Buscar este blog

31 de enero de 2013

EL OSCURO LEGADO DE BEATRIZ DE HOLANDA



Con ese mensaje televisado, la Reina Beatriz I de Holanda (oficialmente, de los Países Bajos, de los cuales, Holanda es uno, y además de las entidades federativas europeas, como Frisia o Zelandia, entre otros, se cuenta a las antiguas colonias de Antillas Holandesas y Aruba, incorporadas como estados de la federación monárquica) anunciaba su decisión de abdicar a la corona y por tanto a la Jefatura del Estado europeo, a favor de su hijo Guillermo-Alejandro, Príncipe de Orange, y quien se encuentra casado con la financiera argentina Máxima Zorreguieta, primera americana en lucir una corona real en Europa.(Estrictamente la primera fue la norteamericana Grace Kelly, pero ella fue Princesa Consorte de Mónaco, no Reina.)

Beatriz es la última del "siglo de las Reinas" que desde hace 100 años ostentaron la corona y la cabeza de la antigua famila de los Orange-Nassau, (debido a ese apellido, el color nacional de Holanda, que lucen sus deportistas en sus uniformes, y más representativamente, su selección de fútbol, es el naranja) que mantiene el poder real desde 1815 en que Guillermo I fue reconocido como Rey, aunque, salvo el periodo en que Napoleón quien constituyó oficialmente a los Países Bajos como reino, impuso como gobernante títere a su hermano Luis I (1806-1810) a quien después hizo abdicar por haberse tomado demasiado en serio su papel de monarca, siendo solo un títere, los Orange-Nassau, y originalmente, las familias separadas de los Orange y los Nassau, siempre han sido los verdaderos dueños del poder en el país, desde que se diera su independencia respecto de España durante la Guerra de los 80 Años entre los siglos XVI y XVII.

Y es que descienden de los líderes independentistas, quienes ya eran nobles dentro del entramado del Sacro Imperio Romano-Germánico, que se lanzaron a la rebelión contra Felipe II de España y el Catolicismo abrazando la doctrina de Juan Calvino (negación del libre albedrío, predestinación, éxito material como reflejo de estar destinado al Cielo, puritanismo moral, etc.), y que supieron bien torcer las cosas para lo que originalmente fue un proyecto para constituir una República, incluso Federal, en un antecedente que fue fundamental para la posterior Constitución de Estados Unidos de América en 1787, a menudo olvidado por la "Historia Oficial" norteamericana que atribuye el Federalismo únicamente al genio de Hamilton y Jay, y que tuvo una gran inspiración tanto en el sistema adoptado en Suiza desde el siglo XIV como en la gran influencia del parlamentarismo inglés medieval, transformarlo poco a poco en una monarquía en su favor, incluso, ya durante la llamada "Edad de Oro" holandesa, esto es, la segunda mitad del siglo XVII, y con el cargo de Estatúder, que constitucionalmente equivalía a ejercer el Poder Ejecutivo en las "Provincias Unidas de los Países Bajos", como se denominaba oficialmente al Estado, los Orange-Nassau ejercían en realidad una monarquía sin corona, y de ser originalmente electivo (indirectamente, por el Parlamento o Estados Generales) se había transformado en hereditario y hasta ostentaban sus nombres numerados, así, uno de ellos además, Guillermo III, mientras ejercía el máximo cargo en un régimen supuestamente republicano se convirtió también en Rey de Inglaterra... unas credenciales democráticas y una congruencia realmente admirables (estoy siendo irónico).

Así, cuando oficialmente se estableció la Monarquía en los Países Bajos, en 1815 como resultado del Congreso de Viena, el heredero de los Orange-Nassau regresó por lo suyo y consiguió que ya se le reconociese como Rey oficialmente, aún así, hasta el día de hoy, los monarcas holandeses han respetado un protocolo que guarda las formas del antiguo Ducado de Borgoña y del Imperio Español que habían arraigado en el pueblo neerlandés, que por otro lado aceptó el nuevo estado de cosas, así, en abril próximo no veremos una coronación, sino una investidura, como la toma de posesión de un Presidente; algo similar, ocurre en España, donde desde la Edad Media, los Monarcas Castellanos no eran coronados, sino juraban respetar los fueros y las leyes para después recibir el juramento de fidelidad de la nobleza y el pueblo, y a partir de ese momento poder usar la corona, misma que desde Carlos I no ha sido portada en la cabeza por ninguno. En Inglaterra, por diversos avatares, terminaron adoptando el ceremonial del Imperio Romano Oriental que también estaba en uso en Rusia y que hace de las coronaciones unas ceremonias impresionantes y solemnes, aparte de lujosas, debido a la influencia, traída por los Normandos, de Francia, que adoptó los ritos de coronación tardorromanos con la designación imperial de Carlomagno en el año 800.

Desde 1890 no había nacido ningún heredero varón a la corona hasta Guillermo Alejandro, que tomará el poder a fines de abril próximo, y corresponde a Beatriz ser la última de este siglo dominado por el signo femenino en la Jefatura del Estado Holandés, ¿y qué podemos decir? Bueno, que pese al cariño demostrado por sus súbditos, Beatriz ha sido un ejemplo del pragmatismo y la ambigüedad en que la moral calvinista ha venido a degenerar y deja una Holanda materialmente en lo alto, pero moral y socialmente en ruinas.

Al igual que Juan Carlos de Borbón en España o los monarcas escandinavos de Suecia, Noruega y Dinamarca, Beatriz gobernó de la mano de la Izquierda Socialdemócrata y "progresista"; en mucho motivado porque en 1980, cuando ella asumió el cargo por abdicación de su madre, la Reina Juliana, tuvo que hacer frente a una gran oposición de dicho signo político, y es que detrás de ella, siempre ha existido la controversia, motivada por muchas de sus acciones, la verdad, poco honestas, aunque qué podría esperarse de una representante de una familia que fomentó la piratería en contra de España, que le robó colonias a Portugal, que constituyó el sistema de discriminación en Sudáfrica cuando colonizó la zona, y que torció el orden constitucional en su beneficio. Así, el día de su entronización, ante las protestas que gente de escasos recursos, anarquistas y republicanos impulsaron en su contra, y que incluso le lanzaron una bomba de humo a su carruaje, y es que Beatriz desde su matrimonio había atraído la polémica: su esposo, el aristócrata y diplomático alemán Claus Von Amsberg había servido, durante la Segunda Guerra Mundial, en las Juventudes Hitlerianas y en el ejército alemán por lo que los holandeses, que sufrieron duras condiciones durante la ocupación nazi del país, en parte recordada por la confiscación de numerosos bienes, hasta de las bicicletas, por parte de las tropas germánicas, así como la hambruna que deliberadamente desataron los Nazis sobre partes del país para castigar a la resistencia, no dudaron en ver el enlace matrimonial, celebrado en 1965, como una afrenta. La represión, en ese día de 1980, fue sumamente violenta.

Pero Beatriz lo compensaría con creces y buscaría recuperar la popularidad que la Casa de Orange-Nassau había perdido, pese a que su madre Juliana había sido una populista consumada, que incluso había renunciado al protocolo para buscar un trato más familiar y personal con su pueblo, Beatriz restauró las formas suprimidas por aquella, pero desplegó una política totalmente favorable a los Socialdemócratas y al Keynesianismo, y lo que es más, consagró a su país a una especie de "experimento social" a fin de convertir a Holanda en algo así como un paraíso de las libertades: legalización de la prostitución, legalización del "matrimonio" homosexual, legalización del aborto, legalización de la pornografía, y su "normalización" social y legalización de las drogas. El puritanismo calvinista terminó por convertir a los holandeses en ollas de presión que ante el relajamiento religioso a partir del siglo XIX fueron buscando alguna forma de romper con la represión moral impuesta; finalmente, para la doctrina calvinista el comportamiento moral de las personas no tiene consecuencias, al ser la salvación la gracia de Dios concedida discrecionalmente por él, las obras de los hombres, buenas o malas, son inútiles o inefectivas para cambiar los 144,000 nombres escritos en el libro de la vida, según a la letra lo dice el Apocalipsis, sin que quepa interpretación alguna del texto sagrado.

¿Por qué Holanda se convirtió en un paraíso del libertinaje sexual y su influencia se extendió por Europa durante la década de los ochenta? En parte porque la Reina Beatriz y sus gobiernos tomaron la herencia del "Mayo Francés" de 1968, (ella misma durante sus estudios universitarios de Sociología, Ciencias Políticas y Derecho se suscribió a corrientes socialistas y positivistas, y previamente había cursado estudios de Preparatoria en una escuela considerada "progresista" mientras su educación primaria, durante el exilio forzado por la guerra, en Canadá, la hizo bajo el método Montessori) y en parte porque así crearon un excelente distractor para la sociedad y una ilusión de libertad absoluta. Algo similar ocurre con las drogas; entre tanto, un descenso brutal de la natalidad propició la necesidad de mano de obra, y se abrieron las fronteras a la migración, no solo de las ex-colonias como Surinam, con la que tiene un acuerdo bastante generoso en que se le reconoce la doble nacionalidad surinamesa y holandesa a los nativos de dicho país sudamericano, suscrito al momento de su independencia, o Indonesia, el gigante islámico-oceánico, sino también a Africa, Latinoamérica y Asia, como resultado, el Islam, y el Islam radical en particular, en las últimas dos décadas ha ganado un enorme espacio en Holanda.

Entre tanto, aceleró la secularización en Holanda, a grado tal que la iglesia donde se celebrará la jura del nuevo monarca y su entronización, la "Iglesia Nueva" de Amsterdam, una joya gótica de cuando la capital holandesa era una ciudad prósospera de la Liga Hanseática en la Baja Edad Media y sus habitantes católicos, salvo por ese acto es utilizada como galería de arte o sala de conciertos, por lo demás, en la juramentación del Rey no veremos en realidad un acto religioso, sino cívico-político, como la toma de posesión de un Presidente mexicano o estadounidense, de ahí que Beatriz, a diferencia de Isabel II, no haya entendido su cargo como una misión trascendental o divina, al igual que su madre Juliana, se percibe como una funcionaria pública más, la de mayor rango. Entre tanto, el populismo desplegado por ella y su marido se evidenciaba en frivolidades como la declaración de guerra del Príncipe Claus al uso de las corbatas en los años 70.

Holanda se transformó, a partir de su impulso en una sociedad multicultural donde se manifiestan ya líneas de fractura que culminaron en el asesinato de líderes políticos como Pym Fortuyn o del cineasta, y sobrino bisnieto del pintor Vincent Van Gogh. Theo Van Gogh, por haber sido críticos con el Islam; la Reina, en un acto que fue señalado por muchos como un acto de sumisión al radicalismo sunnita, cada vez más presente en las comunidades de inmigrados en el país, en una visita de Estado a Emiratos Arabes Unidos vistió velo y chador como "cortesía", aunque muchos vieron en ello una aceptación de la condición de la mujer en el Islam y su aplicación en Holanda, donde existen partes en las que ya la Shari'a es Derecho vigente sin que el Estado pueda entrometerse.

La legalización de las drogas no trajo la pretendida paz y fin de la delincuencia que se esperaba; por el contrario, en Holanda son frecuentes los crímenes violentos y las guerras de pandillas entre traficantes que se pelean por seguir siendo los proveedores de los distintos cafés, pero además, el número de suicidios es muy alto, además de las muertes por sobredosis. Una juventud enviciada y adormecida por  los enervantes y por el sexo rampante que sin vergüenza alguna se promueve por todas partes: un museo de la pornografía o aparadores en los que se exhiben las prostitutas, lo que implica que Holanda sea también base de operaciones de numerosas bandas de trata de personas, lo que hacen con total impunidad; debido a todo esto, es que los gobiernos actuales han tratado de limitar la venta de ciertas drogas y reglamentar el comercio sexual, sin mucho éxito; por el contrario, en Holanda han surgido propuestas de políticos de ir más allá y legalizar la pederastria, como una orientación sexual más, así como se ha aceptado la homosexualidad y establecido el "gaymonio"; mientras que los musulmanes piden el reconocimiento de la poligamia.Entre tanto, y ante cierto renacimiento del Catolicismo en Holanda, país que tiene más ordenaciones sacerdotales en toda Europa y el resurgimiento de algunas órdenes religiosas, se desata una política de hostigamiento contra la Iglesia, irónicamente invocando los casos de pedofilia de algunos curas como reprobables, mientras  existen grupos de la Izquierda neerlandesa que promueve tal conducta...

