Buscar este blog

30 de octubre de 2008

JUDAS PRIEST EN GUADALAJARA





Judas Priest es sin duda uno de los grupos de rock más importantes e influyentes de la Historia de este género musical en la segunda mitad del siglo XX, se encuentra al lado de bandas tales como Led Zeppelin, Black Sabbath y Deep Purple como las iniciadoras del movimiento musical conocido como Heavy Metal y Hard Rock y al lado de agrupaciones posteriores pero igualmente influyentes como Iron Maiden, Def Leppard, Metallica o Guns and Roses, mismas que definieron un estilo y dejaron una trascendente influencia en la escena musical actual que puede reconocerse en bandas como Hammerfall, Therion, Stratovarius, Rasmus, Nightwish y otras, principalmente pertenecientes a la actual ola escandinava.



Qué más se puede decir, fue un privilegio y un honor estar presente en ese concierto y presenciar un espectáculo impresionante, lleno de virtuosismo y entrega sobre el escenario por parte de un Rob Halford que mantiene a pesar de los años una de las voces privilegiadas dela historia del rock de Glen Tipton y K.K. Downing que demuestran ser verdaderos genios de la guitarra poseedores de un talento insuperable incluso para músicos de formación sinfónica como Luca Turilli, Chritopher Johnson o Emmpu Vuorinen, e un discreto pero sólido bajista como Ian Hill y de un baterista imponente y certero como Scott Travis: la prensa tapatía, normalmente refractaria ante este género musical acudió al concierto consciente del status de superestrella que tiene este grupo y fue unánime al dedicar planas enteras a reseñar lo acontecido en la Arena VFG colmando de elogios a una banda que ha trascendido generaciones y se mantiene tan vigente como en los años 70 y 80 gracias a su impresionante calidad en sus grabaciones de estudio y su extraordinaria potencia en sus presentaciones en vivo.



Como una muestra de lo que se dice quería adjuntar a este postel vídeo que grabé de la interpretación de uno de sus himnos más conocidos: Breaking the Law, pero no sé que ocurre que aunque lo subí a la computadora y se ve perfectamente, no lo puedo adjuntar al post, me sale que un error. En fin, si logro solucionar este problema después, subiré los videos que tomé.


Previo al concierto de Judas Priest se dió la presentación de la banda de Trash Metal Testament, que rindió merecido homenaje a las Chivas Rayadas del Guadalajara, (jajajaja, mayor aliciente para mi orgullo chiva) además de presentarse un detalle chusco:









En la parte inferior izquierda se ve a un vendedor de algodones de azúcar, (esta foto es minutos antes de la presentación de los californianos trashers) lo más increible es que mientras Testament machacaba al auditorio con su poderoso trash y el slam reinaba en la parte baja de la arena, el vendedor con su suave y dulce mercancía continuaba su recorrido en busca de compradores para tan infantil golosina, más propia de un concierto de Belanova que de un espectáculo metalero... no puede más que calificarse esto como algo realmente irónico y hasta poético.







25 de octubre de 2008

LA PARANOIA DEL AMERO--TEORIAS DE LA CONSPIRACION I



video



Recientemente se ha desatado vía Internet una verdadera psicosis colectiva referente a la pretendida formación de una "Unión Norteamericana" conformada por la integración de Canadá, Estados Unidos de América y México en un bloque similar a la Unión Europea como forma de salvar la tambaleante economía norteamericana ante una crisis económica tanto o más desastrosa que la de 1929 y crear una tabla de salvación ante el derrumbe global, eliminando el dollar, el dollar canadiense y el peso mexicano, para establecer una moneda que, al ser elaborada con metales preciosos, en una regresión al Mercantilismo del siglo XVI (del que no hemos salido en México) y a los peligros del atesoramiento valdrá por sí misma, por lo que quedará a salvo de los vaivenes de los mercados. Entre tanto, el mundo entero, y principalmente China, se iría al caño, ante la desaparición del dollar americano, moneda de referencia sin igual.



El origen de esta "Teoría de la Conspiración" es el reportaje realizado por Hal Turner, ex locutor de radio en EUA difundido en un vídeo de Youtube que se muestra al inicio del presente post, lo que ha causado una verdadera histeria masiva; huelga decir que la forma en que se maneja la situación en el video de Turner es ampliamente negativa, y no es para menos, de darse una integración como aquella sobre la que habla, el gran perdedor sería EUA... pero el gran ganador sería México, sin dudarlo.



Así que en este post trataré de dilucidar qué tanta verdad y qué tanta exageración o sensacionalismo existe detrás de esto, a petición de mis tres lectores (ya me oí como Germán Dehesa, al menos no hablo aquí de mi vida personal o de a qué jugué con mi sobrino en su última visita), la verdad creo que puede haber algo de verdad en esto, pero también creo que un 80% de lo planteado por Turner y otros "conspirólogos" resulta falso.



En un artículo que escribí hace unos 2 años para una colaboración en una pequeña revista destinada a estudiantes universitarios y la vida social juvenil publicada en Taxco, Guerrero, hablé acerca de que nos encontramos ante una "Era del Mito" en que, ante la incertidumbre generada por la caótica situación que inició desde el 11 de septiembre del 2001, se busca una explicación para todo y se buscan culpables: de ahí el éxito que han tenido algunas obras de literatura popular como "El Código Da Vinci" y un sinnúmero de obrasque han surgido buscando códigos ocultos, mensajes secretos, grupos y sociedades de hombres altamente encumbrados que detentan el poder en sus manos y son causantes de todos los problemas del mundo, así como presuntas profecías mayas, aztecas, egipcias o de cualquier otra civilización antigua, a más exótica más mística y con mayores poderes de clarividencia.



Todo esto es generado por la enorme incertidumbre, duda y miedo que existe, como nunca antes al futuro. Como acertadamente Michael Moore retrata en Bowling for Columbine, no solo en EUA, sino en todo el mundo occidental, al menos, se ha generado un clima de terror: la TV nos genera miedo, a través de noticiarios que difunden solo hechos negativos y a más sangrientos, mejor, hasta a programas de TV: si uno se quedara con la imagen proyectada por series como CSI, como lo habíamos dicho en un post anterior, uno se quedaría con la idea de que en EUA los homicidios son extraordinariamente frecuentes, que uno debe visitar sus ciudades cuidándose la espalda y enamorarse es exponerse al peligro de acabar como alfiletero o vaca en el rastro, y en realidad es mucho más alto el índice de violencia en cualquier país latinoamericano como México, Venezuela o Colombia a la república angloamericana.



Esta cultura del miedo genera naturalmente la desconfianza y la sospecha perpetuas, y de ahí deriva el buscar conspiraciones ocultas, manejos debajo del agua y negocios "en lo oscurito", ante autoridades que gozan de una escasa credibilidad, porque así se lo han ganado, la mente popular genera teorías a veces demasiado fantásticas acerca de lo que ocurre. Pero a veces, pueden tener cierta base de verdad.



En este caso, la presunta integración norteamericana queda ligada, según las teorías manejadas por Turner y el ex-precandidato Republicano Ron Paul al llamado plan del "Nuevo Orden Mundial", del cual yo ya he oído hablar y leído algunos libros, pero siempre habrá que distinguir el grano de la paja.


Así, es indudable que pese a que nos encontramos en un "mundo democrático" en el que se busca transparentar y hacer accesible al público la toma de decisiones por parte de los gobernantes, es indudable que el arcana imperi, el secreto de Estado sigue existiendo y seguirá existiendo, pues muchas veces es necesario por cuestiones de seguridad o para mantener el orden público evitando el pánico entre los ciudadanos, máxime en situaciones como la actual de gran volatilidad económica; pero también es innegable que muchas veces intervendrán en las decisiones a tomar por el gobernante intereses de diverso tipo, y es donde entran las llamadas "elites del poder" o grupos de presión que actúan de las más diversas formas y a través de los más diversos instrumentos.


Ahí es donde entra lo que yo he leído con anterioridad acerca de la pretendida "Unión Norteamericana" y del "Nuevo Orden Mundial" y donde tenemos que hablar de organizaciones como la Masonería a la cual se le relaciona con estos proyectos. Sobre la Masonería se ha escrito mucho, tanto en sentido positivo como en sentido negativo, pero ha habido muy pocos estudios escritos con seriedad y por gente que de verdad se ha avocado a estudiar a esta agrupación: entre ellos se encuentran el historiador español César Vidal con su obra "Los Masones" y el mexicano Roberto Blancarte y su obra "Masones en México".

Además de ellos, recientemente han aparecido otras obras que hablan acerca de los aspectos menos conocidos de esta organización, como es la cuestión de los Illuminatique viene a ser la secta masónica más poderosa y de mayor jerarquía en su particular mundo, y las investigaciones que sobre el Club Bildelberg ha hecho el periodista canadiense de origen ruso Daniel Estulin.

¿Qué es la Masonería? Evidentemente y a pesar de que le niegan ese carácter, se trata de un culto religioso, ni duda cabe, finalmente, su doctrina llena todos los elementos de una religión: cumplimiento de ceremonias rituales, culto a una divinidad "el Gran Arquitecto del Universo" y una doctrina acerca del perfeccionamiento humano y la trascendencia de la persona más allá de la muerte. Los masones se reúnen en templos y cumplen una serie de ceremonias y tienen ministros de culto organizados jerárquicamente.

Sin embargo, a diferencia de las religiones tradicionales, los masones son un culto esotérico-gnóstico, que viene de una línea que arranca con los cultos mistéricos tan propios de religiones orientales como la egipcia y muchas de Asia Menor, como el culto a Isis, a Cibeles y a Atis por ejemplo, y que a pesar del Islam, han sobrevivido; hoy en día en Medio Oriente se practican cultos de este tipo como el Yezidismo (veneración a Melek Taus, esto es, el mismísimo diablo, entendido como una divinidad benéfica) por cierta parte de los Kurdos en el norte de Irak, los Druzos en Israel y Líbano y una corriente de la religión musulmana con gran vigencia todavía en nuestros días en Turquía y en partes de Irán: el Islam Sufi.

En Occidente, desde los inicios del Cristianismo hubo corrientes que intentaron convertirlo en un culto gnóstico, siendo desacreditadas la mayoría sin que cobraran gran fuerza, con excepción de los Cátaros, que en tiempos recientes han sido convertidos en los mártires de la intolerancia católica, según se pretende mostrarlos: la realidad es que los cátaros tenían bien poco de mártires y sí mucho de instrumento político, y su supresión obedeció más que nada al proceso de consolidación de la monarquía francesa en detrimento de los señores feudales que apoyaron a esta secta.

