Buscar este blog

16 de septiembre de 2008

EL DESASTRE SE AVECINA








En este fin de semana, dedicado a las fiestas patrias en México se caracterizó por una serie de acontecimientos en el país y en el mundo que son señales de la grave crisis que estamos viviendo, tales acontecimientos so: el desastre financiero, la violencia criminal que estalla en México con el primer atentado terrorista, al más puro estilo de las FARC y demás organizaciones narco-guerrilleras colombianas o de la ETA durante la celebración del tradicional "Grito" de Independencia, pero además, desde la semana pasada se dieron dos acontecimientos que cimbran la estabilidad del continente americano y que pueden encontrarse ligados con la crisis presente: el renacimiento del intervencionismo ruso en Latinoamérica y los disturbios en Bolivia.
Veamos cada uno de ellos:
1.- La crisis financiera norteamericana:
Decía Justin Raimondo en su artículo de la semana pasada (http://antiwar.com/justin/?articleid=13448) que probablemente Osama Bin Laden se estaría riendo al recordar lo que había prometido al iniciar la ofensiva en contra de Afganistán en el año 2002: iba a lograr llevar a la quiebra a la economía norteamericana. El comandante en jefe de Al-Qaeda simplemente demostró que aprendió bien las lecciones de la guerra contra la Rusia soviética en los años ochenta. Un hecho sin el cual no puede explicarse la caída del régimen comunista es el elevadísimo costo financiero (sin menospreciar el de vidas humanas) que costó al Gobierno de Moscú el sostener artificialmente a un régimen impopular, sitiado por su propio pueblo que contaba con el apoyo de Occidente y en particular de EUA (véase la película La Guerra de Charlie Wilson) con las tropas, tanques y helicópteros del Ejército Rojo. Durante 10 años, de 1979 a 1989, la URSS destinó miles de millones de rublos a financiar una guerra perdida de antemano, sin que el anquilosado e ineficiente sistema económico soviético pudiera encontrar formas para reponer los recursos gastados.
Ossie aprendió, EUA no lo hizo, y hoy se encuentra atrapado en una guerra que ya lleva 6 años, superando con mucho a la intervención americana en la Segunda Guerra Mundial (diciembre de 1941 a septiembre de 1945) y acercándose a los 8 años (1965 a 1973) que duró la intervención directa en la Guerra de Vietnam, recordando que debemos considerar que tanto el conflicto afgano como el iraquí son partes de la misma guerra. El costo financiero ha sido muy elevado, y contrario a lo ocurrido en las guerras anteriores, este conflicto no ha servido para fomentar a la economía norteamericana--aquí debemos recordar que una de las razones de Roosevelt para entrar en la Segunda Guera Mundial fue el emplear el conflicto para impulsar a la economía estadounidense tras su hundimiento en la crisis de 1929, y Vietnam permitió el desarrollo tecnológico, impulsó la industria y redujo la presión fiscal sobre los contribuyentes pues la venta de armamentos y Tratados de ayuda y contratos de asistencia en el contexto de la Guerra Fría inyectó recursos que los ciudadanos no estaban dispuestos a dar--pero esto se debía a que en aquella época el 90% si no es que más del armamento era producido por empresas norteamericanas. En elmundo globalizado de hoy, muchos componentes de los armamentos son fabricados en Israel, Alemania, Corea del Sur, Japón, Taiwan y China, por lo que muchos de los beneficios económicos se quedan en esos lugares y una mínima parte entra a EUA, que no a sus empresas, que extendidas por todo el mundo, reciben sus ganancias, mas no pagan impuestos a Washington, pero sí a Pekín, Seul, Jerusalén o Berlín...
Esto quiere decir que el complejo militar-industrial se ha vuelto, como un cáncer o como es en el caso de una Leucemia, en contra del propio organismo estatal norteamericano. Los Bush, Cheney, los Clinton y muchos otros miembros del "establishment" norteamericano son a la vez accionistas de empresas de armamento o petroleras: la guerra les ha brindado excelentes beneficios, con sus contratos con el gobierno norteamericano; a cambio, ellos pagan pocos impuestos y salarios en EUA, pero no así en donde tienen sus maquiladoras, sus filiales o proveedores. Resultado, utilizan al gobierno americano para librar una guerra, pero este gobierno tiene que sufragar todos los gastos de la misma sin apenas obtener los recursos necesarios para ello: resultado, aumenta la presión fiscal sobre los contribuyentes, los recursos se agotan, y viene toda la crisis financiera que estamos viviendo y que no solo afecta al coloso del norte, sino a las economías que se encuentran más cercanas a ella, como son la europea y la latinoamericana.
Pero hay ganadores también en esta situación: China se ha vuelto el principal acreedor norteamericano, como veíamos en el artículo de Carlos Fuentes que en un post anterior se citó. Ahora, con la quiebra de AIG que asegura la mayor parte de los bonos del tesoro estadounidense, de los cuales los chinos son los principales tenedores, ¿cuál va a ser la garantía de tales títulos de crédito? probablemente y así como México durante los sexenios de Echeverría y López Portillo la deuda externa creció a límites inimaginables garántizandose su pago con el producto de las ventas de petróleo de Cantarell, EUA se vea obligado a abrir la explotación petrolera en Alaska y pague la deuda con los recursos obtenidos de la venta de ese petróleo o se tengan que otorgar concesiones a empresas chinas para proyectos gubernamentales americanos.
Para acabarla ha habido sectores tremendamente afectados, además del hipotecario y el bancario que obligarán al gobierno americano a crear un "ROBAPROA" perdón, un FOBAPROA que implicará un gasto aún mayor, con el rescate, que ya se está dando de las grandes hipotecarias Fanni Mae y Freddie Mac (hasta se parecen los nombres y dan idea de abuelos tiernos) que haga la Reserva Federal del sistema bancario.
Otro sector, las aerolíneas se ven igual de afectadas. El sábado tuve oportunidad de ver un reportaje de la Televisión Española respecto a esta actividad que en Europa se encuentra al borde del colapso por dos factores que provocan su pésima rentabilidad: por un lado, los altos precios del combustible, por el otro, las elevadas rentas que se pagan por el alquiler de los aviones, que en su mayoría son propiedad de... jeques árabes multimillonarios de Qatar, Emiratos, Bharein y la monarquía saudita (demasiado coincidente con el hecho de que el ataque al WTC haya sido con aviones comerciales y habría que ver, pues estos nobles musulmanes por un lado hacen negocios con occidentales, pero por el otro financian gustosamente a Hamas, Hezbollah y Al-Qaeda) lo que hace que, cuando las aerolíneas de bajo costo buscan atraerse clientes con un precio accesible, en realidad terminan por no sacar ni para cubrir los costos de los vuelos, por lo que están tronando como palomitas en el microondas.
En fin, este es el primer paso...
2.- Vuelve la Guerra Fría:
Detrás de Saakashvili y su estúpido y alocado intento de reconquista sobre Ossetia del Sur y Abkhazia se encuentra, evidentemente, la mano negra de Washington. Basta con leer el libro de Zbignew Brezinzky, escrito a mediados de la década de los 90: El Gran Tablero Mundial o el magnífico libro del maestro de la UNAM Antonio Sánchez Pereira: Geopolítica de la Expansión de la OTAN, escrito en el 2002, para entender qué es lo que está pasando en el Cáucaso y en el centro de Asia.
Ambos tratadistas, en el caso del primero, con soberbia y cinismo, pues como asesor de seguridad nacional de Bill Clinton diseñó una estrategia geopolítica que el exgobernador de Arkansas no aplicó más allá de los Balcanes durante su gestión presidencial, pero sí "Georgie Boy" (¿Hay diferencia entre los Demócratas y los Republicanos?) y con rigor objetivo e imparcialidad en el caso del académico mexicano hablan de cómo muchas de las causas del conflicto actual estriban en el control de las reservas de hidrocarburos del Caspio y Asia Central, recursos que, para llegar a Occidente, deben pasar necesariamente por Georgia.
También, la estrategia deliberada para debilitar y controlar a Rusia. No hay que olvidar que el objetivo de la creación de la OTAN no era luchar para salvar a las democracias occidentales ni el mantenimiento de la paz, sino, como dijo Lord Ismay, primer secretario general de la alianza atlántica, es: "Mantener a los rusos fuera, a los americanos dentro y a los alemanes bajo control". Por lo que terminada la Guerra Fría no había razón para desaparecer a la organización, al contrario, expandirla para evitar un renacimiento ruso, y un renacimiento alemán tras la reunificación.
Así, el gobierno de Bush se puso a jugar a las revoluciones de colores en una estrategia que delata claramente las bases marxistas-troskistas del Neoconservadurismo. y en Ucrania estableció a Víctor Yushenko y en Georgia a un antiguo abogado neoyorkino: Mikhail Saakashvili. Pero el cálculo salió erróneo: Rusia se está fortaleciendo de nuevo bajo la batuta de Vladimir Putin y gracias a los recursos de los hidrocarburos y ventas de armas.
Hoy, Putin desea, dentro de este ajedrez global, hacer una jugada en respuesta al movimiento del peón georgiano de Bush y la alianza con Venezuela da vistas de volverse, poco a poco, tan inquietante como en el pasado fue la alianza con Cuba, con quien a la vez, se estudia por parte de Moscú, relanzar la relación.
Así, llegaron a Caracas en la semana pasada dos bombarderos Tupolev TU-160 "Blackjack" con capacidad cada uno para cargar hasta 12 misiles crucero con ojivas nucleares que precisamente hoy hicieron un vuelo sobre la costa caribeña. En noviembre, llegará una flota rusa encabezada por el destructor nuclear "Pedro el Grande" a hacer ejercicios con la armada venezolana, la cual comprará buques y submarinos a la industria rusa.
Si no es para amedrentar a un EUA debilitado, sino sólo para confirmar los lazos de amistad entre Caracas y la "Tercera Roma" cabría preguntarse entonces cuál es la razón para que Rusia se interese en el Caribe... así como resulta de ilógico poner un escudo amtimisiles en Polonia para prevenir un ataque proveniente de Irán.
Y aquí entra otra variable en la ecuación:
3.- Una catástrofe llamada Evo Morales:
Hace un tiampo tuve oportunidad de ver una entrevista hecha a Evo Morales antes de llegar a la presidencia de Bolivia. Me pareció que muchas de sus ideas eran buenas y las reivindicaciones sociales para los indígenas que exigía eran justas, sin carecer de lógica: No puede ser que en un país cuyo 90% de la población es indígena se rija por un sistema jurídico y un sistema político pensados en y para europeos, cuyos descendientes son solo un 10% de la población.
La deuda que los criollos y mestizos tenemos para con los indígenas americanos sin duda es grande y no es fácil el plantear una solución, (solución en la que los propios pueblos autóctonos tendrían que poner de su parte y entender que la Historia ha avanzado en estos 500 años y que ni el Imperio Azteca o el Incanato volverán, y que tampoco pueden seguir viviendo como si los siglos no hubiesen transcurrido) pero tampoco puede pasar por una solución que implique gobernar solo para ellos y excluir a los de origen étnico diferente, que es lo que ha hecho Morales. Es como si Obama ganara las elecciones en EUA y sólo gobernara para favorecer a los afroamericanos, ignorando la diversidad étnica del país y que no es exlusiva de ese país, sino propia de todo el Nuevo Mundo.
Morales se olvidó de sus ideas originales de crear empresas comunitarias aprovechando la avanzada organización colectiva de los indígenas quechuas y aymarás para aplicar las tradicionales nacionalizaciones y medidas asistencialistas que inveteradamente han sido empleadas por los gobernantes latinoamericanos. Pero además, entró al juego geopolítico de Chávez, y muy, muy posiblemente al de Vladimir Putin. En mi opinión Evo Morales, que siempre fue un líder contestatario y favorito de la contracultura típica de la "izquierda" al llegar al poder no supo que hacer, pues no es lo mismo estar contra el poder que ejercerlo, se aterrorizó (su bajo grado de educación tuvo mucho que ver con ello, seguramente) y de inmediato buscó un mentor, entregándose a las no muy sanas ambiciones del protodictador venezolano.
Pero veamos, el conflicto actual, el separatismo de las provincias más ricas, como Santa Cruz, no estriba mucho en el factor étnico, sino en el factor energético y todo radica en el control que el gobierno central de La Paz quiere ejercer sobre el gas natural, del cual Bolivia tiene las reservas más grandes del mundo junto a Irán y Rusia, si a esto añadimos que esos dos países más Venezuela tienen también grandes reservas petroleras, todo empieza a cuadrar, y habrá que preguntarse si los TU-160 no estarán para recordar que el Ejército Rojo puede ayudar si Chávez interviene en apoyo de Morales al darse un golpe o rebelión en contra del gobierno presidido por el quechua-aimará.
4.- El Grito de horror:
Lo que pasó en Morelia es paete de esta crisis, aunque no se crea. En México se vive una batalla durísima por el control del mercado de drogas, pero también por el control de la frontera más importante en términos geopolíticos y de tráfico de mercancías y personas en todo el mundo. No en balde, ya Gordon Thomas había hablado del interés en la frontera México-EUA qu tienen grupos terroristas y yo agregaría... los enemigos de Estados Unidos; en la política internacional y en el mundo de la estrategia, hay muchas formas de librar una guerra y en una guerra hay aliados, y estos pueden ser incluso hasta los miembros de la mafia.
Ya hace unos meses, el periodico el Universal, publicó un artículo que señalaba que cárteles de la droga en México han enviado comandos a recibir entrenamiento en Irán: http://www.eluniversal.com.mx/primera/31320.html y el temor es que, al provocar que México a través de una campaña de terrorismo como la que se ha iniciado caiga en un periodo de inestabilidad política para el cual, gracias a la Democracia y los conflictos partidistas las condiciones están dadas, lleve a que México se convierta en un Estado fallido, y de ahí al contagio, como por ósmosis, al otro lado del Río Bravo, donde empezaría la violencia, la corrupción y los conflictos al más puro estilo del Chicago de los años veinte.
Antes, en México confíabamos que al ser el "patio trasero" de EUA los norteamericanos harían lo posible por salvarnos del caos buscando su propio interés. Pero hoy, no tendremos ese consuelo, debemos enfrentarnos a estos hechos por nosotros mismos y comprender que somos parte de un todo.
Por lo pronto, agárrense, por que la acción va a comenzar...



No hay comentarios: