Buscar este blog

7 de enero de 2013

LA EXTRAÑA Y POLEMICA ENFERMEDAD DE HUGO CHAVEZ



El día jueves pasado, me hicieron una entrevista para el canal 8 de la TV local, en la que me cuestionaron acerca de lo que pasa en Venezuela y la incertidumbre en torno a la salud del Presidente, el Teniente Coronel de Paracaidistas Hugo Rafael Chávez Frías, quien debe asumir, por cuarta vez, como primer magistrado de la ahora denominada por él República Bolivariana de Venezuela el próximo 10 de enero.

Aquí quiero hacer algunas precisiones sobre la breve entrevista, misma que duró unos diez o quince minutos y después fue resumida y editada --muy bien por cierto, con gran tino periodístico, tomando los puntos más importantes-- en el noticiero en aras de ajustar el tiempo y centrarse en lo esencial, pero aquí vamos:

1.- Chávez no está solo:

En primer término, es necesario precisar que los medios parecen referirse a Chávez y su régimen como aislado del resto del mundo y que el mismo únicamente cuenta solo con el muy débil apoyo --más bien carga-- del régimen de los Castro en Cuba, y en muy segundo término de sus comparsas autoritarios de Sudamérica como Evo Morales o Rafael Correa en Bolivia y Ecuador, respectivamente, sin embargo, esto es no tener en cuenta que Venezuela se ha convertido también en escenario del "Juego de Tronos" global entre EUA y las potencias emergentes, principalmente Rusia e Irán, a quienes el Teniente Coronel venezolano les ha abierto las puertas para que intervengan en América, al igual que el Brasil de Lula da Silva y Dilma Rousseff, que ven en el régimen bolivariano y los otros presidentes autoritarios un cinturón que aleja del Cono Sur de la influencia de Washington y la deja a merced de los intereses de Brasilia y sus, por ahora, aliados en el bloque de las emergentes.

Tras el intento de golpe de Estado que pudo derribarle en 2002, Chávez buscó apoyos en el exterior que no tenía hasta el momento, pero las simpatías que los golpistas y sus opositores tuvieron desde ese momento en EUA le impulsaron a buscar obtenerlos, y los encontró, primeramente en la Rusia de Putin, que está retomando su papel como gran potencia mundial y buscó a través de Venezuela, volver a abrirse una ventana para intervenir directamente en nuestro continente, como lo fue Cuba durante los años 60 y 70, así, el Kremlin no solamente le ha vendido ingentes cantidades de armamento al ejército del país sudamericano y ha armado también a fuerzas paramilitares del régimen, enviando además instructores militares que han entrenado tanto a miembros del ejército como a las milicias chavistas, lo que coloca a estas fuerzas como uno de los puntales básicos y más sólidos del régimen, sino que también, Rusia está interesado en invertir en el jugoso pastel de los hidrocarburos venezolanos y otros mercados de ese país y Sudamérica en general, buscando debilitar la influencia política, pero también económica de EUA.

Recientemente, justo antes de las pasadas elecciones presidenciales, rusos y venezolanos han formado un banco con capitales mutuos, a fin de financiar proyectos de desarrollo, aunque quizá sea una tapadera, como en los años 70 y 80 ocurría en la Nicaragua Sandinista, para la financiación de movimientos políticos de Izquierda que busquen, precisamente, minar los intereses norteamericanos en la región. En ello, además, cuentan con la ayuda de China, que también ha sido beneficiada por el régimen bolivariano, que le ha abierto las puertas a los inversores chinos, que gustosos acuden a robarle mercados a los norteamericanos.

Para mayor muestra del apoyo que Moscú brinda al régimen, basta recordar la visita que hizo a Venezuela el poderoso acorazado "Pedro el Grande" y el cómo los bombarderos estratégicos TU-160 han sobrevolado el espacio aéreo venezolano, aterrizado y repostado combustible en Caracas, y tanto el buque mencionado, como los aviones en cuestión, portan ojivas nucleares. No sería extraño comprobar que Venezuela ahora mismo es un hervidero de agentes del FSB, antes KGB, y que los mismos den ayuda a los órganos de inteligencia y seguridad del régimen para sostenerse.

El segundo apoyo externo lo encontró Chávez en la Administración de Mahmoud Ahmadinejhad de Irán; como he dicho, el presidente de la República Islámica Persa es un tipo arriesgado y que apuesta alto, necesitado de romper el aislamiento internacional en el que se encuentra su país desde 1979 por las sanciones que por cualquier motivo o pretexto (falta de Democracia, violaciones a derechos humanos, y ahora, el programa nuclear) le han impuesto EUA y Europa, encontró en Chávez la puerta para lograrlo, así como para evadir las sanciones económicas y paliar en algún grado sus efectos. Ha habido acuerdos de cooperación en materia de hidrocarburos, financieros y de desarrollo industrial para ambos países también, y se documenta la constante entrada y salida del país de musulmanes, al parecer persas, que no solamente son empresarios o banqueros, se habla también de la entrada en Venezuela de militares iraníes y miembros de grupos fundamentalistas apoyados por Teherán, como Hamas y Hezbollá.

Ante todo esto, es realmente simple pensar que sin Chávez el régimen se derrumbará, el cual ya cuenta hasta con un heredero designado, en la persona de Nicolás Maduro, Vicepresidente y titular de Exteriores, que parece gozar de las simpatías de Moscovitas, Persas y demás, por otro lado, el triunfo arrasador del partido de Chávez en las elecciones regionales demostró que el movimiento puede existir y salir avante sin la presencia de su fundador; además, Maduro puede ser alguien que quizá pueda darle una cara menos radical y más dialogante al régimen y por tanto, más capaz de ser aceptado por el buenismo reinante en Washington, que además, sólo tiene que aguantar una retórica beligerante de Caracas, pues le sigue vendiendo petróleo y tolera, por tanto, que rusos, iraníes, chinos y cariocas hagan lo que quieran allá mientras no les falte el precioso jugo mineral, por otro lado, las emergentes tienen en Venezuela a un delicioso manjar que no esperaban encontrar y que les permite causarle incomodidad a EUA en su propio continente y tejer con los demás regímenes autoritarios sudamericanos: Cuba-Nicaragua-Bolivia-Ecuador y hasta la Argentina de los Kirchner, un eje contrario a los intereses de Estados Unidos que les permite debilitarlo a éste y reducirle su área de influencia, incluso en su propia área geopolítica natural como es el continente Americano, a menos claro de que se cocine el usar a Venezuela como moneda de cambio por Siria...

2.- Posibles escenarios:

De esta forma, podemos plantear los siguientes posibles escenarios:


  1. Chávez regresa: Es una posibilidad, muchos escépticos señalan que el Teniente Coronel no muestra en realidad ningún signo externo de un gravísimo cáncer en fase terminal: no ha perdido peso ni cabello a consecuencia de la quimioterapia (en realidad, se ha rapado), tal y como podía verse en días previos a su traslado a la Habana, así que tal vez todo sea un montaje para recuperar popularidad y ganar apoyo, vía compasión, de sectores con los que estaba peleado, todo después del susto electoral que le propinó el joven Capriles. Chávez volvería a Venezuela a tomar protesta constitucional y sería saludado como un mesías que ha burlado a la muerte y los malos deseos de sus enemigos, la oposición queda en ridículo.
  2. Chávez muere o no regresa el 10 de enero: Esto abre las siguientes posibilidades:
  • Se prolonga el mandato de Chávez con Maduro ejerciendo el poder como encargado, la Oposición se manifiesta, se manda a las milicias y al ejército armado por Moscú a enfrentarla, lo que termina con la virtual anulación de toda fuerza opositora, Maduro, una vez consolidado y tranquilizado el país, habiendo gobernado con decretos de emergencia, anuncia oficialmente la muerte de Chávez y deja en el poder a Diosdado Cabello, Presidente del Poder Legislativo (en mi opinión, la presunta división o conflicto entre ambos personajes chavistas es mero teatro para engañar e ilusionar a la oposición), que convoca a elecciones en las que gana... Nicolás Maduro.
  • Se procede acorde a la constitución: el 10 de enero la Presidencia la asume Cabello, convoca a elecciones y gana Maduro.
  • Norteamericanos y Europeos negocian con Rusia e Irán: deciden dejar de financiar y apoyar a los rebeldes sirios a cambio de que abandonen su apoyo a Venezuela. Llega el 10 de enero, se procede conforme a la Ley, se convoca a elecciones (lmpias) y gana Henrique Capriles...
  • Llega el 10 de enero, Maduro se queda en el poder, Cabello protesta y se une a la oposición, un sector militar se rebela y estalla una contienda civil que puede implicar a vecinos como Colombia y a las FARC, muchos piden la intervención norteamericana para resolver el conflicto, lo que resulta otro durísimo golpe a la ahora frágil economía de Washington...

Como sea, estamos a unos cuantos días de que se despeje la incógnita, ya veremos que sucede, pero que quede bien claro, lo que pasa en Venezuela, más que la trascendencia o no de un personaje, un dicadorzuelo bananero, engrandecido por los medios y por los intereses de ciertas potencias que siguen jugando con Hispanoamérica como si fuéramos sus títeres o piezas en un tablero de ajedrez, sean los Gringos, Rusos, Persas, Chinos o Brasileños, todos son y hacen lo mismo, no es más que precisamente una muestra de ese gran "Juego de Tronos" por el predominio mundial, del que nuestros países siguen siendo piezas o fichas, sin que hasta ahora surjan verdaderos líderes que busquen hacernos realmente libres de intereses externos y nos hagan velar por los nuestros, seguimos teniendo demagogos cuya "liberación" simplemente consistió en cambiar de amo, así han sido Fidel Castro y ahora, Chávez y adláteres.

No hay comentarios: