Buscar este blog

29 de junio de 2015

GREXIT Y LO QUE SE VIENE


Decidme, Oh, musas, que habitáis en las olímpicas mansiones, cómo se apoderaron de Tsiprias y de Varoufakis la peste y la cólera", parafraseando un comienzo alternativo de la Iliada que figura en algunos manuscritos antiguos, (donde aquí decimos "Tsiprias" es el hijo de Peleo, y "Varoufakis" es el esplediente hijo de Leto). Sin embargo, como vemos en la fotografía, el ánimo de Alexis Tsipras, Primer Ministro griego y Líder del Partido de Izquierda radical Syriza y su Ministro de Finanzas Yannis Varoufakis, más que ser propio de una tragedia heróica escrita por Homero, Esquilo o Sófocles, parece más bien para una comedia de Aristófanes.

¿Porqué? La situación esta muy complicada: Grecia no tiene con qué pagar los vencimientos de su deuda pública a fin de este mes, y no ha llegado a ningún acuerdo con sus acreedores de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional, entre tanto, se ha ordenado el "corralito" bancario y los bancos cerrarán toda la próxima semana, no tienen efectivo para que los ahorradores acudan a hacer retiros; en pocas palabras, la economía helena carece totalmente de dinero, están tan pobres, pero a la vez tan confiados y burlones como Diógenes el filósofo que vivía en una tinaja o --según otros-- en un barril.

¿Porqué esa seguridad? Porque quizá los Argivos son parte de un esquema mucho más grande y están al fondo de una problemática muy profunda y muy grave, tan grave y grande que amerita taparla con tanta sobredosis de homosexualismo que se ha vivido este fin de semana, junto con todo lo demás: el ISIS imparable y una Rusia que tampoco cede ante las sanciones ni quita el dedo del renglón sobre sus intereses ucranianos; pero lo de Grecia revela algo mucho más preocupante: la Economía está por desplomarse, empezando por la del viejo continente; la deuda pública y el sostén del Euro por los países miembros del bloque está teniendo efectos gravísimos sobre diversos países de la Unión: además de la Hélade, Reino Unido ya está planteando su salida, como lo anunciara la Reina Isabel II en su discurso de apertura del periodo de sesiones del Parlamento Británico, y en estos días Austria también se plantea la salida del Euro y hasta de la Unión.

¿Qué pasa? Simple, el Euro se revela como uno de los más grandes errores económicos del mundo, no puede sostenerse con economías diferentes, en distintos niveles de desarrollo, para sostener un moneda única, además, se revela el uso interesado que ha hecho Alemania de la moneda única, a fin de someter al resto a su hegemonía que se ha sustentado en una telaraña de créditos, más cuando la Unión se expandió hacia el este, admitiendo a países de Europa Oriental que salieron de la dominación soviética y el régimen comunista totalmente expoliados, estancados y empobrecidos, con necesidad de desarrollar infraestructura e industrias competitivas, lo cual se realizó mediante créditos e inversiones germanas. Pero más que la Unión en sí misma, lo que provocó el desastre fue el Euro, la unión monetaria planteada en el Tratado de Maastrich fue lo que llevó las cosas hasta este punto, para sostener a la moneda única se habría requerido que las economías de todos los países miembros del bloque tuviesen un tamaño y una capacidad similar, a fin de mantenerla viva, con economías dispares, niveladas mediante el crédito, otorgado por la banca alemana o bien organismos internacionales como el FMI.

Sin embargo, no todo es culpa de los "malévolos barones de la banca", Grecia misma tiene mucha responsabilidad en lo que sucede y ya lo he narrado antes aquí; lejos están los años en que figuras como Aristóteles Onassis o su rival Stavros Nearcos parecían ser los líderes de una generación de emprendedores helenos que hacían que los Aqueos volvieran a ver en el mar el campo abierto de oportunidades como en su momento lo hicieron sus ancestros Micénicos, Atenienses o Corintios que llegaron a dominar el Mediterráneo; aquello no fue más que una llamarada de petate, como decimos en México; las limitadas y muy tradicionales ópticas de ambos magnates no les hicieron ir más allá de fundar empresas familiares que no contaron con herederos capaces; sus extravgancias y lujos excesivos terminaron por hundir los imperios navieros y no hubo gente capaz que emprendiese otros negocios en áreas económicas que hubiesen servido a Grecia para levantar una economía sólida; entre tanto, la caída de la Monarquía, la dictadura de los Coroneles y la llegada de la Democracia en manos de una clase política reducida a unas cuantas familias o clanes como los Papandreon, Karamanlis o Venizelos que apostaron por el populismo y el Estado de Bienestar, así como a sostener todo con base al turismo, terminaron por ahogar cualquier otro tipo de actividad económica, mientras, por supuesto, actuaron con una enorme corrupción.

Pero el pueblo griego tuvo mucho que ver: se acostumbraron a comer del pesebre y a pensar que bastaban los hoteles, los paseos en bote por el Egeo y las ruinas arqueológicas de su glorioso pasado para mantener vivo al cotarro, gustosos engrosaron un sistema de pensiones excesivamente generoso, las filas para recibir dádivas gubernamentales, subsidios y beneficios, así como seguridad social a bajo costo, sin importar cómo se obtenían los recursos para ello, y sin pensar que con eso ayudaban a sus corruptos políticos a despacharse de lo lindo. Por eso, ante la catástrofe, los griegos no se arrendraron y quisieron que los acreedores de Grecia la rescataran o no le cobraran, pero sin ellos ceder nada y no perder los costosos beneficios con los que su gobierno los mantenía apesebrados, por ello, votaron en masa por un demagogo como Tsipras y su partido Syriza, que les prometía seguir con la vida alegre.

 Tsipras con su populismo no quiere ahorrar en el gasto público aqueo; Grecia no desea apretarse el cinturón, va a haber un referéndum en el que lo más probable es que los Dánaos se manifiesten en contra de aceptar el paquete de reformas que incluye renunciar a tantos beneficios estatales y apoyando al astuto político que se presenta como héroe, defensor de la Hélade, como un nuevo Leónidas luchando contra los malignos banqueros europeos encabezados por la malvada Alemania, pese a que Atenas le debe más a la propia banca nacional, resultado de los cochupos entre políticos y banqueros argivos.

Pero puede que además la irresponsable actuación del Primer Ministro, y de ahí las risas que vemos en la foto con que se abre esta entrada, se deba al plan del que forma parte; son constantes su visitas a Moscú, y puede que la crisis sea aprovechada por el Gobierno de Putin para que inicie un proceso de ruptura de la Unión Europea: primero, la unión monetaria, luego, las cuestiones políticas, como las sanciones contra Moscú, para finalmente la alianza militar: la OTAN. Rusia, si bien puede verse afectada por la crisis griega, puede ganar mucho de ella, lo mismo que China, que puede aparecer como el gran salvavidas de la economía europea si decide entrar a invertir, si esto produce la división entre los europeos y cierto distanciamiento, o ruptura con EUA.

Como siempre, este huracán político-económico, los que deciden no toman en cuenta las consecuencias que sufriremos los ciudadanos de a pie; nosotros, empezando los propios Aqueos, seremos las víctimas de siempre. Ellos: políticos y banqueros, ganarán, como siempre.

27 de junio de 2015

SIN LIDERAZGO


Se vienen tiempos duros para todo aquel que sea Católico, o bien perteneciente a cualquier otra secta o denominación cristiana que se mantenga firme en la defensa de la moral natural; esto no solamente por la imposición del homosexualismo político, sino porque es una tendencia mundial seguida por el secularismo y el laicismo que pronto se convierte en un ateísmo activo que, en nombre de la libertad, asfixia a todo aquel que se oponga a los nuevos dogmas que son fijados por las autoridades del Estado: legisladores o juzgadores, mientras la gente, piensa que obtiene más libertades, cuando en realidad, como bien lo apuntó el Ministro Thomas de la Suprema Corte Norteamericana:

“The Court’s decision today is at odds not only with the Constitution, but with the principles upon which our Nation was built. Since well before 1787, liberty has been understood as freedom from government action, not entitlement to government benefits.”
“Yet the majority invokes our Constitution in the name of a ‘liberty’ that the Framers would not have recognized, to the detriment of the liberty they sought to protect. Along the way, it rejects the idea — captured in our Declaration of Independence — that human dignity is innate and suggests instead that it comes from the Government. This distortion of our Constitution not only ignores the text, it inverts the relationship between the individual and the state in our Republic.”
“Petitioners argue that by enshrining the traditional definition of marriage in their State Constitutions through voter-approved amendments, the States have put the issue ‘beyond the reach of the normal democratic process.’ But the result petitioners seek is far less democratic. They ask nine judges on this Court to enshrine their definition of marriage in the Federal Constitution and thus put it beyond the reach of the normal democratic process for the entire Nation.”
“The majority’s inversion of the original meaning of liberty will likely cause collateral damage to other aspects of our constitutional order that protect liberty.”
“Aside from undermining the political processes that protect our liberty, the majority’s decision threatens the religious liberty our Nation has long sought to protect.”

Es decir, el Estado no otorga la libertad ni la dignidad a las personas; nadie duda que los homosexuales, como personas, deben ser respetadas en su dignidad y libertad, lo mismo que los obesos, los delgados, los físicamente fuertes o los discapacitados; sin embargo, el hecho de que se dote a, en este caso, 9 juzgadores de la capacidad de redefinir instituciones como el matrimonio y la familia, existentes antes de que alguna Ley lo dijera, es más, capaces de redefinir la naturaleza biológica misma del ser humano, es cederle al Estado hasta la facultad de derogar la Ley de la Gravedad, pero mucho más, de intervenir en la vida privada de las personas y en su esfera más íntima.

En pocas palabras, nos encaminamos a un totalitarismo en que el Estado se convierte en la brújula moral: "si es legal, es bueno".

Incluso, esto dará armas al Estado norteamericano, más si sigue en manos de los Demócratas, de darse el triunfo de Hillary Clinton, de presionar e incluso atacar a las organizaciones religiosas, y en particular, a la Iglesia Católica, para que modifiquen su doctrina moral y acepten las uniones homosexuales; hay que recordar que en EUA los matrimonios religiosos, principalmente en las confesiones cristianas, son reconocidas igualmente con efectos jurídicos en el ámbito civil, por lo que ahí se encuentra un arma con la que se podrá cerrar, perseguir y criminalizar a quienes sostengan un disenso contra o políticamente correcto, más cuando aparte se eliminará la exención de impuestos a las Iglesias, lo que servirá de maravilla para ejercer esa presión y perseguir a los disidentes.

Eso es el primer paso, yo considero que en un tiempo, el Cristianismo y la Iglesia Católica serán declarados ilegales y perseguidos por ser contrarios a los derechos humanos, por ser homofóbicos y discriminatorios, y se irán contra los clérigos y también vendrán contra los laicos que nos opongamos al consenso general que se pretende imponer desde arriba. El panorama se ve muy oscuro, pero aún así, no se tiene que tener miedo, ya se había previsto que llegarían estos días y habrá que superarlos como la prueba que son.

Pero además de estos enemigos internos en el Occidente alguna vez cristiano, el Cristianismo tiene enemigos exteriores: el Islam, principalmente, muestra la fuerza del renacimiento de sus ideales imperiales en el ISIS y su líder que se ha proclamado Califa: Abú Bakr Al-Baghdadí. al igual que en el pasado, en particular con la dinastía turca Otomana, el nuevo caudillo de los creyentes está expandiendo sus dominios a velocidad meteórica y dejando tras de sí un sendero de destrucción y de muerte, de crueldad y odio impresionante sin que haya la más mínima voluntad de detenerlo; los mismos que celebran el triunfo de la causa homosexual miran, no sé si con indiferencia, o hasta con gusto, el exterminio de los Cristianos en Medio Oriente y la destrucción de patrimonio cultural milenario con el pretexto de combatir la idolatría, cuando hace milenios que ya nadie se le arrodilla a Astarté en un Ziggurat. En realidad, lo que busca el Califa, dentro de la tradición guerrera de los conquistadores del Levante es borrar la huella del pasado para significar que su nuevo imperio renueva al mundo. Para el Musulmán radical e incluso el promedio, poco enterado de lo que sucede en realidad de este lado del mundo, la impresión que le da un Occidente libertino y degenerado es la prueba completa de la falsedad del Cristianismo y de la perversidad de los Nazara, razón por la cual es necesario convertirlos por la fuerza o destruirlos, quizá esto mismo, ante el vacío espiritual occidental, orilla a jóveneseuropeos de recta intención a unirse al ISIS, al considerar que el Islam es la respuesta que buscan o la solución contra lo que pasa.

China, que se mantiene recelosa del Occidente que durante el siglo XIX e inicios del XX la humilló y sometió a sus intereses, ve en el Cristianismo un factor externo y contrario a la idiosincracia y valores tradicionales de su pueblo; por ello tolera la existencia de una Iglesia Católica Patriótica de China supeditada a los intereses del Estado, siendo el Gobierno quien nombra a los obispos y verifica que en las misas y las prédicas no haya ataques contra el Estado, el nacionalismo asiático y el ficticio discurso marxista o al más real capitalismo galopante y feroz del dragón de oriente. Recientemente y por la "luna de miel" que están viviendo las relaciones entre China y Rusia, se aprobó la autonomía de la Iglesia Ortodoxa en China, dependiente del Patriarcado de Moscú, a fin de atender a las minorías eslava y tártara que habita al norte del país, a orillas del río Amur sin que la Ciudad Prohibida incida al interior de las diócesis de esa confesión existentes en el territorio chino. Entre tanto, toda aparición y actuación de misioneros, obispos y sacerdotes católicos o pastores protestantes que actúen sin el permiso o fuera de la línea marcada por el Gobierno, son salvajemente suprimidos.

Y finalmente, Rusia, pese a que para muchos Católicos Tradicionalistas Putin y Rusia sean la esperanza,  la realidad es diferente, si bien al interior Putin rescata los valores y la moral cristiana tras setenta años de comunismo y 10 durante la era Yeltzin de anarquía absoluta, lo hace con el fin político de dotar de una ideología a Rusia tras la caída del Marxismo, mientras que el cesaropapismo, bajo el cual fue fundada la Iglesia Ortodoxa oriental subsiste y ésta se subordina a los intereses del Estado; por supuesto, en el interés de éste se encuentra el odio o el resentimiento contra el Latinzvo, "Occidente" o literalmente: "tierra del Latín", que a veces es usado como sinónimo de "infierno", por el enorme agravio del saqueo de Constantinopla por los Cruzados en 1204 y el desprecio que desde tiempos de Pedro el Grande Europa ha sentido hacia Rusia en sus intentos por ser considerada parte de dicho continente, más agravado ante el papel fundamental de San Juan Pablo II en la caída del Imperio Ruso/Soviético, recuérdese que el gigante eslavo fue el único país en no mandar un representante a su funeral, cuando hasta Arabia, Irán o China estuvieron presentes.

El panorama es difícil y anuncia una era de persecución... ¿qué hacer? No desesperar y ser valientes, después de todo, la Iglesia ha pasado toda una Historia de persecuciones, y ha salido adelante, cada vez más fuerte, y quizá hoy necesitamos con urgencia de una.

¿Porqué? Porque la Iglesia Católica quizá nunca antes había estado en una situación tan crítica y tan débil como ahora, con un Papa como Jorge Mario Bergoglio y una serie de prelados como Kasper, Tagle o Maradiaga que son muestra del derrumbe postconciliar en la formación del clero y de cobardía, que han buscado ganarse los aplausos del Mundo en vez de combatirlo, y que ante los gravísimos problemas y retos en materia de moral, o respecto a las persecuciones de los Cristianos por el Islam o como he dicho, por la secularización y el hedonismo de un mundo Occidental que desconoce sus raíces; ante esto, Bergoglio prefiere voltear para otro lado y sacar una encíclica Laudato si, que será de lo más intrascendente pero bien recibida por los medios de comunicación y los gobernantes que más políticas anticristianas desatan, como Obama u Hollande, que combina la investigación propia de un trabajo sobre ecología echo por un escolar, frases demagógicas como "pobreza del agua social" que parecen sacadas de un discurso de candidato del PRI, y meterse en el berenjenal de una materia aún en discusión, sujeta a escrutinio científico y opinable como es el "calentamiento global" y elevarlo a magisterio de la Iglesia, para nuevamente, hablar del obsesivo tema de "los pobres" discurso bananero y tan trillado que hasta el billonario dueño de Cartier dice que la pobreza le quita el sueño.

La Iglesia Católica parece acéfala, si hemos de ser perseguidos, no tenemos, por ahora, líderes de la talla del mismo San Pedro, de San Pablo o de San Clemente Romano, ni tenemos apologistas como en el siglo III de la talla de San Clemente de Alejandría o San Ireneo de Lyon, ni tampoco, como cuando después del aparente triunfo de la Iglesia bajo Constantino, se tuvo que hacer frente a la muy extendida y apoyada herejía de los Arrianos, defendida por emperadores romanos, muchos obispos y la tibieza de los Papas, pero que produjo como reacción a hombres extraordinarios como San Atanasio y San Juan Crisóstomo, que hicieron de su ministerio denuncia social, pero también y sobre todo: denuncia moral y denuncia de los errores teológicos, que todo iba de la mano en la decadente sociedad romana de los siglos IV y V.

Los Cardenales o quienes hayan sido los que presionaron para lograr la renuncia de Benedicto XVI quisieron a alguien que no fuera criticado y atacado por el mundo, olvidando aquello que Jesús dijo que debíamos alegrarnos cuando nos persiguieran por su causa, y auparon al pontificado a un obispo argentino de habilidad política camaleónica que trata de quedar bien con quien quiere, y que trata de ganarse el apoyo y el aplauso de los poderes de la Tierra con ambigüedades en sus dichos y actos y hasta condescendencia con el homosexualismo, el animalismo (los perros van al cielo), el ecologismo y la desintegración familiar (el asunto de los divorciados), el borrar la idea de infierno y de pecado (todos nos vamos a salvar, y Dios no como alguien misericordioso y justo sino un pasotas que se deja hacer y todo lo aprueba con una sonrisa complaciente e idiota),  eliminar la idea de responsabilidad moral sobre los actos, y que hable de los pobres y de la maldad de las riquezas, sobre lo que todos hablan y se preocupan pero nadie hace nada, pero ¿saben qué? ¡de nada les servirá! ¡Los perseguirán de todos modos!

Estamos carentes de liderazgos, sin embargo, es muy probable que la persecución haga nacer líderes nuevos de voz potente para denunciar y que haga brillar de nueva cuenta la luz sobre un mundo en el que las tinieblas se han extendido; y resurja de ella una Iglesia renovada, fuerte y resplandeciente a pesar de que tal vez sea minoritaria, porque quizá así, aparezca como una semilla para el nacimiento de un nuevo mundo, en una nueva era en que el hombre vuelva a descubrirse a sí mismo y a Dios, y decida volverse a él y construir un mundo mejor con base en la fe y la razón, en vez de la demencial pesadilla en que vivimos hoy.

26 de junio de 2015

REFLEXIONES SOBRE EL GAYMONIO


Con apenas dos semanas de diferencia, la Suprema Corte de EUA resolvió lo mismo que la Suprema Corte de México: existe un derecho fundamental a que las personas del mismo sexo contraigan matrimonio y es inconstitucional que la legislación civil defina al matrimonio como la unión de un hombre y una mujer, además de que la finalidad del matrimonio no es la procreación ni la perpetuación de la especie. Ante la coincidencia de tiempo y contenido de la resolución, uno se ve tentado a hacer caso a las tesis de la conspiración que plantean que existe una agenda oculta para impulsar esto en todo el mundo; y en cierta forma sí debe existir algo: no solamente la existencia de un muy poderoso lobby gay, potenciado por el hecho de que muchos miembros de las clases políticas de diferentes países pueden tener estas tendencias o perversiones sexuales entre otras muchas, --recuérdese en México la leyenda urbana, iniciada por el periodista Rafael Loret de Mola acerca de La Cofradía de la Mano Caída--  y lo sutilmente planteado por Stanley Kubrick en su último filme: Ojos Bien Cerrados y la especie de culto orgiástico y macabro que pueden profesar algunos de los miembros de las clases dirigentes, sino también porque el antinatalismo, combinado con medidas eugenésicas como el aborto o la eutanasia son medidas necesarias a fin de mantener, de manera casi desesperada, como sustentable al actual sistema que sí, ha brindado aunque nos parezca increíble, una elevación del nivel de vida y un bienestar más generalizado que en épocas anteriores, pero a un costo enorme con la sobreexplotación de recursos y el aumento de la longevidad que genera presión financiera sobre los sistemas de pensiones y de seguridad social de los Estados.

Para mucha gente, cada vez más, lo resuelto por ambos máximos tribunales es un acierto, en una época en que la Libertad se ha venido a reducir a un asunto de penes, vaginas y anos, señal patética de que el ser humano moderno está incapacitado para mirar hacia arriba y preocuparse de cuestiones trascendentales sobre su existencia y su accionar, y que hoy se encuentra obsesionado con la vista absorta en su entrepierna, en una era de individualismo exacerbado y relativismo, en que se niega la existencia de la moral y de la verdad objetiva, se desestima toda opinión en contrario como algo "religioso", discúlpenme, pero esto no es nada religioso, esto proviene de la naturaleza biológica del ser humano, y en todo caso, tendrían que preguntarse por qué no solo las religiones abrahamánicas: Cristianismo, Judaísmo e Islam tienen una postura contraria a la homosexualidad, sino todas aquellas que tienen un código ético, como el Budismo o el Confucionismo, comparten esa misma apreciación negativa de esta tendencia sexual, e incluso algunas de tipo politeísta y ritualista como el Hinduísmo, y eso que dicho culto plantea un enorme libertinaje sexual. Incluso los Griegos que practicaban la homosexualidad la llegaron a regular en las relaciones pederastas, pero jamás hablaron de matrimonio entre personas del mismo sexo, y si practicaban la homosexualidad era por una concepción de la mujer como un ser inferior e indigno, necesario únicamente para tener hijos.

Vayamos por partes: la homosexualidad no es una práctica natural ni corresponde con la finalidad natural del impulso sexual: que no es el amor ni llenar un hueco emocional, es la reproducción; si así fuera, entonces los Sres. ministros mexicanos y gringos han descubierto que la Biología misma ha estado vulnerando derechos de todas las criaturas desde el Periodo Cámbrico en que apareció la reproducción sexual; desde entonces, sólo animales muy inferiores en la escala evolutiva mantienen una reproducción sexuada pero hermafrodita: pensemos en anélidos o en moluscos, y en este caso, los gastrépodos como los caracoles y las babosas que tienen órganos de ambos sexos pero no pueden autofecundarse, sino que se aparean con otro de su especie e intercambian gametos.

Existen otros animales, en especial artrópodos y algunos peces, que pueden cambiar de sexo ante ciertas circunstancias naturales: ante un gran número de machos algunos se vuelven hembras, o ante la falta de congéneres se transforman para reproducirse por partenogénesis; sin embargo, en los animales superiores la reproducción es siempre sexual y existen ambos sexos: masculino y femenino en forma separada y con un gran dimorfismo entre sí, sólo hay un último par cromosómico: XY=macho, XX=hembra, si se da el agregado de un cromosoma más en esto que define el sexo, no se obtendrá un homosexual, se tendrá alguien con Síndrome de Kilenfelter, o con Síndrome de Down, por lo que las causas de este fenómeno no son biológicas o genéticas, sino más bien conductuales, lo mismo, el hermafroditismo presente en humanos u otras especies más altas de la escala evolutiva, serán por anomalías durante la gestación y generalmente hay órganos bien formados y otros atrofiados. 

Incluso, en la naturaleza pueden darse comportamientos homosexuales: en aves y algunos mamíferos como las girafas, o entre los primates, pero son montas simuladas como "entrenamiento" o signos de sumisión ante el macho dominante que no tienen una finalidad sexual, o bien se trata de casos anómalos por falta de hembras o problemas hormonales, un caso curioso se da con los cangrejos, en que los machos pueden tener comportamientos femeninos, pero esto se da cuando son parasitados por otro crustáceo, el llamado Sacculina, cuyas hembras se enquistan en los cangrejos y llegan a insertar su sistema nervioso en el del huésped (como un verdadero usb viviente) y a saturar de hormonas femeninas al organismo de éste para hacerle creer que es hembra y así que cuide los huevos del parásito como si fuesen propios. Como se ve, es un caso extremo, y por supuesto, anómalo, debido a la intervención de un agente extraño.

En el ser humano no ocurre ninguna de estas situaciones, sino que parece que se da un problema de formación de la personalidad, mucho se habla que una persona heterosexual puede "optar" por ser homosexual, pero se hace burla y se prohiben terapias conducentes a que un homosexual "opte" por ser heterosexual, con lo que se contradicen respecto a la libertad que dicen defender y al carácter opcional del género, si fuese un caso natural, entonces estaríamos ante un interesante caso para la genética para explicar porqué ahora parece haber un aumento radical de las prácticas de este tipo tanto en varones o mujeres ¿una mutación acaso? O como han llegado a decir, se trata de una forma natural de garantizar el fin de líneas genéticas defectuosas condicionando a los individuos afectados a uniones estériles en sí, cosa también falsa; hombres homosexuales "de clóset" han tenido hijos perfectamente sanos y que no heredan la tendencia.

Ahora, salen con el argumento de que "venció el amor", "el amor es el amor" como escribieron hoy en redes sociales los rockeros de Pearl Jam y Paul Stanley de Kiss, sí, como dice San Pablo: "el amor todo lo puede" y más utilizado como argumento definitivo en una discusión, ¿Quién se opone al amor? Si alguien se opone al amor, el más noble de los sentimientos, necesariamente se es un amargado o un malvado, el problema es que el término "amor" es probablemente el más utilizado, manipulado, pervertido y manoseado hoy en día y el más incomprendido, a veces utilizado como simple ladrillo para llenar huecos y que se oiga bonita una "tonta canción de amor" como con fastidio decía John Lennon, hacer una cita que de inmediato los sentimentales la hagan célebre como hace ese gran charlatán llamado Paulo Coelho o ese farsante de Alejandro Jodorovsky. El amor hoy en día es visto con una connotación por un lado sentimental que pinta un mundo color de rosa, malvaviscos y nubes de algodón de azúcar, y por otro lado, como algo meramente o necesariamente sexual. Es algo muy reduccionista y que encubre en realidad, la búsqueda hedonista del placer y del confort a lo que mucha gente parece haber reducido sus vidas hoy en día, como rebaños obedientes van felices al pesebre y a gozar de los miserables placeres que les proporcionan los amos para olvidar sus pequeñas y anodinas existencias.

Ahora, si el fin del matrimonio no es la procreación --hay matrimonios que no tienen hijos, pero eso es por accidente, la finalidad natural del mismo es la formación de una nueva unidad familiar-- ¿cuál es? ¿el placer sexual? Entonces al acudir con una prostituta uno estaría celebrando un matrimonio por tiempo determinado de una hora o más, ¿la compañía? Entonces cualquier estancia con una persona sería un matrimonio ¿El amor? ¿Señores ministros, nos pueden definir jurídicamente qué es el amor? ¿es un concepto jurídico indeterminado como "orden público" o "interés general"? Son cortes supremas, pero eso no les hace estar por encima del orden natural, tal parece que necesitan que Antígona les hable como hizo ante Creonte de Tebas; les urge leer a Sófocles.

Otros dirán: es que durante siglos la esclavitud fue tomada como normal y ahora cae el concepto de la sexualidad normal: la diferencia está que la esclavitud era una práctica antinatural que vulneraba la libertad y la dignidad humana, y esto por el contrario, va contra la naturaleza biológica misma, del ser humano... en definitiva, se trata de un acto de soberbia humana que no acepta la realidad ni la busca comprender, sino cambiarla a capricho del deseo subjetivo de algunos como Jenner que quiere convencerse a sí mismo y a los demás que por haberse castrado es mujer.

¿Y cuál es el límite? ¿Porqué no legalizar la poligamia? ¿porqué ponerle límites al "amor"? Está el fenómeno de los swinger, ¿porqué no legalizar el poliamor? ¿porqué no legalizar el incesto eliminando esos limitantes al matrimonio? ¿la pedofilia? Hoy queman en efigie a Marcial Maciel en leña verde, pero quién no dice que después lo llamen "víctima de la incomprensión e intolerancia" o que era "alguien adelantado a su tiempo", o con el animalismo: legitimar la zoofilia, finalmente, puede existir "amor" entre una persona y su mascota. ¿Cómo permitir la adopción  por homosexuales cuando la misma naturaleza humana desde hace un millón de años que existimos como especie, nos hace nacer de padre y madre y se fijó la estructura familiar como lo describe Desmond Morris por nuestra propia biología que nos impulsó a ello? 

En definitiva, estas decisiones las pagarán las futuras generaciones, nuestro mundo Occidental continúa en su camino a la decadencia y al colapso, muchos no lo ven, cegados por el sentimentalismo o por sus propias prácticas y vidas desordenadas --por cierto, contrasta este reconocimiento al "matrimonio" homosexual con las prohibiciones que se han dictado a que los homosexuales sean donantes de sangre y órganos, dada la promiscuidad que generalmente tienen estas personas, junto con su fuerte tendencia al exhibicionismo, y que les hacen un grupo de alto riesgo de contraer numerosas infecciones-- o por su indiferencia e indolencia. Cada vez, parece, que el futuro se ve más oscuro, aunque lo disfracen con los colores del arcoiris.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La ofensiva del ISIS:


Lo dicho, se repite lo ocurrido en 1453 en Constantinopla; mientras en Occidente estamos muy ocupados discutiendo cosas que el hoy inexistente sentido común antes dejaba clara las respuestas, como es esto de la homosexualidad, o los "derechos" de los animales o las declaraciones impriudentes y escandalosas de Donald Trump, el Califa Abú Bakr II, que va por la misma senda victoriosa de destrucción y muerte que su antecesor el otomano Mohamhed II recorrió, dio una demostración de poder y del alcance que sus fuerzas están teniendo, ante el cada vez mayor número de militantes que acuden a su hasta ahora, prácticamente invicta bandera: realizó ataques en tres continentes distintos: en Europa, sus hombres decapitaron a un guardia de seguridad, plantaron precisamente la enseña negra del nuevo Califato e hicieron volar un coche-bomba a las puertas de una planta energética, en Asia atacaron mezquitas de opositores a su causa en Siria y Kuwait, y en Africa atacaron en Somalia y sobre todo, en Túnez, donde un comando entró al Hotel Riu y ametralló hasta a 37 turistas europeos que se encontraban en las antiguas playas cartaginesas.

Preocupados por nimiedades, al igual que en el aparentemente lejano siglo XV, nuestros líderes dejan crecer el peligro del Califato, cuando reaccionen será muy tarde... como creyente, me pregunto a veces si Dios no ha decidido soltarle la rienda al Islam como castigo por nuestra tibieza y apostasía, como sea, el panorama huele a peligro y terror.








25 de junio de 2015

A 200 AÑOS DE WATERLOO


Hace 200 años exactamente (empecé a escribir este artículo el 18 de junio) se libró la Batalla en los campos alrededor del pequeño poblado de Waterloo, en la actual Bélgica, a unos 30 kilómetros de Bruselas. A lo largo de la Historia se han dado hechos de armas de enorme trascendencia que representaron cambios drásticos en los acontecimientos posteriores: desde la Batalla de Qadesh, en la que Egipto conoció la cúspide de su poder con Ramsés II para ser frenado en su expansión por los Hititas y su Rey Muwatalli II, pasando por otras muchas: Gaugamela, donde Alejandro Magno aniquiló a las fuerzas persas de Darío III, sellando el destino de la Dinastía Aqueménida, Zama, donde Roma acabó con el poderío cartaginés, Adrianópolis, donde los Godos pusieron fin a la invencibilidad de las Legiones imperiales, Poiters que puso fin a la expansión del Islam en Europa Occidental, los Cuernos de Hattina, en que los Musulmanes acabaron con el Reino de Jerusalén fundado por los Cruzados, Otumba, donde Hernán Cortés puso fin a la hegemonía militar Mexica en Mesoamérica, Lepanto, donde el Islam perdió el control sobre el Mediterráneo, Rocroi, donde España perdió la hegemonía en Europa a favor de Francia, y posteriormente, ya en tiempos más recientes, Stalingrado, donde los Soviéticos vencieron a los Nazis y lograron cambiar la suerte de la Segunda Guerra Mundial, o la Ofensiva del Tet en Vietnam, donde fue rota la moral del ejército estadounidense.

La Batalla de Waterloo se incluye en esta lista de batallas definitivas, fue el final de la última guerra mundial antes de los conflictos denominados así propiamente, una serie de conflictos iniciados en 1789 con el proceso revolucionario francés; no se trató solamente de la defensa egoísta de las Monarquías Europeas contra la "Democracia" y "Libertad" surgida de la Revolución, para nada, este proceso político y social galo demostró ser bastante agresivo y letal, y la prueba estuvo en El Terror y el genocidio de La Vendée, además de tiránico, la prueba estuvo que Inglaterra, país en el que ya estaba instalado un régimen constitucional y democrático en buena parte desde el Acta de Establecimiento cien años antes fue el principal opositor al proceso, que no lo vio como similar al vivido en su Historia, sino como su antítesis; y no es para más: el proceso constitucional británico, iniciado hace 800 años con la expedición de la Carta Magna, implicó el adelgazamiento del Estado y la libertad individual, el francés, que inició con el absolutismo de los Borbón, desembocó en la creación de un Estado garante de todo y proteccionista, intolerante e invasivo, que tuvo su más alta expresión, precisamente, en el Imperio Napoleónico. (Aunque muchas de sus características sobrevivieron y se extendieron a buena parte del Mundo Occidental, Hispanoamérica, por ejemplo, en mucho tiene en el origen de sus males el abandono de la tradición libertaria castellana y aragonesa, tan importante como la inglesa, en aras de adoptar el modelo "liberal" francés, estatista, antirreligioso y oneroso).

Napoleón ya había sido derrotado: en 1812, en la cúspide de su poder, el Corso había impuesto el Bloqueo Continental con el que pretendía ahogar económicamente a Inglaterra, cerrando todos los puertos al comercio británico. Contrario a lo que se piensa o a la imagen muy sobrevalorada del emperador, Napoleón cometió muchos errores estratégicos y políticos. El bloqueo lo pretende instrumentar, por ejemplo, sin contar con una fuerza naval importante. Desde 1804, Francia había perdido su armada tras la Batalla de Trafalgar --quizá ahí fue donde quedó fijado el destino de Napoleón-- y de por sí Francia nunca llegó a ser una potencia naval como sí lo fueron Inglaterra, España, Holanda o Portugal, la alianza con España, a la que la había arrastrado el Gobierno de Carlos IV y su Ministro Manuel Godoy, con la idea de debilitar a "la Pérfida Albión" y que España obtuviese ventaja, después de todo, habían dado un gran golpe a Londres con la ayuda dada a la Independencia de EUA, algo que, a la larga fue un error gravísimo para Madrid. (El Imperio Español hubiese sobevivido si, por el contrario, España hubiese auxiliado a Inglaterra en contra de Francia y ayudado a suprimir la rebelión de las 13 colonias, pienso yo, pero pesó el "pacto de familia" entre los Borbón galos y los hispanos antes que una visión a largo plazo), terminó con la destrucción también de la flota hispana en la misma batalla ante el genio naval de Horatio Nelson.

Para lograr el bloqueo continental sin una armada poderosa para París ni su aliado español, Napoleón se vio obligado a sobreextender sus dominios personales, por ello, invadió España y Portugal, Europa Central y Oriental y creó Estados clientes con sus hermanos o colaboradores al frente como reyes; Napoleón en realidad no era ningún demócrata ni seguidor de los ideales de la Revolución, así como Stalin reconstruiría el Zarismo sin corona a su favor, Bonaparte reconstruyó la monarquía gala en sus sienes, pero fue más allá: se proclamó Emperador en vez de Rey y pretendió ser un nuevo Carlomagno o un nuevo Justiniano con el que el Imperio Romano renacía, por ello la codificación jurídica, no fue por aras de simplificar o sistematizar el Derecho, fue con aras de igualar lo hecho por el César en Constantinopla en el siglo VI y también, crear un sistema jurídico que para su aplicación dependería de decretos y actividad de un Legislativo supeditado al Emperador y de una burocracia igualmente controlada desde arriba, mientras el corrupto Fouché establecería un sistema policíaco y represivo, disfrazado de administración de Justicia... la herencia de esto pesa sobre todos nuestros países de tradición Romano-Canónica y no es gratuito que muchos vean como ideal al sistema Anglosajón: casuista, centrado en los jueces y garante de la libertad individual, aunque más primitivo.

Pero faltaba Rusia, si bien el Zar Alejandro I había firmado la Paz de Tilsit y el Kremlin se comprometía a ser parte del Bloqueo Continental, nunca lo respetó, y bien sabía que Napoleón no tenía los medios para asegurar la adhesión rusa al Bloqueo contra Inglaterra. Sin embargo, cuando el Corso se enteró que mercancías británicas se internaban en los mercados europeos a través de los puertos rusos del Báltico se lanzó a la invasión de Rusia; entre tanto, en España, desde 1808 surgió una gran insurrección popular en contra del dominio francés, cosa que fue apoyada por los ingleses, que enviaron tropas bajo el mando de Sir Arthur Wellesley, primer Duque de Wellington.


Wellington, (a la izquierda) proveniente de una familia angloirlandesa, era un segundón que llegó al ejército para no encasillarse como abogado o clérigo, enviado a las milicias coloniales en la India, hizo en el subcontinente una carrera militar sin fanfarrias pero exitosa; hombre frío y calculador, llamado por ello el Duque de Hierro, parecía no perder el temple ni la serenidad para tomar decisiones aún cuando tuviese el peligro encima, lo que contrastaba, en realidad con un aborrecimiento total por la violencia y las matanzas, se dice que después de Waterloo, contemplando los cadáveres regados en el campo, pronunció una frase memorable: "lo único que es tan triste como una batalla perdida es una batalla ganada"; hombre rígido y disciplinado, admirador de la cultura española, veía con horror los saqueos de sus soldados, a los que no dudaba en calificar como "la hez de la Tierra" pues comprendía que la mayoría de ellos provenían de estratos sociales muy bajos, y eran carentes de educación y de moralidad, parte del naciente proletariado industrial inglés y aplicaba correctivos severos. Así, logró crear un ejército con soldados altamente profesionales y bien entrenados, que provenían del enganche voluntario (pues en Inglaterra no existía el servicio militar obligatorio) y fue un extraordinario comandante defensivo, que sabía muy bien escoger el terreno para sus batallas y atraer a sus oponentes a las ratoneras que sabía tender.

Llegado a España, coaligado con las fuerzas portuguesas y españolas y las Juntas liberales que habían tomado el poder en lugar del Rey Fernando VII, prisionero de Napoleón, Wellington creó un infierno para las tropas imperiales del Corso, abriendo un Frente Occidental mientras que por el este, Napoleón era derrotado por el invierno y la dura resistencia rusa.  Los años de 1813 y los inicios de 1814 se batió en retirada: herido de muerte su poder militar en la Batalla de Leipzig o Batalla de las Naciones, se encerró a defenderse a sangre y fuego dentro de sus fronteras, finalmente avasallado, se rindió y se le exilió a la Isla de Elba, en medio del Mediterráneo, de donde fue hecho Rey y se le permitió conservar su guardia, mientras, se reunía el Congreso de Viena y se restauraba a los Borbón, en la persona de Luis XVIII en el trono de Francia.

Napoleón no duró mucho tiempo ocioso, regresó y rápidamente el ejército le dio su apoyo, iniciando el periodo conocido como Los Cien Días, de inmediato, las potencias europeas volvieron a unirse en contra de Napoleón, quien fue declarado "fuera de la Ley" mientras él decidía lanzar una nueva campaña para vencer a los aliados y obligarlos a aceptar una paz negociada de la que obtuviera el reconocimiento como soberano de Francia. Para ello, decidió ocupar Bélgica, territorio en ese momento bajo control de los aliados, buscaba tomar Bruselas y desde ahí, haría una oferta de paz.

La realidad es que parece que Napoleón, ya aquejado de numerosas enfermedades: una sífilis mal tratada, úlceras estomacales que degenerarían en cáncer, gota, y otros problemas propios de un militar veterano, no tomaba en cuenta las circunstancias ni los hechos duros: Francia estaba agotada tras veinticinco años de guerras y regímenes expoliadores, las enormes matanzas revolucionarias y en los campos de batalla habían cobrado su cuota demográfica y las finanzas públicas estaban muertas, la eventual victoria del emperador en Waterloo poco hubiera cambiado el escenario: Rusos y Austriacos habrían entrado por el sur de Francia que no hubiera podido oponer una resistencia efectiva y nuevamente habrían entrado a París, mientras que Inglaterra habría armado otro ejército con qué atacarlo y financiado el esfuerzo bélico en su contra, lo mismo que Prusia y hasta España habría entrado en la liza. Desde su regreso de Elba ya estaba derrotado, pero no lo quería aceptar.

Napoleón sólo pudo armar, a toda prisa, al Ejército del Norte de 125,000 hombres, y así partió a la batalla, teniendo en mente derrotar a los británicos principalmente y de los prusianos, buscando derrotarlos por separado, evitando la unión entre ambas fuerzas y tomar Bruselas, desde donde lanzaría una oferta para lograr una paz negociada con los aliados, de no lograrla, cosa que era lo más probable, al menos esperaba ganar tiempo, a fin de reunir las tropas y elementos suficientes para batir a Austriacos y Rusos, aun distantes, de las fronteras francesas.

Napoleón había perdido a varios de sus mejores mariscales a lo largo de sus 15 años de campañas, en particular, se había distanciado de dos de los mejores: por un lado de Luis Nicolás Davout, probablemente el mejor de todos sus comandantes; para muchos, incluso muy superior en su habilidad estratégica y táctica al emperador; quizá por ello, por simple envidia o temor a verse opacado, éste le había relegado a puestos administrativos en los últimos años, y durante el Gobierno de los 100 días, le había dejado en París con el cargo de Ministro de Defensa, entre tanto, Joachim Murat, su cuñado y gran comandante de caballería, intentaba hacerse con la corona de Nápoles, sin tener apoyo popular y después ejecutado por los aliados. A su lado, Napoleón contaba con el fiel Mariscal Ney, buen líder de infantería, carismático y devoto de la figura del Corso, aunque irreflexivo e impulsivo, lo que le costaría la muerte por haberse rebelado contra Luis XVIII y Grouchy, recién ascendido a Mariscal, quien era un jefe con aptitudes más limitadas.

El propio Napoleón sabía que no podría con los aliados si los encontraba juntos por su superioridad numérica, por ello, buscó enfrentarse a los Prusianos e Ingleses por separado: Napoleón se encontró con los Prusianos en la población de Ligny, derrotándolos, pero el anciano y experimentado Blücher se retiró a tiempo y evitó verse aniquilado, alejándose velozmente de los franceses, sin que el Corso, quizá agotado, o deseando guardar sus fuerzas, los persiguiera. Al día siguiente, 17 de junio, Ney localizó a Wellington y a los británicos y aliados en Quatre-Bras, y lo que inició como una escaramuza terminó en una batalla a gran escala. Sin embargo, Napoleón no acudió a reforzar al mariscal y la batalla terminó en una especie de empate, pudiendo el inglés retirar su fuerza sin sufrir daños considerables.

Al anochecer, se encontraron Ney y Napoleón y al día siguiente continuaron la marcha encontrando a Wellington posicionado ante el pueblo de Waterloo, controlando el paso hacia Bruselas. el británico era un excelente defensivo, y como tal, sabía escoger el terreno; al parecer, había visitado el lugar un año antes y desde entonces había analizado el lugar, costumbre que tenía en cada campo que veía, estudiando las posibilidades que tenía para plantear una batalla defensiva. Así, Wellington aprovechó las elevaciones del terreno y la especie de embudo que había entre ellas y por donde pasaba la carretera, mientras que fortificó dos granjas: La Halle Sainte y Hougomont, así como la aldea de Papelotte, situadas en medio del campo  y desde donde podía cortar el avance galo y frenar sus ataques, para colmo, el clima jugó en su favor: llovió a cántaros aquella noche, el suelo, de naturaleza blanda, se convirtió en lodo, lo que impidió que Napoleón colocase su artillería en los puntos claves para causar daño en las líneas inglesas.

La batalla, que comenzó a las 11:00 am del 18 de junio de 1815, consistió en cuatro asaltos franceses contra la línea británica; entre tanto, temeroso de la llegada de Blücher, Napoleón envió a Grouchy a buscarle y detenerle para poder luchar y derrotar a los anglos y sus aliados. El novel mariscal se perdería entre la niebla en los bosques cercanos y no encontraría al viejo Prusiano quien sí encontraría el camino y, a marchas forzadas se apresuró para llegar a reforzar a Wellington. Este no sabía si los germánicos llegarían o no, pues no tenía posibilidad de comunicarse con el Mariscal, así que, armado de paciencia, flema británica y mucho valor, el General Cipayo como Napoleón despectivamente le llamaba se determinó a resistir lo más que pudiera, viviendo momentos dramáticos como la carga de la caballería pesada dirigida por Ney mientras Napoleón se retiraba del campo ante un fuerte dolor de estómago provocado por sus úlceras; rápidamente la infantería británica formó cuadros y repelió los ataques de los coraceros francos.


Finalmente, ya por la tarde llegaron los Prusianos y atacaron a los franceses por detrás. Napoleón comprendió que todo estaba perdido: no pudo romper la "delgada línea roja" de Wellington y Grouchy dejó escapar a los germánicos; sin más qué hacer, dejó el campo de batalla; con sus tropas de élite, la Guardia Imperial, protegiendo la retirada de los restos del ejército. La Guardia se llenó de honor y cumplió su lema: "La Guardia muere, pero no se rinde". Cuando se les conminó a rendirse, en un hecho que pasó a la Historia, uno de sus comandantes, el General Cambronne gritó "¡Mierda!" y a continuación fueron aniquilados por el fuego británico y prusiano combinado.

Una semana después, Napoleón abdicaba y si bien al principio pensó en obtener la clemencia de los británicos y demás aliados para poder exiliarse en EUA, el único aliado que le quedaba a su Imperio derrumbado, finalmente tuvo que entregarse a la voluntad de Londres; el gobierno del príncipe regente Jorge (futuro Jorge IV), ante la demencia ya muy agravada de Jorge III, determinó que el corso era ahora un prisionero y le condenó al exilio en la isla de Santa Helena, en medio del Atlántico, frente a las costas africanas, donde moriría en 1821, siendo su muerte, hasta el día de hoy, objeto de controversia, para unos, moriría de cáncer de estómago, para otros, los británicos, temiendo su regreso a Europa, le envenenaron.

Waterloo fue una de las batallas más decisivas de la Historia, pues puso punto final a la hegemonía política y militar francesa, iniciada con otro combate histórico: Rocroi, en 1643, con la que simbólicamente se marca el paso de la supremacía española a la gala,  dando paso a la supremacía británica que perduaría, en los terrenos políticos y militares hasta la Segunda Guerra Mundial; podemos resumir el resultado de Waterloo permitiría grandes cambios en las relaciones internacionales:


  • Termina la supremacía francesa en los terrenos militares y políticos sobre Europa, ciertamente, los gobiernos siguientes, de Luis XVIII, Carlos X y Luis Felipe I iniciarían la conquista y colonización de territorios africanos y asiáticos, pero Francia perdió totalmente el carácter de potencia dominante; en el terreno cultural, sin embargo, mantendría su primacía hasta bien entrado el siglo XX.
  • Se inicia la etapa de apogeo británico, que le llevaría a consolidar el Imperio Colonial más grande del mundo y a alcanzar su máximo esplendor bajo Victoria I, de 1838 a 1901siendo el motor principal de la Revolución Industrial. No perdería esta hegemonía sino a causa de las dos Guerras Mundiales, y su influencia cultural llegaría a su máximo punto en los años 60 a través del Rock and Roll, aunque todavía al día de hoy su literatura, música, cine y otros medios ejercen un enorme influjo que llegan a superar a los de EUA en repetidas ocasiones.
  • España fue quizá la mayor víctima de las Guerras Napoleónicas, a resultas de las que perdió sus posesiones de Ultramar, inició un siglo XIX con grandes disputas políticas internas entre aquellos que buscaron la adopción del Liberalismo Francés y aquellos que plantearon un modelo propio anclado en la tradición castellana-aragonesa-navarra (Carlismo), si para antes de 1808 España era todavía una de las principales potencias del globo, después de 1815 pasó a ser un país segundón, que se fue quedando atrás en el proceso de industrialización y sin influencia política en los destinos del continente europeo, llegando a tocar fondo en 1898 con la pérdida de Cuba, Filipinas y Puerto Rico.
  • Se buscó, mediante el Congreso de Viena, la creación de un orden internacional con herramientas de solución pacífica de controversias mediante Congresos periódicos, y a través de la Santa Alianza, de un primer sistema de Seguridad Colectiva.
  • Se conjuró el peligro revolucionario mediante sistemas de "carta otorgada" que más que ser la adopción de los principios revolucionarios franceses fueron la evolución del "despotismo ilustrado" dieiciochesco, en que se reconocían ciertos derechos y se establecieron parlamentos y gabinetes electos que respondían ante el monarca, éste siguió ostentando la autoridad suprema; este sistema de Monarquías Absolutas un tanto atemperadas perviviría hasta su caída definitiva con el fin de la Primera Guerra Mundial, cien años después, cuando realmente cayó el Antiguo Régimen.
  • Iniciaría el proceso de unificación de Alemania que culminaría en 1870 con la derrota del sobrino y pobre imitador del corso: Napoleón III.
  • El sistema inaugurado con el Congreso de Viena, llamado Concierto Europeo, perduraría hasta 1914 a pesar de las Guerras de Crimea (que significó un intento europeo por sacar a Rusia del juego) de la Unificación Italiana y de la Franco-Prusiana en 1870.
No en balde, tras la batalla, los 50,000 muertos aliados y 67,000 fallecidos franceses fueron sepultados en un enorme túmulo sobre el que se erige, hoy en día, un imponente león británico; después de todo, sobre los caídos de aquel sangriento día, se levantó incuestionable, por un siglo, la hegemonía del Imperio Británico.

12 de junio de 2015

BALANCE DE LAS ELECCIONES INTERMEDIAS


A casi una semana de las elecciones intermedias, aún siguen las reacciones, asombros y análisis sobre lo que sucedió. En realidad, habló el hartazgo; muchos como yo, decidieron no votar o anular el sufragio, cosa además habitual en los procesos electorales intermedios, limitados a renovar alcaldías, congresos estatales y la cámara baja del Congreso de la Unión. Otros, optaron por tendencias u opciones poco tradicionales.

Aunque el PRI ha mantenido su mayoría parlamentaria a nivel federal, y ganado algunas gubernaturas, como Sonora, San Luis Potosí o Guerrero, donde venció a la Izquierda --responsable real, por sus nexos con el Narco, de la tragedia de Ayotzinapa-- y con él, sorprendentemente su aliado, el Partido Verde, que hizo gala de todas las más sucias mañas en la política mexicana habidas y por haber, violando toda la normatividad posible y coleccionando sanciones económicas (que paga con dinero salido de nuestros impuestos) que parecen no dolerle, también se anotó triunfos, es claro el mensaje o ambiente de derrota que se respira sobre él, habiendo perdido lugares clave como el estado de Querétaro, en duda la situación de Colima, donde todavía no se aclara si el ganador fue el partido en el poder o el PAN, éste último pese a que su candidato: Jorge Luis Preciado, hasta ahora Senador por el estado costero del Pacífico, es toda una fichita conocido por sus borracheras, hacer ruidosas fiestas incluso en las instalaciones mismas del Senado de la República y su vida desordenada, pero sobre todo, quizá donde se muestra más los focos de alerta es en la situación de Jalisco y de Nuevo León, los estados más importantes de la República Mexicana.

En el caso de Jalisco, es claro que la derrota del PRI fue absoluta mientras que el ex-priísta Enrique Alfaro, con su discurso pendenciero y bravucón convenció a un electorado que votó enojado, indignado y harto del hasta ahora, pésimo gobierno de Aristóteles Sandoval y de los munícipes que dirigen los destinos de la urbe de Guadalajara, dividida en principalmente cinco municipios: Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá y Tlajomulco de Zúñiga, un gobierno que en los últimos casi tres años ha visto empeorar la situación de la seguridad pública, que no ha implementado ninguna medida coherente o decidida para reactivar una economía estancada, que no ha podido regular ni meter en cintura siquiera al transporte público, ni arreglar el desastre urbano o poner coto a la corrupción. Por el contrario, todos los problemas parecen haberse agravado.