Ha imperado la cultura de la muerte: aborto y eutanasia se aplican con apoyo del Estado, incluso, en el último caso, a domicilio, y no se oculta que las razones de que los ancianos y enfermos sean eliminados sean fundamentalmente económicas: no sobrecargar el sistema de pensiones ni el de salud pública y evitar excesos en el gasto del Estado. Los herederos, eliminan a los padres o abuelos a fin de obtener sus bienes y alegan razones de salud para ello... quizá por eso abdica, para evitar que la impaciencia le gane a su hijo.

Si estas políticas internas se han extendido en Holanda con el apoyo de la monarca, a nivel exterior, su proceder también ha sido bastante controvertido. Beatriz protegió a los comandantes militares que actuando como fuerzas de paz en Yugoslavia permitieron que los Serbios masacraran a Bosnios musulmanes en Svrenica, sin que quede claro si fue por sobornos, a cambio de favores sexuales de las prisioneras y prisioneros, o darles parte en el saqueo de la ciudad, o bien, por simple cobardía de enfrentar a las tropas serbias, igualmente, forzó y chantajeó a ministros de relaciones exteriores para obligar a establecer o no establecer embajadas en los países que ella quería por capricho, durante los años 80 apoyó a la Sudáfrica del Apartheid mientras estaban vigentes los embargos comerciales y de armas, a fin de no perder al acceso a los diamantes, cuyo comercio, muchas veces ilegal, por provenir de conflictos africanos, tiene en Holanda su meca, pero además, las cuestiones más escandalosas son los líos financieros de Beatriz, mismos que son acallados por una Ley de censura sobre la información personal de la soberana y su familia.

Los Orange-Nassau tienen intereses financieros en la petrolera Shell, en la aerolínea KLM, en hoteles y líneas de cruceros transatlánticos, y como el padre de la Reina, el Príncipe Bernardo, que gracias a su carácter de consorte de la monarca Juliana, hizo magníficos negocios con la empresa armamentística norteamericana Lockhead, donde la Reina mantiene propiedad accionaria y el Príncipe Guillermo Alejandro, el futuro Rey (dedicado privadamente a las finanzas), está casado con Máxima Zorreguieta, quien es una especuladora financiera, hija además del que fuera Ministro de Agricultura del Gobierno Militar en Argentina a fines de los años 70  e inicios de los 80, y señalado como parte de toda una estructura de corrupción en el país sudamericano en esos años. Para los conspiranóicos, Beatriz es señalada además por su pertenencia al Club Bilderberg, del que ya hemos hablado, incluso, en su carácter de liderazgo de ese grupo, que presumiblemente especula con los acontecimientos políticos para obtener beneficios económicos. Igualmente, es miembro del Club de Roma, una especie de "Think Tank" de altos vuelos que ha influido bastante en las políticas y programas de la ONU, sobre todo en el aspecto demográfico y en los organismos económicos internacionales, como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Ante todo esto, es comprensible la abdicación de Beatriz antes de que su imagen, que mantiene una alta popularidad en su reino, se vea desgastada: no solo por los tristes acontecimientos familiares que le han pasado casi consecutivamente: la muerte de sus padres, la caída en coma de su hijo Friso, que sigue convaleciente y conectado a respiradores en un hospital londinense (en Holanda, ya le habrían hecho la eutanasia) y el atentado de que fue objeto toda la familia real en 2009, sino por la decisión del Parlamento de excluirla de los procesos de designación de Primeros Ministros, dado el carácter caprichoso, --y posiblemente, de designar a amigos y socios de negocios-- de la soberana para la designación de los funcionarios del Ejecutivo o condicionar los resultados electorales a que concuerden con sus ideas y sus gustos.

Beatriz deja un país con tensiones étnicas que antes eran inexistentes, sin valores morales, sin espiritualidad y con personas sin objetivos más allá del inmediato placer o el dinero, donde las personas cuidan el medio ambiente pero no su dignidad, sin ideales ni fortaleza, una representación completa de la profunda crisis interna ética, espiritual y social que afecta al Continente Europeo, desatada en nombre de la Libertad, de la Paz y del Bienestar de las personas que se han convertido en guiñapos.

Un amigo que visitó Amsterdam me comentó que la ciudad era muy bonita con sus calles peatonales, sus canales y sus casas pintorescas de los siglos XVI y XVII, pero que apestaba a orines y a mariguana... eso resume todo el legado de Beatriz de Orange-Nassau.

29 de enero de 2013

¿PORQUE JAPON HA SIDO REBASADO POR CHINA?


1.- Antecedentes:

En el marco de la creciente tensión por la posesión de las Islas Senkaku entre China y Japón, es dable hacer un artículo en torno a ambos imperios orientales, cuya rivalidad, al menos, se remonta hasta el siglo VII d.C.,  y hoy amenaza con escalar a un enfrentamiento, incluso, armado, lo que no es nuevo: el Celeste Imperio y el Imperio del Sol se han enfrentado en los campos de batalla en diversas ocasiones, y sus luchas han definido en mucho la situación de Asia oriental.

Primeramente, hay que hablar que este es uno de los muchos conflictos territoriales que Japón y China tienen con sus vecinos, producto de la expansión de ambos imperios y de Rusia durante los siglos XVI y XVII en el caso de Pekín, y XIX y XX en el caso de Moscovitas y Nipones. Así, China tiene conflictos fronterizos con Rusia que han llevado a conflictos diplomáticos y a escaramuzas fronterizas desde la época de Catalina II la Grande. China a su vez tiene conflictos con Vietnam en cuanto a mar territorial e incluso en las fronteras terrestres, después de todo, bajo el Gobierno de la Dinastía Han, buena parte de Indochina era una gobernación más del Imperio de los Dragones. Japón, por su parte, debido a la expansión y a la rivalidad que inició con Moscú al derrotar a Rusia en 1905, inició con esta potencia una disputa por la posesión de la isla de Sajalin, misma que, geográfica y geológicamente es parte del archipiélago japonés y se encuentra habitada por Ainus o los indígenas blancos de dichas islas, tal isla volvió a manos de los eslavos tras la derrota de Japón en 1945.

Pero centrémonos en la rivalidad China-Japón: históricamente, la rivalidad empezó cuando el monarca japonés, en el siglo VII, afirmó su independencia respecto del trono chino, asumiendo oficialmente el título de Emperador (en japonés Tenno, en chino Huang Di) para mostrar su igualdad con el gobernante continental que pretendía dominar universalmente y consideraba a todos los vecinos parte del Imperio Chino, mismo que, hay que recordar, se fundó por la unificación de varios Estados asiáticos, por lo que, siguiendo esa lógica, tanto Corea como Japón estaban llamados o previstos en las ambiciones chinas para ser integrados en el Imperio, Japón intervino en los asuntos de Corea, alegando derechos ancestrales de la Dinastía Yamato sobre la península (en aquel entonces el mito del origen solar de Jimmu, el primer monarca japonés no se había consolidado y se recordaba su procedencia coreana) y se dio la primera Guerra Sino-Japonesa, misma que terminó a favor de los continentales, entre tanto, el Emperador nipón se retiró a sus islas derrotado e inició las reformas militares que condujeron al nacimiento de los Samurái y al sometimiento de los Ainu en las islas del norte.

En el siglo XIII, los Chinos, ahora formando parte del Imperio Mongol y con Kubilai Khan en el trono del Dragón participaron en la invasión de Japón, esta vez, fueron derrotados, tanto por las inclemencias del tiempo como por los Samurái. En el siglo XVI, los Japoneses, bajo el mandato del Shogún o Jefe Militar Toyotomi Hideyoshi invadieron Corea y se enfrentaron a los ejércitos enviados por la Dinastía Ming para defender al Estado cliente peninsular. La contienda terminó en un empate, tras haber devastado Corea, finalmente, la corte pekinesa reconocía a la monarquía nipona de los Yamato como igual, pero a la vez, estos renunciaban a todo derecho sobre la península... lo que no mantendrían. A fines del siglo XIX, Japón, bajo el mandato del Emperador Meiji (nombre de pila: Mutsuhito) que había revolucionado su imperio con la adopción de la tecnología e instituciones occidentales, sobre todo militares, derrotó aplastantemente a una China que no sabía digerir la modernidad y el contacto con Occidente, liderada por la Emperatriz Cixi de la dinastía Manchuriana o Quing, a la que arrebató precisamente la norteña región de su origen que sometió a un protectorado, y le llevó a enfrentarse a la Rusia Zarista en la Guerra de 1905 y en una serie de contiendas con la URSS en 1938-1939, además de apoderarse de Corea.

En 1931, los Japoneses invadieron de lleno China en la última edición de la eterna contienda entre los imperios orientales: en ese momento, China pasaba por la peor etapa de su Historia, dividida entre Nacionalistas y Comunistas, enfrentamientos entre antiguos señores feudales y caciques militares, y fue arrollada por el ejército imperial japonés mandado por el Emperador Showa (Hirohito) y protagonizaron eventos de barbarie espantosos como el saqueo de la ciudad de Nanking, un verdadero genocidio, la experimentación con prisioneros chinos y una crueldad desorbitada. Comunistas y Nacionalistas se unieron y China lanzaría una guerra de resistencia como parte de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial; al final, los Japoneses fueron derrotados, y tras el retiro de las tropas niponas y la firma del Tratado de Paz entre ambas potencias en 1978, quedaron sin embargo algunos pendientes, como es el diferendo sobre las aguas territoriales en el Mar de China Oriental, lo que incluye el contencioso de las Senkaku. Cabe señalar que Japón y Noruega han sido, a nivel internacional, países que se han opuesto a la firma de Convenciones en materia de Derecho Marítimo y a conceptos tales como "mar territorial" o "zona económica exclusiva".

Estas islas, deshabitadas, no son ambicionadas por ambos imperios por ser territorios ricos, sino por su plataforma continental, repleta al parecer, de reservas de petróleo y sus aguas circundantes con bancos de pesca riquísimos.

2.- ¿Qué ha pasado con Japón?

Pero la rivalidad va más allá de cuestiones históricas, militares y territoriales para entrar en los terrenos económicos...

Hace unos 20 años, causaba sensación y éxito de taquilla el filme Rising Sun protagonizado por Sean Connery y Wesley Snipes, basado en la novela homónima del famoso autor de ciencia-ficción y thrillers Michael Crichton, en la que se retrataba un Japón que con sus empresas y su trato despectivo hacia los gaijin o "bárbaros" exranjeros se adueñaba de la economía norteamericana; aquel era un tópico muy frecuente y otras películas de la época, como Robocop 3 o Volver al Futuro 2, mostraban un Japón hegemónico para las primeras décadas del siglo XXI a golpe del poder de sus empresas.

Pero no ha sido así, por el contrario, y a pesar de las grandes multinacionales japonesas, la economía del Sol Naciente lleva cerca de 20 años totalmente estancada y con una crisis económica crónica que amenaza con agravarse, lo que contrasta con China, que hoy en día es una economía pujante y es una potencia en ascenso y que ha desplazado a Japón del segundo sitio como economía del planeta; aunque, sin embargo, el índice de desarrollo humano y el ingreso per cáptia sean mucho mayores en Japón que en su eterno rival continental; aún así, no hay duda de que China es mucho más poderoso que la monarquía del Crisantemo.

¿Porqué ha sucedido esto? ¿Qué le falta a Japón para dar el gran salto que sí está dando China? Aquí algunos factores:


  • El crecimiento japonés llegó a su límite: Desde la Revolución Meiji en las décadas de 1850-1860, Japón conoció un espectacular desarrollo industrial y económico que en pocos años lo sacó de la Edad Media y lo colocó a la vanguardia, llegando a rivalizar con las potencias occidentales en el periodo situado entre los años 1905-1945, sin embargo, esa fortaleza de Japón que en ese entonces sí lo colocaba como serio aspirante a la hegemonía en Asia y la Cuenca del Pacífico y que lo llevó a chocar con EUA, fue alimentado por su propio expansionismo: Japón carece de recursos naturales y materias primas con qué alimentar su industria. Precisamente las presiones norteamericanas para que los mercados Australiano y las colonias británicas y europeas en el Sureste de Asia y el Pacífico únicamente le comprasen y abastecieran al mercado estadounidense, necesitado de materias primas y compradores tras la crisis de 1929, fueron las que orillaron a Hirohito a aliarse a la Alemania Nazi e ir a la guerra contra Roosevelt. Después de la Guerra, Japón se levantó de nuevo en forma impresionante, mas, sin los mercados ni las materias primas a las que tenía acceso en su etapa imperial, llegó un momento, a fines de los años 80 que su economía dejó de crecer y se estancó, ya no pudo sostener ese esfuerzo comprando caras materias primas, (piénsese, por ejemplo, que productos agrícolas como los melones, en Japón, son artículos de lujo) y elaborando manufacturas a precios accesibles para el mercado. China en cambio, si bien compra bastantes insumos al exterior, goza de un enorme territorio y de todos los climas, poseyendo en sí misma de grandes recursos que sustentan su maquinaria industrial. Sus multinacionales, por contraste, están extendidas en todo el mundo, sobre todo las del sector automotriz, en las que destaca Mitsubishi, el consorcio empresarial más grande del mundo, sin embargo, estas multinacionales dejan los beneficios en los lugares donde se instalan más que en Japón.
  • Un sistema político impuesto: La Constitución Japonesa actualmente en vigor fue dictada por el General Douglas McArthur, comandante de las tropas estadounidenses en el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial y jefe de las fuerzas de ocupación tras la victoria. El régimen establecido en ella es más que nada, una especie de corset puesto para evitar que las ambiciones niponas vuelvan a desbordarse y a buscar obtener gratuita y violentamente aquello de lo que carece, anula a la figura del emperador, que en Japón no es un monarca como los europeos, sino una encarnación de la divinidad, similar al Dalai Lama tibetano, y por tanto, derrumba las bases mismas de la independencia japonesa labrada en la búsqueda de legitimidad de la dinastía Yamato frente a las pretensiones hegemónicas chinas al convertirlo en un monarca ceremonial, imitando únicamente su presencia protocolaria del sistema inglés pero sin los poderes efectivos de la Jefatura del Estado que ejerce Isabel II, todo lo cual fue, más que nada, pensado para castigar al ambicioso --y un verdadero monstruo oculto tras su cara de intelectual tranquilo-- Hirohito y cuyos pecados tendrán que cargar Akihito y sus herederos. El sistema parlamentario diseñado por McArthur subsanó la carencia de un Jefe de Estado fuerte con un esquema de partido político hegemónico, el Partido Liberal Democrático, que a semejanza del caso mexicano, ejerció el poder de forma ininterrumpida hasta el 2007 y nuevamente  lo ha recuperado tras el breve intervalo en que el Partido Democrático de Japón ejerció el poder, golpeado por el tsunami. China en cambio, a partir de 1949 consolidó un régimen que si bien bajo las banderas del Marxismo se presentó como nacionalista y surgido de la propia evolución social y política china proveniente de una monarquía teocrática que había sido el modelo a seguir por los Yamato para estructurar su régimen, además, Mao y los gobiernos siguientes, han consolidado la independencia y la afirmación de la soberanía de China en todos los aspectos, no permitiendo ingerencia alguna al interior, incluso es de recordar como rompieron con la Rusia Soviética, y decidieron ir por su propio camino sin aceptar su influencia.
  • Una clase política corrupta e inestable: Pero a diferencia de lo hecho por el PRI en México, el PLD nipón no ha garantizado, en los últimos 30 años la estabilidad, pero eso sí, a semejanza del "dinosaurio" ha sido extraordinariamente corrupto y sucio en el ejercicio del poder, precisamente los constantes escándalos de corrupción, la división interna del PLD en facciones, algunas más liberales, otras más conservadoras, unas más nacionalistas y otras más favorables a la globalización en constante conflicto, y la existencia de una oposición dedicada a bloquear sistemáticamente las iniciativas y programas del Gobierno, contra el que dirigen una constante política de "acoso y derribo"  han orillado a que en las últimas tres décadas los gobiernos japoneses duren en promedio, 6 meses, siendo el único Ejecutivo que pudo mantenerse con relativa calma y por varios años el de Junichiro Koizumi, quien espantó a China, Corea y demás vecinos por su ferviente nacionalismo y honra a los caídos en la II Guerra Mundial. En China, el Partido Comunista ha sabido mantener la estabilidad interna, la disciplina y el consenso; si bien es cierto que la corrupción es igualmente elevada, ha sabido ejercer mecanismos más efectivos de control y de sanción, como ha ocurrido recientemente en el caso de Bo Xilai, quien pretendió contender por la Presidencia de la República con Xi Jinping, quien asumirá el cargo en marzo próximo y fue defenestrado ante los terribles casos de corrupción en que él y su mujer se vieron envueltos, con asesinato incluido. En Japón, ante la inestabilidad política, se ha buscado subsanarla con un sistema conocido como "Guía Administrativa" con el cual se ha creado una burocracia profesional con permanencia e inamovilidad en el cargo, lo cual ha sido positivo en una parte, en otra, la burocracia se comporta como una élite privilegiada y también, muy poco honesta.
  • El virtual protectorado norteamericano: En muchos sentidos, Japón se comporta a veces como un Estado con soberanía limitada, sobre todo por lo que ve al aspecto militar; tras 1945, el poderoso Ejército Imperial, con su oficialidad procedente de los clanes Samurái fue desmantelado, y en su lugar se establecieron bases militares norteamericanas, como la famosa de Okinawa, en el territorio del Imperio insular. Ya para fines de la década de los 50, al igual que en el caso alemán, y por temor a la expansión comunista, se permitió a Japón volver a formar una fuerza armada, a la que se denominó: "Fuerzas de Autodefensa de Japón"; hoy en día, el Imperio del Sol es uno de los países con más alto gasto militar en el mundo, pero a diferencia de la Era Showa (reinado de Hirohito), bajo la Era Heisei (el reinado de Akihito) el armamento japonés es 100% de procedencia norteamericana, israelí y alemana; tiene prohibido fabricar armas vehículos y equipo militar además de exportar tales implementos. Aún así, se dice que Japón cuenta con la tecnología y la industria para en 6 meses lograr capacidad hasta nuclear, no en balde, en los puertos japoneses se da mantenimiento a los submarinos norteamericanos.En este rubro, China tiene plena independencia para su política de defensa, y su ejército cuenta con capacidad nuclear  y armamentos propios, su punto débil, sin embargo es su marina y su fuerza aérea, aunque en el caso japonés su marina de guerra, sin portaaviones y sin submarinos, es más una guardia costera poderosa que una efectiva fuerza naval, lo que sí, los aviones chinos son malas copias de los MiG rusos, aunque están apenas desarrollando aparatos de nueva generación que si son de temer.
  • Cuestiones anímicas e ideológicas:

Veamos atentamente estas dos imágenes...son los mismos personajes: Yagami Light y su novia y cómplice Amane Misa, del anime/manga Death Note. Arriba es en la versión interpretada por actores de carne y hueso, abajo, son los dibujos del anime.

La diferencia es tremenda, ¿no? En el arte de la pintura, el dibujo y la ilustración japonesa que viene desde el siglo X, y que se desarrolló mucho con el gran Hokusai en el XIX, se utilizaron las mismas técnicas, el mismo colorido y los mismos tonos que ahora se usan en las series animadas y películas japonesas, pero, a partir de los años 50 se dio un cambio radical: los rasgos de los personajes. Antes de esa década, los dibujos de japoneses mostraban los rasgos propios de los orientales: ojos rasgados, nariz algo chata, cara ovalada y cabello oscuro; después, los nipones empezaron a dibujarse a ellos mismos con rasgos exageradamente occidentales en el estilo que son ya hoy típicos y clásicos: ojos grandes, redondos o cuadrados, en algunos casos, sobre todo para indicar cierto carácter siniestro, oblicuos sin llegar a ser rasgados, incluso con ojos azules, piel blanca, cabellos rubios, castaños o rojizos (y de colores extravagantes, en lo que también es un código para indicar características emocionales) caras angulosas o afiladas, narices finas o aguileñas, y muchos personajes de alta estatura o complexiones propias de europeos, algo muy pero muy raro de encontrar en el país. Incluso, en el anime mencionado, se da la aparición de personajes extranjeros: norteamericanos y europeos, que en Japón pasan desapercibidos, como si no hubiera distinción alguna, no solo física, sino también cultural entre Occidentales y Nipones.

Nunca se ha dado una explicación clara del porqué de este cambio en el estilo de dibujo tradicional japonés. Algunos aducen que los ojos grandes y el cabello de colores claros sirven para dotar de mayor expresividad a los rostros y mostrar la personalidad de los personajes; pero el dibujo en el estilo antiguo era igualmente expresivo,  y nos ha dejado retratos de jefes samurái llenos de profundidad psicológica y gran dinamismo. La otra explicación es mucho más dura y mucho más plausible:

Los japoneses, tras la derrota de la Segunda Guerra Mundial sufren de un terrible, pesado y demoledor complejo de inferioridad y de derrotismo. Sufren en otras palabras, del síndrome del conquistado.

Así, el japonés ha perdido el orgullo y el aprecio por sus raíces y por su ser, y ha ido más allá de lo originalmente planteado por el Emperador Meiji en sus reformas del siglo XIX que buscaba que Japón, para no ser engullido por el colonialismo occidental, pudiera hacerse tan fuerte como las potencias europeas, aunque sí se han cumplido los temores del "Ultimo Samurái" Saigo Takamori y lo denunciado por el escritor Yukio Mishima en los 60: la pérdida de la cultura propia en las nuevas generaciones, su desarraigo, la falta de identidad y la adopción de vicios, modas y costumbres ajenas que cada día, desdibujan más a Japón.

No solamente cada vez son más las jóvenes japonesas que se hacen cirugía plástica para abrir el pliegue mongólico de los ojos y hacérselos como los de los occidentales, y hombres y mujeres que se tiñen el pelo de rubio, castaño o pelirrojo, o aclaran su piel amarilla-morena con maquillajes para verse como anglosajones, también la droga, el alcoholismo, la promiscuidad han hecho mella en los japoneses, sometidos además a una educación en la que, bajo el pretexto de evitar el peligro del nacionalismo, responsable de las grandes ambiciones el Emperador Showa y su camarilla militar que llevó a Japón al expansionismo y a la guerra, ha estado eliminando los valores culturales y sociales tradicionales de los nipones para centrarse en un progresivo "agringamiento" o afán de imitación de los Estadounidenses y que ha centrado la competencia y el logro de fines meramente económicos como la calidad y la productividad los objetivos a conseguir por todo japonés según la educación empresarial o técnica que recibe. Como resultado, además de un gran materialismo y un pragmatismo rampante, la lealtad del nipón es para con la empresa, no para la patria, y no se posee orgullo nacional, sino vergüenza y se desea ser como son los otros.

Además de ello, se da en el japonés actual una pesada sensación de tedio, de aburrimiento existencial que algunos escritores, como el famoso Haruki Murakami, lo retratan a la perfección en sus personajes carentes de objetivos, planes a largo plazo y que se dejan llevar por el curso de los acontecimientos, pero resultan indecisos y hasta un tanto cobardes. Bien lo decía McArthur, uno de los Occidentales que más ha comprendido y amado a la cultura japonesa: el pacifismo y el dejar de ser el pueblo guerrero que fue, acabaría con el espíritu de Japón.

Esto contrasta con China, donde el orgullo nacional, y la recuperación de valores culturales antiguos son muy importantes en la actual política de Pekín, verdaderamente imperial y muy similar en esos aspectos a la de las Eras Meiji, Taisho y Showa. (1850-1945)

  • Un desequilibrio demográfico: Japón es víctima de su propio éxito. El histórico aislamiento de las islas del Imperio del Sol le permitieron evitar epidemias y tener un medio ambiente más sano que el resto de Asia, donde han nacido las grandes pandemias como la peste negra, por lo que los japoneses siempre han tenido una esperanza de vida más alta que el resto de los pueblos asiáticos, con el alto desarrollo humano alcanzado tras la II Guerra Mundial, Japón es uno de los países con mayor esperanza de vida: 82 años en las mujeres y 80 en los varones, aparte de que los casos de personas que llegan a los 100 no son raros. Aunado a esto, se da una baja natalidad desde los años 70, impulsada por la inclusión cada vez mayor de la mujer en el mercado laboral, el elevado coste de la educación y de la crianza de los niños en general y la falta de tiempo de los padres para dedicarlo a los niños, lo que ha propiciado que de una población de aproximadamente 127 millones, el 25% sean personas de la tercera edad y esto empiece a afectar los terrenos económicos y también a la cuestión social. El sistema de pensiones, por ejemplo, se encuentra cada vez más presionado y amenaza con colapsarse, (lo que motivó que el actual Ministro de Finanzas de Japón: Taro Aso, haya dicho una declaración totalmente excecrable respecto a los ancianos: "que tengan un poco de vergüenza y se den prisa en morir" para no colapsar las finanzas públicas, olvidando que él tiene ya 72 años de edad y su Jefe oficial, el Emperador Akihito: 79.China entre tanto, cuenta con 1,300 millones de habitantes, también las décadas de la "política de hijo único" tendiente a evitar o limitar la explosión demográfica ha provocado una gran desproporción entre hombres y mujeres, así como una eventual baja de la población y el envejecimiento de la misma con los mismos problemas económicos para financiar pensiones y obtener mano de obra; sin embargo, el enorme número de habitantes, la flexibilidad que algunas provincias y las áreas rurales han adoptado en cuanto a política demográfica y una probable revisión de la misma bajo la entrante Administración de Xi Jinping prometen que el futuro no será tan negro en este rubro para China, lo que le permitirá tener una sociedad más joven y dinámica.
3.- ¿Habrá guerra entre China y Japón?

No lo creo. Ambos países son, por ahora, aliados de EUA, e incluso, en el caso de Japón, se trata de un portectorado o satélite de Washington; aunque hay que decir que poco a poco crece en el Imperio del Sol cierto sentimiento de revanchismo y de retorno al nacionalismo, y que busca incluso una nueva constitución que devuelva al Emperador algunas potestades ejecutivas y le permita volver a contar con una política propia de defensa y unas fuerzas armadas en toda la regla; en definitiva, romper con su dependencia hacia los intereses norteamericanos y revalorar su cultura propia, Japón necesita del amparo norteamericano como único contrapeso al creciente poderío chino.

Por otro lado, a EUA no le interesaría un enfrentamiento entre ambos imperios asiáticos, China es su mayor acreedor y tiene una economía igualmente importante para EUA, no desearía verse involucrado en ese dilema ni mucho menos, romper con China, que literalmente lo tiene agarrado de los bolsillos... y del cuello.

De igual manera, los empresarios y políticos de ambos imperios saben que no es nada recomendable el enfrentarse cuando China y Japón son uno del otro el primer socio comercial, y las empresas japonesas necesitan de la mano de obra y el mercado chinos, y China necesita del capital y el mercado japonés, por lo que tampoco será plausible un enfrentamiento en el corto plazo, ni en el mediano.

El problema sobre la soberanía que tanto la Ciudad Prohibida como el Palacio Imperial de Tokio tienen sobre las Islas Senkaku continuará, pero será empleado como herramienta, por ambos regímenes, para impulsar el sentimiento nacionalista y apelar a crear, en el caso de China, el pensamiento de que es necesario ejercer nuevamente el papel del hegemón asiático a fin de evitar un nuevo expansionismo japonés y por ello se busca por la propaganda recordar los terribles hechos de Nanking y toda la invasión de los años 30-40. De parte de Japón, servirá también como búsqueda de rescatar a los nipones del marasmo en el que se encuentran y volver a estimular en ellos el sentimiento de orgullo propio y buscar romper las ataduras que EUA y McArthur le impusieron tras la derrota de 1945, los japoneses, al menos sus dirigentes, desean retomar el puesto de contrapeso de China que históricamente tuvieron en el Asia medieval.

Como sea, esta rivalidad nos ilustra cómo el balance de poder cruza el Pacífico y vuelve a instalarse en Asia, como ha sido en la mayor parte de la Historia de la Humanidad.

24 de enero de 2013

UNA ULTIMA REFLEXION SOBRE EL AFFAIRE CASSEZ


El día de hoy se resolvió por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación la revisión del Juicio de Amparo promovido por la francesa Florence Cassez, tras la primera calentura, la verdad yo cuando opinaba al respecto sacaba al pequeño "Yagami Light" que llevo dentro (recuerden mi post sobre Death Note) o quizá impelido por el apoyo irrestricto que le daba a la presunta secuestradora el ahora ex-Presidente de Francia Nicolás Sarkozy, un personaje, que la verdad, me revuelve el estómago, lo mismo que su sucesor Francoise Hollande por su frivolidad y su actuar en Libia y su progresismo contra natura y actuación en Malí, respectivamente: el primer tipo pedía el respeto a las garantías procesales de su coterránea cuando arteramente se las negó a su otrora aliado y socio Muammar Ghaddafi cuando provocó su derrocamiento y asesinato, y el segundo ahora lanza una guerra en contra de aquellos mismos militantes que fueron apoyados por su país, por la OTAN y Occidente entero para derrocar al extravagante dictador, y que ahora, representan un peligro mayúsculo para todo el Norte de Africa y el Mediterráneo.

Pero ya basta de actuar y pensar como adolescente, porque a veces actúo como tal; una cuestión tan importante como la Justicia no puede ser valorada ni pensada desde el punto de vista de un adolescente dominado por las hormonas y un sentimiento apasionado e irracional, irascible y miope de la Justicia, o de lo contrario, como lo plasma el anime mencionado, nos convertimos en un Light que no es más que un psicópata antisocial centrado en una concepción gigante del yo y empezamos a hilvanar idioteces del estilo de "los criminales no tienen derechos" "las víctimas han quedado sin satisfacción" "No existe la Justicia" y pensamos en crear un Estado policiaco donde la "gente buena" vivirá en una Arcadia idílica protegida por la mano justiciera de un poderoso y benévolo gobernante, y para los malignos, imaginamos un infierno de tormentos y suplicios crueles, muertes lentas y dolorosas, y quien decide quién es bueno y merece el paraíso terrestre, o es malo y merece la muerte más horrenda posible, es siempre, quien pronuncia esas opiniones... en resumidas cuentas, el pensamiento y la conducta de un Stalin o un Hitler, (ambos, la verdad, nunca dejaron la adolescencia y su crueldad era la propia del radical joven de 16 años que es incapaz de ver grises y solo blanco y negro al tenor de sus preferencias y afectos) al final, no le concedieron la vida en Arcadia a nadie, salvo a ellos y sus lambiscones, para el resto, como todos eran sospechosos de ser malvados al no coincidir en sus opiniones, ópticas o ideales, les brindaron el más espantoso de los infiernos. 

Y es que en materia de derechos de las personas y de dignidad del ser humano, o todos somos o ninguno, no se puede que sólo a unos y los demás no, porque esos derechos que provienen de nuestra dignidad como seres dotados de razón y voluntad brotan de nuestra misma naturaleza, y no existe nadie en esta Tierra con la autoridad moral para colocarse por encima de todos y como Cristo en el Juicio Final, separar a las ovejas de los cabritos y quitarles a los últimos la naturaleza humana y condenarlos a la inhumanidad. Nadie, ni el Papa, ni Putin, ni Obama, ni Chávez o el que ustedes quieran, finalmente, la línea que separa a la "persona decente" del "criminal" muchas veces es tan delgada y frágil como una oblea de harina de trigo o una capa de hielo delgado y quebradizo, la persona que, en nombre de la Justicia es capaz de imaginar hacerle cosas horribles al "malo" demuestra en realidad estar listo para ser tan feroz como aquél y que solo necesita de un pequeño empujoncito para serlo, un "mal día" como dice el Guasón en el cómic The Killing Joke del genial Alan Moore.

La Justicia humana, por tanto, podrá ser falible y jamás será perfecta, pero aún así, debe hacer un esfuerzo por mejorar, ser perfectible como lo es el ser humano mismo. Así, creo ya sin apasionamientos y con la cabeza fría, tras haber visto los noticieros, escuchar y leer diversas opiniones, conocer más del expediente del caso y labrar mi razonamiento, he cambiado mi opinión sobre el asunto y ahora creo que la resolución dictada por la Primera Sala de nuestro máximo Tribunal, según el proyecto de la Ministra Olga Sánchez Cordero fue dictada lo mejor que  pudo ser, quizá no fue lo ideal, pero fue lo mejor.

¿Porqué? Antes de que me linchen y que digan que estoy a favor de la impunidad, por unas razones muy sencillas pero a la vez, muy difíciles de entender para la mayoría, incluso abogados, que han sido educados o adoctrinados para emitir juicios de acuerdo a lo que dicen los medios de comunicación y no de acuerdo a un razonamiento eminentemente jurídico, y que ahora mismo voy a explicar.


Primero: La Corte no estaba volviendo a juzgar a la señorita Cassez, estaba juzgando, en el entendido de que el Juicio de Amparo es un medio de control jurisdiccional de la constitucionalidad de los actos de autoridad, la actuación misma de las entidades que intervinieron en su detención y en su proceso penal: Procuraduría General de la República, la entonces existente AFI, Agencia Federal de Investigación, --burdo y tropicalizado remedo del FBI salido de las ocurrencias de Vicente Fox-- la Secretaría de Seguridad Pública Federal, hoy, gracias a Dios también extinta, y el Juez Federal de primera instancia que llevó el Juicio Natural, el Tribunal Unitario que conoció de la apelación o el Tribunal Colegiado que revisó la sentencia en Amparo.

Segundo: De todo esto, resulta que la actuación de las autoridades encargadas de la procuración de Justicia en el caso fue lamentable y gracias a ello, no tenemos algo importantísimo en todo proceso penal: CERTEZA JURIDICA, probablemente, jamás sabremos a ciencia cierta si Mademoiselle Cassez es culpable o inocente de los delitos de secuestro, extorsión y asociación delictuosa, dado que las autoridades, con su proceder, lo único que sembraron es la duda. Y ya desde el Derecho Romano existe un principio general jurídico que se cita con el aforismo in dubio pro reo, es decir, "en caso de duda, resolver lo más favorable al reo".

Recordemos un poco el contexto en el que se dió la detención de la francesa: La actual explosión de la violencia del crimen organizado en México, estallada durante el mandato de Calderón tuvo como inicios no el Narcotráfico, sino el negocio del secuestro y la extorsión ya desde la década de los noventa bajo el mandato del Dr. Zedillo, fue cuando aparecieron personajes terribles como Daniel Arizmendi, padre de la Mafia en el estado de Morelos, a quien se apodó "el mochaorejas" por su práctica de mandar la oreja de sus rehenes como "prueba de vida" a los familiares de las víctimas, o Andrés Calletri, "el mochadedos" por hacer lo mismo con tales extremidades, y finalmente la aparición de esta banda de "los Zodiacos" quehizo su actuación durante los años del (des)gobierno de Fox. Ante la oleada de secuestros, que se llevó la vida de los hijos de los ahora politizados --y descaradamente panistas y defensores del desastre Calderoniano-- activistas Alejandro Martí e Isabel Miranda de Wallace, la presión de la opinión pública llevó a Fox y su equipo de Seguridad, en el que destacaba el entonces Procurador, después embajador en Inglaterra y ahora flamante representante nuestro ante la corte Obamita en Washington, Medina Mora (¿recuerdan el boicott contra la BBC por la supuesta burla racista contra México? en realidad, según dice, lo que enfureció a Calderón fue el chiste en que los conductores del programa Top Gear hacían alusión a la pereza del ahora diplomático, por lo que el  mandatario salió a defender a su amigo evitando la transmisión de la televisora británica en México) a buscar dar golpes espectaculares, más después de la vergüenza representada por la fuga o liberación, del poderoso capo el Chapo Guzmán.

Así que ¿qué hicieron? pues detuvieron al líder de "los Zodiacos", a su novia, una inmigrante francesa, la hoy materia de controversia, y a miembros de su organización y liberaron a sus rehenes, pero como había sido por casualidad, (como la captura de la Barbie, que fue por una infracción de tránsito y luego nos dijeron que fue tras una sangrienta y terrible batalla, digna de ser cantada por Homero en la Ilíada) decidieron darle tintes de película épica de acción que mostrara la presteza, el entrenamiento y la capacidad de la policía federal mexicana, y para ello contaron con la inestimable ayuda del duopolio televisivo mexicano: TV Azteca y Televisa, así que, habiendo capturado a los mafiosos el día 8 de diciembre de 2005 en la carretera México-Cuernavaca y liberado a los rehenes el  mismo día, el día 9 llevaron a todos: víctimas y victimarios a un rancho propiedad del jefe criminal y simularon ante las cámaras un arriesgado operativo que fue transmitido en vivo y en directo por ambas televisoras.

Muchos dicen ¿y eso qué? eso no vulneró las garantías procesales de Florence Cassez, capturada junto con el mafioso por ser su novia y que se encontraba en el rancho (en realidad en la carretera junto al delincuente)  el que hayan actuado después no anula el testimonio de sus víctimas y el resto de las pruebas... lamentablemente sí las afecta, si la detención fue un montaje, entonces, todo el proceso PUEDE serlo también, queda sembrada la primera duda. Si resulta que las declaraciones de las víctimas fueron preparadas y ellos declararon en realidad actuando, tras dos horas de ensayos, como se acreditó ante la Corte, y que los propios detenidos, con la gala incluida, lo mismo, bajo amenazas o promesas de clemencia por las autoridades, eso no genera certeza, como tampoco las contradicciones entre lo dicho por las víctimas de secuestro ante las cámaras y lo expresado en las actuaciones del Juicio. En unas, señalan a la Cassez casi como la verdadera jefe de la banda, en las segundas, que ni sabían quién era puesto que ni la habían visto durante su cautiverio. Ahora, uno de los rehenes de los Zodiaco tacha de "porquería" a la Suprema Corte, y me pareció curioso que en vez de continuar la lucha por medios jurídicos, quejándose ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, misma que con el "Caso Radilla" sentó las bases para la reforma constitucional de 2011 en materia de derechos humanos y volcase nuestra constitución hacia el Iusnaturalismo después del más acartonado y formalista positivismo kelseniano que se había seguido desde 1917 en la materia, para plantear un interesante precedente a favor de las víctimas y que pusiera por encima al fondo sobre las formas procesales, no, anuncia que se va de México y no quiere saber nada de esta tierra que le vio nacer ¿seguro que es su indignación o es la amenaza y la presión de sus "rescatadores" a fin de que los encubra?

Estas prácticas no son nuevas, ni México es el único país en que ha sucedido algo así para poner en alto el nombre de la policía y encubrir sus deficiencias, ¿recuerdan la película En el Nombre del Padre con Daniel Day-Lewis y el finado Peter Postlewhite? La misma relata los hechos verdaderos ocurridos en Inglaterra en los años 70, en que unos jóvenes irlandeses y sus familias enteras fueron acusadas de ser una célula del Ejército Republicano Irlandés que cometió un atentado con bomba en un restaurante londinense; al no dar Scotland Yard ni el MI-5 con los responsables, agarraron a los primeros celtas con los que se toparon y mediante presiones, soborno a testigos y torturas, lograron endilgarles el crimen; así los policías y agentes obtuvieron ascensos, medallas y hasta títulos de nobleza, mientras que las familias inculpadas, con niños incluidos a los que acusaron de ser mandaderos del grupo terrorista, languidecían en prisión; años después la verdad salió a relucir, los inculpados liberados y los "agentes de la Ley" verdaderos incompetentes y sacos de corrupción, ingresaron en su lugar a la cárcel, despojados de títulos y honores. Ahora mismo, el canal "Investigation Discovery" muestra que en Estados Unidos es una práctica común lucrar con la administración de Justicia y convertirla en espectáculo para un público morboso, pagando a policías, víctimas y testigos para que narren y hasta reconstruyan el proceso penal con el que llevaron a las rejas al "Destazador de Milwakee" o algo así, o se simulan pesquisas en que un supuesto escritor o detective privado consulta a un supuesto preso ex-asesino serial para dar con los responsables de cortar gargantas en Missouri, o se ha llegado al extremo de que estrellas de Hollywood como Steven Seagal a quien el alcalde de su pueblo natal le ha dado un ridículo nombramiento de "policía honorario" participe en redadas, operativos y detenciones de ladronzuelos de poca monta como si fueran peliculas suyas, yo no dudaría en cuestionar la legalidad y el respeto a los derechos de los detenidos por el fanfarrón actor, o en los procesos en que un canal televisivo que ve en la Justicia Penal un medio de diversión ha metido sus cámaras y pagado dinero a cambio de acceso.

Tercero: ¡La Corte debió declarar la reposición del procedimiento! Reclaman airados algunos... yo pienso que no, que estuvo bien la declaratoria de conceder el Amparo en forma lisa y llana, ¿por qué? por dos cosas: 1.- El procedimiento estaba viciado desde el inicio, 2.- Se está mandando un mensaje duro y directo en contra de las Procuradurías y Policías, y también a los medios, lo que motivará se hagan reformas tanto legales como técnicas en el desempeño de estas entidades y en la intromisión de los últimos en torno a las cuestiones de Justicia Criminal.

Así, si la detención no fue más que una especie de episodio telenovelero producido por Televisa y la Secretaría de Seguridad Pública, este hecho contamina todas las secuelas procesales siguientes, desde la Averiguación Previa, y por supuesto, al Juicio Penal en sí mismo, con lo que no puede sostenerse que el mismo llevó al descubrimiento de la verdad y a acreditar la plena responsabilidad de Florence Cassez en la comisión de los delitos que se le imputan; el declarar la libertad de ella, no es porque se estime que la misma es inocente de todo delito, pura e inmaculada, sino que su presunta culpabilidad no quedó demostrada ni puede desprenderse de un proceso plagado de errores y sobre todo, de vicios, de un inicio doloso en el que se buscó mostrar mediáticamente la supuesta eficiencia de unas autoridades policiacas y que montaron todo un espectáculo para darle base; no se puede sostener un proceso si el mismo se edifica sobre una mentira o una simulación, las consecuencias son de tal grado que probablemente nunca sabremos con certeza y seguridad si Florence Cassez fue culpable o no, si simplemente pasaba la noche ahí en el rancho de su pareja sentimental que la tenía engañada, o bien, era plenamente consciente de las actividades delictivas de éste, o bien, era incluso hasta cómplice.

Y esto incide directamente contra los medios de comunicación: ellos, bajo los doce años del PAN, gozaron de un poder inmenso y ante ellos se presentaban con fanfarrias los detenidos de la "Guerra contra el Crimen" de Calderón, ellos condenaban y absolvían ante la opinión pública antes que los tribunales, ellos han formado las opiniones y el ambiente de linchamiento ahora existente no sólo en contra de la francesa, sino en contra de la Suprema Corte, pues ya habían juzgado y condenado a la Cassez desde el mismo momento en que se prestaron para hacer el teatro del falso operativo.

El mensaje es contundente: cada averiguación, cada proceso penal debe hacerse según el mandato legal y respetando las garantías constitucionales, de lo contrario, no se logrará la certeza jurídica y se estará en riesgo o de encarcelar inocentes o también, de darle posibilidad a los culpables de salir libres. Esto no debe volver a pasar nunca más.

Cuarto: ¿Y la Justicia para las victimas del secuestro? En este caso, los verdaderos culpables tienen nombres y apellidos: EDUARDO MEDINA MORA, DANIEL FRANCISCO CABEZA DE VACA, VICENTE FOX QUESADA, FELIPE DE JESUS CALDERON HINOJOSA y GENARO GARCIA LUNA, estos últimos porque teniendo la oportunidad de regularizar todo, no lo hicieron, sino que contribuyeron al encubrimiento de las porquerías y artimañas de la administración anterior, todo para no socavar el supuesto prestigio de las instituciones que ellos mismos se encargaron de dañar y ensuciar.

Si las víctimas quieren Justicia, a quienes deben perseguir y denunciar es a estos personajes, porque no solo vulneraron a los derechos de Cassez, vulneraron, principalmente, a los derechos de los ofendidos por el secuestro. No puede ser posible que alguien exija Justicia ante la autoridad y ésta, en vez de ofrecerle la persecución y el castigo para sus victimarios, le ofrezca una mera escenificación ni que el dolido se manifieste conforme con la mentira que le proporcionen para que se quede contento y callado y se le engañe haciéndosele creer que la autoridad ha hecho su trabajo cuando no ha sido así.

Finalmente: yo no puedo decir si Florence Cassez es culpable o inocente, nadie puede hacerlo y menos cuando todo es una construcción de medios, desgraciadamente, estos y las autoridades se encargaron de echarnos a perder el instrumento que podía determinar su responsabilidad o inocencia e imponerle el justo castigo o absolverla: el proceso penal, ellos mismos lo destruyeron, lo dejaron descompuesto e ineficaz.

Un abogado que se precie de serlo, y toda persona con criterio debe pensar con seriedad y frialdad las cosas y razonar qué hay detrás de lo que presentan los medios: no debemos creer que fulano o sutano es inocente o culpable porque nos lo dice Paty Chapoy o nos lo dice López Dóriga o lo opina Carmen Aristegui, ni mucho menos, de inmediato, pensar que solo los "buenos" merecen el amparo de la Ley y el reconocimiento de su dignidad y sus libertades, mientras que contra los "malos" procede el furor de los más severos anatemas y cualquier crueldad es poca, eso es ir más allá de los límites de la Justicia humana y colocarse en un papel divino que evidentemente le queda grande a cualquiera, en serio, les recomiendo vean el anime Death Note, y comprenderán que en vez de ser un inmaduro y simple Yagami Light, mentiroso e hipócrita, según él inspirado en la Justicia, sino que debemos ser más bien como L, Near y Mello, y buscar siempre y defender que la verdad impere sobre la mentira y los engaños, hacerlo es el camino para encontrar la verdadera Justicia.


22 de enero de 2013

ISRAEL: EN CAMINO HACIA EL FASCISMO



El Estado de Israel, aún sin Avigdor Lieberman, que afortunadamente no se ha presentado como candidato al puesto de Primer Ministro, ha iniciado un proceso de radicalización que, la verdad, no sorprende a nadie, todo mundo ya lo veía venir desde que los más moderados Laboristas perdieron la carrera contra el Sionismo extremo desde la muerte de Isaac Rabin a manos de los propios Judíos radicales que le asesinaron por buscar la paz con los Palestinos. Desde Ariel Sharon, los radicales se han adueñado de la vida política del Estado Judío, o más bien, la recuperaron tras el leve destello de esperanza que significó Rabin, y no solo están dispuestos a continuar con su política de asentamientos en los territorios palestinos incumpliendo con las resoluciones de la ONU de 1948 y 1967, ni a continuar con las constantes agresiones contra la población civil palestina en Gaza, sino que, incluso, al interior están dirigiendo la mutación de Israel a un verdadero Estado militarizado, una sociedad de espartanos y además sustentada en el racismo que, valga la ironía, parece más inspirada por Hitler que por el Antiguo Testamento.

Esto, por supuesto, si bien tiene que ver con el Sionismo, en cuanto a que el mismo es una ideología nacionalista y secularista extrema, también tiene que ver con la evolución del Medio Oriente a un entorno mucho más hostil de lo habitual, y el hecho de que Obama está siendo bastante menos favorable al Estado Judío que sus antecesores Republicanos y Demócratas, y la Primavera Arabe, que, apoyada por Occidente, está llevando al poder a regímenes islamistas, además de que Irán, pese a las sanciones internacionales, no ha cejado en su programa nuclear ni en la modernización de sus Fuerzas Armadas, ni tampoco, ha quedado aislado, por el contrario, hoy la potencia persa es más fuerte que en ningún otro momento desde 1979, todo lo cual pone en peligro la supremacía israelí en la zona.

Así, aunque Lieberman no se haya presentado a la campaña electoral, en lo que se repone de las acusaciones de corrupción en su contra (probablemente fundadas) han aparecido otros líderes igualmente peligrosos, como son, además de un Benjamín Netanyahu, ahora completamente desbocado en su discurso bélico, feroz e intolerante, el millonario Neftalí Bennett, o la militar Miri Reguev, ambos, además de prácticamente postular el exterminio definitivo de los Palestinos, están planteando también el efectuar una limpieza étnica al interior de Israel, dirigida en contra de los Judíos Negros: los Falasha étiopes y los Lemba sudafricanos, que en tiempos recientes, huyendo de la inestabilidad y la pobreza del Continente Negro, han ido a Israel en busca de oportunidades, e incluso, durante los años 70, el Gobierno Israelí decidió en su momento sacar de Etiopía como refugiados a varios de los étiopes, quienes llegaron a Tel Aviv esperando encontrar en sus hermanos de fe una esperanza y la integración en un Estado Judío, visto como la realización de las promesas bíblicas.

No ha sido así, los Judíos Negros, por el contrario, han encontrado en sus supuestos correligionarios el rechazo, la pobreza, la discriminación y el maltrato, y ahora, amenazas de exterminio.

Y es que los Judíos Negros son incómodos para los Sionistas por muchos aspectos, tales como:


  • Para los secularistas, los Judíos Negros son prueba de la veracidad histórica de ciertas historias bíblicas y tradiciones ligadas a ellas que se han pasado negando, como por ejemplo, los amores de Salomón con la Reina de Saba, de los que nacería Menelick I, primer Emperador de Axum, hoy Etiopía, y quien, tras haber sido electo como monarca único de las diversas tribus africanas que conformaron la Nación, se llevó al país a sacerdotes y rabinos judíos que instruyeron y convirtieron al pueblo a la fe de Moisés y Abraham, esto queda reflejado en el pasaje de los Hechos de los Apóstoles en que San Felipe bautiza a un eunuco de la corte étiope al que se encuentra en el camino, mientras éste venía leyendo el Antiguo Testamento, en ningún momento se dice que el africano fuera gentil o pagano, sino que queda claro que tenía religión judía; esta circunstancia facilitaría la conversión de Etiopía al Cristianismo, aunque Monofisita (creen que Cristo tiene únicamente naturaleza divina y nunca adquirió la humana) en los siglos III y IV, salvo una minoría, los "Falasha", en cuanto a los Lemba, se cree que vienen de una migración desde Etiopía de un grupo de los primeros que se fue hasta el sur del continente. Esto además, refuerza la idea de que efectivamente en una Iglesia de Etiopía se resguarda la famosa Arca de la Alianza, y que los templos cristianos étiopes se diseñen con el modelo del templo de Salomón, con réplica del arca incluida, entre tanto, en diversos monasterios del país africano se exhiben objetos litúrgicos presuntamente provenientes del Primer Templo, y que junto con el arca, fueron enviados por los últimos reyes de Judá a sus parientes Salomónidas, a fin de evitar su captura o destrucción a manos de los Babilonios en el siglo VI a.C.
  • Para los Judíos Ortodoxos o practicantes, los Falasha y Lemba africanos practican un judaísmo mucho más apegado al original o veterotestamentario, sin el Talmud ni las doctrinas que después de Cristo los Fariseos implantarían como la interpretación correcta de la doctrina, ni supersticiones tales como la Cábala. Son por tanto, una muestra de la verdadera raíz bíblica de la fe, o de la que alguna vez fue la "Iglesia Mosaica" como dicen los Tradicionalistas Católicos, ante el que el Judaísmo actual queda como una herejía o una religión ya nada parecida a la fe seguida por Moisés, David y los Profetas antiguos.
  • Para los Sionistas, la existencia de Judíos Negros golpea directamente la idea de que los Judíos forman una raza o un pueblo específico y que eso justifica el nacionalismo; por el contrario, esto demuestra que el Judaísmo, nacido entre los Hebreos, aun en tiempos tan tempranos como el reinado de Salomón habría tenido una vocación universal y se habría extendido en diversas tierras y adoptado por diversas gentes: africanos, bereberes (como Tariq, el conquistador de España, que antes de ser musulmán pertenecía a una tribu argelina de religión judía) e incluso la mayoría de los que conforman la población del Israel actual: Judíos Azkhenazi, provenientes de Europa Oriental y que son de ascendencia Khazara, Eslava y hasta Germánica sin ascendencia Semita alguna y convertidos a la fe de los Patriarcas hasta el siglo VIII d.C.; simplemente, ¿sabían que los actores Kirk y Michael Douglas son Judíos? pues sí, son judíos de religión, pero si se ve su procedencia, se encontrará que el hoy anciano Kirk descendía de inmigrantes Judíos Lituanos llegados a EUA, y aunque siguiera la Ley de Moisés, lo más probable es que genéticamente sea más escandinavo que Carlos XVI Gustavo de Suecia (de ascendencia francesa) por lo que en la Alemania Nazi quizá se habrían impactado de encontrar a aquel Judío más germánico que Hitler, tan es así que es de recordar aquél clásico del cine en que Douglas interpretó a la perfección a un jefe vikingo. El que quede develado esto por los Judíos Negros (mientras Holywood ha ayudado a crear en el imaginario popular la idea de Judíos bíblicos con cabellos rubios y rasgos anglosajones) echa por tierra toda justificación para un Estado Judío, y en cambio, refuerza la idea de que se puede ser de esta religión y a la vez Mexicano, Alemán, Argentino o Ruso sin tener lealtades para un Estado confesional como es el Estado de Israel.
Sin embargo, los proyectos de destrucción y expulsión de los Judíos Negros derriban otro de los mitos sobre los que se funda el Estado de Israel: su carácter de eternas víctimas de persecuciones y del Holocausto. Ahora resulta que Abel se transforma en Caín y ya no solamente planea acabar con los Palestinos, sino con los incómodos Africanos, ¿no queda claro que estamos ante un Estado que sigue políticas racistas de segregación y limpieza étnica? ¿no es acaso merecedor de sanciones económicas y de un embargo de armas como lo fue la Sudáfrica del Apartheid? ¿No es acaso un Estado terrorista y violento dirigido por fanáticos, mucho más peligroso que Irán?

Israel no es una avanzada de Occidente ni un Estado Democrático rodeado de regímenes dictatoriales o teocráticos, sino que también lo es, y es el peor problema de Occidente: su implantación fue un error histórico y ha sido la principal razón de resurgimiento del Islam político; sin Israel, el Islam muy probablemente habría ido languideciendo lentamente y pasado a un segundo plano en sociedades secularizadas; por el contrario, el Islam se fortaleció entre los pueblos de Medio Oriente como factor de unidad y de contraste contra un Israel secularizado (y que de hecho, hoy aparece hasta como un paraíso gay: la vida casi permanente en los cuarteles ha contribuido a la promiscuidad y a la homosexualidad entre los jóvenes judíos, hombres  mujeres por igual) y portador de mucho de lo que ellos ven como vicios occidentales.

Si Israel inicia con políticas radicales agresivas ya no solo dirigidas contra sus vecinos Palestinos y hostilidad contra los demás países musulmanes de la región, sino contra personas a las que les ha otorgado su ciudadanía con base en su religión, la Comunidad Internacional debería romper con él y sancionarlo. 

Yo insisto, el verdadero aliado que podría tener Occidente en Medio Oriente contra el radicalismo musulmán Sunnita y sus ansias imperiales debería ser Irán y no Israel, pero en fin... nuestros dirigentes han estado pensando al revés desde 1979.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Violaciones en la India:


Gracias a las redes sociales se está sabiendo que en la India las mujeres, (y muchos hombres) son concebidas como meros objetos de placer y la violación tumultuaria de ellas es un deporte nacional más practicado que el polo, el cricket o el parkáse en el subcontinente; pero ¿es realmente de extrañarse eso? los hindúes fueron probablemente la primer sociedad hipersexualizada de la Historia, donde los excesos en la materia tienen hasta una concepción hasta sagrada (el famoso libro Kama-Sutra, por ejemplo, tiene un carácter religioso) y abundan antiguas joyas arquitectónicas de templos hinduístas profusamente decorados con esculturas que representan escenas pornográficas, como se ve en la imagen.

Si ahora la sociedad y las autoridades de la India, camino de ser una de las nuevas potencias, quieren a la vez avanzar más hacia la civilización y así como han estado intentando superar el discriminatorio Sistema de Castas, en lo que todavía les falta mucho por lograrlo, como una vía para lograr una mejor distribución de la riqueza y de mejorar el nivel de vida, otro paso para ello será el que sus habitantes adquieran un mayor orden en su vida en este aspecto y se eleve la dignidad de las mujeres hindúes. No será nada fácil, no se pueden terminar con milenios de prácticas y concepciones culturales más que arraigadas a golpes legislativos o sentencias judiciales. Eso implicaría un cambio radical de cosmovisión y concepción de la persona: la conversión al Cristianismo, tan temida por las élites privilegiadas de la India que ha llevado a ordenar persecuciones regionales, significaría un cambio definitivo.

Es curioso que en la India la gente se esté hartando de los vicios del Paganismo, y que en Occidente, estemos cada vez más inmersos en ellos... el mundo del revés, sin duda.

21 de enero de 2013

OBAMA, SEGUNDO MANDATO


El día de ayer, el Presidente de Estados Unidos, Barack Hussein Obama rindió la protesta constitucional (a diferencia de Hugo Chávez en Venezuela) para iniciar el ejercicio de su segundo mandato al frente del Poder Ejecutivo norteamericano, a pesar de que ha sido reelegido y que es el Presidente en funciones, el día de hoy se repetirá el acto en público, por haber sido el 20 de enero domingo, en una fastuosa y costosísima ceremonia que atraerá multitudes a la capital: Washington, sin importar que el país esté a punto de un colapso financiero, pero que es necesaria para que el Presidente reafirme su imagen mesiánica y providente con la que ha ganado las dos elecciones y atraído las simpatías de miles alrededor del mundo sin haber hecho nada que realmente merezca tal culto, salvo haber roto con el tabú racial originado desde la Colonia en que los africanos eran usados como esclavos en las posesiones británicas de Norteamérica, y aún después de la Independencia siguieron sometidos a ella y posteriormente, discriminados brutalmente hasta hace cincuenta años en que se les abrieron las puertas a la igualdad de oportunidades.

Obama, o Barry Soetoro, como he dicho en una entrada anterior, sigue siendo un enigma, una interrogante y un perfecto desconocido del que ni siquiera hay certeza sobre su verdadero nombre, su lugar de nacimiento o sus antecedentes académicos sobre los que se ha tendido una cortina de opacidad y leyenda creada por el propio mandatario y su equipo, pero ha sido un hombre extremadamente hábil e inteligente para moverse en los trasiegos de la política norteamericana y que brincó del anonimato a encabezar a la todavía primer potencia mundial en menos de diez años y mantenerse en esa posición pese a que su mandato se ha caracterizado por desaciertos y tibieza, o de plano, por la adopción de medidas que tendrán repercusiones que marcarán el futuro de Estados Unidos, eso sí, pues no puede negarse en modo alguno la trascendencia que la "Era Obama" tendrá para la república del norte, aunque dicha trascendencia quizá no sea del todo positiva para ella. 

Mucho de ello se ha debido que ha sabido aprovechar como nadie las debilidades y los errores de sus adversarios; ha leído correctamente la situación de los Republicanos que por el momento no cuentan con un liderazgo reconocible y efectivo: los que se han apuntado a ello: Palin, Santorum, Gingrich o Romney, no han demostrado ser ni medianamente capaces de ganar popularidad ni exponer un programa coherente que los aleje de la pesadilla bélica significada por el mandato de Bush Jr., son además, rehenes de los Neoconservadores, a los que Obama, hay que decirlo, ha contentado pues ha seguido con su intervencionismo militar en Medio Oriente y ahora plantea el reforzar las defensas navales en el Pacífico ante el surgimiento de China como poder militar y el renacimiento de la Armada Rusa. De igual manera, Obama ha aprovechado la transformación étnica de EUA y obtuvo el mayor apoyo de los Hispanos y Negros, mientras que en el debilitamiento de los Republicanos es posible ver un reflejo de la decadencia de los Anglosajones y su descenso demográfico como núcleo de la sociedad norteamericana.

Así, aprovechó la coyuntura de la matanza de la escuela Sandy Hook en Connecticut para lanzarse contra uno de los puntos más débiles y equivocados de los Conservadores Norteamericanos (quienes indudablemente han tenido fortalezas y puntos positivos, como su defensa de los no-nacidos o de la familia natural): su defensa del derecho a la libre tenencia y portación de armas, lo que ha demás ha sido una de las características más propias de los WASP (White Anglo-Saxon Protestant) desde la Independencia, lo que hace con bastante hipocresía, no porque, como acusa la Asociación Nacional del Rifle, sus hijas gocen de la protección de guaruras armados del Servicio Secreto, algo bastante normal y entendible en todos los países, salvo que se sea tan hiperdemagogo y súperpopulista como José Mújica, Presidente de Uruguay, sino porque hasta hace poco, Obama consintió, sino es que fue parte del ya tan conocido operativo "Rápido y Furioso" por el cual el propio Departamento de Justicia de su gobierno, encabezado por Eric Holder, amigo del Presidente y que  continuará en el Gabinete, con completa impunidad, vendió armas de asalto a los cárteles de la droga mexicanos, cosa que hemos sufrido en nuestro país, para ahora salir con poner controles y prohibir la venta de armas largas que hasta ahora se podían conseguir hasta en autoservicios.

Sin duda, la prohibición a la venta de armas de asalto, y la puesta en marcha de controles para el comercio de cargadores y un sinnúmero de restricciones para los demás tipos de armamento, así como medidas como incrementar la cobertura de salud en cuestiones psiquiátricas y psicológicas, son correctas, sin embargo, Obama no las plantea porque realmente busque una mayor seguridad para la ciudadanía y romper con la plaga de alta criminalidad y los "loquitos" que ya son toda una tradición en nuestro vecino del norte, lo hace por aprovechar la coyuntura para una finalidad política: arrinconar y aniquilar a los Conservadores, y en específico, a los Republicanos a quienes, hábilmente, ha echado la culpa de todo: de los cracks bursátiles, de las especulaciones financieras, de la crisis económica, etc. obviando que fue Bill Clinton quien sentó las bases de la crisis con su tasa del 0% de interés a los créditos como forma de estimular el consumo y levantar a la economía, en los años 90, por el contrario, mientras los Demócratas se exhiben como heróicos patriotas, los Republicanos son mostrados como los villanos del cuento.

Internamente, y como ya en otro lado lo había comentado, Obama ha sabido deshacerse muy bien de los Clinton, quienes ya no le son útiles y en su momento fueron presentados como sus mentores y sus guías, hoy en día, ya posee en sus manos el liderazgo efectivo del Partido Demócrata y acabó con el cacicazgo que el ex-mandatario ejercía dentro del instituto político, precisamente, aprovechando los notorios errores de la esposa de éste en la Secretaría de Estado que culminaron con el linchamiento del embajador Stevens y su staff en el Consulado de Benghazi, Libia.

Así, como hemos visto, "Soetoro el afortunado" ha contado con la gran suerte de que si bien él ha sido desacertado, sus rivales han cometido errores peores y él ha contado con la habilidad para prosperar por encima de ellos, así como la alianza de los medios de comunicación y la farándula con la que puede magnificar los errores o defectos de los contrarios y minimizar o justificar los propios.

Hoy, en estos fastos de la toma de posesión de su segundo mandato, vemos que Obama lanza unos mensajes bastante claros: será una fiesta, en primer lugar, de los inmigrantes hispanos y los afroamericanos, que le han llevado y mantenido en el poder, desde quien le toma el juramento: la Ministra portorriqueña de la Suprema Corte de Justicia, a quien él elevó a dicho puesto, al cantante, de la misma procedencia Marc Anthony que ha participado en la organización y selección musical del evento, pasando por la cantante de color Beyonce Knowles, (con lo que no está llamando a la integración y a la unidad nacional de EUA, sino, por el contrario, marca la separación entre el "nuevo" EUA de los inmigrantes en oposición al "viejo" país de los WASP, lo cual es empezar a jugar con el fuego de las tensiones étnicas) después, una fiesta de los progresistas norteamericanos que desean un Estados Unidos al estilo del (fallido) modelo europeo: sexo libre, aborto, drogas y Estado paternalista que con subsidios y su intervención libere de la pesada carga de la responsabilidad personal a todo el mundo sin importar el costo.

En este aspecto, cabe recordar a Tocqueville, cuya obra Democracia en América erróneamente ha sido siempre mostrada como un elogio de dicho pensador francés al sistema político norteamericano: no es así, es un estudio muy serio del mismo en el que el galo no se detiene en señalar, ciertamente, puntos que le parecen positivos y los alcances del régimen implantado con la Constitución de Filadelfia,  --y hemos de recordar que el EUA que Tocqueville conoció, en 1830 era muy distinto del actual: el país aún era percibido como débil, pues no sería sino tras derrotar a México en la Guerra de 1848 que empezaría a mostrarse como una potencia emergente, y su sistema era más bien aristocrático, controlado por los "Caballeros Virginianos" herederos de los líderes independentistas, y mantenía una identidad y una tradición, incluso política de sabor genuinamente británico, pues no sería también sino hasta la década de 1840 que empezaría a recibir oleadas de inmigrantes, con los Irlandeses que huían de la hambruna en su tierra,--  pero también señala los peligros, las limitaciones y los defectos del sistema. Así, en una muy sabia y profética sentencia de su libro, dice lo siguiente respecto a los riesgos que representa una Democracia, que luego, justificándose en buscar el "bienestar del pueblo", no termine ahogándolo, como un padre sobreprotector a sus hijos:

"¿Qué importa, después de todo, que haya una autoridad siempre en pie, que vele para que mis placeres sean tranquilos, que camine delante de mis pasos para apartar todos los peligros, sin que tenga yo necesidad de pensar en ellos, si esa autoridad, al mismo tiempo que quita las menores espinas a mi paso, es dueña absoluta de mi libertad y de mi vida; si monopoliza el movimiento y la existencia hasta tal punto que hace necesario que todo languidezca en torno a ella, cuando ella languidece, que todo duerma cuando ella duerme, que todo perezca si ella muere? 

Esperemos por tanto, que los que ahora reciben a Obama como salvador y aplauden su política, no se den de topes en algunos años tras las consecuencias de su mandato; por lo pronto, los tiene tan endeudados hasta el cuello como López Portillo nos tenía a nosotros en 1982... la Historia nos dirá prontamente qué es lo que sucede, e incluso, si el afroamericano no busca, mantenerse en el poder más tiempo de lo actualmente permitido. Solo esperemos y observemos.

17 de enero de 2013

MALI, LA PRIMERA GUERRA DEL 2013



Como en un cuento de hadas, hace mucho tiempo, durante los siglos XIII a XVI de nuestra era, existió en Africa un poderoso imperio que ocupaba las orillas al suroeste del Desierto del Sahara, sus habitantes eran de raza negra, de etnia bantú y distaban mucho de ser comunidades de cazadores vestidos con pieles de leopardo como los prejuicios victorianos y racistas verían a los africanos en forma tradicional desde el siglo XIX,  (De hecho existieron otras civilizaciones negras bastante importantes: las ciudades-estado comerciales de los Swahili en el este africano, con la más famosa: Zanzíbar, el Imperio Zulu en los siglos XVIII y XIX en la hoy Sudáfrica, el Reino de los Faraones Negros en Nubia, la Etiopía judía y cristiana, regida por los Salomónidas desde el 980 a.C. y hasta los años setenta del siglo XX, y el Gran Zimbabwe en el sureste) no, se trataba de un pueblo con élites refinadas y cultas que habían creado una cultura bastante original y que habían asimilado algunas influencias del Mundo Mediterráneo situado al norte y del Medio Oriente, de donde habían recibido al Islam.

Aquella civilización hoy desaparecida y poco conocida debido al escaso interés que le prestan los historiadores occidentales era el Imperio de Malí, que para aquellos siglos era, probablemente, el Estado más rico de todo el Occidente de Europa y Africa. Su capital, de la que se hablaba en aquella época como un lugar fabuloso y lleno de riquezas era la ciudad de Timbuctú, aun hoy sinónimo de lugar remoto y escondido, lo que sí, y como muestra de ello, historiadores de la Economía han hecho estimaciones y han llegado a la conclusión de que su más grande Emperador: Mansa Musa I, (abajo, en la imagen) que murió hacia el año 1331 ha sido el hombre más rico del segundo milenio después de Cristo, con una fortuna personal (y que en mucho era también el tesoro público de su Estado, dado el concepto patrimonialista de su monarquía) que ascendería a $400,000 millones de dólares actuales.


La clave de esa riqueza estaba en que Malí era el enlace entre el Africa Negra y el Mediterráneo, y que todas las grandes abundancias de Africa pasaban por sus mercados y por la gran vía de comunicación que significó el Río Níger: marfiles, frutas, textiles, pieles, animales exóticos, sal, oro y diamantes, maderas finas, café, algunas especias y también el fabuloso negocio de los esclavos, --mismo que no fue una lacra impulsada por los europeos, sino una práctica de los propios africanos: los prisioneros de guerra y los deudores de entre ellos eran esclavizados y comprados y vendidos entre las diferentes tribus y reinos desde tiempos lejanos, nutriendo la servidumbre de Faraones, Reyes Babilonios y Persas, Emperadores Romanos y posteriormente Califas Musulmanes; posteriormente, Portugueses, Españoles, Ingleses, Franceses y demás potencias colonizadoras entrarían en el enjuague que ya era milenario para cuando voltearon hacia el "Continente Negro"-- y devengaba grandes ingresos fiscales para sostener la fastuosa corte Maliense, la construcción de monumentales obras públicas como mezquitas, fortalezas y palacios (algunos quedan en pie, como se ve abajo)  y un poderoso ejército que defendía las rutas comerciales.


Gran parte de esas rutas comerciales, en especial las que iban hacia el norte, hacia el Mediterráneo, a Marruecos, Argelia o Túnez, donde, en sus puertos, los productos africanos eran comprados por Venecianos, Aragoneses, Romano-Orientales, Sicilianos, Pisanos, Genoveses y Napolitanos estaban en manos de los Tuareg, un pueblo bereber (de raza blanca) nómada y también musulmán que recibían su nombre ("embozados" en lengua bereber) de que llevan la cara tapada com un velo para evitar respirar el polvo del desierto, la relación entre los Malienses, negros, sedentarios y refinados, con este pueblo nómada de comerciantes y contrabandistas, guerreros y ladrones, rudos hijos de las dunas, siempre fue de amor-odio y de mutua interdependencia: si bien los Tuareg podían atacar poblados en expediciones de saqueo dentro del Imperio, éste les necesitaba como aliados contra tribus del desierto enemigas o como distribuidores del importante comercio que era la base de la prosperidad del Estado africano, sin embargo, los Tuareg jamás fueron súbditos de la corona Maliense, pero sí sus socios, y ocasionalmente, enemigos.

