Buscar este blog

11 de enero de 2013

Y EN VENEZUELA: LA INCERTIDUMBRE CONTINUA...


El día de ayer por la noche volví a ser entrevistado respecto a mi opinión de la situación de Venezuela, que poco ha cambiado tras el día 10 de enero en el que, se suponía el Teniente Coronel Chávez debía prestar juramento para su cuarto periodo al frente de la Presidencia del país sudamericano. La verdad, se han cumplido algunas de mis previsiones:

  • El Supremo Tribunal venezolano determinó que no es necesario que Chávez rinda la protesta de ley nuevamente para ejercer el Poder Ejecutivo, al ser el presidente en funciones, dijeron, no hay interrupción entre un mandato y otro, por lo que la toma de protesta es una simple formalidad que puede darse en cualquier fecha, hasta que el mandatario esté restablecido.
  • Nicolás Maduro continúa a cargo de la Administración, pero no despacha en Caracas, sino en la Habana, Cuba.
  • El movimiento chavista ha mostrado contar con bastante vitalidad, puesto que continúa mostrando gran capacidad de movilización.
  • Se dio un enorme silencio de la comunidad internacional ante la evidente vulneración del orden constitucional venezolano (que irónicamente fue hecho por Chávez y sus gerifaltes) que significó esta decisión de dar continuidad al mandato del Presidente ausente, sin que se diese la transmisión provisional del poder a Diosdado Cabello, cabeza del Parlamento, para la convocatoria a elecciones generales.
Sin embargo, contrario a lo esperado, la actuación de la oposición ha sido totalmente tibia, más que tibia, de sometimiento, resignación y agacharse ante lo que, evidentemente y como lo califican diversos analistas, no es más que un autogolpe de Estado para la perpetuación quizá ya no del militar barinense, sino del régimen bolivariano institucionalizado y ahora encabezado por Nicolás Maduro, heredero designado por el propio Dictador.

¿Porqué pasa esto? Porque la oposición sabe que carece de apoyos del exterior: la Administración Obama difícilmente se atreverá a actuar en contra del régimen chavista, de quien no siente ningún peligro inmediato: pese a la retórica anti-norteamericana del caudillo, Caracas le ha seguido vendiendo petróleo, y hasta ha dado ayuda social a la población neoyorquina más desfavorecida mediante un programa de venta con descuento del combustible venezolano en barrios o zonas pobres como el Harlem o el Bronx, y una buena parte de la farándula que apoya a Obama, a la vez, apoya a Chávez y su régimen, como lo han demostrado Sean Penn, Danny Glover y otros titiriteros holywoodenses, Obama no los hará enfadar cuando a ellos les debe su popularidad y su mesianismo; ciertamente, a Washington podrán inquietarle las alianzas de Caracas con Moscú y Teherán, pero hasta ahora, ninguna ha representado un factor de riesgo que amenace directamente a alguno de los grandes intereses estadounidenses sobre el Cono Sur ni sus aliados, pues los retos y amenazas de Chávez a Colombia se dieron más como parte de una mala relación personal entre aquel y Alvaro Uribe, ahora, Juan Manuel Santos ha sido mucho más acomodaticio y blando con su vecino y ha buscado el diálogo con las FARC, aliadas de los Bolivarianos, (y de las mafias del Narco que también han encontrado socios de negocios en el régimen de Chávez) Por todo ello, es claro que a diferencia de Bush Jr. que apoyó el intento de golpe de estado del año 2002, Obama no apoyaría ninguna intentona para derrocar al régimen.

Aparte de eso, las severas dificultades económicas por las que atraviesa la todavía superpotencia le está haciendo preocuparse más por sus problemas internos que por lo que pase en Sudamérica.

Por el contrario, Chávez, o más bien su régimen, cuenta con un gran apoyo exterior: Rusia e Irán, China y Brasil, como ya lo hemos dicho, pero también ha logrado manejar a la Organización de Estados Americanos a su antojo, gracias al peso que tiene con sus colegas autoritarios de Bolivia, Nicaragua, Ecuador y Argentina, con los que ha logrado tejer el "Eje Bolivariano", además de la simpatía ganada por países como su vecino Trinidad y Tobago, Jamaica y algunas otras Antillas, a las que ha ayudado con petróleo barato y programas de ayuda social, amén del respaldo del gigante amazónico, así, cuando en Honduras y Paraguay se destituyó a sus nefastos presidentes, émulos de Chávez como Zelaya y Lugo, la OEA prácticamente actuó como comparsa de la determinación venezolana de convertirlos en parias, mientras que la administración Obama volteaba para otro lado y hasta la posición de México, con Calderón, quien temía a Chávez por su relación con López Obrador y la Izquierda nacional, fue bastante ambigua y cobarde al respecto.

