta contrario a toda diplomacia e inadmisible.

En segundo lugar, resulta inadmisible que alguien que ejerce una potestad universal como es el Papa --si realmente él ostenta dicha investidura-- se manifieste despectivo hacia parte de su grey como somos los mexicanos, lo que demuestra que sigue siendo el típico argentino de los chistes: engreído, ególatra y con ínfulas de superioridad que desprecia a los de otras nacionalidades, sean británicos, bolivianos o mexicanos.

En tercer lugar, que parece haber indicios de que Bergoglio, simpatizante como es de la condenada Teología de la Liberación por San Juan Pablo II, ha alentado a aquellos clérigos que, pertenecientes a esa corriente, se encuentran trabajando en Guerrero y han estado colaborando con la desestabilización que hacen tanto ayotzinapos como miembros de otras organizaciones de corte marxista y violentas como la CETEG, tal y como veladamente lo denuncia Raimundo Riva Palacio en el periódico El Financiero.

Por último, que si bien es cierto que el Gobierno de Peña ha demostrado ineptitud pasmosa para hacer frente a la enredada situación nacional tras el secuestro y desaparición de los normalistas de Ayotzinapa en septiembre pasado, y también el continuar con las corruptas prácticas de siempre y sus conflictos de interés, mucho de esa situación se debió a los nefastos gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón, de su misma veta ideológica que ellos, quienes desataron el clima de violencia generalizada, y también abrieron las puertas de la corrupción a grados nunca vistos: ¿o se han olvidado de los escándalos que van desde las tangas de Pro-Vida, las toallas de Los Pinos, las corruptelas de los hijos de Martha Sahagún, la cleptómana administración de Emilio González en Jalisco, el enriquecimiento de los hermanos de Margarita Zavala y su empresa Hildebrando, las ganancias perdidas de PEMEX, los negocios turbios de Juan Camilo Mouriño, la "Estela de Luz", etc. etc.? ¡Tengan un poco más de autocrítica y reconozcan su participación en la formación del desastre actual, por favor! Como también cómo ha sido la Izquierda la autora de la corrupción e impunidad en el DF, en la anarquía en Guerrero y sus vínculos con el crimen, en la destrucción de las familias y la muerte de miles de inocentes con el aborto...

Por último, y como dijo González Iñarritú en su discurso de aceptación del óscar: ojalá tengamos al gobierno que nos merecemos, y ojalá también tengamos al Papa que nos merecemos los católicos... lo teníamos en Benedicto XVI, o quizá, los mexicanos, que nos hemos dejado corromper y hemos perdido nuestros preciados valores tenemos precisamente al Gobierno que nos merecemos, como también como católicos, por nuestros pecados y por no seguir fielmente la doctrina de Cristo y por nuestra cobardía para defender nuestra fe, quizá también tenemos en Bergoglio al Papa que nos merecemos.

22 de febrero de 2015

EUROPA: ENTRE RUSIA Y EL ISLAM, EL MARTILLO Y EL YUNQUE


1.- El Martillo:

En el artículo anterior hablé de cómo el partido de extrema Izquierda Syriza se hizo con el poder en Grecia, cómo, en un viraje similar, es muy posible que su partido "hermano" Podemos haga lo propio en España y por causas similares: el hartazgo ante una Democracia Liberal Representativa que parece encontrarse en un momento de crisis no solo en los mencionados países europeos, sino en el mundo en general, lo que se ha manifestado con el ascenso de líderes populistas, como el "dánao" Tsipras o el ibérico Pablo Iglesias, ambos por cierto, jóvenes, pertenecientes curiosamente, a mi generación, la que ha visto la caída del Muro de Berlín y la caída de los ideales marxistas, pero que a la vez ha crecido y ha sido educada o adoctrinada en los dogmas de la Democracia y la Libertad, en la búsqueda de la Igualdad plena y el horror a la discriminación, en el laicismo como medio de incluir a todos, --en lo que hasta la Iglesia se ha mostrado a favor, y para más ejemplo, ahí tenemos a Bergoglio-- y en el Gobierno como benefactor y encargado de dar solución a todos los problemas.

De esta manera, no es de extrañarse que tanto Tsipras como Iglesias prediquen la solución fácil y demuestren una gran incomprensión acerca de los retos de la realidad actual, tampoco es de extrañarse que incluso en el distante México y en el escondido estado de Jalisco aparezca también un líder carismático similar como Enrique Alfaro que igualmente se presente con ese mismo discurso: los comprendo, como miembro de su misma generación entiendo que crecimos y vivimos en un mundo en el que todo era cada vez más fácil y nos ha costado trabajo llegar a la edad adulta cuando no la postergamos al máximo: hemos visto el nacimiento y evolución de videojuegos y computadoras personales, de la TV por cable o satelital y de los teléfonos móviles, todo se resuelve con el cómodo apretar de un botón o el "click" de un mouse, no sabemos enfrentar dificultades y nos desesperamos o desanimamos ante realidades que para alguien de nuestros mayores es cosa de enfrentar valientemente, arremangarse la camisa y ponerse a trabajar sin temor a ensuciarse, para Tsipras, Iglesias o incluso Alfaro, y para gran parte de su electorado, formado por gente de su generación y más jóvenes, todavía mucho más dadas a la facilidad de todo, el discurso de que "papá gobierno" va a seguir sufragándolo todo y va a seguir haciéndose cargo de nuestras vidas y responsabilidades es sumamente atractivo.

Pero como lo había dicho, es clara la conexión que une al heleno con el español, que coinciden en el vértice de Caracas y el dinero petrolero de Venezuela, mismo que se gasta en apoyar los gastos de campaña de los políticos europeos mientras los locales pasan necesidad, es clara la coincidencia en el objetivo antieuropeo donde se busca generar inestabilidad en el sueño de la Unión Europea, mismo que se dirige al estrepitoso fracaso provocado por su propio gigantismo y por traicionar los ideales y las metas de sus fundadores como Robert Schuman o Konrad Adenauer, políticos de inspiración cristiana y que no aspiraban sino a lograr un campo de cooperación comercial y económica entre los archirrivales del pasado como Francia y Alemania para lograr la anhelada paz entre las potencias europeas y conjurar las constantes guerras y rivalidades que desde la Guerra de los Treinta Años fueron cada vez más arriba en una espiral ascendente de muerte y destrucción y que culminaron en las dos Guerras Mundiales. La Unión Europea hoy es un coloso burocrático asfixiante, que constituye un marco opresivo para los Estados antes soberanos que la componen, que adoctrina en la Socialdemocracia y el "Progresismo" más intolerante y castrante para las sociedades y que desde los años 90 ha devenido en ser un medio orquestado para la hegemonía alemana, algo que, precisamente sus fundadores no querían, sino que fuese un espacio de cooperación en el que ninguna de las viejas y nuevas potencias: España, Inglaterra, Francia, Alemania e Italia, principalmente, buscase algún predominio sobre el resto.

Ante esto, y como lo apuntaba en el post anterior, de Caracas parte un hilo que une a Sudamérica con Moscú y las ambiciones imperiales de Vladimir Vladimirovich Putin, deseoso de reivindicar a su nación tras veinte años de haber perdido el imperio y el estatus de superpotencia, hombre que, como dice Álvaro Vargas Llosa, ha hecho una lectura muy certera de toda esta realidad y de la pésima política exterior llevada a cabo por la Administración de Barry Soetoro, el títere sentado en la oficina oval por los verdaderos mandamases: William Clinton y su mujer Hillary, quienes han manejado el "gobierno" del hombre de color presentado ante las masas como Barack Hussein Obama y como muestra de la reconciliación de EUA con su pasado esclavista y de racismo (sin que esto sea cierto) bajo los principios de seguir con sus ideales progresistas: aborto, homosexualismo, ecologismo, procedentes de su pasado hippie de juventud, manos libres para sus corruptelas que incluyen los turbios negocios con las monarquías del Golfo Pérsico en que participa toda la élite política norteamericana y un predominio o hegemonía de EUA incuestionado en el mundo.

