Buscar este blog

26 de febrero de 2011

EL PODER POR EL PODER MISMO: LA GUERRA GEMPEI


Tomemos un descanso de las politicadas tanto nacionales, conmocionadas por la "licencia", berrinche o desaire de AMLO al PRD en lo que es un nuevo seppuku de la Izquierda Mexicana, algo a lo que debemos estar habituados (y también hacernos respirar, pues eso asegura que esta --pésima-- opción política llegue a ocupar la Presidencia del país, aunque a decir verdad las otras dos opciones: PRI y PAN son la misma porquería, pero con otro membrete, tan es así que se alían y se desalían como si nada), como de lo que está ocurriendo en el Mundo Islámico, ahora en Libia, donde ya, a estas alturas, no resulta sorprendente que los Gringos hayan invadido Irak para salvar a los otrora Babilonios de su dictador sanguinario y cruel que los estaba matando, y no hagan nada en contra del Líder Libio, a quien, como ya decíamos en otro post, ya perdonaron por haber hecho estallar sobre los cielos de Escocia al famoso avión de la extinta aerolínea Panam y hasta han considerado un aliado importante, por lo que ahora sólo salen de Obama y de los demás líderes occidentales meras condenas retóricas a la contundente y sanguinaria respuesta del extravagante Coronel contra sus opositores sin acción efectiva alguna, sin duda, Gaddafi ha sabido comprar su impunidad.

Pero tomemos un respiro y viajemos a Japón, no en balde inicio esta entrada con un símil entre lo que ya es costumbre de los partidos de Izquierda mexicanos yuna práctica no del todo desaparecida en el país asiático para cubrir las faltas contra el honor. Ultimamente, he estado leyendo libros sobre la Historia de Japón (si alguien me quiere recomendar uno que sea bueno sobre China o Corea, se lo agradeceré), en particular, estoy leyendo "Los Samuráis" de Jonathan Clements, otro joven talento de la historiografía británica (los mejores historiadores, sin duda, son ingleses) que se ha especializado en el Lejano Oriente, y de quien también tengo otro libro sobre la Historia de Yang Zhen, mejor conocido con el nombre de Quin Shing Huandi, primer emperador de China. También tengo, sobre la Historia de Japón un libro muy básico y muy recomendable: "Historia de Japón" del japonés radicado en México Kaibara Yukio, publicado por el Fondo de Cultura Económica, y un precioso libro, que conseguí en oferta en un Sanborn's (el desaparecido de Avenida Américas aquí en Guadalajara y que extraño bastante): "Samuráis" del también británico Stephen Turnbull, amplio conocedor del tema.

Ya había dicho también que quizá por nuestro pasado indígena tenemos con Japón algunos puntos en común, sobre todo, en cuanto a política se refiere; la realidad es que el "Imperio del Sol Naciente" es un país que casi de milagro, milagro forjado en la tenacidad, ética y trabajo de sus habitantes, es un país desarrollado, y podríamos decirlo que lo ha logrado A PESAR de sus dirigentes, quienes actualmente lo han mantenido estancado por un periodo de 20 años, y que integran una clase política corrupta y anquilosada, y que, roto el sistema de partido hegemónico, igual que en México, a partir del 2009, se ha venido enredando en conflictos entre partidos y acusaciones mutuas de porquerías de unos contra otros, en algo muy similar a lo que está pasando en México desde el año 2000.

Pero esto no es nuevo, la historia de Japón, del siglo XII y hasta el siglo XVII consituyó una lucha permanente entre los diferentes clanes guerreros, de los Samurái, por el poder; así que hoy quiero compartir, a manera de descanso, con ustedes la interesante, fascinante e increible historia de la Guerra Gempei, misma que inició un tormentoso y con frecuencia idealizado periodo de la Historia de Japón.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
1.- Prólogo: el Origen de los Samurai:

La historia de Japón corre de la mano de la familia Yamato, esto es, la dinastía imperial Esta dinastía tiene su origen en el primer emperador: Jimmu, quien según los mitos es nieto de la diosa sintoista solar Amaterasu, pero que según la Historiografía moderna, al parecer se trató de un caudillo asiático venido de Corea que junto con su gente se asentó en las islas que conforman el archipiélago japonés, (aunque con una lengua al parecer de origen Ural-altaico, aglutinante y no monosílaba, que acusa por su gramática cierto parentezco con el Turco y aún con el Náhuatl americano) hacia el año 700 a.C., y que estableció el gérmen de lo que sería el futuro imperio en la región precisamente llamada Yamato, al sur de la isla más grande: Honshu.

Sin embargo, tanto de Jimmu como de los primeros reyes de Yamato o emperadores japoneses (para que aparezca en realidad ese título tendremos que esperar hasta el siglo VII d.C.) hay muchas dudas sobre su historia, lo único que prueba su existencia real son sus enormes túmulos funerarios conservados en los alrededores de la ciudad de Nara, su primera capital. Sin embargo, es muy probable que el reino, o los reinos  en las islas se poblasen con inmigrantes asiáticos llegados del continente o aún de Polinesia, disputando poco a poco el territorio a los indígenas Ainu, pueblo blanco, de abundante y rizada barba y de origen incierto que vivía en las islas antes que llegasen los asiáticos, quienes les llamaban "Emishi", es decir, "forasteros".

Para los primeros siglos de la Era Cristiana, los Yamato se habían impuesto al resto de los caciques asiáticos y habían lanzado a los Emishi o Ainu al norte del país, sin embargo, Japón era un Estado vasallo del único Huang-Di, literalmente "Gobernante Celestial" traducido en Occidente como "Emperador" y que en japonés se dice "Tenno", esto es, el entonces Jefe de Estado de China, lo mismo que Corea que se encontraba dividida en varios reinos, uno de los cuales: Paeckche, era gobernado por una dinastía emparentada con los Yamato.

Sin embargo, Paeckche tuvo conflictos con Kogyuro, otro reino coreano, protegido de China, y este imperio envió a su ejército a defender a su aliado en la península. Paeckche solicitó ayuda a Japón y los Yamato mandaron a sus tropas: un ejército de reclutas basado en el modelo chino. Los japoneses fueron arrasados en aquella, la primera de cuatro guerras chino-japonesas en una historia llena de rivalidades y de un odio feroz entre ambos colosos asiáticos que arranca en el siglo VI d.C. y que siempre han dirimido sus diferencias en Corea, que siempre ha quedado arrasada en el paso de los ejércitos de uno y otro bando.

La derrota, y la continua amenaza de los ainu en el norte de Japón, obligaron al emperador Temmu a efectuar una reforma militar profunda. (los nombres son los nombres póstumos que se les asignaron, después de su muerte, a los emperadores japoneses sólo en Occidente se les llama por su nombre propio, como en el caso del actual, Akyhito, que es simplemente llamado por los nipones como "Kanzyo Tenno" o "Emperador actual" y a su muerte, será llamado Heisei Tenno, siendo Heisei--creo que quiere decir "luz radiante"-- el nombre que el propio Akyhito escogió para describir las espectativas de su reinado, en la costumbre adoptada desde la época del reformista  Mutsuhito, que es conocido con su nombre de era y póstumo: "Meiji", es decir: cambio, ya que desde entonces la historia de Japón se divide en eras según cada emperador, a Meiji le siguió su hijo Yoshihito, conocido como "Taisho" y a éste su hijo, el famoso Hirohito, que ahora es llamado Showa, que irónicamente, quiere decir "Paz Celestial", pese a que este emperador condujo a su pueblo a la II Guerra Mundial, en otra curiosidad, los Yamato nunca utilizan su apellido, solamente su nombre, y aunque en Occidente se nos dan los nombres japoneses ordenados según nuestra costumbre, primero el nombre y luego el apellido, en Japón, Corea y China primero va el apellido y luego el nombre, así el ex-primer ministro Junichiro Koyzumi es correctamente Koyzumi Junichiro, quizá un indicativo de la subordinación del individuo a la colectividad, algo característico de esas sociedades).

Ante la derrota del ejército de conscriptos tradicional por chinos y ainus, Temmu decidió que los terratenientes colonizadores de la región norte, que poco a poco iba cayendo en manos de los Japoneses, no solo por la guerra, sino por matrimonios y alianzas entre los latifundistas y los antiguos nativos, armaran a sus propios hombres y los entrenaran en técnicas bélicas copiadas tanto de los chinos como de los propios ainus: el manejo del arco, la guerra a caballo y el uso de sables curvos en vez de espadas rectas. Los resultados fueron exitosos y habían surgido los Samuráis, es decir. "servidores" que debían lealtad a los terratenientes locales e, indirectamente al emperador; Temmu, para declarar su independencia total de China fue el primero en usar el título imperial.

Pero los Samuráis no eran nobles todavía, de hecho, tenían un rango social bajo; hasta que uno de los sucesores de Temmu, el emperador Kammu, en el siglo VIII, se vió en un problema: al haber sido muy mujeriego, llegó a tener hasta 50 hijos, que en el palacio imperial de la ciudad de Heian, después llamada Kioto (la actual Tokio era una ciudad llamada Edo y no fue hecha capital sino hasta el siglo XIX) vegetaban sin nada qué hacer más que consumir del erario, lo que lo obligó, a fin de reducir gastos, a prácticamente echar a la calle a 37 de sus retoños, a los que les dijo que se fueran al norte, a las tierras recién conquistadas a los Ainus y se establecieran allá, dándoles permiso para fundar sus propias familias y otorgándoles apellidos para que ya no fuesen considerados miembros de la familia Yamato con derecho al trono. Una vez en el norte, los terratenientes emparentaron con ellos para ennoblecerse, y así, surgieron los principales clanes samurái, todos con pretensiones nobiliarias, y más aquellos que presumían de tener como ancestro al emperador Kammu.

Entre los 37 hijos desterrados, a uno le concedió el apellido "Taira" o "Paz" cuyo ideograma, en chino se lee "Heike", por su labor en la guerra contra los Ainu, y a otro, le llamó "Minamoto", esto es, "el Fuerte" que en chino se lee "Genji", que estaban destinados a tener, en sus descendientes, una rivalidad feroz.

2.- Los Emperadores enredan las cosas:

Los Yamato mismos tuvieron la culpa de enredar las cosas y propiciar que Japón conociera una larguísima época de inestabilidad política y guerras civiles constantes: su estatus como emperadores les daba el carácter de dioses vivientes, junto con el mito de que el fundador de la familia, Jimmu, era nieto de la diosa del Sol. Esto, por un lado, garantizó la inviolabilidad de su persona y evitó que hubiera cambios dinásticos en el trono, como ocurría en China, así, los Yamato, hasta el día de hoy, tienen 2,700 años ininsterrumpidos en el trono nipón, es decir, nadie de esa familia sabe, al día de hoy lo que es ser una persona común y corriente, ni existen memorias de que alguna vez lo hayan sido, y eso llevó también a que el emperador se alejara del campo de batalla y de las funciones de gobierno para estar constantemente oficiando rituales y recibiendo honores, lo que hacía que las familias nobles más poderosas que poseían altos puestos en la administración, como los Fujiwara, asumieran de facto, el control del gobierno, mismo que contaba con una excelente organización y eficiencia.

Entonces, hacia el siglo XI se le ocurrió a un emperador renunciar al trono, nombrar sucesor a su hijo menor de edad y asumir el rol de regente: libre de los rituales, el emperador retirado podía dedicarse a la política y al gobierno mientras su hijo era menor de edad y se la pasaba en sus rituales, y por tanto,  el regente ejercía el poder a nombre de éste; el problema que empezó a darse es que, como Japón, lo mismo que China contaba con un nivel de vida mucho más elevado que la Europa medieval y la esperanza de vida era casi la actual, con lo que un emperador se retiraba, por ejemplo, a los 30 años, dejando en el poder a su hijo de 4 años, cuando éste cumplía 20, ya tenía un hijo de 3 y abdicaba en él, mientras el abuelo era un hombre vigoroso de mediana edad, como consecuencia, había 2 emperadores retirados: padre e hijo, que pugnaban por la regencia, aparte de un niño entronizado. El abuelo, para educar a su hijo, no aceptaba la coronación de su nieto, sino nombraba como emperador legítimo a otro de sus hijos, hermano menor del hijo y rival y así, pronto pulularon varios ex-emperadores que buscaban hacerse con el control del poder, y a fin de sostener sus pretensiones, empezaron a buscar el apoyo del ejército feudal de samuráis, quienes, ociosos sin participar ya de guerras contra los Ainus, y deseosos de buscar el ascenso social y su reconocimiento como nobles, apoyaban a uno u otro pretendiente al trono.

En ello, destacaron las dos grandes familias de los Taira y los Minamoto, que ansiaban dejar sus puestos en las fronteras y convertirse en nobles de la capital, derrocando a los burócratras encumbrados de los Fujiwara (familia que, aún ahora, en sus múltiples ramas, sigue siendo de las más influyentes en Japón).

Aquí destacarían dos personajes siniestros y torcidos, verdaderos maquiavelos orientales: el ex-emperador Go-Shirakawa y el jefe de la familia Taira: Taira No Kiyomori, a quien vemos aquí:



3.- El Ascenso de los Taira:

La familia Taira, para mediados del siglo XII se había convertido en un poderoso clan Samurái que tras haberse aventurado en el norte salvaje de Honsu se dirigió después al sur, controlando el enlace marítimo entre esta isla y las demás del archipiélago nipón. Su jefe, el señor Kiyomori, ambicionaba con ocupar el gobierno y beneficiar a su enorme parentela y amistades, (olvidémonos del concepto de que los orientales son honestos y honrados, los Japoneses en particular, han tenido gobiernos tan corruptos como el mexicano pero con más habilidad para maquillar las cosas y a los que el bienestar del pueblo les ha importado un bledo, ha sido sin embargo, la tenacidad y la ética de ese pueblo lo que los ha hecho surgir de la nada o resurgir tras los bombazos atómicos y encumbrar a su país a pesar de sus gobernantes, émulos de Kiyomori o de Go-Shirakawa, verdaderos bandidos y ambiciosos) y la oportunidad vino de los conflictos familiares de los imperiales Yamato.

Hacia 1156, el ex-emperador regente Toba había muerto, al igual que sus hijos, el también ex-emperador Toba y el reinante Konoe; por lo que solo quedaban dos de sus hijos: Sutoku, que se había retirado para que su hermano menor reinase, y Go-Shirikawa, excluido hasta entonces de la sucesión y que a falta de alguien más, fue coronado para continuar con la ya para entonces larga saga de los Yamato y su trono del crisantemo. Este príncipe, de 30 años, había mantenido un bajo perfil bajo el gobierno de su padre y el reinado nominal de sus hermanos, pero una vez en el trono, se planteó como objetivo el restaurar el absolutismo monárquico; para ello, debía deshacerse de los Fujiwara y su dominio de la administración pública que apoyaban a su incómodo hermano Sutoku. Sin embargo, se topó con el principal problema que llevaría a que hasta el día de hoy, el Emperador japonés dejara de ser un gobernante efectivo y ser más una figura religiosa, cabeza del clero budista-sintoista en su país y referente de la unidad nacional: la falta del control sobre la fuerza pública. Aquellos terratenientes, llamados "damyos" que habían armado sus propias tropas y habían emparentado con los 37 hijos ilegítimos del Emperador Kammu, eran los que dirigían poderosos ejércitos privados: eran los clanes samuráis, ligados al monarca por un laxo juramento de lealtad y prestación de servicios, mientras que los juramentos entre estos señores feudales y sus ejércitos de servidores o samuráis eran mucho más fuertes y duraderos.

Así que Go-Shirikawa tuvo que acudir al clan que le pareció más fuerte para obtener su apoyo y lo encontró en los Minamoto, prometiendo olvidar antiguos agravios de ese clan contra el gobierno imperial (no pago de impuestos, desobediencia a decretos, excesiva autonomía) y otorgar cargos en el mismo a los líderes familiares. Los Minamoto se levantaron en armas contra la mala administración de los Fujiwara y la injerencia del ex-emperador Sutoku, pero éstos llamaron en su auxilio otros miembros del clan Minamoto, que se encontraban en desgracia respecto a sus parientes y a otros clanes menores prometiéndoles lo mismo, Shirikawa entonces acudió a los Taira y su líder Kiyomori que acudió gustoso: hubo una batalla que se prolongó durante días en las calles de Kioto, casas y edificios ardieron, los civiles caían bajo las flechas que se intercambiaban los samuráis de los bandos enfrentados; al final, Go-Shirikawa triunfó y expulsó a los ministros Fujiwara que ya no le servían y exiliaba a su hermano Sutoku.

Si Go-Shirikawa (a quien vemos aquí arriba) pensaba que ya la había hecho, estaba muy equivocado: los Minamoto que le ayudaron estaban inconformes con los "huesos" o cargos que les repartió, pues a los Taira les había tocado lo más apetitoso, y de todos modos tanía que aceptar a algunos Fujiwara, con los que había llegado a un acuerdo: compartiría con ellos la Regencia una vez abdicase para sustraerse de sus obligaciones rituales y así lo hizo, dejando en el trono a su hijo adolescente Nijo; entre tanto, los Taira se apoderaban poco a poco del gobierno, y aparte, le aparecía un hijo incómodo, que se daba cuenta que lejos de que los Yamato recuperaran el poder, las temerarias acciones de su padre estaban diluyendo más a la figura del Emperador, era el príncipe Mochihito.

Los Minamoto y Fujiwara inconformes se rebelaron aprovechando que Kiyomori, que estaba a cargo de la guarnición del palacio imperial se encontraba de viaje: apresaron al emperador Nijo y a Go-Shirakawa, pero Kiyomori, advertido de lo que había pasado, regresó a Kioto y organizó un espectacular plan para que los cautivos imperiales se escaparan, con un incendio del palacio, el disfraz de padre e hijo y el ataque de los Taira a Minamotos y Fujiwaras, que fueron derrotados y ejecutados tras lo que se conoció como la "Insurrección Heike".

Go-Shirikawa, agradecido, tuvo que nombrar a Kiyomori Primer Ministro y otorgar multitud de cargos y prebendas a los Taira y demás aliados, mientras los líderes Fujiwara y Minamoto eran ejecutados, perdían muchas de sus propiedades, al menos en la capital y otros eran desterrados. No estaba contento, pero no le quedaba más remedio: su esperanza era que los Taira y otros clanes entraran en guerra y se matasen entre ellos. Entre tanto, casó con una cuñada de Kiyomori, que establecía una férrea dictadura por todo Japón en nombre del emperador, pero restauraba el orden, y tuvo un nuevo hijo: Takakura, que después de que Nijo abdicase, fue puesto en el trono siendo un adolescente.

3.- La Guerra: Acción y Tragedia

El príncipe Mochihito, al verse excluido del trono por un Yamato-Taira, decidió alzarse contra la dictadura de su padre y Kiyomori: huyó de la capital y al estilo de Francisco I. Madero, lanzó un plan revolucionario que encontró eco entre los Minamoto. El líder de ese clan había tenido dos hijos: Yoritomo y Yoshitsune, ambos estaban desterrados en sus tierras, al noreste de la isla mayor japonesa. Yoritomo y su inculto primo Yoshinaka acudieron al llamado de Mochihito y se lanzaron a la revolución; sin embargo, fueron aplastados, y el propio Mochihito fue liquidado por las tropas Taira cuando huía cruzando el río Uji.

Sin embargo, esto no detuvo a los Minamoto: habían perdido al líder de la revolución, pero no los deseos de venganza contra los Taira; por otro lado, el intrigante de Go-Shirikawa veía con cierto gusto que estallase la guerra entre las dos familias, que se identificaban por sus "mon" o emblemas: una mariposa sobre fondo rojo para los Taira, unas hojas de bambú sobre blanco para los Minamoto. Como tampoco confiaba en Takakura, lo mismo que Kiyomori, aceptó que el nieto de ambos: un bebé llamado Antoku, tomara el trono, obligando a Takakura a renunciar, el viejo Taira pensaba así no tener nadie impetuoso que desde el trono se rebelase contra él y su consuegro imperial con el apoyo de los odiados Minamoto. 

Aquí las cosas parecen ponerse en una forma casi irreal, según lo narra la "Heike Monogatari" o "Historia de los Heike", especie de novelización de las acciones de la "Guerra Gempei" es decir, Guerra Genji-Heike, la "h" aspirada se vuelve "p" cuando se antecede de una consonante, casi como un manga o un anime moderno, pues Yoritomo y Yoshinaka resultan ser unos líderes valientes, pero pésimos comandantes en cuanto a estrategia, hasta que aparece uno de los personajes más populares de la Historia japonesa, que ha sido retratado en series de TV y por supuesto, los mangas y animes: Minamoto No Yoshitsune, a quien vemos acá representado modernamente:


Yoshitsune tenía como 21 años cuando la guerra estalla en 1180, vivía escondido en una ermita, hasta donde llega un monje budista, antiguo amigo de su padre trayendo la calavera de éste y se la enseña a Yoshitsune para recordarle que tiene el muy sano deber de vengarse contra Kiyomori y los Taira. Yoshitsune se convence y marcha a buscar a su hermano y a su primo y unirse a la guerra, pero al llegar a cierta ciudad se encuentra con otro monje (loco) guerrero: Benkei, que armado con una lanza, monta guardia sobre un puente y no lo deja pasar, a menos de que le venza en combate, pues dice que ha hecho voto de tomar 1,000 espadas con cuyo acero fundir una estatua de Buda; al momento, lleva 999. Y la única forma de no cumplir el voto es muriendo en combate.


Yoshitsune acepta el reto y vence a Benkei, pero no lo mata, sino lo convence de que se le una en su venganza como escudero, afirmando que en la batalla encontrará más katanas y wakisahis (espada complementaria al famoso sable) con qué cumplir con creces su voto, y el monje acepta.

Entre tanto, el ya viejo Kiyomori enferma de unas fiebres tan altas que cuando lo bañan hace hervir el agua, mientras por las noches sueña con presagios contrarios a la suerte de los Taira, o lo atacan los fantasmas de todos aquellos a que ha matado y traicionado para llegar al poder. Finalmente muere, y en su agonía, pide que como única ofrenda ante su tumba depositen la cabeza de Minamoto No Yoritomo, líder de la rebelión y que se le ha escapado.

La muerte de Kiyomori hace que su clan carezca de un jefe capaz, pues sus hijos, convertidos en refinados cortesanos, carecen de la habilidad política y militar que tenía el padre, así como de la ferocidad y apoyo popular de los Minamoto; estos sin embargo, hacen gala de una crueldad sin límites: incendian campos, matan campesinos, arrasan propiedades a fin de asegurar que los Taira no tengan recursos tanto del Estado como propios. Los hijos de Kiyomori se ven obligados a abandonar Kioto, que es tomada por el primo de Yoritomo: Yoshinaka..

Go-Shirakawa, que era un verdadero rastrero, lo recibe y le convence de que los Minamoto lo reconozcan como emperador legítimo en vez del niño Antoku, imposición de Kiyomori, posteriormente, deja que Yoshinaka que era un verdadero rancherote, tome plena libertad en el gobierno de la estrangulada ciudad, víctima del desabasto y de la llegada de muchos refugiados llegados de todo el país, y provoca un desastre, Yoshinaka es incapaz de evitar que sus tropas saqueen la ciudad, establece impuestos de guerra sin tacto alguno y desata la ira del pueblo que comprueba que los Minamoto son peor que los Taira, con una serie de motines que terminan por destruir a la ciudad, así que el intrigante monarca envía a Yoritomo, a quien reconoce como líder del clan, una serie de quejas contra su primo, y que suenan más a la orden de que acabe con él, acusándolo de perturbar el orden público y ordenar atrocidades.

Yoritomo se la creyó y ordenó la muerte de su primo; éste huyó de Kioto con algunos leales, entre ellos su esposa, una mujer de armas tomar que vestía también la armadura samurai, y se llamaba Tomoe Gozen, acosados y perseguidos, marido y mujer pelearon hasta la muerte, llevándose consigo a numerosos enemigos. Aquí podemos verla, luciendo una impresionante panoplia (las armaduras orientales: japonesas y chinas son hermosas e imponentes, mucho más que las usadas en Europa en la Edad Media y Renacimiento y más que las grecorromanas, armaduras que casi casi eran de broma: hechas de cuero, tela acolchonada o bronce, resultaban menos efectivas para defenderse que una mentada de madre al enemigo):


Yoritomo entró a Kioto y se dispuso a poner orden en Kioto, y nuevamente, el arrastrado de Go-Shirikawa lo colmó de honores y agradecimientos. A cargo de la campaña quedó el hábil y joven Yoshitsune, que decidió perseguir a los Taira, que se replegaban a sus puntos fuertes en el sur, y planeaban usar su poder marítimo, juntando una gran flota, con la qué invadir el norte de Japón, en la sede del poder Minamoto, desprotegido con sus tropas avanzando hacia el sur.

La guerra entra en su etapa más brutal, los hombres de Yoshitsune incendian pueblos y graneros para no dejar nada a los Taira y viceversa: el pueblo, totalmente ajeno a la rivalidad entre ambos clanes y a las intrigas del emperador es el que más sufre: el hambre y las enfermedades hacen mella, los cadáveres se amontonan en calles, plazas y caminos y no hay quien los sepulte. Tras una serie de batallas y escaramuzas, Yoshitsune encuentra que los Taira han logrado armar una poderosa flota de botes de juncos para hacer su plan de invasión del norte o incluso, huir a Corea, pues no hay acuerdo entre los hijos de Kiyomori sobre cómo proceder y desconocen la situación de los Minamoto respecto al control efectivo que puedan tener del norte del país, con el niño-emperador Antoku, custodiado por su abuela materna, la viuda de Kiyomori, a quien pretenden se reconozca como emperador legítimo. La flota se haya anclada en una bahía conocida como Danno Ura.

Yoshitsune requisó botes pesqueros y marinos y pescadores para improvisar a toda prisa una flota, (los métodos, por supuesto, distaron de ser amables) con la que salió al encuentro de sus enemigos. No había mañana. Era la batalla decisiva: si los Taira aniquilaban su fuerza, quedarían con el paso libre hacia Kioto o invadir las tierras de los Minamoto al norte y sería el fin, pero Yoshitsune tenía la oportunidad de destruir por completo a los Taira y capturar a Antoku, terminando la guerra.

5.- La Batalla de Danno Ura, o de cómo los samuráis se transformaron en cangrejos:


Carl Sagan, en ese clásico de los documentales científicos de inicios de los 80. "Cosmos", explica a grandes rasgos lo que ocurrió aquella hermosa mañana de abril de 1185. Yoshitsune y su improvisada flota se lanza contra la armada Taira, la batalla inicia con una feroz lluvia de flechas retratada en la pintura con la que se abre esta entrada, (se ve cómo en el Manga y Anime actual perviven las técnicas de dibujo del Japón antiguo) en esa escena, Taira No Shigemori, hijo de Kiyomori, permanece impávido, apoyado en su lanza mientras los Minamoto disparan sus flechas sobre él. En tierra, fuerzas de caballería e infantería de ambos clanes se enfrentan con todo el honor samurail: vencer o morir, no hay lugar a la derrota, ni a la rendición, el samurái, según el Bushido (Camino del Guerrero) su código de Etica, morirá peleando o se suicidará, pero jamás se rendirá. Algo que los militares japoneses seguirán hasta la II Guerra Mundial (cuando la mayoría de generales y oficiales pertenecían a los antiguos clanes guerreros).

Al principio, los Taira causan enormes bajas a Yoshitsune, hasta que él, viendo el barco en que se encuentra Antoku, toma una decisión acertada: "No ataquen a los guerreros: maten a los timoneles y remeros de los buques" Sus arqueros hacen eso y logran inmovilizar a los buques Taira que amenazan con rodearlo, se dice, según el Heike Monogatari, que Yoshitsune, Benkei y otros saltan de barco en barco matando a todos los Taira, matan a los remeros del barco imperial y se acercan.

Aquí una reconstrucción hecha por los Japoneses en una serie de TV reciente sobre Yoshitsune:


Viendo que todo estaba perdido, y que Antoku sería capturado, la abuela toma a Antoku y juntos, se arrojan al agua, al ver esto, los Taira que quedaban se arrojan al agua o se hacen el seppuku o harakiri. Los estandartes rojos son abatidos, y la bahía de Danno Ura queda enrojecida de la sangre derramada. La Guerra ha terminado. Veamos cómo lo reconstruyen los japoneses:


Y en cuanto a la transformación de los samuráis Taira en cangrejos, Sagan lo explica como un caso de selección artificial inconsciente: los pescadores de la zona, impresionados al ver cangrejos con rasgos vagamente humanos en el caparazón los arrojaban de vuelta al agua, pescando únicamente aquellos de apariencia lisa, así, los cangrejos más humanoides tuvieron más oportunidad de sobrevivir, hasta llegar a tener este aspecto:


Según la leyenda, son los Taira o Heike, convertidos en cangrejos que custodian al emperador Antoku en su capital bajo las aguas.

6.- Epílogo: El destino de los vencedores:

Los Minamoto quedaron dueños de la situación. Go-Shirakawa, el verdadero villano en toda esta historia, concedió a Yoritomo el título de Shogún o Comandante en Jefe de todas las fuerzas militares feudales de Japón, pero percibió pronto que éste veía con envidia a los éxitos de su hermano menor Yoshitsune. Así que el viejo y malvado emperador no cejó en su empeño de recuperar el poder absoluto para la corona, aunque ahora, nuevamente había renunciado al trono y puesto en su sitio al hermano menor de Antoku, mismo que no había podido ir con los Taira a su destino fatal en Danno Ura, un niño de apenas 4 años al que se conoce con el nombre póstumo de Go-Toba.

Así que estimuló la envidia de Yoritomo hacia Yoshitsune, apenas 2 años después de la victoria en Danno Ura, éste era declarado fuera de la Ley por presuntamente conspirar contra el Imperio y el Shogún, y Yoshitsune, seguido por su fiel Benkei, debió huir y esconderse, viviendo numerosas aventuras a la Robin Hood, siendo recibido por unos parientes en el norte de Japón que después de un tiempo lo traicionaron, ante la promesa de recompensa. Rodeados por los samurais enviados para matarlo, combatieron. Benkei murió de pie, apoyado en su lanza como cuando cumplía su violento voto sobre el puente, mientras, Yoshitsune se refugiaba en un almacén que fue incendiado por los soldados enemigos. Ahí, se hizo el seppuku y su cuerpo se incineró por completo.


El plan de Go-Shirikawa no funcionó, contaba con que Yoshitsune se lanzara a la revolución contra su autoritario hermano y esperar a que ambos Minamoto se eliminaran entre sí, pero, por el contrario, Yoritomo se vió fortalecido al demostrar que no le temblaba la mano para eliminar a traidores o presuntos enemigos del orden restaurado, ni siquiera si era su hermano; para demostrar su carácter implacable, exterminó a los traidores que le entregaron a su hermano... ¿honor Samurái?

Yoritomo moriría después de una caída del caballo, según se dice, asustado ante la aparición del vengativo espectro del joven Yoshitsune. Go-Shirikawa tendría una muerte tranquila en sus aposentos imperiales al llegar a viejo, pero seguramente frustrado, viendo cómo el Emperador era reducido a ser una figura religiosa y ceremonial. Su legado: un Japón destrozado, con todos los avances alcanzados por sus antecesores en la administración y la economía completamente borrados, y un país dividido entre damyos o señores feudales que seguirían por 500 años, hasta 1600 en que el que uno de ellos: Tokugawa Ieasu lograría reunificar el país y lograr la paz, el ejemplo de los Taira y los Minamoto de luchar por el poder en el que veían un fin y no un medio y por el control de las escasas tierras cultivables en el archipiélago o las zonas de pesca más ricas, el pueblo les valió gorro y solo les interesaba como la fuente de recursos para armar ejércitos de samuráis o como reclutas de infantería. Los ejércitos samuráis, pese a su hermoso e imponente aspecto, su código de honor y sus letales armas, demostrarían ser inadecuados para la lucha contra enemigos exteriores (la invasión mongola-china se frustró por cuestiones metereológicas más que por los samuráis, y la invasión de Corea en el siglo XVI fue un fiasco completo) y muy buenos para pelear constantes guerras civiles, y no sería sino hasta que Meiji o Mutsuhito tomase el trono a mediados del siglo XIX que el emperador recuperaría su papel de Jefe del Gobierno y del Estado, que perdería su nieto Showa o Hirohito en 1945 ante los norteamericanos, aceptando el rol de monarca constitucional con atribuciones muy acotadas.

La moraleja de esta Historia es la advertencia de cuando la clase política solamente pelea por sus intereses y se olvida del pueblo. Al menos, los Taira y los Minamoto tuvieron el valor de enfrentarse por él directamente; hoy en día, nuestros partidos políticos polarizan igual las contiendas electorales y nosotros, los ciudadanos, solo nos convertimos en espectadores y víctimas igual que los nipones del siglo XII, pues en el poder, al igual que Go-Shirakawa, Yoritomo o Kiyomori, sólo ven el medio de satisfacer sus ambiciones, pero ahora hay una gran diferencia, si los samuráis arreglaban sus diferencias "como los hombres", nuestros políticos lo hacen cobardemente, mediante el chisme, el insulto y la descalificación.

Sin duda... ¡Cómo ha decaído la humanidad!




20 de febrero de 2011

VISTAZO INTERNACIONAL: REVUELTAS, CORRUPTOS Y POLITIQUEROS

1.- Revueltas musulmanas:
La mecha prendida en Túnez estalló en Egipto y ahora hace que el incendio se extienda a la vecina Libia y también a Yemen y al aparentemente próspero emirato de Bahrein, pequeña isla del Golfo Pérsico, también ha encendido en Argelia y amenaza con prender Marruecos y Jordania, países gobernados por monarcas descendientes del mismo Mahoma, (pero que en mucho, han traicionado la causa de su antepasado, pues se han vuelto sendos aliados de EUA en sus respectivas regiones).

Yo no creo que sean motivos para echar las campanas al vuelo, no creo que sean caminos a lograr que los Musulmanes tengan regímenes parecidos a los nuestros, si llegan a implantar sistemas "Democráticos" estos serán o dictaduras militares como fue el caso de Turquía de Atatürk hasta Erdogan, que seguirán siendo comparsas de las potencias occidentales o regímenes islámicos radicales como el de Irán o progresivos-moderados como, precisamente, el que se está poco a poco, implantando en la antigua patria de los Califas Otomanos.

En cada caso, las causas son diferentes: en Túnez, fue la corrupción desmedida y el nepotismo desplegado por el régimen de Ben Alí, que además, tenía estrechas relaciones con Europa, y en particular, con Francia; en Egipto, el inmovilismo interior y el pésimo manejo de la economía de parte de Mubarak, Yemen es un caso sumamente preocupante; desde su reunificación a inicios de los 90, las diferencias de desarrollo entre el Yemen del Norte, alineado con EUA durante la Guerra Fría, y Yemen del Sur, único país del mundo islámico abiertamente integrado en el bloque soviético, generaron hondas tensiones sociales que han sido capitalizadas por Al Qaeda y otros grupos radicales que tienen actualmente sumido al país en una guerra civil en la que tímidamente han intervenido tanto Arabia Saudita, apoyando al Gobierno con bombardeos aéreos, y subterráneamente, y a la expectación, EUA. Las protestas bien podrían ser alentadas por los radicales, decididos a derrocar al gobierno pro-saudita y pro-occidental.

Por lo que ve a Jordania, el Gobierno de Abdallá II, totalmente orientado a servir de guardaespaldas de Israel y contrapeso a Siria, es cuestionado por ello y por la corrupción y frivolidad de la pareja real, en especial de la reina Rania, de origen palestino-norteamericano y con quien la influencia occidental tiene un ariete en el país. En el caso de Libia, no creo que Gaddaffi pierda el poder, cuestionado por un movimiento contrario a la dictadura de cuarenta y tantos años del extravagante coronel, pues éste tiene muchos partidarios que reconocen una buena gestión en los rubros económicos que han hecho del país, en los últimos años el más rico de Africa y socio comercial de Europa, además de un carisma comparable al de Fidel Castro en Latinoamérica, dento del continente negro, aún así, el pronóstico es reservado.

En cuanto a Bahrein, las protestas surgieron en contra de los abusos policiacos, y quizá se calmen con reformas en el rubro. En Argelia, también son preocupantes las revueltas contra un régimen pro-occidental y presuntamente democrático, que bien podrían ser ser estimuladas por los grupos islamistas que regresan por sus fueros.

Es muy pronto para pronosticar los resultados de estas protestas o "revoluciones del twitter" en Medio Oriente; sigamos a la expectativa.

2.- Berlusconi:


Sin duda algo que puede disuadir a los musulmanes de implantar en sus países un régimen democrático-representativo al estilo Occidental es ver la clase de líderes que están llegando al mando de nuestros países amparados por un costoso y mentiroso aparato de propaganda: idiotas fanáticos como Zapatero en España, frívolos desesperados como Sarkozy, de quien hablamos en el post anterior, ineptos carismáticos como Obama y corruptos sinvergüenzas como Berlusconi.

Silvio Berlusconi es el colmo de los los líderes occidentales y exhibe la peor, y por desgracia más auténtica cara de Italia, un país del Tercer Mundo cuya potente industria de la moda y del automóvil ubicada en el norte hace que de panzaso sea considerada entre las principales economías, aunque las zonas rurales y algunas regiones, como la Campania o Sicilia y el pie de la bota estén en condiciones parecidas a las latinoamericanas y con una gran presencia del Crimen Organizado.

Berlusconi es un populista consumado que se hizo con el poder en Italia tras ser dueño de tres factores fundamentales para hacerse con la simpatía del pueblo: los medios de comunicación (la RAI), el fútbol, al ser dueño del Milan, uno de los equipos más populares del país, y la construcción de viviendas populares. Ahora, prácticamente se comporta como dueño del país y de su gente, en especial de las mujeres, no hace una labor de gobierno seria, se aprovecha de su posición como Primer Ministro para sus placeres y aumentar el poderío de sus empresas y adopta una postura de burla y de fanfarrón, literalmente, y perdónenme la expresión, de "que todas las instituciones y el pueblo de Italia se la pelan" y que puede hacer lo que se le antoja.

Sin duda, Berlusconi es el ejemplo más vivo de la decadencia de las Democracias Occidentales y del liderazgo político en las mismas.

3.- Las protestas llegan a Wisconsin en el proceso de Tercermundización:

Y ahora resulta que en el seno mismo de Estados Unidos se dan protestas muy similares a las que ocurren en Medio Oriente, iniciando en el estado de Wisconsin, que de repente empieza a parecerse a Oaxaca bajo el gobierno de Ulises Ruiz, y digo similares, porque quien alienta las protestas es ni más ni menos que el propio Presidente Obama en contra de un Gobernador perteneciente al Partido Republicano.

Resulta que el Gobernador de Wisconsin, Scott Walker, en su búsqueda de reducir el gasto público, decidió revisar el régimen de pensiones y las prestaciones de los empleados del Gobierno del Estado, incluso, modificando o de plano eliminando la contratación colectiva con el sindicato (en EUA, si bien los burócratas no son tan mimados como aquí en México, sino son entendidos como trabajadores con igual estatus a los del Sector Privado, los sindicatos en general han logrado una fuerza política y un peso tan importante como aquí, aunque hasta ahora no han estado tan vendidos a intereses políticos, sino han mantenido su propia agenda), lo que le permitiría proceder a reducir la plantilla, con un recorte de personal drástico o la eliminación de compensaciones, cuotas y prebendas que se pagan del bolsillo del contribuyente, lo que ha sido parte del discurso del Tea Party y de los Republicanos en general contra el intervencionismo estatal y asistencialismo de Obama; sin embargo, esto ocasionó de inmediato la furia de los burócratas de su estado y de la poderosa central obrera American Federation of Labour, el antiguo imperio mafioso-sindical de Jimmy Hoffa y aliado cercano del afroamericano que ocupa la Casa Blanca, quien a su vez ha criticado al Gobernador y declarado abiertamente su apoyo a las protestas que amenazan con llevar al caos a tal entidad federativa norteamericana y que además, parecen también amenazar con extenderse a otros estados, y que los Demócratas pretenden, muy posiblemente, utilizar en su beneficio como parte de su plan para relanzar a las alturas a Obama y lograr un segundo mandato, después de haber aprovechado al atentado contra la Congresista Giffords en Arizona para atacar y desprestigiar tanto a Sarah Palin como al movimiento Tea Party.

Bienvenidos sean los gringos a las "grillas" tercermundistas de la guerra partidista, de la ideología chapucera y la demagogia al tope, de los sindicatos comprados y los líderes charros, que en este caso, serán líderes vaqueros, por analogía. Eso sí, coordinarán el borlote vía twitter o vía facebook, para estar a tono con los nuevos tiempos.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
¿La dictadura de laRed?


Una idea a vuelapluma que me ha venido a la mente ante todo este clima de protestas mundiales y que han tenido como protagonistas a las redes sociales es que si a través del Internet se logrará el sueño de los anarquistas con la demolición del Estado: OJO: del Estado, que no del poder, simplemente, éste será transferido a otros sujetos, tal vez sí sea como ya lo pronosticaban Alvin Toffler, Fukuyama, Paul Kennedy o Umberto Eco en los 90 y entraremos en un proceso similar al que se dió en el paso entre la Antigüedad y la Edad Media de privatización de la autoridad; ellos planteaban que el poder pasaría a las grandes corporaciones privadas: multinacionales y transnacionales; yo agregaría que, en específico, el poder pasará a los dueños de los canales por donde viaja la información: los verdaderos dueños de la red: Google, Yahoo, Facebook, Twitter, Microsoft... y los grandes fabricantes de los medios físicos de transmisión de información: Apple, Research in Motion (Blackberry), Nokia, Motorola, Samsung, etc. etc.

¿Será así? ¿Mark Zuckerberg, Steve Jobs, Bill Gates, etc., serán el prototipo de los futuros señores feudales, dueños de las redes de información? Es un buen campo para la especulación social y la ciencia ficción, y no es algo nuevo, ya Wiliam Gibson lo proponía en 1982 con su clásico "Neuromante" y lo podíamos ver en la serie de televisión "Max Headroom" hacia 1987, recuerdo haberla visto en mi infancia, donde se manejaba un mundo dominado por las grandes cadenas de telecomunicaciones y un servicio de TV por Internet, en que cualquiera podía transmitir y recibir libremente la información y los reportajes que uno quisiera, como una verdadera red social, y que amenazaba con volverse en contra de los propios dueños de los medios.

Se trataba de un mundo violento y anárquico, sin autoridad ni gobierno reconocibles, con una libertad individual llevada al extremo y un ambiente totalmente deshumanizante, en el que surgía, como producto del intento de borrarle la memoria a un impertinente reportero que sabía demasiado de las porquerías de la corporación para la que trabajaba, un ente virtual dotado de inteligencia artificial y conciencia propia al que llamaban "Max Headroom". He aquí su imagen:


Que no era hecha mediante computadora, sino mediante un ingenioso tratamiento visual de la imagen del actor protagonista debidamente caracterizado, hoy en día, estaríamos sorprendentemente cerca de lograr un Max verdadero... pero lo realmente importante y curioso fue que pese al enorme éxito de la serie y del personaje, que llegó a anunciar la Coca-Cola y a tener un espacio en MTV presentando vídeos musicales, la serie de TV fue cancelada al terminar la Primera Temporada; al parecer, pisaba demasiados callos y era una inquietante advertencia del camino que en aquellos años empezábamos a recorrer y en el que ahora estamos muy cerca de llegar al punto retratado en el serial.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Aristegui regresa:


Mañana reaparece Carmen Aristegui en MVS Radio... algunos hablan de que todo fue un show para presionar a Calderón a abrir las concesiones de TV abierta en favor de los Vargas o aún de Slim... ¿Será? En este país todo es creíble y todo puede pasar...

15 de febrero de 2011

MONSIEUR SARKOZY, MADEMOISELLE CASSEZ ET LE MEXIQUE

Pues no me escapé y me resulta imposible no hablar del escándalo de esta semana: ahora toca el turno a la secuestradora francesa Florence Cassez y al Presidente de la República Francesa Nicolás Sarkozy, que ha hecho de la defensa de una secuestradora sentenciada en Juicio, y que además quedó demostrado el delito, una causa nacional para una Francia a la que únicamente le queda el orgullo de su pasado como potencia mundial y para un Gobierno que últimamente se ha visto desacreditado y exhibido por su corrupción con el apoyo dado , el manejo dado a la crisis económica, y también medidas impopulares pero correctas (hay que reconocerlo) de modificar el sistema de pensiones galo.

Sarkozy busca recuperar apoyo popular, y lo hace apelando al orgullo francés, aunque eso le lleve a sostener la causa de una delincuente vulgar a la que se propone ahora como una pobre víctima de las injusticias y de un --lo sabemos que así es-- corrupto sistema de procuración e impartición de Justicia: pero ¿qué nos extraña de los franceses que han apoyado a dictadores a cambio de beneficios económicos? Además de ello, su política exterior se ha caracterizado por una serie de roces con otros Estados y una actitud de fanfarronería permanente que ya se ha hecho típica de una Francia que expulsada del club de las grandes potencias mundiales, tiene que ceñirse a su papel como uno de los motores financieros de la Unión Europea, aunque cada vez más detrás de la potente economía alemana, la única que parece no haberse desacelerado ante los fenómenos registrados en este rubro desde fines del 2008.

Pero veamos, repasemos algunos de los traspiés de la administración de Sarkozy que lo llevan a adoptar medidas desesperadas como ésta, más después de las elecciones locales y parlamentarias que le dieron ventajas a sus rivales, los Socialistas (quienes tampoco han sido unos santos, si ha habido una administración espantosamente corrupta en Francia, ésa fue la de Francoise Mitterrand, durante los años 80):

1.- Su frivolidad: su matrimonio con la cantante y modelo italiana Carla Bruni y su actitud de permanente romance, aún en visitas de Estado y actos oficiales han dado mucho material a las revistas del corazón; incluso, una de sus mayores preocupaciones fue el evitar que salieran publicadas unas fotos de la Primera Dama desnuda. Los lugares escogidos para las vacaciones de la pareja también trascienden y atraen paparazzis y la damita ha aprovechado muy bien que los reflectores apunten hacia ella para salir en revistas de todo tipo y grabar discos.

2.- Su nepotismo: Sarkozy impuso a su hijo mayor, un joven que debe rondar en los 25 años, hace dos, como presidente de una de las cámaras industriales más importantes del país.

3.- Corrupción: Ya hemos hablado antes de que se ha destapado que Sarkozy, desde su época como alcalde ha recibido jugosos sobornos de la dueña de la empresa de cosméticos L'Oreal, pues a esta señora le sale más barato pagar el soborno mensual que los impuestos que debe desde hace años, desde locales hasta nacionales, incluso, ella impuso a uno de sus antiguos gerentes como Ministro del Trabajo en el gabinete de "Sarko", o más bien, de su primer ministro (que es del mismo partido que él).

4.- Sus ligas con dictadores destronados: Sarkozy no sólo siguió protegiendo y asilando al depuesto Jean Claude Duvalier de Haití hasta que éste regresó a su patria en enero, como lo referimos en su momento, recientemente, se descubrió que dos de sus ministros se encontraban vacacionando, huyendo del gélido invierno europeo, en Túnez y en Egipto, y en ambos casos a cuenta de los mandatarios, hoy depuestos, que fueron sus anfitriones, Ben Alí y Mubarak, respectivamente, al parecer, Sarko sigue la tradición de Valery Giscard D'Estaigne, que hemos mencionado de dar apoyo a quien le soborne a él o a sus colaboradores.

5.- Su afán de protagonismo: Francia sigue presentando los vicios de su sistema semi-presidencial o de cohabitación adoptado desde la fundación de la Quinta República para evitar la aparición de otro protodictador benevolente como fue el General De Gaulle... ¿Alguien sabe el nombre del Primer Ministro de Francia? No ocurre como cuando Mitterrand tuvo a Chirac de Ministro o éste a Lionel Jospin, porque en esos casos el Presidente y el Premier resultaban ser de partidos diferentes y había un adecuado balance de poder entre ambas magistraturas, en el caso actual, Sarko ha corrido con la suerte de que su partido siga con las mayorías parlamentarias y así siga siendo el que forme Gobierno, con lo que tiene al gabinete bajo control y dócil a su voz y toda la atención centrada en él.

6.- Su política exterior basada en la fanfarronería: No solo en el caso de Florence Cassez que el Presidente, desde su visita de Estado en que la Bruni paró el tráfico en la Ciudad de México, Sarkozy se ha portado como un patán de taberna pretendiendo amenazar a todo el mundo ante el temible poderío francés; en todos los casos, ha quedado como el cuento del enano del tapanco, que con un altavoz y sobre una plataforma alta vociferaba y amenazaba, hasta que se dieron cuenta de su baja estatura y voz chillona. Es de recordar, por ejemplo, el caso en que incluso la Bruni se pornunció en contra de Irán por su dura legislación islámica contra las mujeres adúlteras, los persas, por su parte no le hicieron el más mínimo caso, sino que hasta se burlaron diciendo que si ella comentaba en contra de la legislación interna de su país era porque sabía muy bien que a ella le era aplicable esa ley porque no era más que una verdadera (perdonen la expresión) puta... al parecer, en Irán mantienen aquella regla suprema persa de "decir siempre la verdad", seguida desde tiempos de Zoroastro.

Si Chirac se pronunció en contra de la bélica política de Bush Jr. en EUA respecto a Irak, aunque por la OTAN mandó tropas a Afganistán, y se acercó astutamente al BRIC, Sarkozy se la ha pasado indefinido, ni se pone del lado del EUA de Obama ni se pone en contra, ni toma políticas o posiciones definidas, pero al menos, siempre busca aparecer en la foto.

7.- El manejo de la crisis: Sarkozy sigue manteniendo el Estado de Bienestar francés pese a lo caro que resulta, aunque ha buscado hacer algunas reformas como aumentar la edad de jubilación y reducir el monto de las pensiones, sin embargo, no cabe duda que la economía francesa es algo cada vez más menguante, mientras el desempleo crece y las oportunidades para los jóvenes son cada vez menores. Por si fuera poco, la cada vez mayor migración de Africa y el Mundo Islámico hace que sobre Francia planee el fantasma de la división racial y el conflicto étnico que ha sido capitalizado por la Extrema Derecha.

Pero además, resulta muy difícil para Sarko y cualquier otro político francés convencer a los franceses de hacerse responsables de sus vidas, están muy agusto bajo la tutela de "papá gobierno" en un Estado altamente burocratizado y asistencialista.

Por todo esto, Sarkozy andaba por los suelos en su popularidad, por lo que decidió, con el pretexto de defender a una ciudadana francesa condenada a una larga e inhumana sentencia de 60 años de prisión, mientras que en Francia el secuestro se castiga sólo con 30, incentivar el viejo orgullo francés y su sentimiento de agravio por un país tercermundista y salvaje como México, no muy diferente a lo hecho por el rey Carlos X en 1838 respecto a las reclamaciones de un pastelero francés en Tacubaya cuyo negocio fue destruido en un mítin que terminó en trifulca, originando la Guerra de los Pasteles que distrajo momentáneamente a la sociedad francesa del autoritario y malo gobierno del último Borbón galo que caería dos años después tras una presión fiscal insoportable para solventar los gastos de la conquista de Argelia... ¿será ese el destino de Sarko? lo veremos.

En todo este asunto, sin embargo, me parece muy digna la actuación del Gobierno de Calderón, y muy baja la de los franceses, que han tomado como rehén al "año cultural de México" en su país a fin de obtener el traslado de la secuestradora.