Por ello, y ante la falta de condiciones de éxito, los opositores al chavismo prefieren quedarse quietos y esperar, quizá creen que pueda darse una implosión del régimen sin el caudillo y luchas de poder entre Cabello y Maduro, pero lo dudo mucho, los puntales o apoyos exteriores que le dan Rusia e Irán al régimen son bastante fuertes y creo son los que están a la espera de que EUA se debilite un poco más para tomar una mayor presencia, no en balde, Maduro se encuentra dirigiendo todo desde la Habana, la capital cubana, desde 1960 es un puente que llega hasta Moscú y es probable que haya sido desde tan lejos donde se ha planteado la transición entre el caudillaje Chavista y el régimen del Partido Socialista Unificado de Venezuela. Para colmo, es sabido que Maduro ha entablado conversaciones con Estados Unidos, seguramente se ha asegurado la no intervención de esta potencia en el proceso interno de Venezuela a cambio de suavizar un tanto la dictadura en los aspectos económicos y en el discurso y tal vez en la cooperación con Irán. 

Incluso, me he puesto a pensar, siendo escéptico acerca de la enfermedad de Chávez que no tenía aspecto para nada de enfermo, como ya en otra ocasión lo dije: ¿y si fue eliminado por sus propios patrocinadores moscovitas y persas al considerar que, por su radicalismo (por no decir locura) era el principal obstáculo para la consolidación en América de un aliado o un régimen garante de sus intereses? La verdad, esta situación se presta a muchas, pero muchas, elucubraciones, y los más perjudicados ante tanta incógnita no son otros que los Venezolanos, víctimas directas del "Juego de Tronos".
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Algo se Cocina en Siria:


Y ahora resulta que Rusia tiene una flota de su armada en el Mediterráneo, cerca del puerto sirio de Tartus, donde Moscú posee una base naval y su única puerta al cálido Mare Nostrum de los Romanos, en la que destacan poderosos buques como el Saratov (en la imagen) y el Novocherkassk, ambos con buena cantidad de tropas de desembarco y armas pesadas para combate en tierra, lo que hace preguntar si los supuestos ejercicios militares que la "Armada Roja" está efectuando en la zona son en realidad una medida de prevención contra cualquier intervención que pretenda hacer la OTAN, Turquía o Israel en el conflicto de Siria, en el cual Rusia apoya al Gobierno de Bashar el Assad contra los fundamentalistas y terroristas ahora aliados de Occidente, si en algún momento dado, las fuerzas eslavas irrumpirán en el conflicto en apoyo de su aliado o si se limitarán a evitar que la base mediterránea les sea despojada por un nuevo régimen en Damasco.

Como sea, parece que Putin está esperando algo para que actúen esas importantes piezas que tiene en Siria, otro de los tableros del "Juego de Tronos" que estamos presenciando. ¿Qué espera? Pronto lo sabremos...
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La Otra Enferma:


No solamente Chávez padece una misteriosa enfermedad, también Hillary Rodham Clinton, la todavía Secretaria de Estado norteamericana ha pasado desde diciembre días duros para su salud: una gripa que le impidió acudir a una reunión con la oposición siria en Marruecos, un problema estomacal y un desmayo en un acto público en el que supuestamente se golpeó la cabeza que le generó un coágulo por el que debió ser intervenida quirúrgicamente.

Al menos eso se dice: los rumores indican que, en realidad, la Clinton quiso evitar comparecer ante el Senado para explicar el desastre del Consulado de Benghazi, Libia y la muerte del Embajador Christopher Stevens y miembros de su equipo de seguridad, y otros, que volando hacia Teherán para reunirse en secreto con el Presidente Iraní Ahmadinejhad para discutir tanto el caso de Siria como el Programa Nuclear Persa, su avión sufrió un accidente que le dejó heridas y provocó la muerte de un militar que viajaba con ella.

En mi opinión, quizá se debe a la busqueda de crear una causa que explique su salida del Gabinete de Obama para el segundo mandato que empieza el 20 de enero y cubra la muy posible ruptura habida en la cúpula demócrata entre los Clinton y el afroamericano; éste ya no los necesita, el fracaso de Libia y de las Primaveras Arabes que han llevado al poder a los radicales islamistas le ha dado el pretexto suficiente a Soetoro para no querer a la ex-Primera Dama en su Administración, ni la influencia de su marido en la misma, ahora que sabe que, por él mismo, tiene todo para ser el caudillo del partido del burro, los Clinton se han vuelto desechables; igualmente, dudo que Hillary, dentro de 4 años, cuando tenga 69 de edad, tenga pretensiones presidenciales con posibilidades, y más tras sus fracasos diplomáticos externos y su incapacidad negociadora al interior con los Republicanos. Es el fin de su carrera política y argüirá problemas de salud para ello.

Obama se ha quedado sin tutores, pero también, sin frenos...

No hay comentarios: