Buscar este blog

27 de agosto de 2015

PERIODISTAS, EL "CUARTO PODER"



Acaban de ocurrir tres acontecimientos que ilustran el poderío inmenso, pero también los conflictos internos, de una de las más grandes --al decir del gran sociólogo norteamericano Cecil Wright Mills-- élites del poder de nuestros días: los periodistas, quienes se han convertido en dueños de conciencias y maestros de la opinión pública a nivel mundial, y más allá de eso, en verdaderos impulsores de políticas públicas y capaces de condicionar decisiones de gobernantes y de consagrar o derribar carreras y figuras; no solo en México, en este país, tras los 70 años del PRI en el poder, los acuerdos cocinados durante los últimos años del mandato de Zedillo (léase el Grupo San Angel) llevaron no al establecimiento de una auténtica libertad de expresión, sino a cederles gran parte del poder a los medios y sus representantes, la realidad es que la prensa ha venido a ser mercenaria y estar presta para defender o atacar intereses dependiendo de quién esté detrás de ellos en cada momento.

Por otro lado, no debe olvidarse que el apelativo de cuarto poder aplicado a la prensa lo acuñaron dos personajes muy poderosos y a la vez tremendamente corruptos y nocivos: el húngaro Joseph Pulitzer (quien daría su nombre al afamado premio internacional de periodismo) y el norteamericano Randolph Hearst, tipos que pasaron a la Historia por su amarillismo, su capacidad para inventar noticias y completa falta de escrúpulos; hay que recordar cómo Hearst prácticamente obligó al gobierno de William McKinley a ir a la guerra contra España en 1898 y cómo también fue el difusor de los prejuicios anti-hispanos en EUA, todo en beneficio de sus intereses particulares y de negocios, siendo un personaje que inspiraría a Orson Welles El Ciudadano Kane, como una crítica durísima a su proceder y a su vida carente de principios.

Pero volviendo a esos tres acontecimientos, ellos son:

  • El asesinato del fotógrafo veracruzano Rubén Espinoza, de la revista Proceso ocurrido en la colonia Narvarte de la Ciudad de México en circunstancias extrañas.
  • El pulso entre el periodista de origen mexicano Jorge Ramos (en la foto) y el precandidato republicano a la Presidencia de EUA, Donald Trump.
  • El asesinato transmitido en vivo y en directo de una reportera norteamericana y su camarógrafo a manos de un colega.
Vayamos por partes:

1.- Los "Asesinatos de la Narvarte": Hace unas semanas, fue encontrado asesinado, en un departamento de la colonia Narvarte en la Ciudad de México, el fotógrafo Rubén Espinoza, de la famosa revista de orientación marxistoide Proceso, junto con la activista por los derechos humanos Nadia Vera, una empleada doméstica y una bailarina colombiana así como otra mujer siendo estas últimas residentes en el departamento que fue la escena del crimen.

De inmediato, los medios se lanzaron en contra de Javier Duarte de Ochoa, Gobernador del estado de Veracruz, a quien de inmediato señalaron como el autor intelectual del homicidio (y los feminicidios, recuérdese que los progresistas han concluido que vale más la vida de una mujer que la de un hombre y han creado un tipo penal especial cuando se da la muerte de una fémina, contradiciendo totalmente su perorata sobre la "igualdad de género") diciendo de amenazas recibidas de parte de la autoridad en contra del periodista y de la propia "luchadora social", y que, lo que había generado la ira del mandatario estatal en contra del fotoperiodista fue una fotografía en la que aparece retratada, en forma opulenta y casi majestuosa, la barriga del obeso gobernador.

La verdad, a menos de que el ocupante del palacio de Jalapa fuese un psicópata al nivel de Stalin o de Calígula, el motivo suena bastante pueril --como si nunca antes le hubiesen tomado fotografías en las que salieran a relucir sus defectos o excesos anatómicos, algo inevitable-- pero es que ante las aparentes circunstancias en que se dio el crimen, los medios salieron presurosos a trazar toda una verdadera hagiografía de su compañero muerto y de la activista, con la que, aparentemente sostenía un romance.

No es de negarse que Duarte ha tenido una relación tensa con los medios, y que bajo su mandato se han dado oleadas de muertes de periodistas, en el estado costero, sin embargo, muy probablemente no han sido tanto a causa de una consigna del gobernante en contra de los periodistas como de la proliferación de grupos del crimen organizado en la entidad, el ataque valiente que han hecho algunos informadores en contra de los mismos, pero también los negocios hechos por algunos otros con los capos para actuar de sus publirrelacionistas; algo que el propio Duarte ha dejado entrever, claro que al ser autoridad, nadie le cree (aunque también hay sospechas de que él esté coludido).

En el caso del fotógrafo y la activista, de primera impresión parece que éste y su pareja, agotados ante los avatares de la "lucha social" decidieron ir a refocilarse con una colombiana experta en esos menesteres, quien invitó a unirse a la diversión a su roomie y hasta a la afanadora del edificio, los análisis toxicológicos, desestimados a toda prisa por los medios, demostraron el consumo de drogas y el sexo entre todos los que se encontraban en el departamento, quizá, es una teoría sustentada en el rumor que circula, y que se desprende de la declaración del único detenido hasta el momento, el periodista y la activista acudieron con la colombiana por diversión, pero ésta tenía deudas con alguien, así los invitados de la extranjera caerían como daño colateral --habrían estado en el lugar y momento equivocados-- y eso explicaría la sustracción de una misteriosa maleta del lugar.

Sin embargo, la prensa aprovecha lo ocurrido para dirigir su artillería contra el Gobernador jarocho, es de recordar cómo la prensa se lanzó con odio inaudito en el pasado en contra del Gobernador Ulises Ruiz de Oaxaca, sin explicar nunca los motivos o causas reales de tanto encono; en realidad, parece que el entonces mandatario oaxaqueño cometió el pecado de enfrentarse al poderío docente, en aquellos días dirigido por Elba Esther Gordillo, quien hasta el día de hoy es defendida por muchos medios en medio de su proceso penal por corrupción... Entre tanto, si no fueran tan antirreligiosos, los medios casi nos dicen que el fotógrafo Espinoza y la activista Vera en realidad estaban reunidos con la colombiana y demás para rezar el rosario.

2.- Ramos Vs. Trump: La gente en México ahora tiene como ídolo a Jorge Ramos por sus dimes y diretes con Donald Trump en una conferencia de prensa de éste, al verlo como un defensor de los Hispanos. No nos hagamos, Ramos, que en la foto con la que se abre esta entrada es uno de los personajes más sobrevaluados que existen y como puede verse en la foto, sus propios colegas, como es costumbre entre los periodistas, le queman incienso y lo enaltecen al máximo.

En realidad Ramos, que ha señalado los conflictos de intereses del Presidente Peña, la Primera Dama y otros funcionarios de la actual administración en México, cuando resulta que su hija Paola trabaja en la campaña de la ex-Primera Dama y ex-Secretaria de Estado Hillary Clinton, si ante las encuestas que muestran al rubio neoyorkino como líder en la carrera a la Oficina Oval, cabe preguntarse si no el mexicano se encuentra haciendo una "guerra sucia" en contra del primero a fin de descarrilar su campaña, rumbo a la cita con las urnas el próximo año, y así asegurarle "hueso" a su retoño en la próxima administración. Lo hecho en la conferencia de prensa muestra que la actitud de Ramos fue decidida y premeditadamente provocadora para generar esta respuesta de parte del precandidato, que consiguió.


Porque reconozcámoslo: Jorge Ramos, hombre vanidoso y soberbio como lo demuestran sus múltiples cirugías plásticas con las que busca engañar "al artero Cronos", mujeriego y hasta golpeador de sus parejas, enemigo jurado del Cristianismo y que ha dado sobradas muestras de intolerancia y de prejuicios para ostentar su presunta superioridad atea, siempre ha sido un, como diría Emilio el Tigre Azcárraga: "soldado del Partido Demócrata", y del Progresismo, es un decidido promotor del aborto y del homosexualismo, y además no se cansa de hablar mal de su país natal al que decididamente desprecia mientras colma de elogios a EUA, exhibiendo probablemente sus complejos por no ser un anglosajón y trabaja en la cadena hispana norteamericana Univisión, misma que destaca por sus pésimos contenidos dirigidos precisamente a aquello que Trump y otros critican de los hispanos: su bajísimo nivel cultural, no saliendo de telenovelas, música vulgar y concursos estúpidos; no es sino hasta ahora que el periodista decide salir cual adalid en la defensa de los hispanos y de los mexicanos en particular.

En realidad se trata de una estrategia de parte de los Demócratas que, pese a que entre los precandidatos Republicanos existen dos hispanos: Ted Cruz y Marco Rubio, un anglosajón emparentado con mexicanos: Jeb Bush, un negro: Ben Carson, y una mujer: Carly Fiorina, seguirán endilgándoles la etiqueta de racistas y misóginos, olvidando que el partido del burro en el siglo XIX fue defensor de la esclavitud y de ellos derivó la rebelión confederada, y que generalmente, las relaciones con México y América Latina han sido mejor durante presidencias Republicanas antes que Demócratas.

Los medios en México han arropado a Ramos, y ¿cómo no? en México no hay medios conservadores o tradicionalistas, todos están imbuidos del mismo marxismo cultural que es propagado desde Washington por los Clinton y Obama. No me digan que no hay conflictos de intereses y no hay objetividad. 

¿Porqué ningún medio mexicano ha hablado de las atrocidades de Planned Parenthood? ¿A Jorge Ramos le parece correcto este destazamiento de seres humanos no natos y el comercio de sus partes?

3.- Asesinato en Virginia:


Las horribles imágenes que ponemos aquí corresponden al asesinato de la reportera Allison Parker y del camarógrafo Adam Ward, ambos de una televisora local del estado de Virginia en EUA, noticia que dio la vuelta la mundo, y fueron filmadas por el propio atacante que, no, no fue Javier Duarte, gobernador de Veracruz, que como hemos dicho es retratado como el "coco" de los periodistas por los medios mexicanos, sino fue un antiguo colega de ambos: Vester Lee Flanagan II, que ante su ampuloso nombre prefería firmar sus notas con el pseudónimo de Bryce Williams.

Dice el dicho que "perro no come perro", pero en el caso de los periodistas estos pueden eliminar a otros, y detrás del crimen se entremezclan tanto celos profesionales, la inestabilidad emocional y psíquica del asesino, por supuesto, y la creciente tensión étnica en la sociedad norteamericana. 

Como sea, esto muestra la actual vocación de los periodistas de convertirse en la nota, como Tintín, y de mover la opinión pública: este acontecimiento vuelve a poner en la palestra el tema de la libre tenencia y portación de armas en nuestro vecino del norte, algo que sin duda, debe cambiar, junto con un profundo estudio que busque las causas de porqué tanto "loquito" existe en dicho país, y cómo evitarlo.

Y un extra, una joya, algo que, como tituló la extinta banda metalera Pantera a uno de sus discos, un vulgar display of power...

4.- López Dóriga Vs. Aramburuzavala:


María Aramburuzabala es la empresaria mexicana más exitosa y la más rica del país, tiene muchos negocios en muchas áreas de la actividad económica: cervecería, constructoras, etc. Una de sus constructoras se encuentra edificando unos departamentos en la zona de Polanco en la Ciudad de México, y resulta que la representante de los vecinos no es otra que la Sra. Patricia Pérez Romo, esposa de Joaquín López Dóriga, periodista insignia de Televisa.

Al parecer, los vecinos están inconformes con la construcción del edificio propiedad de la millonaria, por lo que decidieron buscar cómo parar la obra, y se fueron por la vía que consideraron, más expedita, no acudiendo a tribunales o autoridades administrativas, sino ir directamente con la potentada y... extorsionarla.

Cinco millones de dólares a cambio de dejar que las autoridades del Distrito Federal permitieran continuar con la construcción, o de lo contrario, el conocido conductor de TV iniciaría una campaña feroz en contra de la empresaria.

Por cierto, en la mayoría de los medios, hay silencio en torno a lo denunciado por la Sra. Aramburuzabala, protegen a los suyos.

Como conclusión, habría que preguntaron qué tanto el mundo desastroso de hoy se lo debemos a los periodistas; no en balde, el cardenal John Henry Newman ya en el siglo XIX desdeñaba a la prensa y decía cómo la misma había dotado de voz a los ignorantes... algo así pasa hoy en día con las redes sociales, en que cualquier persona, incluso las menos preparadas, dan su opinión; sin embargo quizá esto nos lleve a depender menos de los periodistas tradicionales, y ahora bloggeros, youtubers, think-tanks y demás, serán quienes difundan noticias y opiniones, quizá los periodistas estén a punto de perder su posición de poder y quizá al fin, alcancemos una mayor y verdadera libertad informativa.

23 de agosto de 2015

TZOMPANTLI


El Tzompantli, (literalmente: estandarte de cráneos) era una estructura situada en el centro ceremonial de la ciudad de México-Tenochtitlan en la que se colocaban, ensartadas en picas, las cabezas de las víctimas de los sacrificios humanos, a manera de ofrenda y también, de ostentación de poder y advertencia, a los enemigos derrotados. Este tipo de estructuras apareció en Mesoamérica a partir del inicio del Periodo Postlásico (años 1000 a 1521) de la Historia Prehispánica, y la gran crisis que se dio con las invasiones chichimecas al hoy centro de México y la adopción de cultos guerreros y una feroz lucha entre pequeños reinos y ciudades-estado por la hegemonía. El sacrificio humano existía desde los tiempos antiguos, sin embargo, a partir de esa gran crisis los mismos se hicieron más frecuentes, masivos y espectaculares, en un pulso quizá de las distintas potencias en pugna por aterrorizar a sus rivales y manifestar la mayor capacidad letal de sus ejércitos que obtenían prisioneros y de obtener el favor de los dioses para conseguir el poder imperial en sustitución de la derrumbada Tula.

El sacrificio humano es algo connatural al paganismo en todos lados: los Historiadores eufemísticamente dicen que tras la ceremonia de triunfo de un general o emperador romano se "ejecutaba ritualmente" al líder vencido ante el templo de Mars Ultor "Marte/Ares Vengador", en pocas palabras, se le sacrificaba y los juegos de gladiadores, además de su componente lúdico, tenían una finalidad ritual de apaciguar a los espíritus de los difuntos o a los dioses con una guerra simulada, los Griegos, como recoge la leyenda de Ifigenia, hija de Agamenón, sacrificaban doncellas a Artemisa, los Fenicios quemaban niños en los altares a Moloch, en la India existía el siniestro culto asesino de la diosa Kali y en algunas regiones se quemaba vivas a las viudas en la pira fúnebre de su marido, incluso en la Biblia se da el rechazo al sacrificio humano por parte de Dios en el caso de Abraham y su hijo Isaac; aunque posteriormente está el pasaje en que Jefté sacrifica a su hija por cumplir la promesa hecha por haber obtenido la victoria de los Israelitas sobre los Amonitas. Por otro lado, el tzompantli es similar a la práctica de los samurái en el Japón feudal, que a la puerta de sus casas o de los castillos feudales de los daymios se colgaban las cabezas cortadas de los enemigos abatidos en batalla en una estructura de madera; finalmente, indígenas americanos y asiáticos están emparentados y existen grandes semejanzas entre las prácticas bélicas de los guerreros Mexica y la élite militar nipona feudal.

Esto se da en el paganismo por la idea de que el ser humano debe alimentar a los dioses o apaciguar su ira, estos cultos se dirigen a las fuerzas naturales divinizadas a las que se teme y se pretende mantener siempre contentas o conformes con el hombre. Pero como hemos dicho, el tzompantli era igualmente una forma de dar un mensaje político; para los Mexica, el exhibir en una gran estructura las cabezas cortadas de las víctimas de sacrificio implicaba demostrar su dominio sobre los demás pueblos de Mesoamérica, como un recordatorio de lo que pasaba si alguien se rebelaba en contra del poder del Huey-Tlatoani (emperador) del Anáhuac (Tierra entre las Aguas=América=el Mundo Conocido) su cabeza, exhibida mientras se descomponía, en la principal plaza pública del Imperio era una advertencia bastante elocuente. No en balde, algunos otros regímenes totalitarios han tenido prácticas similares: Genghis Khan y Tamerlan, el Califa Otomano Mohamhed II, su enemigo Vlad "Tepes" Drácula y más recientemente el dictador comunista camboyano Pol Pot:


Hace unos días se descubrió en el subsuelo del centro de la Ciudad de México los restos del Gran Tzompantli que se situaba en una posición privilegiada dentro del Centro Ceremonial de la antigua capital Mexica, tiene los huecos donde se incrustaban los postes principales y las picas donde se clavaban las cabezas de los sacrificados, pero además, como luce en la foto con la que se abre la entrada, la propia estructura estaba hecha con cráneos unidos con argamasa, como si fuesen ladrillos.

Lo increíble es que este acontecimiento arqueológico nuevamente suscita la polémica fundamental de México: el debate entre indigenistas e hispanistas. La realidad es que si fuésemos objetivos no negaríamos los indudables logros, con medios limitados que tuvieron los pueblos indígenas de Mesoamérica: en materia de urbanismo, arquitectura e ingeniería, pintura, cerámica y escultura, pero también no podremos negar sus defectos, vicios y limitantes: su tecnología neolítica, la falta de animales domésticos, su atraso económico y sociedades clasistas, así como su agricultura rudimentaria, pero sobre todo, el desprecio hacia el ser humano expresado en una religión sustentada en el terror y en la muerte, sobre todo, el culto a la muerte y a la violencia. Elementos todos ellos que les llevaron a tener una existencia precaria y sumida permanentemente en una enorme angustia de sentirse como hojas en el viento ante fuerzas naturales que no podían controlar. No, para muchos, según comentarios que se pueden ver en redes sociales acerca del descubrimiento, éste es muestra de la avanzadísima sociedad indígena destruída por los perversos españoles y su malvada civilización cristiana occidental.

Nuevamente esto me lleva a preguntarme la terrible incidencia que ha tenido esta postura maniquea en nuestra idiosincracia y la forma de concebir nuestra Historia: como todos los países americanos, desde Canadá hasta Tierra del Fuego, tenemos la enorme tarea de construirnos una identidad, como ya antes lo he dicho, ante nuestro origen en la migración europea iniciada en 1492, tanto de personas como ideas, (no hay nada original en la América actual, puesto que hasta EUA nació de las ideas de la Ilustración Francesa y el Racionalismo Inglés) hemos buscado algo que nos diferencie de nuestras naciones madres: cierto, el mestizaje racial y cultural han ayudado, pero también, nuestras jóvenes naciones han inventado íconos y elementos folklóricos artificiales para crearse identidades: el cine creó al charro y al cowboy, la radio al mariachi y al tango, los brasileños se alejaron del origen portugués para adoptar la influencia de la gran población de origen africano en los terrenos musicales, danzas y ritmos. Los estadounidenses decidieron llenarse de inmigrantes y no tener identidad alguna para  crear una especie de marco neutro impulsado por el comercio y el consumismo fácilmente asimilable por todo el mundo.

En el caso de México, sobre todo tras el triunfo liberal en 1867, aunque ya los Conservadores desde con Iturbide planteaban la continuidad del nuevo país con el mítico "Imperio Azteca" que nunca existió como tal, vieron en el indigenismo el factor de construcción de identidad, a su favor contaban con que se trató de civilizaciones que en algunos aspectos tuvieron avances comparables a las del Viejo Mundo: las ciudades antiguas de los Mayas, o Teotihuacán, bien podían compararse a las ruinas de las ciudades y monumentos egipcios o grecorromanos, y escogieron a los Mexica, mal llamados Aztecas, como emblema o resumen de todo ese pasado, en mucho por ser la civilización indígena de la que más se sabía y más cercana en el tiempo, y la pusieron como antecesora directa del México naciente. Y por supuesto, exageraron los logros y minimizaron los defectos de dichos pueblos antiguos a fin de que fuese un factor de orgullo nacional.

No es de extrañarnos que haya comentarios henchidos de orgullo acerca de tan macabro hallazgo, nos han enseñado además, que algo propio del mexicano es el culto a la muerte, hasta en películas infantiles como El Libro de la Vida, hasta la próxima entrega de James Bond, pareciendo que el festejo del Día de Muertos es la principal fiesta de México, así, somos un país en que se venera, se adora a la muerte, y de ahí cultos como el de la Santa Muerte, parecemos, por tanto, o estamos en vía de ser, un pueblo pagano, igual que los indígenas del siglo XV. Entre tanto, la violencia aumenta y el terror se hace presente en las calles y en el ambiente.

Y si no me creen, vean alrededor y comprobarán que estamos en camino del regreso del paganismo:


  1. Se legaliza el aborto, como nuevos sacrificios humanos a Moloch.
  2. Existe un nuevo tipo de canibalismo, y como prueba están los vídeos en que directivas de Planet Parenthood hablan acerca del comercio de tejidos fetales, de los que se obtienen numerosos productos para la industria de cosméticos, farmacéutica, investigación científica y hasta alimentos.
  3. Se enaltece a la homosexualidad, como en la antigua Grecia y los pueblos semitas, donde la prostitución homosexual tenía carácter sagrado.
  4. La vida humana pierde su sitial y por el contrario, se habla de los derechos de la Madre Tierra, de la Naturaleza, a los que se personifica y se les alaba.
  5. Mientras disminuye la dignidad humana, aumenta el amor hacia los animales, se les humaniza y se habla de sus derechos, además de que parece ya, darse un culto hacia ellos, con castigos de prisión hacia aquellos que osen incluso darles un golpe o cualquier cosa que pueda interpretarse como maltrato.
  6. La gente tiene un gran vacío y no sabe cómo expresarse, tiene un gran disgusto hacia cómo es naturalmente y crecen prácticas de modificaciones corporales, tatuajes y perforaciones, muy similares a las prácticas de pueblos antiguos.
No cabe duda que, como dice Juan Manuel de Prada, vamos camino hacia la involución, pese a nuestros avances científicos y tecnológicos, estamos camino de regreso a la barbarie.

No les extrañe si deciden desenterrar y restaurar al Gran Tzompantli, quizá muchos deseen volver a darle uso.


19 de agosto de 2015

UN ASUNTO DE CALCETINES


Lo dicho en unos posts anteriores, la llegada de Manlio Fabio Beltrones a la dirigencia nacional del PRI, partido político en el poder sospechosamente coincide con algunos cambios que empiezan a notarse en la administración de Peña Nieto. Esto ya empezaba a otearse con el cambio de tornas en la situación de Oaxaca entre el Gobierno local encabezado por Gabino Cué y el sindicato de maestros CNTE al desaparecer y luego reconstituir al Instituto de Educación Pública del Estado, quitándole el control que la organización gremial de los docentes ejercía sobre el mismo y principalmente sobre las finanzas del sistema educativo estatal, lo que precisamente dotaba de recursos inagotables al movimiento vandálico y a las acciones de extorsión y paro permanente ejercido por la organización liderada por el nefasto Rubén Nuñez.

