Buscar este blog

22 de agosto de 2014

¿LLEGO LA PRIMAVERA A EUA?



Los sucesos de Ferguson, ciudad pequeña del estado de Missouri, EUA, no lejana de la capital: Saint Louis, ponen de manifiesto, nuevamente, la fragilidad real del entramado social de nuestros vecinos del norte; Estados Unidos, es en realidad, una sociedad con escasa cohesión y que tras 233 años de vida independiente no ha sido capaz de crear una verdadera identidad nacional.

La pregunta es, si estos disturbios ocurridos tras la muerte de un joven de raza negra a manos de un oficial de policía anglosajón, tras haber robado un paquete de cajetillas de cigarros en una tienda de abarrotes, en un verdadero exceso de fuerza por parte del agente de la Ley, pueden desembocar en algo más; al interior de EUA, y a pesar de que con la Presidencia de Barack Hussein Obama pareciera ser que EUA se reconcilia con su pasado de esclavitud y racismo hacia con los africanos, la realidad es que existe una gran tensión étnica en la sociedad norteamericana; recordemos que, pese a ostentarse como una sociedad multicultural y pluriétnica, en EUA --ni tampoco en Canadá, país más homogéneo en cuanto al origen británico y francés de su población, pero también con grandes comunidades de origen étnico diferente-- no se ha dado una mezcla de razas ni el origen de una cultura propia, a diferencia de lo ocurrido al sur del Río Bravo, donde durante los tres siglos de Imperio Español se dio una fusión verdadera de razas y de culturas a través del mestizaje, mientras que al norte, los descendientes de los colonos británicos decidieron permanecer como la élite gobernante, mientras que los puestos de trabajo eran ocupados por los llegados después: africanos, traídos como esclavos, y las grandes oleadas migratorias de italianos, irlandeses, judíos, asiáticos, eslavos e hispanos, cada quien en su pequeño mundo particular: en las ciudades estadounidenses es posible encontrar un Barrio Chino así como los barrios ocupados por mexicanos, portorriqueños y demás, y hasta una Pequeña Odessa en Nueva York poblada por rusos y ucranianos, o Hell´s Kitchen, una nueva Dublín en medio de Manhattan.

Ahora parece que lo ocurrido en Ferguson puede convertirse en algo mucho mayor; es cierto que en el pasado se han dado disturbios de carácter étnico o racial, como aquella verdadera batalla callejera que se dio en Detroit en 1969 y que muchos ven hoy en día como el inicio de la decadencia de la ciudad, entonces un rico centro de la industria automotriz, pero que empezó a perder población y a perder inversiones ante la tensa relación entre los ricos fraccionamientos donde vivían los ejecutivos sajones y los barrios pobres habitados por los obreros negros y chicanos; o qué tal lo ocurrido en 1992 en Los Angeles tras la paliza propinada por un grupo de policías anglos a un ebrio conductor negro: Rodney King, y la exoneración de los primeros pese a que su evidente abuso de autoridad quedó filmado en vídeo. Pero hoy, por las medidas de militarización que se han desplegado en una población de 20,000 habitantes, para contener las protestas que exigen se esclarezcan los hechos y se sancione al oficial que asesinó al joven delincuente de color, parecen exageradas, a menos de que exista el temor fundado de que aquello se propague y tenga consecuencias insospechadas.

¿Qué está pasando? ¿Acaso el Gobierno de Obama teme que surja una Primavera Americana? Si es así ¿recibe ayuda del exterior? No es de extrañar que en RT apareciera hace tiempo el anuncio de que algo similar a los disturbios que los norteamericanos patrocinaron en Medio Oriente o en Ucrania podría darse en el mismo EUA. Tal parece que los rusos, siguiendo el consejo de Tsun-Tzu, han estudiado a fondo a su enemigo y lo han estudiado a profundidad y conocen los puntos débiles de la sociedad norteamericana: su heterogeneidad, la escasa mezcla racial y la falta de bases culturales sólidas, sustentada solamente en los postulados ideológicos de la Ilustración y del Liberalismo Económico contenidos en la Declaración de Independencia y en la Constitución de 1787, pero sin una construcción histórica de la Nación por detrás, en cierta forma, no resulta muy diferente a lo que habían ideado los Bolcheviques cuando convirtieron al Imperio Ruso en la Unión Soviética entre 1917 y 1922, una "Patria del Proletariado" de apertura internacional ajena a todo "chauvinismo" como tildaron al sentimiento nacionalista; Stalin se daría cuenta de que aquello era una utopía irrealizable y reinterpretó al Comunismo bajo tintes nacionalistas, a grado tal que coloquialmente en muy contadas ocasiones la gente hablaba de la URSS, para referirse mejor, como siempre, a "Rusia", algo similar ocurrió con China, aunque ahí, desde un principio Mao y sus Comunistas fueron acendrados patriotas.