Los cultos esotéricos como los Cátaros, Druzos o Masones se caracterizan por un profundo elitismo, en que se trata de una enseñanza que se reserva a sólo unos cuantos que se consideran, son los únicos con la capacidad para ser dignos de ella: al resto del pueblo, le corresponde, por así decirlo, callar y obedecer; se dirá, "bueno en el catolicismo también hay un clero con una enseñanza especial en el seminario", sí, pero la enseñanza de la doctrina está abierta a todo el mundo, las obras de Santo Tomás se pueden consultar, lo mismo que el catecismo de la Iglesia, las encíclicas de los Papas se dirigen al público en general y cualquiera podría tener la misma formación teológica que un sacerdote sin tener los órdenes; esto no pasa en la jerarquía de las logias, donde los conocimientos de un grado superior no pueden ser conocidos por los de rango inferior, a menos que sea iniciado, esto es, que se le declare digno de poseer tales conocimientos.

Los cultos gnósticos además se manejan, para evitar que el conocimiento que se posee sea divulgado a personas ajenas al culto, a través del secreto y el simbolismo, razón por la cual, a partir del siglo XVII, los partidarios de estas doctrinas religiosas y opositores a las monarquias absolutas de Europa se agruparon en los tradicionales gremios de albañiles que ya se manejaban en una forma similar, sobre todo para evitar la divulgación de los secretos profesionales, naciendo así la "Masonería Especulativa" como una mescolanza de ideas provenientes del catarismo, la pretensión de ser los herederos de los injustamente suprimidos Templarios, influencias de los cultos druídicos escoceses, pues fue en Escocia donde surgió este movimiento, racionalismo (lo que resulta bastante contradictorio, pues mucho del catarismo y otras ideas gnósticas son altamente irracionales) y una gran ambición por alcanzar el poder político, bajo el manto de las antiguas tradiciones y simbolismo de los "ñiles" que construyeron las grandes catedrales góticas, mismas que están llenas de un gran simbolismo, pero de un simbolismo cristiano.

La Masonería se dividió de inmediato en diversas corrientes y sectas o logias, primero se dió la división entre los Escoceses, la corriente original, y los Yorkinos, surgida después, así como la distinción entre Masonería Regular: deísta que identifica al "Gran Arquitecto" con Dios, y la Irregular, atea que ve en el "Gran Arquitecto" al ideal a alcanzar de que el hombre con su razón es capaz de construir su realidad. Con el tiempo, las sectas masónicas se multiplicaron al tiempo que alentaban movimientos revolucionarios y transformaban a las monarquías en repúblicas o regímenes "democráticos" donde sus cuadros podían ocupar puestos en el poder.

Así, el día de hoy se habla del poder que ejercen muchas de estas organizaciones: en México, los masones han controlado este país prácticamente desde la independencia, siendo las luchas entre conservadores y liberales en realidad una especie de guerra religiosa entre escoceses y yorkinos cuyos motivos se esconden en las brumas del secreto masónico (aunque la causa real sería el control del poder) y después de la Revolución todo Presidente debía ser grado 33 del Rito Yorkino, algo así como ser sumo sacerdote. EUA fue fundado por masones y es, probablemente, el primer gran experimento social de la Historia, teniendo un papel importante en ello la fundación de los illuminati, en el mismo EUA, han aparecido en el seno de universidades sectas masónicas como los Skull and Bones en Yale y a la que pertenece George W. Bush. Y ¿qué decir de la Sociedad Thule de donde surgió el símbolo de la Swastika y el apoyo incondicional a Hitler? ¿o de las SS que fueron organizadas por Himmler como un verdadero ejército masónico con ritos, iniciaciones y símbolos?

Pero además se habla de que existen dos categorías de la masonería, la Visible, que está constituida por todas las sectas y logias que oficialmente existen y la Invisible, a la que pertenecerían los rangos más altos salidos de las sectas visibles para conformar una especie de ONU de la masonería: su organización más alta sería precisamente el Club Bildelberg, que más que un club es una serie de reuniones a las que año con año, desde 1950, acuden los personajes más encumbrados de la política, finanzas, medios y cultura del mundo, llamado así por el hotel en Holanda donde fue la primer reunión, auspiciada por la familia real holandesa.

Según se plantea, y como César Vidal cita documentos y libros de la Masonería, escritos por uno de los masones más encumbrados en EUA durante el siglo XIX. Edward Pike, los masones más altos de la masonería visible y los miembros de la invisible serían luciferianos queno es lo mismo que satánicos, pues el satánico venera al diablo por su maldad, el luciferiano, como los Yezidistas, plantea que el diablo es bueno y luchó por la libertad contra Dios, el opresor.

Independientemente de lo anterior que en un clima de respeto por las creencias y libertad de cultos sería válido, lo nefasto de las organizaciones masónicas y que tienen que ver con las teorías de la conspiración es que han servido más que nada para la generación de la corrupción y el influyentismo en todos los países donde han ejercido el control, como en México: el espíritu de secta y de ayuda entre los miembros contribuye a la crispación y división política, así como al nepotismo y al tráfico de influencias; así, la teoría de la conspiración radicaría en que estos sres. del Club Bildelberg estarían planeando un megarreparto del mundo para beneficiar sus muy particulares intereses políticos y económicos en el mayor acto de corrupción de todos los siglos, y aquí es donde radica un tanto la exageración del alcance de lo que pudieran planear.

Aquí están dos libros en los que se puede encontrar información respecto a la pretendida Unión Norteamericana y el Nuevo Orden Mundial: El Club Bildelberg de Daniel Estulin y Las Profundidades de Satanás de Luis EduardoLópez Padilla, éste último es un teólogo (para los egresados de la UP Guadalajara, hermano de Juan López Padilla, quien es famoso por sus conferencias sobre el noviazgo y se parece a San Nicolás o Santa Claus) que ha sido desacreditado por la Iglesia dado que pertenece a la corriente de los milenaristas, esto es, de aquellos que pretenden leerle la mente a Dios Padre y determinar con exactitud nostradámica la fecha y hora del fin del mundo cuando Cristo mismo dijo que ni él, Hijo de Dios, sabía el día y la hora por que es algo que sólo el Padre Eterno sabe.

El libro de Estulin pretende ser una investigación seria y documentada: es una realidad que el Club Bildelberg existe y se reune periodicamente, y él logró que hace unos años hubiera un despliegue periodístico alrededor del lugar cercano a Vancouver donde tuvo lugar una de sus reuniones, identificando entre los asistentes a Rockefeller, Kissinger, la reina Beatriz de Holanda y el príncipe heredero, el príncipe heredero de Bélgica, el duque de Edimburgo, Juan Luis Cebrián (editor de El País), Bill Clinton, Tony Blair, George W. Bush, Dick Cheney, y un largo etcétera.

El libro de López Padilla tiene una primera parte excelente donde el hombre destila un conocimiento teológico impresionante, sobre todo que no teme entrar en el escabroso terreno de la demonología; la segunda parte, sin embargo, es un desastre y uno comprende porqué ha sido desacreditado: parece que la escribió Jaime Maussan y salen bailando desde la Atlántida, pasando por los Mayas y ¡hasta los marcianos y demás extraterrestres! todos ellos tienen en común el haber sido o ser satanistas y señala el 2012 como fecha de la llegada del anticristo proclamando la paz universal con ayuda de visitantes intergalácticos que son servidores del demonio... excelente argumento para un eventual relanzamiento de los "Expedientes X" Chris Carter debería leer ese libro.

Lo que tienen en común estos libros es que plantean que la idea central de los Bildelberg es construir un "Gobierno Mundial" proceso que iniciaron con la ONU y la Unión Europea tras la II Guerra Mundial, pero ambas guerras mundiales como el marxismo y la Revolución Rusa, parte del plan para hacerse con el control del mundo. La crisis económica sería un paso necesario para la construccion de mecanismos de integración que llevarían a la creación de este sistema mundial.

Sin embargo, esto me parece una exageración: no dudo que los Bildelberg hagan multitud de negocios sucios en sus reuniones, pero la actual crisis, antes que contribuir a la integración está contribuyendo a relanzar al Estado Nacional, tal y como se lee en el último artículo de Stratfor que me llegó: a pesar de las reuniones y de los esfuerzos dentro de la Unión Europea, cada país se las está apañando como puede casi sin el concurso de los otros más que en notas marginales. En otros aspectos, se está dandoun renacimiento de la idea de la seguridad nacional y del control territorial propio del siglo XIX: la cuestión georgiana, finalmente, mostró la desunión subyacente en Europa y en la OTAN: mientras Inglaterra como perro faldero de EUA exigía sanciones contra Rusia, Italia y Alemania se alinéaron de inmediato con el gigante eslavo, Europa Oriental ha demostrado no sólo ser un lastre para la OTAN y para la Unión, en materia económica, sino que han demostrado que buscaron su integración para tener quien los cuidara del golpeador del barrio, esto es, Rusia, y se manifiesta como EUA a través de la expansión de la Unión y de la OTAN ante la desunión europea y la comparsa inglesa, hace todo lo posible por evitar la integración del continente.

Y aquí vamos con la pretendida integración norteamericana: es muy probable que sí se haya planteado esto, pero a largo o larguísimo plazo: la UE se encuentra todavía en proceso de integración desde 1956 y no fue sino hasta el 2000 que llegó la unión monetaria ¿podrá ser así de facil la integración monetaria de Norteamérica como para que en enero el Amero entre en circulación? ¡Ni que fueran enchiladas! En la situación actual, incluso, se plantea que los países europeos más afectados por la crisis como Irlanda, España y Grecia, abandonen el euro y regresen a sus monedas antiguas para soltar lastre del Banco Central Europeo, como ayer lo decía "Libertad Digital".

El caso de Europa ilustra como EUA ve por su interés nacional: ¿será de veras tan de buen corazón como para, en una situación en que apenas puede con su alma por que no tiene recursos, tenderle un salvavidas a México y subsidiar su economía para emparejarla con la propia y la canadiense como hicieron los europeos con Portugal, Grecia e Irlanda? México sería el gran ganador de una integración así, mas no los norteamericanos, la entrada de mano de obra barata sin trabas dejaría sin empleo a muchos americanos que además con sus impuestos estarían pagando el desarrollo de Chiapas, por así decirlo, por lo que el proyecto suena más que irrealizable en el corto plazo.

La realidad es que no estamos en camino a un "gobierno global": las instituciones internacionales están precipitándose en un abismo cada vez más profundo, la ONU está desprestigiada y hecha a un lado por los INTERESES NACIONALES y hegemónicos de EUA, la Unión Europea está en crisis, lo mismo que la OTAN, lo que sí, y que no es nada deseable, es que en realidad estamos volviendo a la época de los Estados Nacionales y del Equilibrio del Poder, un síntoma patente de esto es el regreso de la piratería como en los gloriosos tiempos de "Jack Sparrow" en las costas africanas y su probable trabajo para perturbar los intereses de ciertas potencias; los piratas somalíes han mostrado preferencias por robar barcos rusos que transportan armamento para los genocidas sudaneses en Darfour, razón por la cual Putin envío una flotilla al más puro estilo de la España del siglo XVII para darles caza a los filibusteros que interrumpen el "pacífico" comercio de armas.

Pero eso sí, de que los "albañiles cósmicos" tiene intereses oscuros y han tenido mucha responsabilidad con sus trasnochadas ideologías y tejemanejes del poder y la corrupción sobre países como el nuestro del actual clima de decadencia e inestabilidad eso es indudable. ¿Cuál sería el antídoto? Aplicarles la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público y, como han hecho en Italia, prohibir el secretismo de estas organizaciones haciendo públicos quienes son sus miembros: si son una organización filantrópica, como dicen, no tienen nada que temer ni razón alguna para andar en secreto, además de que tendrían plena protección a su libertad religiosa.

Si se aplicara la Ley, se tendría que imponer a los Grandes Maestros y Sublimes Príncipes y demás jerarcs masones la prohibición de participar activamente en la política... la cosa sería que muy probablemente los partidos políticos se quedarían sin dirigentes y sin muchos cuadros... quizá sería algo bueno.

22 de octubre de 2008

EL FRACASO DEL PAN



La situación en nuestro país y en particular del estado de Jalisco resulta ser desastrosa hoy en día, no cabe duda que, como nunca antes, la inseguridad, la corrupción, el nepotismo y la ineficacia y la ineficiencia gubernamental se han hecho presentes en nuestro entorno. Ni en los tiempos más aciagos del PRI se había logrado estos niveles de desórden que vivimos día con día, desórden que nos afecta en nuestra vida diaria porque el país ve truncadas sus posibilidades de desarrollo y las personas en lo particular, ven frenadas sus esperanzas en el futuro y se enfrentan, a toda hora, en todo lugar y cada día a innumerables obstáculos y problemas que no tienen solución, precisamente por que las instituciones destinadas a solucionar tales problemas: las instancias gubernamentales, no dan la solución, antes bien, parecieran provocar problemas aún mayores.


¿Qué es lo que ha pasado? la Sociedad Mexicana se había cansado de un régimen de setenta años de autoritarismo y de inmovilidad política ante un solo partido que había ejercido durante todos esos años la más completa hegemonía en todos los órdenes de gobierno y que, sobre todo en los últimos años del régimen, se caracterizó por resolver sus disputas internas a fuego de pistola, como lo indicaron los asesinatos de Ruiz Massieu y de Colosio, además de las graves crisis económicas que aquejaron a la nación desde 1982 y que pusieron en duda la eficacia del sistema para hacerles frente; más aparte la "leyenda negra" hábilmente instrumentada por Zedillo en contra de Carlos Salinas a fin de hacerlo responsable por los escalabros económicos de 1994-95 por ello, la gente fue permeable a los cantos de sirena del "cambio" emitidos por Vicente Fox, para finalmente caer en la más absoluta decepción ante un presidente frívolo, cuya agenda y vida personal importó más que el bienestar del país y que sumió al gobierno en una parálisis que devengó en el agravamiento de los problemas más serios, como el narcotráfico, el deterioro ambiental, la inseguridad, y sobre todo, la corrupción e ineficacia gubernamentales.
¿Qué es lo que sucedió? En primer lugar, se trata de la triste historia de un partido político que luchó 60 años por llegar al poder y cuando finalmente llegó la oportunidad de tomarlo, no estaba preparado para ello, careciendo de los mejores hombres necesarios para estar a la altura de los tiempos y de los instrumentos necesarios para el ejercicio efectivo de la autoridad.
Y es que el PAN fue fundado por grandes intelectuales como Manuel Gómez Morín y Efraín González Luna, así como con la participación de José Vasconcelos, el legendario Secretario de Educación, los tres participaron también en el movimiento revolucionario, por lo que podemos decir que en el PAN se incluyó, si se quiere, al "ala derecha" de la Revolución Mexicana, (uniéndose incluso la familia de Francisco I. Madero) mientras que el PRI aglutinó al centro y a buena parte de la izquierda; estos intelectuales participaron en el "Ateneo de la Juventud" junto a figuras tan disímbolas como Lombardo Toledano, Alfonso Reyes o el Dr. Atl; al consumarse la lucha armada, participaron de los gobiernos revolucionarios, siendo los casos más claros Gómez Morín como Director del Banco de México y parte central en la reforma a fondo de la legislación mercantil y financiera mexicana, y Vasconcelos, como impulsor de la política educativa y cultural del nuevo régimen; sin embargo, no tardaron en romper con éste y fue así como surgió el PAN, sobre todo cuando, en la época de Lázaro Cárdenas y su discurso populista-socialistoide, parecía que el país se escoraba demasiado hacia la izquierda, lo que no fue más que una fachada: bien es sabido que los Cárdenas se convirtieron en los magnates caciquiles de Michoacán y que si tienen inclinaciones comunistas son iguales a las de Deng Xiao Ping o Hu Jintao (ser rico es la gloria socialista, diría el primero).
El PAN surgió como un partido netamente de oposición que se autoimpuso la labor de ser algo así como la conciencia del régimen y denunciar los errores, defectos y abusos de las administraciones priístas; realmente no se trató de un partido que se propusiera seriamente la conquista del poder: su misión era contribuir a la educación política de los ciudadanos, ante una visión un tanto pesimista del futuro en que se veía como hecho innegable la consolidación del PRI como el régimen político de México ad seculum seculorum, por lo que al PAN no le interesó nunca convertirse en un partido que atrajera a grandes masas, no le veía el caso a hacerlo, y esto motivó que el partido creciera muy lentamente y se afianzara como patrimonio de unos cuantos, provenientes de la clase empresarial de Monterrey, Jalisco y Guananjuato, y que atrajera sobre todo a personas de la clase media; esto actualmente, está cobrando facturas y a un precio muy alto. La situación continuó así hasta 1988, en que la exitosa campaña de Manuel J. Clouthier demostró que el PAN sí era capaz de convertirse en una real opción política y capaz de atraer a buena parte del electorado mexicano, y a partir de entonces se dió el ascenso que culminaría 12 años después con el triunfo de Fox.
Pero también empezaron a reflejarse las fallas y defectos que han terminado por hacer de los gobiernos panistas un desastre absoluto: primero que nada, no se reformaron los estatutos a fin de que el PAN pudiese conseguir una masa mayor de militantes que permitiera formar cuadros y dirigentes capacitados para ejercer cargos públicos, sino que el partido siguió en manos de grupos familiares, lo que conduciría necesariamente, a la llegada al poder, al nepotismo más evidente y desvergonzado, porque simplemente, no hay de dónde escoger a más gente, y segundo y quizá lo más grave, al ver el éxito del PAN, muchos empresarios aruinados y gente aprovechada vieron la posibilidad de medrar en la política y ofrecieron con su ingreso al PAN una fuente de financiamiento que no podía rechazarse, al ingresar al partido a través de asociaciones como el DHIAC (Desarrollo Humano Integral, A.C.) pronto se hicieron con el poder, desplazando poco a poco de los puestos directivos a personalidades del panismo tradicional como Luis H. Alvarez, Carlos Castillo Peraza, la familia de González Luna, los Madero, etc. Mucho más pragmáticos, decidieron hacer a un lado la doctrina y la ideología del partido y lanzarse a exitosas campañas electorales a través de la demagogia más descarada, y ahí es donde tendríamos que aparece Vicente Fox en Guanajuato y se daría la entrada, en Jalisco, a personajes tales como Fernando Guzmán, César Coll, Daniel Ituarte y... Emilio González.
En Jalisco, este grupo "neopanista" postularía como candidato al gobierno del estado al carismático pero cabeza hueca de Alberto Cárdenas, cuando el candidato natural del partido habría sido Gabriel Jiménez Remus, quien partiría años después exiliado como embajador a España al más puro estilo priísta en el que los puestos diplomáticos servían como lugares de destierro para políticos incómodos. Cárdenas, con las secuelas del 22 de abril, la muerte del cardenal Posadas y la crisis económica ganaría con la mano en la cintura, pero precipitaría a Jalisco en el abismo más profundo del que todavía no sale; es más, me atrevo a decir que cada vez se hunde más en él, y es que Alberto Cárdenas era probablemente un tipo bien intencionado, pero sin la capacidad ni la experiencia para el gobierno, por el contrario, se transformó en un instrumento de los "neopanistas" para sus corruptelas e intrigas.
Vicente Fox sería el caso quizá más patético: logra sacar al PRI de los Pinos, pero resulta ser un individuo al que le queda grande el saco de presidente: sin capacidad política, sin ideas claras más que un discurso demagógico, sin proyecto y de carácter débil que lo lleva a ser un sirviente fiel de su amante, vocera y finalmente esposa, Martha Sahagún, una mujer evidentemente desequilibrada como consecuencia de años de abuso a manos de su primer esposo, pero poseedor de un evidente carisma personal llevó a la presidencia de la república a las horas más bajas de su Historia: la corrupción creció a ritmo galopante, la falta de autoridad propició el surgimiento de grandes poderes fácticos, como los Medios de Comunicación, antes controlados por el sistema político, algunos líderes religiosos, y los Partidos Políticos se convirtieron también en los verdaderos dueños del poder; si antes se trataba de un solo PRI, ahora tenemos 3 además de una serie de minipartidos parasitarios que como rémoras en el tiburón, se encuentran a la espera de las migajas que los 3 grandes les dejen y como lampreas chupan al presupuesto como tales peces agnathos chupan la sangre de su huésped.
Por ahí sale el cuento del Yunque, supuesta organización fascista que se encuentra detrás del proyecto neopanista, ante esa fábula no cabe más que reírse, pues resulta ser un villano inventado por la Izquierda mexicana para exculparse por sus propias tonterías cuando llegue al poder; si deveras se tratara de una agrupación de corte neonazi o fascista la situación no sería como la vivimos, pues ya se habría puesto un orden y una severidad sin límites con un Estado policiaco, ¡brincos diéramos que así fuera! en realidad, se trata de una camarilla de gente sin escrúpulos, hipócritas además que, siguiendo la enseñanza maquiavélica y pretendiendo ganar para su causa el apoyo de la jerarquía eclesiástica finge un catolicismo ardiente, y que nada más ven por su proyecto personal, por experiencia, a mí me ha tocado ver cómo funcionarios panistas en sus pláticas se comportan como juniors o ejecutivos, con sus mismos gustos y diversiones y ajustados a un horario de trabajo fijo, sin preocuparse por la grave, gravísima situación del estado y del país que exige su completa atención y una permanente diligencia.
Mención aparte merece Felipe Calderón, actual presidente de la república, la verdad, ha dado muestras de que se trata de un hombre bienintencionado, honesto y personalmente capaz para la responsabilidad que ocupa; sin embargo, y en eso radica su mayor tragedia, el pobre hombre se encuentra sólo contra el mundo: por un lado tiene a la izquierda más fanática e irracional de todas en contra, que solo espera y desea su fracaso (¡y acusan a otros de ser traidores a la patria, cuando ellos esperan que la patria se hunda!) por otro, tiene a poderes fácticos extraordinariamente fuertes tras años y años de privilegios y prebendas bajo el esquema mercantilista del PRIato como son el SNTE y Elba Esther Gordillo, los sindicatos del IMSS y el ISSSTE, electricistas y petroleros, tiene que lidiar contra el narcotráfico que su antecesor dejó crecer hasta convertirse en un monstruo gigantesco e implacable, y por último, tiene que luchar contra su propio partido, convertido en un hatajo de corruptos e ineficientes: sin ir más lejos, tenemos administraciones municipales que son incapaces de pavimentar calles, de arreglar alumbrados públicos y hacer obras necesarias para evitar inundaciones, recursos hay, pero no se utilizan para el fin que están destinados, sino para fincar fortunas y proyectos personales.
Se habla de traer los Juegos Panamericanos a Guadalajara, pero la ciudad está cada vez más sucia, llena de graffitti y de edificios abandonados, la villa panamericana a construirse en el centro de la ciudad en una zona depauperada parece más un fraude inmobiliario, como en los que han participado otras administraciones en municipios tales como Tlajomulco y el Salto, donde la indiscriminada construcción de fraccionamientos ha llevado a inundaciones y afectaciones a las personas en sus patrimonios y vidas.
Hemos tenido el triste espectáculo de un Gobernador alcoholizado disponiendo del erario público como si fuera su patrimonio personal e insultando a todos aquellos que opinen diferente a él, vemos que crecen los conflictos y el organismo destinado para acercar la información pública a los ciudadanos se transforma en un ente mediante el que ciertos grupos de la Izquierda fresa de Jalisco trata de convertirse en un poder detrás del trono que muchas veces obstaculiza a las dependencias y funcionarios que quieren hacer su trabajo y actúa como golpeador a las órdenes del político más influyente de turno.
Se ha dejado crecer un cacicazgo desde la UDG que controla el espectáculo, el arte, la cultura y la Universidad más grande del Estado en pro de beneficios particulares, mientras se pierden puestos de trabajo e inversiones ante las pésimas condiciones, elevados impuestos y complicada tramitología existente para poner negocios.
Pero, a fin de ser justos, no es todo culpa del PAN, también PRI y PRD tienen mucha culpa, tras la caída del priato, que brindó una gran estabilidad al país y le permitió cierto desarrollo sostenido por muchos años, en México y Jalisco tenemos más representados todos los vicios de la Democracia que hace más de 2300 años criticaran Aristóteles y Platón. Los Partidos y grupos políticos se han repartido el control de todo, incluso han corrompido a los órganos de impartición de justicia que se integran repartiendo cuotas entre ellos y no seleccionando a los mejores y más capaces para el cargo: resultado, tenemos una justicia comprometida con intereses partidistas, corrupta y vendida desde un principio.
Pero lo peor, sobre todo, es que la corrupción ya se ha convertido en una forma de vida habitual en México: la gente, aunque no esté en el poder, se comporta en forma corrupta, aún llegue a ocupar un puesto en una asociación vecinal o en sus relaciones con los otros, busca abusar de otros y conseguir su mayor provecho... esto es lo más grave, la profunda degradación moral del mexicano, que se expresa desde en desordenadas relaciones personales que hacen que el 53% de los niños en México nazcan en relaciones fuera de matrimonio hasta la corrupción gubernamental y el crimen.
Los órganos legislativos no nos representan sino representan a los partidos y sus intereses... en fin, dice el dicho que mal de muchos consuelo de tontos, pero en México se viven los vicios que están aquejando a todo el mundo occidental y que sólo demuestran porqué Aristóteles criticó duramente a la Democracia como mala forma de gobierno y fue la Democracia la que condujo a la Civilización Griega al fracaso y está conduciendo a la nuestra a la misma debacle: ya hablé de España, pero ¿qué tal Francia con un frívolo egocéntrico como Sarkozy? ¿EUA ante el dilema entre un viejo traumado por Vietnam y un loco mesiánico? ¿O Sudamérica donde la Democracia ha desembocado en la Tiranía tal y como la Política del Estagirita lo señala?
El futuro es sombrío, que Dios tenga piedad de nosotros...

