Buscar este blog

27 de septiembre de 2008

TRAS EL DEBATE... EMPATADOS Y LA CRISIS CONTINUA


videoTras ver el debate entre los dos candidatos presidenciales de los 2 grandes partidos políticos norteamericanos queda la sensación de que se trató de un empate, yo, personalmente, quede confirmado en mis dudas y opiniones que expresé en un post anterior.

En primer lugar, ambos candidatos mostraron las escasas diferencias existentes hoy en día entre los idearios de los dos partidos políticos más importantes de Estados Unidos, que por otra parte, confirman el mantenerse firmes en compartir el poder a base de un bipartidismo férreo en el que no se da espacio a los otros tres partidos chicos, (el Partido Libertario, el Partido Constitucionalista y el Partido Verde Ecologista) que simplemente no tienen posibilidad de crecer ante el dominio de la maquinaria política y mediática de los dos grandes.

Así, si bien McCain sí expresó el ideario tradicional del Partido Republicano en materia económica, centrado en el Libre Mercado y la desregulación a fin de que la Economía se dirija a sí misma, dejando que los agentes económicos actúen con completa libertad, actuando por su propio interés, llevando, como lo proponía Adam Smith, con el logro de su beneficio personal al beneficio de toda la sociedad, por esa razón es que los congresistas y senadores republicanos se han opuesto inicialmente al "FOBAPROA" propuesto por Bush. Después de todo, al igual que lo sucedido en México, el rescate bancario llevará a premiar a los más imprudentes o a los más sinvergüenzas, a las grandes corporaciones y no a las pequeñas instituciones crediticias y aseguradoras que también se han visto afectadas, endeudando por generaciones a todos los norteamericanos a futuro.

Sin embargo, McCain se contradice y apoya al rescate bancario en la misma forma que Obama, en una búsqueda por arrastrar consigo a sus respectivas bancadas en el Poder Legislativo y salvarle el pellejo a Bush y a la economía norteamericana aunque sea a corto plazo, pues a la larga, el rescate no dejará más que un endeudamiento gigantesco, frenará la economía e incrementará la carga fiscal para los contribuyentes, en forma similar a lo que el ocurrió a Roosevelt en los 30´s cuyas medidas intervencionistas fueron, más que el crack de 1929, las causantes de la "Gran Depresión", misma que quedará chica comparada con la que inicia, y para salir de la cual no tuvo más que la desesperada medida de hacer todo lo posible por provocar a Japón y finalmente, obtener el pretexto de Pearl Harbor para entrar a la Segunda Guerra Mundial, hoy en día, esta acción no es viable dado lo que hablábamos en otra ocasión referente a cómo la industria bélica americana ya no deja los beneficios del pasado al país.

Tal vez por eso McCain busca bajar los impuestos a las empresas, lo que es calificado por Obama como "bajarle el impuesto a los ricos", lo cual en cierta forma es cierto, pero también en cierto sentido es acertado, pues así se estimula a la inversión en Estados Unidos y se impide que las grandes compañías abandonen el suelo americano para invertir en Asia o en algunas partes de América Latina donde los impuestos son más bajos (lo que busca hacer Obama mediante el cierre de las fronteras al comercio y el proteccionismo), aunque la propuesta del Demócrata es también acertada en un sentido, puesto que busca la reducción de los impuestos a las personas físicas y en especial a la mayoría de la población que tiene un ingreso bajo, para así, incentivar el consumo y poner de nuevo en circulación el dinero, sin embargo, donde pienso que falla Obama es en irse por el modelo Keynesiano, propio de la Izquierda, del Estado de Bienestar y poner en marcha onerosísimos programas sociales, como, por ejemplo, convertir al Seguro Social norteamericano en algo similar al IMSS para evitar injusticias que, ciertamente se presentan, como las que retrata Michael Moore en su documental "Sicko", pero que, dado el inmenso número de derechohabientes de los que se trataría probablemente sería tan inoperante, ineficaz y presto a la corrupción y anquilosamiento como el sistema mexicano, en vez de ser como el Canadiense o Cubano, donde, mucho de su éxito se debe a que trata a un número inmensamente menor a aquel con el que tiene que lidiar la seguridad social mexicana, no se diga la estadounidense.

Los programas asistencialistas de Obama llevarían necesariamente a un gran endeudamiento del Estado, (los bancos chinos gustosamente abrirán más líneas de crédito) pese a los recortes que indica, haría en los programas y políticas que actualmente ejecuta el Gobierno Federal norteamericano, y si carga más la mano sobre "los ricos" llevará a que más capitales huyan de EUA para instalarse en la India, o China, o Brasil.

En pocas palabras, en el capítulo económico McCain demostró que no tiene una idea clara de qué hacer respecto al rescate bancario, pues alternativamente se ha opuesto a él y lo ha apoyado, aunque quizá no esté tan descaminado en cuanto a buscar incentivar de nueva cuenta la inversión y tratar de aligerar las cargas del Estado aunque haya a corto plazo un gran costo social, mientras que Obama me parece más firme en apoyar el rescate bancario y resolver la situación para el futuro inmediato, aunque sus sueños de Estado de Bienestar trasladarían el costo social a las futuras generaciones y contribuirían a un engrandecimiento del aparato gubernamental y a hacer menos competitivas a la economía norteamericana.

En cuanto a la política exterior, es realmente preocupante la posición de ambos, por un lado, ya sabíamos la postura de McCain de agresividad por todo, con todos y contra todos, de renuncia a la diplomacia y ejercer la fuerza para llevar la Democracia y la Paz al mundo, en un discurso inspirado en el rencor y la paranoia de alguien afectado por cinco años de prisión y torturas en el "Hanoi Hilton", así como la ciega fe en la inalcanzable victoria total en Irak, pero Obama se ha destapado claramente y vemos que está, por desgracia, muy lejos de ser la "paloma de la paz" que creíamos, sólo es más selectivo en su agresividad, aunque sí busca lograr de Venezuela, Cuba e Irán una especie de tregua a fin de poder concentrarse con todo en la cuestión Afgana. A mi parecer, la influencia de Biden se ha ejercido sobre el joven afroamericano que quizá, hizo que se perdieran muchas ilusiones.

En efecto, Obama plantea sacar a las tropas de Irak pero sólo para trasladarlas a Afganistán e incluso, a Pakistán, señala que el objetivo principal es capturar y MATAR o ASESINAR a Osama Bin Laden (me parece que un jefe de Estado que emplea términos propios de un capo del narcotráfico en lugar de buscar llevar a los enemigos y delincuentes internacionales ante los tribunales internacionales o locales para que se haga justicia, sólo demuestra ser un delincuente más), por ser el principal peligro contra EUA, e intervenir en el vecino país por que, aunque se trata de un aliado fiel de Estados Unidos, y más ahora que "Don 10 por ciento" ( el viudo de Bennazhir Bhutto se ganó ese apodo cuando, bajo los gobiernos de su mujer se quedaba con esa cantidad de cada contrato u obra pública que se realizaba en un esquema espantosamente corrupto) es el Presidente de la República, no se ha hecho lo suficiente para acabar con los refugios de los Taliban y de Al-Qaeda en la zona limítrofe entre ambos países islámicos.

La realidad indica que, por un lado, a la salida de las tropas norteamericanas, el gobierno del Presidente Talabani caerá como Maximiliano cayó al irse el ejército napoleónico de México o como el régimen comunista afgano se desmoronó en el caos al huir los rusos, (por otro lado, si Mc Cain dice que se está venciendo en Irak, cabe preguntarse cómo sería la derrota) y trasladarlas a Afganistán y a Pakistán sería, por un lado, empantanarlas en un lugar donde pronto se quedarían solas, puesto que cada vez es mayor la oposición a la permanencia de las tropas de los otros miembros de la OTAN en los respectivos pueblos y gobiernos de esos países, y abrir un nuevo frente, en el segundo caso, que sólo contribuiría a desestabilizar aún más la región, a fortalecer al Talibán, a Al-Qaeda y otros movimientos radicales surgidos en Pakistán, además de una fuerte resistencia nacionalista, lo que aseguraría sumir en el caos a los ejércitos americanos que participaran en la aventura.

EUA no la tiene fácil, pero no puede irse así como así de Irak, antes, debería fungir como un mediador para la verdadera reconstrucción Iraquí, concertada entre todos los grupos que están en pugna en el país, desde exbaathistas, sunníes, chiítas, kurdos, cristianos y Al Qaeda, debe reconocer a todos estos grupos, lograr un concenso y reparar los daños ocasionados (creo que ya estoy pidiendo demasiado). Y lo mismo debería hacer en Afganistán, y si se quiere acceso a los recursos petroleros de la región, ni modo, existe algo llamado comercio y tiene necesariamente un costo, pero quien lo hace y lo paga se asegura por lo menos más tranquilidad que aquél que acude a robar. Por otro lado, EUA no debe centrar su política exterior en el apoyo irrestricto a Israel: los judíos deben defenderse solos o comprometerse seriamente a la paz con sus vecinos, y si no es capaz de hacerlo por prejuicios raciales y religiosos, entonces, ni modo, tiene que desaparecer porque su existencia es tan imposible y tan anacrónica como si los indígenas mexicanos intentaran reconstruir el Imperio Azteca y correr a criollos y mestizos de México para ello.

Obama tiene razón en cuanto a buscar normalizar las relaciones con Cuba, Venezuela o Irán, en el primer caso, nada ha sido más beneficioso para los Castro que el embargo norteamericano de más de cuarenta años, eso les ha permitido gravitar sobre el mito de las maldades imperiales y la infinita bondad del régimen comunista que lucha por la libertad, lo que ha servido para ganar multitud de simpatías; entre tanto, la apertura comercial y económica, como ocurrió en el caso de la Unión Soviética, desnudaría las taras y las crueldades del régimen o lo forzaría, como ha sucedido en China, a transformarse, en el caso de Chávez, eliminaría la tentación latinoamericana a hacer caso de los cantos de sirena entonados desde el Kremlin, y en el caso de Irán, permitiría incluso hasta, indirectamente, defender a Israel al echárselo a la bolsa: la cuestión está en que EUA acepte la realidad y reconozca que Irán es tanto el país más democrático de Medio Oriente, aunque suene sorprendente, pero es el único en el que existe un efectivo sistema de "check and balances" entre los poderes: Religioso, Ejecutivo, Legislativo y Judicial y en el que existen verdaderos partidos políticos y contiendas electorales limpias, así como una sociedad mucho más activa y participativa, mientras cierra los ojos y sustenta monarquías absolutas y corruptas como la de Arabia Saudita o la de Jordania, por los negocios que tiene la primera o por que los reyes de la segunda se han casado con mujeres norteamericanas que visten a la moda. También deben reconocer que Irán, la antigua Persia, tiene pleno derecho a ser una potencia en el mundo islámico y se lo ha ganado desde hace milenios, desde que Ciro el Grande creó la nación.

El meollo de todo se encuentra en que EUA se dé cuenta de que nos encontramos ante un mundo multipolar y que debe compartir las decisiones y el balance de poder con China, con Irán, con Rusia, con Brasil y la India, pero al parecer, ambos candidatos están ciegos ante esto y harán todo lo posible por intentar mantener a su país como única potencia mundial, lo que a la larga va a ser desastroso: así lo decía el Conde-Duque de Olivares, jefe del Gobierno Español en el siglo XVII: "Debemos luchar, aunque no podamos, con tal de mantener nuestra reputación", como resultado, el ejército imperial español era derrotado en Rocroi y España cedía su lugar a Francia como súperpotencia.

Los que sí perdimos en el debate fuimos los Latinoamericanos, salvo las referencias a Venezuela y Cuba no se trató nada más, y al parecer Obama y McCain continuarán con el olvido en que el Gobierno de Bush ha dejado a su extranjero cercano, y mientras continúen en esta tónica, la región no dejará de representar una amenaza constante para EUA con el brote de inestabilidad, narcotráfico y dictadores desfasados dispuestos a abrir las puertas a los intereses de su enemigo histórico: Moscú, pero también, mientras los Latinoamericanos y en específico, nosotros los mexicanos sigamos atados a mitos, miedos y complejos que nos impidan plantear políticas y relaciones con EUA que nos permitan obtener beneficios mutuos a ambos lados del Bravo, no dejaremos de ser pasto de intereses externos y contrarios a nuestro bienestar o de falsos mesías que nos prometen el oro y el moro y al final nos dejan peor que antes.

En fin, veremos cómo sigue este proceso electoral.

24 de septiembre de 2008

¿QUE %$&# LE PASA A ESPAÑA?

Quizá de entre todos los países de Europa Occidental es España la que demuestra más claramente la realización de una política conducida por el ideario de Izquierda del que hablábamos en un post anterior. Como en ningún otro caso puede verse una acción gubernamental dirigida a transformar a la sociedad desde arriba a fin de lograr realizar el sueño marxista de una sociedad igualitaria y en la que desaparecen las diferencias: económicas, sociales, etc.
La realidad es que España está sufriendo un verdadero proceso de descomposición en que, por un lado, se está alentando el separatismo que lleve a una involución hacia la España medieval dividida en varias entidades políticas diminutas: la división territorial en comunidades autónomas ha derivado en la formación de regionalismos que peligrosamente avanzan hacia nacionalismos; algunos ya preexistentes, como el Catalán, surgido desde el siglo XVII y otros que surgieron al calor de las contiendas civiles del siglo XIX, como las Guerras Carlistas como es el caso del separatismo vasco, mientras que existen nacionalismos de plano inventados, y para ejemplo está el caso de Andalucía, a la que se identifica con la presencia islámica durante los 700 años de la Reconquista, pese a que la mayoría de los andaluces de hoy, si bien pueden ser producto de cierto mestizaje con la población árabe-bereber y judía medieval surge más bien de la colonización iniciada por los castellanos en el siglo XIII bajo el reinado de Fernando III el Santo.
El trasfondo de todo esto radica en que España está en manos de un fanático, de un individuo, secundado por la cúpula del PSOE igualmente ideologizada, no se encuentra gobernando con visión de Estado ni buscando lo que, objetivamente, sea mejor para su pueblo, ni con respeto a lo que es ese pueblo, su identidad o su ideosincracia, sino que se gobierna en pos de un ideal a conseguir: la destrucción de la "malvada sociedad burguesa" actual para después buscar edificar la sociedad perfecta, igualitaria y libre del Marxismo, sin la violencia revolucionaria del Comunismo radical, sino con la conquista democrática del poder y la transformación desde arriba mediante el empleo de las herramientas del Estado, tal y como Ferdinand La Salle, Gramsci y la Escuela de Franckfurt lo proponen.
Esto es lamentable, puesto que el PSOE había dado a España y a Europa un gran estadista en la persona de Felipe González, que si bien durante su gobierno se dieron algunos escándalos de corrupción a fines de la década de los ochenta, como el caso Alfonso Guerra y el tráfico de influencias, o el caso BANESTO y la polémica por la dura respuesta del Gobierno contra las actividades terroristas de la ETA con los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) grupos paramilitares que actuaban igual que los extremistas vascos con el beneplácito de la administración González, es de destacar que fue una persona que con gran visión de Estado y pragmatismo, dejó la ideología colgada en el armario, planteó reformas económicas en España pro libre mercado y enterró el pasado: no había caso en seguir luchando y acusando a Francisco Franco por todos los males del país, después de todo, ya estaba muerto, y el abrir las heridas recién cicatrizadas por la trancisión no brindaba beneficio alguno y sí obstáculos en un momento en que el país ibérico se reinsertaba en Europa y en la escena internacional como un país de primer mundo y que por tanto necesitaba de unidad.
Felipe González también se mostró respetuoso con la Iglesia Católica que es parte fundamental de la españolidad, no puede negarse ni puede ignorarse que las grandes glorias de la primer súperpotencia de la Historia se hicieron bajo los estandartes de la cristiandad: la conquista y colonización de América, la luminosidad y las sombras del barroco o la defensa del continente entero contra la invasión musulmana.
Sin embargo, José Luis Rodríguez Zapatero no es ningún Felipe González, carece de esa visión del mundo y ha centrado su política en la defensa a ultranza de los postulados ideológicos de la Socialdemocracia y a hacer una labor de destructor de la identidad española en pos de la "progresía". En otras palabras, se da la diferencia entre un Estadista, que planea a largo plazo y obra en función del beneficio de la Nación y un Político, que solo trabaja a corto plazo (aunque quizá Zapatero sí tenga una visión a largo plazo, hacia el idilio socialista) y en pos de los intereses partidistas o individuales.
La entrada al poder de Zapatero va de la mano de los ataques del 11 de marzo del año 2004 y es a consecuencia del error histórico, garrafal y que siempre permanecerá sobre la figura de José María Aznar: el entonces líder del Partido Popular había hecho una magnífica gestión, había continuado en mucho la labor de González en materia económica y había logrado un crecimiento mucho mayor que el registrado durante los doce años de gobierno del PSOE. Pero lo hechó a perder todo embarcándose en la peligrosa aventura bélica de Bush en Afganistán primero, pues España es parte de la OTAN (otro logro de González, quien insertó a españa en la alianza militar en contra del comunismo, lo que demostró lo arrinconada que tenía su ideología) y sobre todo, en Irak.
Aznar cargará siempre con ese mancha, no solo por haber dado su aval a una intervención militar a todas luces injusta y genocida, movido por quién sabe qué negros intereses, pues a España la situación en la antigua Mesopotamia bien poco le afectaba, sino por haber abierto la puerta a la toma del poder en España a un partido copado por radicales, extremistas y fanáticos de Izquierda tan peligrosos o más que los fundamentalistas musulmanes capitaneados por el Sr. Zapatero. Antes de los atentados, las encuestas favorecían a su delfín, el mediocre y gris Mariano Rajoy, pero después de los atentados, la balanza se inclinó inmediatamente a favor del PSOE que llegó así a la posiblidad de encabezar un experimento social ambicioso y de largos alcances que apreciamos hoy. Sin la ayuda de Aznar, no lo habrían logrado.
Siempre gravitarán las sospechas sobre cómo Zapatero alcanzó el poder; para una parte de los españoles, el PSOE tuvo acceso a información privilegiada acerca de la inminencia de los atentados del 11-M , y tuvo además conocimiento de los nexos o el presunto apoyo logístico que habría dado la ETA a sus colegas levantinos, pero como ya había concertado con esta organización la posibilidad de iniciar un proceso de negociación en caso de llegar al poder no denunció nada y solapó los hechos, según manejan estas teorías, por lo que además, según también dice este "run-run" se habría de alguna manera preparado que los atentados ocurriesen pocos días antes de las elecciones generales y se manejaría como propuesta central de la plataforma electoral socialista el retiro de tropas de Irak y la reducción de la intervención en Afganistán a un carácter simbólico, a fin de respetar su membresía en la Alianza Atlántica.
Eso explicaría lo que ocurre hoy: el Gobierno Zapatero no cesa en sus ataques hacia el Catoliscismo, subvencionando incluso exposiciones supuestamente artísticas en las que se denigran símbolos cristianos con motivos eróticos o descaradamente pornográficos, pero a la vez se critican las caricaturas de Mahoma publicadas por un diario danés. Se plantea el retiro de símbolos cristianos de plazas públicas e incluso se plantea la prohibición de los tradicionales juramentos ante un Cristo de los nuevos ministros del Gobierno o hasta prohibir las antiquísimas y fastuosas procesiones de Semana Santa, pero el Presidente del Gobierno defensor del Estado laico acude a los festejos de Ramadán en Turquía. Se busca evitar la enseñanza religiosa en las escuelas, pero se enseña el "catecismo socialdemócrata o de izquierda" en la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Se promueve el aborto como núnca antes, pero en el colmo de los ridículos que parece confirmar aquello que se dice que los chistes de gallegos son en realidad anécdotas se plantea, con toda seriedad ante el Parlamento que se les reconozcan derechos humanos a los simios o primates superiores dado nuestro parentezco evolutivo y genético.
Si bien la sociedad española se embarcó desde la muerte de Franco en una borrachera de libertad que desembocó en el libertinaje más extremo, superado solo por Holanda, con los famosos botellones y el aumento de la drogadicción, uniones libres y la homosexualidad, nunca se le había dado un apoyo desde arriba a ese proceso, con la excepción de la "Movida Madrileña" de los años ochenta de la cual surgieron grandes faranduleros como Almodovar o la mexicana radicada en España Alaska y que fue apoyada por Enrique Tierno (el apellido da qué pensar) Galván entonces presidente de la Comunidad de Madrid. Hoy en día, Zapatero dirige su experimento social con el apoyo de los faranduleros, desde Bosé o Bardem (es muy buen actor, pero un completo hipócrita que primero llama cerdos a los gringos y después va a trabajar a Hollywood y a ganar el oscar por su interpretación de un matón de ridículos peinado y métodos, como el matar con un cilindro de aire comprimido) Penélope Cruz o Víctor Manuel y de los medios de comunicación en especial el Grupo Prisa y su influyente periódico "El País".
Al negociar con ETA, Zapatero dio fuerza a los nacionalismos y cayó con toda su ingenuidad en la trampa de estos radicales que sólo ganaron tiempo y repusieron fuerzas, ahora atacan con todo, y además, gozan del apoyo indudable del gobierno local vasco que con su lehendakari Ibarrexte buscan la independencia, mientras en Galicia y Cataluña se busca prohibir la enseñanza del Castellano y la imposición del gallego y el catalán como lenguas únicas. (Resulta curioso, cuando entrevistan al mencionado presidente vasco o a cualquier catalán, hablan en castellano, y con acento propio de español, nunca con el acento del eúskera o del catalá, que por otro lado, son lenguas que no tienen más repercusión que en sus respectivas regiones, y sólo el castellano logró convertirse en el ESPAÑOL, y ninguno de esos idiomas o dialectos logró producir una obra de alcance universal como el Quijote). En la Europa de la formación de miniestados: Kosovo, Ossetia, Abkhazia y el probable quiebre de Bélgica, esto es muy peligroso.
En resumidas cuentas, el caso español nos ilustra cuan destructivo puede ser el fanatismo político cuando llega al poder, es un peligro real y que no escatima en acciones ni se detiene para lograr la utopía con la que se encuentra ensoñada... veremos en qué termina todo esto.

21 de septiembre de 2008

Entre McCain y Obama: Palin y otras cuestiones












Debo confesar que al principio fuí víctima de la Obamanía, sobre todo durante la campaña previa a las elecciones internas de los partidos políticos americanos; sin embargo, ahora que he dado seguimiento a las campañas de ambos candidatos, debo confesar que he cambiado mi opinión.






Pero, momento, esto no quiere decir que me haya convertido en pro-McCain a pesar de la Palinmanía y el evidente atractivo, tanto visual como político de la Gobernadora de Alaska. He llegado a la conclusión de que ambos candidatos en caso de ganar uno como el otro, provocarán a EUA severos daños por no saber cómo responder a la situación, y por otro, creo que ambos también tienen aportes positivos.






Y esto, tanto por parte de uno como de otro, va a provocar severos efectos en todo el mundo.






1.- Lo bueno y lo malo de Obama-Biden:




Obama sin duda es muy cuerdo al plantear el retiro de las fuerzas norteamericanas de Irak y señalar que buscará acercarse y normalizar las relaciones con regímenes hostiles a EUA como Irán, Venezuela y hasta Cuba; si ha habido algo que ha causado el deterioro de la posición internacional de su país y dañado gravemente su economía ha sido la "Guerra Vs. el terror" iniciada por "Georgie Boy" hace 7 años, y también ha contribuido a ese deterioro el abuso del poder casi total ejercido por EUA tras el derrumbe del Comunismo y el desplome soviético, una política conciliadora permitiría gozar a los norteamericanos de una tregua lo suficientemente prolongada para reponer sus maltrechas fuerzas militares, económicas y políticas.




Sin embargo, Obama, como bien se le ha criticado, carece de experiencia política: primero como organizador comunitario, algo equivalente a ser algo así como delegado municipal en una parte de Chicago, después un corto periodo como legislador local en el estado de Illinois y 4 años como senador indican que es en la política norteamericana apenas un principiante. Alguien así, ante verdaderos zorros como Vladimir Putin o Hugo Chávez, (quien, pese a su locura, no es ningún tonto) y qué decir de los Castro (aunque yo creo que Fidel lleva ya algún tiempo existiendo como un ente virtual, tipo Max Headroom, el famoso personaje cibernético de fines de los 80, pues el verdadero, creo yo, ya no está con nosotros) puede ser "chamaqueado" fácilmente ante la situación actual que no es nada sencilla.
Ahí es donde entra la experiencia que puede aportar el señor Joseph Biden como Vicepresidente, pero, cuidado, desde los mandatos de Clinton en que tal puesto fue ocupado por el carismático y ambientalistamente famoso Al Gore, la vicepresidencia se ha revelado como una posición que puede tener un gran peso sobre el mandatario, y puede que la "chamaqueada" no provenga de fuera, sino desde adentro, puesto que no hay que olvidar que Biden no es un idealista bienintencionado como lo es el afroamericano, sino que ha sido reconocido como uno de los "halcones" demócratas, pues votó a favor de la guerra en Afganistán e Irak y su postura en el pasado, en los 36 años que lleva de senador siempre ha sido beligerante. (Gracias a las reelecciones idefinidas, los senadores, como Biden, Edward Kennedy, que lleva más de 40 años en el cargo o el propio McCain, que tiene 26 en la cámara, se vuelven verdaderos caciques con un poder inmenso sobre sus estados). Obama pretendería ser una renovación de la clase política estadounidense y trataría de infundir un nuevo estilo de gobernar, pero el establishment ha sido cuidadoso: si no es Hillary, será Biden situado al lado de Obama, y esto podría finalmente dar al traste con la promesa de poner fin a conflictos costosos, estériles y prolongados que han contribuido a deteriorar el prestigio y poder norteamericanos.
Por otro lado, a veces las promesas de cambio de Obama han venido a sonar tan huecas como las de Vicente Fox en México en la campaña del 2000: se promete un cambio, pero no se dice cómo operará ese cambio, no se plantea qué es lo que va a cambiar ni se plasma con claridad hacia dónde se dirigirá el cambio... recuerdo lo que decía el Maestro Don Efraín González Morfín: "se promete el cambio, pero no se dice si será para bien o para mal, después de todo, ambos serían cambios..."
Otro punto negativo de Obama es el planteamiento de aislar a EUA y poner fin al TLCAN o a las iniciativas de integración comercial con América latina: nada más estúpido e inoportuno que oponerse a un Tratado de Libre Comercio con Colombia o a apoyar en forma más decidida a México ante el embate del crimen organizado. Las nuevas dictaduras latinoamericanas, como son la de Chávez en Venezuela, Evo Morales en Bolivia o Correa en Ecuador y el régimen extraño e irracional del matrimonio Kirchner en Argentina han sido posibles gracias al olvido en que EUA ha dejado a su "extranjero cercano" como es lo que se encuentra al sur del Río Bravo. Este olvido y falta de apoyo a regímenes liberales que podrían serle afectos ha llevado a que Rusia se apreste a llenar el vacío, lo cual sería peligrosísimo en primer término para los Latinoamericanos, puesto que quedarían en manos de líderes despóticos apoyados por una Moscú cada vez más fortalecida y autoritaria, y bajo empobrecedores sistemas económicos pseudocomunistas y populistas, además de que se garantizaría que el enemigo histórico de EUA tendría una plataforma segura para cercar a la potencia americana.
En el caso de Colombia los resultados serían catastróficos, puesto que al no afirmarse la alianza entre EUA y este país sudamericano, se le dejaría rodeado de enemigos y ante un posible resurgimiento de las FARC si reciben el apoyo de la tierra de los zares. Tarde o temprano, Colombia entraría a la órbita de las dictaduras.
En definitiva, y pensando como norteamericano, esto me haría dudar el votar por Obama en las elecciones generales de noviembre... es cierto que EUA debe renunciar al intervencionismo, como forma de garantizar ahora sí, la constitución de un nuevo orden internacional, pero no puede claudicar sencillamente y renunciar a sus compromisos y a sus responsabilidades de reparar lo que ha dañado así como así, además de que aislándose, en tiempos de la Globalización, no haría más que dañarse más a sí mismo.
2.- Lo bueno y lo malo de McCain-Palin:
McCain sin duda no es Bush, es un hombre mucho más racional y capacitado para el ejercicio del poder y cuenta con una larga experiencia como militar y en el servicio público; sin embargo, insiste en continuar con el beliscismo de su antecesor agravado quizá por una paranoia provocada por su cautividad de 5 años en manos de los vietnamitas sometido a los peores tratos y torturas.
El ha tratado de asumir una imagen de independencia respecto del tradicional ideario y postura del Partido Republicano en cuestiones como el aborto o la homosexualidad, asumiendo para ello las mismas nefastas y antinaturales ideas de los Demócratas, para así dar una imagen de "progresista", la realidad es que es sin duda el candidato de los Halcones Repúblicanos y a través del cual, probablemente, los Neoconservadores tratarían de continuar con su trotskista agenda.
En otros aspectos, McCain ha sido sin embargo más directo que Obama, aunque tampoco ha sido muy claro en cuanto a su programa para resolver el actual desastre económico, se ha manifestado con una ideario firme en cuanto a la materia, al declararse partidario del Libre Mercado y en cierta forma como un "Reaganista" que pugnará por un adelgazamiento del aparato gubernamental y reducción del intervencionismo estatal en la vida económica, lo que sin duda lo acerca al programa económico republicano tradicional y que en mucho es y sería sumamente sano.
Pero así como Obama es joven, carismático e idealista y se complementa con un Biden veterano y con experiencia, McCain necesitaba a alguien que le diera balance y le permitiera competir directametne con su rival, y así, en un gran acierto, designa como compañera de fórmula a la desconocida pero carismática, joven y bella gobernadora de Alaska Sarah Palin.
La Sra. Palin de inmediato inyectó tal dosis de carisma a la campaña republicana que parece que es ella quien lleva ahora el peso de la contienda, y que es quien compite directamente con Obama, reviviendo lo que fue el duelo con Hillary, salvo que ahora, Palin es muy parecida al candidato demócrata en cuanto a su perfil: defensora a capa y espada de sus ideales conservadores, (pese al embarazo de su hija, que realmente no es a causa de ella, es decisión de su hija) con un gran atractivo para el electorado joven pues representa también una renovación de la clase política y que ha tenido una corta trayectoria política, enmarcada igual que la de Obama, por buenos antecedentes, tanto como alcalde del pueblo de Wasillia primero, y después como Gobernadora, donde puso final a un cacicazgo que había tejido su entramado de corrupción y nepotismo en el estado, no dudando en enfrentarse a gente de su propio partido.
Sin embargo, esa inexperiencia la hace tan débil como a Obama: si McCain, por su avanzada edad, se viera imposibilitado para continuar ejerciendo la presidencia, la Sra. Palin, pese a ser una evidente "nueva estrella" en el firmamento político americano sería, sin duda, devorada por los Halcones y Neoconservadores sin ninguna contemplación. No es posible que alguien pueda llegar a la presidencia del país más importante con el pasaporte obtenido apenas hace dos años.
3.- Conclusión:
La realidad es que EUA está ante unas elecciones que sin duda deben hacer reflexionar a sus ciudadanos respecto a la necesidad de hacer transformaciones de fondo, el bipartidismo tradicional y centenario se halla agotado, y no hay alternativas reales ni la posibilidad de que alguno de los dos candidatos, sea capaz de lograr un verdadero cambio, para bien, de la política y la posición internacional de EUA, curiosamente, hubo quien sí proponía con racionalidad e inteligencia una renuncia al intervencionismo y la búsqueda del diálogo para lograr un nuevo orden internacional: ese fue Ron Paul quien se presentó como precandidato del Partido Republicano, pero, no logró un gran apoyo y tuvo que renunciar ante la aplanadora McCain, parece que sólo muy pocos lo escucharon y quedó como una voz gritando en el desierto.

