Buscar este blog

27 de noviembre de 2013

JFK, A 50 AÑOS DE SU MUERTE



El 22 de noviembre de 1963, según me cuenta, mi madre se hallaba en la casa de sus papás preparando adornos de repostería para su pastel de bodas civiles: el 12 de diciembre de aquel año, día de su santo, se verificaría la boda en el Registro Civil, y el 25 de enero del año siguiente, la boda religiosa. Ese día, mi padre la iba a ir a visitar por la tarde, entre tanto, mientras preparaba la pasta de fondant, tenía prendida la TV, cuando interrumpieron el programa de revista para dar la noticia de que el Presidente de Estados Unidos: John Fitzgerald Kennedy, había sido asesinado de un disparo en la cabeza mientras realizaba una visita de trabajo a la ciudad de Dallas, en el estado de Texas y era trasladado en coche descubierto por una avenida. Durante la tarde, llegó mi padre y la familia comentaba acerca del tema, recordando que unos meses antes, el tío Santos (un pariente de mi papá que trabajaba con mi abuelo materno, y que fue el conducto por el que se conocieron) que era un asiduo lector de la revista Impacto, uno de los principales semanarios sobre política que vivió de los años 60 a 90 sus tiempos de gloria, hoy creo que ya está desaparecido, leía una nota sobre Kennedy y comentó: "Ese muchachito se está metiendo en cosas muy profundas, si no tiene cuidado, se lo van a tronar..."

Se han cumplido 50 años del asesinato del Presidente norteamericano de origen irlandés, la gente que, como mi madre, de alguna forma lo presenció, se acuerda de dónde estaba y qué estaba haciendo cuando ocurrió, lo que confirma su carácter de un evento histórico. Tras cinco décadas, la figura del mandatario se ha agigantado y la Historia de su asesinato continúa atrapada en el misterio y las más diversas versiones e incógnitas en torno a lo ocurrido, los motivos detrás del magnicidio, las preguntas de lo que hubiera ocurrido si el entonces joven presidente hubiese podido concluir su mandato de cuatro años y si hubiese sido reelecto.

La realidad es que Kennedy, al momento de su muerte no era tan querido ni tan seguido por la gente. La popularidad le vendría tras su muerte y más que popularidad se crearía el mito en torno a su figura, a grado tal que se le considera como el más grande gobernante de Estados Unidos, lo cual, realmente, no es cierto. La administración de Kennedy tendría grandes logros, pero también grandes fracasos y enormes vicios, el propio Jack, no era un hombre de grandes decisiones ni el colmo de la virtud; por el contrario, era un hombre de dudas hamletianas, frágil y enfermizo que sólo tardíamente adquirió una complexión atlética, adicto al sexo y a las anfetaminas, esposo infiel y habituado a los placeres, un tanto holgazán, contrario a la opinión general, Kennedy, si bien era egresado de Harvard, no era Abogado, sino Licenciado en Periodismo y tenía talento para las letras que le valió para ganar el premio Pulitzer por su libro Profiles in Courage, una colección de biografías de personajes históricos norteamericanos. Aun así, y pese a que su juventud le dotó de carisma, y que poseía un indudable valor personal, demostrado durante la Segunda Guerra Mundial, en que salvó de perecer a la tripulación de la torpedera que comandaba con su valor y acción, lo que le costó una dolorosa lesión en la espalda, ganó por escaso margen las elecciones presidenciales frente a Nixon, durante su gestión pesaron las sospechas sobre la corrupción de su padre Joseph y la manera en que su familia, en general, había pasado de la miseria a la riqueza en unas cuantas generaciones.

Kennedy era popular en unos cuantos círculos, pero mucha gente en la Unión Americana lo rechazaba: por un lado, era Católico y existían todavía en aquellos años hondos prejuicios "antipapistas" entre la población WASP (White, Anglosaxon, Protestant), Celta y no Anglosajón de raza, fue en realidad, y no Obama, el primer Presidente norteamericano en provenir de una minoría étnica, lo que se tradujo en su apoyo a la lucha por los derechos civiles de la población negra en los estados del sur, aunque muchos a su vez lo acusaron de tibieza, otros, por el contrario, le señalaban hasta de Comunista infiltrado y se opusieron a la manera negociada en la que resolvió la Crisis de los Misiles, que muchos compararon a los desacertados consejos de su padre, siendo embajador en Londres en 1938 a la administración británica de Jorge VI y Neville Chamberlain sobre Hitler que condujeron al "Pacto de Munich" con el que el dictador germano se anexó Checoslovaquia.

A pesar de sus grandes defectos, y sin llegar a ponerlo en un altar como el más grande presidente que ha tenido Estados Unidos --a mi parecer, le superan, y con mucho Lincoln, Theodore Roosevelt y Ronald Reagan-- "JFK" supo ser un líder en un momento decisivo de la Historia y oponerse con valor al proyecto liberticida del Comunismo, como lo demostró tanto en la "Crisis de los Misiles" como a la implantación de la dictadura de Fidel Castro en Cuba, aunque también mostró su rechazo a los exiliados cubanos tras el fracaso de bahía de Cochinos, a la vez que buscó limpiar la propia casa y  acabar con aquellos poderes fácticos que retaban a la autoridad del Estado: por un lado, el "complejo militar-industrial" contra el que se quejó su antecesor, el General Eisenhower y que tanto había crecido en poder e influencia bajo los Gobiernos de Franklin D. Roosevelt y Truman, tanto a causa de la Guerra Mundial como de la de Corea, igualmente, buscó controlar la práctica autonomía de las agencias de inteligencia como la CIA y el FBI, ambos convertidos en "Estados dentro del Estado" y cacicazgos colocados por encima de la Ley, sobre todo en el último caso, coto de poder del temido J. Edgar Hoover, o la enorme corrupción de los sindicatos, como la American Federation of Labour, dirigida por el corrupto Jimmy Hoffa, y finalmente contra el Crimen Organizado, convertido en un verdadero cáncer desde los años veinte y la "Ley Seca" pero que había continuado y hasta aumentado su fuerza en torno al contrabando, la venta de armas, delitos financieros, el juego, la prostitución y el narcotráfico.

Mucho de esta Cruzada en que se convirtió la Administración Kennedy, llamada Camelot por el propio mandatario, como una búsqueda de un ideal de gobierno recto y preocupado por la justicia, como el del mítico Arturo, a la vez de una verdadera corte impregnada de modos caballerescos, aristocráticos y europeístas, que aún hoy genera en los norteamericanos una especie de fascinación por su rompimiento con los grises y a veces vulgares modos republicanos de antes y después de él, se debió a la intervención de su hermano menor: Robert Francis "Bobby" Kennedy.

A diferencia de John, Bobby era un hombre recto, tal vez duro e intransigente, sin embargo, idealista y comprometido con la Justicia y sus rígidos principios morales; católico ferviente, ha sido calumniado después tachándosele de hacer el "trabajo sucio" de la administración de su hermano o de haber sido responsable de la muerte de la actriz Marilyn Monroe, amante de Jack y a quien se le ha supuesto también haber tenido una relación con él sin bases, todo indica que Bobby rechazó los avances de la rubia y se limitó a pedirle que dejara a su hermano tras la ruptura de éste con ella, quien a consecuencia de esto se suicidaría, como se ha demostrado científicamente, con una sobredosis de barbitúricos.

Muy probablemente, la causa de la muerte de John no fue otra más que pararle los pies a Bobby, quien, ciertamente, por la magia del nepotismo se había convertido en Procurador General de Estados Unidos, desempeñando el cargo con celo y siendo además el principal consejero del Presidente; no en balde, desde muy joven había sido su cerebro en las campañas políticas que le llevaron sucesivamente de una diputación federal al Senado y de ahí a la Casa Blanca; así, se dice que un mafioso, perseguido por la acción del joven Robert dijo que si a un perro se le cortaba la cola, todavía podía morder, pero si se le cortaba la cabeza, la cola dejaba de moverse, y eso fue lo que pasó: sin la cabeza --el Presidente-- la cola --el Procurador-- dejó de moverse; tras la muerte de John, Bobby continuó como Procurador bajo el interinato de Lyndon B. Johnson, que como Vicepresidente había asumido la primera magistratura, sin embargo, perdió su efectividad y afán combativo, postulándose después y ganando un escaño en el Senado por el estado de Nueva York... los negocios permanecieron intactos, hasta que en 1968 Bobby pretendió contender por la Presidencia de la República; cuando ganó las elecciones primarias del Partido Demócrata en California, lo que le abría paso para ganar la nominación de ese instituto político, todos aquellos que se habían visto afectados por su actuación como Fiscal de la Nación, temieron lo que pasaría con él al frente del Estado, por lo que, muy probablemente, los mismos que eliminaron a John decidieron la muerte de él.

La maldición de los Kennedy no ha sido tal, sino la habilidad pasmosa que tuvo esta familia para ganarse enemigos tanto internos como externos: los Castro cubanos, (no así la dirigencia comunista rusa, pues a la muerte de John, Nikita Khruschev envió una carta a la viuda Jackie, ofreciéndole su protección para ella y sus hijos, en dado caso de que se encontraran en peligro, según se ha logrado saber tiempo después... iluso el viejo revolucionario, pues unos años más tarde, en 1967, el Soviet Supremo le destituiría pues también el negociar en la Crisis de los Misiles provocó el descontento en su propio complejo militar-industrial, y en su lugar impondría al corrupto indolente de Brezhnev), los exiliados cubanos que querían una imprudente invasión a la isla para derrocar a Castro y que se fueron apoderando de Florida como su coto de poder particular, la mafia, los militares e industriales, los caciques del entramado de inteligencia, los propios rivales al interior del Partido Demócrata, como el propio Johnson, quien en la mañana del asesinato de Jack había sido advertido por éste que, en la campaña por la reelección no le acompañaría en la fórmula como Vicepresidente, los fanáticos protestantes y los supremacistas blancos, ¿porqué? Porque no quisieron jugar al sucio juego de la política tal y como Maquiavelo la describe, sino hacerlo un juego limpio y justo, tal vez porque nunca supieron en lo que se estaban metiendo, habiendo crecido como hijos de una adinerada familia y protegidos en una burbuja de cristal, o tal vez como abierto rechazo a la corrupción, influyentismo y porquería representada por su padre Joseph Kennedy y su abuelo y bisabuelo, quienes a base de esos trucos se hicieron de una inmensa fortuna y de influencia política.