17 de octubre de 2008

MAS GALLEGADAS...

España me es muy querida por ser la tierra de mis lejanos ancestros y por ser probablemente, el país europeo con la cultura más vasta y rica, por eso me duele verla hoy en día en manos de fanáticos ideológicos de Izquierda que con tal de moldear a la Madre Patria a imagen y semejanza de sus ideas están incurriendo, con tal de hacer posible sus experimentos sociales, distraer a la población ante la pésima gestión económica y saldar cuentas de hace 70 años cuando la mayoría de los implicados en la Guerra Civil ya ha pasado a mejor (o peor) vida, pero quieren que las actuales generaciones permanezcan mirando hacia el pasado, reabriendo heridas e incubando rencores por conflictos que jamás vivieron.
Por eso, no es de extrañar que la Unión Europea se dirija a un fracaso estrepitoso en un futuro no muy lejano, ¿Cómo rayos van a lograr la integración continental cuando internamente se fomentan regionalismos idiotas como el gallego, el catalán o el vasco, el lombardo o el flamenco y se sueña con regresar a la división en feudos como lo prueba la aceptación de la independencia de Kosovo y se atizan las divisiones ideológicas entre "izquierda" y "derecha" que se creían superadas?
Como muestra de ello, tenemos al Juez Baltazar Garzón, que ha decidido echar a la basura su prestigio como defensor de los derechos humanos con un proceso para juzgar a Franco y a los demás responsables del bando nacional durante la Guerra Civil, exigiendo se acredite la muerte del dictador con la exhibición de su certificado de defunción (!) y haciendo un silencio absoluto sobre las masacres perpetradas por los Republicanos, en otras palabras, ha decidido seguirle el juego a Zapatero y demás izquierdosos.
La cosa curiosa es que estos izquierdosos "progresistas" están regresando a una práctica medieval como es el juzgar post-mortem, siendo el caso más sonado el juicio del Papa Formoso por su sucesor Esteban VI en el siglo XI, unos 3 años después de muerto: sacaron el cadáver de la tumba y lo sentaron en el tribunal, supongo que en este caso sería algo similar y tendrían que notificar y pedir la declaración de los generales Franco, Molá, Queipo del Llano y demás por ouija, o a través de un médium, quizá la legislación adjetiva penal española reconoce estos medios de comunicación procesal... sin duda, una ley avanzada. :D
Pero en fin, para más señas, está el siguiente comentario de César Vidal, uno de los pocos intelectuales españoles cuerdos que quedan:

Y luego que por qué dicen que los chistes de gallegos en realidad son anécdotas.

8 de octubre de 2008

POTENCIAS EMERGENTES I--RUSIA (ANTECEDENTES)

video


Los siguientes posts los dedicaré a hablar acerca de las potencias emergentes que parecen levantarse ante el ya evidente, por la crisis, declive occidental, y empezaré hablando sobre Rusia, el enemigo histórico y tradicional de EUA. Ya anteriormente hablé sobre China, al comenzar los Juegos Olímpicos, pero ahora toca hablar sobre la potencia eslava que tras la debacle vivida en los años 1989-1991, iniciada con la caída del muro de Berlín y culminada con la debacle del Imperio Ruso que había subsistido setenta años con el nombre ideologizado de "Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas" y que llevó a una década de los 90, presidida por Boris Yeltsin, que fue, simplemente, para olvidar, bajo un régimen inundado de corrupción, titubeante y enfermo como su titular, con la peste de los intereses oligárquicos y la amenaza de un desmembramiento aún mayor con el separatismo checheno.





Pero, como en toda historia, debemos empezar por el principio para entender qué podemos esperar del resurgimiento ruso, iniciado en 1999 con el advenimiento de Vladimir Vladimirovich Pútin al misterioso palacio amurallado del centro de Moscú, el Krémlin.









Se dice que cuando Napoleón estaba en su lecho de muerte, irónico dijo: "Les heredo dos monstruos: Rusia y Estados Unidos", esto no lo dijo en trance profético, sino consciente de la realidad del momento surgido tras su derrota: Rusia, lidereada por el Zar Alejandro I Pavlovich Romanov se había erigido como la gran vencedora tras que el cruel invierno de 1812-1813 sepultara a la mayor parte del "Gran Ejército" napoleónico, quedando como el verdadero árbitro del continente y sólo contrarrestado por Inglaterra, mientras los rusos se hicieron con el control del "hinterland" euroasiático, los ingleses quedaron dueños de los mares. Entre tanto, la distracción napoleónica había servido a la sobrevivencia y consolidación de EUA como país independiente, tras un fallido intento de reconquista por los británicos, que no pudieron tomar en serio la Guerra de 1812-1814 en la que pudieron quemar la Casa Blanca mas no controlar a plenitud a su antigua colonia y debieron abandonar la empresa ante la amenaza del corso. El crecimiento de EUA como nueva potencia quedaba seguro, aislado de los conflictos europeos.




Pero Rusia era ya percibido en 1815 como un peligro, como un Estado extraño a Europa a la que quería pertenecer, y sobre todo, como un Imperio regido por déspotas crueles y sanguinarios, un pueblo sometido y acostumbrado a la esclavitud y para colmo, bárbaro aún, pese a que el Zar y sus cortesanos acostumbraran hablar francés y asumir los modos de vida occidentales como retrata muy bien León Tolstoi en "La Guerra y la Paz" y que no era percibido por los europeos más que como una práctica de esnobismo.




Los origenes de esta visión, que no carece totalmente de justificación radica en la historia rusa, la cual es particularmente violenta y sangrienta, que parece una sucesión interminable de genocidios perpetrados por los propios gobernantes en contra de su pueblo. Todo comenzó cuando el vikingo sueco Riurik, en el año 862 es proclamado rey o Gran Duque por los eslavos de las riberas del Volga (un bárbaro gobernando a otros bárbaros) en lo que hoy es Ucrania y se funda la primer gran dinastía rusa, los Rurikovich que reinarían hasta el siglo XVII en que se extinguiría dando paso a los Romanov.




Rusia se convierte al cristianismo, pero al cristianismo ortodoxo por influencia del Imperio Romano Oriental en el siglo X bajo el reinado del Gran Duque Oleg, que reside en Kiev actual capital de Ucrania (de ahí que el nacionalismo ucraniano no sea más que un invento de inicios del siglo XX explotado por los comunistas primero y después por los intereses detrás del desmembramiento soviético) y con éste llegan dos factores importantísimos para la evolución posterior de Rusia: el Cesaropapismo, esto es, el sometimiento de la Iglesia al poder político y la "Christomímesis" practicada por los césares de oriente, que actuaban como verdaderos representantes de Dios en la Tierra, lo que llevó a plena realización el absolutismo imperial iniciado con Diocleciano. Si bien en el Imperio Romano esto era limitado por el vigor de su sistema jurídico y el sometimiento de la autoridad a la Ley, en la Rusia primitiva del Derecho consuetudinario no existían estos límites, y el gobernante se vió pronto rodeado de un halo sobrenatural y considerado como el "batiushka", el padrecito del pueblo.




Después Rusia pasó por una creciente expansión de su pueblo sobre las llanuras inmensas de Asia, lo que llevó a una división feudal: Rusia era entendida como un pueblo o una entidad única, pero dividida políticamente en varios principados, gobernados cada uno por un miembro de la familia Rurikovich: Kiev, Novgorod y a partir del siglo XIV, Moscú. Pero también sometidos al poder de los mongoles, el Khanato de la Horda de Oro o el Khanato de Kazán entre otros de los reinos mongoles contribuyeron a jalonar la historia rusa en una serie interminable de luchas y contiendas, además de las invasiones suecas y de los Caballeros Teutónicas, repelidas por uno de los primeros grandes gobernantes rusos: Alejandro "Nevski" (llamado así por la derrota que infligió a los suecos en el río Neva) que reinó desde Novgorod, para que, después de él, su hijo trasladara la capital del Gran Principado Ruso a Moscú, aunque también, Daniel Alexandrovich Rurikovich "Kalita" o "monedero" se caracterizaría por ser un fiel y brutal instrumento de los mongoles para la cobranza del tributo.



La construcción del Imperio Ruso no se daría efectivamente sino con la obra de los tres primeros zares y miembros más grandes de esta primer dinastía principesca: Iván III el Grande, Basilio III e Iván IV el Terrible. el primero de ellos contrajo matrimonio con la última princesa del Imperio Romano Oriental: Zoe, hija de Tomás Paleólogo, hermano del último emperador romano: César Constantino XI Paleólogo Dragasés Augusto. Con este matrimonio, Iván proclamó solemnemente que, ante la caída de Constantinopla bajo el poder islámico en 1453, Moscú se convertía en la nueva capital imperial de la verdadera cristiandad (la Ortodoxa) y asumía las insignias imperiales: el águila bicéfala, adoptada desde la época de Diocleciano como emblema de la división del Imperio en la tetrarquía: las dos cabezas significaban a los Augustos y las dos garras a los Césares de aquel particular sistema de gobierno y sucesión, pero que después simbolizó a Roma y a Constantinopla, partía a volverse el símbolo de las pretensiones universales del nuevo imperio, mismo que carecía de fronteras naturales: los Montes Urales y los grandes ríos como el Volga no son sino pequeños accidentes en una llanura inmensa que va desde el río Elba en las actuales fronteras entre Alemania y Polonia hasta el Océano Pacífico y hasta topar con el río Amur al sur, y con China. Los Rusos no tenían obstáculo alguno para su expansión salvo los mongoles islámicos y paganos al este y los pueblos persas y turcomanos islámicos al sur, o los católicos Lituanos y Polacos al oeste.



Iván III proclamó: "Moscú es la Tercera Roma y no habrá una cuarta" y aunque no sería su nieto el "Terrible" quien adoptaría oficialmente el título, él comenzó a ser llamado "César" que en ruso se pronuncia "Tsar" deformado en español como Zar y así asumía las pretensiones de ser el nuevo heredero de Augusto, con quien, por supuesto no tenía la más remota relación; aún así, los Rurikovich se fabricaron una genealogía fabulosa, que sería propia de Dan Brown, donde emparentaban con la casa de David de Israel y a la vez, con la dinastía troyana de Príamo, continuada a través de Eneas, Rómulo y en los Julio-Claudios romanos, así como en el primer emperador cristiano Constantino, aunque más tarde sí hubo parentezco entre Rurikovich y otras dinastías romanas como los Comneno y evidentemente, los Paleólogo.



Iván III se independizó de los mongoles y empezó a derrotarlos y a someterlos, obra que continuó su hijo Basilio III y que culminaría su nieto Iván IV, el más famoso de los zares, quien exigió una coronación imperial con el rito romano-oriental, logró que el Patriarca de Moscú lo fuera de todas las Rusias y se enfrentó a la nobleza y los últimos estados mongoles como Kazán, fue el verdadero centralizador del poder y fundador del Estado nacional ruso, y continuó la política de su padre y abuelo de acercarse a la lejana y herética Europa occidental católica y ya también protestante, pudiendo incluso llevar artistas del renacimiento italiano a Rusia, que embellecieron Moscú y el Kremlin, que dejó de ser un palacio de madera para volverse el imponente y tenebroso recinto de murallas rojas de hoy, así como edificó la Catedral de san Basilio en honor del Stárets u hombre santo así llamado que le vaticinó algunos hechos de su reinado.



Iván IV es el símbolo de lo negativo de Rusia y de cómo ha sido gobernada: un tirano paranóico, encerrado perpetuamente tras las murallas del Krémlin, que de niño ejecutaba perros aventándolos desde las torres, entregado a la "agüita" fermentada de centeno, el vodka, genocida que mandó exterminar poblaciones enteras que no le obedecían, como sucedió con los comerciantes de Novgorod que ejercían el comercio con Occidente, pero que, al temer que la ciudad fuera un punto de entrada a las ambiciones externas, la arrasó y encerró a Rusia en sí misma, creó el Estado militarista y policiaco con el primer servicio secreto de la historia, cuyos miembros lucían en los desfiles una cabeza de perro: símbolo de fidelidad total al zar y una escoba, símbolo de su capacidad de barrer con todo lo que encontraran a su paso.



el Terrible llegó a matar a su hijo y heredero en un acceso de furia. Todas las noches recorría los pasillos del Krémlin dando gritos, entre sus hazañas estuvo el haber violado a varias jovencitas, haberlas embarazado y a los 9 meses haber matado él mismo a los niños. Tras su muerte, el hijo que le sobrevivió fue un retardado mental y después vino la extinción de los Rurikovich. Tras un periodo de incertidumbre y desórdenes y la agresión polaca a Rusia que se saldó con la efímera ocupación del Krémlin, los nobles rusos designaron a Miguel III Romanov como nuevo Zar al iniciar el siglo XVII, con lo que inició esta dinastía de tan trágico final.


Vino después Pedro I "el Grande" quien viajó a Occidente y buscó adoptar la tecnología y el modo de vida europeo en Rusia, así como buscó convertir a este país en una potencia europea e interferir en los asuntos de Europa: Rusia, así, y en una forma similar a la Turquía de Atatürk en los años 20, el coloso eslavo traicionó su natural vocación como potencia asiática para convertirse en un intruso permanente en Occidente, un Occidente que nunca ha aceptado ni aceptará a Rusia como parte de su civilización, porque, sencillamente, no lo es: los mismos hechos de gobierno de Pedro ilustran esto: ordenó la modificación de las costumbres, prohibiendo las tradicionales vestimentas de pieles y brocados de inspiración mongola y china de los rusos para adoptar la moda francesa, el que no quisiera, se enfrentaba con la muerte, prohibió la barba poblada tradicional bajo pena de multas y si continuaba la resistencia: la muerte, construyó a San Petersburgo con la mano de obra de los siervos de la gleba, institución que en Europa desaparecía, pero que en Rusia cobró más fuerza, muriendo muchos de los trabajadores, que no percibían salario alguno, de hambre, frío y enfermedades. Conquistó territorios a Polacos y Otomanos y emprendió progromos o matanzas sistemáticas de los sometidos, hizo que los cortesanos aprendieran bailes europeos y la música barroca, pero continuó con las tradicionales borracheras que acababan en ruidosas pendencias con saldo de muertos y heridos, no toleró ninguna oposición, y al igual que Iván el Terrible, mató a su propio hijo haciéndole azotar hasta la muerte, y como muestra última de su natural brutalidad y poder ilimitado repudió a su primera esposa para casarse con la cónyuge de un tabernero que fue convenientemente ejecutado. No contento con ello, a su muerte, la tabernera le sucedería en el trono como Catalina I.

Así, superficialmente Rusia parecía un coloso europeo donde se abría paso la cultura, pero en el fondo siguió siendo un imperio asiático donde el absolutismo monárquico llegó al Totalitarismo, las semillas para el futuro triunfo del Comunismo soviético habían sido sembradas, pues el Estado, encarnado en el Zar era dueño de vidas y haciendas. Otro de los rasgos que se fijaron y que continúan hasta el día de hoy es el militarismo de la sociedad. Pedro cometió el mismo error que después cometería Stalin y lo sigue cometiendo Putin: creer que el poderío de una nación se constituye únicamente por la fuerza militar: el Ejército Rojo (la palabra que significa rojo y hermoso en ruso es la misma) inspirado en el modelo disciplinado y feroz prusiano desde un principio nació como un ejército imponente, una máquina inmensa de destrucción en que, al desarrollo de armamentos se sumaba la naturaleza salvaje de los soldados rusos, que en su inmensa mayoría carecían de preparación y debidainstrucción, incluso de equipamiento, pero que ante la perspectiva de los saqueos en las campañas y del acicate del látigo de los oficiales y la constante amenaza de morir a manos de los propios compañeros al menor signo de cobardía o retirada se volvió un temible oponente en cualquier contienda y un azote para su propio pueblo: así lo comprobaron los suecos de Carlos XII, los musulmanes otomanos, los polacos, las tropas de Napoleón y la Wermacht hitleriana.

Aún hoy en día, y desde los tiempos soviéticos, el único desarrollo tecnológico importante ruso es la industria de armamentos, son su único producto manufacturado digno de exportación, lo que ha hecho al AK-47 el arma de fuego que más vidas ha cobrado en todos los tiempos y que equipa desde ejércitos a delincuentes. Entre tanto, mientras el Estado zarista, comunista y actualmente "putinista" (aunque parezca un adjetivo de doble sentido) gasta dineros y energías en desarrollar armas y reforzar al ejército, la población vive lisa y llanamente en una pobreza evangélica, exceptuando a las elites, cuando no en la absoluta miseria, pero la población acepta esta situación, cualquier sacrificio es soportable si así lo dice el líder y si eso resulta bueno para la "Santa Madre Patria".

En las fuerzas armadas rusas, por otro lado, son frecuentes las torturas y muertes de los nuevos reclutas, incluso de conscriptos que hacen su servicio militar a manos de sus superiores en "ritos de iniciación" en el ejército, lo que hace que muchos padres intenten mediante sobornos y dádivas evitar que sus hijos hagan el servicio, pues son muchos los que mueren o quedan lisiados.

El régimen soviético no fue realmente un rompimiento con el zarismo, siguió siendo un régimen opresivo que continuó colonizando Siberia con el infierno de los Gulags, mucho peores que los campos o colonias penales imperiales, con la intervención del Estado en todos los aspectos de la vida, prohibiciones y el más absoluto terror: las hambrunas provocadas en Ucrania y las purgas genocidas de Stalin son un ejemplo tenebroso de esto. La población dejó de servir a los nobles para servir al Estado. Y por supuesto, la idea imperial subsistió, pero al cristianismo ortodoxo como factor de cohesión social se le sustituyó el comunismo, verdadera "religión laica" con visos también universalistas y doctrina de salvación incluida: el escudo adoptado, en vez del águila bicéfala, una hoz y martillo sobre un globo terráqueo resultaba bastante ilustrativo de esta ansia imperialista, que se extendió hasta América con Cuba como satélite y el régimen sandinista en Nicaragua sostenido con las armas y dineros soviéticos.

El culto a la personalidad se mantuvo, como antes al Zar, ahora al Secretario General del Partido Comunista se le levantaban monumentos, retratos colosales y se le veneraba como el batiushka, el lejano, compasivo y paternal gobernante, ajeno a la maldad de los funcionarios locales responsables de todos los abusos: las ancianas besaban las manos de Stalin como de jóvenes lo habían hecho con Nicolás II y a ambos se les saludaba como: "Padre de los Pueblos" el propio Stalin, al igual que el último zar, siempre vestía uniforme militar aunque sus credenciales en ese rubro fueron tan limitadas como las de "Nicky". Los grandes generales como Zhukov lucían medallas y condecoraciones como los antiguos militares zaristas, los antiguos palacios imperiales, como el Krémlin, el palacio de Livadia en Crimea y otros, fueron usados como residencias o lugares de descanso de las autoridades comunistas, quienes además, como nueva nobleza, la nomenklatura ocuparon el palco de honor del Teatro Bolshoi. Tener títulos como comisario del partido o coordinador del mismo, equivalía a los antiguos de conde o príncipe; y es que en cierta forma, sí había habido una lucha de clases: los principales líderes revolucionarios como Lenin, Trotsky o Felix Drerzinzky eran todos de la nobleza rural de provincias, pero nobles al fin, que se levantaron contra la nobleza cortesana de San Petersburgo. Stalin no, él era hijo de un zapatero, y por ello era despreciado por el culto y refinado Trotsky.

La caída del sistema comunista no dolió tanto como la pérdida de las otras 14 provincias del Imperio Ruso conquistadas a lo largo de 300 años de aventura imperial: Rusia quedó reducida a las fronteras que tenía a inicios del reinado de Pedro el Grande y en medio del caos económico y étnico más absoluto. El gobernante encargado de llevar la trancisión fue Boris Yeltsin, un alcohólico (lo que no es novedad, casi todos los gobernantes rusos han sido alcohólicos, con la excepción de Putin, Gorbachov y Nicolás II) irresoluto, que se contentó con ser un títere de las políticas hegemónicas estadounidenses, mientras antiguos funcionarios del partido aprovechaban la ola privatizadora y sus nexos con el bajo mundo para convertirse en los oligarcas.

En este contexto es que se da el surgimiento de un "hombre fuerte" de un mesías providencial dispuesto a convertirse en el nuevo batiushka ante la artera traición de Gorbachov y de Yeltsin, un hombre que volviera a poner las cosas en su sitio y gobernara con puño de hierro, y lo más importante: que planteara la recuperación del Imperio.

Ese hombre apareció en la persona de Vladimir Vladimirovich Putin, antiguo agente de la KGB y nieto del cheff de la corte del Kremlin en la época de Stalin, y quien tras un oscuro pasado en el que, ante la caída del sistema soviético estuvo a punto de entrar a trabajar de taxista en su natal San Petersburgo al quedar desempleado, estuvo destinado para iniciar el lento camino al resurgimiento, lo que explica el renacimiento del culto a la personalidad, que quizá tiene su más patética expresión en el videoclip y la canción con que inicia este post, ante la politización, en favor del régimen, de un mundo de la farándula ruso que imita, al igual que con Pedro el Grande, la fachada externa de la farándula occidental, pero al estilo ruso, es solo un instrumento de propaganda y adoctrinamiento al pueblo.

En un próximo post hablaré acerca de el proyecto de Putin y los peligros y beneficios del resurgimiento ruso.




7 de octubre de 2008

EL CINE MEXICANO

Sigo insistiendo: sólo los norteamericanos comprendieron a plenitud el invento de los hermanos Lumiére, y sólo ellos han logrado hacer cine como debe de hacerse: los europeos no lo han hecho, sino que han pretendido usar el cine como arena para disquisiciones filosóficas interminables que no llegan a nada y terminan por atraer a unos cuantos; los norteamericanos, aunque también pueden hacer muchos bodrios, han comprendido que el cine es un medio artístico masivo, con capacidad de llegar a muchos y por ello buscan atraer a como dé lugar al gran público, lejos de que se trate de un "cine vacío" y un "puro negocio" como los intelectualillos critican a Hollywood, el cine norteamericano es un arte visual completo, y si no, véase la trilogía de Peter Jackson sobre "El Señor de los Anillos" y no se negará que es una obra de arte desde el principio al fin.
En cuanto a lo de negocio, es cierto, el cine es un gran negocio, como lo es la literatura o el comercio de souvenirs del Ché Guevara de los que tanto gozan los intelectualillos. o como resulta negocio el vender en precios astronómicos animales muertos conservados en tanques de formol de colores y decir que es una nueva forma de expresión artística, como acaba de hacerlo cierto "artista" inglés.
Por lo que vé al cine mexicano, he de confesar que no soy fan, por lo menos del actual, llamado "NUEVO cine mexicano" y que surgió al inicio de la década de los noventa, me parece que estamos muy lejos de llegar a los estándares de calidad y de logros artísticos que se consiguieron en la llamada "época de oro", misma que se considera, inicia con "Allá en el Rancho Grande" en 1937 y termina con "Mecánica Nacional" en 1969. Durante esos 32 años, México tuvo la segunda industria cinematográfica del continente americano y gozó, pese a los clichés de la comedia ranchera, el cine de la revolución o los melodramas con los maniqueos y sadomasoquistas temas favoritos de los mexicanos: los pobres buenos vs. los ricos malos o la injusticia de que los hijos crezcan y hagan su vida dejando a sus padres, de un inmenso prestigio, sustentado además en los talentos naturales de figuras de la actuación que iban desde Pedro Infante a los hermanos Soler o de María Félix a Sara García, de fotógrafos como Gabriel Figueroa o directores como Emilio "el Indio" Fernández y de comediantes geniales como Cantinflas o Tin-Tan, todos ellos sin una formación académica real en la actuación o el canto y la música, pero con una extraordinaria vocación para ello y una experiencia vasta ganada sobre las tablas de los escenarios.
Así, si los guiones o historias resultaban flacas, las levantaban la presencia de estas grandes personalidades y el arte fotográfico, casi pictórico de Figueroa y otros o la dirección precisa de los grandes de aquel momento.
Desde 1970 a la fecha en cambio, el cine mexicano carece de talentos: las crisis económicas crónicas vividas desde ese entonces provocaron el derrumbe de la industria mexicana del cine, así como una progresiva vulgarización del cine, o la sobrevivencia de aquellos géneros destinadas a públicos con escasa cultura o formación y los intentos desesperados por mantener con vida algunos otros que habían sido de los fuertes del cine de oro, como la comedia ranchera, la cual, si en los años 60 era ya anacrónico ver a Javier Solis montado en su caballo y vestido de charro hablando con una chava vestida estilo "a go-go", para los ochenta era ya realmente absurdo, en el México urbanizado e industrial ver a Vicente Fernández de charrito y protagonizando una historia sobre algún pueblillo idílico de Guanajuato o Jalisco pero moviéndose en pick-up.
La falta de dinero, de talentos y de originalidad provocó el declve del cine, y la televisión ocupó su lugar como entretenimiento masivo, y la telenovela se convirtió ahora en el medio para la aparición y explotación de talentos actorales y de escritores. Ernesto Alonso, tras haber sido una de las figuras del cine de oro se mudó a la TV y en ella realizó, ciertamente, verdaderas obras maestras: las telenovelas históricas y una historia de suspenso y con temas sobrenaturales como "El Maleficio", en lo que, si bien en el caso de la novela histórica la productora Carla Estrada ha tomado la batuta, y muy acertadamente, ha decidido no centrarse en la vida de los personajes históricos fundamentales, sino describir en cada caso (Amor Real--La Revolución de Ayutla y las luchas entre Conservadores y Liberales, Alborada--Los años inmediatamente anteriores a la Independencia y Pasión--La piratería y los cambios sociales y políticos de las Reformas Borbónicas en el siglo XVIII) la vida de gente ordinaria en el contexto de tres periodos fundamentales en la historia de México, nadie ha igualado al legendario productor, pues todo lo demás no deja de ser la típica historia de cenicienta y del juego maniqueo marxistoide de ricos malos y pobres buenos, además filmada en un pobre formato y privilegiando la imagen por encima del talento actoral, lo que hace que el 95% de estas producciones realmente no sea digno del recuerdo, dada su mediocridad y su estupidez, por más que se exporten a países de Europa Oriental, Africa y Asia.
Volviendo al cine, esta industria de la telenovela quizá ha sido causa de que el "Nuevo cine mexicano" tenga tan poco de nuevo y tenga mucho de monopolio y de mediocridad, además de grandes dosis de morbo y de poses pseudointelectuales y de izquierda. La mayoría de las veces, resultan ser historias insípidas o propias de telenovela, como el caso de la tan cacareada "Arráncame la Vida" basada en una obra de Angeles Mastreta, y que, en la realidad, no es más que una novela medio rosa estilo Bárbara Cartland pero con mensaje político de mostrar la implícita maldad del difunto régimen priísta encarnado en el general caciquil contrapuesto al director de orquesta que simboliza a los intelectuales (greñudo y barbón) que luchan por la democracia y la libertad y por el amor de la protagonista, quien es una feminista de avanzada, pues manifiesta su dignidad y libertad de mujer bajándose los calzones y acostándose con el primero que le diga "mi alma", ante una sociedad oscurantista y perversa...
Si la novelita es en sí misma una historia insípida que para atraer al lector requiere del morbo de las escenas sexuales, sucede lo mismo en la película, pues para evitar el que el espectador se duerma se cuenta con las generosas curvas de Ana Claudia Talancón y su siempre buena disposición a mostrarlas, (gracias a Dios, jajaja!!!) donde radica su verdadero talento (la verdad, no creo que sea capaz de hacer una actuación como la de Cameron Díaz en "Pandillas de Nueva York, donde también hay una escena sexual pero que no es el centro de la película, ni es tan explícita ni es lo que más se recuerda de esta obra de Scorcese, pero la rubia demuestra que además de ser una cara bonita es alguien con un gran talento).
Y el problema es que esta no es la única película donde ocurre esto, todo el nuevo cine mexicano se centra en el morbo de los temas (el Padre Amaro), o en un hipersexualismo freudiano que llega a hartar (Sexo, Pudor y Lágrimas, Y tu mamá también, Amar te Duele, Arráncame la Vida...) pareciera que el chiste de hacer un cine de avanzada consiste únicamente en sexo y majaderías, de esta forma, en México un Larry Flint o un Ron Jeremy sería considerado un maestro de la cinematografía, y no se comprende entonces por qué se denigran ahora las películas de ficheras de César Bono, Alberto Rojas "el Caballo" o Alfonso Zayas, si consistían en lo mismo, una película de aquella época consistía en lo siguiente:
escena 1: César Bono dice majaderías.
escena 2: Sasha Montenegro sale encuerada y dice majaderías.
escena 3: César Bono y Sasha Montenegro son descubiertos teniendo sexo por Alfonso Zayas que les dice majaderías.
escena 4. Todo termina en un malentendido y acaban todos brindando y riendo en una pulquería de Tepito.
Hoy en día, una película del "Nuevo cine mexicano" consiste en lo siguiente:
escena 1: Demian Bichir dice majaderías.
escena 2: Martha Higareda sale encuerada y dice majaderías.
escena 3: Gael García y Demián Bichir son descubiertos teniendo sexo por Martha Higareda, que aparece encuerada y les dice majaderías.
escena 4: Todos se suicidan.
Excepto por el final trágico y la inclusión del elemento homosexual es prácticamente lo mismo, entonces, ¿por qué los izquierdosos no valoran a los grandes comediantes del cine de los 70-80s y consideran sus películas como alegatos sobre la lucha de clases y demoledores de tabúes como sí consideran a las actuales películas que arrasan con premios en los festivales?
Además de que el cine está copado por los mismos de siempre: Gael García y Diego Luna, Jesús Ochoa, Susana Zavaleta, los Bichir, la Talancón y la Higareda, Jiménez Cacho y 2 o 3 más por ahí, pero luego también andan con sus innovaciones y meten hasta a Adal Ramones a que actúe, todos ellos empezaron en las telenovelas, o bien, acorde con el México corporativista y dinástico, "son hijos de... " otro actor, actriz o director, y a veces son improvisados, sin contar con el talento natural de los figurones del ayer, pero con atractivos físicos que resultan muy rentables.

Y por supuesto, todos estos actores son sobrevaluados, lo mismo que los directores (el caso de Gullermo del Toro es excepcional, pues él más bien se ha manejado en forma independiente a la camarilla de Cuarón e Iñarritú y otros) el caso más extremo quizá sea Salma Hayek, que el dinero y la influencia de su papá, proveedor de válvulas para PEMEX le permitiría lograr que trabajara con Spielberg, quien no ha hecho más que papeles pequeños y mediocres en el cine norteamericano y producido un refrito del refrito del refrito de una telenovela cómica colombiana, pero que aparece como "una de las mujeres más influyentes de Hollywood" (y yo diría que Meryl Streep tendría muchisimo más derecho a ser influyente).
Pero sobre todo, el mensaje que nos transmite el nuevo cine mexicano es lamentable, nos muestra que estamos en la porquería (recuérdese Amores Perros o la Ley de Herodes) pero que además, debemos gustosos revolcarnos en ella, pues no podemos salir de ella y no debemos querer salir de ella. En balde buscaremos en el nuevo cine mexicano historias que hablen de heroismo, de sacrificio o de victoria, de superación o de virtudes, no lo hallaremos, solo encontraremos vicios, promiscuidad y pordedumbre para convencernos de que lo nuestro es ser corruptos y mediocres, y es cuando yo me pregunto: ¿qué intereses hay detrás para que nos ofrezcan ese tipo de historias y hasta los premien por ello?
Probablemente los intereses de aquellos que quieren conservar al cine mexicano en ese estado de mediocridad y corrupción para beneficiarse con ello.

2 de octubre de 2008

EL 2 DE OCTUBRE QUE YA SE OLVIDE

Los mexicanos no tenemos Historia, tenemos una mitología rica y compleja para explicar nuestro pasado y concluir que estamos jodidos como consecuencia del mismo y que núnca ha sido nuestra culpa, sino la de otros la que nos ha llevado hacia la postración, pero nos consolamos, pues según los mitos y leyendas con las que siempre se nos ha adoctrinado, nuestros heróicos próceres siempre defendieron a los pobres, la justicia y la verdadera libertad y por eso fueron derrotados por las malvadas fuerzas opresoras que siempre han conspirado contra México desde el exterior.
Así, nos creemos que Miguel Hidalgo es el Padre de la Patria, que Hernán Cortés es el villano más grande de todos los tiempos, que antes de la colonización española el Imperio Azteca era un vergel idílico donde todos vivían en paz y hermandad, e incluso, creemos que los aztecas eran lo mismo que los mexicanos, por eso, decimos "nos conquistaron" los españoles o "nos trajeron" los españoles, y hasta eso lo dice gente rubia y ojiazul, que probablemente se sienta descendiente de Quetzalcóatl (el dios rubio y barbado) y no reconoce su origen indudablemente europeo; nos creemos que Benito Juárez es el superhéroe nacional que defendió la soberanía y la legalidad, que Porfirio Díaz fue un tirano explotador del campesino, Iturbide un loco extravagante que se coronó emperador por sus ansias de poder, etc. etc.
Así, el día de hoy asistimos a la conmemoración de los hechos que han derivado en la creación de un mito: el mito del 68, el movimiento estudiantil y la llamada masacre de Tlatelolco, y vemos cómo precisamente se está elaborando una mitología que ha rebasado a la Izquierda mexicana y se ha consagrado como una especie de evento seminal en la Historia de México, cuando, en realidad, no lo fue.
De esta forma, de haber sido un evento que demostró, según las izquierdas, el rompimiento del régimen priísta surgido de la Revolución con las verdaderas causas del pueblo, su entrega a los intereses norteamericanos y la represión que luego continuaría en la década de los 70 con la llamada "Guerra Sucia", ahora se proclama que fue un movimiento que luchó por pedir democracia (¿mostrando como ejemplo de Democracia al régimen de la familia Castro en Cuba?) y que marcó el principio del fin del priísmo, cuando este sistema político mostró excelente salud durante mucho tiempo más y no llegó a su final sino hasta 32 años después, lo que situaría al movimiento prácticamente a la mitad de la existencia del régimen (la realidad, el principio del fin fue la crisis económica de 1982 y el terremoto de 1985, eventos que mostraron la ineficiencia y corrupción del régimen).
La realidad es mucho menos heróica y mucho menos trascendente: en primer lugar, dentro del contexto de la Guerra Fría, 1968 fue un año muy importante por que el mundo vivió muchos eventos similares promovidos por uno u otro bando con tal de doblegar al contrario: los rusos se enfrentaron a la "Primavera de Praga" que fue brutalmente reprimida por el Ejército Rojo y fuerzas del Pacto de Varsovia, en París se vivió el famoso "Mayo Francés" que terminó con la dictadura personal ejercida por Charles de Gaulle desde la Segunda Guerra Mundial, en EUA se dieron movimientos estudiantiles contrarios a la Guerra de Vietnam y en China, la "Revolución Cultural" que no tenía más finalidad que purgar a la clase política de rivales potenciales al poder autocrático de Mao Tse Tung constituyó un movimiento estudiantil patrocinado por el propio gobernante y que llevó a contar a miles de muertos.
Por otro lado, el movimiento estudiantil de 1968 fue un evento focalizado en la ciudad de México, que más para el "orgullo chilango" que decir que un evento ocurrido exclusivamente en sus calles y plazas tuvo trascendencia nacional y para la posteridad, pero además, surgió y postuló como banderas una serie de nimiedades que hoy en día, a retrospectiva, uno tiene o la sensación de que quienes se unieron al movimeinto fueron una serie de borregos que ni sabían a lo que iban o que se unieron al mismo únicamente "por armar desmadre" y para lograr los ideales hippies (en México se les decía existencialistas) de amor libre, drogas y rock and roll.
Así, muchos murieron en la Plaza de las Tres Culturas por la liberación de los "presos políticos" de la huelga ferrocarrilera de 1958 (algo que ni les iba ni les venía a la mayoría de los estudiantes, niños para cuando aquél evento había ocurrido), por la destitución de Corona del Rosal (cuyo pecado era ser muy "mocho" y rígido en el mantenimiento del orden público de la ciudad, a la que había embellecido, continuando la obra del famoso regente Uruchurtu), regente capitalino y la desaparición del cuerpo de granaderos que agredía a la juventud (actualmente tan empleado por el gobierno izquierdista del DF que se dice heredero del movimiento, en casos como el del New's Divine para agredir a la juventud) originado todo por una de las clásicas broncas entre una prepa de la UNAM y otra del Politécnico surgida tras un partido de fútbol.
Pero también hay que ver que ese movimeinto creció como lo hizo debido a los intereses de por medio, en la lógica de la Guerra Fría se movían en México agentes tanto de la CIA como de la KGB y resulta que ahora se censura a Luis Echeverría por haber colaborado con los norteamericanos y en revistas como "Proceso" se le tilda hasta de traidor, pero, bueno, los que colaboraban con la KGB tampoco eran muy defensores de la Soberanía Nacional que digamos, sino más bien del imperialismo ruso nacido con Pedro el Grande, refinado por Catalina II, expandido por Alejandro I, ideologizado por Stalin y defendido por Brezhnev.
Ahora bien, el Gobierno hizo todo lo posible por llegar a un entendimiento con los líderes del movimeinto con una comisión presidida por un intelectual de calibre como fue Salvador Novo, y fueron los estudiantes quienes no lo aceptaron; ante la inminencia de los Juegos Olímpicos y el temor fundado de que la situación se saliera de control para ese momento, el Gobierno de Díaz Ordaz no tuvo más remedio que, actuando por razón de Estado, aplicar la fuerza y poner fin, de una vez por todas, a un movimiento que, además de tener una pobre justificación, había llevado a pérdida en negocios, destrucción de propiedad por actos vandálicos, y tenía a la ciudad de México presa del caos y del desórden más absolutos. Ante una situación así, el Presidente Díaz Ordaz y el Secretario Echeverría no dudaron en actuar de esta forma, aunque pasaran a la historia como villanos.
¿Y qué pasó con los líderes? No deja de sonar plausible la hipótesis de que ellos mismos promovieron la violencia y fueron quienes iniciaron los tiros ese 2 de octubre, teoría que surge de algunos de los vídeos que se conservan de aquella fecha y en los que aparentemente, los soldados y tanques se encontraban acordonando la manifestación y de repente los disparos surgieron de los "estudiantes", aunque se achaca que fue una trampa fraguada contra el ejército por el llamado "Batallón Olimpia" de la Dirección Federal de Seguridad: se dice que los líderes necesitaban mártires con qué justificar la cerrazón del Gobierno y hacer el llamado, ahora sí, a la rebelión armada. Lo curioso es que ninguno de ellos se vio afectado ni murió, pasaron un tiempo en Lecumberri, pero después todos, todos ellos, u ocuparon puestos públicos en el sistema priísta al que tanto decían aborrecer o se convirtieron en académicos respetados: Luis González de Alba, Sócrates Campos, Cabeza de Vaca, Pablo Gómez, Heberto Castillo, Rosario Ibarra, todos han sido diputados, senadores, maestros de la UNAM, miembros de esto, miembros de lo otro, acreedores de becas y premios por parte del Estado y dejaron de ser verdaderos problemas para el Estado, sumándose a la bola de intelectuales que hacían una crítica subvencionada por el propio sistema político (Monsiváis, lapropia Poniatowska, cuyo hermano Jan murió en las manifestaciones y comenzó con el mito con su libro "La Noche de Tlatelolco", señalado de plagio por el propio Luis Glez. de Alba, Carlos Fuentes, Germán Dehesa u Octavio Paz fueron maestros en ello).
Pero, para terminar, debemos preguntarnos qué herencia nos dejó el 68 y qué nos enseña la generación del 68, quienes al momento de tales acontecimientos contaban con entre 18 y 30 años de edad: pues bien, si hay una fecha que indique el inicio de la decadencia occidental es ese año: en el mayo francés empezó la defensa del libertinaje moral y sexual, fue la primer generación que en forma masiva experimentó con las drogas, y fue la primer generación que mostró el rechazo hacia todo lo que significara orden, disciplina, sacrificio y virtud en pos del hedonismo como verdadera encarnación de la felicidad.
Los resultados están a la vista, la generación de los 60 a pesar de haber proclamado su amor a la naturaleza es la que ha destrozado el ambiente, es la que, por su falta de valores morales, ha difundido no solo la promiscuidad, sino también la falta de ética en el aspecto económico y legal, el crimen y las crisis financieras no se explican sin la erosión de la Etica iniciada en aquellos años, en resumen, los jóvenes de hoy deberíamos romper con la herencia de los sesenta, aunque hay que reconocer que tuvo cosas positivas como su herencia musical, y con esa generación de jóvenes, (hoy rucos amargados, tipo John McCain o rucos orates como Keith Richards) encandilados por el marxismo, las loqueras psicodélicas de John y Yoko o los disparates (reconocidos por él mismo como tales antes de morir) de Jean Paul Sartre, pero debemos romper con esa estela en lugar de seguirla.
Soloasí, restauraríamos un poco de la cordura que entonces se perdió.