18 de septiembre de 2008

ARTICULO DE STRATFOR--¿EL CISEN LEERA ESTO?

Es bueno estar en la lista de correo de STRATFOR (Strategic Forecast) uno de los "think-tanks" más importantes que es conocido vulgarmente como "la CIA académica" formado por especialistas en Relaciones y Derecho Internacionales, Economía, Estrategia Militar y Ciencia Política reconocidos mundialmente y cuyos análisis son seguidos por gobiernos y empresas. Los académicos que escriben o investigan para ese instituto lograron predecir el conflicto actual del Cáucaso, así como han hecho un seguimiento acucioso tanto de la estrategia nuclear de Irán, el desarrollo del Bolivarianismo de Chávez, como de, -- algo más cercano a nosotros-- el conflicto con el Narcotráfico en México.
En algo relacionado con lo que puse en el post anterior, STRATFOR no duda en conectar al resurgente expansionismo ruso y sus intereses en Latinoamérica en la nueva Guerra Fría con cuestiones muy cercanas a México; está en inglés, pero aquí lo transcribo:
"Militant Possibilities on the New-Old Front
September 17, 2008


Related Special Topic Page
The Russian Resurgence
By Fred Burton and Scott Stewart
Over the past several months we have written quite a bit about the
Russian resurgence. This discussion predates Russia’s military action in Georgia. Indeed, we have discussed the revival of Russian power since at least 2005, the implications of the FSB’s return since April and the potential return of the Cold War since March.
After the Aug. 7 confrontation between Georgia and Russia and the Sept. 10 deployment of
Russian strategic bombers in Venezuela, there is little doubt that Russia is reasserting itself and that we are entering a period of heightened geopolitical tension between Russia and the United States. This period of tension is, as forecast, beginning to resemble the Cold War — though as we have noted in previous analyses, the new version will be distinctly different.
It is very important to remember that while the hallmark of the Cold War was espionage, the efforts of the intelligence agencies engaged in the Cold War were far broader. Intelligence agencies like the CIA and KGB also took part in vast propaganda campaigns, sponsored coups and widely used proxies to cause problems for their opponent. Sometimes the proxies were used directly against the opponent, as with Soviet support for the North Koreans and North Vietnamese against the United States, or U.S. support of Islamist rebels in Afghanistan. In other cases, the proxies were used indirectly to cause problems for the opposing country and its allies in a broader attempt to expand or defend one side’s geographic and ideological sphere of influence. Because of this, we saw the KGB supporting Marxist insurgents from Mexico to Manila and the United States supporting anti-communist militants in places such as Nicaragua and Angola.
This history means it is highly likely that as the present period of U.S.-Russian tensions progresses, the conflict will manifest itself not only through increased
espionage activity, but also in the increased use of militant proxies.
We’ve seen a steady uptick in covert intelligence activity since former KGB officer Vladimir Putin took the helm in Russia and turned Moscow’s focus back to Cold War tactics. Over the past few years we’ve witnessed, among other things, the poisoning of
Ukrainian President Viktor Yushchenko and of former KGB officer and Kremlin critic Alexander Litvinenko in London.
With a former KGB man in charge, it is no surprise that the Russians would fall back into old habits, including the use of militant proxies. In fact, the former KGB officers who carried out the technical side of setting up relationships, establishing arms trading, etc. with these militant proxies during the Cold War now occupy critical positions in the Kremlin.
Russian Deputy Prime Minister Igor Sechin — who has been very active in his diplomatic trips recently — used to be the KGB’s primary covert arms conduit to Latin America, Africa and the Middle East.
Because of these factors, much can be learned about what types of activities the Russians might engage in by reviewing Soviet activities during the Cold War.
Soviet Use of Militant Proxies
During the Cold War, the Soviets, like the Americans, were very busy trying to export their ideology to the rest of the world. A basic tenet of Marxist thought is that class transcends national boundaries and that the proletariat everywhere needs to be freed from the tyranny of the capitalist class. Marxist thought also holds that politics and economics are evolutionary, and that the natural evolution of societies leads to the replacement of exploitative capitalist systems with superior communist systems. Essentially, this view sees capitalism as inherently flawed and destined to destroy itself, only to be replaced by a more just and fair society. This evolutionary process can, however, be helped along by revolutionary action. Such a belief system meant that communists in places like the Soviet Union were ideologically motivated to support communist movements in other parts of the world out of communist solidarity.
This expansionist concept was captured by the anthem of the communist and socialist world, “L’Internationale.” It was widely put into action through institutions such as the Communist International, or Comintern, which was founded in 1919 and committed to using “all available means, including armed force, for the overthrow of the international bourgeoisie and for the creation of an international Soviet republic as a transition stage to the complete abolition of the State.”
From a nonphilosophical perspective, there also was much to be gained geopolitically in practical terms during the Cold War by expanding the Soviet sphere of influence and working to diminish that of the United States. Indeed, a number of geopolitical imperatives drove the conflict between
Russia and the United States, and these imperatives transcended ideology. Ideology was merely an accelerant feeding the flames of a conflict spawned by geopolitics. Many key leaders on both sides of the Cold War were driven more by realpolitik than by ideology.
Operating in this atmosphere, the KGB was very busy. Inside the United States, they sought to recruit agents to provide intelligence and act as agents of influence. They also sought to encourage or fund many domestic U.S. groups that could cause problems for Washington. These groups ranged from Marxist Puerto Rican separatist groups, such as the Fuerzas Armadas de Liberación Nacional and Los Macheteros, to anti-Vietnam War groups, which were responsible for much civil unrest and later spawned militant factions like the Weathermen. Files released after the fall of the Soviet Union showed that most U.S. scholars underestimated the breadth and depth of KGB efforts inside the United States.
But the extent of Soviet efforts should not have been a surprise. The KGB had a distinct advantage in this realm over the United States because of the long and very active history of Soviet intelligence agencies such as the Cheka. At a time when the U.S. government was shutting down espionage efforts because “gentlemen don’t read other gentlemen’s mail,” the Soviets’ NKVD was involved in all forms of skullduggery.
Outside the United States, the KGB was also quite busy working against U.S. interests. In addition to supporting Marxist insurgencies and sponsoring coups, the Soviets directly intervened in places like Afghanistan and Hungary to sustain communist allies who had come to power. The KGB and its very active allies, like the East German Stasi, the Cuban DGI and the Bulgarian Committee for State Security, were also very busy creating and training terrorist groups.
In a process that somewhat resembles the
recruiting process used by jihadist groups, the KGB and its sister services identified likely recruits, indoctrinated them and then sent them to training camps where they received advanced training in terrorist tradecraft, including surveillance, use of small arms, bombmaking and document forgery. Some of this training occurred on military bases in East Germany or Cuba, but Marxist groups established training camps in other places, such as South Yemen, Lebanon’s Bekaa Valley, Iraq, Syria and Libya, where prospective recruits were taught guerrilla warfare and urban terrorism.
In the spirit of “L’Internationale,” it was not uncommon to find Japanese Red Army members living and training at a Popular Front for the Liberation of Palestine camp in Lebanon, or for Irish Republican Army members to teach German Red Army Faction or Italian Red Brigade members how to make improvised explosive mixtures and improvised ordnance at camps in Libya or South Yemen. Of course, while most of these groups went through ideological indoctrination, not all of them bought into it. Some of them merely tolerated the ideology as the price for access to Soviet cash, training and weapons.
Trainers from the Soviet Union, Cuba, East Germany and other countries also would visit insurgent training camps in South and Central America, Africa and Asia in their efforts to spread the armed revolution. The Cubans were very active in Latin America and the Caribbean and fairly active in Africa. They also were part of a large international arms-trafficking circle in which Soviet money was sent to Cuba, Cuban sugar was sent to Vietnam, and arms from Vietnam were sent to Latin American Marxist groups. This arms trade was not just hypothetical: In many attacks on U.S. interests or allies in South and Central America from the 1970s to the 1990s, traces conducted on U.S.-manufactured ordnance such as LAW rockets and hand grenades conclusively tied the ordnance used in the attacks to lots that were either abandoned by the United States in Vietnam, or provided to the South Vietnamese and later captured by the North Vietnamese Army.
Today’s Environment
Fast-forward to 2008. Russia is no longer a Soviet republic in league with a number of other communist republics. Today, Russia is technically a constitutional democracy with a semicapitalist economic system; it is no longer a model communist society or the shining light of Marxist achievement. In spite of these ideological changes, the same geopolitical imperatives that drove the Soviet Union and the United States to the Cold War are still quite real, and they are pushing these powers toward conflict. And in this conflict, the Russians will reach for the same tools they wielded so deftly during the Cold War.
In the new conflict, Russia can be expected to reach out to some of its old radical contacts across the world. Many of these contacts, like Ahmed Jabril and Sabri al-Bana (aka Abu Nidal), are now dead, and many other radicals from the 1970s and 1980s, such as Carlos the Jackal and the core members of groups ranging from the Japanese Red Army to the Greek group November 17, have been caught and imprisoned. Additionally, most of the KGB’s old contacts who remain alive and out of prison are getting on in years. This means any current Russian efforts will not focus on convincing geriatric former militants to pick up their arms once more, but instead will focus on using them to reach younger militants cut from the same cloth — militants who likely remain under the radar of Western intelligence.
The Soviet collapse and the end of its patronage system hit Marxist insurgent and militant groups very hard. Many of these groups were forced to search for alternative forms of funding and became engaged in kidnapping, narcotics trafficking and extortion. Other groups simply folded under the strain. While many of these groups were left high and dry by the demise of the Soviet Union, and while the Russians are no longer the ideological vanguard of the international Marxist movement, many remaining Marxist groups —such as the Revolutionary Armed Forces of Colombia (FARC) and the New People’s Army (NPA) in the Philippines — would certainly welcome funding, training and weapons.
In Latin America, this undoubtedly will be coordinated with the
Nicaraguans and Venezuelans, who along with Bolivia appear to be replacing Cuba as Russia’s footholds in the region. In addition to reactivating contacts with the FARC and remnants of other Marxist groups in South America, we anticipate that the Russians will also step up activities with Marxist groups in Mexico. Elsewhere in North America, they could resume their support of the radical left in the United States and with radical elements of the Quebecois separatist movement in Canada.
In Eurasia and the Middle East, the places that really strike us as sites where the Russians will try to become active again are
Lebanon (as we’ve discussed elsewhere) and Turkey. During the Cold War, the KGB was very involved in Turkey and supported a number of radical left-wing groups, from the rural Kurdistan Workers’ Party to the urban Dev Sol. Turkey’s left-wing community remains very active and is ripe for Russian exploitation.
We also believe the Russians can be expected to reconnect with radical left-wing groups and individuals in places like Italy and Greece, which still maintain very active such groups. Given the U.S. involvement in counterinsurgency operations in the Philippines, the Russians could also renew contact with the NPA there.
In Russia today, Prime Minister Vladimir Putin stands as a model for strong authoritarian leadership emphasizing a healthy dose of nationalism and pride in one’s own nation. As such, he could appeal to a whole variety of Bolivarian movements, like those in Venezuela, Bolivia and Ecuador. Furthermore, the Russians will certainly attempt to appeal to Slavic nationalism through pan-Slavic ideology, particularly in places like Bulgaria and Serbia, where there are well-organized ultranationalist movements and even political parties.
Another consideration is that ideological change in Russia could mean Moscow will reach out to radical groups that the KGB traditionally did not deal with. While many KGB officers didn’t completely buy in to communist ideology, the Communist credo did serve as both a point of attraction and a limiting factor in terms of whom the Soviets dealt with. Since the Russian state is no longer bound by Soviet ideology — it is really all about power and profit these days — that constraint is gone. The Russians are now free to deal with a lot of people and do a lot of things they could not do in Soviet times.
For example, former Ku Klux Klan leader David Duke is very popular in Moscow and very well-connected there, as are a number of other American white nationalists. There are also close contacts between various neo-Nazi, skinhead and nationalist groups in Europe and their Russian counterparts. These contacts could be a very easy way for the Russians to make contact with and support radical elements of the far-right in places like the United States, Ukraine, the Baltic states and Germany.
There is also a distinct possibility that through their relationship with the FARC, the Russians could gain entree to open a dialogue with some of the more radical elements of the Latin American drug trafficking organizations, including the hyperviolent Mexican cartels. Even Central American drug trafficking groups like Los Kaibiles, who began life strongly anti-communist, might be willing to accept weapons and funding from “democratic” Russians. Considering that Los Kaibiles are now quite mercenary, they also just might be willing to undertake specific attacks if their price point is met. Many
Russian organized criminal groups are closely linked to the Kremlin and are a tool Putin and company are already using. These groups could be used to act as an interface with organized criminal groups elsewhere.
In this new-old front, the Russian SVR’s activities will need to be studied carefully. Militant arms caches and ordnance used in attacks will need to be carefully reviewed for potential links to Russia, and potential militant training camps will need to be watched. Doing so will require quite a bit of adjustment for the U.S. intelligence community, which has spent so much effort over the past seven years focusing on the jihadist threat."
Como ya lo he dicho en ocasiones anteriores, los Mexicanos como todos los Latinoamericanos, excepción hecha de Brasil, carecemos de una visión más allá de nuestras fronteras, o vivimos en la ilusión de que las Relaciones Internacionales son relaciones de "amigous". No es así, no hemos sido capaces de encontrar nuestro lugar en el mundo ni hemos encontrado la fuerza o capacidad para defender nuestros intereses y como consecuencia hemos sido campo abierto para las intervenciones y para los conflictos internos. Hoy por hoy, Latinoamérica se encuentra aislada del resto del mundo y del desarrollo global, excepto a que nuevamente hoy aparece como capo de batalla para una nueva guerra fría: Estados Unidos, pero también México y demás países de la región, van a pagar caro el haber enfriado las relaciones y no haber buscado relaciones de mutua conveniencia, entre la potencia del norte y los países al sur del Bravo.
Los atentados de Morelia no son más que una muestra de lo feo que se puede poner la cosa, y ojalá nuestras autoridades en materia de inteligencia y seguridad nacional se pongan atentas, por que una izquierda resentida y peligrosa puede prestarse a un nuevo 68 si, como en el pasado, los rublos comienzan a llegar...

16 de septiembre de 2008

EL DESASTRE SE AVECINA








En este fin de semana, dedicado a las fiestas patrias en México se caracterizó por una serie de acontecimientos en el país y en el mundo que son señales de la grave crisis que estamos viviendo, tales acontecimientos so: el desastre financiero, la violencia criminal que estalla en México con el primer atentado terrorista, al más puro estilo de las FARC y demás organizaciones narco-guerrilleras colombianas o de la ETA durante la celebración del tradicional "Grito" de Independencia, pero además, desde la semana pasada se dieron dos acontecimientos que cimbran la estabilidad del continente americano y que pueden encontrarse ligados con la crisis presente: el renacimiento del intervencionismo ruso en Latinoamérica y los disturbios en Bolivia.
Veamos cada uno de ellos:
1.- La crisis financiera norteamericana:
Decía Justin Raimondo en su artículo de la semana pasada (http://antiwar.com/justin/?articleid=13448) que probablemente Osama Bin Laden se estaría riendo al recordar lo que había prometido al iniciar la ofensiva en contra de Afganistán en el año 2002: iba a lograr llevar a la quiebra a la economía norteamericana. El comandante en jefe de Al-Qaeda simplemente demostró que aprendió bien las lecciones de la guerra contra la Rusia soviética en los años ochenta. Un hecho sin el cual no puede explicarse la caída del régimen comunista es el elevadísimo costo financiero (sin menospreciar el de vidas humanas) que costó al Gobierno de Moscú el sostener artificialmente a un régimen impopular, sitiado por su propio pueblo que contaba con el apoyo de Occidente y en particular de EUA (véase la película La Guerra de Charlie Wilson) con las tropas, tanques y helicópteros del Ejército Rojo. Durante 10 años, de 1979 a 1989, la URSS destinó miles de millones de rublos a financiar una guerra perdida de antemano, sin que el anquilosado e ineficiente sistema económico soviético pudiera encontrar formas para reponer los recursos gastados.
Ossie aprendió, EUA no lo hizo, y hoy se encuentra atrapado en una guerra que ya lleva 6 años, superando con mucho a la intervención americana en la Segunda Guerra Mundial (diciembre de 1941 a septiembre de 1945) y acercándose a los 8 años (1965 a 1973) que duró la intervención directa en la Guerra de Vietnam, recordando que debemos considerar que tanto el conflicto afgano como el iraquí son partes de la misma guerra. El costo financiero ha sido muy elevado, y contrario a lo ocurrido en las guerras anteriores, este conflicto no ha servido para fomentar a la economía norteamericana--aquí debemos recordar que una de las razones de Roosevelt para entrar en la Segunda Guera Mundial fue el emplear el conflicto para impulsar a la economía estadounidense tras su hundimiento en la crisis de 1929, y Vietnam permitió el desarrollo tecnológico, impulsó la industria y redujo la presión fiscal sobre los contribuyentes pues la venta de armamentos y Tratados de ayuda y contratos de asistencia en el contexto de la Guerra Fría inyectó recursos que los ciudadanos no estaban dispuestos a dar--pero esto se debía a que en aquella época el 90% si no es que más del armamento era producido por empresas norteamericanas. En elmundo globalizado de hoy, muchos componentes de los armamentos son fabricados en Israel, Alemania, Corea del Sur, Japón, Taiwan y China, por lo que muchos de los beneficios económicos se quedan en esos lugares y una mínima parte entra a EUA, que no a sus empresas, que extendidas por todo el mundo, reciben sus ganancias, mas no pagan impuestos a Washington, pero sí a Pekín, Seul, Jerusalén o Berlín...
Esto quiere decir que el complejo militar-industrial se ha vuelto, como un cáncer o como es en el caso de una Leucemia, en contra del propio organismo estatal norteamericano. Los Bush, Cheney, los Clinton y muchos otros miembros del "establishment" norteamericano son a la vez accionistas de empresas de armamento o petroleras: la guerra les ha brindado excelentes beneficios, con sus contratos con el gobierno norteamericano; a cambio, ellos pagan pocos impuestos y salarios en EUA, pero no así en donde tienen sus maquiladoras, sus filiales o proveedores. Resultado, utilizan al gobierno americano para librar una guerra, pero este gobierno tiene que sufragar todos los gastos de la misma sin apenas obtener los recursos necesarios para ello: resultado, aumenta la presión fiscal sobre los contribuyentes, los recursos se agotan, y viene toda la crisis financiera que estamos viviendo y que no solo afecta al coloso del norte, sino a las economías que se encuentran más cercanas a ella, como son la europea y la latinoamericana.
Pero hay ganadores también en esta situación: China se ha vuelto el principal acreedor norteamericano, como veíamos en el artículo de Carlos Fuentes que en un post anterior se citó. Ahora, con la quiebra de AIG que asegura la mayor parte de los bonos del tesoro estadounidense, de los cuales los chinos son los principales tenedores, ¿cuál va a ser la garantía de tales títulos de crédito? probablemente y así como México durante los sexenios de Echeverría y López Portillo la deuda externa creció a límites inimaginables garántizandose su pago con el producto de las ventas de petróleo de Cantarell, EUA se vea obligado a abrir la explotación petrolera en Alaska y pague la deuda con los recursos obtenidos de la venta de ese petróleo o se tengan que otorgar concesiones a empresas chinas para proyectos gubernamentales americanos.
Para acabarla ha habido sectores tremendamente afectados, además del hipotecario y el bancario que obligarán al gobierno americano a crear un "ROBAPROA" perdón, un FOBAPROA que implicará un gasto aún mayor, con el rescate, que ya se está dando de las grandes hipotecarias Fanni Mae y Freddie Mac (hasta se parecen los nombres y dan idea de abuelos tiernos) que haga la Reserva Federal del sistema bancario.
Otro sector, las aerolíneas se ven igual de afectadas. El sábado tuve oportunidad de ver un reportaje de la Televisión Española respecto a esta actividad que en Europa se encuentra al borde del colapso por dos factores que provocan su pésima rentabilidad: por un lado, los altos precios del combustible, por el otro, las elevadas rentas que se pagan por el alquiler de los aviones, que en su mayoría son propiedad de... jeques árabes multimillonarios de Qatar, Emiratos, Bharein y la monarquía saudita (demasiado coincidente con el hecho de que el ataque al WTC haya sido con aviones comerciales y habría que ver, pues estos nobles musulmanes por un lado hacen negocios con occidentales, pero por el otro financian gustosamente a Hamas, Hezbollah y Al-Qaeda) lo que hace que, cuando las aerolíneas de bajo costo buscan atraerse clientes con un precio accesible, en realidad terminan por no sacar ni para cubrir los costos de los vuelos, por lo que están tronando como palomitas en el microondas.
En fin, este es el primer paso...
2.- Vuelve la Guerra Fría:
Detrás de Saakashvili y su estúpido y alocado intento de reconquista sobre Ossetia del Sur y Abkhazia se encuentra, evidentemente, la mano negra de Washington. Basta con leer el libro de Zbignew Brezinzky, escrito a mediados de la década de los 90: El Gran Tablero Mundial o el magnífico libro del maestro de la UNAM Antonio Sánchez Pereira: Geopolítica de la Expansión de la OTAN, escrito en el 2002, para entender qué es lo que está pasando en el Cáucaso y en el centro de Asia.
Ambos tratadistas, en el caso del primero, con soberbia y cinismo, pues como asesor de seguridad nacional de Bill Clinton diseñó una estrategia geopolítica que el exgobernador de Arkansas no aplicó más allá de los Balcanes durante su gestión presidencial, pero sí "Georgie Boy" (¿Hay diferencia entre los Demócratas y los Republicanos?) y con rigor objetivo e imparcialidad en el caso del académico mexicano hablan de cómo muchas de las causas del conflicto actual estriban en el control de las reservas de hidrocarburos del Caspio y Asia Central, recursos que, para llegar a Occidente, deben pasar necesariamente por Georgia.
También, la estrategia deliberada para debilitar y controlar a Rusia. No hay que olvidar que el objetivo de la creación de la OTAN no era luchar para salvar a las democracias occidentales ni el mantenimiento de la paz, sino, como dijo Lord Ismay, primer secretario general de la alianza atlántica, es: "Mantener a los rusos fuera, a los americanos dentro y a los alemanes bajo control". Por lo que terminada la Guerra Fría no había razón para desaparecer a la organización, al contrario, expandirla para evitar un renacimiento ruso, y un renacimiento alemán tras la reunificación.
Así, el gobierno de Bush se puso a jugar a las revoluciones de colores en una estrategia que delata claramente las bases marxistas-troskistas del Neoconservadurismo. y en Ucrania estableció a Víctor Yushenko y en Georgia a un antiguo abogado neoyorkino: Mikhail Saakashvili. Pero el cálculo salió erróneo: Rusia se está fortaleciendo de nuevo bajo la batuta de Vladimir Putin y gracias a los recursos de los hidrocarburos y ventas de armas.
Hoy, Putin desea, dentro de este ajedrez global, hacer una jugada en respuesta al movimiento del peón georgiano de Bush y la alianza con Venezuela da vistas de volverse, poco a poco, tan inquietante como en el pasado fue la alianza con Cuba, con quien a la vez, se estudia por parte de Moscú, relanzar la relación.
Así, llegaron a Caracas en la semana pasada dos bombarderos Tupolev TU-160 "Blackjack" con capacidad cada uno para cargar hasta 12 misiles crucero con ojivas nucleares que precisamente hoy hicieron un vuelo sobre la costa caribeña. En noviembre, llegará una flota rusa encabezada por el destructor nuclear "Pedro el Grande" a hacer ejercicios con la armada venezolana, la cual comprará buques y submarinos a la industria rusa.
Si no es para amedrentar a un EUA debilitado, sino sólo para confirmar los lazos de amistad entre Caracas y la "Tercera Roma" cabría preguntarse entonces cuál es la razón para que Rusia se interese en el Caribe... así como resulta de ilógico poner un escudo amtimisiles en Polonia para prevenir un ataque proveniente de Irán.
Y aquí entra otra variable en la ecuación:
3.- Una catástrofe llamada Evo Morales:
Hace un tiampo tuve oportunidad de ver una entrevista hecha a Evo Morales antes de llegar a la presidencia de Bolivia. Me pareció que muchas de sus ideas eran buenas y las reivindicaciones sociales para los indígenas que exigía eran justas, sin carecer de lógica: No puede ser que en un país cuyo 90% de la población es indígena se rija por un sistema jurídico y un sistema político pensados en y para europeos, cuyos descendientes son solo un 10% de la población.
La deuda que los criollos y mestizos tenemos para con los indígenas americanos sin duda es grande y no es fácil el plantear una solución, (solución en la que los propios pueblos autóctonos tendrían que poner de su parte y entender que la Historia ha avanzado en estos 500 años y que ni el Imperio Azteca o el Incanato volverán, y que tampoco pueden seguir viviendo como si los siglos no hubiesen transcurrido) pero tampoco puede pasar por una solución que implique gobernar solo para ellos y excluir a los de origen étnico diferente, que es lo que ha hecho Morales. Es como si Obama ganara las elecciones en EUA y sólo gobernara para favorecer a los afroamericanos, ignorando la diversidad étnica del país y que no es exlusiva de ese país, sino propia de todo el Nuevo Mundo.
Morales se olvidó de sus ideas originales de crear empresas comunitarias aprovechando la avanzada organización colectiva de los indígenas quechuas y aymarás para aplicar las tradicionales nacionalizaciones y medidas asistencialistas que inveteradamente han sido empleadas por los gobernantes latinoamericanos. Pero además, entró al juego geopolítico de Chávez, y muy, muy posiblemente al de Vladimir Putin. En mi opinión Evo Morales, que siempre fue un líder contestatario y favorito de la contracultura típica de la "izquierda" al llegar al poder no supo que hacer, pues no es lo mismo estar contra el poder que ejercerlo, se aterrorizó (su bajo grado de educación tuvo mucho que ver con ello, seguramente) y de inmediato buscó un mentor, entregándose a las no muy sanas ambiciones del protodictador venezolano.
Pero veamos, el conflicto actual, el separatismo de las provincias más ricas, como Santa Cruz, no estriba mucho en el factor étnico, sino en el factor energético y todo radica en el control que el gobierno central de La Paz quiere ejercer sobre el gas natural, del cual Bolivia tiene las reservas más grandes del mundo junto a Irán y Rusia, si a esto añadimos que esos dos países más Venezuela tienen también grandes reservas petroleras, todo empieza a cuadrar, y habrá que preguntarse si los TU-160 no estarán para recordar que el Ejército Rojo puede ayudar si Chávez interviene en apoyo de Morales al darse un golpe o rebelión en contra del gobierno presidido por el quechua-aimará.
4.- El Grito de horror:
Lo que pasó en Morelia es paete de esta crisis, aunque no se crea. En México se vive una batalla durísima por el control del mercado de drogas, pero también por el control de la frontera más importante en términos geopolíticos y de tráfico de mercancías y personas en todo el mundo. No en balde, ya Gordon Thomas había hablado del interés en la frontera México-EUA qu tienen grupos terroristas y yo agregaría... los enemigos de Estados Unidos; en la política internacional y en el mundo de la estrategia, hay muchas formas de librar una guerra y en una guerra hay aliados, y estos pueden ser incluso hasta los miembros de la mafia.
Ya hace unos meses, el periodico el Universal, publicó un artículo que señalaba que cárteles de la droga en México han enviado comandos a recibir entrenamiento en Irán: http://www.eluniversal.com.mx/primera/31320.html y el temor es que, al provocar que México a través de una campaña de terrorismo como la que se ha iniciado caiga en un periodo de inestabilidad política para el cual, gracias a la Democracia y los conflictos partidistas las condiciones están dadas, lleve a que México se convierta en un Estado fallido, y de ahí al contagio, como por ósmosis, al otro lado del Río Bravo, donde empezaría la violencia, la corrupción y los conflictos al más puro estilo del Chicago de los años veinte.
Antes, en México confíabamos que al ser el "patio trasero" de EUA los norteamericanos harían lo posible por salvarnos del caos buscando su propio interés. Pero hoy, no tendremos ese consuelo, debemos enfrentarnos a estos hechos por nosotros mismos y comprender que somos parte de un todo.
Por lo pronto, agárrense, por que la acción va a comenzar...



15 de septiembre de 2008

A 7 años del 11 de septiembre Segunda Parte












3.- Las dudas:




Véase el siguiente vídeo:



video


Este vídeo pretende demostrar una de las dudas más recurrentes que se han presentado respecto a los acontecimientos de aquél 11 de Septiembre: la forma en que se desplomaron las torres. Desde ese mismo día no dejaron de plantearse las más diversas y hasta exóticas teorías de la conspiración; y es que precisamente, las dudas comenzaron por señalar que, si bien el golpe de ambos aviones contra los edificios había sido durísimo, no existía razón, desde el campo de la Física, para que el impacto hubiera provocado el derrumbe de las torras, y más en esa forma tan limpia, pues los edificios se cayeron sobre sí mismos, no oscilaron ni se cayeron inclinándose hacia el lado contrario al en que habían sido golpeadas por las aeronaves.


Pero lo que más provocó la duda y la generación de preguntas sin duda fue lo del pentágono. De hecho, en los pocos meses que siguieron a la tragedia se publicó un libro escrito por el periodista francés Thierry Messian, presidente de la Red Voltaire, un colectivo de prensa de izquierdas en el que manifestaba algunas de las evidencias que demostraban con claridad que en el Pentágono no se estrelló ningún avión de pasajeros... al menos ningún Boeing 757.


Si revisamos las fotos que aparecen al inicio de este post, relativas al supuesto impacto del avión en el Pentágono, nos daremos cuenta que nunca aparece la imagen de un avión de 43 metros de largo en vuelo rasante dirigido a impactarse contra los muros del edificio, si mucho, en la primera de las fotos, (tomadas por una cámara de seguridad ubicada en el estacionamiento) se ve en la parte superior derecha un pequeño objeto negro que aparece borroso por efecto del movimiento a gran velocidad. Por otro lado, ¿cómo es que no aparecen los restos en llamas del avión? Ni pedazos de las alas, ni la cola del aparato o restos reconocibles de los motores, y cuesta creer que, como aquellos que sostienen la versión oficial, el avión simplemente se evaporó o se hizo pequeños fragmentos por la fuerza del impacto.

Por otro lado, siendo el Pentágono similar en su estructura a una cebolla con varias capas, ¿cómo es que la afectación mayor se dió únicamente en la parte externa del edificio? ¿por qué las partes internas apenas se vieron dañadas si fue el choque de un avión de 43 metros de largo cargado con 43,500 litros de combustible? ¿Porqué las defensas antiaéreas del Pentágono no dispararon ante un objetivo que se acercaba?

Por otro lado, la zona donde se dió el presunto choque se encontraba en remodelación, y la mayoría del personal clave no se encontraba en el interior del edificio en el ala que fue afectada.

En cuanto a los edificios, comenzaron a circular rumores: primero, la maniobra efectuada por los aeroterroristas (cuyos datos biográficos, curiosamente, comenzaron a circular ese mismo día, antes de que hubiera toda posibilidad de que se llevara a cabo una investigación sobre la "escena del crimen") fue una maniobra perfecta y muy complicada, resultando imposible reproducirla en simulador, algunos hicieron la observación de que sólo pudo ser posible porque el avión fuera guiado por una radiobáliza, que, según trascendió después, efectivamente se encontraba al interior de los edificios para distribuir el tráfico del aeropuerto.
También se empezó a elaborar la idea de que los atacantes debían contar con apoyo en tierra, después de todo, ¡cómo explicar que las y resultó sospechoso el que en el WTC se encontrara una oficina de la CIA; de igual modo, comenzó a circular el rumor de que al personal judío de las empresas y oficinas ubicadas al interior de las torres gemelas había sido avisado previamente y que por ello no se presentó a laborar aquel día.
En cuanto al Pentágono, resulta evidente que no se estrelló ningún Boeing 757 en contra de sus muros, pero sí, posiblemente, un misil Tomahawk o un avión sin tripulante (los llamados drones) cargado de explosivos, lo que concuerda con la silueta del objeto volador que fue visto pot los testigos y que aparece vagamente en la secuencia fotográfica que aquí se anexa.

De todas estas dudas, se desprenden muchas teorías de la conspiración.
4.- Las Teorías:
Existen 3 vertientes diferentes de las teorías que pretenden explicar lo ocurrido:
1.- La oficial: Se trató de un complot terrorista dirigido por Al-Qaeda y Osama Bin laden contra Estados Unidos, los aviones fueron secuestrados por equipos de musulmanes lidereados por Mohamed Atta, por el odio que sienten los islamistas estadounidenses contra el "estilo de vida americano", por lo que, para defender la Democracia y la Libertad, había que atacar Afganistán, donde se les dió refugio y también a Irak, puesto que el régimen de Saddam Hussein se encontraba brindando apoyo a tal organización, además del acopio de armas de destrucción masiva.
2.- La conspiración: Probablemente la más popular: el derribo del WTC de Nueva York fue realizado por el propio gobierno estadounidense coludido con Osama Bin Laden y compañía, después de todo, los Bin Laden y los Bush han sido socios en diversos negocios petroleros. De esta forma, se inicia una serie de guerras por el control de lso hidrocarburos de Medio Oriente y Centro de Asia, con conflictos colaterales como el de Georgia. De aquí se deriva que incluso haya la intervención de agrupaciones como el paramasónico Club Bildelberg y la instrumentación de todo un plan de dominación mundial...
3.- El nuevo Pearl Harbor: El ataque sí lo realizó Al-Qaeda y existe una gran rivalidad y lucha por el control de los recursos petroleros, el Gobierno Norteamericano sabía de la realización del ataque con antelación, pero no hizo nada por evitarlo, puesto que serviría para justificar la entrada a la guerra a un público norteamerican reacio a ello; incluso es posible que intencionalmente, se les hayan facilitado las cosas por parte del propio gobierno norteamericano.

Mi conclusión:

Yo me decanto por una combinación de las hipótesis 2 y 3, y en sucesivos posts en que comente acerca de los fenómenos que actualmente vemos y que son consecuencias directas de lo que aconteció hace 11 años, y aunque no parezca, nos afecta más de lo que parece.




11 de septiembre de 2008

A 7 AÑOS DEL 11 DE SEPTIEMBRE primera parte

video

1.- Los Recuerdos:

El 11 de septiembre del año 2001 fue uno de esos días históricos que quedarán para siempre marcados en la Historia, como el 12 de octubre de 1492, el 4 de julio de 1776 o el 14 de julio de 1789 como un día en que cambió la Historia de la humanidad para siempre. Jamás será posible olvidarlo, pues mucho de lo que estamos viviendo en el ámbito internacional, e incluso en la vida interna de cada país ha sido condicionada por este evento, el que no dudo, pasará a la Historia como un evento seminal, al igual que las fechas antes mencionadas.

Yo en lo particular no puedo olvidar donde me encontraba en ese momento acababa de dejar ropa a lavar en una tintorería ubicada en la confluencia entre la calle Hospital y la Avenida López Mateos aquí en la ciudad de Guadalajara. En eso, sonó mi teléfono celular y era mi madre que me avisaba que había ocurrido lo que parecía un lamentable accidente en Nueva York: al parecer una avioneta había chocado contra una de las torres gemelas del World Trade Center.

Minutos más tarde, llegué al trabajo y una segunda llamada me lo dijo todo, no solo no había sido una avioneta, sino un avión de pasajeros, sino que otro avión igual, al parecer de United Airlines se había estrellado contra la otra torre. Era un ataque, decididamente.

Aquel día en la oficina nadie trabajó. El mundo se detuvo por completo y el miedo se sentía en el aire. Los que contábamos con conexión a Internet estuvimos todo el día al tanto de las noticias que se actualizaban minuto a minuto en una red casi colapsada. Otros, encendieron radios y estuvieron escuchando las crónicas que en vivo, reportaban el derrumbe de aquellos edificios: íconos del poderío económico estadounidense. Los abogados que llegaban no hacían otra cosa que comentar lo sucedido y preguntar sí sabíamos algo más, no se preocupaban por sus Juicios, ni nosotros tampoco, pues sólo queríamos estar al tanto de lo que sucedía.

La incertidumbre reinaba en los medios informativos: algunos mencionaban que cinco aviones además de los estrellados en las torres se encontraban secuestrados, vino el ataque al Pentágono y la situación se revelaba peor de lo que se pensaba, por ahí se filtró que otro avión que iba camino de la Casa Blanca había sido derribado sobre Pennsilvania por la Fuerza Aérea Norteamericana, el famoso vuelo 93 de United Airlines del que luego, el mismo día, se dijo que los propios pasajeros, en un acto de heroismo se lanzaron sobre los captores para someterlos y evitar la destrucción de la sede del Poder Ejecutivo americano. De igual forma, a las pocas horas ya se tenía un responsable y se sabía de su historia, vida y obra: Osama Bin Laden, millonario saudita de familia de origen yemení y que durante los años 80 se había convertido en uno de los líderes del movimiento de resistencia contra la invasión soviética de Afganistán para luego romper con sus antiguos aliados americanos tras la Guerra del Golfo Pérsico en 1991 y darse una presencia permanente de las tropas americanas en Arabia Saudita, la Tierra Santa del Islam.

Al regresar a casa, fue estar pegado a las noticias el resto del día y a preparar mi clase de Derecho Internacional al día siguiente, y no me quedó más que tomar conciencia que probablemente el contenido de esa asignatura iba a ser fuertemente cuestionado por las circunstancias a presentarse en adelante.

2.- Los Hechos:

Antes de abordar tanto las conjeturas, teorías, polémicas y sobre todo, consecuencias que se han desprendido de los acontecimientos ocurridos tal día, debemos resumirlos:

1.- A las 8:45 am, un avión de American Airlines se estrella con una de las torres del World Trade Center de Nueva York.

2.- A las 9:03, se da el choque del segundo avión, un United Airlines.

3.- A las 9:39, el Presidente Bush habla ante la Nación y pide un minuto de silencio.

4.- A las 9:43 ocurre una explosión en el Pentágono en Washington, que se atribuye al impacto de otro avión.

5.- El Presidente Bush se encuentra a bordo del avión presidencial, mientras, la Casa Blanca es evacuada y el Vicepresidente Cheney es llevado a Arizona.

6.- A las 10:05 cae la torre sur del WTC de Nueva Tork.

7.- A las 10:10 se estrella el vuelo 93 de United Airlines.

8.- A las 17:00 se registra un violento ataque contra Kabul, la capital de Afganistán y sede del gobierno Talibán.

9.- A las 17:30 se derrumba un tercer edificio en el WTC.

10.- No es sino hasta las 19:50 que Bush reaparece y da un mensaje a la nación.

Hasta aquí los hechos en la cronología oficial, en el próximo post daremos un vistazo a las teorías que giran en torno a estos hechos y a las claves para entender sus consecuencias.

8 de septiembre de 2008

CSI Y COMPAÑIA






Olvidándonos por un momento del desagradable mundo de la Política, he decidido hablar acerca del inexplicable fenómeno del éxito de tres series de TV que resulta ser que por un lado son exactamente iguales entre sí, y por otro, cada capítulo en esencia es una repetición del anterior; sin embargo, generan adicción, y lo que es peor, he caído en ella y no puedo perderme un solo episodio.


CSI, en sus versiones de Las Vegas, Miami y Nueva York es un verdadero fenómeno en cuanto a audiencias y a fans que tiene alrededor del mundo; sin embargo, a mi parecer ha tenido tanto éxito gracias al morbo que despierta más que por su trama o lo interesante de sus personajes, además de que resulta ser reveladora en muchos aspectos acerca de lo que sucede en EUA.


Las 3 series giran alrededor de los equipos que integran la unidad de investigación de la escena del crimen (Crime Scene Investigation) en tres grandes metrópolis de Estados Unidos, y los tres grupos están constituídos por prácticamente los mismos personajes o estereotipos aunque matizados: Los 3 grupos están lidereados por profesionales en el área de la criminología y las ciencias forenses, aunque, en el caso de Las Vegas, Gil Grissom (William Petersen) es un científico metido a policía, Horatio Cane (David Caruso) en el caso de Miami es solo un policía, no muy honesto que digamos, pues le gusta amenazar y negociar con los delincuentes a los que atrapa, que depende de sus subordinados para el trabajo científico, y Mac Taylor de Nueva York (Gary Sinise) es un exmilitar listo para jalar el gatillo que aunque realiza algo del trabajo forense prefiere desempeñarse muy al estilo Frank Castle/Punisher.


Por lo demás, en los tres equipos están representados los mismos estereotipos: el hombre de acción, el joven que hace bromas tontas y la segunda al mando es una atractiva mujer madura, además de la joven y talentosa detective.

Lo curioso es la fascinación por el homicidio. En todo el tiempo que tengo viendo la serie, sólo he visto que, en el caso de Las Vegas, se tratara un episodio de un robo-fraude cometido por un hotel en contra de una aseguradora. Por un lado, esto es bastante parcial, la intervención de las ciencias forenses va más allá de solo los homicidios: los robos, violaciones, fraudes, falsificaciones, abusos de confianza parece que no se dan en las grandes ciudades de EUA, pero entonces el panorama es aterrador: el delito más común es el asesinato, pero además, los homicidios no están ligados a los "delincuentes verdaderos", por lo general, se trata de loquitos sueltos que matan por manía, gusto o diversión, o de esposos/as celosos/as o gente que de repente, en un ataque de ira mata a quien la hace enojar... de ser así, no hay nada más peligroso que enamorarse en EUA.
Esto es revelador, por que sí muestra como en Estados Unidos no ha habido una persecución seria al crimen organizado, por ahí se habla que bajo los árboles del parque Yellowstone, en Montana se ocultan los mayores campos de cultivo de mariguana del planeta.. Yogui y Bubu deben andar siempre muy elevados, mientras el guardabosques se voltea al otro lado y solo se preocupa que los osos "junkies" no se roben la comida de los paseantes... o sus carrujos... je je.

El caso es que, aunque indudablemente el éxito en la procuración de justicia depende de la obtención e integración de las pruebas con las que el Ministerio Público o Fiscalía pueda acreditar la responsabilidad del inculpado, también en la serie hay una exageración sobre el papel que desempeñan los peritos forenses o lo que hacen: dudo mucho que los peritos forenses acudan solos a la escena del crimen sin una escolta de agentes operativos y que sean tan hábiles en el uso de armas de fuego como con el microscopio. De ser como se plantea en la serie, el resto de los departamentos de policías estaría de sobra, puesto que la unidad de escena del crimen es capaz por sí sola de resolver el caso y arrestar al responsable.
Aún así, estas series tienen sus bien logrados puntos de suspenso, la presencia de actores de renombre en su elenco y sobre todo, han servido para acercar al público a las ciencias forenses: criminología, criminalística, balística y psicología criminal, y al razonamiento científico en la resolución de casos criminales, en eso, seguramente, radica gran parte del éxito de la serie.
Por otro lado, esta serie ha inspirado a otras, igual de reduccionistas y bajo el mismo esquema: "Criminal Minds", donde solo a base de descubrir los perfiles psicológicos se puede saber quien es el responsable del delito, que otra vez, siempre es un homicidio. NCIS sigue el mismo esquema de CSI en el ámbito de la justicia militar con toques de un humor un tanto infantil, NUMBERS que parte de la premisa de que solo con las matemáticas se resuelve todo. Al menos aquí, aunque también hay homicidios, se trata una mayor variedad de delitos...
Sin embargo, la verdad, la mejor serie policiaca hasta ahora, es a mi parecer, "LA LEY Y EL ORDEN" en sus tres vertientes, pero sobre ella hablaremos en otro post... por lo pronto, iré a ver CSI, no puedo evitarlo...