Al finalizar el siglo XVI el Imperio de Malí entró en decadencia: el descubrimiento de América y el comercio transatlántico hicieron que ya no fuera tan importante para los europeos el obtener los productos que podían encontrar en Africa, excepto, claro, el comercio de esclavos negros, cuyo monopolio también perdió Malí al aventurarse los europeos más al sur y entrar en contacto, por ejemplo, con los Ashanthi, otra tribu africana, más meridonial que pronto se asoció a los Portugueses en tan infame mercado y depredó a las poblaciones malienses para surtir las necesidades crecientes de los Lusos y Británicos que necesitaban mano de obra barata para las plantaciones y minas en América. La pérdida, por tanto, de ingresos, se reflejó en el empobrecimiento del Imperio, la esplendorosa Timbuctú perdió población y la capitalidad, a la par de que se dieron guerras entre los nobles y se engrandeció el vecino Reino de Songhay que llegó a apoderarse de lo que quedaba del menguado imperio.

Finalmente, vino el colonialismo francés, los Galos se apoderaron de Argelia en 1830 e inmediatamente marcharon hacia el sur, convencidos de llevar consigo la civilización, la "carga del hombe blanco" como la denominaría Rudyard Kipling, y conquistaron con facilidad el Occidente Africano, incluyendo lo que alguna vez fueran los orgullosos dominios de Musa, y absorbiendo a los Tuareg; estos, que jamás se habían inclinado ni ante la magnificencia de Musa y sus herederos, estuvieron también muy lejos de someterse al dominio parisino de Carlos X y después Napoleón III y la Tercera República, plantaron cara a los europeos y ofrecieron una tenaz resistencia; los franceses crearon el legendario cuerpo de la Legión Extranjera, tan míticamente retratada por el cine y la literatura: dirigida por oficiales francos, se trata de una parte del ejército compuesta por voluntarios no franceses que se enlistaban a cambio de un salario y un plan de retiro al terminar el servicio: la Legión, como es sabido, se llenó con rufianes de todo el mundo, prófugos de la justicia en sus países de origen, indigentes dispuestos a matar y a morir por un pan y un techo, africanos de las más diversas tribus desarraigados de las mismas ante la depredación colonial europea, bohemios y dolidos por el desamor, aventureros impulsados por el romanticismo de la época y mercenarios carentes de escrúpulos, que lucharon valientemente contra los no menos aguerridos nómadas sin conseguir someterlos ni convertirlos en sedentarios: lo que más valoran los Tuareg, después del agua, que para ellos en el desierto es más valiosa que el oro, es su libertad y su vida errante sin someterse a gobiernos ni leyes escritas, viven en grupos familiares, clanes y tribus dirigidas por los más ancianos de entre sus propios príncipes y su nobleza, a veces enfrentados entre ellos, a veces, formando confederaciones, como las que formaron para luchar contra los invasores europeos.(una de las pocas películas buenas de Jean Claude Van Damme: Legionario retrata muy bien la combatividad de la Legión y sus enfrentamientos contra los Tuareg, verdaderos amos del Sahara).

Cuando, después de la Segunda Guerra Mundial, la deshecha Francia tuvo que ir desmoronando su Imperio Colonial, a veces muy a su pesar y tras recibir contundentes derrotas militares, como en el caso de Argelia o de Vietnam, vino también la independencia de un enorme territorio que era el "Africa Occidental Francesa", misma que quedó dividida en varios Estados, el criterio para crearlos, fue en base a las divisiones administrativas coloniales, mismas que no correspondían a la realidad étnica ni histórica del continente y ha sido una de las causas más importantes para la eterna inestabilidad de esos países. Así, a mediados de los años 60 se dio la independencia del moderno Malí, que, como se ve en el mapa con el que inicia la entrada, solo en parte coincide con el antiguo territorio del Imperio negro. Bajo criterios totalmente extraños secularmente para los africanos, se encorsetó en el nuevo Estado a parte de los antiguos Malienses con sus enemigos de Shongay y Ashanti además de los Tuareg, para estos últimos, la experiencia no pudo más que resultar traumática: los Tuareg no conocen de fronteras ni de límites, van y vienen y no ven sino como una idiotez que a medio desierto exista una línea dibujada con una cerca de alambrado que diga que de un lado es Malí y del otro Argelia, cuando para ellos el Sahara es un todo, y es el mundo.

En medio de tensiones étnicas, el Malí de hoy dista mucho de ser como el glorioso Imperio medieval, es un país extremadamente pobre y con conflictos periódicos por el poder y tensiones étnicas brutales en que los golpes de Estado, las matanzas y el crimen organizado en pandillas de narcotraficantes son cosa de todos los días, Timbuctú es un pueblo pobre y expuesto a las tolvaneras, donde se conservan la Mezquita principal y las ruinas de los palacios imperiales cuyos adobes se erosionan día con día ante el olvido y la incuria, mientras los propios habitantes ignoran que en el pasado aquella ciudad era considerada una de las más ricas del mundo, para ellos la realidad ha sido siempre la miseria y el abandono. Pero eso sí, los dictadorzuelos que, con la bendición del Qua D'Orsai, el Ministerio de Exteriores parisino, con frecuencia toman el poder en Bamako , la actual capital (abajo), una ciudad mugrienta y desordenada que fuera construida por los franceses, han soñado con delirios de grandeza en igualar o superar las hazañas de los emperadores del ayer.


Durante la pasada década, los gobernantes de Malí se lanzaron en una campaña por someter a los Tuareg y volverlos sedentarios dentro del esquema dogmático de Estado-Nación importado de Francia. Los nómadas empuñaron nuevamente las armas y se organizaron en un movimiento que exige el respeto y pleno reconocimiento a su forma de vida y por supuesto que invocaron a Allah y al Islam como soporte de su causa, aunque muchos dudan de que, como se alegó por el gobierno maliense, hayan obtenido desde u principio el respaldo de Al-Qaeda en el Magreb o el movimiento tuviera el carácter de fundamentalismo islámico, ciertamente, muchos miembros de esta división de la organización terrorista que fundara Osama Bin Laden son Tuareg y por ahí hay parentezcos, inevitables en las sociedades tribales, entre comandantes del grupo paramilitar y líderes del movimiento nómada. Si en un principio, ambos movimientos podían ser ajenos y hasta contrarios, hoy en día, el desnortado Presidente Francés Francoise Hollande puede que esté haciendo todo lo posible por unirlos y convertirlos en una fuerza formidable que represente un gran peligro para la precaria situación del Continente Negro y aún para el Mundo Mediterráneo, como lo atisba el columnista norteamericano Justin Raimondo.

Y es que hace un año, los Tuareg estaban derrotando al gobierno Maliense, el ejército regular, ante lo que veían era una pésima dirección del Presidente Amadou Toumani Touré, dio un golpe de Estado y estableció un régimen militar, con el apoyo y consentimeinto, por supuesto, del entonces mandatario galo: Nicolás Sarkozy, y es que Francia, pese a la independencia dada a sus colonias africanas, sigue interviniendo en la región y es quizá, el mayor factor externo que causa la inestabilidad en el continente, ¿porqué? Porque muchas empresas francesas, en esa unión corrupta de iniciativa privada y Estado que he descrito en el post anterior, explotan las riquezas petroleras, de oro, gas natural, sal gema, maderas y demás productos y materias primas que en el pasado eran la base de la riqueza de la corte timbucteña, en el caso de Malí, y que fueron la base para que Francia se convirtiese en un país desarrollado. Ya desde entonces, Sarkozy denunció la intervención de Al-Qaeda en el país africano y la necesidad de combatirlo. Así, financió a los generales malienses y esperó a que obtuviesen la victoria contra los molestos nómadas bereberes. Después de todo, Sarkozy fue el principal promotor de la Guerra Civil en Libia y sin duda el instigador de la muerte de Gaddaffi, también derribó un gobierno en Costa de Marfil para imponer "democráticamente" a un nuevo Presidente conveniente a sus intereses, por lo que muchos de los políticos franceses sonreían contentos, con crisis económica y todo, se da la apariencia de que estamos ante un "Tercer Imperio Francés" y una nueva generación de Bonapartes, (que solo tienen en común con el corso la baja estatura)...

Pero, no fue así, nuevamente, los Tuareg, apoyados por Al-Qaeda, ahora sí, se sobrepusieron a las ofensivas lanzadas por el régimen militar y empezaron a ganar terreno; ante esto, Hollande, necesitado de válvulas de escape ante la creciente tensión en el país, de la que hablaba en la anterior entrada, y necesitado de riquezas que permitan levantar algo la decaída economía que se aproxima a una fase crítica, ordenó la intervención directa en Malí, lo que ha hecho sonar las alarmas del otro lado del Atlántico, en el palacio presidencial blanco de la ciudad de Washington.

 No es la primera vez que Francia, dirigida por su orgullo que no le hace darse cuenta de su decadencia, mete en problemas a EUA, la Guerra de Vietnam comenzó por la terquedad de los franceses, maltrechos tras la Segunda Guerra Mundial y la ocupación nazi, de mantener a Indochina dentro de su imperio colonial, el resultado fue una aplastante y humillante derrota de los galos ante el General Vo Nguyen Giap y el líder Ho Chi Minh, quien si bien abanderaba el Marxismo, lo hacia con la intención de obtener los apoyos ruso y chino para una causa eminentemente nacionalista, los Franceses alertaron de la "amenaza comunista" a su aliado norteamericano y le enjaretaron el problema: el resultado, un sangriento armaggedón que dejó marcada a la sociedad estadounidense para siempre y la independencia de Vietnam que ahora es una economía emergente en Asia y que hasta ha tenido en años tasas de crecimiento más altas que China y la India, teniendo de Comunista solo el nombre.

El levantamiento en Libia contra la Dictadura de Gaddaffi, con quien EUA se había reconciliado y tras muchos esfuerzos y cinismo de perdonarle la voladura del avión de Panam en Lockerbie, Escocia en 1988, convertido en un aliado regional para contener el fundamentalismo islámico en el Norte de Africa, hizo que EUA viera desmoronarse su estrategia, tener que patrocinar las "Primaveras Arabes" queriendo ver en ellas la lucha por crear sistemas democráticos de corte occidental cuando, en realidad, es el triunfo de los radicales que, se suponía, eran los enemigos y tener que apoyar el movimiento en contra de Bashar el Assad en Siria, otro medio de contención del Islamismo en Medio Oriente y al que están, torpemente, socavando.

Ahora, la estupidez pasmosa de Hollande puede desembocar esto en un mayor fortalecimiento del radicalismo musulmán en el Norte de Africa y extenderlo al centro: ya hemos visto cómo han secuestrado a trabajadores occidentales y argelinos en un yacimiento petrolero precisamente en Argelia y es clara la alianza entre los Tuareg y los islamistas. ¿Qué sigue? ¿el despertar de movimientos radicales en todo el Magreb que se unan en apoyo a los ahora blanco de la aviación gala? ¿Atentados en Francia y Europa? ¿El envolvimiento de EUA y su economía que está al borde de terapia intensiva (con amenaza de quedar en suspensión de pagos) en un conflicto lejano y que a todas luces le es ajeno?

Hollande está muy lejos de fortalecer de alguna manera a su país con esto, por el contrario, está agravando la crisis política del mundo islámico y generando peligros para Occidente. Si a las amenazas contra el orden natural de la sociedad que representa el mandatario y la Izquierda francesa, como lo dije en el anterior post, se suma ahora que crea una crisis mundial y riesgos a la seguridad misma, no cabe duda que no quedaría otra opción para identitarios y todos aquellos que el domingo pasado se manifestaron contra el Presidente y toda la clase política francesa en general, -- el corrupto de Sarkozy y los supuestos Conservadores incluidos-- buscar la dimisión y el derribo de ese vividor que ocupa el Palacio del Elíseo y el cambio total de sistema político, es eso, o arriesgarse a un cataclismo al que al parecer, los están conduciendo.