1 de octubre de 2008

EL DERRUMBE

Ante el "Lunes Negro" provocado por el rechazo de la Cámara de Representantes de EUA al plan de rescate bancario propuesto por el Presidente George Bush y el Secretario del Tesoro Henry Paulson de inmediato surgieron aquellos que se apresuraron a festejar el inminente derrumbe del Imperio Americano: Hugo Chávez, Cristina Fernández de Kirchner, Correa y hasta Zapatero que intempestivamente viajó a Rusia, burlonamente se pronunció acerca del peligro de que EUA provoque una nueva Guerra Fría y se puso prácticamente, a las órdenes de Medvedev, quien a la vez se encuentra a las órdenes de Putin.
Otros representantes de la Izquierda antiamericana, como columnistas de periódicos han pontificado el fin del Capitalismo: incluso el muy culto y racional, pero escorado hacia la izquierda de Juan María Alponte ha profetizado el final de tal sistema económico y la demostración que las teorías de Adam Smith resultan equivocadas y que es necesaria la intervención del Estado en la Economía, postura propia de los progresistas.
Incluso, Alan Greenspan ha pasado rápidamente de héroe de la Economía mundial a irresponsable especulador que con su desregulación limpió el camino hacia la crisis, lo curioso es que nadie censura a Bill Clinton, cuando éste fue el principal seguidor de las recetas de Greenspan y que muchos izquierdosos veneran a Clinton a quien muestran como ejemplo contrario al desastroso Bush, incluso intelectuales como Carlos Fuentes y Gabriel García Márquez, defensores de la "Izquierda progresista" se enorgullecen de conocer a Clinton y haber cenado con él (como relata el gran novelista mexicano en su libro "Contra Bush") cuando, si ha habido un paladín del Neoliberalismo y de la Globalización ése ha sido Clinton, pero al igual que Al Gore, que critica a la mundialización económica como una de las causas del desastre ambiental, pero formó parte de la administración que más impulsó ese proceso.
Pero el Sr. Greenspan no fue realmente el irresponsable, si él facilitó los créditos, reduciendo las tasas de interés hasta el 1% en el caso de los créditos hipotecarios, es porque la economía norteamericana se sustenta sobre los créditos, a diferencia de los chinos, que tradicionalmente han sido muy conservadores al momento de gastar, y que su economía se sustenta en el ahorro, lo que permite que las arcas de sus bancos se encuentren repletas y los créditos garantizados por la solvencia de quienes los solicitan. Si Greenspan fue irresponsable, lo fue por que los norteamericanos en general lo fueron, los bancos y financieras al conceder créditos sin preocuparse por la solvencia, y los clientes bancarios por creer que la prosperidad económica heredada del clintonismo duraría para siempre y se endeudaron para pagar deudas anteriores en una cadena crediticia interminable y alimentando la cartera vencida que fue creciendo más y más.
Pero en fin, y volviendo al tema principal de este post, hablar de un súbito derrumbe de EUA o del sistema capitalista entero es precipitado. Lo cierto es que, tal y como lo plantea el propio Alponte en su columna de hoy: http://www.eluniversal.com.mx/columnas/74111.html publicada en el diario "El Universal", tras esta crisis el mundo no volverá a ser el mismo y EUA no volverá a ser una súperpotencia: ha perdido la fortaleza económica y esto redundará en la pérdida de su influencia. Tras la crisis, el mundo se revelará multipolar: China no sólo será el mayor acreedor del país angloamericano, sino que además prácticamente se habrá apoderado de una gran parte de su economía nacional y contará con todas las ventajas para lograr una ventaja sobre EU y ser inalcanzable para cuando éste se haya recuperado, Rusia habrá consolidado una zona de influencia no en Europa Oriental, sino en las proximidades latinoamericanas y habrá consolidado hipócritas regímenes antiamericanos, que critican el imperialismo ejercido por el país del norte, pero que se arrodillan ante el ejercido por la potencia eslava, y no solo ello, se habrá conformado un cartel que controlará tanto al gas como a las reservas petroleras más importantes en el futuro.
En el Medio Oriente, la pérdida de la fortaleza económica repercutirá en el ejercicio de la potencia militar en Irak y Afganistán, y si los norteamericanos pretenden seguir con sus aventuras bélicas, como pretenden ambos candidatos a la presidencia, aumentarán el endeudamiento, y qué decir de la cara, carísima ayuda militar y económica que sostiene a Israel, mientras las petromonarquías del Golfo aprovechando las bonanzas petroleras en el horizonte continuarán enriqueciéndose y financiando a los radicales.
En cualquier caso, EUA todavía se mantendrá como un país importante y como una potencia, entre otras, tampoco hay que ser tan optimistas como lo es Angel Verdugo en el "Excelsior": http://www.exonline.com.mx/diario/columna/368235 EUA se recuperará, pero no volverá a ser lo que ha sido, y creo que la actitud de la Cámara de Representantes (No del Senado, que pudo ponerse de acuerdo y aprobó el FOBAPROA propuesto por Bush con algunos cambios) no tuvo nada de envidiable, lo mismo que los dimes y diretes y cambios de opinión de candidatos y líderes partidistas, al contrario, no tuvieron nada que envidiar al PRD, al PAN o al PRI y sus constantes sainetes.
El punto es que EUA seguirá siendo una potencia, pero ya no será dominante, y las decisiones y políticas que estructurarán el orden internacional deberán ser tomadas en conjunto por las nuevas potencias, los norteamericanos, al igual que los europeos, irán deslizándose hacia un papel secundario, e irán cediendo el protagonismo a otros.
En resumen y recordando la Historia: las potencias, salvo quizá el caso de los Mayas, no caen de golpe, sino paulatinamente, el derrumbe no es una demolición, es más bien la lenta corrosión y el desmoronamiento de las estructuras, iniciadas en el pasado, incluso distante, las que provocan el deterioro y la decadencia: así pasó en el caso de Roma, cuya decadencia se inició con el fin de la República y sus prácticas homicidas y corruptas, todo ello culminaría con el destierro de Rómulo Augusto cientos de años más tarde, y así ocurrirá en esta ocasión, por que la Historia, como lo demostró Polibio, siempre es cíclica.