Buscar este blog

28 de enero de 2015

EL JUEGO DE TRONOS EN EL TABLERO DE LA PENINSULA ARABIGA


Como lo he sostenido en este espacio en repetidas ocasiones, los hechos demuestran que los teóricos de la conspiración están cada vez más equivocados: ni Protocolos de los Sabios de Sión son verdaderos ni el movimiento político fundado por el judío austriaco Theodor Herzl y radicalizado después por David Ben Gurion tiene la influencia que se le atribuye sobre la política internacional desplegada por EUA, Reino Unido y demás aliados occidentales respecto al Medio Oriente, por el contrario, el Estado de Israel y el Sionismo cada vez aparecen más aislados y situados en un plano más bajo en los intereses de Occidente, opacados tanto por su propia inepcia para trabar una buena relación con sus vecinos como por su fanatismo radical que les ha llevado a cometer crímenes indecibles y por tanto, a ser muy mal tratados por la opinión pública mundial: tras la Guerra en Gaza, a ningún líder europeo ni a Obama le conviene aparecer como patrocinador de las carnicerías israelíes en contra de los palestinos, por lo que el desdén hacia el régimen sionista crece, y más en contra de su actual representante: el ultranacionalista Benjamín Netanyahu.

Por el contrario, quienes han crecido en poder e influencia en muchos aspectos son las monarquías, enriquecidas por el petróleo, que se encuentran situadas en la Península Arábiga: Kuwait, Omán, Emiratos Arabes Unidos, Bahrein, Qatar y sobre todo: Arabia Saudita se han convertido en potencias regionales por su propio derecho, y me atrevo a decir que cuentan con la fuerza suficiente como para doblegar a sus otrora metrópolis o patrones occidentales.

Arabia Saudita es el caso más claro: su origen se remonta a la rebelión que se gestó, en contra del Califato Otomano, desde el siglo XVIII, por la poderosa familia Al-Saud y su apoyo a la interpretación puritana del Islam predicada por el clérigo y jurista árabe Mohamhed Ibn Abd Al Wahhab, --quien le da el nombre de Wahhabismo a su doctrina-- quien criticó la aparente heterodoxia de los Califas turcos, así como la vida de lujos de estos y su origen no-árabe y no-semita, y planteaba un retorno a las formas primitivas, y más puras, del Islam. Como desconoció la legitimidad del clan turco como titular del Califato o vicaría del Profeta Mahoma y su autoridad imperial sobre todos los musulmanes sunnitas, sus seguidores pronto se situaron en abierta rebelión contra el poder de La Sublime Puerta. Así, el principal apoyo de la rebelión fue el príncipe Mohamhed Ibn Saud, quien se planteaba librar del dominio Otomano y erigirse en gobernante de toda Arabia y quizá, en nuevo líder de un Islam purificado con los turcos de origen mongólico expulsados del trono imperial.

La rebelión tuvo éxito parcial, pues pudo hacerse con el control de la parte central de la península, no así del Hedyaz, la región occidental que forma costa con el Mar Rojo y donde se encuentran las ciudades santas del Islam de La Meca y Medina, donde los Otomanos mantuvieron un dominio férreo a través de la linajuda familia de los Haschemitas, descendientes de Mahoma que gobernaban la región desde el siglo X y habían cambiado fácilmente sus lealtades de los mesopotámicos Abasidas a los turcos Otomanos en el pasado y renunciando ya desde antes al Chiísmo que les hubiera permitido defender sus derechos al trono imperial del Islam; sin embargo, el estado de guerra entre los leales al Califa turco y los seguidores del príncipe rebelde árabe se mantuvo permanente con triunfos de unos y otros alternándose durante todo el siglo XIX. Este estado de cosas se mantuvo hasta la Primera Guerra Mundial. Por aquel entonces, la familia Al-Saud era encabezada por el príncipe Abdul-Aziz, quien mantenía viva la llama de la rebelión y resultaba ser tanto un gran guerrero como un hábil político que aprovechaba la creciente debilidad del "Hombre enfermo de Europa" como se llamaba al Califato Otomano, que consiguió que éste le reconociera el título de Emir y la independencia de sus dominios que se extendían ya sobre gran parte de Arabia.

Pero Abdul-Aziz (izquierda) no quedaba contento con eso: la causa Wahhabita no triunfaría sino hasta conquistar las ciudades santas musulmanas, y la coyuntura internacional vendría a su favor. A fines del siglo XIX e inicios del XX, los británicos, franceses y norteamericanos eran los principales acreedores del Imperio Otomano. Por aquel momento, además, con la plena revolución industrial se necesitaban energéticos y prospectores occidentales encontraron que la península arábiga y otras partes de lo que quedaba del Califato estaban repletas de petroleo y gas natural, los últimos Califas, rehenes del movimiento de los Jóvenes Turcos negaron el otorgamiento de concesiones a cambio de reducción de la deuda.

Así que la entrada en la Guerra del Califato del lado de Austriacos y Alemanes les presentó una magnífica oportunidad a los occidentales para acabar de una vez por todas con la amenaza del Islam imperial y quedarse con los hidrocarburos: apoyarían a príncipes y caciques locales en distintas regiones del Imperio Otomano para dividirlo y a cambio obtendrían grandes concesiones petroleras. Así, mandaron a Arabia a varios militares, entre ellos el famoso Thomas Edward Lawrence de Arabia, quien brindó su apoyo como asesor a los Saud y otros príncipes, junto con otros asesores británicos. Al final, Abdul Aziz expulsaría a los Haschemitas de La Meca, los británicos, como consolación, le darían a estos descendientes del Profeta el trono de un país artificial dibujado por el Acuerdo Sykes-Picot: Jordania. Entre tanto, Abdul Aziz se proclamó "Rey del Hedjaz" pero no sería hasta 1935 que consolidaría su dominio sobre la mayor parte de la península, con el beneplácito de Londres, proclamándose Rey de Arabia, añadiendo su apellido, para indicar que era la parte de la península sobre la cual regía su familia, respetando a los otros territorios al sur: Emiratos, Omán, Bahrein, Yemen (del cual hablaremos) y Qatar, así como Kuwait al noreste.

Tras su larga y aventurera vida, que terminó en 1953, el Rey fundador ha sido sucedido por sus hijos, aún no llega al poder ninguno de sus nietos; hay que recordar que la poligamia, existente entre los pueblos de Medio Oriente desde antes del Islam, ha generado siempre innumerables problemas: se puede leer en la Biblia la rebelión de Absalón contra su padre el Rey David de Israel, la expedición de los 10.000 guerreros griegos liderados por Jenofonte a favor de uno de los pretendientes al trono persa y en los Califatos Omeya, Abasida, Fatimita y Otomano, los muchos hijos de distintas madres llevó a constantes guerras civiles entre pretendientes al trono imperial, intrigas y asesinatos en los harenes. Los Saud llegaron a un arreglo, después de todo, Abdul-Aziz tuvo 45 hijos con sus 4 esposas reglamentarias y múltiples concubinas, como cada uno de sus vástagos a su vez ha tenido decenas de hijos también por la poligamia, se señala que la casa de Saud cuenta con 7,000 príncipes en total, de esta manera, se llegó a un pacto que ha hecho que los hermanos se hayan sucedido en el trono civilizadamente sin crímenes de serrallo de por medio, tal y como se ve en este cuadro:



Hay que reconocer que los Saud, quienes heredaron la astucia política de su padre, lograron, en 60 años, convertir a un país poblado por tribus nómadas con apenas ciudades pequeñas en el mapa en un Estado moderno con una vibrante vida urbana en grandes ciudades, no solo La Meca y Medina, sino también Riyad, la capital que es también el principal polo de desarrollo y la ciudad más grande, o Yedda en la costa del Mar Rojo, lo volvieron una potencia económica y se encuentra dotado de una de las capacidades de influir en el panorama internacional más grandes. Arabia cuenta con un nivel de vida muy alto en la región, junto con Emiratos o Qatar, a diferencia de lo ocurrido en México o Venezuela, los monarcas sauditas han sabido aprovechar la inmensa riqueza petrolera del subsuelo, irónicamente utilizando un esquema medieval para su manejo: el Rey es el propietario de tierras, aguas y subsuelo en un concepto patrimonialista del Estado, las petroleras, cuando se les concesiona la explotación de los hidrocarburos se vuelven socios de la corona a través de la petrolera estatal ARAMCO y comparten con ésta las ganancias, como resultado, los impuestos que se cobran en Arabia son bajísimos, no se necesitan cuando el Estado mismo es empresario y socio en múltiples negocios de particulares tanto nacionales como extranjeros y no hay diferencia entre el patrimonio de la Nación y del monarca, éste a su vez, invierte la fortuna obtenida en el desarrollo de infraestructuras: por ejemplo, donde antes circulaban caravanas de dromedarios hoy en día existen modernas autopistas donde transitan coches deportivos de lujo, se ha multiplicado el presupuesto dedicado a la educación superior e incluso a la investigación científica y tecnológica en los últimos años. No puede negarse que el gobierno de los hermanos Saud no haya tenido una sincera preocupación por el bienestar del pueblo y aún más, por la defensa genuina del interés nacional y convertir a Arabia en una potencia de alcance global.

Sobre todo ha sido bajo los dos últimos reyes: Fahd y Abdullah, que la economía se diversificó y expandió, así como hubo todo un proceso de modernización; en mucho, esto se debió a que Fahd cambió su aliado estratégico occidental: la Guerra del Golfo Pérsico en 1991 motivó a este monarca, deseoso de sacudirse la amenaza "republicana" que representaba el próspero Irak de Saddam Hussein y su régimen laico calcado del ejemplo turco, a acercarse a EUA al tiempo que relegaba la tradicional alianza o tutela de la decadente Gran Bretaña, lo que le permitió atraer capitales norteamericanos y celebrar jugosas alianzas, como han trascendido los negocios entre familias de políticos estadounidenses, como los Bush, celebrados con la petrolera estatal árabe.

Pero por supuesto, los Saud no son reyes de Las Mil y Una Noches, tienen también puntos oscuros o de plano tenebrosos: el régimen que han establecido es una monarquía absoluta en la que si bien existe una constitución escrita desde 1992: la Ley Básica de Arabia Saudita promulgada por Fahd, ésta establece la concentración de los tres poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial; si bien existe algo similar a un parlamento, sus miembros son designados por el propio Rey y tiene una mera función consultiva, no realmente legislativa. El Rey en su tribunal, constituye también la última instancia del Poder Judicial y toda la administración responde ante él, existiendo un Gabinete cuyas carteras muchas veces están ocupadas por miembros de la familia real. Los gobiernos regionales son designados por él, y en cuanto a los municipales, ha sido hasta recientemente que se celebraron por primera vez elecciones, sin que existan partidos políticos... aunque, la verdad, ante la experiencia mexicana con la Democracia a la que me refería en el artículo anterior, uno no sabe si envidiar a los árabes sauditas por la simplicidad de su sistema político absolutista y que les ha dado resultados.

Lo que sí, la propia Ley Básica establece que el sistema jurídico del reino se rige por la Shari'a, esto es, el Derecho Islámico derivado del Corán y de las tradiciones jurídicas del Medio Oriente que arrancan en Hammurabi hace 3,700 años, el Islam en su interpretación Wahhabita-Sunnita es la religión oficial y el Cristianismo y el Judaísmo no son tolerados y son perseguidos, a menos de que se sea diplomático y se permita la práctica del culto en un ámbito estrictamente privado al interior de las embajadas. De igual manera, las mujeres son consideradas ciudadanas de segunda clase y tienen prohibido hasta manejar vehículos, mientras que las penas a los criminales incluyen la decapitación, la mutilación y la crucifixión, mientras que la oposición política y la crítica al régimen, por supuesto, es silenciada con toda brutalidad. El Wahhabismo, por otro lado, es la fuente del fundamentalismo de los grupos militantes como Al-Qaeda y el ISIS, junto con muchos otros, que han sido hasta financiados por el gobierno saudita, --incluso, el nuevo Rey (en la foto con la que inicia este post, detrás de su fallecido hermano y predecesor) Salman, es señalado por ser, durante su desempeño como Ministro de Defensa, como el principal patrocinador de la causa de grupos terroristas fundamentalistas.

El empoderamiento de Arabia le llevó naturalmente a chocar con la eterna gran potencia de la región: Irán y ahí es donde debemos entender muchos de los movimientos que se están dando y que ya he resañado en otro momento dentro de este blog, en lo fundamental, que las Primaveras Arabes han servido para impulsar movimientos radicales de corte sunnita que son apoyados tanto por la Corte de Riyad como por las otras cortes islámicas de Doha, Al-Kuwait, Dubai y Abu Dhabi dirigidas contra regímenes laicos que podían resultar más pragmáticos y aceptar un acercamiento a Irán, como el caso de Libia y Túnez o que abiertamente son sus aliados, como en el caso de Siria y el Irak post-Saddam; que en esto, el gobierno de Abdullah y ahora el de Salman, obtuvo el respaldo de EUA y ha podido actuar con total impunidad, aún en contra de éste y sus aliados fomentando al radicalismo y financiando y protegiendo tanto a Al-Qaeda como al ISIS o a Boko Haram, puesto que Occidente no puede actuar contra Arabia sin perder al mayor exportador de petróleo, ni los nexos motivados por la avaricia que tienen muchos políticos y empresarios occidentales con esos regímenes o personajes ligados a ellos, o las inversiones que miembros de la realeza y potentados de esas monarquías tienen en Europa y el propio EUA y que en algunos casos, como el británico, constituyen montos suficientes para sacar a flote el barco semihundido desde el 2008.

En ese aspecto es que se explica los increíbles elogios y muestras de respeto de los líderes occidentales hacia el difunto Rey Abdullah, quien incluso fue saludado como un "reformista" o "modernizador", incluso con un viaje repentino de Obama hacia Riyad para presentar sus respetos en los funerales del monarca árabe, lo que ha sido señalado como un acto de enorme hipocresía y que simboliza la subordinación de los intereses de Washington a los de Arabia: ¿Cómo puede ser que se planteen sanciones en contra de Corea del Norte y constantemente se ataque al régimen de los Kim como liberticida y asesino, cuando el régimen Saudita no es muy diferente en su actuar?

El objetivo de Arabia es convertirse en la gran potencia Sunnita y en el líder del Islam, rol histórico que, por ser cuna de dicha religión, considera merecer, papel en el que puede dejar atrás a Turquía quien, pese a su creciente islamización bajo Erdogán, no puede cortar con el discurso laicista de Atatürk de un tajo ni sus vínculos con la OTAN, pese a ello, resulta claro que la república otomana se encuentra secundando a las monarquías del Golfo Pérsico en el apoyo al ISIS en contra del régimen laico presidido por los Chiítas Alauitas como Bashar el-Assad en Siria y un Irak dominado por los mismos simpatizantes de Teherán. Por otro lado, es de temer que Arabia ya tenga un programa nuclear propio para hacer frente al iniciado por los Persas.

Yemen y Arabia:

Coincidiendo con la enfermedad terminal de Abdullah, Irán movió sus fichas y apoyó sin lugar a dudas la rebelión de la etnia Houti, de fe Chiíta en el vecino Yemen; este país, dotado de una gran diversidad étnica, tiene una posición estratégica, frente al Cuerno de Africa en la entrada del Mar Rojo y ha sido la puerta de las influencias árabes en Africa, sede del antiguo Reino de Saba y de las tribus de la cordillera del Hadramut, cuenta con ciudades y paisajes que parecen sacados de la imaginación de Tolkien o Robert E. Howard en los que aún se construyen castillos, sin embargo, el país, que se mantuvo dividido durante la Guerra Fría en un país de corte comunista al sur y otro que se mantuvo fiel a las tradiciones islámicas al norte, desde su unificación cayó en una espiral de descomposición y enfrentamientos entre las dos regiones del país antes separadas y sobre todo entre los grupos étnicos, además del surgimiento de grupos radicales islámicos, teniendo Al-Qaeda nexos fuertes en el país, dado el origen hadramuti de la familia Bin Laden.

De esta manera, el caos se agravó en Yemen a partir del 2001 convirtiéndose  en un campo de batalla, favorito territorio de caza de los drones del ejército norteamericano contra los líderes militantes islámicos, y un gobierno cada vez más débil titubeante entre los intereses de Washington y los de los grupos radicales.

Finalmente, el que de repente haya estallado una rebelión de la etnia Houti, chiíta y vinculada al pasado de las incursiones Persas, bajo el reinado de los Safávidas en el siglo XVI a la Península Arábiga es un episodio más del pulso existente entre Irán y Arabia en la lucha por la supremacía en la región, Ahora, los Houti se han hecho con el poder: ¿Qué busca Irán con esto? Probablemente cortar o evitar el crecimiento de los grupos fundamentalistas Sunnitas en el país que cuentan con el apoyo Saudita y de esta manera, proteger su flanco occidental... esto debe tener nervioso a la monarquía árabe, puesto que en su parte noreste, justo donde cuenta con los pozos petroleros más fructíferos, existe un fuerte enclave Chiíta, otro recordatorio de la presencia y expansión persa en la zona. ¿Qué pasaría si esa población: el 15% de los sauditas se plantean separar del reino y unirse al Irak dominado por sus correligionarios y bajo control persa?

Como se ve, el Juego de Tronos en esa área vital para la humanidad está muy vivo y animado... ¿hacia dónde vamos?

26 de enero de 2015

MEXICO 2015, UN COMIENZO DIFICIL



En el artículo anterior remití al final a un enlace con el blog de Wanderer, en particular, a su último post, mismo que, en su parte final trasluce un gran pesimismo hacia el futuro; especialmente, me llamó la atención lo que dice sobre América Latina:

"no hay civilización latinoamericana, más allá de lo que el progresismo latinoamericanista berreta intenta hacernos creer. Lo que Latinoamérica tiene de civilización –lo cual es poco- es civilización europea. En Latinoamérica no se construyó civilización por muchos motivos: en la mayoría de los casos, porque los pueblos originarios del subcontinente eran, y son, incapaces de civilización; y en otros, como en Argentina, donde la sangre indígena es muy minoritaria con respecto a la sangre europea, porque esa viscosa mezcla de orígenes fundó un pueblo incapaz de gobernarse a sí mismo. Mal que les pese a mis amigos nacionalistas, en las únicas décadas en que Argentina se acercó a ser un país civilizado fue cuando era una de las joyas preferidas de la corona de su Majestad Británica. Latinoamérica sin la civilización europea desaparece en pocas décadas engullida por su propia inanidad, y por China."

Viendo como empieza el año en México uno piensa que dicho polémico y extraordinario blog católico argentino tiene toda la razón: nuestro país comienza el 2015 en una peligrosa espiral que puede terminar con la falla completa del Estado y llegar ¿hasta dónde? ¿Hasta la disolución? Quizá sería aventurado pensar en ello, pero no puede descartarse, más cuando uno piensa en la situación en algunos estados de la República, como Michoacán, donde entre carteles del narcotráfico como los Caballeros Templarios liderados por Servando Gómez "La Tuta" y las Autodefensas dirigidas por personajes como Hipólito Mora y Simón "el Americano" (ambos presos tras una verdadera batalla entre sus fuerzas en el poblado de La Ruana) o el Dr. Mireles (también preso por ahora), uno teme que en el futuro México, como Somalia o Afganistán termine dividido en multitud de dominios feudales, controlados por "Señores de la Guerra" como estos.

El país se encuentra, al menos así lo percibo yo en el ambiente, en las caras largas de las personas, en las calles un tanto vacías, desangeladas por las que uno transita a pesar de ser ya mediados de enero y haberse reiniciado el año lectivo en la educación básica y media, al borde de un precipicio y el panorama tanto Internacional como interno no nos augura nada bueno, ¿qué es lo que provoca que estemos tan mal, o al menos, haya esa sensación de que todo va para peor? Fundamentalmente creo que se trata de la Política, la eterna Política que es la que arrastra a México hacia abajo, sabias fueron las palabras del General Don Porfirio Díaz que dijo que el país necesitaba "poca política y mucha administración" para desarrollarse: poca política hubo durante su mandato en que México se incrustó por primera vez en el mundo y se modernizó e industrializó, poca política hubo en los 300 años de Virreinato en que la Nueva España se convirtió en potencia económica y avanzó de la Antigüedad y el Neolítico al Renacimiento en cuestión de décadas, poca política hubo de 1934 a 1970 y se dio el "Milagro Mexicano" con el desarrollo de una refulgente vida cultural y una gran prosperidad y crecimiento económico. Entre esas etapas, los cantos de la sirena de la Democracia nos han llevado por el despeñadero del conflicto eterno y las luchas entre caudillos y la inacabada tarea de establecer un orden constitucional y legal para el país, lo mismo que en el resto del ex-Imperio Español, la política consume todos los recursos y las energías, no deja pensar en ciencia, en arte, en tecnología, y genera corrupción y desorden por doquier.

Desde el año 2000 ha sido la eterna lucha electoral entre los partidos la que no deja avanzar y provoca nuestro estancamiento en todos los órdenes y, como lo dijeran Platón y Aristóteles, el ejemplo de desavenencia, inmoralidad y crápula de la élite gobernante permea en las demás capas de la sociedad, misma que presenta graves síntomas de disolución.  El regreso del PRI fue esperado por muchos como una vuelta a la normalidad, no fue así, al contrario, existe una agudización de la crisis iniciada sobre todo bajo el mandato de Felipe Calderón, en ello mucha culpa tienen los partidos opositores al PRI, que efectivamente, no han dejado de ser oposición y que, sobre todo desde la Izquierda, han apostado por bloquear y desbarrancar el proceso de reformas que esta Administración ostenta como bandera, sin que esto disminuya, por cierto, la responsabilidad del actual gobernante.

Algunos de los síntomas de que estamos al borde de una situación muy grave para el país son los siguientes:

1.- La Economía, al borde de una crisis: Peña centró su gobierno en un ambicioso plan de reformas, sin embargo, tal parece que no tomó en cuenta la volatilidad del ambiente internacional, y así, la bajada súbita de los precios del petróleo amenaza con echar por tierra los logros estimados de la "reforma energética" en un  país que aún hoy obtiene el 30 o 40% de sus recursos de los ingresos petroleros.

Para colmo, su mal llamada "reforma fiscal" que no consistió más que adoptar el discurso de López Obrador en la pasada campaña presidencial de castigar a los ricos para satisfacción estúpida del deseo de revancha social del pobre ha sido un golpe durísimo para la iniciativa privada y ha contribuido al cierre de negocios y a la generación de más pobres, no ha aumentado el número de contribuyentes ni se ha atraído a la formalidad a multitud de agentes económicos que están en la informalidad; por el contrario, ante el cierre de empresas, sobre todo pequeñas por la presión fiscal, el ambulantaje se ha desatado, cuando no han aumentado aquellos que han elegido a la delincuencia como vía para salir adelante.

La inseguridad y la violencia, así como la inestabilidad política presente en varios estados, como Michoacán, Guerrero y Oaxaca, por supuesto, también es un poderoso disuasor de la inversión.

La sensación imperante es que el poder adquisitivo se ha reducido, en lenguaje profano: que el dinero no alcanza para nada, y que las reformas económicas no han surtido un efecto beneficioso sobre los individuos y la economía familiar. Esto será sin duda uno de los puntos a ser explotados por la oposición durante el proceso electoral de este año.