 ¿Quién mató a los hermanos Kennedy? La tesis oficial que descarga en Lee Harvey Oswald, pintado como un inestable emocional y fanático marxista, la autoría intelectual y material del acto se tambalea, como puede verse en el documental que se presenta al inicio de esta entrada, o en el famoso vídeo de Zapruder, en que claramente se aprecia que el disparo final que acabó con la vida de JFK vino de frente a él y no por atrás, carece ya de toda credibilidad. Probablemente no se llegue a saber con certeza en el futuro próximo, tras haberse hecho durante estas cinco décadas una serie de operaciones de desinformación, clasificación y ocultamiento de la información; sin embargo, la Historia hará la Justicia que ni la Comisión Warren ni ningún presidente posterior en EUA ha podido hacer, después de todo, al final los asesinos de Julio César recibieron el oprobio de las generaciones siguientes y no pudieron ocultar su crimen, lo mismo ocurrió con Judas Iscariote, o con Booth, el actor sureño que mató a Lincoln. Lo que es cierto es que probablemente se trató de un golpe de Estado que truncó un interesante proyecto político, proyecto que quizá era más de Bobby que de Jack, y que probablemente significó, en el mundo occidental, el último intento por hermanar política y moral que han marchado separadas desde los escritos del secretario florentino en el siglo XVI. Dicho golpe de Estado permitió eliminar la distensión que tras la Crisis Cubana empezó a gestarse entre soviéticos y norteamericanos y prolongar otros veinte años la Guerra Fría, lo que benefició económicamente a muchos intereses: el embargo o bloqueo contra Cuba, iniciado como una medida defensiva por Kennedy durante la crisis se prolongó y ha sido uno de los factores que más ha beneficiado la permanencia de Fidel Castro en el poder y la Guerra de Vietnam comenzó con Lyndon B. Johnson en el poder.

¿Qué hubiera pasado si John Kennedy hubiese sobrevivido y no se hubiese dado su homicidio? Díficil saberlo, es algo que queda en el reino de las conjeturas; hay quien dice que los Kennedy ambicionaban asociar su apellido al cargo de Presidente de EUA y buscar una especie de sucesión dinástica, es probable al considerar los sueños de grandeza de Joseph Kennedy, propios de un Rodrigo Borgia, quien según algunos quiso convertir al Papado en herencia de su familia, y la manera en que manipuló y preparó a sus hijos para que buscaran sentarse en el sillón presidencial de la oficina oval, Joe no lo lograría al morir en acción en la Segunda Guerra Mundial a bordo de su bombardero, John lo lograría pero sería asesinado, Robert sería muerto a medio camino y Edward "Ted" Kennedy, temeroso tras el "incidente de Chappaquidick", buscaría en forma timorata la Presidencia en 1979 y al final se quedó en el Senado (sin que nadie, curiosamente, pudiera arrebatarle el escaño, de 1962 a 2009, año en que murió) con una actuación a veces destacada, a veces mediocre.

Pero esto no se detuvo ahí, el destino de su hijo John Jr. fue igualmente trágico y misterioso, muerto junto a su esposa y su cuñada en la avioneta que tripulaban en 1999, camino a una boda en Martha's Vineyard, supuestamente cayó al mar a consecuencias de la niebla, aunque hay que recordar que John-John, como era llamado por la prensa del corazón, había toda su vida aparecido como el "playboy millonario" indolente y frívolo, pero en sus últimos años estaba mostrando que aquello había sido un disfraz: de repente, comenzó a editar una revista sobre política: George, desde un punto de vista aristocrático y fino, pero crítico, y a hacer apariciones en las que dejaba entrever que tenía intenciones de entrar a participar activamente en los asuntos públicos del país...

¿Qué habría pasado si este joven, que causaba furor entre las damas dada su apostura y enternecía los recuerdos de los mayores por aquella escena del funeral de su padre en que, al paso del féretro, respetuosamente rinde el saludo militar, a sus 3 años de edad, hubiese incursionado en los terrenos políticos? Yo creo que hubiese buscado el escaño en el Senado por el estado de Nueva York en lugar de Hillary Clinton, y actualmente estaríamos hablando del Presidente Kennedy, en vez del desastre de Soetoro, aunque quién sabe cómo sería su gobierno, puesto que John Jr. continuaba con la tendencia, errónea  que tuvo su padre, por cierto, de rodearse de personajes de la farándula a los que empoderó: en su época su cuñado el actor británico Peter Lawford, el cantante Frank Sinatra (relacionado con las mafias, por cierto) y demás miembros del llamado Rat Pack, grupo de faranduleros destacados por su disoluta vida y sus excesos, John Jr. por su parte, tenía entre sus amigos a Madonna, Sean Penn, Susan Sarandon, Oliver Stone y demás faranduleros seguidores del "Progresismo" de Izquierda a la vez que una lujosa vida de millonarios, una tendencia seguida por Obama quien, con poca fortuna, ha intentado imitar en su Gobierno a los Kennedy.

Algo que es seguro, y quizá no le convenía a muchos, es que sin duda John Jr. hubiera investigado la verdad sobre lo ocurrido con su padre y su tío.

Como sea, John F. Kennedy debe ser recordado por sus logros y virtudes más que por sus errores y defectos, o los de su padre: Su oposición a la guerra como vía de solución de las controversias internacionales y su búsqueda del entendimiento y la negociación, con firmeza, sin cobardías ni rendiciones, su defensa de la libertad como el bien humano supremo, la búsqueda de rectitud y moral en el quehacer político, el encarrerar a Estados Unidos, y a la humanidad entera, en la exploración y conquista del espacio exterior como el verdadero destino de los que habitamos este planeta, por ello, y por sus extraordinarios discursos de toma de posesión y frente al Muro de Berlín, cargados de un pensamiento profundo y serio sobre la libertad y contra la apatía de los ciudadanos, es que Kennedy debe ser recordado como la gran oportunidad perdida por EUA y el mundo:

19 de noviembre de 2013

JUDIOS, MOROS Y CRISTIANOS



Las teorías de la conspiración son formas fáciles, en tiempos de incertidumbre como los que vivimos, de explicar lo que sucede, más aquello negativo que resulta imprevisible o sale de la impresión general que tenía la gente acerca de cómo evolucionaban las cosas. Si todo iba tan bien, ¿porqué ahora van tan mal de repente? En resumen, las tesis conspiranóicas nos sirven para crearnos un culpable, un "chivo expiatorio" para cargarle la responsabilidad de todo lo acontecido y sacudirse, tanto los individuos como las sociedades la responsabilidad propia en lo ocurrido; esto surge incluso entre las personas, por ejemplo, en los estudiantes, cuando a un alumno el maestro le llama la atención por estar hablando en clase, el estudiante responde que es porque fulanito o sutanita le están distrayendo, o que tal o cual cosa pasó por causa de una u otra persona, pero nadie asumirá su responsabilidad, el caso más curioso es la expresión que en Guadalajara, México se ha vuelto general tras un accidente vial, nadie dice "choqué", sino todos, absolutamente dicen: "me chocaron".

En nuestro mundo occidental, esto ha sucedido siempre: constantemente vemos que se le ha echado la culpa a otros cuando suceden problemas, principalmente a comunidades de personas venidas de fuera o con las que existen enfrentamientos seculares: el Islam, los Chinos, los Japoneses, los Rusos, o personas que se perciben como cuerpos extraños en nuestras sociedades: los inmigrantes, los Gitanos o los Judíos. El señalar a alguien ahorra mucho el investigar las causas profundas detrás de una derrota o fracaso: pongamos un ejemplo, precisamente ahora que hablamos de los Judíos: la derrota alemana en la Segunda Guerra Mundial, fue explicada por los altos mandos militares alemanes como La Puñalada, la élite guerrera prusiana, encabezada por el Mariscal Hindenburg y el General Luddenddorf, pintaron a la opinión pública germana un escenario en el que el ejército alemán llevaba ganada la guerra de 1914 a 1917, y que, súbitamente, fueron derrotados inexplicablemente, por lo que debía forzosamente de haber un enemigo interno confabulado con poderes extranjeros que propiciaron la derrota de las armas alemanas ¿y quién iba a ser sino los Judíos, aquellos que no eran Cristianos (protestantes o católicos) como los demás alemanes, y que, necesariamente, debían contar con parientes fuera de Alemania, y todo por su enorme control de las riquezas financieras, los dedos apuntaron hacia el corrupto ministro de abastecimientos del ejército: Walther Rathenau, y el escándalo llevó a su asesinato: Rathenau, efectivamente, hizo magníficos negocios comprándose y vendiéndose suministros en su doble carácter de proveedor y de ministro encargado de las adquisiciones de provisiones de boca y fuego para el ejército en el Gobierno del Káiser Guillermo II, pero lo mismo habían hecho germánicos de raza y luteranos de fe como los Krupp prusianos o los bávaros católicos dueños de la química Bayer, que fueron cómplices del judío sin ascos ni recelos. La semilla del mal llamado antisemitismo estaba sembrada y esto llegaría a su culminación con Hitler y el N.S.D.A.P. relativamente pocos años después. Además, y en forma por demás injusta, se olvidaron de los miles de Judíos alemanes que no eran ni millonarios ni antipatriotas, sino que, todo lo contrario, ofrendaron sus vidas en las trincheras para mayor gloria del Reich u obtuvieron condecoraciones por su patriotismo y valor mostrados en combate, en ellos, evidentemente, se generaría el resentimiento y el sentimiento de ser marginados que alimentaría al Sionismo.

La idea de La Puñalada, evitaba explicar que la Guerra se había perdido por diversos y muy complejos motivos: el cómo el bravucón Guillermo II de Hohenzollern pasó de ser un monarca absoluto de puño de hierro a un pelele indeciso que prefirió ir a esconderse a una cabaña y dedicarse a la tala de árboles y la carpintería mientras dejaba el poder en manos de los ambiciosos y feroces Hindenburg y Luddenddorf en cuestión de semanas durante 1914, cuyas medidas dictatoriales y poca habilidad política propició el ascenso de los hasta entonces domesticados y fieles partidos políticos, que los alemanes estuvieron tan estancados como los aliados en las trincheras durante cuatro años y fueron tan incapaces de avanzar y vencer en el Frente Occidental como aquellos, su falta de comprensión de la importancia del poderío naval que les llevó a desperdiciar su magnífica flota contra los británicos, salvo los submarinos, y que la entrada en la guerra de EUA, con su poderío industrial, hizo imposible la victoria para los germánicos. Tan seguros estaban de haber hecho las cosas bien y que todas las circunstancias obraban a su favor, que eso les llevó a intentarlo de nuevo en 1939 mientras sometían a los Judíos, como para tener controlada a la variable independiente, sin resultados.

La verdad, y aunque este post no agrade a muchos tradicionalistas, yo no creo en las teorías conspiratorias que señalan a los Judíos como los responsables de muchos males pasados y actuales; son exageraciones absurdas, tampoco creo que sean peritas en dulce y me repugna totalmente que sigan utilizando su complejo de víctima por lo que les ocurrió bajo el régimen hitleriano para justificar los crímenes actuales del Estado de Israel, el que, además, me parece un error histórico de proporciones enormes y que fue fundamental para despertar al verdadero peligro que significa el Islam militante, y si bien creo que el llamado Holocausto ha sido exagerado, --de haber muerto 6 millones de Judíos en los campos de concentración, hoy en día, la población israelita en el mundo sería mínima y no de 16 millones-- tampoco el régimen Nacionalsocialista alemán era un ejemplo cristiano o de bondad pese a que algunos bien intencionados como León Degrelle le apoyaran al verlo como la única vía de oposición al Comunismo ateo y no pueden ocultarse sus crímenes y violencias, cometidos no solo contra los "hebreos", sino contra Polacos, Rusos, Checos, Eslovacos, Italianos, Franceses y demás.

Las tesis conspiranóicas me parecen exageradas, las mismas se sustentan en un libro supuestamente descubierto por la Okhrana, los servicios secretos zaristas, en 1905, Los Protocolos de los Sabios de Sión, en los que supuestamente, un grupo de rabinos llegados de todo el mundo planearon la conquista del mundo; el panfleto es, en realidad, una copia de un libro de Ciencia Política expuesto en forma satírica por el politólogo francés Maurice Jolly hacia 1860, como crítica a la grandilocuente política de Napoleón III titulado Diálogo en el Infierno entre Maquiavelo y Montesquieu, y fue redactado por el Gobierno de Nicolás II para, como siempre, justificar las entonces grandes ineptitudes del Zar como en realidad, parte de una conspiración que impulsaba la revolución, por supuesto que ésta se daría, pero quienes la impulsarían no serían los Judíos, sino los Alemanes Luddenddorf y Hindenburg, que apoyarían a Lenin y hasta lo mandarían de regreso a Rusia para sacarse de encima al coloso eslavo y poderse concentrar en el Frente Occidental.

Y digo que estas tesis son exageradas porque implicaría que 16 millones de personas están todas de acuerdo en un objetivo, que esas 16 millones de personas son incapaces de tener pensamientos independientes o de no estar de acuerdo con sus dirigentes, que los que son niños desde que nacen son intrínsecamente malévolos y hasta parece que escogieron nacer judíos y no otra cosa, y que son lo mismo los Judíos Falasha africanos, que los Azhkenazi de Europa Central y Oriental o es lo mismo un Rotschild que uno de los miembros de la depauperada y casi desconocida comunidad judía de Cachemira en la India, o parece que incluso todos se conocen. La realidad es que al interior de los Judíos hay una gran diversidad: la mayoría son ahora provenientes de los Azkhenazi, que a su vez se originan de los Khazaros, eslavos y germanos convertidos al Judaísmo talmúdico en el siglo VIII, los Falasha, practican un Judaísmo más auténtico del Antiguo Testamento con la conversión de los etíopes bajo Menelik I, hijo de Salomón hacia el 900 a.C, los de la India, o aún de Sikiang en China, provienen del exilio tras la conquista Asiria y Babilónica en los siglos VII-VI a.C., y los Judíos auténticamente semitas, los llamados Sefarditas que migraron a Europa Occidental, son ahora una minoría, incluso ha surgido en el mismo Estado de Israel nuevas teorías sobre la Historia Judía de las que se desprende que los auténticos Judíos de la época de Cristo jamás fueron deportados por los Romanos tras la caída de Jerusalén ante Tito en el 69 d.C., la Diáspora ocurrió por lo mismo que ocurre la migración de Mexicanos a EUA, Canadá o Europa: la búsqueda de mejores panoramas económicos, y la mayoría de los antiguos Israelitas se fue mezclando con sus vecinos, se convirtió al Cristianismo o después al Islam, y es más probable que los morenos Palestinos sean los auténticos descendientes de los Judíos Bíblicos antes que los rubios o pelirrojos "hebreos" rusos. 

Además de ello, está la diversidad ideológica: no todo Judío es Sionista ni es un radical de Izquierda o es un furibundo anticristiano, más actualmente, entre los jóvenes ha permeado el indeferentismo religioso y ha crecido la oposición al Sionismo, e incluso, en algunos sectores religiosos judíos, ha crecido cierta visión condescendiente con el Cristianismo sobre su papel como realizador de una vocación universalista del mensaje de Moisés y los Profetas, sin conceder respecto a la figura de Jesús de Nazareth, que sigue siendo visto como un heterodoxo. Aparte, el Judaísmo actual tiene poco que ver con el Bíblico descrito en el Antiguo Testamento, pues se sustenta en las doctrinas de los Fariseos conservadas en el Talmud, y en las que se respira una fuerte idea nacionalista y exclusivista, producto del resentimiento tras la caída de Jerusalén y la destrucción del templo por los Romanos. En cuanto a los señalamientos de que los Judíos han cometido asesinatos rituales, esto no tiene base en la Biblia, donde, en el caso de Abraham se da la condena a la práctica del sacrificio humano o con los Profetas a las influencias recibidas de los Fenicios y Cananeos y su culto a Moloch, pero si nos vamos a que la mayoría de tales relatos ocurre en Europa Oriental, es posible que haya surgido entre las poblaciones de origen Khazaro que conservaron resabios de prácticas paganas de su lejano pasado y por ello, se hayan dado casos aislados en tiempos medievales.

Aparte, los que aducen que existe una gran conspiración conceden además a los Judíos una buena fortuna increíble, si uno de ellos estornuda, se tropieza, reprueba un examen o hasta choca en su vehículo, todo es parte del gran plan, tal parece que son una comunidad cuyos miembros han logrado la perfección y no cometen errores, están fuera de las leyes del azar y como el Chapulín Colorado, parecen tenerlo todo fríamente calculado. En cuanto a la pretendida enorme riqueza de los Judíos, es como en todo, hay algunos ricos y otros no tanto, no es lo mismo un Guggenhim que un tendero de Brooklyn y en mucho, la riqueza de algunos se debió a la prohibición, durante la Edad Media, que hizo la Iglesia a los Católicos para que se dedicasen a los negocios financieros, constitutivos del pecado de avaricia por la usura, y la prohibición a los Judíos a dedicarse a actividades agrícolas o industriales, lo cual no fue óbice para que las familias más ricas del mundo durante el Renacimiento fueran los alemanes Fugger y los italianos Medici, los últimos usaron su riqueza para ennoblecerse y llegar a diversos tronos, incluso a la sede de San Pedro.

Es cierto que después de la Segunda Guerra Mundial lograron el apoyo de las Grandes Potencias para fundar al Estado de Israel, esto se debió en parte al peso financiero de algunos capitales judíos y a la "mala conciencia" de las potencias vencedoras tras la persecución que se desató por los Nazis, pero que tenía su antecedente no tan lejano en el Affaire Dreyfus, el Sionismo surgió como respuesta de los Judíos a la discriminación y a la falta de integración de ellos a las sociedades europeas, y ¿porqué no? a la falta de esfuerzos reales para su conversión al Cristianismo por convencimiento y no por fuerza. El Estado de Israel, en realidad, es un símbolo del fracaso y un gueto gigante.


El hecho de que ahora salga a la luz que Yasser Arafath, el líder palestino haya muerto envenenado, algo que ya todo mundo sabía sin decirlo, deja mal parado a Israel y deja ver la pérdida de su influencia, anteriormente, todo mundo habría creído en la versión creada por el Mossad de que el musulmán era homosexual y había muerto de SIDA, pero ahora ha quedado al descubierto de que fue intoxicado con Polonio, un elemento radioactivo que le llevó a la muerte en el hospital militar en París, tras haber sido sitiado por el radical gobierno israelí de Ariel Sharon; para nadie es un secreto que esos mismos radicales sionistas eliminaron a Isaac Rabin (en la foto, junto a Arafath) quien probablemente ha sido el más grande líder del Estado de Israel --ni Ben Gurion, ni Golda Meier ni Menachem Begin, todos ellos marxistoides y criminales de guerra consumados-- y luego eliminaron a Arafath, a fin de desbarrancar el proceso de paz que podía haber concluido con el mutuo reconocimeinto de Israel y Palestina como Estados independientes, y quién sabe, quizá era lo que quería Rabin, quien no era un Judío de la Diáspora, sino proveniente de una añeja familia que jamás salió de la "Tierra Prometida" y había convivido siempre con los que a partir de 1948 se volvieron enemigos irreconciliables, el llegar a formar un único Estado entre Judíos y Palestinos eliminando odios y diferencias, volviendo a ser vecinos como lo fueron bajo el Califato Otomano.

Rabin, hombre de honor y de buena voluntad, siempre fue un caballero en el campo de batalla y no fue un Sionista radical, aunque sí alguien convencido de la idea de que el Pueblo Judío merecía un hogar, y qué mejor en su tierra ancestral, supo que la única forma de lograr la paz era pactar con el enemigo, o de lo contrario la guerra sería perpetua; sin embargo, no contó con la clase política de su país, conformada por los falsos judíos Azhkenazi que se han encumbrado a base de la guerra y el ambiente de miedo paranoico en que ha vivido su  pueblo desde 1948, y así, Rabin chocaba con los intereses de estos dirigentes y decidieron eliminarlo.

Si empieza a destaparse la cloaca del Sionismo radical, no cabe duda de que Israel irá perdiendo su influencia, como ha sido desde las últimas agresiones contra Líbano y Gaza en que la opinión pública se ha decantado en contra del Estado Judío, mientras que la leyenda del Holocausto cada vez tiene menos adeptos, más cuando, de algún modo, algunos de entre los Judíos, tanto religiosos como políticos están pretendiendo sustituir la promesa del Mesías en su mesianismo colectivo, y de ahí es que se desprende el llamar a la persecución y muerte de sus coetáneos bajo el Nacionalsocialismo alemán con un nombre de sacrificio religioso: el Mesías, como ocurre para nosotros los Cristianos, no es una persona individual que se sacrifica para redimir del pecado, no, aquí es el pueblo judío entero el sacrificado con esos efectos salvíficos; bajo esa premisa, ellos tendrían derecho ahora a tener cierta preeminencia o a que se le justificase todo por encima de los demás pueblos de la Tierra, esto es visto como lucro político, las nuevas generaciones, ante las atrocidades del ejército israelí ya no se conmueven con el relato de Anna Frank o cualquier otro sobre la persecución nazi, entre tanto, las monarquías árabes de la Península parecen sustituir con su ingente generación de riqueza y sus inversiones en las debilitadas economías europeas y norteamericana en su rol de aliado principal occidental en Medio Oriente, entre los Judíos, las divisiones ideológicas se acentúan entre los conservadores y los liberales, los religiosos y los secularizados, y en el propio Estado de Israel los vicios occidentales: droga, homosexualismo y promiscuidad, violencia, desintegración familiar se han extendido mucho, por lo que resultaría bastante idiota que si buscas extender tales vicios en tus enemigos cristianos los extiendas entre los tuyos para ser igual de débiles, al contrario, la lógica indica que tú buscarías blindar a tu sociedad de aquello que desatas contra "los otros" ¿o no?.

Esta manipulación del Holocausto parece algo desesperado, puesto que EUA, hasta ahora su principal aliado, parece alejarse o retirar su apoyo de Israel, que no le ha brindado beneficios y sí perjuicios al convertirse en la principal causa de los conflictos en Medio Oriente en los que el país norteamericano ha participado, sin obtener a cambio casi nada, ni ha servido de punto de ingreso de Occidente a los recursos petroleros de la zona, y su proceder es cada vez más similar al de una teocracia fundamentalista que pasa por encima de los derechos de los que no comulgan con sus creencias o no son parte del pueblo, por lo que parece que al final el Estado de Israel habrá de defenderse solo o habrá de aceptar las reglas que le impongan para mantener su precaria existencia.

Así, y pese a que no es de dudarse que existan hombres de buena voluntad como Isaac Rabin entre los Judíos, nada justifica ni hace agradable lo que se pretendió realizar en la Catedral de Buenos Aires en días pasados como conmemoración de los lamentables hechos de la Noche de los Cristales Rotos, suceso ocurrido en la Alemania Nazi en 1938 en que las turbas alentadas por Hitler y encabezadas por tropas de las SS y SA asaltaron tiendas propiedad de Judíos y las saquearon e incendiaron, algo similar a lo que ocurre actualmente en Venezuela con Nicolás Maduro, quien no es racista, sino que azuza el odio y la envidia del "pobre" contra el supuesto "rico" comerciante sin importar el color o religión.

Los Judíos jamás tolerarían una Misa al interior de una Sinagoga ni un Musulmán el rezo del rosario, en la Mezquita Azul de Estambul, sin embargo, la Jerarquía Católica rioplatense pretendió conmemorar el luctuoso evento con una ceremonia "ecuménica" en la Catedral, lo cual no puede más que calificarse de sacrílega, en su lugar, bien pudo haberse hecho una Misa pidiendo por víctimas y victimarios y pidiendo la conversión del pueblo de Israel, o bien, pudo haberse hecho una ceremonia civil, pero jamás un desfiguro, inspirado, cómo no, en el ecumenismo buenista y relativista del Concilio Vaticano II, por ello, es de aplaudirse lo que hicieron muchos fieles argentinos al entrar rezando el rosario, lo cual en modo alguno es una agresión, pese a que los Judíos se comportaron como energúmenos y como siempre acusaron de "neonazis" a quienes simplemente entraron rezando a SU templo, y con ello impidieron la ceremonia. Esto no quiere decir que las relaciones entre Católicos, Judíos y Musulmanes deban ser permanentemente de desconfianza, rechazo u hostiles; no, puede existir diplomacia y cordialidad, y ¿porqué no? hasta amistad y a veces hasta acuerdos entre los miembros de los tres credos, pero no debe perderse el sentido, por parte de la Jerarquía, que se evidenció distanciada de una feligresía que cada vez más se cuestiona, a cincuenta años de distancia, el legado del concilio, del carácter de la fe Cristiana y la distancia que debe existir respecto de quienes no aceptaron al Mesías siendo de los suyos o de ese "paganismo refinado" que es el Islam.


Después de todo, el propio ex-Presidente Iraní Mahmoud Ahmadinejhad, en una muy interesante carta que dirigiera hace años al también entonces Presidente George Bush Jr. de EUA decía que en el fondo, el Cristianismo, el Judaísmo y el Islam tenían una base en común que es el Patriarca Abraham, fundador del monoteísmo y del pueblo Hebreo, precursor en la fe de los Cristianos y antepasado directo de Mahoma a través de su hijo ilegítimo Ismael; Ahmadinejhad decía que en Abraham debería buscarse la unidad de los tres credos, yo completaría más esa idea y diría que si Judíos e Islámicos estudiaran a fondo a Abraham, se daría esa unidad... en el Cristianismo.

15 de noviembre de 2013

VISTO EN T.V.



No cabe duda que la Televisión ha aumentado su coeficiente intelectual y está dejando de ser la "caja idiota" al menos en lo que tiene que ver con la producción de series, porque si nos vamos a realities como The Voice sí estamos ante productos que pueden dañar la salud mental de las personas y no digamos de la TV abierta mexicana, empeñada en la producción de porquerías, pues las telenovelas, único formato con el que parece estar casada, tras haber demostrado que las series que ha hecho, incluso las que pasan en HBO o en Moviecity, no son más que telenovelas con majaderías en los diálogos y protagonistas lesbianas, no rompen el molde ni ofrecen nada realmente nuevo; sin embargo, en estos días he podido ver dos estrenos en la pantalla chica: The Blacklist y Marvel: Agents of S.H.I.E.L.D. que me han enganchado y comprar y ver en vídeo dos extraordinarias producciones: la segunda temporada de Homeland y en la temática de los superhéroes, pero ahora en el "Universo DC", a Arrow.
 
Hablemos de cada una de ellas:
 
THE BLACKLIST:
 
Protagonizada por James Spader y Megan Boone, (arriba, en el poster promocional) esta serie creo yo, es el estreno más impactante de esta parte final del año.
 
Spader desde muy joven era señalado como un gran actor en ciernes, perteneciente a la misma generación que Kevin Bacon, Robert Downey Jr., Christian Slater o Charlie Sheen, pero tendiente a hacer cine independiente, fue la revelación, junto a Steven Shodemberg y Andy McDowell con Sexo, Mentiras y Vídeos en 1989, sin embargo, su carrera siguió en penumbras durante años, aunque no siguió el derrotero de excesos que siguieron otros muchos de su generación: Downey fue rescatado del alcohol y las drogas gracias a la fe y a Iron Man, Sheen continúa en su proceso de autodestrucción, estúpidamente aplaudido por el público, y Slater, que apareciera al lado de Sean Connery en El Nombre de la Rosa, no ha podido levantar cabeza tras haber descarrilado una y otra vez en escándalos de alcohol y violencia doméstica, Bacon, entre tanto, tras una sólida carrera en el cine de Hollywood, ahora se encuentra en la TV, como su otro compañero de generación: Khiefer Sutherland, donde ambos continúan cosechando éxitos.
 
Pero ahora, Spader tiene la oportunidad de su vida como Raymond "Red" Reddington, un antiguo operativo de la CIA reconvertido en delincuente, como un contratista para el crimen organizado que lleva a cabo todo tipo de delitos de "cuello blanco" que desarrolla como verdadero hombre de negocios: tráfico de armas y sustancias prohibidas, intermediario en negociaciones criminales, falsificación de documentos y hackeo de sistemas de cómputo, fraudes bursátiles, espionaje a gobiernos y empresas, etc. Súbitamente, un día llega a una delegación del FBI en las cercanías de Washington, D:C., la capital de EUA, tras años de estar en la lista de los más buscados y se entrega, pidiendo hablar con Elizabeth Keen, una inexperta agente que acaba de entrar a trabajar en la agencia, que tiene poco de haberse casado con Tom Keen, un joven maestro de cuarto de primaria de apariencia bonachona y gentil, formando uno de esos matrimonios juveniles enamorados y llenos de ilusiones y esperanzas para el futuro; no pudiendo tener hijos biológicos, la pareja se encuentra buscando adoptar un niño.
 
Hasta ahí, todo parece entrar en los clichés, y cierta imitación de lo visto con Hannibal Lecter, la agente joven e ingenua que se deja manipular por el criminal de inteligencia brillante, elevada cultura y gustos sofisticados; pero pronto esto deja de ser así: Reddington no es ningún psicópata, sino un empresario, un negociante de la muerte y del engaño, que revela lo más inquietante de la trama y que es una directa crítica a nuestro tiempo actual: el mundo no se encuentra regido por los Gobiernos, sino por un sucio, asqueroso entramado de corrupción entre políticos, las grandes corporaciones empresariales y jefes criminales situados tan arriba y tan protegidos que nadie los conoce realmente, pese a que poseen un poder y una riqueza inimaginables.
 
En estos primeros episodios hemos visto cómo el Gobierno Chino contrata a un capo criminal para deshacerse de espías extranjeros y espiar a su vez a empresas y agencias del gobierno norteamericano, a una activista contra la trata de personas que, en realidad, es la principal jefe del mercado de mujeres en el mundo, a un diseñador de armas biológicas sin escrúpulos ni respeto por la vida humana o a un experto en desaparecer cadáveres en baños de ácidos y sosa o a un generador de accidentes catastróficos que matan a decenas con tal de encubrir la muerte importante.
 
La serie por tanto tiene bastante más fondo que la intrigosa historia detrás de sus protagonistas: ¿Es Reddington el padre de la agente Keen? ¿es el marido de ésta, en realidad, un sicario retirado, un espía durmiente o lleva una doble vida simulando ser un humilde maestro de escuela y en realidad un asesino a sueldo? ¿cuál es el plan de Reddington? ¿delata a antiguos colegas criminales para saldar cuentas pendientes o quedar como único dueño del negocio? la serie nos abre la puerta a un oscuro mundo en el que detrás o amparados por el entramado institucional y legal en EUA y otros países, gozando de la más absoluta impunidad, se encuentran los verdaderos amos: delincuentes, asesinos despiadados y corruptos para los que todo es un simple y muy fructífero negocio; por ello, no se puede dejar de ver.
 
MARVEL AGENTS OF S.H.I.E.L.D.
 

Marvel Comics tenía unos 30 años sin producir una serie de TV con actores reales desde aquel mítico serial sobre Hulk protagonizado por Bill Bixby y Lou Ferrigno, y que le permitió cosechar grandes éxitos que impulsaron a Stan Lee a dirigir a la "Casa de las Ideas" hacia la conquista de otros medios más allá de las historietas y novelas gráficas; han pasado los años, se ha dado la alianza con Disney, hay más presupuesto y están los éxitos logrados en la última década en la pantalla grande, y también se está viviendo una verdadera "edad de oro" en la televisión que permite a Marvel lanzarse a competir directamente con su eterna rival DC, que logró en estos últimos 10 años, además de un gran éxito con la trilogía de Christopher Nolan sobre Batman en el cine, la conquista de la pantalla chica con Smallville, serie sobre la que he hablado aquí y que actualizó y refrescó notablemente al personaje de Superman.
 
Marvel apuesta por desprender, a manera de spin off, una serie sobre las aventuras del agente Phil Coulson ocurridas inmediatamente después de los hechos narrados en la película de Avengers, y paralelos a lo visto en Iron Man 3. Coulson no muere a manos de Loki a bordo del portaaviones aéreo de S.H.I.E.L.D., la ficticia organización de seguridad internacional dirigida por Nick Fury, sino que es revivido presumiblemente por el uso de tecnología alienígena o asgardiana, y reincorporado al servicio, arma un equipo con una veterana agente china, experta combatiente y piloto, dos niños genio y noveles oficiales científicos británicos, un torpe pero efectivo militar norteamericano e incorpora a una marginada y joven hacker perteneciente a una organización: Marea Ascendente  obsesionada con revelar los secretos detrás de los superhéroes que pueblan el universo marveliano.
 
La serie es muy buena desde que recoge el espíritu de un cómic, de hecho, parece que uno estuviera leyendo la historieta en vez de ver los episodios en la TV, aunque no tiene la continuidad que debería tener, mas eso quizá no es tan importante, finalmente, sí existe una línea argumental, en torno a los deseos de organizaciones criminales y gobiernos por apoderarse de la tecnología asgardiana del Tesseract, lo que enlaza tanto con la película del Capitán América como con la de Thor, y al desarrollo del virus Extremis que emana de las historias y última película sobre el Hombre de Hierro.
 
Esta serie no tiene más pretensiones que entretener y servir de eslabón entre las diferentes versiones fílmicas que se han hecho sobre los personajes principales del Universo Marvel, aún así, es bastante buena, tiene una producción extraordinaria y al verla uno se siente en el cine, y por supuesto, uno espera ver cameos de los principales personajes que hemos visto en el celuloide, al menos, ya salíó Samuel L. Jackson en su representación del Coronel Fury; sin duda, es altamente recomendable.
 
ARROW:
 
 
Del lado de la competencia, vemos a Arrow, serial basado en el personaje de cómic Flecha Verde, un personaje que, al menos en México, no es tan conocido como los principales del Universo DC: Superman, Batman, la Mujer Maravilla, Linterna Verde o Flash; pero aquí notamos algo que diferencia a la antigua empresa editora de cómics de superhéroes respecto a Marvel: sus personajes son mucho más complejos y se encuentran muy bien construidos, del lado de Lee y sus discípulos, salvo una camada de protagonistas: Capitán América, Spiderman, Iron Man, Hulk o Wolverine, los demás son más bien personajes de apoyo que giran en torno de los primeros, (Thor, por ejemplo, sigue siendo el más flojito de los integrantes del equipo de héroes) mientras que en DC cada personaje tiene una construcción más solida y es posible hacer con ellos una publicación individual, simplemente, dentro del universo principal de DC existen 52 títulos, cifra mucho mayor a la de Marvel.
 
Es de señalar que el personaje de Oliver Queen/Flecha Verde ya había ganado notoriedad con su regular aparición en Smallville, como uno de los principales apoyos del joven Clark Kent en sus inicios como justiciero, debido al interés generado por el personaje es que se decidió darle un serial propio que tratara sobre él desde sus orígenes, lo cual se está haciendo en forma sumamente interesante, y no es para menos, después de todo, es en este título donde, por primera vez en los años 70, antes que Marvel lo hiciera, se trataron problemas como las adicciones a las drogas y al alcohol y se retrató la corrupción corporativa como graves problemas sociales; la serie se encuentra abordando estos temas que hoy en día hasta resultan de actualidad, pues en mucho parece hacerse guiños a la crisis económica iniciada en 2008 y cómo los grandes bancos y empresas se hicieron con los beneficios.

Por ahora, me encuentro viendo la primera temporada en blu-ray, pero en TV en EUA se ha estrenado ya la segunda, con la presión de la competencia marveliana, sin duda, vale bastante la pena.

HOMELAND, SEGUNDA TEMPORADA:


La Segunda Temporada de Homeland me confirma que es una de las mejores producciones televisivas de los tiempos recientes, y sin duda, es la menos políticamente correcta que podemos ver, pues exhibe con toda crudeza la lucha por el poder mundial en que EUA se encuentra metido, tambaleante y dubitativo, controlado por políticos corruptos que viven en la impunidad más artera, como es el caso del Vicepresidente Walden, y la infiltración de intereses extranjeros, sobre todo de las monarquías árabes del Golfo Pérsico, que protegen y financian al terrorismo a la vez que invierten en la cada vez más emproblemada economía gringa.

la pareja protagonista: Damián Lewis y Claire Danes sigue siendo impresionante, lo mismo que ese señorón que es Mandy Patakin, el personaje de Brody nos intriga: no sabemos si es solo un peón de la estrategia del Islam militante para apoderarse de EUA o influir en sus políticas o si, por el contrario, es el verdadero cerebro de una operación de venganza contra lo que ve como una injusticia en el dominio global norteamericano, y si también se vuelve un peón de la CIA, que le llega a capturar al tener acceso al vídeo en que anuncia el atentado suicida que no cometió por pensar en su hija Dana.

Esta, gana un mayor protagonismo, viene a ser la única ancla de su papá hacia el mundo terreno fuera de su misión, y ella contempla de cerca, al iniciar una relación con el hijo de Walden, el estercolero de la clase política surgida de la "Democracia", algo que la dejará marcada, Claire parece reivindicada y estar detrás de Brody... ¿O es él quien encontró la manera de controlarla, beneficiándose de la enfermiza obsesión de ella por él?

Ya pasa en TV la tercera temporada, no la he visto, por lo pronto, terminaré de ver ésta, que me parece, simplemente extraordinaria.

LO CONTRARIO: CROSSING LINES... MALA, MALA:


La idea de Crossing Lines era buena: un grupo de elite policiaco de la Unión Europea dedicado a perseguir delincuentes peligrosos dentro del bloque continental, sin embargo, lo malo fue la manera en que la están llevando a cabo.

Primero que nada: resulta que el grupo de policías europeos tenía que incluir a un estadounidense, porque, según parece, la idea es que los europeos son imbéciles y los gringos, en cambio, son unos genios, así que no podían llevar a cabo su actuación sin un gringo como líder del equipo, porque de lo contrario, no podrían resolver ningún caso; en el grupo, por supuesto, no hay ningún español (Europa empieza a partir de los Pirineos), pero hay tres británicos: un inglés, una escocesa y un irlandés del norte (tampoco uno del sur: líbrenos el Dios protestante de un obstinado católico), una "francesa" que en realidad es vietnamita, un alemán y una italiana (es que los itálicos son glamourosos) y el fiscal ante los tribunales de Estrasburgo es ni más ni menos que Donald Sutherland, quien a pesar de que es un británico de pura cepa le hace de francés.

La serie está llena de clichés, parece ser la imagen pobre y de turista que tienen los gringos de Europa: siempre se ve la Torre Eiffel, el Big Ben o el Coliseo, TODOS, pero absolutamente TODOS los europeos hablan en inglés, aún cuando no estén conversando con un anglófono, sino con el vecino, nomás con el "agcento" francés o la "prronunciassiónn" alemana, pero es el protagonista, el gringo, interpretado por William Fichtner, a quien vimos en Prision Break, quien es un cúmulo de clichés: el típico policía neoyorkino que era un fregón, pero se peleó con sus superiores y murió su compañero (supongo que una semana antes de que se jubilara) y se tiró al alcohol y la amargura, incluso, se fue de este continente y al inicio de la serie vive como marginado en Ámsterdam, convertido en un empleado de limpia en un parque de diversiones que parece de pueblo michoacano antes que de un país de primer mundo.

Pero aparte, el personaje de Fichtner es un Dr. House metido a policía: lisiado de la mano derecha, constantemente le duele, y en vez de Vicodin, se inyecta morfina (lo que explica porqué escogió Holanda como lugar para exiliarse) y tiene un carácter de los mil demonios, tratando a los demás de idiotas --y es que lo parecen-- y como siempre, quien lo sacó del hoyo fue su amigo, un policía francés que sabía que necesitaban el genio norteamericano para resolver lo que no podían los europeos con su pobre intelecto.

Solo vi 3/4 del primer episodio y apagué la pantalla, es pura basura y no le auguro mucho éxito.

En fin, espero les sirva estas recomendaciones televisivas, en el próximo post entraremos a otros acontecimientos recientes.
 
 
 
 


11 de noviembre de 2013

LA ENCUESTA DE FRANCISCO I


El Papa Francisco I, como ya lo habíamos dicho en los post anteriores, ha lanzado una encuesta preparatoria al Sínodo de los Obispos a celebrarse próximamente, con una temática relativa a la posición de la Iglesia en torno a la problemática actual de la familia y de la moral sexual, y la admisión de personas en situaciones irregulares, digámosle así, a los sacramentos.

Aunque es muy probable que se haya magnificado esta acción por los medios, (como nos dice el Blog Fe y Razón, habida cuenta de que siempre, previo a estos sínodos se han hecho encuestas similares y con temáticas igualmente referidas a estos temas en el pasado) ávidos de ver en Bergoglio un revolucionario que va a "modernizar" a la Iglesia Católica y a su doctrina, queriendo en mucho, verla reducida a un simple rollo motivacional, a unas meras prácticas rituales a celebrarse en el interior de la vivienda y sin ninguna repercusión social más allá de la filantropía, como es el caso del Liberal Carlos Alberto Montaner, que quisiera una Iglesia que no presente obstáculos morales para el capitalismo salvaje y el Catolicismo sea puro rito hueco y en vez de un magisterio profundamente racionalista se apueste por un sentimentalismo efectista de la foto besando niños o abrazando a deformes, es el tono ambiguo, mismo que parece ser ya el sello de la casa durante este pontificado, con el que está formulada, lo que da pie a pensar a muchos, sobre todo desde el ala tradicionalista, que el "Obispo de Roma" está planteando una revolución en los terrenos de la moral cristiana que romperá con 2,000 años de tradición.

No creo, sin embargo, que Bergoglio llegue a tanto, pero tampoco va a ser un defensor de ese magisterio; creo que más bien dejará la puerta entreabierta para que todo mundo lo interprete como crea o como le convenga, y eso es lo peligroso; como he dicho en este espacio antes: el otrora Arzobispo de Buenos Aires no es más que un acomodaticio y una veleta que se mueve a dónde soplan los vientos y busca que su persona salga indemne, fue elegido, no me cabe duda, para que esas habilidades de político latinoamericano las aplique a la situación de la Iglesia y ayude a capear el temporal que azotó a la Barca de Pedro durante el reinado de Benedicto XVI, quien se aferró a nadar contra corriente, como San Atanasio: "Si el mundo esta en contra de la Verdad, entonces Atanasio está en contra del mundo", no, en la mente de los Cardenales que acudieron al Cónclave estuvo el nadar un poco a favor del viento y estar un poco acorde con el mundo para que éste los deje de molestar tantito y eligieron al más hábil en ello.

En una cosa sí tiene razón el argentino, y es en el caso de señalar que existe una obsesión con temas como el aborto y la homosexualidad, sin embargo, el pontífice reinante olvida un detalle: esa obsesión no es de la Iglesia, sino del mundo, y si desde la encíclica Evangelium Vitae de Pablo VI se ha venido hablando de esos temas no ha sido sino para señalar uno de los problemas más profundos que tiene el mundo de hoy, y sobre todo, las sociedades occidentales, y una occidentalizada como la japonesa, porque puede tener repercusiones calamitosas en todos los aspectos; más adelante hablaré del caso nipón, pues la Nación Asiática está entrando de lleno en una espiral de autodestrucción que tuvo como causa, en mucho, décadas de desenfreno en la materia.

Existen muchas cuestiones morales tanto o más importantes que la cuestión sexual, e igualmente se encuentran olvidadas por un sistema económico y social que exige la falta de escrúpulos, el egoísmo y el individualismo extremos para lograr el éxito material: no en balde hoy tenemos esta ola de criminalidad que no solo engulle a México, sino a gran parte del mundo, si, finalmente, no existe otra cosa que el logro de la riqueza y la obtención de los placeres como máximo ideal, los medios no importan, y si se niega que exista un orden natural preexistente y externo a los seres humanos, también por ello se exige el totalitarismo del Estado Democrático: éste debe determinarnos por Ley lo bueno y lo malo, lo que se permita y lo que no, sin embargo, la importancia de la cuestión sexual radica que de ella surge la familia, la célula básica de la sociedad.

Cuando Pablo VI escribió su polémica encíclica, acababa de darse el descubrimiento y la comercialización de los anticonceptivos, y se daba la "Revolución Sexual", el Papa, proféticamente sabía que aquello era el inicio de una espiral que nos ha llevado hasta hoy: finalmente, si el sexo pierde su finalidad principal y natural: la reproducción, y queda únicamente como un medio de obtener placer, todo lo relacionado con ello pierde sentido: el matrimonio ya no se trata, --hagamos a efectos de estos argumentos a un lado que es un sacramento-- de un estado de vida, sino de un mero contrato civil, y al que se llega porque hombres y mujeres eligen al cónyuge no porque sea el idóneo para formar una familia y tener una vida en común, sino en base al atractivo sexual, y por "amor" solo se entiende esto, como resultado, cuando se llega a la insatisfacción en esa materia se acaba el matrimonio; de igual forma, y como el fin del sexo es el placer, da igual cómo se obtenga: como muy vulgarmente dice el dicho: "conque haya hoyo, aunque sea de pollo". Por ello, el homosexualismo se ha extendido tanto, finalmente, es una forma más de obtención de placer y en esa lógica, es perfectamente válida.

Y junto con ella, otras extravagancias: las relaciones poliamorosas, el intercambio de parejas, los tríos, y hasta la pederastria o el incesto, a todas las cuales llegará su "legalización" o visto bueno por el Estado, no es por nada, pero creo que llegará el día en que al Padre Marcial Maciel se le considerará un "hombre adelantado a su tiempo" injustamente censurado y perseguido por una sociedad y al final, por una Iglesia oscurantistas.

Como resultado, ¿qué tendremos? una atomización de las sociedades que se precipiten a esta tendencia: no surgirán nuevas formas de familia, sino que ésta desaparecerá, con lo que se pondrá en riesgo a la primera y más importante de las comunidades intermedias, el individuo queda a merced del Estado o en una situación inmediata frente a éste, con lo que el poder de los políticos, quienes detentan en realidad al poder del Estado, será absoluto y completo, pues, perdido un referente moral autónomo, éste será impuesto por los gobernantes y legisladores de acuerdo a su conveniencia, y a la de sus electores arrastrados como rebaño ovino ante las urnas por el pienso de la demagogia.

Pero no solo eso: vemos los problemas que han salido de toda esta hipersexualización que de los años 60 a la actualidad se han presentado en nuestras sociedades: una explosión en los cánceres de mama y cérvico-uterinos debido al uso y abuso de anticonceptivos químicos y hormonales, el genocidio silencioso del aborto, la cada vez mayor violencia de los niños que crecen sin la guía del padre o de la madre, las infecciones venéreas, no solamente del SIDA, sino el Papiloma Humano, la Hepatitis C y otras más, que se han vuelto enfermedades comunes, la trata de personas para nutrir las florecientes industrias de la pornografía por Internet y la prostitución, la misma autodenigración de las mujeres, los abusos sexuales a menores y mujeres, todo ello problemas que se han convertido en serios riesgos para la vida y la seguridad de las personas, y aún para la existencia misma del orden social, pese a que existan países "progresistas" en los que parezca que todo marcha de maravilla (piénsese en los Escandinavos o en Holanda, donde, sin embargo, existen larvados problemas consecuencia de todo esto que tarde que temprano les van a estallar y no van a poder resolverlos)  pero nadie parece dispuesto a cambiar o a dar marcha atrás.

Y si nos vamos más lejos, entramos en una etapa en que los escrúpulos y los valores morales en otros ámbitos han desaparecido: la corrupción reina, a muchos se les hace fácil entrar en el crimen como modo de vida, la gula, la frivolidad, el consumismo domina la vida de las personas, la búsqueda de la diversión lleva a vidas vacías, soledad, depresiones, todo fruto de concebir cada quien una moral "a la carta". Y quién sabe, puede que nos pase como a Japón:

El Imperio del Sol, se teme, puede ser una sociedad en extinción, tras la II Guerra Mundial, si bien volvió a ser una gran potencia económica, Japón entró en un proceso de autoflagelación y una especie de "depresión colectiva" que viene de la derrota sufrida; ya en un post, al inicio del año, traté del tema de que Japón ha sido superado por China y jamás alcanzará a su odiado y eterno rival regional, tal parece que se está haciendo el seppukku, y mucho de ello tuvo que ver con una enorme relajación de la rígida moral sexual de los tiempos pasados, en que aún la prostitución con las famosas geishas estaba sujeta a una serie de reglas y límites fielmente seguidos, por el contrario, Japón durante los años 60 a la actualidad, ha sido cuna de las perversiones y la pornografía más asquerosas, aberrantes y denigrantes de todas; pero hoy, en cambio, a los jóvenes nipones el sexo ha dejado de interesarles, no solamente ya no se casan, sino que además no sostienen relaciones sexuales de ningún tipo y por supuesto, no engendran niños, ¿porqué? ¿por un súbito impulso de espiritualidad y castidad? No, es por hartazgo tras décadas de saturación de lo hentai hasta en la sopa y una verdadera inmunización a la atracción entre hombres y mujeres; a grado tal llega esto que Japón es el país con mayor población de la Tercera Edad y uno de los índices de natalidad más bajos del mundo, a grado tal que las autoridades se preocupan por la sobrevivencia de la nación japonesa.

Y no temo que al escribir esto se me tilde de mocho, me importa un bledo que lo hagan o lo piensen, soy un hombre normal al que le encantan las mujeres y la verdad, no he sido un santo, y tampoco me enorgullezco de ello, pero creo que llega un momento de hacer una reflexión profunda y cambiar el rumbo, más cuando se analiza a profundidad lo que sucede en el entorno en general, pues la idea tan extendida hoy día de que puede hacerse lo que se quiera y que, actuando con "responsabilidad" no habrá consecuencias es falsa, todo, absolutamente todo lo que se hace o se deja de hacer tiene consecuencias, ya sea para uno mismo o para los demás, positivas o negativas, inmediatas o tardan en aparecer, pero finalmente, nada es gratuito ni nada es inocuo.

Por ello, es terrible que se pretenda por la actual dirigencia de la Iglesia el dejar de ser la voz que grita en el desierto o la defensa de la racionalidad, para ser, por puro temor a la persecución y al desprecio, contemporizador con las fuerzas y las ideas que siembran el caos y el desorden, a la espera de que estas fuerzas cesen en sus ataques, lo que equivale a permitirles que venzan, pero ¿qué podemos esperar? Como lo he dicho en los post anteriores, la cobardía se ha sentado en la Cátedra de Pedro.

6 de noviembre de 2013

EL MAS PODEROSO SOBRE LA TIERRA


A la noticia salida la semana pasada, respecto a que la revista Forbes publicó una lista de las personas más influyentes y poderosas del mundo en la que colocaba a Vladimir Vladimirovich Putin en primer lugar, yo comenté en el Facebook que eso no me extrañaba, aquello era posible gracias a que el Presidente ruso cuenta con "huevos" y los demás líderes, no.
 
Esto viene a colación con el post anterior, en que hablaba de la cobardía que se ha extendido entre nuestros dirigentes, no solo en el caso de México o de la Iglesia Católica, sino en todo el mundo occidental: nuestros gobernantes, sean Obama, Aznar, Peña Nieto, Francisco I, Hollande o Cameron, son todos una bola de timoratos y están siempre temerosos a perder votantes, a generar conflicto o a desagradar al público como los actores en la primera vez que se suben al escenario. Por el contrario, Putin demuestra todo lo contrario: un gran valor y en ello sustenta su liderazgo.
 
Es clarísimo que hoy por hoy, Putin ha demostrado un liderazgo y una capacidad que ningún dirigente ruso, desde Iosif Stalin demostraba: Kruschev fue demasiado temerario y su administración tan débil que no pudo resistir la destitución que le hicieron los otros dirigentes comunistas, Brezhnev era un viejo indolente avaricioso que se enriqueció astronómicamente a costillas del erario, Chernenko era un anciano enfermo, y Yuri Andropov, el príncipe cosaco del que se esperaba un liderazgo firme y decisiones acertadas murió repentinamente sin demostrar nada, Gorbachov, como ya antes lo hemos dicho, aunque aplaudido en Occidente en realidad fue una catástrofe con sus dudas hamletianas y su ingenuidad, lo que provocó el derrumbe del Imperio Ruso y de Yeltsin, ni se diga, su gobierno fue una borrachera que hundió al Estado.

Pero Putin demuestra, lo contrario a lo que Don Rafael Cardona dice acerca del PRI con Peña Nieto en México actualmente, que sabe lo que es el poder y para qué sirve, y sabe defender su posición, y al hacerlo, ha logrado neutralizar totalmente a la posible oposición que surja en el gigante eslavo, sin utilizar herramientas represivas feroces; cuando ha surgido algún intento de armar protestas: sea con el ajedrecista Kasparov, las Pussy Riot, el "Lobby Gay" o los Oligarcas, Putin ha aplicado la Ley y ha cortado con ello antes de que crezcan y se transformen en problemas serios, a diferencia de lo ocurrido aquí con la CNTE, no dudó en utilizar la violencia del Estado, en forma brutal, ciertamente, como ha sido siempre en la ya milenaria Historia Rusa, para someter Chechenia y dejar el terrorismo islamista de esa región a un movimiento marginal que ciertamente, de vez en cuando realiza ataques, pero que ya no tiene la virulencia de hace veinte años ni la fuerza real para impulsar la separación de esa República caucásica de la Federación.
 
Ante él no proceden los lobbies ni los grupos de presión; cuando las escandalosas manifestantes del grupo feminista FEMEN le increparon en Holanda, él solo se burló de ellas, se rió y hasta les dijo piropos, desarmando totalmente su escándalo, en una reunión celebrada con la Unión Europea y ante los cuestionamientos a la situación de los derechos humanos en Rusia por los líderes del bloque continental, Putin subió tranquilamente a la tribuna y señaló que no tenían cara para reclamarle esa materia cuando habían apoyado a EUA en Irak y Afganistán o guardaban silencio por lo que ocurría con los Palestinos, y que si se quejaban de la "mafia" rusa, debían recordar que dicho término para referirse al crimen organizado había surgido en Italia, país en el que nació tal flagelo, hoy en día, no le importó expulsar de Rusia a la organización ecologista Greenpeace, al demostrar su naturaleza fraudulenta y su papel como centro de espionaje para gobiernos y corporaciones occidentales, y ahora ha encarcelado a los activistas de dicha ONG que pretendían boicotear los planes rusos de explotar y militarizar su zona ártica, de igual manera, Putin ha evitado la injerencia de los intereses de las grandes multinacionales en su país, simplemente aplicando la Ley y la fuerza del Estado.

Imperturbable e inconmovible, Putin no ha cejado ante la propaganda adversa en Occidente, ni ante modas ni corrientes políticas, ha hecho que su país retorne a sus raíces religiosas profundamente cristianas y nacionalistas, ha rechazado embarcarse en nadar contra la corriente de las nuevas ideas "progresistas" o "liberales" de la vecina Europa y ha sepultado definitivamente a Pedro el Grande y a su émulo: Gorbachov, no hay nada que copiar del Latinztvo perverso y decadente.
Es cierto, en mucho, Putin puede ser asertivo gracias al arsenal nuclear y al poderío creciente del Ejército Rojo, pero Gorbachov también tenía esos factores a su favor, y sin embargo, no pudo utilizarlos para defender su posición, Yeltsin siguió contando con un poderío nuclear importante y sin embargo no pudo ser otra cosa que un ebrio que dejó que todo se desmoronara a su alrededor.

Por el contrario, Putin no solo ha logrado estabilizar la situación interna de Rusia y la ha devuelto a la senda del crecimiento económico, --algo que no ocurría también desde Stalin,-- situándola además como una de las potencias emergentes, sino que le ha hecho volver a contar en la política mundial, logrando rápidamente hacerse con la influencia sobre América del Sur y los nuevos regímenes autoritarios que alejaron la región de los intereses de Washington y permitieron el colocarla bajo los intereses de Moscú, Teherán y Brasilia, tejió una alianza cercana con China, el histórico enemigo, con Irán, el otro enemigo inveterado, revivió los nexos con la India en el desarrollo de armas, y fomentó el empoderamiento regional de Brasil y Sudáfrica, haciendo realidad al bloque de los BRICS que era mera especulación académica de economistas norteamericanos. Por contraste, Obama hoy en día no es capaz ni siquiera de conseguir el apoyo del Poder Legislativo en su país, y como dice el genial personaje de James Spader en The Blacklist, Raymond "Red" Reddington, nuestro mundo se ha convertido en dominio de delincuentes y corporaciones multinacionales.

Pero finalmente, Putin logró dañar de manera decisiva al poderío norteamericano, ya debilitado por los problemas económicos y la imposibilidad de vencer en Irak y Afganistán, con las malas decisiones de apoyar a las Primaveras Arabes y en especial a la rebelión siria, encabezada por los grupos fundamentalistas, entre ellos Al-Qaeda, que acabaron por hundir en el descrédito a EUA y su política exterior, evitando que Obama invadiese Siria para derrocar a Bashar el Assad con una hábil diplomacia que aprovechó ese descrédito, las incoherencias de su política y la amenaza velada de guerra con la presencia de una fuerte flota rusa en el Mediterráneo Oriental; entre tanto, no dudó en confrontarse con las monarquías árabes, patrocinadoras de la rebelión y aún de la administración del afroamericano.

A lo que voy es que Putin nos da una lección de verdadero liderazgo, y este liderazgo sólo es posible gracias a un factor: el valor. Como lo dije, todo el poderío militar ruso de nada serviría si se tratara de un pusilánime como ocurrió con Yeltsin, con Gorbachov y más atrás en el pasado, con Nicolás II, si EUA se ha estado hundiendo es por culpa de un cobarde como Obama que ha preferido escudarse tras un muro de mentiras y medias verdades, promesas incumplidas y demagogias a enfrentar la realidad y decir la verdad, todo en aras de ganarse electores y salir arriba en las encuestas de popularidad, en México, Peña ha preferido esconderse tras la fachada de la tolerancia y el respeto a los derechos para justificar su inacción, la impunidad de la que gozan delincuentes y vándalos, y el desmoronamiento del Estado.

Putin no ha hecho eso, y no solo él, los liderazgos no occidentales demuestran eso: lo hemos visto con Ahmadinejhad y ahora con Rohani en Irán y su liderazgo político-religioso, lo vemos en China con una dirigencia decidida que posee objetivos claros, lo vemos en las monarquías petroleras de la península arábiga, determinadas a defender sus intereses a costa de lo que sea, lo vemos en Bashar el Assad y las valientes entrevistas que ha concedido donde no ha tenido ningún empacho en señalar a los intereses extranjeros detrás de la Guerra Civil y las Primaveras Arabes, esos liderazgos han llevado a que sus pueblos sean también pueblos valientes, que están dispuestos a luchar y no creen en el cobarde irenismo de Imagine, que están orgullosos de ser lo que son y no a ofrecer disculpas por su pasado y ser tímidos en su presente, aceptan la realidad y no creen en un utópico paraíso terrenal de no hacer, no decir, no pensar nada para evitar los conflictos, creen en el valor del trabajo y rechazan la pereza hedonista que inunda al Occidente que se encuentra siempre en busca de vías de escape: droga, sexo, diversión para enfrentar la realidad, mientras que nuestros dirigentes surgen de campañas mediáticas de mercadotecnia que nos ofrecen, como verdaderos productos chatarra para el consumo, a un conjunto de alfeñiques huecos y de palabras vacías.

Esto es preocupante. Nuestro futuro se pinta negro cuando hasta el máximo liderazgo espiritual en nuestro hemisferio: el Papado, se ha contagiado de esta actitud timorata y de la evasión, entre tanto, el futuro de estos emergentes pinta majestuoso.

Así que la moraleja que podemos obtener del caso de Vladimir Putin es simple: basta que un hombre sea valiente para que se convierta en el ser más poderoso sobre la Tierra, pues el valeroso no será esclavo de nadie, ni siquiera de sí mismo, sino que será libre.

4 de noviembre de 2013

LA COBARDIA


En este blog he dicho que las formas más comunes con las que se ha desarrollado la crítica al gobierno de Peña Nieto han sido totalmente irracionales, bajas y carentes de inteligencia, en muchas ocasiones dirigidas por grupos electoralmente cautivos del PAN o de la Izquierda que solo hacen una crítica destructiva recurriendo al insulto, la burla o la violencia verbal ante la falta de conocimiento y herramientas para desarrollar argumentos y conocer la realidad, desde la campaña y el día de las elecciones, yo señalé que finalmente me inclinaba a votar por él ante esa campaña de mierda, si me perdonan la expresión, que desataron los partidos contrarios, como el propio PAN y el PRD y demás conglomerado de izquierda, que demostraron nunca haber aprendido a ser partidos capaces de formar gobiernos efectivos, sino a ser permanentes opositores y haber caído, de la oposición política real a ser la oposición gamberra de los léperos; con lo que siempre, tácitamente, le habían mantenido el poder al PRI, y lamentablemente, siguen montados en esa actitud.

Pero también he dicho que el actual gobierno tiene mucho de criticable, uno, como votante que eligió en las urnas a la opción política que ahora ocupa la Casa Presidencial de Los Pinos, tiene todo el derecho de señalar los defectos y faltas de esta administración, sin ir más lejos, coincido --por esta única vez-- con las críticas vertidas en el programa televisivo del periodista Eduardo Ruiz-Healy del pasado sábado, por el "historiador" Francisco Martín Moreno en torno a la llamada "Reforma Fiscal" que está por aprobarse en el Senado: dijo que votó por Peña Nieto y sin embargo, le salió con una política fiscal y económica tomada de López Obrador, propia de un kamikaze.

Peña había empezado su administración a todo vapor con un aluvión de reformas: al Sistema Educativo, a las telecomunicaciones, al sistema financiero y empezó a plantear un cambio radical a la explotación de los hidrocarburos alejado de los dogmas del "Nacionalismo Revolucionario", sabiendo que iba a afectar numerosos intereses y a pisar demasiados callos, lo que se trasluce en, por ejemplo, la ya larga protesta del Sindicato de Maestros CNTE y aún del SNTE, ante el desmantelamiento de las redes de tráfico de influencias y corrupción que supondría la simple evaluación de los docentes y su escalafón a base de méritos y no de componendas y parentescos, pero también esto ilustra el mayor defecto de este gobierno, y que puede tener consecuencias catastróficas:

LA COBARDIA.

Sí, una actitud cobarde y temerosa de emprender acciones firmes de autoridad a fin de recuperar el orden público y la paz social que han sido horriblemente perturbadas desde el 2006 por la irresponsabilidad de Felipe Calderón que con su falta de estrategia y de plan para combatir al crimen organizado, y desorganizado también, salvo la fuerza bruta, desató la ola de violencia que no cesa y lleva ya más de 100,000 muertos, el caso de Michoacán es ejemplo de esto, hoy por hoy, dicho estado es ya un "Estado fallido" en el que el cártel de La Familia, dirigido por el antiguo líder sindical de maestros Servando Gómez Martínez La Tuta, y su brazo armado Los Caballeros Templarios con su mezcla de esoterismo y crueldad ha rebasado al estado, a lo que se suma el conflicto desatado por las propias ambiciones del ex-Presidente, que quiso imponer, a como diera lugar, a su hermana como Gobernadora del estado, en vez, del por otro lado, igualmente inútil Fausto Vallejo, quien llegara al mandato estatal aupado por el PRI, a sabiendas de que padece una muy grave --si no terminal-- enfermedad hepática, que le alejó varios meses del gobierno, y a lo que se suma ahora el propio interés de quien había ejercido el cargo en forma interina.

Y mientras tanto, como lo narra el periodista Rafael Cardona, la autoridades federales hacen mutis acerca de lo que sucede, la militarización no ha surtido efectos y hay temor a intervenir al viejo estilo priísta, destituyendo desde el palacio Cobián de Bucareli, sede de la Secretaría de Gobernación, al titular del Poder Ejecutivo Estatal, y no se quiere proceder tampoco por el medio legal: decretando el Senado la desaparición de poderes y asumiendo la Federación el gobierno en el estado y designando después un interino, ante el temor de que la situación favorezca a los Panistas para imponer a la Cocoa Calderón como mandataria temporal en la entidad... y es que en mucho pareciera que los intereses del expresidente y su ambiciosa hermana están también involucrados en el caos.

Que me perdonen los defensores de la Democracia, que, hasta ahora, no ha dejado ningún beneficio al país y sí ha provocado desde el año 2000 una situación progresiva de descomposición social y política, un aumento disparado de la corrupción y el descaro, pero creo que México no funciona más que con un sistema autoritario y así se ha demostrado en los tres periodos en que más desarrollo ha tenido: el Virreinato español, el Porfiriato y el Régimen Priísta de 1934 a 1970; en mucho, la victoria del PRI en las elecciones de julio del año 2012 se debió a que la gente esperaba el regreso de un régimen autoritario tras 12 años en que se relajaron demasiado los resortes del orden y el poder y que llevó en última instancia a la violencia y la inseguridad desatadas en las calles de nuestras ciudades. No ha sido así, y todo porque, como bien dice el mismo periodista Cardona, en su comentario editorial del viernes pasado en el noticiero de Pepe Cárdenas por Telefórmula, si PAN y PRD nunca han aprendido a ser gobierno y sí solo oposición, el PRI nunca ha aprendido, por su cuenta, a ser posición, esto es, a defender el ejercicio del poder que le ha sido encomendado por los votantes y a hacer sus propias propuestas y defenderlas; por el contrario, tal parece que, por temor a ser autoritario, a que se le diga "dictador", o que "se volvió al pasado" y demás, el PRI ha regresado al poder para transigir, negociar, pactar y doblar las manos para todo como manera de gobernar, así, ha tolerado al límite y caído en el juego de la Izquierda con el movimiento de los docentes de la CNTE y con cuanta protesta social surja en el país, en que ahora, hasta por la inconformidad de que vuela la mosca, se cierran carreteras, se queman coches, se vandaliza y se golpea a policías, sin que la autoridad haga nada para recuperar la tranquilidad, porque primero está la protección del "derecho a la libre manifestación".

En un hecho aberrante, el Legislativo Federal y el propio Ejecutivo ha accedido a la casi extorsión del inútil Jefe de Gobierno de la capital: Miguel Angel Mancera (en la foto, con el Secretario de Gobernación Miguel Angel Osorio Chong) para que se indemnice a los afectados por las manifestaciones con dinero público de la Federación, del llamado "fondo de capitalidad"... ¿y la responsabilidad civil por hechos ilícitos cometidos por los vándalos durante su libre expresión? ¡Ahora resulta que los contribuyentes debemos indemnizar a los que sufren afectaciones en su patrimonio por culpa de una banda de desadaptados sociales y haraganes que son los grupos de choque de la Izquierda!

Por otro lado, se han dado otros casos que demuestran cómo el PRI ha cedido y ha tomado como suya a la agenda de la Izquierda: Jalisco, se ha aprobado la Ley de Libre Convivencia, que abre la posibilidad de los "matrimonios" del mismo sexo o incluso, al plantear que pueden ser hasta 3 personas las que celebren ese contrato, las uniones poliamorosas o swinger, algo que siempre ha sido parte de la agenda de Izquierda, y que fue posible gracias al compromiso y los votos del PRI en el gobierno, a nivel federal, se acaba de condonar un 70% de la deuda externa de la Cuba de los Castro con México, y es de recordar cómo para la Izquierda dicha dictadura es un régimen modelo y un ejemplo a seguir por su postura anti-Washington, el indulto al maestro indígena Maya-Tzoltzil Alberto Patishtán, supuestamente acusado injustamente de haber matado a un grupo de policías, pero sobre el cual existen varias dudas: ¿Qué preso convoca en la cárcel a conferencias de prensa vestido con ropa marca Dockers y reloj Tag-Heuer ?
 
 
Hay quien dice que el maestro, lejos de ser un activista social, además de ser parte del corrupto liderazgo de los docentes en Chiapas es un cacique acaparador de tierras que eliminó a los agentes de la Ley cuando éstos entraron a evitar el despojo que hacía de las tierras de otros campesinos, en todo ello, se ve que existe una negociación mediante la cual el régimen de Peña Nieto y sus gobernadores aceptaron someterse a los dictados de la agenda "progresista", además de la Reforma Fiscal, con la que se castiga al emprendedor y al que busca superarse y con la que, sin duda, se busca crear una sociedad totalmente subordinada al Estado mediante la beneficencia pública y los programas sociales, que no sacan a nadie de la pobreza, por el contrario, la perpetúan y crean una sociedad de menores de edad pendientes siempre de los dictados paternales del gobernante.
 
Esto, por supuesto, redunda en la obtención de un mayor poder por parte de quienes conforman la élite gobernante: a los políticos partidistas hoy en día, poder que por supuesto, no usan para el beneficio de la sociedad, el poder se ha convertido en un fin, no en un medio, y por ello se dan este tipo de alianzas, como ahora, en que probablemente el PRD le ofreció algo muy gordo al PRI: ¿Acabar con la eterna campaña de López Obrador? ¿Calmar y tener bajo control a tantos grupos que protestan? ¿Aprobar la reforma petrolera?... O ¿todo lo anterior? Como sea, el PRI lo ha aceptado por miedo y ha claudicado ante los intereses de dicha corriente política, en adelante, no será Peña Nieto quien mande, sino los Perredistas y sus múltiples corrientes o "tribus" que se asegurarán de brindarnos el mayor caos posible en aras de lograr la utopía, el sueño imposible de John Lennon para darnos en realidad una de las peores pesadillas de la Historia.
 
... A la mejor estoy exagerando, y dentro de un año, con lo camaleónico que es el PRI, y obtenido lo que quería, tras, eso sí, un 2014 espantoso, se hace una nueva reforma fiscal en sentido contrario a lo hecho últimamente... nada se puede descartar en este juego de espejos que es la política mexicana...
 
La Cobardía ha llegado a Roma:
 
 
Últimamente aparecen, sobre todo en medios tradicionalistas muchos apuntes que resaltan los aspectos más negativos del Papa Bergoglio o del desconcierto que ha producido con sus gestos y actitudes, hay quienes ven en Francisco I al Falso Profeta del Apocalipsis, el heraldo del Anticristo y que estamos en los últimos tiempos, hay quienes lo consideran un hereje y un antipapa.
 
Aunque yo, la verdad, dudo de la legitimidad de su elección al solio de San Pedro, y considero que Benedicto XVI fue destronado por una revolución palaciega, creo que los que eso señalan le suponen a Bergoglio más habilidades, dotes y alturas de las que carece; a mi modo de ver, el actual pontífice reinante no es más que una muestra de la mediocridad y la cobardía del clero católico de este lado del Atlántico:  ha dado muestras de que su formación teológica es pésima, laxa o de plano propia de la fe del carbonero, como se dice, tiene muchos prejuicios contra la Iglesia romana, producto de su contacto con la Teología de la Liberación, algo típico de los Jesuitas en los últimos 50 años, y en otros aspectos muestra una enorme ignorancia y una incapacidad completa para formular un pensamiento coherente o desarrollado.
 
Bergoglio, a mi parecer, no llega ni a hereje, es simplemente un cobarde y un acomodaticio, alguien que pronuncia un discurso ambiguo, hueco y sin sustancia con el que pretende decir lo que los medios y el ambiente "liberal-progresista" imperante quieren oír, y fue electo por un Colegio Cardenalicio igualmente cobarde que sacrificó a Benedicto por el enfrentamiento que éste venía librando contra el Mundo, lo que le costó escándalo tras escándalo y ataques tras ataques durante todo su reinado, y por ello, prefirieron elegir como Papa a alguien que, durante su gestión como Arzobispo de Buenos Aires dio muestras de ser un condescendiente con todo aquello que se opusiera a la recta doctrina católica y una enorme tibieza para defenderla, así lo vemos hoy felicitando Musulmanes mientras éstos masacran Cristianos en Siria o Nigeria, y guardando silencio respecto a ello, o reuniéndose con Judíos mientras estos pintan grafitis ofensivos en santuarios Católicos en Tierra Santa o continúan con su política genocida contra Palestina, y haciéndose a un lado cuando le preguntan sobre aborto y homosexualidad; tal pareciera que, para evitar tener broncas con todo el mundo, quiere reducir al Catolicismo a una cuestión de filantropía y de buen rollito motivador tipo Paulo Coelho u Og Mandino, cargándose 2,000 años de Magisterio, incluyendo al propio Cristo, ahora, piensa hacer una encuesta sobre homosexualidad y divorcio, a fin, seguramente, de parecer "democrático" e "incluyente", como todo político latinoamericano.
 
Con esto no quiero decir que se le deba subestimar, al contrario, Francisco I hará mucho, muchísimo daño, porque con todo y que tenga la buena intención de alejar los escándalos de la Iglesia y evitar que los medios se sigan ensañando, y ahora lo alaban y aplauden, está sembrando dudas con sus ambigüedades y tibiezas, alguien abiertamente malvado es detectable y se le puede combatir, alguien que no se define y que busca que los demás tampoco lo hagan es lo más nefasto que puede haber; si no hay certezas en el liderazgo, no las habrá tampoco en las bases.
 
Por cierto, a nadie le ha gustado la nueva férula que le regalaron, como puede verse en la foto, parece que a él tampoco, el único que luce encantado y sonriente con ello es el Cardenal hondureño Madariaga, teólogo marxistoide de la liberación y temible sombra que advierte sobre lo que se vendrá.