Coincidiendo con el analista peruano, podemos concluir que Putin ha sido un excelente lector de esta situación política y sabe que los europeos y norteamericanos jamás se atreverán a una guerra abierta o directa en su contra, puesto que el arsenal nuclear moscovita resulta ser una disuasión bastante efectiva, además de la escasa disposición a la lucha que tienen los pueblos europeos distraídos y preocupados por su bienestar económico y las oportunidades infinitas para el ocio que éste les provee. Por ello, sabe que los europeos doblarán siempre las manos y que él, por el contrario, las tiene libres para actuar en Ucrania: los europeos sólo seguirán imponiendo sanciones económicas que, dado el volumen de intercambio y de inversiones que los rusos tienen en el bloque, serán tanto o más dañinas para el Bloque Continental que para el coloso eslavo, quien además, ahora cuenta con Grecia, y quién sabe si después con España y hasta con Francia, si en ella llega al poder el Front Nationale, para descarrilar a la Unión Europea; por lo pronto, la muy posible salida de la Hélade del Euro y la confrontación abierta que el Gobierno de Tsipras está abriendo con Alemania va a destrozar la economía no solo del Viejo Continente, sino repercutirá en el mundo. Esto distraerá a los europeos de los asuntos ucranianos y probablemente, de los Países Bálticos que pueden ser los siguientes en ser fagocitados en el proyectado renacimiento del Imperio Ruso; habrá que esperar qué sucede en los próximos meses, pero podemos estar seguros que Rusia tiene preparado algo con lo que martillará a Europa desde el norte; Putin sabe que el momento lo permite, pues Occidente nunca había estado tan débil; la prueba está en Venezuela, donde puede valer y sostener a Nicolás Maduro quien ha llevado al régimen chavista a extremos realmente tiránicos y asesinos sin que la Comunidad Internacional haga nada, Venezuela, más que nada, es como se ejemplifica el grado de poder de los BRICS y la menguante capacidad de EUA y las "potencias democráticas" para imponer el orden internacional.

2.- El Yunque:


Quien también ha hecho una lectura muy buena del momento que vive Occidente es el autoproclamado Califa del Islam Abú Bakr II, por ahora líder del ISIS o Estado Islámico de Siria, Irak y Levante, que está muy lejos de ser derrotado: los ataques aéreos norteamericanos, y últimamente, jordanos y egipcios no han socavado su capacidad de combate ni su capacidad de extender su influencia en el Medio Oriente y el Africa Islámica, por tierra, sólo los Kurdos y sus guerrillas o peshmerga han logrado constituir una fuerte resistencia a su expansión y sí, han obtenido victorias en su contra. Sin embargo, el ISIS puede perder una ciudad o una posición en un lado, pero obtiene otras en otra parte.

Pero sobre todo, muchas milicias islamistas han jurado lealtad al pretendiente al trono conservado en el museo --antes palacio-- de Topkapi en Estambul, sobre todo en Africa: Boko Haram es el caso más relevante que sigue poniendo en jaque a Nigeria, Níger o Chad, entre otros países donde está haciendo sentir su presencia y realiza espantosas masacres de Cristianos sin que la comunidad internacional haga nada para evitarlo, también en Libia, las guerras tribales y el caos político surgido tras la derrota y muerte de Muammar Gaddaffi, instigada principalmente por Francia, han motivado el surgimiento de grupos islamistas que ahora también han jurado lealtad a la causa del ISIS y de Al-Qaeda.

El que las fuerzas de Abú Bakr II Al Baghdadí estén presentes en Libia, frente a Italia, es preocupante. Hasta ahora, no se lo toman en serio, pero creo que es una amenaza real que no debe ser tomada a la ligera; como prueba está lo ocurrido en París contra Charlie Hebdo, y hace pocos días, en Coopenaghen, capital de Dinamarca, esto demuestra que la estrategia a seguir por los islámicos será irregular y a base de aguijonazos, con ayuda de las quintas columnas con que cuentan en las comunidades de inmigrantes radicadas en Europa. A base de esos aguijonazos lograrán infundir un clima de terror e inseguridad en el Viejo Continente, mientras que apuestan a que la política de los gobiernos europeos será tendiente al apaciguamiento con concesiones a las comunidades musulmanas, en vez al combate contra el Islam.

El discurso el otro día de Obama en la Cumbre contra el Terrorismo en Washington refleja esto: no se achaca al Islam la causa del terrorismo pese a las suras del Corán que llaman a la conquista y a la guerra contra el no creyente en la doctrina mahometana, sino se busca las causas ordinarias de siempre para todo movimiento social: la pobreza, el desempleo, la desigualdad, etc., pese a que, por ejemplo, el autor del atentado contra la sinagoga danesa fue realizado por un musulmán con alto nivel educativo, buena posición social y con trabajo seguro. Es una cuestión ideológica y no es una cuestión social o económica, más cuando se ve que muchos militantes vienen de economías altamente desarrolladas en el mundo musulmán: Arabia, Emiratos, Qatar. Entre tanto, nadie parece querer entrar en combate por tierra contra el ISIS, lo que aseguraría su derrota, ni siquiera el bravucón discurso de Abdallah II de Jordania en que clama vengar al piloto bárbaramente quemado vivo por las fuerzas del autonombrado Califa, ni los desafíos lanzados por los militares egipcios, de nuevo en el poder y distanciados de su otrora aliado EUA tras el fiasco de la "Primavera" que les derribó transitoriamente del poder, llegan a amenazar realmente a la aventura conquistadora desatada por el otrora miembro de la resistencia anti-EUA iraquí. Nadie se atreve porque nadie quiere hacer lo que realmente podría frenar al ISIS que es aliarse con Irán, pues nadie desea darle poder a la potencia persa. Quizá Obama y quizá las potencias europeas y regionales desean mantener vivo al Estado Islámico como un medio de debilitar a Irán a través de sus principales aliados regionales: los gobiernos de Siria y de Irak, o quizá pretendan usar esto como una baza para la negociación en torno al programa nuclear aqueménida.

De igual manera, los islamistas apuestan a la débil defensa o posición del Papa Francisco I ante la persecución del Cristianismo por parte del ISIS o Boko Haram, ha quedado patente el desinterés cuando no la verdadera hostilidad de los regímenes occidentales contra el Cristianismo, más al comparar con la defensa de Charlie Hebdo y su grosero y blasfemo humor, con los pronunciamientos en contra del exterminio de las comunidades cristianas que fueran fundadas por los mismos apóstoles en el Medio Oriente. A la Iglesia, lo mismo que a los Estados occidentales, les interesa más la buena relación con los musulmanes y evitar la guerra guiados por el falso pacifismo, antes que defender a aquellas comunidades con las que comparte --o mejor dicho: compartía-- valores en sus fundamentos.

Europa está en una situación muy complicada, como hemos dicho: por un lado, el martillo ruso golpeando desde el Norte y desde dentro a través de sus alfiles políticos, por el otro, el yunque musulmán al sur, para nada se trata de una situación fácil o que vaya a tener una solución meramente pacífica. Los europeos y también los norteamericanos deberían darse cuenta que hay veces que no queda otra más que luchar. Sigamos atentos.