2.- El Estado hipertrofiado: En un contraste con la cada vez más patente falla del Estado para garantizar algo tan esencial como la seguridad, pero también una educación de calidad y condiciones económicas que aseguren el desarrollo, el Estado mexicano se ha engrosado a cotas inimaginables, aunque siempre se ha caracterizado por su enorme burocracia y existencia corporativa. En una tendencia iniciada bajo el Gobierno de Zedillo, el Estado ha incrementado su presencia y la existencia de instancias de autoridad para resolver tal o cual asunto o tema sin que esto represente, en realidad, mejoras en la eficiencia gubernamental y en la atención a los problemas que la sociedad enfrenta día a día, aparte de que tienen un fuerte impacto económico: por un lado, incrementan el gasto público y por otro, generan nuevos candados y nuevas regulaciones para las actividades de los particulares, y aún de las autoridades, que deberían ser más libres.

Así, existe una proliferación de los llamados "Organismos Constitucionales Autónomos", supuestamente creados con un cariz ciudadano, lo cual es falaz, ya que para la conformación de los mismos se da la intervención de los partidos políticos representados en los órganos legislativos federal o estatales con el consabido reparto de cuotas; a nivel nacional tenemos organismos de este tipo para lo que quieran:

- INE: Instituto Nacional Electoral.
- IFETEL: Instituto Federal de Telecomunicaciones.
- IFAI: Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos.
- INEE: Instituto Nacional para la Evaluación Educativa.
- CNDH: Comisión Nacional de Derechos Humanos.
- BANXICO: Banco de México, la banca central.
- COFECE: Comisión Federal de Competencia Económica.

Y aparte un sinnúmero de consejos, comités, comisiones y procuradurías dependientes de la Administración Pública, como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) o la Comisión Nacional de Protección a los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), que poco sirvieron ante el fraude de la financiera FICREA, o la defensa del consumidor con la PROFECO. Ahora reproduzcamos algo similar, en pequeño en cada uno de los 32 estados de la República y tendremos ante nosotros al Leviathan imaginado por Hobbes: el Estado absoluto y omnipresente. Es cierto que estos organismos se sustentan en recomendaciones de la OCDE y siguiendo lo que ocurre en Europa y han sido promovidos por tratadistas como Mauro Cappelletti o por think-tanks como el Club de Roma (recuérdese la obra del israelí Yehezkel Dror: La Capacidad de Gobernar, donde se promueve la creación de estos organismos) pero precisamente esta burocracia gigante, adoptada en el marco de la Unión Europea se señala como uno de los lastres que está hundiendo al bloque continental tanto en materia económica como en materia de restricciones a los derechos de las personas, precisamente por la creación de organismos hechos en teoría para defenderlos y que en realidad los ahogan.

Con la reforma en materia de derechos humanos las Comisiones de Derechos Humanos carecen totalmente de sentido, si es que alguna vez lo tuvieron, cuando nuestro sistema legal prevé un mecanismo para la defensa de estos derechos fundamentales en el Juicio de Amparo, introdujeron una figura que proviene del Derecho Sueco y que en dicho sistema es entendible al tratarse de un sistema parlamentario donde cabe un control político de la constitución, no así en México donde se adoptó el judicial review de los estadounidenses desde 1848.

En cuanto a las materias de derecho a la información, financiera o consumo, son temas que deberían ser de resolución por los tribunales del Poder Judicial, más valdría que se hiciese una gran reforma que limpiase y fortaleciese al Poder Judicial tanto en la Federación como al interior de los estados que seguir creando instancias materialmente jurisdiccionales y formalmente administrativas o autónomas. El ahorro en materia de gasto corriente e incluso, la disuasión de crear más y más instancias que sirven como campo para la negociación política, reparto de cuotas partidistas y chanchullos sería una enorme contribución a la eficiencia del Estado, mas no será así, por el contrario, la tendencia es a crear más y más órganos autónomos, como con la propuesta de crear una Comisión Nacional Anticorrupción.

3.- Los Partidos Políticos o como ver la tempestad y no hincarse:

Lo que resulta inaudito o quizá no tanto es que ante la situación nacional que amenaza con desbordarse y que muestra un hartazgo generalizado, nuestra clase política dividida en sus partidos no se arrendra y ha iniciado una costosísima campaña en las elecciones intermedias con las que se renovarán en varios estados ayuntamientos y parlamentos locales, y a nivel nacional la cámara baja del Congreso, en algunos otros, como Michoacán, se elegirá gobernador.

El caso es que los partidos políticos, todos, pero TODOS, demuestran ser simples fracciones de una misma élite que se encuentra formalmente dividida en grupos pero que todos se reparten el poder y el presupuesto: tras el derribo del "PRI clásico" en el 2000, la realidad es que ahora nos encontramos ante un sistema compuesto por varios PRIs, sin ir más lejos y como ya en un artículo anterior lo refería, todos los partidos en mayor o menor medida, han surgido como escisiones del PRI, incluso el PAN, cuando se recuerda que su fundador Manuel Gómez Morín fue parte de los gobiernos postrevolucionarios de Obregón y Calles de los que se originó el partido tricolor, y ni se diga de la llamada "Izquierda" que desde Cuauhtémoc Cárdenas a López Obrador se nutre de resentidos del PRI y aún del PAN que no encuentran acomodo a través de esos partidos y se van a otros que se presentan como una alternativa sin serlo realmente.

La prueba está en el verdadero cinismo del PRD que no contento con haber apoyado a los Abarca para hacerse con el poder en Iguala (donde también ayudó López Obrador y sus partidos clientes como Movimiento Ciudadano) y sostenido al corrupto de Ángel Aguirre como Gobernador de Guerrero, ahora se encuentren postulando al hijo de éste para la alcaldía de Acapulco, calificada, hoy por hoy, como la ciudad más violenta del mundo.

Como nunca antes, el proceso electoral intermedio de este año se ha convertido en un verdadero circo de elevados costos y presencia mediática hasta el hartazgo con 7 millones de anuncios o spots a ser transmitidos en TV, en espacios que no implican costo alguno de compra para los partidos, pero sí para su producción; eso sí, nadie niega que las campañas políticas no sean una actividad económica importante o un negocio billonario, porque lo son, resultando siempre beneficiados los mismos políticos y sus allegados: imprentas, agencias de publicidad, serigrafistas, etc. todos aquellos que producen artículos promocionales, que casi siempre resultan ser de los mismos candidatos o partidos o de sus parientes y amigos, pero también, como nunca, la campaña aparece denigrada y nos muestra la terrible crisis de liderazgos y la decadencia de nuestra clase política:

En Nuevo León, la candidata del PRI  a la gubernatura es una antigua conductora de TV de programas de música de banda y norteña, géneros relacionados con los gustos "artísticos" de los actuales miembros del crimen organizado (hasta el crimen está en decadencia: lejanos están los días en que las mafias patrocinaban a Sinatra o en que Al Capone hacía amistad con Enrico Caruso), en Cuernavaca, capital del estado de Morelos, se postula para la alcaldía al futbolista Cuauhtémoc Blanco por el novel Partido Socialdemócrata, uno más de esos institutos políticos que aparecen y desaparecen tras haber servido de cedazos para captar millonarias sumas a favor de sus propietarios y evadir impuestos, mientras que las candidaturas independientes, aprobadas en la última de las interminables reformas político-electorales, se hicieron no para permitir a ciudadanos conscientes el presentarse como alternativa a los corruptos y desprestigiados partidos, sino para la burla, el escarnio y la frivolidad, y si no, aparte del otrora estrella del fútbol tenemos al payaso Gerardo Cienfuegos Lagrimita, quien pretende lanzarse a la presidencia municipal de Guadalajara, algunos dicen que es una estrategia del PRI para restarle votos al candidato de Movimiento Ciudadano: Enrique Alfaro, --quien ha saltado de partido en partido y ahora es apoyado por el ala más extrema del PAN, aún así, su discurso rijoso y mesiánico, tan parecido al de López Obrador, ha tenido arrastre en la clase media tapatía-- puede que sea así, o puede ser que Cienfuegos, famosa figura de la farándula local, y que ya ha sido víctima de la inseguridad en varias ocasiones y expresado su hartazgo, haya encontrado por esta vía una manera de hacer una burla y parodia de las campañas políticas y del vacío discurso de los candidatos.

Como sea, el proceso electoral de este año revela una clase política alejada del electorado, desprestigiada y aparte, con un desconocimiento brutal del sentir y del ambiente social, ni siquiera de las dimensiones del problema que se le ha venido encima al país tras los hechos de Iguala, así como también la forma en que eligen cuadros y candidatos, a base de influencias, arreglos debajo de la mesa, parentescos y colusiones, muy ajenas a las necesidades del pueblo, quien no parece importarles a los políticos, la receta perfecta para problemas... las Revoluciones Francesa, China y Rusa se dieron precisamente cuando los dirigentes se alejaron del pueblo: los nobles franceses encerrados en Versalles y ajenos a sus regiones sobre las que originalmente gobernaban, o los rusos muy ocupados en los bailes de San Petersburgo y hablando en francés con costumbres británicas, por ejemplo.

3.- Un Gobierno pasmado:

El Gobierno de Peña Nieto amenaza con ser peor al de Felipe Calderón, arrojando a la basura todas las expectativas y esperanzas que había de que representara un regreso al orden tras el caos panista de 12 años; esto no está siendo así, por el contrario, y sobre todo tras el caso Iguala, parece que el país se le sale de las manos al Presidente.

Esta ineptitud o incapacidad para reaccionar por parte del mandatario y su equipo, se debe, no a que se trate de un incapaz, un idiota o un ignorante, sino a la formación del propio gobernante y el haber apostado todo a solo una carta: las reformas económicas, y a ese alejamiento de la realidad que tienen como parte de la clase política los integrantes de la actual administración, así como un exceso de confianza.

Para empezar, debemos entender que se trata de un equipo relativamente joven: Peña, sus secretarios Osorio Chong y Luis Videgaray, el director de PEMEX Lozoya Austin, o el Comisionado de Michoacán Alfredo Castillo y el Dirigente del PRI César Camacho, son todos cuarentones y forman el círculo cercano, el "equipo decisional" del Presidente. Este, al parecer tuvo como criterio para la integración de su gobierno la lealtad personal antes que la experiencia de los designados: fue un gravísimo error, a mi parecer, no haber llamado al gabinete a un gran operador político como es el Senador Manlio Fabio Beltrones, mientras que Chong exhibe una gran falta de decisión y de carácter ante los hechos de Michoacán, Guerrero y Oaxaca que exigen actuar con energía.

Entre las causas de los defectos de la actual administración tenemos:


  • Economicismo y Tecnocracia: El proyecto del gobierno se centró en reformas de tipo económico, sin prever las consecuencias políticas y las reacciones que se suscitarían y la respuesta que se tendría que dar. No hay trabajo político de parte del Gobierno, y ante imprevistos como la violenta reacción de los maestros contra las reformas que acaban con sus privilegios, o aún la baja en los precios del petróleo, no se sabe cómo responder ante unas situaciones que se salen del guión: un tecnócrata podrá dominar su materia, pero no sabrá cómo enfrentar a  una situación imprevista y que es de naturaleza puramente política, siendo en esto muy similar a lo ocurrido con Salinas durante el año 1994, en que todo su mandato se derrumbó ante desafíos políticos, como el alzamiento zapatista en Chiapas hasta el asesinato de Luis Donaldo Colosio.
  • Exceso de confianza: Se planteó que el país no había cambiado en 12 años y que bastaría aplicar la vieja receta corporativista para aplacar las fuerzas desatadas tras el desgobierno panista. Igualmente, se confió que los partidos opositores: PRD y PAN se encontrarían en proceso de debilitarse y fragmentarse (como efectivamente lo están) y que eso permitiría retomar el control en automático; en realidad, la disolución de los partidos está llevando al caos y la incertidumbre política sin que el PRI sea capaz de usufructuar esto.
  • Croony Capitalism: "Capitalismo de compadres", lo que se traduce en la serie de corruptelas o favoritismos dados por el Gobierno Federal a determinados contratistas que resulta, tienen relaciones de amistad con el propio Presidente o su círculo cercano y/o le han hecho favores privados o le han vendido ¿o regalado?  inmuebles, siendo el caso de la "Casa Blanca de las Lomas" y la primera dama el caso más sonado. La realidad es que los Priístas no son los únicos que han practicado esto, pero las redes sociales hoy en día los ponen en evidencia más que lo que antes se podía hacer con sus predecesores en este tipo de prácticas.
  • Falta de energía en la aplicación de la Ley: El temor a generar mitos de mártires como lo ocurrido en Tlatelolco en 1968 ata de manos al Gobierno federal para detener la práctica sublevación que se da en los estados de la "Tierra Caliente": Michoacán, Guerrero y Oaxaca, el vandalismo crece, la impunidad también. ¿Porqué no se actúa? Hay quien dice que es por proteger los intereses oscuros y creados detrás de la triste situación en dichas entidades y en los que están envueltos tanto gente de la Izquierda como del PRI, otros a que se apuesta por el olvido o al cansancio de la gente para que la tormenta pase por sí sola y no arriesgarse a la búsqueda de una tragedia por parte de los radicales que después sea utilizada mediáticamente por estos en contra de la Administración; entre tanto, las pérdidas económicas se siguen acumulando y la imagen internacional del país, cayendo.
  • Falta de comprensión del entorno internacional: Los tecnócratas en el Gobierno se centraron tanto en su proyecto reformista que no sopesaron las consecuencias, ni adentro ni afuera del país: así, no calcularon que la apertura hacia China que se empezó a implementar tendría como consecuencia alguna respuesta de EUA --se cree que esto es lo que está detrás de los escándalos de corrupción que han sido destapados por los medios norteamericanos--, tampoco se previó que la política internacional, y en especial la renovada rivalidad entre el vecino del norte y Rusia, o los acontecimientos en Medio Oriente repercutirían en el precio del petróleo y esto llevaría a la reducción de los ingresos por parte del Estado. A decir verdad, esto no es solo propio de los Priístas, a la mayoría inmensa de los políticos y medios mexicanos los acontecimientos internacionales no les importan: siempre ha existido una especie de aislacionismo.

Si a esto le añadimos la terquedad del Presidente de no hacer cambios en el equipo --deberían salir del gabinete tanto Luis Videgaray, titular de la cartera de Hacienda con su equivocada estrategia de exprimir al contribuyente cautivo, el Procurador Murillo Karam por su falta de prudencia y Osorio Chong de Gobernación por su falta de valor y energía-- creo que la receta para el desastre está servida.

Y lo peor de todo es que, tras ver a la oposición... no hay alternativas.

En el próximo post, hablaremos sobre los movimientos del Juego de Tronos en el tablero de la Península Arábiga...

13 de enero de 2015

Y TRAS EL ATAQUE, TEORIAS Y CONSPIRACIONES



Tras el ataque a la Revista Charlie Hebdo y la ola de terror subsecuente, vienen las consecuencias, algunas las mencioné en el post anterior en su parte final, y parece que los líderes europeos que encabezaron ayer la marcha multitudinaria en París buscan cumplir al pie de la letra con las pesimistas y sombrías previsiones hechas por Michel Houellbecq en su última novela: Sumisión, para los líderes, quienes por cierto, hicieron una marcha juntos pero no revueltos con las masas, como trascendió en Internet, el peligro no está en los laxos controles migratorios y en la muy difícil, sino imposible integración de los musulmanes a la vida, la cultura y la sociedad de los países europeos, así como una serie de agravios hechos en el pasado reciente a los pueblos musulmanes que han fomentado en ellos el deseo de venganza, sino lo importante es defender una libertad de expresión absoluta e ilimitada, que ya no es libertad, sino libertinaje, y además, defender la Democracia francesa y europea ante el previsible empujón hacia arriba que pueden representar estos acontecimientos para un partido conservador, tachado de "ultra-derechista" como es el Front Nationale de Jean Marie y Marine Le Pen y por consiguiente, a otros partidos del mismo tipo, como "Amanecer Dorado" en Grecia o el movimiento de creciente anti-islamismo en Alemania.

Entre tanto, han aparecido teorías de la conspiración realmente disparatadas y hasta ridículas en torno a los atentados, a través de medios como la Red Voltaire y la infaltable RT; no debemos olvidar que ambos medios comparten un antiamericanismo recalcitrante, el primero por ser parte de una corriente de Izquierda radical que desde el 11 de Septiembre, a través de su director: Thierry Meissan, cuestionó la veracidad de los atentados en contra del World Trade Center de Nueva York y el Pentágono; solo en el caso del edificio de la Secretaría de Defensa norteamericana sí se pueden desprender dudas, de lo otro, es indudable que sí hubo una acción orquestada desde el exterior y dirigida a golpear a EUA en uno de sus puntales, en cuanto a RT, la televisora rusa obra bajo los dictados y a favor de los intereses del Kremlin, muchos no lo quieren creer, pero como están las cosas creo más probable una alianza entre Putin y Abú Bakr II en contra de Occidente que Rusia acuda a unirse a los europeos en contra de la amenaza islamista, para Moscú es ahora mucho más peligrosa la OTAN y toda la agresiva y errónea política de sanciones y baja del precio del petróleo, así como de expansión hacia el este de la Alianza Atlántica que la conformación de un nuevo Califato. Si éste contribuye a debilitar Europa Occidental y aliviar la presión sobre sus fronteras a través de Ucrania, claro que lo apoyaría, llegando a cierto acuerdo con respecto a Siria. Así, ambos medios tienen gran interés en presentar a EUA y a los gobiernos europeos actuales como encarnaciones mismas de la maldad en su nivel máximo que en buscar y presentar la verdad.

El año pasado comenté en este espacio un excelente libro que desmonta las clásicas teorías de la conspiración: Amos del Mundo de Juan Carlos Castillón. En tiempos de incertidumbre y de cambios vertiginosos como los actuales, nada más da certeza que echarle la culpa a alguien de los clásicos culpables de siempre a lo que pasa; me ha tocado ver en las redes sociales que dicen que Netanyahu acudió con sus peones los presidentes y ministros europeos y todo es el consabido complot sionista, cuando basta ver la foto con la que se encabeza esta entrada para ver en el semblante del político hebreo cierto gesto de desesperación y que, originalmente, Hollande no quería que el Primer Ministro Israelí acudiese al evento, y es que Israel, tras los bombardeos a Gaza, ha diluido su presencia e influencia internacional, mientras que sus enemigos Palestinos quedaron fortalecidos con el reconocimiento de gran parte de la comunidad internacional y su ingreso a la Corte Penal Internacional; entre tanto, el líder del Partido Likud se encuentra convertido casi en un paria, por lo que acudió a la marcha evidentemente para buscar apoyos de sus aliados con un: "se los dije, ya saben lo que se siente ser atacados por el terrorismo islamista".

Sin embargo, estos acontecimientos serán siempre manoseados, en México lo hemos visto con el caso Ayotzinapa, y ahora lo vemos a nivel internacional, el caso Charlie Hebdo dará tela para cortar a muchos mientras no se ve la realidad o se tapa la misma; tras lo acontecido, sí creo que el islamismo radical se ha anotado un triunfo contundente que le abre las puertas para otros muchos, la marcha por la unidad de ayer no demostró la fortaleza de Occidente, sino, por el contrario, sus debilidades, y creo que éste era uno de los principales objetivos del ataque.

Primero que nada: los Occidentales siempre creemos que los demás pueblos no son o no pueden ser tan avanzados o inteligentes como nosotros, y en el aspecto de estrategia militar y política esto se expresa al no considerar capaces a los no-occidentales de planes elaborados y acciones complejas: por ejemplo, muchos no creen posible que la acción de los terroristas en las instalaciones de la revista haya sido tan profesional, actuando como un comando con un objetivo preciso y el ataque haya sido perpetrado de modo quirúrgico. Se olvidan que Al-Qaeda no es más una serie de células dispersas sin conexión y que el ISIS tampoco consiste en bandas malarmadas y desorganizadas, por el contrario, Abú Bakr II está constituyendo ya las bases de un verdadero Estado, con incluso un gabinete de gobierno e instituido el servicio militar obligatorio, además, el dinero Saudita, Qatarí, Emiratí y Turco que presuntamente financia su operación fluye en la compra de armas y el entrenamiento, que originalmente fue proporcionado por militares norteamericanos y europeos para luchar contra Assad en Siria, es bien sabido además, que Kosovo y Bosnia cuentan con grandes centros de entrenamiento, y es claro que el ISIS no es una serie de guerrillas como los Talibán, sino que cuenta con un ejército en forma que puede tener fuerzas especiales entrenadas para este tipo de acciones.

Es el mismo error que cometieron los Cruzados, que se sorprendieron cuando vieron que los islámicos no atacaban como horda, sino con ejércitos perfectamente formados, entrenados y equipados (continuaban con la gran escuela miliar de Medio Oriente surgida con los Asirios y el Egipto ramésida); incluso el propio Cortés y sus hombres, de la Noche Triste y hasta Otumba, en que se ganó por un arranque de valor personal del propio conquistador y su raquítica caballería, sufrieron una serie de derrotas ante los ejércitos mexicas pese a sus armas de piedra, pues tampoco eran una masa informe e indisciplinada, sino que eran tropas profesionales con rangos y mandos establecidos, disciplina y formaciones de batalla y como muestra el Lienzo de Tlaxcala, en que se muestra la uniformidad, las formaciones y el equipamiento completo de las tropas indígenas para los estándares de la Mesoamérica de inicios del siglo XVI, precisamente sería hasta Otumba que empezarían las victorias españolas que culminarían con la caída de Tenochtitlan, una vez aprendidas las fortalezas y debilidades de su oponente: como saber que matando al comandante en jefe y capturada su bandera, el ejército se retiraba.

Ahora se comete ese mismo error, no se cree que los islamistas sean capaces de montar una operación así de precisa o como la del 11 de septiembre, sino que debió hacerse desde dentro de Occidente. ¡Craso error! Una postura así abona a la desinformación y beneficia a los grupos islamistas militantes.

Segundo: De igual manera, se presupone que los líderes islámicos son locos totalmente irracionales; esto es falso, en el Islam ha habido líderes que actuaron igual que Osama Bin Laden o el actual autoproclamado Califa, impulsados por un fuerte celo religioso, pero que no les impidió tener una visión política y pragmática de las cosas, incluso, que pasaron a la Historia como grandes estrategas políticos y militares, la lista incluye por supuesto al Sultán kurdo Saladino, al Califa Abasida Harún Al-Raschid, a los Omeyas andalusíes Abd-el-Rahman y Al-Manzor, y a los Califas Otomanos Mohamhed II y Solimán el Magnífico o el mongol musulmán Tamerlán entre otros muchos.

En tiempos recientes, se cometió el error de calificar de orate al líder de la Revolución Iraní de 1979: el Ayatollah Ruyollah Khomeini, en lo que en realidad fue un diferendo entre el régimen revolucionario y las potencias occidentales por la nacionalización de los recursos petroleros de la nación persa, el régimen fundado por él fue calificado de fanático, liberticida e irracional, aparte de que atizaron contra él a Saddam Hussein. La República Islámica, como hemos dicho, significó en realidad la fusión de conceptos de política occidental y Derecho Constitucional francés con las tradiciones islámicas y persas de Irán con un sistema realmente representativo y en mucha medida democrático y participativo. La condena que emitió el clérigo iraní contra Salman Rushdie, por otro lado, fue casi obligado para ganar apoyo y simpatía entre musulmanes no-chiítas por un Khomeini ya muy anciano y enfermo, además de que nadie la ha ejecutado ni parece haber querido hacerlo desde aquel entonces. El resultado de la demonización de Khomeini y la República Islámica fue enajenarle a Occidente el que sería un poderoso aliado como contrapeso del extremismo Sunnita de los países de lengua árabe.

Hoy en día, parece que se cree que Abú Bakr Al-Baghdadí es incapaz de tomar decisiones de tipo estratégico por ser un demente ridículo; sin embargo, es el hombre que en unos cuantos meses convirtió a un pequeño grupo escindido de Al-Qaeda y la oposición siria en una potente fuerza de combate y todo un proyecto político ambicioso, con organización y medios propios, precisamente, de un Estado. Además, tal parece que el ataque contra el pasquín francés tuvo en mucho el carácter de sondear a Occidente y demostrar varias cosas. Claro, para el Occidental que lleva desde 1789 ridiculizando a los monarcas y que cree que los mismos son solo personajes extravagantes de la revista Hola, por vivir en la "Era de las Democracias" el que un líder asuma un título monárquico y pretenda instaurar un imperio o monarquía universalista suena a locura, no así en Medio Oriente, donde la Democracia y las Repúblicas han sido frutas exóticas o membretes para sostener monarquías de hecho. El pensamiento político musulmán y aún el pre-musulmán: Persia, Babilonia, Egipto faraónico, etc. es muy diferente al nuestro, bien hace falta leer más a Ibn-Khaldún para entenderlo.

¿Qué quiso demostrar Su Majestad Imperial Abú Bakr II (a como van las cosas, creo que debemos irnos acostumbrando a darle el tratamiento que por protocolo recibían los Califas, recuérdese que este título equivale al de "Emperador" en Occidente):


  • La hipocresía occidental y en particular europea: resulta que a los europeos les duele más la pérdida de 12 dibujantes y periodistas de dudosa calidad moral --estoy viéndolo desde la óptica de los islamistas, por supuesto que su asesinato es lamentable-- que los miles  de Cristianos asesinados en Siria-Irak y Nigeria; el impacto que se busca sobre estos es que se sientan abandonados, cuando ni siquiera el Papa Francisco I ha salido a la defensa enérgica de ellos, ni de la doctrina cristiana, ni mucho menos los paladines europeos ni Obama. ¿No provocará esto el resentimiento en muchos y la apostasía para volverse musulmanes y unirse al bando ganador? Además, es de recordar que el fundamentalismo islámico que ha matado a tantos en esos países surgió del financiamiento occidental que le preparó para combatir a Assad y en el seno de las "Primaveras Árabes" que no trajeron la Democracia sino fortalecieron a los grupos radicales. Francia en especial fue fundamental para el derrocamiento de Gaddaffi en Libia y el alzamiento en Túnez que acabó instaurando el caos tribal en el primer país, algo usufructuado por los radicales, y por el ascenso del fundamentalismo en la antigua Cartago. Ahora pronunciarse contra las consecuencias de lo que ellos mismos provocaron es hasta insultante.
  • La defensa del Vacío: No se está defendiendo la libertad de expresión, no en un sentido positivo, sino que queda claro que Occidente ha entrado en lo que Juan Manuel de Prada y otros autores han definido como "libertad negativa", es decir, actualmente la libertad es entendida no como el poder hacer aquello que debemos o que nos lleve a la virtud, sino para fines negativos: la libertad se predica para el vicio, la corrupción: el sexo promiscuo e indiscriminado, la búsqueda irrefrenable del placer, las drogas y en este caso, la libertad de insultar, menospreciar al otro y a nombre de la libertad y del "progresismo" discriminar o ridiculizar a quien mantiene creencias religiosas, sean cuales sean; en realidad, lo que se defiende es la irresponsabilidad y el poder inmenso que, en una sociedad de la información, en palabras de Alvin Toffler, tienen quienes manejan el oro intangible de los datos, esto es, los medios de comunicación que a través de ellos pueden formar la conciencia pública y manipular mentes: el "día de ir al metro sin pantalones" muestra la enorme capacidad de los medios, redes sociales incluidas, para inducir en la gente conductas estúpidas y hacerles actuar como borregos, pero además, haciéndoles sentir que son más libres y rebeldes. Ante todo esto, y con el divorcio entre Occidente y Cristiandad, queda claro que solo tenemos un vacío y un valor, la "Libertad" en sentido genérico que no se define y no se sabe usar... por ello no es de extrañarse que haya tanto europeo y aún australianos y norteamericanos y canadienses que se convierten al Islam y se unen a las fuerzas del Califa, buscando algo que llene el inmenso hueco espiritual.
  • Las debilidades de la Democracia: Lo que temen los políticos europeos no es al Islam, sino al ascenso de los partidos políticos tachados de "ultra-derecha" como ocurre con el Front Nationale francés, la razón es simple: actuar limitando la inmigración o controlando a la creciente población islámica en el Viejo Continente sería contrario al espíritu de inclusión y de pluralidad de la Democracia, no pueden ir contra el sistema político en el que se encuentra la base de su poder ni la estructura del Estado. Los países europeos huyen del trauma del nacionalismo que alentó a las viejas guerras, en particular las dos mundiales, y del racismo de los Nazis, por lo que no pondrán freno al ascenso del Islam en sus territorios y en su demografía, ni tampoco, lo que seguramente se dará, a su participación en la política; al final, parece que Houellbecq tendrá la razón.
  • Europa, a su suerte: La notoria ausencia de Barry Soetoro/Barack Obama de la marcha del domingo deja muchas preguntas al aire, en EUA esto ha sido visto como un acto de cobardía, más bien creo que fue de prudencia de no querer atraer el fuego islamista sobre su territorio, cuando todavía está fresca en la memoria el terrible atentado en el Maratón de Boston; hubiera sido poco conveniente para los norteamericanos aparecer en solidaridad con los franceses y que su mandatario estuviese al frente del contingente V.I.P. que encabezó la manifestación, de inmediato se hubiera interpretado como un acto de liderazgo y meterse en la línea de fuego. Sin embargo, también parece que el coloso del norte le está diciendo a los europeos que ya tiene bastante protegiéndolos de Rusia, lo del Islam es un problema interno que la Unión Europea debe resolver por su cuenta.

Ante todo esto, no queda más que reírse de las teorías conspiranóicas que circulan por ahí; es cierto que la Administración Obama no ha sido de lo más acertada, pero la peregrina idea de que Washington desea crear una guerra civil en Francia para levantar la economía global es ridícula, no sacrificarían a uno de los principales aliados y miembros de la OTAN por ello, también es una estupidez decir que esto es un castigo por reconocer a Palestina e irse contra los Sionistas, no comprenden que ahora la influencia de Israel está desapareciendo, y por el contrario, las petromonarquías se han hecho con un poder inmenso, son quienes han apoyado a EUA contra Rusia manipulando los precios del petróleo, (¿a cambio de qué?) y tienen enormes inversiones en los países de la Unión Europea.

No, estamos ante la decadencia inminente de Occidente, que empieza por Europa y ante el ascenso del Islam como una fuerza emergente que quizá concluya con la erección de un quinto Califato, un nuevo Imperio que, simplemente por demografía, será una de las mayores potencias mundiales; de un de repente, volveremos a una especie de Edad Media, con un Occidente derrumbándose, por ello comparto también el pesimismo de Wanderer acerca del panorama futuro. Este año 2015 continuará con el asalto al poder mundial que iniciaron en el 2014 Rusia, con su recuperación de Crimea y China con sus logros económicos. Para diciembre, solo espero no estar escribiendo sobre un montón de ruinas.

9 de enero de 2015

EL ATAQUE A "CHARLIE HEBDO"




Tras el ataque perpetrado el día de ayer contra las instalaciones de la revista satírica francesa Charlie Hebdo en la ciudad de París he llegado a las siguientes reflexiones:

1.- El ataque:

El ataque es deleznable, atroz y criminal, de eso no hay duda alguna, una muestra de poder y de los alcances de las organizaciones terroristas islámicas que han llegado a Europa y un verdadero atentado en contra de la libertad y de la apertura que han dado los Estados europeos a los musulmanes que han emigrado al Viejo Continente, mostrando que de parte de los inmigrados no existe ni tolerancia, ni apertura ni respeto al orden existente en esos países, sino que desean imponer sus reglas y forma de vida a las sociedades que los han recibido. Es una muestra además de fuerza que pretenden ejercer a través del miedo y con ello, condicionar la política de los Estados europeos, entrampados por la permisividad que han tenido con los flujos migratorios y su propio discurso democrático y tolerante.

2.- El Peligro Islamista: 

Relacionado con lo anterior, creo que debe quedar claro que el Islam representa un peligro para Europa y todo Occidente; en realidad, el Islam moderado no existe; cierto, la mayoría de los musulmanes no toma las armas ni se lanza a la conquista... por ahora, sino que son gente común, pero no debemos olvidar que el Islam, no es como dicen Bergoglio, Obama o cualquier otro obnubilado lider occidental actual que busca conservar las formas y ser "políticamente correcto" una "religión de paz" o "de amor" (en el siglo XVI hubieran calificado de tal al sangriento y belicoso culto a Huitzilopochtli de los Mexica); es ante todo, una ideología imperial y expansionista que sirvió de base para la conformación de vastos y poderosos Imperios como los Califatos Omeya, Fatimita, Abasida y Otomano que se extendieron a través de la espada y que realizaron o fomentaron genocidios, como el de los armenios hace 100 años, o si toleraron a los no-musulmanes en sus territorios, los colocaron como ciudadanos de segunda o tercera, como ocurrió con los Mozárabes en la España musulmana, Judíos y Coptos en el Egipto Fatimita. 

Queda claro que las llamadas Primaveras Arabes sí han constituido una verdadera revolución en el mundo islámico, pero esto no ha llevado a un proceso de secularización como la Revolución Francesa de 1789 por la propia naturaleza de los pueblos musulmanes y su Historia, sino a un renacimiento del sueño imperial musulmán que ha cristalizado en el surgimiento del ISIS y la auto-proclamación de su líder Abú Bakr Al-Baghdadí como Califa o nuevo emperador del Islam, que además existe un enorme resentimiento entre las jóvenes masas musulmanas en contra de las potencias occidentales por el colonialismo ejercido sobre sus países desde el fin de la Primera Guerra Mundial y el desmembramiento del Imperio Otomano y la supresión del Califato, que están hartos de ese experimento fallido occidental llamado "Estado de Israel" que ha sido la manzana de la discordia o el pretexto preferido para desarrollar el radicalismo islámico y justificar al terrorismo, y que esto ha llevado al surgimiento de movimientos como Hamas, Hezbollá, Al-Qaeda o Boko Haram, que han perpetrado ataques demoledores contra Occidente: los atentados contra la embajada norteamericana en Beirut, Líbano, los ataques contra el World Trade Center de Nueva York en 1993 y 2001, el ataque al tren suburbano de Madrid el 11 de marzo de 2007 y los ataques al transporte público londinense en 2005, además del secuestro y ataque a cristianos en Nigeria y Siria, a los que ahora se suma este hecho.

3.- La Provocación de los Medios:

Pero también existe otro punto que no debe ser soslayado, por más que ahora, como siempre y como dice la vieja conseja: "sobre el muerto, las coronas" se venga a decir todo un discurso hagiográfico sobre la revista Charlie Hebdo y su director y caricaturistas muertos, ahora que se dice que la revista valientemente ha sido un bastión de la libertad, porque en realidad no lo es; lo ha sido de un libertinaje de expresión, por un lado, pero también, de la intolerancia de los tolerantes.

Resulta curioso que los ateos tiendan a hablar más de Dios que los creyentes; como decía el "poeta maldito" Charles Bukowski: "Aquellos que hablan de Dios, necesitan de Dios", y resulta que el semanario victima del ataque critica más en sus páginas a la Religión en general que cuestiones políticas, todo desde una óptica que es habitual entre los antirreligiosos, sintiéndose desde lo alto de una supuesta superioridad moral e intelectual que dicen poseer, así por ejemplo, recientemente vi como el periodista mexicano Jorge Ramos que se confesaba como haber nacido católico para ahora ser ateo, cuestionaba, con altas dosis de desprecio, al analista norteamericano Bill O'Reilly de fe protestante, por escribir libros acerca de Religión y a la vez hacer comentarios políticos en su espacio de Fox News: "The O´Reilly Factor", no se, pero me parece más responsable alguien que confiesa sus postulados ideológicos o creencias y que abiertamente dice tener una óptica sobre asuntos sociales o políticos a través del lente de dichas convicciones, que un sujeto que odia a su país natal, del que habla mal cada que puede y eligió el autoexilio, que por venir de una familia criolla y ser rubio y de ojos azules se siente Anglosajón cuando es más Hispano que Cervantes y tiene un largo historial de amoríos e hijos naturales regados a ambos lados de la frontera y que hasta busca a jovencitas casi adolescentes a pesar de ser un cincuentón, y lo mismo puede decirse de Bill Maher, quien en su "documental" Religious no sale de los lugares comunes de crítica al Cristianismo y aparte exhibe una ignorancia monumental, aunque claro, tiene efecto mediático y lo que dice se lo puede tragar cualquiera con una formación promedio y falta de conocimientos de Historia y Religión.

Los tipos con estas características evidencian una gran virulencia y hasta furia contra la fe de los creyentes, como si nada los ofendiera más que ello, cuando la inmensa mayoría de los creyentes, salvo los fanáticos, ni se sienten afectados por el escepticismo de ellos, aunque claro, pueden sentirse ofendidos, no porque teman que un dibujo --como decía en una entrevista, con lujo de cinismo, el ahora difunto director de la revista-- destruya a Dios, sino porque se les ataca directamente a ellos, como personas, por las creencias que tienen; ahora, en esa misma entrevista decía que si te sentías incómodo con su obra que tú lo caricaturizaras o te burlaras de él... generalmente el que se atreve a hacer esto con alguien de los medios y en especial de esta vertiente ideológica acaba demandado y hasta en la cárcel, o al menos, con la reputación hecha pedazos, tildado de fascista, intolerante y retrógrada; nadie, en la época actual, puede meterse con alguno de los pontífices del progresismo y la Izquierda que pretenden ejercer un poder inmenso y no sujeto a límites, sean legales o éticos, pues ellos se han erigido en intérpretes de la verdad y conciencia de la sociedad, como un poder que está por encima incluso del Estado, ya que ellos tienen la inmensa facultad de formar a la opinión pública, los políticos por tanto, tenderán siempre a estar a sus pies por temor de acabar como Nixon, o simplemente veamos cómo actualmente en México el Presidente Peña ha visto socavada su posición no tanto por los hechos de violencia en sí, sino por el manejo que ciertas figuras de los medios progresistas como Carmen Aristegui han hecho de las noticias.

Es decir, los ateos o antirreligiosos generalmente piden tolerancia pero no la ejercen hacia quien tiene creencias o piensa diferente a ellos, en el caso de Charlie Hebdo, no es la excepción, es cierto que su directiva se había enzarzado en una guerra abierta contra el Islam, pero también las críticas o más bien, burlas contra el Cristianismo y la Iglesia Católica en general eran abundantes, y no iban solo contra figuras públicas de ésta como el Papa, sino contra las mismas creencias o doctrinas religiosas, burlas además groseras, sucias y de pésimo gusto que no reproduciremos aquí por respeto, pero por ejemplo, hay una viñeta en la que ante la visita papal a Francia dicen que "los Franceses tan tontos como los negros" por ir a ver al pontífice, entonces San Juan Pablo II (no encuentro en la red la ilustración para anexarla aquí), aquí tanto se ofende directamente a los católicos al calificarlos de idiotas como a los negros, al insinuar que estos lo son por naturaleza, en un claro gesto racista.

Con esto no quiero decir que los ataques a la revista se justifiquen, por supuesto que no, las cosas no se arreglan matando, pero sí señalar que existe una enorme soberbia en los medios de comunicación que les impide fijarse límites, y que impide a su vez que los Estados los impongan; por el contrario, han logrado la derogación de delitos como la difamación, a fin de poder pasar por encima de las personas sin sanción. Se dice que la libertad de uno termina donde empieza la del otro, y el respeto de un derecho acaba donde inicia el derecho del otro: la libertad de prensa debe tener como límites, entre otros, el derecho a la libertad de cultos, de conciencia y la reputación de las personas; de lo contrario, habremos creado una élite que se concibe como omnipotente y ajena a toda responsabilidad. (En otra efeméride, el día de ayer murió Julio Scherer, quien fue pionero, alegando la persecución que le hizo el Presidente Echeverría cuando fue Director del Excelsior, de la conversión del periodista de Izquierdas en parte de los privilegiados e intocables en México, por cierto.)

Pero además, esto iría también a favor de los propios periodistas, el equipo de esta revista satírica no demostró valor, sino temeridad, como que buscaron provocar y lo lograron, el ataque sufrido --de la entrevista que vi con el director de la misma: Stéphane Charbonnier me dio la impresión que se trataba de un tipo algo perturbado, como presa de grandes resentimientos sociales-- cuando se insulta lo más sensible para las personas no se sabe cómo reaccionarán éstas; no en balde, en un país multicultural como Rusia, el gobierno de Putin ha puesto en el Código Penal el delito de Blasfemia o Ataques a la Religión (cualquiera que ésta sea, desde el Cristianismo Ortodoxo hasta el culto al Espagueti Volador) no por ser un Estado confesional, que no puede ser, pues en Rusia hay Ortodoxos, Católicos, Protestantes, Judíos, Musulmanes, Budistas, Paganos y Ateos, sino para mantener la paz pública y evitar luchas entre esos credos o con los descreídos, bien se dice proverbialmente que en las discusiones familiares jamás debe hablarse de religión, preferencias políticas o de equipos de fútbol, puesto que se propician los desencuentros y conflictos con esos temas.

4.- El Occidente descristianizado:

Resulta que todo mundo guarda luto y se solidariza con el pasquín, lo curioso, como lo dice el Padre Terzio en su Blog, es que antes no haya habido esas muestras de duelo y solidaridad ante más terribles y mayores masacres provocadas por el Estado Islámico en Siria e Irak o el desplazamiento de miles y miles de Cristianos de sus lugares de origen, o lo hecho por Boko Haram en Nigeria en contra de igualmente, los Cristianos. ¿Porqué no ha habido esa condena como sí la hay ahora por doce periodistas y caricaturistas de un semanario tan vulgar? Principalmente por dos cosas:


  • Los Estados Occidentales Democráticos ya no consideran al Cristianismo como su raíz o su base, reconocerlo así sería no reconocerse como laicos, abiertos e incluyentes, así que no quiere mostrar ningún signo de identidad compartida con las víctimas del islamismo en Oriente y África por no parecer confesionales u hostiles hacia el multiculturalismo.
  • El poder de los medios, si alguno es tocado, aún sea el panfleto más amarillista y desprestigiado, los demás hacen causa común y ponen el grito en el cielo por un ataque contra la sacrosanta libertad de expresión, en México lo hemos visto con los periodistas asesinados aún cuándo estos hayan sido parte en negocios oscuros con las bandas criminales.
Además de ello, lo que sucede en Irak, Nigeria o Kenya parece muy lejano pese al Internet y los medios de comunicación, en cambio, que el acontecimiento suceda en la "Ciudad Luz" es ciertamente impactante y demuestra la cercanía del peligro terrorista en el mero núcleo de Occidente.

5.- Consecuencias:

El futuro se pinta oscuro para la otrora Hija Primogénita de la Iglesia, para empezar, y ante el ascenso que el Front Nationale de Marine Le Pen ha tenido y del que hemos hablado en otro lugar antes en este espacio, es más que probable que alcance la mayoría parlamentaria y hasta la Presidencia de la República en unas futuras elecciones, la postura antiinmigrante radical de la política conservadora se verá enormemente fortalecida.

Es cierto, el tradicionalismo católico francés, que se ha convertido poco a poco en una fuerza importante, junto con el movimiento identitario, de oposición al desastroso gobierno de Hollande y ha cuestionado a las bases mismas del sistema político francés va a aprovechar el ataque a Charlie Hebdo, contrario a lo que algunos medios dicen, creo que la Jerarquía Católica francesa fue muy inteligente en guardar silencio a los verdaderamente asquerosos ataques de la revista contra el Cristianismo, por un lado habría sido darle importancia y hacerle publicidad  a un medio que no valía la pena (los musulmanes le han dado con esto gran relevancia al pasquín en vez de silenciarlo) y por otro lado, esto toca un punto clave: la descristianización de Europa, el hedonismo y el antinatalismo ha dejado un hueco enorme que amenaza ser llenado por el Islam (en cierta manera, la revista sería víctima de las consecuencias de sus propias ideas); no en balde, hay un 21% de los jóvenes franceses que han manifestado su apoyo al ISIS: son tanto inmigrantes islámicos como conversos al mahometismo, resulta incluso coincidente que unos días antes del ataque el escritor Michel Houellbecq haya presentado una novela en la que habla de la toma del poder en Francia por musulmanes, algo que no se antoja tan lejano con una demografía que obra en favor de ellos por encima de los franceses nativos.

¿Pero qué pasaría si choca el islamismo radical con la postura antiislámica que se extiende en Francia? La mesa está servida hasta para una verdadera guerra civil y étnica entre islámicos y nativos. Por lo pronto, la violencia no cesa en París y sus alrededores, ya desde antes del ataque a Charlie Hebdo se dio el atropellamiento por parte de islamistas a personas reunidas en plazas en Dijón, Nantes y París, después del ataque, se dio otro tiroteo en que un inmigrante mató a una oficial de tránsito, el estallido de un coche-bomba en un pueblo cercano a la capital, y ahora, la toma de rehenes en una tienda judía en Dammartin en Göele, donde se han atrincherado los responsables de las muertes en la revista. Todo esto hace temer que estemos apenas en el inicio de una verdadera ofensiva islamista en contra de la antigua Galia, sino es que en contra de Europa entera. Lo peor, ya ha habido respuesta al fuego: se han arrojado granadas contra mezquitas y se han atacado negocios de musulmanes.

Este 2015 empieza sombrío. Sigamos atentos a los hechos.

7 de enero de 2015

SWORD ART ON LINE/THE AMAZING SPIDERMAN 2 O LO BUENO Y LO MALO.


Durante estas vacaciones y a sugerencia de mi sobrino, como hace 2 años que vi Death Note, me puse a ver uno de los mejores Animes actuales: Sword Art On Line. en su primera temporada, estrenada en Japón en 2012 y disponible vía Netflix.

Quedé encantado con esta serie de animación, misma que se basa en una serie de novelas de ciencia ficción escritas por el escritor y guionista de cómics Reki Kawahara dirigidas a un público juvenil y de la cual luego surgió la publicación de un manga o cómic y finalmente la serie televisiva; la premisa en la que se sustenta es bastante interesante, aunque quizá recuerde un poco a la saga fílmica de Matrix, de los hermanos Wachowski pero también emana del fenómeno que han significado los juegos de rol seguidos por Internet como World of Warcraft sobre todo en los países asiáticos como Japón y China, con esos elementos, la historia se coloca en el 2022, cuando un enorme número de fanáticos de los videojuegos se conectan, a través de un sistema de realidad virtual llamado Nerve Gear al Internet para jugar un nuevo y muy esperado juego de rol multijugador llamado Sword Art On Line.

la idea es que el Nerve Gear asegura una "total inmersión" en el mundo virtual generado por un complejísimo programa de cómputo que hace que el jugador piense y sienta que se encuentra en la realidad, el juego consiste en entrar a un mundo medieval situado dentro de una inmensa estructura semejante a una estación espacial llamada Aincrad, dentro de la cual se cuenta con hasta 100 niveles, cada uno del aparente tamaño de un país, en los que los jugadores deberán luchar y vencer a diversos monstruos, finalmente al "Jefe" del nivel para poder superarlo y acercarse a la cima del Aincrad y llegar a finalizar el juego. Entre tanto, puede aprovechar los recursos que encuentre en los paisajes y lugares del ambiente virtual: comer, dormir, descansar, jugar, retarse a duelo, cocinar, pescar, cultivar... en definitiva, es el videojuego total. 

El problema resulta cuando los 10,000 jugadores son secuestrados en ese mundo virtual, pues no pueden desconectarse del mismo, so pena de morir a causa de una descarga de microondas que saldría del Nerve Gear si éste detecta el intento de desactivarlo, y que además, el juego se vuelve macabramente real: si eres muerto en el juego perdiendo tus puntos de salud, en la vida real también el dispositivo de realidad virtual te matará con una descarga de microondas. Las razones que tuvo el creador del juego, un científico de nombre Akihiko Kayaba para este siniestro acto no son explicadas del todo al término de la temporada, sin embargo, se barrunta que se trata de un arriesgado y criminal experimento que el científico --un idealista que deseaba ser un dios diseñando su propio universo-- realiza apoyado por un ambicioso empresario que trata sobre el manejo de las emociones humanas y el control mental a través de la realidad virtual.

La trama se centra en dos jugadores: Kirito y Asuna, un chico de 14 años y una niña de 15 al iniciar el juego, que permanecerán atrapados dentro del Aincrad durante casi 3 años luchando por completar niveles pero, al mismo tiempo, viviendo en la realidad virtual; eventualmente, ambos personajes entablarán una relación amorosa bastante apasionada y fuerte, que no resulta propia de adolescentes, sino plenamente adulta, incluso llegando a contraer matrimonio dentro del mundo virtual, esto se reafirma tras que conocen a Yui, un programa de soporte emocional de los jugadores que adquiere personalidad propia y se presenta como una niña pequeña que los ve como sus padres, formando una familia. Después de superada la primera fase de la temporada, con el despertar de Kirito, viene una segunda etapa que se centra en el rescate de Asuna, prisionera en otro videojuego de realidad virtual por el empresario que patrocinó el experimento, quien se encuentra obsesionado con ella.

Por cierto, un punto negativo de la historia quizá sea que aunque no haya escenas de sexo explícito sí hay dos, en la segunda fase de la temporada que son quasi-violaciones de Asuna y un extraño caso de amor incestuoso de parte de la prima y hermana adoptiva de Kirito hacia éste, por lo que la serie, la verdad, no es para niños y refleja la tendencia actual de los japoneses hacia ciertos contenidos si no pornográficos sí medio perversos, que a mi parecer no eran necesarios en la trama y resultan incómodos.

No contaré spoilers con más detalles de la trama, solo comentaré que la misma me parece mucho más profunda de lo que parece: en definitiva, muestra como el mundo virtual construido alrededor de los juegos de video, el Internet y las redes sociales se han convertido en un escape para la gente que se siente descontenta con su vida real o carece de valor para enfrentar esos problemas tangibles y las relaciones con las personas de carne y hueso; Kirito, Asuna y los demás personajes tienen motivos o circunstancias que les han incitado a escapar de la realidad para sumergirse en un mundo fantástico, e incluso, plantearse el permanecer en él. En ese mundo de ficción, ellos son reconocidos y son líderes, cosa que no sucede en el mundo real, donde son en todo caso, vistos como víctimas de un plan criminal pero no considerados ni héroes ni extraordinarios. Es curioso, al inicio de la historia, cuando el creador del juego, Kayaba, se presenta como una especie de deidad ante los jugadores, hace que todos asuman su apariencia física real en vez de la idealizada del avatar que cada quien se había creado, aunque tengan el mismo rostro que en la realidad, todos poseen o pueden obtener habilidades fantásticas y roles que no poseen en el "otro lado", en pocas palabras, todos son, en el juego, lo que siempre han querido ser, aunque no todos, muchos otros no pasan de ser también perdedores en un mundo u otro.

Esto me generó inquietud: ¿no nos estamos dirigiendo a lo planteado por este Anime? ¿No construimos unas personalidades artificiales y llevamos una segunda vida dentro de las redes sociales? ¿Qué pasará el día que la realidad virtual se desarrolle a lo máximo (ya está en desarrollo un sistema mejor a lo alcanzado en los noventa con posible explotación comercial, el sistema Oculus)? ¿generará adicción? ¿Estamos en la búsqueda de vías de escape ante una realidad que se nos hace cada vez más intolerable? Definitivamente recomiendo este Anime, véanlo, además de que tiene mucha acción y aventura, no los dejará indiferentes.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Amazing Spider-Man 2:

Tras lo bueno que vi en mis vacaciones, está lo malo, haberme atrevido a ver la segunda parte de la nueva saga del Hombre Araña.

El Hombre Araña, personaje central de Marvel Comics se encuentra estancado en un marasmo desde hace 20 años con la saga de los clones; puede ser un personaje cuya explotación en merchandising genere millones de dólares para la "Casa de las Ideas" y su socio Disney, pero sus historietas no levantan y han caído en ventas ante una tendencia por llevarlo de un extremo a otro, de experimentar con un tema y otro, darle y quitarle poderes o cambiarle repentinamente la continuidad o la historia hasta extremos ridículos. 

Curiosamente, esto se ha manifestado en sus sagas cinematográficas: mientras que las tres películas con Tobey Maguire y dirigidas por Sam Raimi nunca fueron grandes historias a diferencia del Batman de Christian Bale dirigido por Christopher Nolan y aunque apostaron por la pirotecnia y atraer a un público infantil-adolescente, fueron en mucho detestadas por los fans del cómic. La saga quedó hasta cierto punto como inconclusa, y fue reiniciada hace poco con Andrew Garfield encarnando al "cabeza de red".

Aunque Garfield, actor británico conocido por su interpretación de Mark Zuckerberg en la laureada y poco vista Red Social, es un mejor Peter Parker que Maguire, no así los guiones, aunque se ha tratado de dar un trasfondo misterioso e interesante a la historia del arácnido con respecto a lo sucedido con sus padres y la relación con OSCORP, la empresa de la que es propietario Norman Osborn, el Duende Verde en los cómics, el resultado visible en la pantalla es espantoso, pésimo, la segunda parte derrumbó todo lo promisorio que se veía en la primera.

El único punto fuerte de la película es la relación Peter-Gwen, aunque comete el error de hacer a ella --desde la primera película-- sabedora de la identidad secreta de su novio, pero lo demás es una procesión de atentados contra el sentido común, contra el argumento original del cómic, la coherencia y el buen cine. Para más detalle, les dejo este vídeo donde se resumen todos los peores defectos y errores que se contienen en el filme:


Coincido totalmente con lo descrito dentro del vídeo. Es una película que a lo que invita no es a una tercera entrega, sino a un reinicio, eso sí, conservaría a Garfield como protagonista, ojalá Marvel pueda resolver la cuestión de los derechos del personaje con Sony, al menos, del hackeo efectuado por Corea del Norte se desprende que hay pláticas en torno a ello.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Me gustaría comentar sobre Guardianes de la Galaxia, esa sí una excelente película adaptada de un espectacular cómic de Marvel, pero han ocurrido hechos graves como el ataque islamista a la revista satírica francesa Charlie Hebdo, de lo cual hablaré en el próximo post.

3 de enero de 2015

SORPRESAS TELEVISIVAS DEL 2014

Termina el año y ha sido bastante grato en cuanto a lo que he visto en la pantalla chica a través del servicio de TV por cable, porque la TV mexicana, visible por los canales abiertos, creo yo, y en eso concuerdo con el crítico televisivo Alvaro Cueva, está pasando por sus peores momentos: el duopolio de TV Azteca y Televisa compiten por morbosidad y bajeza de programación, aunque claro, la TV por cable nacional tampoco canta mal las rancheras, o los narcocorridos, más bien, pues los principales temas de las series y telenovelas que se han producido en Hispanoamérica y México en señal restringida son sobre criminales y narcotraficantes, en lo que parece una glorificación de la delincuencia y su habilidad para burlar a un gobierno corrupto e ineficaz, y es algo que, me parece, no necesitamos por ahora, creo que los medios mexicanos han actuado con enorme irresponsabilidad en sus contenidos en los últimos veinte años al menos y han difundido la vulgaridad, la incultura y el mal gusto.

Pero veamos qué han hecho en otras latitudes, en especial en EUA, donde la pantalla chica, al igual que la grande, se ve invadida por la figura de los superhéroes de los cómics, esto se da ante la crisis de creatividad de argumentos (otra fuente, desde Harry Potter, son las insufribles novelas para adolescentes) y la gran originalidad, y en muchos casos profundidad, de los argumentos que se encuentran dentro de las ilustradas páginas de las historietas, que lejos están de ser un mero entretenimiento infantil.

De igual manera, agradables sorpresas para los televidentes han sido las producciones que han tocado episodios históricos; incluso, lo resultan por sus contenidos en que, por primera vez, se tocan con sinceridad algunos momentos, sobre todo en el caso de los Anglosajones o Británicos, que han sido disfrazados de heroicos o trascendentes y que ocultan severos crímenes.

1.- Arrow:



He terminado de ver las dos primeras temporadas de esta serie, que ha sido una sorpresa más que agradable, más siendo un aficionado a los tebeos desde la infancia. Flecha Verde siempre ha sido en el "Universo DC" un personaje un tanto secundario, muy por detrás de Batman, Superman o la Mujer Maravilla, o de Flash, Linterna Verde y Aquaman, personajes tradicionales y con una gran cantidad de seguidores en el mundo, y eso que el personaje no es reciente, sino también fue creado en la Edad de Oro de la historieta norteamericana concretamente en 1941 por Mort Weisinger (dibujo) y George Papp (libreto), desde un principio, el personaje mostró grandes semejanzas o paralelismos con Batman creado por Bob Kane en 1939: Oliver Queen sería un millonario con un escondite subterráneo y artilugios tecnológicos a su disposición e incluso, un ayudante adolescente: Roy Harper, conocido como Speedy. El "arquero esmeralda" sin embargo, tuvo una gran importancia en los años 70, cuando de la mano del equipo creativo sucesor del original, compuesto por el guionista Dennis O'Neil y el dibujante Neal Adams, ante la revolución planteada por Marvel a medidados de los 60, se buscó que DC volviese a la seriedad de sus temas e historias, que habían caído en el infantilismo ante el Macarthismo de los años 50. Así que durante el periodo que este equipo estuvo a cargo del personaje, sus historias se llenaron de crítica social y temas políticos tomados de la realidad estadounidense del momento.

Así, Flecha Verde fue el primer cómic que trató abiertamente el tema de las drogas, lo que valió premios y reconocimientos en el medio a la dupla creativa, pero también la pobreza y la marginación existente detrás del American Dream, la corrupción de la política y la hipocresía de los partidos, candidatos y autoridades electas. Posteriormente, el personaje caería nuevamente en un letargo o a asumir su rol de secundario en el Universo DC, mismo que mantendría el tema social en las historias, sobre todo, de Batman.

No fue sino hasta la aparición de la serie de TV Smallville, misma que a mi parecer fue magnífica, en que el personaje ganó nuevamente relevancia: el plan original era que el joven Clark Kent conociera a un Bruce Wayne recién iniciado en su carrera de Batman que le guiara en sus comienzos como superhéroe, mas la filmación en curso de las películas de Nolan hizo ver a los productores de DC-Warner, que habría una bati-saturación mediática del personaje, por lo que sustituyeron al murciélago con el personaje que más se le parecía: Flecha Verde, interpretado entonces por Justin Hartley. Tuvo tal éxito la presencia del arquero que se determinó producir una serie sobre el mismo, misma que se estrenó a fines de 2012.

Tras ver las dos primeras temporadas, no puedo decir más que me parece la mejor adaptación que se ha hecho de un cómic para la TV: el guión, el nivel de producción y el elenco y sus actuaciones son excelentes y coloca un nivel alto para el estándar que en adelante deben tener las series televisivas con esta temática; debiéndole mucho a la estética creada por Nolan y seguida por Zack Snider: una atmósfera oscura y un ambiente cargado de cierto pesimismo en la historia del héroe condenado al sacrificio y a las pérdidas constantes, y con el tremendo peso de las decisiones y sus consecuencias.

Es de destacar la actuación del protagonista: Stephen Amell, que demuestra ser algo más que un galancete musculoso atractivo para el público femenino o apto sólo para escenas de acción, el canadiense demuestra ser un actor con capacidades histriónicas que le permite darle al personaje muchas facetas y dimensiones dramáticas, sobre todo en la emocionante Segunda Temporada. Igualmente, es de resaltar la acción de los antagonistas, encarnados por el prestigioso actor británico John Barrowman como Malcom Merlyn, el "Arquero Oscuro" y el neozelandés Manu Bennett, famoso por su participación en Spartacus, aquí como Slade Wilson/Deathstroke, uno de los villanos más interesantes del Universo DC que es interpretado en forma magistral. En cuanto a los argumentos, y a pesar de los cambios sutiles hechos a la historia, en el mismo sentido en que los realizados por Nolan a la saga del Hombre Murciélago, y que le han dado mucha coherencia y solidez al guión, ésta no pierde su esencia, y los temas de drogas, corrupción entre empresarios y funcionarios, el peligro del populismo en la política y la desigualdad creciente en EUA tras la crisis económica de 2008, son abordados como en su momento lo fueron en los años 70 en las páginas del cómic.

Definitivamente es una producción que nadie que se precie como fan de los cómics puede perderse, cuenta con acción, romance, momentos de humor y drama, actualmente en la TV se encuentra al aire la Tercera Temporada, con lo que, al parecer, tendremos mucho por ver todavía.

2.- Gotham:



Uno de los estrenos televisivos más esperados este año que terminó fue Gotham, una precuela de la saga de Batman, que inicia justo con el asesinato de Thomas y Martha Wayne, mientras un joven detective de la policía de la corrupta y decadente Ciudad Gótica llamado James Gordon se enfrenta a un sistema corrompido hasta la médula y presa de poderosos carteles criminales dentro de los que empieza a crecer el germen de la locura que se apoderaría de la ciudad al llegar Bruce Wayne a la edad adulta, lo que se representa por un joven Oswald Cobblepot, el Pingüino, interpretado en forma soberbia por Robin John Taylor, que va ascendiendo poco a poco, a base de su enorme astucia y maquiavelismo, en los escalafones del crimen organizado.

De la serie es de destacar también la actuación de Sam Pertwee como el mayordomo Alfred en el rol más difícil: fungir como padre e iniciar el entrenamiento del futuro vigilante, en todo esto las aventuras del joven Gordon y el a veces corrupto y abusivo Harvey Bullock, con todo y la destacada interpretación de Ben McKenzie como el futuro Comisionado y Donal Logue como su compañero, son solo la guía o el hilo conductor en la historia de una ciudad dominada por el crimen y la corrupción, en un guión que resalta el eterno temor de los norteamericanos a volver a caer en lo que fue el auge del Crimen Organizado en los tiempos de la "Ley Seca" y que estaba todavía reciente, sino que actuante, en los años en que surgieron los cómics sobre los encapuchados y que en mucho, vivimos en México hoy en día.

Sin duda, mientras Marvel se encuentra gozando del éxito de sus versiones cinematográficas, aunque a la vez entrampada en una lucha caótica por los derechos sobre algunos de sus personajes con Sony y Fox, aunque los fiascos sucesivos con su personaje más emblemático Spiderman no es más que un reflejo de lo que sucede en las historietas, donde llevan 20 años sin saber qué hacer con el arácnido desde la infame "Saga de los Clones". Lo peor es que la política de Disney, actual propietaria de la "casa de las ideas", junto con estos conflictos están influyendo (en forma negativa) en las líneas argumentales de sus historietas, lo que no ha gustado a los fans.

En el caso de DC, si bien las versiones fílmicas de Batman y de Superman tuvieron un éxito rotundo, y lo están teniendo series como Arrow y Gotham, y también Flash, misma que no he tenido oportunidad de ver, esto no ha repercutido en los cambios que se ha visto en el nuevo relanzamiento de su "Universo" conocido como los New52, sino que se mantienen como dos sagas o mundos separados. Esto coloca a esta editora en ventaja sobre su competidora, basta ver como se desenvuelven en este año tanto las sagas de DC con su "Superman-Batman, Dawn of Justice" y la nueva entrega de los Avengers.

3.- Black Sails y Outlander:


En las Redes Sociales me he topado con círculos hispanistas y como bien saben, también con Tradicionalistas extremos en el Catolicismo que despiden un odio enorme hacia lo Anglosajón, rayano en el racismo en el que casi casi, se postula que los descendientes del pueblo germano que ocupara el centro-sur de la Isla de Gran Bretaña en el siglo V son responsables de todos los males de la Tierra, aparte del declive imperial de España en los siglos XVII y sobre todo XVIII y XIX, y del subdesarrollo de los países hispanoamericanos, aparte de una conspiración labrada junto a los Judíos para descristianizar el mundo. Irónicamente, tenemos que hoy en día ha sido un Anglosajón: el Cardenal Burke y una ex-colonia británica: EUA, quien ha salido a la defensa de la doctrina moral cristiana y el país en que más impulso ha tenido el Tradicionalismo y el retorno a la "misa tridentina", donde numerosos son los anglosajones que se convierten a la fe católica, incluso en altas esferas de la política y hasta la farándula; por el contrario, los hispanos que habitan en EUA y Latinoamérica abandonan su fe y se vuelven a las sectas originadas o practicadas por los anglos, y son hispanos: Bergoglio y el Cardenal Maradiaga, quienes se alejan de la doctrina y son decididos enemigos de la Tradición... pero en fin, hay quienes consideran que el apropiarse de unas islas desiertas o haber obtenido, como parte de un tratado de paz que aceptó un Borbón francés recién entronizado en España y en representación de dicho Estado, algo plenamente válido y que es la causa original de que su descendiente Felipe VI sea reconocido como legítimo Rey en Madrid, un punto estratégico como Gibraltar son pecados imperdonables, más graves que los cometidos contra el Espíritu Santo (se salvan solo Chesterton, Tolkien, Newman y Benson, por cierto, todos los demás son entes malignos, y hasta se olvidan de Sto. Tomás Moro o de Becket y tantos más) .

Como también imperdonable es el que Inglaterra, en el contexto de los siglos XVI a XVIII, situada en posición de inferioridad respecto al entonces inmensamente poderoso Imperio Español, utilizase una estrategia de "Guerra Asimétrica" como fue la Piratería, misma que no fueron ellos los primeros en aplicar en contra de España, sino los musulmanes, aunque dada la incapacidad de los Otomanos para crear una flota oceánica en el estancamiento tecnológico que empezó a frenar el poderío islámico, ellos se limitaron a actuar en el Mediterráneo hasta que en Lepanto los españoles destruyeron la capacidad musulmana de amenazar a Europa por mar. Tampoco fueron los únicos: Holandeses, Franceses y hasta Portugueses hicieron lo mismo en contra del Imperio Hispano. Es cierto, la piratería ejercida por los Británicos en contra de las Posesiones Españolas en el Caribe y América Continental llevó a atrocidades como el saqueo y destrucción de Portobello o los ataques a Veracruz y Campeche.

Los Piratas eran delincuentes como hoy los terroristas islámicos y el Estado Británico sin duda tuvo responsabilidad en alentar tales prácticas y beneficiarse de las mismas, sin embargo, el dominio cultural y mediático actual, desde inicios del siglo XX que ejercen británicos y norteamericanos llevaron a la propagación de la "Leyenda Negra" en contra de España y la Iglesia Católica, motivada por orgullo nacional de los británicos y la oposición religiosa, difundiendo también una visión heroica de la piratería, que viene desde los filmes de Erroll Flynn hasta hoy a la saga de Piratas del Caribe estelarizada por Johnny Depp, pasando por ese panfleto anticatólico y patriotero de Elizabeth con Cate Blanchett o esa aberración televisiva de The Tudors; sin embargo, hoy en día parece que los realizadores televisivos ingleses están empzando a tratar el tema con mayor objetividad y hasta con un sincero mea culpa en torno a él.

Tal es el caso de Black Sails, serie que me sorprendió gratamente; la misma se pretende como una precuela de la genial novela de aventuras La Isla del Tesoro del novelista victoriano Robert Louis Stevenson, un clásico de la literatura juvenil de todos los tiempos y de la que existe un sinnúmero de versiones fílmicas y televisivas (recuerdo en especial un anime japonés de los 80 excelente) La serie se centra en la historia del Capitán Flint, encarnado por un genial Toby Stephens, ex-villano de James Bond en El Mañana Nunca Muere, mencionado en la novela como el mentor de Long John Silver, el temible marino de una sola pierna, pero a diferencia de la obra clásica en la que se basa, no se dirige a un público juvenil o infantil, sino que aborda con precisión histórica y crudeza la realidad de la piratería y la rivalidad Inglaterra-España a inicios del siglo XVIII.

Si bien Stevenson ya hacía en su obra una crítica a la Piratería, en la serie televisiva se aborda a plenitud el contexto: tras la Guerra de Sucesión Española y la Revolución que derroca a los Estuardo en Gran Bretaña para entronizar primero a los Orange y después a los Hannover, los Piratas caribeños reciben en sus filas a muchos Jacobitas o partidarios de la dinastía escocesa, católicos muchos de ellos, desencantados con la España Católica de la que esperaban recibir apoyo para sostener a Jacobo II, desterrados y enfrentados a la Corona Británica que ahora se vuelve en contra de la Piratería que tanto fomentó y usó a su favor, mientras intenta meter orden en su Imperio Colonial imitando a España, tras haberlo dejado abandonado por el desinterés de los monarcas ingleses de las dinastías Tudor y Estuardo. España, por primera vez no es retratada como oscurantista y habitada por gente morena que recuerda más bien a los mestizos hispanoamericanos, sino se muestra a los españoles como puramente europeos y al Imperio Español como enormemente poderoso, contando con una marina de guerra tremendamente potente cuyos navíos destrozaban a los bajeles de los filibusteros con facilidad en combate abierto. Por el contrario, se retrata la sordidez y la decadencia de las posesiones británicas, algunas controladas por los bucaneros, la trata de esclavos africanos y de prostitutas y el comercio del vicio, como taras del defectuoso sistema colonial inglés.

Otra serie que me ha llamado la atención y que va en esta misma óptica es Outlander, basada en la serie de novelas de la norteamericana y de lejana ascendencia hispana Diana Gabaldon.

La historia inicia con una premisa fantástica: una enfermera de la Segunda Guerra Mundial es transportada al visitar unas antiguas ruinas celtas, al siglo XVIII, a la década de 1740 en medio de las últimas rebeliones Jacobitas en contra de la corona británica; retratando sin ambages las operaciones de limpieza étnica en contra de las tribus celtas nativas de las Tierras Altas Escocesas, católicas y contrarias a la entronización de los Hannover en Londres y que ésta ejerciera poder sobre la nación céltica. (Curioso que esta serie se estrenara en el año en que se planteó la independencia escocesa), la crueldad desplegada por los "casacas rojas" y la destrucción de la milenaria cultura nativa de Europa.

Tal parece que en Inglaterra se ha alcanzado ya la madurez necesaria para reconocer los errores y crímenes del pasado, para olvidar la propaganda patriotera y la demonización de otros, al menos en los medios.

En definitiva, dos series muy interesantes y producciones de muy alto nivel, creo que la TV gana terreno ante un cine más limitado y carente de originalidad, quizá el futuro esté ahí y en la TV por Internet, como la que se contiene en servicios como Netflix, en el próximo post seguiré comentando parte de mi maratón vacacional televsivo.