Y en cuanto a la Cassez ¿qué se puede decir? Es una delincuente y prácticamente pide ser homenajeada como toda una diva... solo puedo concluir que definitivamente, se trata de alguien con muy escasa o nada de madre.

12 de febrero de 2011

LA CRISIS EGIPCIA III... Y AHORA QUE SIGUE?



Acabo de enterarme vía Twitter (son las 11:30 am del viernes cuando comienzo a escribir) de la renuncia de Hsni Mubarak a la Presidencia de la República Arabe de Egipto, (Al-Jhamariya Al-Arabiya Al-Mizriya) tal es el nombre oficial actual de la Nación más antigua del mundo que adoptó desde la proclamación de la República en 1952 de la mano de la Liga de Oficiales Libres, después Partido Unión Arabe Socialista y hoy Partido Nacional Democrático; brazo político de las fuerzas armadas egipcias.

Es un día de regocijo para los egipcios que saludan la liberación tras los 30 años del yugo impuesto por Mubarak al país del Nilo. Vuelvo a insistir, Don Hosni nunca fue un tirano sanguinario que se sostuvo en el poder a través de la violencia como un Saddam Hussein, Stalin, Fulgencio Batista, los Somoza o un Hitler entre tanto monstruo que ha gobernado y esquilmado pueblos a lo largo de los siglos; se trató más bien de un hombre bueno en origen con un innegable talento diplomático y político para sortear los difíciles acontecimientos de una de las zonas más calientes del planeta con habilidad y oficio, buscando ser un balance entre el Mundo Musulmán y ese extraño incrustado en la región que es el Estado de Israel en una suerte de equilibrista y que por ello fue apoyado para mantenerse en el Gobierno de Egipto tanto por Judíos como por Norteamericanos durante 30 años, donde el ex-piloto de caza se apoltronó y dedicado más a su papel de árbitro y mediador de las tensiones, olvidó que su tarea principal era para con su pueblo, al que dejó abandonado en el atraso y el subdesarrollo.

Ahora, el mundo se pregunta ¿Y ahora, qué? En términos de respeto a la Soberanía Popular, los acontecimientos de la Plaza Tahrir y el derrocamiento de Mubarak son dignos de celebrarse y uno esperaría que algo similar ocurriera en la vecina Libia, donde un criminal como el extravagante Gaddaffi ya suma más de cuarenta años en el poder, o en Cuba, donde los hermanos Castro llevan 50 años de "Robolución" o que el pueblo venezolano hiciese lo mismo contra Chávez, e incluso que aquí en México el Pueblo derrocase, no solamente al espantoso gobierno panista de 10 años de desastres, sino a toda la clase política formada por partidos políticos que en realidad son bandas de ladrones y todo su "establishment" de delincuentes en los medios de comunicación, sindicatos y demás conexos. Cuando un sistema político ha dejado de responder a los intereses del Pueblo, éste puede cambiarlo por otro, tal y como lo planteó hace casi 800 años Santo Tomás de Aquino, origen de la Teoría de la Soberanía del Pueblo y lo refrendaron los Iluministas franceses en el siglo XVIII como Rousseau o Montesquieu, y lo aplicaron Jefferson y los demás próceres de la Independencia Norteamericana (con todo y sus hipocresías y dobles discursos).

Sin embargo, creo que resulta muy peligroso para los intereses norteamericanos e israelíes que efectivamente el movimiento popular se haga con el poder: las fuerzas que lideraron el alzamiento son ambas antiamericanas y antiisraelíes: de un lado, la Hermandad Musulmana, el partido fundamentalista islámico más antiguo de todo el Medio Oriente y que cuenta con una enorme y poderosa base social en el país del Nilo, evidentemente no quiere que Egipto siga siendo un garante de los intereses norteamericanos y quiere apoyar la causa de los vecinos Palestinos contra los Judíos, abiertamente hablando de revisar el tratado de Campo david firmado por Sadat, además, sus nexos con Al-Qaeda están por verse, cuando recordamos que el Dr. Aymán Al-Zawahiri, segundo al mando de dicha organización, empezó como activista de la Hermandad en su natal Egipto. Por el otro lado, tenemos a los laicos nacionalistas civiles, que tienen como cabeza visible a Mohamhed El-Baradei, quien por supuesto, se ganó la enemistad de Washington al haber sido quien más fuertemente denunció, en su calidad de Secretario General de la Agencia Internacional de Energía Atómica, a las mentiras de Bush sobre las armas de destrucción masiva supuestamente poseídas por Irak para justificar la invasión, y después destacó por su defensa y minimización del programa nuclear de Irán. En sus declaraciones durante los pasados 18 días de disturbios, Baradei llamó a EUA a sacar las manos del país y de la región.

No es de extrañarse que quien más ha festinado la caída de Mubarak haya sido Mahmoud Ahmadinejhad, el astuto Presidente de Irán, pues el evento coincide con el aniversario de la Revolución que en 1979 derrocó al Sha Mohamhed Reza Phalevi e instauró la República Islámica, lo que a algunos les hace sospechar si Irán estaría detrás del movimiento, incluso se habla de China, que últimamente ha estado muy interesada en intervenir en Africa.

Así que en mi opinión, creo que les van a dar atole con el dedo a los egipcios. La salida de Mubarak sin duda estuvo concertada, como y es una repetición de lo mismo de siempre: la República fue instaurada por los militares, los 4 presidentes: Naguib, Nasser, Sadat y Mubarak han sido militares, y el último acto de Don Hosni fue cederle el mando al Consejo de las Fuerzas Armadas integrado por el propio General Omar Suleiman, su ex-vicepresidente, y antiguo Jefe de los Servicios de Inteligencia, el Mariscal Hussein Tantawi, el Teniente General Sami Hafez Hanan, Jefe de Estado Mayor, el Comandante de la Fuerza Aérea: Reda Mahmoud Hafez Mohamhed, el de la Marina: Mohab Mohamhed Hussein Mamish y el Comandante de la Defensa Antiaérea: Abdel Aziz Seif Eldeen; si vemos los perfiles de todos ellos, veremos que se encuentran todo conectados a intereses foráneos, principalmente de EUA y Occidente, según lo publica Al-Jazeera. Recordemos que el ejército egipcio recibe al año 1,300 millones de dólares de lo que no es más que un soborno para garantizar la seguridad de Israel y el mantenimiento del tratado de 1979.

Es seguro que no se podrá mantener el régimen "nasserista" de un Presidente omnipotente y vitalicio, pero seguramente el plan es establecer un régimen de "Democracia controlada" al estilo de la que funcionó en Turquía tras la muerte de Atatürk y hasta la llegada de Erdogan y su Partido de la Justicia: laicidad, sistema de partidos y política pro-occidental  garantizadas por la fuerza del ejército, única institución fuerte y autónoma en el Estado y que en Egipto es la única que queda... a los norteamericanos les funcionó de maravilla en el caso de la nación otomana, hasta que se instauró la verdadera Democracia y los islamistas llegaron al poder, apoyados por la gran mayoría del electorado y ahora, han eliminado la fortaleza de las fuerzas armadas y asegurado el control del Estado, precisamente gracias a una auténtica democratización. Es lógico: los intentos por establecer regímenes occidentalizados en el mundo islámico, dese Atatürk a Saddam Hussein y de éste a Nasser han desembocado siempre en dictaduras en que, con calzador han intentado transformar a sus pueblos en copias malas de Occidente; siempre que los pueblos islámicos se han levantado a favor de la Democracia, esto va hacia la recuperación de sus raíces y su forma de ser, desde Mossadegh y el Ayyatola Khomeini en Irán hasta Erdogan en Turquía.

En Egipto puede pasar algo parecido, y de hecho parece que entre los organizadores de la protesta, entre los manifestantes y sobre todo en la Hermandad Musulmana está cundiendo la idea de que las cosas cambiaron para que todo siga igual: el ejército ha sido el que ha ejercido el poder desde 1952 y lo seguirá haciendo a fin de garantizar que el país del Nilo no se vuelva en contra de EUA e Israel y sus intereses en la región... pero la pregunta es: ¿Podrán mantener ese tinglado por mucho tiempo? No lo creo; de hecho, el tratar de mantener las cosas de esta forma y no dejar que los egipcios espontáneamente constituyan un nuevo régimen, aún islámico al estilo Irán será agravar las cosas y permitir la radicalización del movimiento tanto en su vertiente religiosa como en la nacionalista y ahora sí, provocar una Guerra Civil o un incendio que trascienda las fronteras egipcias; el abrir a que la Hermandad Musulmana participe en el proceso puede hacer que este movimiento se vea obligado a moderarse y a negociar con otras fuerzas y con el exterior.

Pero el incendio ya se está extendiendo: Argelia, país con un régimen supuestamente en proceso de democratización y pro-occidental está sufriendo ya disturbios. En 1996, los islamistas radicales habían ganado las elecciones, pero las presiones norteamericanas y europeas llevaron a la nulidad de los comicios y la ilegalización de los partidos islamistas; hoy, quizá han vuelto por sus fueros inspirados por el ejemplo egipcio. En Jordania, donde Abdallá II y la glamourosa Rania gobiernan bajo la tutela e influencia estadounidenses están sometidos a una cada vez mayor presión de los líderes tribales y los radicales, lo que aumenta el nerviosismo de los Israelíes; irónicamente, aquellos regímenes dictatoriales o absolutistas como el Saudita, el de Emiratos o de Qatar (que a través de Al Jazeera fomentó mucho el movimiento en Egipto) o el de Gaddafi en Libia que han logrado independizarse un tanto de la influencia norteamericana, que apoyan a los Palestinos y practican un Islam conservador y fundamentalista, se encuentran libres de disturbios.

A todo esto, EUA luce debilitado en la región, su influencia se tambalea. La actuación de Obama ha sido titubeante e indecisa, sería bueno saber cómo respondería ante un resurgimiento islámico en forma en toda la región. Las cosas, sin duda, están muy interesantes y preocupantes, veamos que pasa.

Para finalizar un recuerdo de los 80, la canción "Walk Like an Egyptian" de las Bangles, grupo de rock femenino bastante famoso en esa época de mi niñez (aún hoy siguen en activo y aunque ya cincuenteando, lucen despampanantes) con un tema que hoy podría ser un himno revolucionario, ¿no creen?

9 de febrero de 2011

EL ESCANDALITO SEMANAL

¡Qué curioso! Llevamos ya 3 semanas seguidas con escándalos mediáticos: primero, Kalimba y la supuesta violación, que en realidad solamente muestra una práctica habitual de los faranduleros de México y el Mundo que es tener sexo con l@s fans que se les acercan; con la aparición de las estrellas del Pop y del Rock desde los años 50 aparecieron las "groupies", generalmente seguidoras del cantante o músico al que que le proporcionan servicios sexuales, muchas veces sin otra cosa a cambio más que la experiencia de llevar la vida de una "rockstar" por un día, semanas o un mes (vean la película "Cási Famosos" con Kate Hudson), en una muestra de la bajísima calidad moral que, por desgracia, muchas veces caracteriza a estos personajes, que deslumbrados por la fama y la riqueza repentina dan rienda suelta a sus excesos. Evidentemente la menor asumió el papel de víctima para ver qué obtenía del afromexicano en términos económicos; irónicamente, para éste, representó un relanzamiento de su figura ante los últimos años en que si bien no pasaba desapercibido, parecía estar un tanto eclipsado. Los medios masivos, además de las redes sociales, contribuyeron a magnificar el incidente y darle una relevancia inmerecida.

La semana pasada, vino el escándalo provocado por los chistes de los conductores del programa sobre automóviles de la BBC "Top Gear" respecto a los mexicanos. Nuevamente, las redes sociales y los medios masivos convierten algo habitual entre los comediantes británicos que son los chistes con tema étnico o de estereotipos (y habitual en México también), en casi un incidente diplomático entre México y el Reino Unido, ¿porqué se le magnificó? Quizá por que el embajador mexicano en Londres, Medina Mora, ex secretario de Seguridad Pública, fue aludido directamente en las bromas de los ingleses, retratándolo como un haragán, (la realidad es que nuestros embajadores, a diferencia de los estadounidenses, parecen más ocupados en asistir a eventos sociales que en recabar información, identificar riesgos a la seguridad nacional y protección de nuestros paisanos en el exterior o hacer lobby) cuando se trata de un amigo cercano del Presidente Calderón.

Ahora en esta semana, el escándalo es protagonizado por la incombustible Cármen Aristegui y su repentino despido de MVS Radio, iniciado tras el sainete de las mantas del agitador lopezobradorista Fernández Noroña en el recinto del Congreso de la Unión, en las que tildaba de alcohólico a Calderón, rumor que al menos, tiene unos 2 años de ser difundido por muchos medios, entre ellos, por supuesto, las redes sociales... y rumor sobre el que no existen pruebas fehacientes que lo confirmen, como sería el historial clínico del mandatario o testimonios directos de ello; es más, a diferencia de lo que ha ocurrido históricamente con líderes como Alejandro Magno, Winston Churchill, José Stalin, Pedro el Grande, Victoriano Huerta, Leonid Brezhnev y Boris Yeltzin (los rusos han dado muchos ejemplos de este vicio en el poder) nunca se ha visto a Calderón llegar a un evento o actuar bajo los influjos de las bebidas alcohólicas en público. Un sensato análisis sobre el rumor y el despido de Aristegui lo hace Raymundo Riva Palacio en el diario "La Razón". Como también lo hace Ricardo Alemán en su blog "La Otra Opinión".

La realidad es que todo esto muestra la estrecha relación entre los partidos y los medios corporativos, por un lado y figuras individuales del periodismo en particular, por el otro. Para nadie es secreto que la Aristegui siempre ha sido fiel partidaria y seguidora de la Izquierda más rancia y radical en México, representada por el Sr. Andrés Manuel López Obrador y compañía, lo que no le impide, pese a su nacionalismo revolucionario y xenófobo, trabajar para la oficina de prensa de EUA, esto es, la CNN.

La antítesis de Aristegui es, ni más ni menos que su antiguo socio y amigo, Pedro Ferriz de Con, quien el otro día se jactaba de que ella no le importaba lo más mínimo, aunque era obvia su alegría por el hecho de que Doña Cármen fuese despedida, la realidad es que todo mundo sabe que el líder de Grupo Imagen es el perrito faldero de los gobiernos emanados del PAN. Los de Multivisión o MVS, por su parte, sólamente se descubren en un burdo intento de quedar bien con la administración de Calderón despidiendo a la periodista, quien aprovechará esto (y ya lo hace con su conferencia de prensa de hoy) para encumbrarse más en la fama y luego reaparecer contratada por otro nuevo medio, del que, en unos años, se cansará y provocará que la despida nuevamente para seguir en su rol de antisistema y de víctima de la censura que tanto le reditúa. Lo raro es que si ya saben que la niña es risueña le sigan haciendo cosquillas y dándole la oportunidad de montar el show.  

Como he dicho, en México no existe el periodismo independiente, ni imparcial, siempre hay detrás intereses, y más en el apestoso régimen de partidos que tenemos.

En este contexto, he de reconocer que estoy harto: estoy harto del PRI, del PAN, del PRD y de todas las siglas y colores partidistas, estoy harto del fanatismo y de la división que ha permeado en México de la mano de estos partidos que sólo luchan por el poder pero una vez obtenido, no lo utilizan para mejorar nuestra forma de vida ni las condiciones del país.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Sigue el Ciberbullying

He seguido siendo atacado vía Twitter por izquierdosos-liberales-progresistas que sólo muestran su intolerancia, ellos, que se consideran abanderados de la pluralidad, de la diversidad y de la libertad solamente manifiestan su odio, su violencia y su capacidad para el insulto y la descalificación y ser enemigos de la libertad de conciencia y de creencias, me da gusto hacerlos enojar, si chillan, rebuznan o gritan es porque les duele lo que he expresado en este blog y en esa red social, tan sobreestimada y tan alabada, que en realidad es un campo para luchas y discusiones que llegan a nada, inútiles y de pérdida de tiempo, únicamente sirve para enterarse de las noticias de inmediato y por eso me mantengo en ella; sin embargo, dudo que realmente sirva para tumbar gobiernos y demás como ahora dicen en el caso de Egipto, un factor de esta duda es que en ese país, dada la pobreza, el acceso a Internet debe ser muy reducido, lo mismo los que sean usuarios de telefonía celular, y por otro lado, la misma naturaleza de las redes sociales no permite que sirvan más que para quedar en fecha y hora para algo o comentar puros chismes, ha trascendido que un ejecutivo de Google dispersó ciertas noticias en la red y los pocos usuarios de Internet egipcios de ahí se agarraron para iniciar la lucha; la verdad, dudo mucho que tal ejecutivo lo haya hecho por su compromiso con la "lucha por la libertad", si se caracterizan por algo, los líderes de la actual revolución informática como Gates, Jobs o Zuckerberg y por supuesto, los de Google, es por su apetito lucrativo casi insaciable, así que cabrá preguntarse qué intereses están detrás: ¿EUA que desea comerle el mandado a China en Africa y necesita un Presidente Egipcio más liberal en lo económico para invertir ahí y obtener su mercado? ¿Islamistas que le llegaron al precio al Google-man?

Las redes sociales son un instrumento de comunicación maravilloso, pero no creo que sirvan como instrumento para transformar al mundo, a menos que sea en un lugar donde los chismes, la violencia y la agresión imperen en forma virtual y donde reine el caos por nunca poder ponerse de acuerdo, si siguen siendo mal utilizadas.

Yo no responderé a esos insultos de un grupo de porros, acomplejados y traumados, que sueñan con hacer del mundo un lugar en que todos piensen como ellos y crean o no crean lo que ellos y que reaccionan iracundamente y con dedo flamígero contra quien no se convence de sus ideas u opiniones. No les voy a dar importancia; pero me queda claro que si existen es por un México hiper-politizado en el que todo, absolutamente todo se observa desde el punto de vista de la política, todo es pintado con colores partidistas, todo gira en torno a elecciones y candidatos. ¡Ya Basta! La vida es mucho más que eso, afortunadamente, y por ello, en los próximos posts de este Blog me abstendré de hablar sobre política nacional: estoy harto, estoy harto del Peje, de Noroña, de Ebrard, de Calderón, del Jefe Diego, de Emilio González, de todos, de Aristeguis y de Ferrices, en su lugar hablaré de Historia, Ciencia, de acontecimientos internacionales y seguiré con mi blog-novela.

Y por supuesto, ya no me interesará el escandalito de la próxima semana, ¿quién lo protagonizará: Lucía Méndez, Jackie Bracamontes, el Chicharito o el Dr. Wagner? La verdad, no me importa. Hay otras cosas más relevantes.

4 de febrero de 2011

LA VIOLENCIA TOCA A LA PUERTA EN GDL


Era solo cuestión de tiempo, y así, el lunes pasado por la noche, cerca de las 9:00, se registraron en nuestra ciudad de Guadalajara una serie de hechos violentos, catalogados como "narcobloqueos" que demuestran que, pese a los dichos del Gobernador Emilio González Márquez, de que todo estaba de maravilla en Jalisco y de que ésta era una ciudad segura, en viajes al extranjero y verdaderos actos no para promocionar a los Juegos Panamericanos a celebrarse en octubre, sino para promoverse a sí mismo con miras a la elección presidencial del año 2012, la presencia del crimen organizado en nuestra ciudad es patente y los riesgos para todos los que aquí habiamos son claros y evidentes.

Fue justo al inicio de febrero, cuando el Gobernador presenta su informe de Gobierno; en esta ocasión, Emilio no hizo el tradicional acto protocolario de asistir ante el Congreso del Estado, sino que lo remitió por escrito, en algo que desde que el PAN tomó el poder a nivel nacional se ha vuelto signo supuestamente de Democracia y respeto entre poderes, en realidad, muestra de la falta de diálogo, intolerancia, enfrentamiento y polarización de nuestra clase política. En aras de hacerse publicidad, el Gobernador gastó una gran cantidad de dinero público en imprimir multitud de suplementos o folletos que se anexaron a los principales diarios de circulación nacional (hasta en Yucatán aparecieron), donde resumía sus presuntos logros tras 4 años al frente del Ejecutivo Jalisciense, así que no cabe duda que los ataques fueron diseñados y programados para que el Gobernador se tragara sus palabras.

Por ejemplo, uno de los puntos atacados, como se ve en la foto, fue el puente Matute Remus, que apenas el sábado anterior se había inaugurado en un muy fastuoso concierto de rock y música electrónica (más derroche de recursos públicos en pan y circo, al más puro estilo DF-PRD) donde un minibús de transporte público, de la ruta 646 fue incendiado por los pistoleros presuntamente pertenecientes a la banda mafiosa "La Resistencia", esto es, justo donde se encuentra la obra más cacareada de la actual administración estatal, en un obvio reto a la autoridad. Y no fue el único, igualmente, otros particulares fueron bajados con violencia de sus vehículos, que después fueron pasto de las llamas iniciadas por los matones. Incluso, un chófer de un tráiler fue herido en las piernas por negarse a acceder a dejar su camión.

¿Porqué hasta ahora? Los rumores dicen que el gobierno de Emilio había pactado ciertas seguridades a los jefes criminales, para convertir a Jalisco en territorio neutral dentro de la mal hadada e irresponsable "Guerra contra el Narcotráfico" iniciada por el Presidente Calderón, pero que supuestamente las últimas detenciones verificadas en días pasados en Jalisco significaron una ruptura de aquel pacto, por lo que los delincuentes de inmediato se lanzaron a exigir de esta feroz manera el respeto a los acuerdos alcanzados de parte del Gobierno del Estado... ¿será cierto? En la actualidad cualquier cosa puede creerse, más cuando el Ejecutivo y sus Secretarios al ser cuestionados responden con ambigüedades y nerviosismos, sin decir de frente la verdad sobre lo que está pasando.

La verdad es algo gravísimo lo que está pasando, y no solamente en este aspecto; la cultura de la delincuencia ha permeado profundamente en muchos aspectos de la sociedad; yo lo he observado últimamente en jóvenes de 18 a 20 años que pretenden adoptar la forma de vestir de los "Chakas" o pistoleros: camisas desabrochadas, playeras y gorras con bordados de lentejuelas de la marca "Ed Hardy" del diseñador Christian Audiger, rosarios colgando al cuello (que no rezan) y forma de hablar agresiva y ranchera, imitando el acento y los modismos de Sinaloa, estado que desgraciadamente, como Sicilia en Italia, se ha convertido en la patria de la mafia mexicana. En el caso de las muchachas, se ve que también ha brotado en algunas de ellas la imitación a la forma de vestir de las llamadas "buchonas", especie de amantes o esclavas sexuales de los jefes criminales; y me digo, qué desgracia que para los jóvenes en México no hay más a quién admirar que a los delincuentes, algo que también tiene su Historia y su razón de ser: desde la época colonial los bandoleros y delincuentes, como la banda de los Capa Blanca que aterrorizó el centro-norte del país a mediados del siglo XVIII asaltando las conductas de metales preciosos y las haciendas, los asaltantes de diligencias de Río Frío, Puebla en la època de Santa Anna, que inspiraron a Manuel Payno su inmortal novela, Chucho el Roto, el Tigre de Santa Julia, el propio Jesús Malverde o la Banda del Automóvil Gris, que actuaron a principios del siglo XX, se convirtieron en íconos de la lucha contra el autoritarismo, cuando en realidad luchaban por su bolsillo. Así, hoy en día, y ante un Gobierno (estatal, municipal y federal) integrado por corruptos e incapaces, la delincuencia tiene su atractivo como verdadero poder capaz de imponer su orden y su ley, cuando las instituciones solamente fallan.

Esto es muy grave, como fuerza ideológica, la delincuencia puede conducirnos al Estado fallido, máxime cuando tenemos generaciones que considerarán que debe imperar la fuerza por encima de la Ley, que la anarquía es mejor que el orden y el terror es la mejor forma de imponerse a los demás, porque eso es lo que han aprendido, y de los propios gobernantes: como muestra, ayer Fernández Noroña y los diputados del Partido del Trabajo, y algunos del PRD protagonizaron un nuevo sainete en la Cámara de Diputados federal, quizá impulsado por un López Obrador que desea reventar la alianza entre el PRD y otros sectores de la Izquierda y el PAN, y buscar así el ser protagonista de nueva, opacado por su otrora pupilo Marcelo Ebrard. Nuevamente, nuestros políticos nos muestran que la violencia, el berrinche infantil y el desmadre son herramientas válidas para conseguir lo que se quiere.

Y, ¿todavía creen que los Panamericanos seràn exitosos?
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Top Gear:

Yo no me sentí ofendido por lo que 4 conductores de un programa británico sobre autos dijeron en son de chiste sobre los mexicanos; finalmente, es algo que pasa en todos lados y nadie se siente ofendido por manejar estereotipos; aquí mismo en México abundan los chistes en que los españoles, llamados "gallegos" son retratados como imbéciles, es más, como retrasados mentales, y los argentinos como unos ególatras hasta el grado del ridículo; esos chistes han sido narrados en sketches y programas de TV, en teatros y conversaciones privadas, y hasta ahora, ni España ni Argentina han exigido disculpas o han demandado a las televisoras o personajes que han sacado esos chistes o hablado de sus nacionales con estereotipos.

En Estados Unidos, es frecuente de estereotipar a los canadienses como estúpidos e ingenuos, y en Canadá mismo se hacen chistes acerca de los newfis o nativos de Terranova (Newfoundland) retratados con el estereotipo precisamente de ser poco inteligentes. Robert de Niro y Al Pacino en el mismísimo Holywood han hecho una prestigiosa carrera cinematográfica la mayoría de las veces representando el estereotipo del Italiano mafioso, corrupto y asesino, y sin embargo ni ellos, ni en Italia han demandado a las productoras americanas por ello.

Para colmo, en México, hace apenas 2 semanas hacíamos una carrilla brutal contra el cantante Kalimba, acusado de violación con chistes que probablemente serían calificados de racistas, como el arremedar a Carlos Loret de Mola y decir: "Oye Kalimba, ¿alguna vez pensaste en ser el BLANCO de todo México?" cuando Kalimba, como es bien sabido es de origen africano y por supuesto, es negro.

Los ingleses manejan un humor así, incisivo sobre los estereotipos formados alrededor de otros países, o incluso sobre ellos mismos: el éxito de Rowan Atkinson y su personaje de Mr. Bean estriba en que éste es una especie de "Homero Simpson" inglés, es decir, es una carrilla al inglés promedio: acartonado, lacónico, esnobista.  Mientras, el comediante inglés Sascha Baron Cohen ganó fama mundial con su película y personaje de "Borat" con el que hacía burla, por un lado del estereotipo de los ex-soviéticos, recordando que se supone era un periodista Kazajo, como países de borrachos, pobres y corruptos donde campean el atraso medieval y la prostitución, y por otro, se burlaba de los estereotipos de los norteamericanos: fanáticos, violentos, ignorantes, incultos y soberbios. Los norteamericanos no se ofendieron, al contrario, se divirtieron con la película, pero el Gobierno de Kazakhastán sí se indignó y protestó y actuó como ahora actúan los medios y algunas autoridades en México, boicoteando a la BBC y hasta demandando.

Yo creo que esto ya es exagerar por unas simples burlas dadas en un intrascendente programa de TV sobre automóviles llegar hasta un incidente diplomático, es vernos igual de tercermundistas que el régimen Kazajo encabezado por la mesiánica y en realidad hilarante dictadura de Nursultan Nazarbayev que gobierna esa república desde la época en que era una provincia del imperio ruso-soviético, si queremos ponernos en ese nivel y salir en la sección de "Noticias insólitas" adelante, una muestra más de la inmadurez y de la vocación para el escándalo y el ridículo de nuestras autoridades y comunicadores; yo mejor, quisiera dejarlos con la siguiente reflexión:

¿Qué hemos hecho, o qué estamos haciendo para quitarnos ese estereotipo? ¿Porqué se nos ha catalogado así como lo describieron los conductores de ese programa? ¿De veras no hemos dado motivos? Hay que recordar que el respeto se gana; si queremos que México y los mexicanos seamos respetados y romper el estereotipo del indito ensarapado dormido junto al nopal debemos trabajar y luchar por hacerlo; pero mientras tengamos gente como Fernández Noroña en el Congreso, gente tirando basura en las calles, o sin civismo ni cordialidad, aviadores en las instituciones públicas, empresarios que prefieren maquilar a incentivar la inventiva y la innovación y un sistema educativo tronado, no nos quitaremos el estereotipo, antes bien, lo confirmaremos.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Egipto:

Hoy se cumple el ultimatum dado por los opositores a Hosni Mubarak para que abandone la Presidencia del país del Nilo. Todo indica que abandonará el poder, pero no se lo entregará a la oposición ni a los manifestantes, toda vez que cada vez aparece más claro que detrás de todo están los movimientos radicales islámicos encabezados por la Hermandad Musulmana; ni EUA ni Israel se pueden permitir que se funde en las fronteras del Estado Judío una República Islámica al estilo de Irán.

Así que lo más probable es que Don Hosni le deje el cargo al Primer Ministro Omar Suleiman, luego se hagan elecciones "libres" y él mismo quede confirmado, repitiendo la historia sucesoria de Nasser-Sadat-Mubarak. Lo que pase después, quién sabe, dependerá de que se vean acciones económicas firmes tendientes a la mejora de las condiciones de los egipcios, aunque habrá que ver si ante la falta de fondos de EUA no asume China, cada vez con mayor presencia en Africa y en Egipto en particular, el papel de proveedor de fondos. Veremos que pasa...
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Samuel Ruiz:

Hace unos días falleció el Obispo de San Cristobal Don Samuel Ruiz, y pudimos ver el doble rasero de Izquierdosos y liberaloides, aquí sí piden la canonización inmediata y cero crítica a su gestión episcopal, no como con Juan Pablo II; es decir, cuando es alguien afín a sus ideas, todo es perfecto, alguien contrario y caiga el infierno sobre él.

Samuel Ruiz es también controversial; yo creo sin embargo que estuvimos ante alguien que también merecería ser canonizado, dada su genuina preocupación por los pobres y en especial por los indígenas, a quienes metió en la agenda nacional, no obstante, como humano también cometió errores : su apoyo a la marxista Teología de la Liberación y su excesivo punto de vista político antes que pastoral provocó que en Chiapas entraran con fuerza las sectas protestantes norteamericanas e incluso, un grupo musulmán supuestamente apoyado dese Líbano y Palestina por Hamas, y adonde se dirigieron muchas personas que tenían inquieturdes espirituales pero encontraban en el Obispo puros mensajes políticos e ideológicos y una gran intervención en estas esferas, donde los Izquierdosos no encontraban problema (pero si era otro obispo, uuuuy, la que se armaba).

Aún así, fue un hombre bueno, preocupado por la situación social en su diócesis, fuente de graves problemas y del mal que sufren las personas en situaciones de injusticia y pobreza extrema; estoy seguro que él ha recibido su recompensa, junto a Juan pablo II.