Buscar este blog

27 de agosto de 2015

PERIODISTAS, EL "CUARTO PODER"



Acaban de ocurrir tres acontecimientos que ilustran el poderío inmenso, pero también los conflictos internos, de una de las más grandes --al decir del gran sociólogo norteamericano Cecil Wright Mills-- élites del poder de nuestros días: los periodistas, quienes se han convertido en dueños de conciencias y maestros de la opinión pública a nivel mundial, y más allá de eso, en verdaderos impulsores de políticas públicas y capaces de condicionar decisiones de gobernantes y de consagrar o derribar carreras y figuras; no solo en México, en este país, tras los 70 años del PRI en el poder, los acuerdos cocinados durante los últimos años del mandato de Zedillo (léase el Grupo San Angel) llevaron no al establecimiento de una auténtica libertad de expresión, sino a cederles gran parte del poder a los medios y sus representantes, la realidad es que la prensa ha venido a ser mercenaria y estar presta para defender o atacar intereses dependiendo de quién esté detrás de ellos en cada momento.

Por otro lado, no debe olvidarse que el apelativo de cuarto poder aplicado a la prensa lo acuñaron dos personajes muy poderosos y a la vez tremendamente corruptos y nocivos: el húngaro Joseph Pulitzer (quien daría su nombre al afamado premio internacional de periodismo) y el norteamericano Randolph Hearst, tipos que pasaron a la Historia por su amarillismo, su capacidad para inventar noticias y completa falta de escrúpulos; hay que recordar cómo Hearst prácticamente obligó al gobierno de William McKinley a ir a la guerra contra España en 1898 y cómo también fue el difusor de los prejuicios anti-hispanos en EUA, todo en beneficio de sus intereses particulares y de negocios, siendo un personaje que inspiraría a Orson Welles El Ciudadano Kane, como una crítica durísima a su proceder y a su vida carente de principios.

Pero volviendo a esos tres acontecimientos, ellos son:

  • El asesinato del fotógrafo veracruzano Rubén Espinoza, de la revista Proceso ocurrido en la colonia Narvarte de la Ciudad de México en circunstancias extrañas.
  • El pulso entre el periodista de origen mexicano Jorge Ramos (en la foto) y el precandidato republicano a la Presidencia de EUA, Donald Trump.
  • El asesinato transmitido en vivo y en directo de una reportera norteamericana y su camarógrafo a manos de un colega.
Vayamos por partes:

1.- Los "Asesinatos de la Narvarte": Hace unas semanas, fue encontrado asesinado, en un departamento de la colonia Narvarte en la Ciudad de México, el fotógrafo Rubén Espinoza, de la famosa revista de orientación marxistoide Proceso, junto con la activista por los derechos humanos Nadia Vera, una empleada doméstica y una bailarina colombiana así como otra mujer siendo estas últimas residentes en el departamento que fue la escena del crimen.

De inmediato, los medios se lanzaron en contra de Javier Duarte de Ochoa, Gobernador del estado de Veracruz, a quien de inmediato señalaron como el autor intelectual del homicidio (y los feminicidios, recuérdese que los progresistas han concluido que vale más la vida de una mujer que la de un hombre y han creado un tipo penal especial cuando se da la muerte de una fémina, contradiciendo totalmente su perorata sobre la "igualdad de género") diciendo de amenazas recibidas de parte de la autoridad en contra del periodista y de la propia "luchadora social", y que, lo que había generado la ira del mandatario estatal en contra del fotoperiodista fue una fotografía en la que aparece retratada, en forma opulenta y casi majestuosa, la barriga del obeso gobernador.

La verdad, a menos de que el ocupante del palacio de Jalapa fuese un psicópata al nivel de Stalin o de Calígula, el motivo suena bastante pueril --como si nunca antes le hubiesen tomado fotografías en las que salieran a relucir sus defectos o excesos anatómicos, algo inevitable-- pero es que ante las aparentes circunstancias en que se dio el crimen, los medios salieron presurosos a trazar toda una verdadera hagiografía de su compañero muerto y de la activista, con la que, aparentemente sostenía un romance.

No es de negarse que Duarte ha tenido una relación tensa con los medios, y que bajo su mandato se han dado oleadas de muertes de periodistas, en el estado costero, sin embargo, muy probablemente no han sido tanto a causa de una consigna del gobernante en contra de los periodistas como de la proliferación de grupos del crimen organizado en la entidad, el ataque valiente que han hecho algunos informadores en contra de los mismos, pero también los negocios hechos por algunos otros con los capos para actuar de sus publirrelacionistas; algo que el propio Duarte ha dejado entrever, claro que al ser autoridad, nadie le cree (aunque también hay sospechas de que él esté coludido).

En el caso del fotógrafo y la activista, de primera impresión parece que éste y su pareja, agotados ante los avatares de la "lucha social" decidieron ir a refocilarse con una colombiana experta en esos menesteres, quien invitó a unirse a la diversión a su roomie y hasta a la afanadora del edificio, los análisis toxicológicos, desestimados a toda prisa por los medios, demostraron el consumo de drogas y el sexo entre todos los que se encontraban en el departamento, quizá, es una teoría sustentada en el rumor que circula, y que se desprende de la declaración del único detenido hasta el momento, el periodista y la activista acudieron con la colombiana por diversión, pero ésta tenía deudas con alguien, así los invitados de la extranjera caerían como daño colateral --habrían estado en el lugar y momento equivocados-- y eso explicaría la sustracción de una misteriosa maleta del lugar.

Sin embargo, la prensa aprovecha lo ocurrido para dirigir su artillería contra el Gobernador jarocho, es de recordar cómo la prensa se lanzó con odio inaudito en el pasado en contra del Gobernador Ulises Ruiz de Oaxaca, sin explicar nunca los motivos o causas reales de tanto encono; en realidad, parece que el entonces mandatario oaxaqueño cometió el pecado de enfrentarse al poderío docente, en aquellos días dirigido por Elba Esther Gordillo, quien hasta el día de hoy es defendida por muchos medios en medio de su proceso penal por corrupción... Entre tanto, si no fueran tan antirreligiosos, los medios casi nos dicen que el fotógrafo Espinoza y la activista Vera en realidad estaban reunidos con la colombiana y demás para rezar el rosario.

2.- Ramos Vs. Trump: La gente en México ahora tiene como ídolo a Jorge Ramos por sus dimes y diretes con Donald Trump en una conferencia de prensa de éste, al verlo como un defensor de los Hispanos. No nos hagamos, Ramos, que en la foto con la que se abre esta entrada es uno de los personajes más sobrevaluados que existen y como puede verse en la foto, sus propios colegas, como es costumbre entre los periodistas, le queman incienso y lo enaltecen al máximo.

En realidad Ramos, que ha señalado los conflictos de intereses del Presidente Peña, la Primera Dama y otros funcionarios de la actual administración en México, cuando resulta que su hija Paola trabaja en la campaña de la ex-Primera Dama y ex-Secretaria de Estado Hillary Clinton, si ante las encuestas que muestran al rubio neoyorkino como líder en la carrera a la Oficina Oval, cabe preguntarse si no el mexicano se encuentra haciendo una "guerra sucia" en contra del primero a fin de descarrilar su campaña, rumbo a la cita con las urnas el próximo año, y así asegurarle "hueso" a su retoño en la próxima administración. Lo hecho en la conferencia de prensa muestra que la actitud de Ramos fue decidida y premeditadamente provocadora para generar esta respuesta de parte del precandidato, que consiguió.


Porque reconozcámoslo: Jorge Ramos, hombre vanidoso y soberbio como lo demuestran sus múltiples cirugías plásticas con las que busca engañar "al artero Cronos", mujeriego y hasta golpeador de sus parejas, enemigo jurado del Cristianismo y que ha dado sobradas muestras de intolerancia y de prejuicios para ostentar su presunta superioridad atea, siempre ha sido un, como diría Emilio el Tigre Azcárraga: "soldado del Partido Demócrata", y del Progresismo, es un decidido promotor del aborto y del homosexualismo, y además no se cansa de hablar mal de su país natal al que decididamente desprecia mientras colma de elogios a EUA, exhibiendo probablemente sus complejos por no ser un anglosajón y trabaja en la cadena hispana norteamericana Univisión, misma que destaca por sus pésimos contenidos dirigidos precisamente a aquello que Trump y otros critican de los hispanos: su bajísimo nivel cultural, no saliendo de telenovelas, música vulgar y concursos estúpidos; no es sino hasta ahora que el periodista decide salir cual adalid en la defensa de los hispanos y de los mexicanos en particular.