7 de febrero de 2015

GRECIA: EUROPA HACIA LA RUPTURA / EBRARD Y LA LINEA 12


El triunfo del joven político griego Alexis Tsipras, dirigente del partido político Syriza de Izquierda radical (arriba, a la izquierda, junto al político español Pablo Iglesias, líder del partido también de extrema Izquierda Podemos) puede representar un parteaguas en la Historia reciente de la Unión Europea, muy convulsa desde el inicio de la crisis económica en 2008, incluso, puede ser el inicio de una serie de cambios políticos en los países del viejo continente que pueden llevar a la ruptura del bloque continental y también el fin de la hegemonía alemana al interior del mismo, hegemonía que algunos, en particular en el país heleno, es llamada como "Cuarto Reich" y que se sustenta en el control económico que, a base de deuda, ha venido ejerciendo sobre los países más débiles del bloque, en particular desde hace veinte años, tras la caída del Muro de Berlín, la reunificación y las convulsiones que llevaron a la división de la Unión Soviética, la sangrienta ruptura de Yugoslavia y los demás cambios.

Igualmente, Alemania aprovechó la expansión a mediados de los 80 de la Unión Europea con el acceso de países como España con una economía media, o francamente débil como Portugal, Grecia e Irlanda del Sur, para tejer sus redes financieras, mismas que resultaron más efectivas que la Kriegsmarinne del Kaiser Guillermo II hace 100 años o las Divisiones Panzer de Hitler en la 2a. Guerra Mundial para hacerse con el control del continente de manera incuestionable, y además, con la aquiescencia de los dominados, que voluntariamente aceptaron el ser inscritos en el bloque, mismo que comenzó siendo un simple acuerdo de libre comercio para convertirse en una especie de confederación burocrática que beneficia al más fuerte del conjunto y poco a poco, se convierte en una tiranía de tipo económico y del discurso de lo políticamente correcto; sin embargo, la situación poco a poco ha venido a decepcionar a los más débiles del bloque, que atraídos en un primer momento por las promesas de desarrollo económico, y un marco jurídico común de protección a los derechos humanos y del medio ambiente, entre otras, ahora se encuentran arruinados y sujetos mediante un endeudamiento exorbitante y el corsé de un pesado y oneroso entramado de instituciones y burocracias que subordinan las decisiones y las soberanías de los Estados europeos a los dictados de Bruselas, mismos que ahora, son vistos como reproducción de las decisiones tomadas en la Cancillería de Berlín.

Actualmente, es posible ver que en los extremos del discurso político europeo, tanto a la Derecha como a la Izquierda existe un enorme descontento con la Unión Europea, más allá incluso de los países pobres del continente como Grecia o de aquellos que han visto arruinadas sus metas y aspiraciones como España. Tal es el caso del mensaje antieuropeo del Front Nationale en Francia del que he hablado aquí en ocasiones anteriores. En el caso de Grecia, esto lo vemos tanto en el Partido Syriza como entre los Demócratas Nacionalistas y Amanecer Dorado, no es de extrañarse que Tsipras haya hecho alianza con los primeros para obtener los escaños necesarios para así obtener el puesto de Primer Ministro, entre tanto, los segundos, señalados como una partidarios de una ideología fascista, se han convertido en la tercera fuerza política del país.

Origen es destino: la situación de Grecia, que junto con Roma es la cuna de la herencia grecorromana de nuestros países Iberoamericanos, es muy similar a la de España, a la de Venezuela y también a la que nos estamos aproximando a llegar en México: entre los "Argivos" --como diría Homero-- el triunfo de esta coalición extraña de radicales de Izquierda, que predican un discurso más que marxista: populista, liberal extremo, y keynesiano, con ultranacionalistas ideológicamente contrarios a aquellos, es consecuencia también del hartazgo ante décadas, casi un siglo, de que el escenario estuvo dominado por los "partidos de siempre" como el PASOK de corte socialdemócrata, el Partido Comunista y el Nueva Democracia, en los que dominaban siempre los mismos apellidos: Papandréon, Venizelos y Samarás, y tuvieron un triste historial de corrupción, nepotismo, entreguismo a intereses extranjeros y simulación, además de una política paternalista y de "Estado de Bienestar" corporativista (extrañamente todo tiene un tufo a sistema político mexicano) todo lo cual contribuyó a meter a Grecia en la peor crisis de la Historia. 

Lo mismo sucede en España, donde se está dando el rápido ascenso del joven Pablo Iglesias reconocido por su imagen de hipster con su cabello largo y barba de candado, y su partido Podemos, al igual que su homologo heleno, con quien aparece en la fotografía con la que se abre esta entrada, maneja un discurso populista, aunque menos nacionalista, es más, nada nacionalista y también, al igual que el de Tsipras, muy semejante al mensaje Chavista y antieuropeo. Iglesias ha llegado a señalar incluso a plantear la salida de España de la OTAN en caso de llegar al poder.

Aunque el discurso de Iglesias, lo mismo que el de Tsipras no es más que el del típico joven adinerado que se mete a un café Starbucks y platica con otros amigos suyos dándoselas de un aire intelectualoide mientras sorben mokas y capuccinos, de cómo cambiar el mundo maldiciendo el capitalismo y señalando a EUA como la causa de todos los males del planeta, y que plantean como medicina el que "papá gobierno" asuma toda la responsabilidad de los problemas de los ciudadanos y sus gastos, --lo cual no es más que regresar a la misma ruta de medidas que provocaron la crisis-- y además, resulta muy preocupante que sus ideas se asemejen a lo que está ocurriendo en Venezuela; aunque las semejanzas no quedan ahí: al parecer, ambos movimientos, tanto el griego como el hispano, han sido financiadas con el dinero petrolero venezolano.

Así, ha trascendido que Iglesias y Podemos han financiado su campaña con dinero venezolano, y después, el joven hipster de la coleta, recomendó a su amigo el aqueo comunista que buscase financiamiento en Caracas de las generosas manos de Maduro, quien no cede en aportar dinero a sus amigos cubanos (algo que pronto dejará de hacer, dado que Obama ha aceptado hacerse cargo de la eternamente quebrada Cuba) y ahora también griegos y españoles, mientras el país sudamericano sufre carencias, mas eso no importa, todo parece ser parte de un plan.

¿Qué plan? Pues parece que estamos ante otro tablero del Juego de Tronos real cuya partida se está ejecutando: Rusia ha sido objeto de presión por la cuestión Ucraniana y las sanciones que los Europeos han implementado en su contra casi impuestas por Washington y Berlín, han emproblemado al Gobierno de Vladimir Vladimirovich Putin; sin embargo, éste es muy astuto y se ha señalado cómo ha estado apoyando a diversos partídos políticos a lo largo y ancho del continente, y en ambos extremos políticos: desde el Front Nationale o el UKIP en Francia y Reino Unido respectivamente, ambos movimientos conservadores y nacionalistas, o los mencionados partidos griego y español en el ala Izquierda, todos sin embargo hermanados por un punto en común: el rechazo a la Unión Europea y la denuncia de la existencia de un Cuarto Reich encubierto por el bloque continental. Venezuela se inscribe en lo que puede ser todo un plan orquestado desde Moscú como un intermediario financiero hacia las Izquierdas radicales, sustituyendo al papel que desempeñara Cuba en los años 60 a 80, ahora que la isla puede caer en la órbita de EUA de nueva cuenta, sin que a Putin le importe el destino de los venezolanos; finalmente, son solo piezas en el ajedrez global.

El plan puede tender a la ruptura de la Unión Europea y a debilitar la hegemonía alemana: Grecia, con Alexis Tsipras puede tener en sus manos el futuro del bloque continental que hasta hace 10 años parecía ir en camino de la integración; hoy, el futuro parece incierto, claro que, de llegar Podemos y Pablo Iglesias al poder en Madrid la situación se agravaría más, no solo por su oposición a los planes financieros de Bruselas, sino por la radicalización y división cada vez más profunda al seno de la sociedad ibérica, que puede llevar a una crisis política con el fin de la monarquía y el establecimiento de una III República tan caótica y extremista como la II en los años 30 y que se convierta en un factor de desestabilización muy fuerte para Europa.