En el caso de EUA, no existen elementos en la Historia Precolombina, ni en la etapa de la presencia del Imperio Británico en Norteamérica, que condujeran a la formación de una identidad propia a diferencia de lo ocurrido en las antiguas provincias ultramarinas del Imperio Español; si había algo similar, esto se daba en el Sur, con una continuidad de las costumbres y la sociedad aristocrática rural británica transplantada a este lado del Atlántico. La derrota del Sur en la Guerra Civil implicó el descarrilamiento de un proceso de formación de una identidad genuinamente angloamericana (lo de la esclavitud y el racismo es una cuestión aparte) y el triunfo de un Estado de diseño, basado en teorías políticas y jurídicas. Si la URSS en el ideario de los Comunistas rusos era formar la "Patria del Proletariado", EUA ha buscado ser la "Patria de la Burguesía".

¿Pero qué ocurriría si de repente las tesis políticas y económicas en las que Jefferson, Washington, Franklin y demás fundaron al Estado norteamericano resultasen fallidas? ¿si fracasaran las promesas de libertad, igualdad y prosperidad? Los rusos plantean que se vendría un derrumbe, en sus medios, como RT, se frotan las manos esperando el estallido de algo violento, de una verdadera Revolución que no solo afecte a EUA, sino a todo el odiado Latinztvo, el decadente Occidente.

El momento parece propicio: la economía desde 2008 se encuentra sumida en crisis, la política exterior ha sido temeraria y a la vez nociva e inoperante política exterior norteamericana bajo Obama y su estúpido apoyo a las Primaveras Arabes, que ha redundado en negociar con los Talibán en Afganistán, reconociéndoles oficialmente como grupo beligerante, y finalmente en la espantosa muerte del periodista James Foley a manos del ISIS. Resulta también interesante que, antes de su ejecución, el reportero de guerra exhortara a sus compatriotas a alzarse en contra del Gobierno Norteamericano, y no es para menos, Foley sabía que su muerte era producto de las pésimas decisiones de la Administración Obama; por cierto, mientras él era decapitado, el Mandatario estadounidense jugaba al golf. En cuanto a Europa, la economía desastrada del Bloque, y la situación en Ucrania ha agrietado la alianza y ha puesto al Viejo Continente contra la pared.

¿Qué va a suceder? El pronóstico es reservado, es cierto que desde 2001, ha habido todo un programa de militarización de las fuerzas policiacas estatales y municipales en EUA --las federales lo hicieron desde el famoso caso de Waco y los Davidianos en los años noventa-- como temiendo responder ante alzamientos internos o la acción de terroristas al interior del país. Si lo de Ferguson es apenas el inicio de una Primavera Americana, que puede ser alentada desde fuera por sus enemigos, dándoles "una sopa de su propio chocolate" para "instaurar una verdadera Democracia", en cierta forma, se haría realidad lo que ese gran trovador urbano, el cantautor canadiense Leonard Cohen con su voz ronca y casi profética dice en la canción con la que se abre este post: Democracy.

12 de agosto de 2014

NUEVAS JUGADAS EN EL VERDADERO "JUEGO DE TRONOS"


1.- La siguiente movida de Putin:

No sé, pero a mi me parece que Vladimir Putin estuvo cocinando o estuvo previendo esta confrontación con Occidente desde 1999 en que llegó a desempeñar el puesto de Primer Ministro en la Administración de Boris Yeltsin; sabía que, en su plan de resucitar el poderío ruso tras la caída de la URSS y pérdida de sus provincias imperiales, iba a llegar a chocar contra un EUA de poder sobreextendido y una Unión Europea convertida en su fiel aliada y extensión de sus intereses antes que un foco de poder por sí misma. Todo parece que el ex-agente de la KGB lo ha planeado en forma precisa y de manera tal que le permite no reaccionar ante los acontecimientos y circunstancias (cosa que, en el post anterior, señalaba que ni siquiera nuestras autoridades en México hacen, no hay ninguna reacción ante el panorama internacional) sino conducirlas y crearlas: a diferencia de Putin, Obama y los líderes europeos están reaccionando ante su actuar, pero no le imponen condiciones ni han modificado el contexto de manera que el peterburgués se vea obligado a modificar su plan de acción o someterse a sus dictados. Por el contrario, se encuentra moviendo sus piezas en forma tan astuta que el daño que inflige a sus rivales puede ser mucho mayor que el que le puedan hacer a él.

Putin se anexó Crimea y ha estado apoyando movimientos separatistas del este y sur de Ucrania donde la conciencia y las ligas culturales, históricas y religiosas con Moscú son mucho más fuertes que en el oeste, antiguas regiones pertenecientes a Polonia, Lituania y el Imperio Austriaco, con fuerte influencia germana y católica, y Occidente reaccionó imponiendo sanciones que no resultaron muy duras, puesto que las inversiones eslavas en países europeos como Alemania o Inglaterra resultan claves ya sea por ser en áreas estratégicas, como el sector energético en el caso germánico, o son vitales para el sostenimiento de una economía que de no recibir capitales extranjeros estaría en contracción, como es el caso británico, e incluso, empezó a generar fisuras, dados los intereses mutuos entre rusos y europeos, ante los dictados de Washington para aplicar las sanciones contra el gigante eslavo.

Después vino el derribo del avión malayo, hecho de manera que nadie pueda saber a ciencia cierta quien lo derribó: rebeldes prorrusos o las tropas que se mantienen leales al régimen golpista instalado en Kiev, aunque, en mi óptica personal, no dudaría que el responsable fue el bando moscovita, en una estudiada búsqueda de provocaciones. El efecto fue el deseado: nuevas sanciones, ligeramente más duras, pero que no afectan a la economía rusa a profundidad, precisamente para salvaguardar los sectores o áreas en que hay intereses europeos en juego.

Pero ahora resulta que el Kremlin responde con una verdadera bomba atómica económica: la prohibición de la importación de productos agropecuarios de los países miembros de la Unión Europea, EUA, Canadá, Noruega, Australia y Japón; en lo fundamental, alimentos... Ahora bien, ¿esto no resultará contraproducente para un país con una población de 130 millones de personas y en la que se está revirtiendo el proceso de reducción de habitantes con el inicio de una etapa de aumento de la natalidad? ¿Un país que sin Ucrania, perdió una de las zonas agrícolas más fructíferas de Europa Oriental y cuyo agro siempre está bajo la amenaza del gélido invierno y aún se encuentra en tránsito de la nefasta colectivización hacia un esquema de explotación más mercantil?

La respuesta se encuentra en que a Putin no le preocupa, pues si bien Rusia perdió a sus satélites del "Telón de Acero" en 1989, ahora está consolidando unos nuevos en el patio trasero de su enemigo: en América, y en específico, en el Cono Sur, donde tendrá su granero; unas semanas antes de la escalada de sanciones mutuas entre Occidente y Moscú, el Presidente ruso hizo una gira por Sudamérica y en especial por el eje bolivariano, días después, le siguió su aliado: el Presidente chino Xi Jinping que curiosamente, pasó por los mismos países, siguiendo los pasos del ex-soviético. 

Argentina, Brasil, Uruguay, Nicaragua, Venezuela, Ecuador, Chile, todos ellos pueden ser países exportadores de los productos agropecuarios que necesita Rusia y que ya no comprará a europeos y demás sancionados. Para los gobiernos de Dilma Rousseff y Cristina Kirchner, la visita de Putin y su anuncio de inversiones en el sector fue un bálsamo que les permitirá salir del atolladero en el que ellas mismas han metido a sus países con sus políticas populistas e irresponsables, la protección, además, del BRICS sobre Argentina, lo apuesto, le permitirá salir indemne de su gigantesca deuda sin pagar un centavo a sus acreedores, y en sus intentos de cobro, en algo muy común en el país sudamericano, dicen ver una conspiración en su contra por aliarse a Rusia y China. En Venezuela es claro que nada hará caer al Chavismo y que éste se perpetuará en el poder apoyado por Moscú y Pekín, mismos que están dispuestos a financiar el desarrollo de Nicaragua con un canal transoceánico y la creación de un ejército poderoso en la región centroamericana, mientras se reactiva la alianza Habana-Moscú que tantos dolores de cabeza ocasionó a EUA en la Guerra Fría.

De esta manera, los moscovitas y hasta los ciudadanos de Vladivostock podrán seguir disfrutando de ciertos productos que la bonanza económica traída por Putin les permite conocer y gozar, solo que en vez de vinos franceses o españoles, beberán vinos chilenos o riojanos, en vez de naranjas españolas, unas brasileñas y en vez de duraznos griegos, unos chinos, las carnes que compraba a Canadá y EUA, serán ahora argentinas y uruguayas y el pescado que Japón proporcionaba será sustituido por el capturado en Chile.

La vigencia de estas prohibiciones será de un año, pero no dudo que Putin tiene preparada una siguiente fase, como siempre, provocará a Occidente y le hará caer en otra trampa, al tiempo que prepara nuevas armas en la guerra económica y para socavar la influencia de EUA en el mundo; por ejemplo, en todo el mundo, México incluido, existe ya hasta una posición oficial en contra de la Coca-Cola, éste no es un elixir de salud, pero vamos, en realidad no es más dañoso que el café; todo lo que se dice de que provoca diabetes, obesidad y demás deriva de la concentración de azúcar, pero este refresco ya era el más popular del mundo hace 70 años o más y no se le daba tanta atención a esto, en una época en que el consumo de azúcar era mayor al de hoy en día, pero que se desahogaba a través de la actividad física; lo que en realidad causa que hoy en día el azúcar sea señalado como uno de los venenos más temibles de la Historia --mientras cada vez más se habla de los beneficios de las drogas-- es nuestro sedentarismo actual producido por la tecnología moderna. Pues bien, el primer medio en que empezó a manejarse una campaña negativa contra la Coca-Cola fue RT, esto es Russia Today, cadena noticiosa oficial del Estado Ruso y a través de la que se difunde propaganda favorable al régimen de Putin; los rusos, además, se han convertido junto a chinos y persas, en maestros en el manejo de las redes sociales, (algo que las administraciones sucesivas de Bush Jr. y Obama no han comprendido) y la difusión de propaganda viral, lo que se expandió entre el público y finalmente, está llegando a los legisladores de muchos países, las ventas de las llamadas con sorna "aguas negras del imperialismo yankee" han bajado y es evidente que el Kremlin está feliz con esto.

Ahora, la misma cadena de noticias inicia algo similar contra la multinacional de comida rápida McDonalds, señalando que hasta ha financiado las operaciones militares israelíes contra la Franja de Gaza...

RT está siendo pieza fundamental, además, en la campaña de odio en contra de Israel y de los Judíos que a raíz de la operación en Gaza se ha desatado; esto no es por antisemitismo de Putin o de los rusos (algo sin embargo muy arraigado en la cultura del país eslavo) que hasta hace poco coqueteaban con Israel; sino porque indirectamente la campaña pega a Washington. Si eres de los aliados de esta última capital, RT te presentará como hace con casi todo lo que huela a EUA, como monstruoso, malvado y destructivo; pero si eres de los aliados de Moscú, RT te canoniza, como ocurre ahora con José Mujica, el Presidente de Uruguay, pese a que el sudamericano defiende casi todo aquello contra lo que Putin dirige sus políticas sociales en casa: homosexualismo, secularización, animalismo, irenismo y consumo de drogas, por ejemplo, y es ahí donde tenemos que ser claros, pese a que muchos tradicionalistas crean que el líder eslavo es la alternativa a la decadente modernidad y una especie de salvador, la realidad es que Putin busca eso para Rusia y defiende los intereses y las ambiciones de su país, los Occidentales, en el mejor de los casos, le somos indiferentes cuando no nos desprecia, y no piensa salvarnos de la decadencia, antes bien, quiere que nos hundamos más en ella para que tengamos sociedades destruidas, culturas perdidas y Estados débiles que no representemos ninguna amenaza para él y sus aliados.

¿Cuál será su siguiente movida en este juego en el que, hasta ahora lleva ventaja? Sin duda será hasta antes del año de vigencia de las prohibiciones, mismas que causarán un enorme daño, sobre todo a las economías europeas y a las más débiles o afectadas, como la Griega o la Española, o a las más intercomunicadas con la Rusa, como el caso de Alemania e Inglaterra, esperando que lo mismo contribuya a escindir la alianza del Bloque Continental con EUA, sino es que hasta resquebrajar más la Unión Europea. Yo apuesto porque junto a China, la India, Brasil y Sudáfrica, que ya iniciaron la operación de su banca de desarrollo independiente del Banco Mundial y el FMI, cambiarán del patrón dólar al oro --metal precioso del que son productores o tienen ingentes reservas-- e invitarán o lograrán que numerosos países cambien a su nuevo sistema financiero; las consecuencias serán cataclísmicas: devaluación del dólar e inflación al interior de EUA.

Estemos atentos, que esto apenas comienza.

2.- El nuevo Califato:



Ya lo había expresado en Facebook, pero aquí lo reitero, como proceso histórico, lo que vemos en Irak y Siria con el crecimiento del Estado Islámico de Irak y Siria: ISIS por sus siglas en inglés, y la rápida sucesión de conquistas dirigidas por su líder y autoproclamado Califa del Islam: Abú Bakr Al-Baghdadí, es algo fascinante, sin quitar que lo mismo representa terribles tragedias humanas, sobre todo para los Cristianos de la antigua Mesopotamia.

Es fascinante, porque en pleno siglo XXI estamos viendo un fenómeno propio de la región y reiterado desde tiempos antiguos: un caudillo guerrero llámese Ciro, Sargón, Senaquerib, Hammurabi, Mahoma, Saladino u Othmán empieza encabezando una banda de unos cuantos cientos o miles de hombres y se lanza a una serie de conquistas que llevan a la rápida expansión de sus dominios hasta conformar un inmenso imperio. La crueldad que despliega contra los Cristianos o hasta con los Yezidistas --quienes adoran al demonio bajo su advocación del Melek-Taus "Angel Pavorreal" (símbolo de la soberbia, el pecado mayor)-- Chiítas y opositores tampoco es nueva, basta ver los relieves asirios, ancestros del ahora autoproclamado emperador islámico para ver como los monarcas de aquel pueblo se ufanaban de decapitar y empalar a los derrotados, así como saquear y masacrar ciudades que se le resistían.

En este caso, todo se originó por la estúpida idea que tuvieron los Norteamericanos de apoyar las Primaveras Arabes y en particular, el derribo de Bashar el-Assad y su régimen laico pero de origen Chiíta aliado de Irán en Siria, lo que obedece no a los intereses de Israel como muchos conspiranóicos lo aducen, sino de las petromonarquías como Arabia Saudita, Emiratos, Qatar, Omán y Kuwait, que buscan poner un dique de contención al crecimiento de Irán como potencia regional. En mucho, la operación en Gaza consiste en un desesperado y extremo intento del régimen sionista por destruir o debilitar la causa palestina antes de que la misma haga fuerza común con el poderoso movimiento dirigido por Al-Baghdadí y no ser sitiado entre dos frentes, teniendo claro que, pese al discurso político norteamericano tanto del lado Demócrata como del Republicano, Israel ha perdido su lugar en la influencia sobre la política exterior estadounidense ante dichos regímenes de la península arábiga que no le tienen mucha simpatía, desde la Administración de Bush Jr. Esto porque los árabes peninsulares cuentan con recursos y negocios para ser socios de personajes de la alta política y de la empresa norteamericana, mientras que Israel sólo representa gastos, mas no beneficios para un EUA endeudado y debilitado. Aunque todavía el Congreso norteamericano y gran parte de los Políticos Conservadores y Demócratas sigan apoyando a Israel, el peso de la opinión pública cada vez es más contrario al Estado Judío, y tarde que temprano esto se notará en las decisiones a tomar en torno al Medio Oriente.

Ahora resulta que Hillary Clinton reconoce el error de haber financiado a la "oposición siria" de la cual surgió el ISIS, pero en un giro inesperado: ¡Culpa a Barack Obama de ese error! Esto es importante, los Clinton, quienes "fabricaron" al actual presidente y convirtieron al desconocido Barry Soetoro, un oscuro funcionario municipal de Chicago de enigmático pasado, en Barack Hussein Obama, a quien llevaron a la Primera Magistratura del país, ahora parecen abandonarlo... ¿Qué sucede? ¿Se dará una gran crisis política semejante, o incluso peor a la ocurrida con Richard Nixon tras el escándalo del Watergate? Si es así, quedará más que claro que el afroamericano no ha sido sino la fachada detrás de la cual se encuentra el poder fáctico ejercido por el matrimonio de políticos nativo de Arkansas, además de que Hillary se desmarca del mandatario con obvia intención de contender en la carrera presidencial y descargar su responsabilidad en el fiasco representado por las revoluciones presentadas en los diversos países musulmanes y en Ucrania sobre la otrora carismática y hueca figura del actual Jefe del Ejecutivo... no cabe duda que, en todo naufragio, son las ratas las primeras en abandonar el barco.

Hoy en día, Obama ha ordenado una campaña de bombardeos aéreos en contra de las posiciones del ISIS en Irak, sin embargo, parece que está resultando infructuosa: las fuerzas del pretendiente al trono califal han seguido tomando posiciones y se han apoderado de la principal hidroeléctrica del país, tienen ya el control de toda la llanura de Nínive y asedian Arbil. Probablemente, lo único que quizá les derrotaría sería una nueva intervención de fuerzas terrestres por parte de EUA y sus aliados occidentales; aunque, me temo, el pronóstico sería reservado. El ISIS ha demostrado una potencia de combate no vista antes en los conflictos recientes de Mesopotamia y una crueldad sin límites para alcanzar sus fines.

Como sea, el escenario es complicado y nada está decidido, veremos si presenciamos el nacimiento de un nuevo imperio islámico, tras noventa años de haber desaparecido el anterior, víctima de la Primera Guerra Mundial... ¿acaso estamos ante el fracaso inminente del mundo moderno que vemos la resurrección de los imperios tras estos acontecimientos que parecen más venidos de la remota antigüedad?

10 de agosto de 2014

MEXICO Y EL CONTEXTO INTERNACIONAL ACTUAL


Una muestra de la rotunda ignorancia de nuestros periodistas y gente de los medios de comunicación respecto al entorno internacional es el reiterado uso, para referirse ya sea al avión misteriosamente desaparecido en el Océano Pacífico hace unos meses, o al siniestrado sobre los cielos de Ucrania en las regiones disputadas con Rusia, el apelativo de malasio, cuando el gentilicio aplicable a los nativos o relacionados con la Federación de Malasia, país conformado por archipiélagos en el sudeste de Asia y Oceanía, es el de malayo, lo cual es demostrativo incluso de la escasa cultura general de nuestros comunicadores en México, que se van con la finta de que en inglés, el nombre de la aerolínea a la que ambos aparatos sea Malaysian Airlines, sin atreverse a consultar siquiera un diccionario escolar o un almanaque.

Pero esto es consecuencia de algo mucho mayor: el 90% sino es que más del tiempo de los espacios noticiosos en TV y radio, así como los diarios (en ellos algo menos) está dedicado a las noticias de índole nacional y local, esto último, dedicado a asuntos del estado o de la ciudad desde donde se edita o emite el medio. Resulta curioso, pero esto no siempre fue así; incluso en tiempos del gran monopolio que ejercía Televisa bajo la dirección de Emilio el Tigre Azcárraga Milmo, a fines de los años 80 e inicios de los 90, se quiso hacer lo que el magnate de los medios estadounidenses Ted Turner hacía en aquellos años: crear una cadena de noticias por televisión cuya programación fuera permanentemente, aunque repetitiva, de noticias de todo tipo: nacionales e internacionales sobre política, espectáculos o deportes y programas de variedad, para los países de habla española; así, si en el mundo anglosajón existía la CNN, en el mundo hispano aparecía ECO. La iniciativa tuvo éxito los primeros años, aunque después, sobre todo con la muerte del empresario y su sustitución por su hijo, actual presidente de Televisa, fue languideciendo y finalmente, cancelada.

Sin embargo, esta cadena noticiosa cubrió de manera excelente aquellos años cruciales de 1989 a 1992 en que se dio el derrumbe del Bloque Comunista, la disolución de la URSS y la posterior Guerra del Golfo Pérsico, dirigida por el decano del periodismo televisivo en México: Don Jacobo Zabludovsky y con un equipo de corresponsales y analistas extraordinario, como el español Alberto Peláez en Europa o la judía Ericka Drexler en Israel y Medio Oriente, (quien se hizo conocida por divulgar, en algo que provocó un momento de pánico e histeria colectiva, que el contraataque israelí ante el bombardeo que con misiles Scud-1 hiciera el régimen de Saddam Hussein contra Tel-Aviv, iba a ser nuclear, algo que tiempo después se supo, era una posibilidad real, abortada por la presión norteamericana sobre el gobierno sionista) sin embargo, no ha vuelto a reproducirse: las cadenas noticiosas mexicanas actuales, como Telefórmula o Milenio, no son sino remedos pobres, dedicados a un periodismo de chisme y enfocados casi exclusivamente al ámbito nacional.

Por ello, da la impresión que en México somos como una almeja o un caracol, encerrados en la concha de un chauvinismo y nuestros --irrelevantes y pequeños-- problemas locales, lo que es también muestra de la poca conciencia internacional de nuestros gobernantes en todos los ámbitos: todo consiste en lucha de partidos, corrupción, discusiones eternas sobre los mismos, siempre los mismos temas: la reforma energética, la reforma educativa, el narcotráfico, etc.

El debate energético, por ejemplo, ha sido el más claro ejemplo de esta concepción cerrada, cerril, localista de las cuestiones estratégicas para el país, en que la Izquierda se erige en defensora de los dogmas de la Revolución de hace cien años y de un modelo implantado desde 1938 que sólo tuvo éxito en unas condiciones y circunstancias históricas determinadas, para posteriormente convertirse en una fuente de corrupción, ineficiencia y despilfarro que no ha contribuido como debiera al desarrollo del país, a comparación de los esquemas petroleros de otros Estados como Noruega, Rusia, Canadá o las Petromonarquías islámicas, todo siempre desde la óptica del temor al malvado Masiosare, es decir: el extranjero, contemplado desde una visión marxista del imperialismo y una bajísima autoestima del mexicano, siempre autoflagelándose con el membrete de eterna víctima de ese "extraño enemigo" al que hace referencia nuestro himno nacional y según se ha enseñado en la Historia Oficial desde el triunfo liberal de 1867.

Lo malo es que las reformas implementadas por el Gobierno de Peña Nieto llegan tarde y mal: es algo que debió ocurrir hace 20 años, hoy, ante unas circunstancias históricas que amenazan con destruir el orden global que hizo posible al Neoliberalismo: la rivalidad Rusia-Occidente, el bloque de los BRICS, el fundamentalismo islámico, epidemias como el Ébola, etc. Puede que la vida fructífera de las reformas sea muy corta y no haya conciencia de qué hacer ante la andanada de cambios brutales que parecen avecinarse. 

Por otro lado, las reformas no vienen acompañadas de cambios en hacer un aparato público más eficiente, ahorrativo y reducido: por el contrario, estamos ante un Estado Mexicano hipertrofiado, con la creación exponencial de institutos, comisiones, consejos y demás que aparecen como reguladores de esto y de lo otro, la creación de un cuerpo legislativo gigantesco y prolijo que establece reglas casi hasta para parpadear sobre esto  y aquello, que únicamente ahogarán la escasa libertad económica existente y exigirán una recaudación fiscal cada vez mayor para sostener todo el paquidérmico edificio. Por el contrario, resulta bastante preocupante comprobar que, pese al enorme tamaño de la Administración Pública actual, a nivel federal, estatal y aún en los municipios, sobre todo aquellos que conforman áreas metropolitanas, el Estado Mexicano nunca había sido tan débil como ahora: es clara su descomposición en zonas como Michoacán, la alianza, o más bien, sometimiento de las autoridades locales ante el poderío de los carteles del Narcotráfico; en especial el de los Caballeros Templarios, liderado por Servando Gómez la Tuta, indica que dicho estado se encuentra a un paso de encontrarse en la situación de Somalia o Afganistán, a manos de "señores de la guerra", es probable que el mencionado capo del crimen haya adoptado tanto una denominación medieval como cierto cariz místico, reglas de disciplina y orden para su organización con plena conciencia de estar convirtiéndose en un verdadero señor feudal que imparte justicia y posee una fuerza armada con la que gobierna verdaderamente sobre el territorio del que se ha adueñado mediante la violencia, mientras que el Comisionado del Gobierno Federal Alfredo Castillo y demás funcionarios, son como los missi dominici de los tiempos carolingios, cuentan con un título y una representación del Estado, pero sin poder efectivo alguno.

En otras zonas, el poder en realidad está en manos de organizaciones sumamente fuertes y que también doblegan a las instituciones y autoridades constitucionales, como es el caso de Oaxaca y el inmenso poderío de los sindicatos de maestros: SNTE y CNTE, que han impedido la entrada en vigor de la reforma educativa y la aplicación de evaluaciones para la obtención de plazas docentes vía el mérito; no están dispuestos a renunciar a los privilegios obtenidos desde la época de Vasconcelos; en Guerrero, y de manera similar a Michoacán, surgen las autodefensas ante la incapacidad de las autoridades para hacer frente a la situación del crecimiento de las organizaciones criminales: las componendas, la corrupción, la falta de recursos para el diseño y la operación de corporaciones policíacas y para el funcionamiento de los municipios, contrastan con el predominio, en todo, de la materia electoral, del auge y nacimiento de partidos políticos cuyas finanzas siempre están muy bien nutridas con recursos públicos, cuando muchos de esos partidos apuestan por el caos, por la inoperancia de los gobiernos que encabecen los rivales, para luego hacerse ellos con el poder, como no dándose cuenta que una vez conseguido esto, los desplazados de la cima harán lo propio para estorbar e impedir llevar a cabo sus proyectos. Nunca se trata del logro del bien común, solo de los intereses partidistas y del uso del poder público para el provecho personal.

Simplemente, resulta patético que en Guadalajara, nuestras autoridades sean incapaces de reestructurar el servicio del transporte público en la ciudad... no pueden siquiera imponerse a los concesionarios para que acaten ciertas reglas, algunas tan simples como el aseo adecuado, diario, de los autobuses. Cuando surge un proyecto que evidentemente será beneficioso para toda la comunidad, como es la línea 3 del Tren Ligero, de inmediato surgen las acusaciones partidistas de uno y otro lado sobre opacidad, sospecha de corrupción y malos manejos. 

Ante un ambiente así, surgen las siguientes cosas: 

  1. La inestabilidad política y el debilitamiento del Estado en algunas zonas harán imposible la inversión ante la falta de garantías para la inversión o para emprender negocios. La amenaza de la Izquierda de echar abajo las reformas, como su constante apuesta por la violencia o el bloqueo sistemático de todo aquello que no provenga de sus manos es un obstáculo serio para el avance del país, lo mismo que los constantes berrinches del PAN cuando los resultados electorales no le favorecen y su falta de autocrítica ante los 12 desastrosos años de su gestión en la Presidencia, también la inepcia y la vuelta a prácticas corruptas del pasado del PRI que parece no haber aprendido nada de sus errores no son el caldo de cultivo propicio para un futuro promisorio, sino lo contrario: el constante conflicto político lleva al debilitamiento de las instituciones y a la  falta de aplicación de la Ley, sujeta siempre a negociación.
  2. La aparición de facciones políticas de uno u otro signo, así como de grupos de poder fáctico bastante fuertes es un escenario bastante apetecible para poderes externos que pueden aprovechar la estratégica posición de México en la frontera sur de EUA, más cuando la actual crisis migratoria demuestra la permeabilidad tanto de ésta como de los límites de México con Guatemala y Belice y el tránsito abierto de migrantes por su territorio, controlado por grupos criminales que ejercen enorme poderío. Si vemos que en Sudamérica existe una alianza entre Moscú y los regímenes de Izquierda en Venezuela, Brasil, Argentina, Bolivia, Ecuador y Uruguay, ¿no podría darse un apoyo similar para llevar a radicales al poder?
  3. La cuestión de la Seguridad Pública ha venido, sin que se revierta, desde el año 2000 a la fecha, convirtiéndose en una cuestión de Seguridad Nacional, precisamente porque la criminalidad ha aprovechado los vacíos de poder, la ruptura de los controles verticales y la competencia entre fuerzas políticas que ha traído la "Democracia" a México, para hacerse con un poder enorme, cada vez mayor y que pone en peligro la misma existencia del Estado Mexicano; la ruptura de éste puede ser campo abierto para la entrada de esos intereses extranjeros a la caza de la mayor presa: nuestro vecino del norte, que cada vez se parece más a una bestia herida.


Sin embargo, nada de esto parecen comprenderlo nuestros políticos, que prefieren seguir peleando por los fantasmas de Juárez, Madero, Lázaro Cárdenas o Zapata a quienes invocan en todo y para todo, hoy, más que nunca, México requiere de unidad para no verse arrastrado por el tsunami que viene: una reconfiguración completa del poder global, la transformación igual de la economía internacional y hasta modificaciones de fronteras en Europa o el resurgimiento de imperios masivos si el ISIS liderado por Abú Bakr Al-Baghdadí llega a tener éxito en su proyecto de restaurar la unidad política y reviviendo el Califato o Imperio Islámico.

De lo contrario, seremos tomados por sorpresa y arrastrados hacia un abismo de incertidumbre e intrascendencia. Está en juego que México, como Nación y como Estado tenga futuro; lamentablemente, parece que casi nadie lo comprende en nuestra cerrada y despreocupada sociedad, y nadie, en nuestras esferas políticas. El futuro luce negro.