Al cortarle el flujo de efectivo que venía de tan importante grifo, el movimiento magisterial empieza a languidecer y debilitarse, mientras que la postura del Gobierno tanto estatal como federal a favor de la reforma educativa empieza a ganar apoyo popular, lo cual se ve fortalecido por una actitud asertiva de las autoridades que incluso plantean acciones penales en contra de varios de los dirigentes de los docentes.

Otros cambios que empiezan a vislumbrarse han sido anunciados en esta semana: por un lado, se lanza una iniciativa de Ley que pone techos a los endeudamientos de estados y municipios, así como candados que impedirán a los gobiernos locales el contraer deuda en los últimos tramos de sus administraciones, y por otro lado, algo muy esperado y necesario: una "contrarreforma fiscal" que elimine las rigideces, tácticas de terrorismo fiscal y tributación excesiva que se dispuso desde el año 2014 de manos del Secretario de Hacienda Luis Videgaray y que ha sido un verdadero lastre para el desarrollo económico; la reducción de impuestos, la concesión de estímulos y la reactivación económica serán factores fundamentales para que México salga mejor librado de la probable crisis global que parece cernirse sobre el mundo y cuyos síntomas son la (artificial) revaluación del dólar norteamericano y la (también artificial) devaluación del yuan chino.

Pero acaba de darse otro cambio, más sutil si se quiere y sobre una frivolidad, pero que tiene que ver con la también frívola crítica que en mucho se ha hecho sobre el Gobierno y la persona del Presidente Peña, y me refiero al ahora denominado calcetagate.

El fin de semana pasado, el mandatario participó en una carrera organizada por el Estado Mayor Presidencial, en la que compitieron militares y funcionarios, en la zona de Molino del Rey, aledaña a los terrenos de la sede del Ejecutivo: la residencia oficial Los Pinos, y al bosque de Chapultepec, de inmediato los críticos vía redes sociales difundieron en forma viral por las redes sociales la siguiente foto:


Como en las redes sociales desde el 1 de diciembre del 2012 se ha ejercido una crítica feroz con o sin razón en contra de la figura del Presidente y su familia, a veces llegando ya al insulto personal, cosa que, la verdad, no se vale, una cosa es que justamente se cuestione la política llevada a cabo por el Gobierno, y otra, el meterse con la persona y ridiculizarla por como va vestida, peinada, por algún dislate verbal, etc., por ejemplo, en dicho evento, el Presidente fue entrevistado acerca de la devaluación del peso ante el dólar que se ha venido sufriendo en estos días, y el Mandatario contestó en forma simplona que aquello era benéfico para el país, sobre todo por las exportaciones y la atracción de la inversión extranjera; evidentemente se trató de una respuesta dada "en caliente" y sin meditarse, y por supuesto, con nada de tacto; una respuesta bien planteada a dicho cuestionamiento habría sido señalar que si bien puede representar un beneficio por el abaratamiento de las exportaciones mexicanas a EUA, o por hacer así más atractiva la inversión en dólares en México, está causando gran nerviosismo en los mercados y puede ocasionar subida de los precios y comprendiendo el temor de la gente y así... sin embargo, la nota fueron los calcetines.

Pero el cambio está en que el Presidente, por primera vez, respondió a las burlas y mostrando en una foto --la que abre la entrada-- los calcetines, mismos que tienen un cuadro gris en la parte superior y no en la talonera, que es blanca, lo que constituyó una cachetada con guante igualmente albo para quien orquesta este tipo de burlas en su contra, quienes no se han arrendrado y ahora critican que los ajuares deportivos que utiliza el mandatario para ejercitarse sean caros:


No cabe duda que el mexicano es sorprendente: por un lado quiere templos que parezcan bodegas y sacerdotes de ropajes remendados y ornamentos feos, viejos y gastados para demostrar pobreza y humildad evangélicas, y como muestra de honestidad de los gobernantes, que estos anden andrajosos y en "vocho" como hacía Mújica, (por ello el pegue de las demagogias del uruguayo, cuya fortuna personal aumentó un 900% durante su mandato, cosa que se oculta, y las de Bergoglio, pese a que quizá sea el Papa más autoritario del siglo y sea vanidosa y ostentosamente humilde) mientras él quisiera conducir un Ferrari con una modelo de Victoria's Secret en el asiento de al lado y tener mansión en Miami, sin importar la manera en que lo consiga, se olvidan que el Presidente gana un sueldo y bien pude comprarse todo este outfit de su bolsillo, y si quisieran saber si esto es obtenido del erario, pues que formulen solicitudes de transparencia para ver si hay una partida para compra de ropa deportiva, si tanto les preocupa el asunto.

La verdad es que hay mucho de cuestionable en torno al Gobierno de Peña: la falta de una estrategia en materia de seguridad, la fuga de el Chapo, la situación económica y fiscal, las corruptelas, la impunidad de la que gozan los vándalos, etc., pero el escandalito surgido de los calcetines sin duda demuestra que se ha venido orquestando una campaña en contra a través del Internet, igualmente manipuladora y frívola que se ha pasado los límites del más elemental respeto y que no se refiere a su desempeño gubernamental; este caso de los calcetines los ha exhibido más que cualquier cosa, el hecho de que les haya contestado, implica probablemente un cambio de estrategia hacia una postura de hacerles caer en su propio juego; lo peor es que este tipo de críticas estúpidas dañan, directamente, a todos aquellos que traten de válidamente manifestar una inconformidad; aparte de que demuestra el bajísimo civismo y el escaso respeto que tiene el mexicano por las investiduras y autoridades.

Luego hablaremos del excesivo poder o pretensiones de la prensa en México, exhibidas ahora en el llamado "caso Narvarte".

18 de agosto de 2015

UBER VS. TAXI


La evolución en las tecnologías de la información está teniendo un enorme impacto en el ámbito de la prestación de servicios; en mucho, el Internet, desde los años 90, está permitiendo la eliminación de la figura del "intermediario", un tercero que no es ni el productor de un bien o prestador de un servicio, ni tampoco es el comprador o consumidor del bien o servicio ofertado, esto, por supuesto, golpea intereses muy bien definidos: ¿recuerdan, hace poco más de diez años lo ocurrido con la aparición de Napster? Aquél sitio de Internet permitía descargar de la red mundial música sin necesidad de comprar a las disqueras; a la larga, eso permitiría una relación inmediata entre músicos y público, lo cual, claramente, llevaba a chocar con los empresarios de la industria discográfica, mientras que la aparición de los libros electrónicos plantea también la posibilidad de un nexo directo entre un autor y sus lectores.

Como sabemos, los intermediarios se reinventaron: mientras que Napster fue ilegalizado por considerar que se trataba de piratería, surgieron servicios en línea para la compra de música y su descarga en cualquier computadora, teléfono móvil o reproductor portatil en formato MP3 o MP4 en caso de ser un archivo de vídeo: aparecieron servicios como iTunes y más recientemente, Spotify, finalmente, el intermediario se reinventó y mantuvo su negocio. En el caso de los libros, la evolución al formato electrónico no extinguió --afortunadamente-- al libro físico en papel; sin embargo, está latente que la tecnología nos conduzca a una simplificación de la Economía hacia sus bases más sencillas, a la relación directa entre productor y consumidor sin necesidad de un distribuidor o un comerciante, y en muchos casos, sin necesidad de la intervención del Estado que luego ha aparecido interviniendo en el esquema del comercio como un regulador, cuando no como un agente económico que directamente produce, consume u obtiene de alguna manera un lucro por su participación en actividades que deberían ser meramente de realización por los particulares.

El reciente caso de Uber y la resistencia de parte de las autoridades, no solo en México y en específico en Guadalajara, sino en muchas otros lados del mundo: Francia, la India, EUA..., junto con los prestadores del servicio de automóviles de alquiler o taxis, muestra la verdadera revolución en la prestación de un servicio como es el transporte de pasajeros: mediante una aplicación que puede instalarse en el teléfono móvil, se puede pedir un vehículo de lujo, propiedad del conductor que solo paga una comisión a quien facilita el software, se hace el pago a través de tarjeta de crédito o de débito para el servicio, sin entregar efectivo al chófer.

Como se ve, es una gran innovación, sobre todo, porque simplifica la relación entre el chófer-propietario del vehículo y el que solicita el servicio, sin dueños de flotillas ni sobre todo, la intervención del Estado, que otorga un "permiso", que en realidad es una concesión a los dueños de los tradicionales taxis. Y aquí es donde llegamos al punto álgido:

El régimen de concesión es un resabio que existe de la era del Mercantilismo en los siglos XVI a XVIII, en mucho, este sistema que se sustentaba en una intervención directa del Estado en la actividad económica y el otorgamiento de monopolios, concesiones y privilegios a los allegados a la autoridad, se mantiene vigente en mucho en nuestra economía, o por ejemplo, en Francia, lugar donde se ilegalizó el servicio de Uber. Como dijera uno de los fundadores de este servicio, en las ciudades o países donde se prohibe o se resiste a la entrada de la aplicación, es una muestra de corrupción, y es que si en el Virreinato la corona española creaba a favor de tal o cual familia aristocrática un monopolio, o estanco del tabaco, los vinos, el café o algún otro producto o servicio, o en el siglo XIX, la corona británica otorgaba el privilegio a algún empresario para producir o distribuir whisky, hoy en día esto se estima como una práctica tendiente a alterar el balance del mercado a favor de alguien que contaba con el favor de las autoridades o se encuentra coludido con ella; en la época del Mercantilismo, por el contrario, era algo considerado ideal para mantener una relación empresario-gobierno y que éste percibiese ingresos directamente del concesionario.

Este tipo de régimen se ha prestado, en países como México, y Francia también, donde ha pervivido mucho del sistema mercantilista y donde el Estado ejerce un activo papel como regulador, pero en realidad como agente de la actividad económica, o más bien, al servicio de intereses particulares de funcionarios que se otorgan a sí mismos, o son beneficiados por colegas, los permisos o concesiones para el transporte de pasajeros en autos de alquiler, como se ve, la verdadera amenaza que representa Uber es para estos intereses y no para la actividad honesta de muchos chóferes que son dueños individuales de un solo vehículo con el que trabajan; pero en cambio hay verdaderos magnates del taxi que poseen docenas de ellos con el favor de las autoridades, tal y como ocurría en la época virreinal en que se otorgaban los reales estancos a aquellos gentileshombres que eran favorecidos por la gracia de su Majestad. Para asegurarse de ello, resulta que no cualquiera puede adquirir un permiso de taxi que otorga el Gobierno, dado su elevado coste, se estima que cada uno cuesta $500,000.00 pesos por carro, lo que lo hace inalcanzable para la mayoría, añádase a esto los costos de operación (gasolina, sueldo del chófer en caso de que el coche no sea manejado por su dueño, refacciones, aceites, llantas, etc.), así que solo aquellos que son favorecidos o cuentan ya con un elevado poder económico pueden hacerse con los permisos.

Uber representa por tanto un reto o desafío directo al estatismo que ha sido causa fundamental de la desigualdad y el estancamiento social en México; se critica mucho al Liberalismo, que ciertamente, como sistema cuenta con innumerables defectos y en mucho es cuestionable, pero también cuenta con varios puntos positivos que desde la Edad Media eran señalados por los escolásticos que prefiguraron lo que después plantearía en forma --y alejándolo de su aspecto ético-- Adam Smith, fundamentalmente que nos evita la presencia del Estado, que cuando interviene directamente en el esquema económico, lejos de ser un garante de orden, estabilidad y libertad de trabajo, se convierte en el principal obstáculo y el garante de los beneficios para unos cuantos, además de ser la mayor fuente de corrupción.

Por ello, la aparición de Uber, como en el pasado Napster o Pirate Bay causan polémica y llevan  a la desesperada y feroz acción de las autoridades en su contra, finalmente, se trata de servicios o o modos de hacer negocios inmediatos y directos, sin la intervención de intermediarios o del Estado, en forma libre y sencilla, como originalmente debieron ser las relaciones económicas; si queremos realmente remediar el actual estancamiento económico y permitir que los particulares tengan más oportunidades de desarrollo, debemos reducir las distancias entre productores/prestadores y consumidores/usuarios, nada ha contribuido más al desastre económico y financiero que la aparición de muchos parásitos: distribuidores, especuladores, bancos, financieras, que no generan riqueza pero sí la obtienen y acaparan, o la intervención presuntamente reguladora del mercado que ejerce el Estado, en realidad generadora de corruptelas y privilegiados, la tecnología nos abre las puertas a la simplificación y liberalización, ojalá las innovaciones se mantengan por adelante de los intereses vetustos y mezquinos que se ven amenazados por éstas, y por otro lado, esperemos que las leyes se dirijan a proteger la libertad de trabajo y la libre competencia en vez de proteger a monopolios, privilegiados y camarillas; esto sería un gran paso.

13 de agosto de 2015

BELTRONES AL RESCATE


Lo que ya había planteado en alguna entrada anterior parece se está haciendo realidad: el Gobierno de Enrique Peña Nieto está naufragando, sobre todo a partir del 27 de septiembre del año 2014 y la matanza o desaparición de los "estudiantes" de Ayotzinapa, hecho en el que todo indica, su gobierno no tuvo intervención o responsabilidad alguna, sino que al igual que en otras muchas cosas, lo que ha minado su imagen y su legitimidad ante la sociedad no ha sido tanto su actuar o sus omisiones, que por supuesto, ha tenido tanto errores como evidentes actos de corrupción, sino que ha perdido totalmente la batalla en el frente mediático y de la imagen.

Desde el primero de diciembre de 2012, Peña dejó que le crecieran los enanos de los movimientos contestatarios y de protesta, dejó que muchos comunicadores coludidos con la eterna oposición --porque ni el PAN ni la Izquierda aprendieron a ser partidos en el poder, salvo para servirse con la cuchara grande del erario-- le cuestionaran hasta el peinado, algún dislate verbal cuando los nervios le traicionaban, un gesto, un sí o un no, sin que esto signifique que debía reprimirlos, pero no supo hacer una contrapropaganda que contestase las críticas, muchas veces referentes a nimiedades que engrandecieron o resultaron infundadas, ni tampoco orquestó una campaña de comunicación social que supiese "vender" efectivamente, sus reformas e ideas entre la gente, sobre todo, no supo cómo aprovechar las redes sociales para ello, sino que, como si nos encontráramos en los años 80, apostó por la tradicional alianza con Televisa para difundir su proyecto al modo antiguo.

Pero repito, no solo ha sido cuestión de imagen; Peña y su grupo llegó al poder henchido de autocomplacencia y optimismo desbordado: pensó que sería muy fácil, que la gente estaba harta tras el desastroso y sangriento sexenio de Calderón y de la inanidad e inepcia de los años de Fox, que le había dado toda la confianza para realizar su proyecto: grave error, por eso mismo, la gente esperaba grandes cosas y logros, quizá con expectativas demasiado altas, pero también quería un Gobierno que le devolviera la paz y frenara la sensación presente en los últimos años del sexenio del panista michoacano, de que todo se estaba yendo al abismo. Ahora, las cosas están peor, o al menos, el sentir generalizado es mucho más pesimista que el que se tenía en los años 2011 y 2012.

Peña ha tenido aciertos como la reforma educativa o la energética, pues por un lado era urgente transformar al relación de trabajo entre Estado y profesorado, a fin de extinguir las mafias sindicales que sobre todo desde los años ochenta había anquilosado al sistema educativo público y había convertido al gremio docente en una casta divina con plazas hereditarias, posibilidad de comerciar con los puestos y privilegios propios de una nobleza medieval, y del otro, era necesarísimo liberalizar el mercado de los hidrocarburos, lamentablemente, como se ha visto en las circunstancias internacionales actuales y la guerra económica que se libra entre EUA y Rusia y el intento de tronar a ésta mediante precios bajos del crudo, nos demuestra que la reforma llegó veinte años tarde y en un mal momento. Igualmente, la reforma en terrenos de telecomunicaciones abre la posibilidad de que existan más cadenas televisivas y se acabe igualmente el monopolio del libanés Slim sobre la telefonía.

Pero también cometió un error garrafal con la "reforma fiscal" que ha frenado la economía; sin embargo, es entendible que lo hiciera: existe una burocracia y un aparato electoral y de partidos inmenso que debe ser sostenido por un gasto público igualmente enorme; sin embargo, los intereses políticos llevan a que en vez de buscar reducir ese gasto recortando la burocracia y dejando de sostener con dinero público a los partidos políticos, se busca a base de las exacciones a los particulares el seguir sosteniendo a los pesados paquidermos de las instituciones públicas y electorales; todo en nombre de la Democracia y de ese falso orgullo por "nuestra institucionalidad" que se repite en cada discurso.

Esa reforma le enajenó el apoyo de los empresarios, mientras que las reformas antimonopolio desató la ira de Slim, quien no ha tenido empacho en mostrar el poder que tiene a través de medios como el New York Times o El País, a través de los cuales el fenicio ha sacado los trapitos de Peña y su equipo al sol, estos olvidaron que para tener la lengua larga hay que tener la cola corta, y si se meten en las tranzas ajenas les iban a sacar a relucir las suyas. Esto provocó el enorme descalabro que produjo la exhibición del escándalo de "la casa blanca" de las Lomas, o las casas de descanso en Ixtapan de la Sal, y la pérdida de la inversión china en la construcción del tren de alta velocidad México-Querétaro, además de que se exhibieron los cochupos y favoritismos entre el Secretario de Comunicaciones y la constructora HIGA, esto una muestra de que Peña y su grupo pensó que podrían gobernar como en el Estado de México: aplicando el típico croony capitalism ("capitalismo de compadres") que es la marca de la casa del PRI, y que con los buenos resultados obtenidos, pasaba desapercibido.

La inacción contra los grupos contestatarios, como la CNTE o la CETEG en Oaxaca, Guerrero y Michoacán cuyo vandalismo opera con plena impunidad, --aunque al fin, en las últimas semanas, el Gobierno estatal de Oaxaca parece que asumió al fin su responsabilidad y ha iniciado una estrategia para detener este movimiento contrarreformista afectando al soporte financiero y al control del Instituto de la Educación Pública del estado, con lo que el movimiento empieza a hacer agua-- además de la vergüenza internacional por la fuga del capo mafioso el Chapo Guzmán, los rumores y la evidente apariencia enfermiza del mandatario han minado su administración. Ante esto, viene la llegada a la dirigencia del PRI, del experimentado político sonorense Manlio Fabio Beltrones.

Como ya en su momento lo expresé al narrar la Historia de dicho instituto político, éste fue, fundamentalmente, un movimiento fundado por políticos y militares nativos del norteño estado de Sonora y que fueron los que obtuvieron el triunfo tras la guerra civil conocida como "Revolución Mexicana" librada entre 1910 y 1920. De cierta manera, esta contienda cambió el centro del origen de los gobernantes del centro-sur del país (en particular, la mayoría hasta entonces había provenido de Michoacán-Guanajuato-México-Veracruz-Oaxaca) pero la Revolución introdujo a los hasta entonces distantes, poco poblados, pero muy ricos estados del norte del país, mismos que bajo el Porfiriato habían conocido un enorme desarrollo, la revolución llevó a sus terratenientes e industriales al poder a través del PNR-PRM-PRI, aunque también a los de otras muchas regiones del país, aunque dentro de un esquema creado por la facción norteña vencedora de la lucha armada. En mucho, Beltrones es representante de ese grupo originario del "partidazo"y como tal es un tipo de carácter fuerte, decisivo y de gran habilidad negociadora.

Beltrones entra como candidato único para la renovación de la dirigencia del partido, quedando fuera de la liza el que era visto como aspirante postulado por el Presidente de la República, el joven Aurelio Nuño, jefe de la oficina de la Presidencia y representante del grupo que actualmente ocupa Los Pinos, en un gesto en el que parece que Peña Nieto ha aceptado su derrota y decide someterse al ala "clásica" o al llamado "Jurásico Priísta". Para muchos, ocurre que el joven mexiquense está cediendo el poder real al viejo y colmilludo sonorense, quien entra como emergente a tomar las riendas antes que el carruaje del Estado se desbarranque.

¿Veremos un cambio en las políticas de esta administración? ¿se verá que Beltrones es el que manda ahora y habrá una mayor asertividad y dirección en la toma de decisiones? A México le urge liderazgo y energía, cosa que este Gobierno ha fallado totalmente en brindar; es cierto, no es ningún ángel ni santo, pero quizá es lo menos peor que el partido en el poder puede brindar, si no es que es lo menos peor que toda la clase política mexicana puede darnos en este momento.

Este movimiento, ante el próximo 2018, es oportuno para el PRI: ante el proceso de autodestrucción del PRD y la división de la Izquierda, cuyo líder sigue siendo el casi senil López Obrador, y un PAN igualmente dividido y desmoronado, el "dinosaurio" sigue, increíblemente, apareciendo como la opción más fuerte, a menos que aparezca alguna nueva opción en el horizonte de nuestro accidentado paisaje político. Beltrones apuesta a ello, habrá que ver qué hace.


12 de agosto de 2015

A 70 AÑOS DE HIROSHIMA Y NAGASAKI... ¿LA PAZ DEL ATOMO?



El vídeo con el que se abre esta entrada es sumamente impresionante al mostrar en términos estadísticos el tamaño de las bajas sufridas por los contendientes en la Segunda Guerra Mundial. Sobre todo, resulta sobrecogedor cuando se muestra la magnitud del sacrificio ruso durante la contienda y también muestra las inmensas pérdidas, a menudo olvidadas, de los chinos durante la misma; así como las pérdidas de los vencidos, sobre todo las alemanas.

Lo que se me hace muy interesante sin embargo, es la parte final del vídeo: los conflictos armados posteriores a la Segunda Guerra Mundial han sido mucho menos intensos y han provocado menos muertes que todos los conflictos anteriores. Incluso, se concluye que, en proporción, las guerras mundiales fueron mucho menos violentas que las guerras de la Antigüedad o medievales, como por ejemplo, las conquistas mongolas de Genghis Khan. El planteamiento es optimista, de que parece que estamos en camino de la desaparición de las guerras; sin embargo, creo que obvian un factor fundamental que quizá ha evitado que hoy en día se den enfrentamientos tendientes a la conquista territorial, la dominación o la formación de Imperios: Adolfo Hitler, Hiroito y Benito Mussolini han quedado en la Historia como los últimos líderes que intentaron lanzarse a la conquista al estilo de antiguos caudillos guerreros: Temudjin, Napoleón, Pachacutec, Julio César, Aníbal o Alejandro Magno, aunque quizá ahora Abú Bakr II Al-Baghdadí y el ISIS se está convirtiendo en una nueva versión del fenómeno, aunque por lo pronto solo tiene un alcance regional.

El factor que ha evitado que los conflictos geopolíticos que se han suscitado de 1945 en adelante degeneren en enfrentamientos entre las potencias como era la tónica del sistema internacional desde el siglo XV al XVIII no ha sido la evolución hacia el pacifismo o la búsqueda de un orden internacional y un sistema que garantizase la paz con la resolución de conflictos mediante el diálogo y la diplomacia, eso se intentó después de la derrota de Napoleón con el Congreso de Viena, por un tiempo funcionó, pero finalmente el sistema planteado se fue resquebrajando empezando por la Guerra de Crimea, luego con las unificaciones italiana y alemana y todo se fue al traste en 1914. No, el factor que ha evitado el estallido de grandes guerras no ha sido otro más que la disuasión nuclear.

En efecto: la política exterior y expansionista de Stalin no era muy diferente a la seguida por los Romanov hasta antes de 1917; después de todo, Catalina II y posteriormente Alejandro I y Nicolás I deseaban una expansión hacia el oeste que pasaba por someter a Polonia, misma que incluso fue integrada en gran parte al territorio ruso y evitar así la amenaza que representó el país eslavo centroeuropeo para Moscú en el siglo XVII tras el colapso de los Riurikovich y la difícil trancisión a la entronización de los Romanov; Stalin llegó más allá y tras la Segunda Guerra Mundial quedó con el control de toda Europa Oriental, sin embargo, comenzó el contencioso con EUA por el dominio de Alemania; de no haber existido el arma nuclear, y que Stalin ya sabía, y llevaba bastante avanzado el propio programa nuclear soviético, su existencia y sus efectos tras el ataque contra Japón, es muy probable que el georgiano rusificado se hubiera lanzado contra sus otrora aliados occidentales para obtener todo el pastel germano, sin embargo, no lo hizo y aceptó la partición del país vencido, creando a la República Democrática Alemana en su zona de ocupación con un gobierno comunista títere.

Crisis posteriores, como Hungría, o Checoslovaquia, la Cuba castrista, los eternos conflictos árabe-israelíes y hasta el día de hoy, la crisis ucraniana, no se habrían resuelto rápidamente y habrían degenerado en guerras a gran escala, al más puro estilo de lo que ocurría en el siglo XVIII, pero el arsenal nuclear sin duda ha fungido como un importante factor que ha evitado el estallido de estas contiendas, ni Moscú, ni Washington. ni Londres, ni Pekín, --también pudo haberse dado un intento de recuperación violento de Hong Kong por parte de China respecto de la corona británica-- ni Islamabad o Nueva Delhi, con su eterna rivalidad, han utilizado sus arsenales nucleares. El temor a la "destrucción mutua asegurada" y que al final, de utilizar las armas atómicas nadie ganaría, sino que todo sería aniquilado, es sin duda, la mejor forma de convencer a las partes confrontadas a sentarse a la mesa de negociaciones, o en todo caso, a conducir el conflicto a través de otros --en contiendas regionales a través de países pobres a los que se mantiene así más pobres-- o por medios más indirectos como guerrillas o patrocinando el terrorismo, o como estamos viendo actualmente, a través de sanciones económicas, o bien, una guerra comercial y de divisas, como la que empiezan a desatar chinos y norteamericanos.

Finalmente, el miedo es un lenguaje universal.




7 de agosto de 2015

ME CAE BIEN TRUMP


Sí, si yo fuera estadounidense, yo votaba por él. Me vale lo que me digan y que se me quieran echar a la yugular por apoyar a un presunto racista que habló mal de los mexicanos e hispanos en general.

Ya he hablado acerca de Donald Trump en un post anterior, la realidad es que es un tipo muy inteligente y que domina el sarcasmo; es cierto que no es tan rico como para aparecer al nivel de un Carlos Slim --quien es mencionado, ahora sí, con orgullo, como el más rico del mundo por aquellos que generalmente lo denostan por explotador y haber hecho su fortuna a base de su alianza con el Estado mexicano,-- tampoco es un clasemediero, es un empresario que a diferencia del fenicio nacido en estas tierras, (no es ningún latino ni hispano, es un cananeo semita puro, para aquellos a los que les importa la cuestión étnica o racial, lo mismo que Salma Hayek o el poeta Jaime Sabines y los actores de apellido Bichir, arameos sirios de lengua árabe, mientras que la colombiana Shakira Mebarak es tan turca como Erdogan, de lejano origen mongólico) ha logrado lo que ha hecho a base de su trabajo y negocios, no de ser favorecido por el Gobierno con concesiones o privatizaciones a modo. Y lo repito: Trump puede ser un deslenguado y un estrambótico, pero no es ningún estúpido; por el contrario, y como ya lo dije en su momento, descubrió que el escándalo, en la era de los medios masivos, y ahora con las redes sociales, es un excelente medio de publicidad.

Yo no creo que Trump sea realmente racista, si lo fuera, desde que asumió la dirección del concurso de belleza Miss Universo las ganadoras siempre serían Noruegas, Suecas, Danesas o Alemanas para mostrar la perfección de la raza aria germánica o nórdica, o británicas y norteamericanas W.A.S.P. (white anglosaxon protestant) para mostrar la preeminencia de los hijos de la "pérfida Albión"como él, pero han sido de todas las razas, entre ellas varias hispanas, sobre todo venezolanas y dos mexicanas: Lupita Jones (O.K. tiene genes anglos, como muchos mexicanos, sobre todo en el norte del país como la tijuanense, aunque no se les note gracias a la magia del mestizaje) y Ximena Navarrete, y hasta de raza negra y asiáticas.

Lo que sucede con Trump y que saca de onda a muchos es que el empresario inmobiliario se atreve a romper con la moda de los eufemismos y de lo "políticamente correcto", dice lo que piensa, cree, considera u opina tal cual sin darle vueltas ni adornos, es, en pocas palabras: sincero, algo que en la política actual es rara avis, cuando no, inexistente. Su posición respecto a lo que ocurre con los inmigrantes mexicanos o centroamericanos y la situación de México no deja de ser cierta en muchos puntos, aunque nos duela, y Trump no tiene la culpa de que así sea, sino nosotros mismos.

Es cierto, los inmigrantes aportan mucho a la economía estadounidense, hacen el trabajo que, --como diría Vicente Fox-- "ni los negros quieren hacer" pero ahí está un punto que hace que sean vistos con desprecio por otras comunidades étnicas del vecino del norte: el inmigrante mexicano, salvo excepciones muy honrosas, se aboca a trabajos serviles y en ellos permanece, la escolaridad no es considerada importante como sí lo es el trabajar y el ganar dinero, así que permanecen como albañiles, obreros, meseros o sirvientas y chóferes toda su estancia en EUA o su vida si toman residencia ahí y lo mismo hacen sus hijos; en cambio, pensemos la evolución de los propios sajones, o de las comunidades de italianos, irlandeses, alemanes o polacos y hasta de los afroamericanos, es que en estas comunidades el nivel educativo ha aumentado, y por tanto, esto lleva a que ya no deseen seguir en trabajos manuales o bajos cuando se trata ya de profesionistas.

Pero no solo eso: la baja cultura, con incluso la exaltación al machismo, al crimen, a la violencia y los vicios que exhibe la música de banda, norteña y los narcocorridos o el reggaetón, géneros populares entre los hispanos residentes en el vecino del norte parecen dar la razón a la fanática de Ann Coulter al señalar a nuestra cultura hispánica como decadente o primitiva, perdonen, pero si viéramos una música de calidad, productos culturales elevados y amor o búsqueda del conocimiento de parte de nuestros "paisanos" entonces sí consideraríamos que se trata de denostaciones injustificadas, pero no es así, ciertamente, la imagen es decadente y rupestre a la vez.

Por otro lado, es cierto que muchos inmigrantes llegan a un EUA que, pese a los triunfales números dados a conocer por la administración Obama y las especulaciones de la Reserva Federal con su tan anunciado pero no cumplido aumento a las tasas de interés, no se encuentra en condiciones de absorber a los migrantes; pero además, EUA no tiene la obligación de dar empleo y resolver los problemas económicos de México y Centroamérica cuyos ineptos y/o corruptos gobiernos y/o empresarios explotadores y timoratos han sido incapaces de resolver, terminan por unirse a las pandillas y grupos criminales, además de que no hay certeza de que entre las olas de presuntos campesinos desplazados no vayan sicarios, terroristas y demás elementos nocivos entreverados: casos como el ataque del 11 de septiembre del año 2001 o el atentado en el maratón de Boston ilustran lo fácil que es, aprovechando la enorme migración extranjera, infiltrar atacantes al seno mismo de EUA.

Como ya alguna vez lo comenté, el empresario ha señalado la corrupción del gobierno mexicano y cómo ha obtenido dinero del norteamericano para la lucha contra los cárteles del narcotráfico sin que se den resultados, la reciente fuga de el Chapo Guzmán es ilustrativa, así que no está falto de razón tampoco en este dicho, aunque se le puede señalar falta de crítica al elevado consumo de drogas en la sociedad norteamericana, y que es la verdadera causa del flagelo del narco, y del negocio. En esto, obra igual que lo han hecho todos los políticos y gobiernos norteamericanos desde los 60: echar la culpa a los productores y distribuidores situados al sur del Río Bravo y no atacar las causas de las adicciones, que son un verdadero problema social y de salud pública en su patria, y ya incluso en México, que se ha vuelto también mercado de consumo.

¿Es Trump lo que EUA necesita? La verdad, creo que sería mejor a la fanática de la eugenesia, reingeniería social y demagoga de la Clinton; al menos, Donald Trump no se calla ni disfraza lo que piensa, lo dice abiertamente y eso, en una época de cinismo e hipocresía como la nuestra, es algo de agradecerse. Estaría por verse, eso sí, si logra reconstruir la planta industrial norteamericana, desmantelada en favor de China que ha absorbido; es cuestionable que EUA recupere competitividad, más cuando esto implicaría rebajar salarios y costos de operación en su territorio, y quizá ya sea tarde para ello.

Y para los que se sienten ofendidos por sus dichos --yo no me siento así, creo que no me viene el saco-- más deberían de hacer autocrítica, algo que por tradición nos falta en México porque preferirnos sentirnos siempre y perpetuamente victimados por el malvado extranjero, y ver qué tanto hemos dado pie a generarnos una imagen o percepción tan negativa, lo cual, no siempre, es responsabilidad del Gobierno, sino de nosotros como individuos, familias y sociedad.

2 de agosto de 2015

RECOMENDACIONES TELEVISIVAS: "THE KILLING"


Durante este periodo vacacional, tuve oportunidad de sumergirme en una obra maestra de la televisión: The Killing, en particular sus dos primeras temporadas filmadas en los años 2011 a 2012.

Basada en la serie original danesa Forbrydelsen, --y la supera enormemente, pues la producción escandinava, si bien excelente, tiene huecos o errores en el guión que fueron tapados y corregidos en la norteamericana-- la serie gira en torno a la detective Sarah Linden y su sustituto/compañero Stephen Holder, encarnados por la actriz norteamericana Mireille Enós y el sueco Joel Kinnaman de manera excelente, de hecho, lo que más destaca es el extraordinario trabajo histriónico de todo el elenco, junto con la ambientación y la fotografía, en una oscura, lluviosa y opresiva Seattle, mientras investigan la desaparición y asesinato de una adolescente, en una trama en la que se mezclan intereses políticos y cuestiones sociales tratados con apertura y realismo que no son tratados por lo general en series de TV de corte policiaco más convencionales como CSI o Rizzoli & Isles, (serie con chispazos de humor y de acción bien logrados pese a encontrarse en los lugares comunes de siempre del género, protagonizada por Maggie Harmon, ex-Ley y el Orden y Sasha Alexander, en la que las "buenas conciencias" de la progresía quieren ver lesbianismo y lo único que se percibe es la fuerte amistad entre dos "comadres": una detective y una forense que trabajan para la Policía de Boston, como en su tiempo lo fue la serie --mucho más abocada al drama-- ochentera Cagney y Lacey) o la también excelente Murder in the First, misma que, ambientada en la aparentemente más luminosa San Francisco acusa una gran influencia recibida de la serie que aquí se reseña.

En The Killing, la muerte de una adolescente en medio de un bosque cercano a la ciudad destapa una caja de pandora en que se muestran sin ambages la desintegración de las familias, la corrupción ante el hermanamiento de intereses privados con los políticos, la sucia estrategia de las campañas electorales, la influencia o colaboración del crimen organizado en ellas y el problema de la inmigración, todo esto aderezado con gran emoción y suspenso, resultando verdaderamente adictiva, a grado tal que uno no puede dejar de verla por horas.

La tercera temporada, por su parte, quizá es menos intensa que las dos primeras y tiene al principio un ritmo más lento y pesado, y trata de un caso diferente, relacionado sin embargo, con algunos hechos referidos dentro de las primeras dos temporadas, aunque quizá nos pone en evidencia el futuro que le esperaba a la víctima del caso contenido en esas dos primeras etapas del serial, una chica soñadora que deseaba fugarse de casa y recorrer el mundo, pero que, al igual que las adolescentes que aparecen en la tercera temporada, muy probablemente hubiera acabado engrosando los cinturones de miseria --que, como en ninguna otra producción estadounidense, aquí aparecen--de la propia urbe norteña, y atrapada por la droga y la prostitución. Sin embargo, la serie se termina por centrar más en las circunstancias personales de la pareja protagonista, teniendo un final bastante sorpresivo y angustiante respecto a cuál será el destino de la heroína Sarah Linden, lo que obliga a ver la Cuarta y corta temporada, en la que habrá un desenlace que no se antoja positivo u optimista.

Esta serie llega de la mano de la plataforma Netflix, misma que está sirviendo para generar una serie de producciones televisivas independientes, o el rescate de aquellas que, teniendo bajo número de audiencia en la TV convencional, tiene sin embargo una fidelísima base de fans, como está ocurriendo con Hannibal, cancelada tras la finalización de su tercera temporada en la TV abierta de EUA. Como sea, se agradece este tipo de producciones: sinceras, veraces y realistas que se atreven a romper con el molde tradicional de la policía retratada en innumerables series y películas desde los inicios de estos medios en Hollywood: ante las revelaciones de la violencia e impunidad que se están dando en nuestro vecino del norte en el proceder de sus cuerpos de policía y seguridad, es muy positivo que estas series ilustren un nuevo ángulo sobre el que se retratan estos temas en apariencia tan repetitivos en los medios norteamericanos, tan obsesionados con la seguridad y hacer propaganda de un sistema de Justicia que presumía de ser inmaculado.

En definitiva, una serie 100% recomendable, no dejen de verla.