Estemos al pendiente, en medios occidentales como Foreign Affairs predicen el inminente colapso y caída del régimen de Vladimir Putin en Moscú, pero algo me dice que el líder ruso está ahora con más control sobre los destinos de Europa que nunca a través de sus alfiles, pero no se han percatado de ello, creo que aún nos faltan por ver más capítulos de esta telenovela de descenlace incierto pero claramente dramático.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Ebrard:



Creo que nadie como el ex-Jefe de Gobierno del Distrito Federal Marcelo Ebrard Causabón representa la bajeza, la falta de escrúpulos, la petulancia, cobardía e irresponsabilidad de la clase política mexicana: es claro que la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México es un caso de corrupción extremo e innegable: los trenes comprados en España no correspondían o no eran compatibles a las vías diseñadas y construidas, el peralte de las curvas además era inadecuada, el material usado para rieles y balasto era de mala calidad, hubo compras a sobreprecio... y todavía, ¡Marcelo alega ser víctima de una conspiración política orquestada por la Presidencia de la República y por el Senador Manlio Fabio Beltrones, operador político del PRI en la cámara alta! No es de dudarse que la exhibición que se hace del otrora priísta y asistente de Manuel Camacho Solís en el gobierno de la capital a inicios de los 90 sea una venganza de Los Pinos por la exhibición que éste hizo de los conflictos de interés del Presidente Peña, su esposa y el Secretario de Hacienda Videgaray con la constructora HIGA a través de la periodista Carmen Aristegui, la vocera de la Izquierda; en ambos casos, hay que reconocerlo, no se trata de inventos ni cuentos, sino de revelaciones de las sucias prácticas de nuestros dirigentes en materia de obra pública.

Lo peor, y de eso podemos estar seguros, es que al final habrá un pacto: la Izquierda deja de meterse con el presidente y sus negocitos con las constructoras y a cambio el PRI deja de señalar a Marcelo como responsable, dejándole llegar a ocupar su curul de diputado ya sea por el PRD o por MORENA, y gozar de la inmunidad del fuero, así nadie será sancionado por nada, todo siempre fue con las mejores intenciones y lo que resulta evidente quién sabe quién fue el responsable... probablemente en realidad fueron alienígenas.

Pero a Ebrard además de esto se le añade el peso de los miles de niños no natos muertos en el vientre de sus madres tras la despenalización del aborto, los adolescentes muertos en el estúpidamente planeado operativo de la discoteca New's Divine y los policías federales linchados por las masas en Tláhuac, azuzadas por la Izquierda para evitar que los agentes descubrieran las redes de apoyo entre narco, pandillas y movimientos subversivos apoyados por López Obrador, se le suma también la promoción que ha hecho de los vicios y de los ataques a la familia y a la Moral con su apoyo al "gaymonio" o los excesos de Spencer Tunick, su cobardía que le ha impedido romper con el tabasqueño y su claro talento para humillarse, arrastrarse y ser usado por otros, y ni hablemos de favorecer intereses de cadenas comerciales a las que vendió vías públicas o el apoyo a manifestantes y vándalos en contra de los rivales o contrarios a su amo el nativo de Macuspana. En pocas palabras, estamos ante una verdadera escoria humana.

Cuando veo el caso de Ebrard y cómo saldrá seguramente impune de todo esto, y que orgullosamente exhibe su falta de vergüenza y que se trata apenas de un caso entre muchos de todos los partidos, francamente ya no sé qué queda, hemos llegado a un límite, solo falta ver qué pasa, cuando todas las alternativas se han agotado.