En realidad se trata de una estrategia de parte de los Demócratas que, pese a que entre los precandidatos Republicanos existen dos hispanos: Ted Cruz y Marco Rubio, un anglosajón emparentado con mexicanos: Jeb Bush, un negro: Ben Carson, y una mujer: Carly Fiorina, seguirán endilgándoles la etiqueta de racistas y misóginos, olvidando que el partido del burro en el siglo XIX fue defensor de la esclavitud y de ellos derivó la rebelión confederada, y que generalmente, las relaciones con México y América Latina han sido mejor durante presidencias Republicanas antes que Demócratas.

Los medios en México han arropado a Ramos, y ¿cómo no? en México no hay medios conservadores o tradicionalistas, todos están imbuidos del mismo marxismo cultural que es propagado desde Washington por los Clinton y Obama. No me digan que no hay conflictos de intereses y no hay objetividad. 

¿Porqué ningún medio mexicano ha hablado de las atrocidades de Planned Parenthood? ¿A Jorge Ramos le parece correcto este destazamiento de seres humanos no natos y el comercio de sus partes?

3.- Asesinato en Virginia:


Las horribles imágenes que ponemos aquí corresponden al asesinato de la reportera Allison Parker y del camarógrafo Adam Ward, ambos de una televisora local del estado de Virginia en EUA, noticia que dio la vuelta la mundo, y fueron filmadas por el propio atacante que, no, no fue Javier Duarte, gobernador de Veracruz, que como hemos dicho es retratado como el "coco" de los periodistas por los medios mexicanos, sino fue un antiguo colega de ambos: Vester Lee Flanagan II, que ante su ampuloso nombre prefería firmar sus notas con el pseudónimo de Bryce Williams.

Dice el dicho que "perro no come perro", pero en el caso de los periodistas estos pueden eliminar a otros, y detrás del crimen se entremezclan tanto celos profesionales, la inestabilidad emocional y psíquica del asesino, por supuesto, y la creciente tensión étnica en la sociedad norteamericana. 

Como sea, esto muestra la actual vocación de los periodistas de convertirse en la nota, como Tintín, y de mover la opinión pública: este acontecimiento vuelve a poner en la palestra el tema de la libre tenencia y portación de armas en nuestro vecino del norte, algo que sin duda, debe cambiar, junto con un profundo estudio que busque las causas de porqué tanto "loquito" existe en dicho país, y cómo evitarlo.

Y un extra, una joya, algo que, como tituló la extinta banda metalera Pantera a uno de sus discos, un vulgar display of power...

4.- López Dóriga Vs. Aramburuzavala:


María Aramburuzabala es la empresaria mexicana más exitosa y la más rica del país, tiene muchos negocios en muchas áreas de la actividad económica: cervecería, constructoras, etc. Una de sus constructoras se encuentra edificando unos departamentos en la zona de Polanco en la Ciudad de México, y resulta que la representante de los vecinos no es otra que la Sra. Patricia Pérez Romo, esposa de Joaquín López Dóriga, periodista insignia de Televisa.

Al parecer, los vecinos están inconformes con la construcción del edificio propiedad de la millonaria, por lo que decidieron buscar cómo parar la obra, y se fueron por la vía que consideraron, más expedita, no acudiendo a tribunales o autoridades administrativas, sino ir directamente con la potentada y... extorsionarla.

Cinco millones de dólares a cambio de dejar que las autoridades del Distrito Federal permitieran continuar con la construcción, o de lo contrario, el conocido conductor de TV iniciaría una campaña feroz en contra de la empresaria.

Por cierto, en la mayoría de los medios, hay silencio en torno a lo denunciado por la Sra. Aramburuzabala, protegen a los suyos.

Como conclusión, habría que preguntaron qué tanto el mundo desastroso de hoy se lo debemos a los periodistas; no en balde, el cardenal John Henry Newman ya en el siglo XIX desdeñaba a la prensa y decía cómo la misma había dotado de voz a los ignorantes... algo así pasa hoy en día con las redes sociales, en que cualquier persona, incluso las menos preparadas, dan su opinión; sin embargo quizá esto nos lleve a depender menos de los periodistas tradicionales, y ahora bloggeros, youtubers, think-tanks y demás, serán quienes difundan noticias y opiniones, quizá los periodistas estén a punto de perder su posición de poder y quizá al fin, alcancemos una mayor y verdadera libertad informativa.

1 comentario:

Jorge Ramírez dijo...

Disculpa, quería saber si escribiras alguna vez sobre los sistemas de inteligencia y seguridad mexicanos?