En este contexto, Enrique Alfaro --cuya labor y la de quienes lo rodean-- no ha sido en realidad muy diferente a la de los actuales gobernantes, ni en Tlajomulco ni en ningún otro lugar, supo aprovechar muy bien las emociones de las masas indignadas con su discurso revanchista, y con un grupo variopinto que indica que fue apoyado, por un lado, por la elite empresarial jalisciense, por otro, por la Izquierda extrema que se ha agremiado en el partido Movimiento Ciudadano, y también por ex-panistas del grupo del ex gobernador Emilio González, señalados por ser de "Extrema Derecha", es decir, el político de discurso mesiánico llegó al poder apoyado por un intento de mezcla del agua y el aceite, y a ver cómo funciona; pero no solo eso, su partido se quedó  con casi todos los municipios que integran la Zona Metropolitana de Guadalajara, con excepción de Tonalá, que continúa en manos del PRI y falta, hasta ese momento, lo mismo que en el caso de Colima, a que concluyan los conteos de voto por voto, que se defina la elección en Tlaquepaque.

En definitiva, parece que el PRI ya tiene casi perdida la gubernatura de Jalisco para las próximas elecciones en 2018, a menos que el Gobernador Sandoval decida ahora sí diseñar un proyecto claro de gobierno, hacer cambios en su administración y tomar decisiones; lamentablemente, dudo que sea tiempo de hacerlo y que realmente lo vaya a hacer.



Mención aparte, y quizá un atisbo de futuro tienen los triunfos de Jamie Rodríguez el Bronco, para la gubernatura de Nuevo León y del joven Pedro Kumamoto (arriba) como diputado local por el distrito electoral 10 (Municipio de Zapopan), aquí en Jalisco, ambos candidatos independientes, pero sin duda apoyados, en el caso del llamado Bronco, por la elite empresarial neoleonesa, harta de los desaciertos en materia económica y del desaseo de la administración actual priísta en el rico estado industrial del norte del país, y el otro caso, por la clase media-alta de la sociedad tapatía que habita en ese distrito electoral.

En principio, este resultado es positivo e incluso, inspira optimismo por quizá, a futuro, se de el derrumbe del corrupto y decadente sistema de partidos, dando lugar a que directamente los ciudadanos voten y sean votados sin intermediarios; por otro lado, también se teme a que esto abra las puertas a los caudillos carismáticos de discurso anti-sistema, sea en el caso de Alfaro, sea en el caso del regiomontano o del nipo-mexicano, será la gestión que tengan en los próximos años lo que definirá si estamos ante una evolución hacia un gobierno más participativo y cercano a la ciudadanía o si, por el contrario, estamos ante la emergencia de caudillos carismáticos de tendencias mesiánicas y autoritarias que aprovechan las emociones de las masas para hacerse con el poder; los fantasmas de la República de Weimar y de Venezuela flotan en el ambiente.

Lo que quedó claro de este proceso electoral es la calidad de los actuales dirigentes de México: estamos en manos de un grupo de jóvenes de entre 35 y 45 años o poco más, tanto en el Gobierno Federal como en gran parte de los locales, que no son otra cosa más que Júniors, hijos de políticos o empresarios, con gran dependencia de sus padres o mayores, desligados de la realidad cotidiana de la población y ajenos al sentir de la población, poco responsables o sensibles hacia las consecuencias de sus actos en la vida pública, y sólo centrados en sus intereses.

De que nos urge un cambio, nos urge, pero debe ser algo razonado, no como lo que sucedió en Cuernavaca, Morelos, donde ganó la elección el ex-futbolista Cuauhtémoc Blanco, sin duda, uno de los más grandes jugadores que ha dado el balompié nacional, reconocido por su picardía y creatividad en la cancha, pero también por su escasa educación, su violencia y agresividad personal. Creo, en definitiva, que esto demuestra cómo en la Democracia, las masas no se guían por la razón, sino por las emociones y por quien las manipula.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Christopher Lee:


El cine mundial está de luto ante la pérdida de Christopher Lee, fallecido a los 93 años de edad, actor extraordinario de formación clásica y que tuvo fama, junto a Vincent Price y Boris Karloff, en la década de los 50, creando prácticamente el género de terror, además de encarnando a personajes emblemáticos como el Conde Drácula de Bram Stocker, el Mago Sarumán el Blanco, en El Señor de los Anillos y El Hobbit, de Peter Jackson, el Conde Dokku en la segunda trilogía de precuelas de La Guerra de las Galaxias o el efectivo y sofisticado asesino a sueldo Antonin Scaramanga enemigo del James Bond de Roger Moore en El Hombre del Revólver de Oro, todos ellos interpretados de manera magistral.

Pero no solo eso, Lee tuvo una vida espectacular, digna en sí misma de ser llevada a la pantalla: de origen aristócrata, --descendiente de Carlomagno por vía materna, emparentado con el General Lee de la Guerra Civil norteamericana y de la realeza británica por el paterno-- era también primo del mismo Ian Flemming, el autor de James Bond y amigo de J.R.R. Tolkien, de quien leía su obra maestra una o dos veces al año, como un ritual, y de quien había recibido la venia para interpretar a Gandalf, aunque terminaría encarnando a su antagonista Sarumán. Gran esgrimista, actor prolífico con 270 películas en su haber, con aptitudes para el bel canto y la música, compuso e interpretó rock sinfónico en sus últimos años, y fue miembro de las fuerzas especiales británicas en la II Guerra Mundial en su juventud, mantuvo además un matrimonio sólido con la modelo danesa Brigit Kroenke  desde 1961, con quien procreó una hija. Hombre cultísimo y refinado, hablaba con fluidez 7 idiomas y también sabía latín y griego.

Todo un ejemplo de vida en busca de la excelencia y que no dejó de estar activo salvo por la muerte (al morir, había ya firmado para participar en dos películas el próximo año), su muerte es el fin de aquella extraordinaria generación de actores británicos representada por su gran amigo Peter Cushing, y sus también compañeros de juerga Peter O'Toole y Richard Harris, cuyo hueco será imposible llenar.

DESCANSE EN PAZ...

(Si no estamos en decadencia, entonces díganme porqué los faranduleros de antaño, como Lee, Cushing, O'Toole, Harris o Price eran tipos cultos, refinados y verdaderos caballeros, e incluso creyentes, y ahora tenemos que conformarnos con tipejos como Brad Pitt que son todo lo opuesto...)

7 de junio de 2015

RAZONES PARA LA ABSTENCION O ANULACION DEL VOTO


(Esto lo empecé a escribir ayer)

He decidido anular mi voto o no ir a votar, sé que muchos me van a criticar y a señalar por ello, no me importa, finalmente el voto es libre y secreto, pero yo abiertamente declaro que no votaré por nadie, en justo ejercicio de mi libertad.

¿Porqué tomé esa decisión? Para empezar, como lo he dicho en innumerables ocasiones en este espacio y en otros, incluyendo las aulas, no creo en la Democracia. Las Democracias han fracasado siempre, a lo largo de la Historia y siempre terminan en desastre: Las Democracias de las Ciudades-Estado griegas sumieron a la Hélade en el caos y el enfrentamiento que las debilitó, empobreció y hasta devastó, hasta que del norte llegaron los Macedonios, que mantenían la forma de gobierno de los Tiempos Micénicos y establecieron la unidad a sangre y fuego, tras Filipo II y Alejandro Magno, las Pólis no recobraron su autonomía y sus débiles regímenes democráticos sucumbieron, aplastados por las grandes Monarquías Helenísticas que fusionaron el Despotismo Oriental con esquemas aristocráticos y militaristas helenos. La República Romana degeneró en conflictos entre caudillos y demagogos que precipitó contiendas civiles en el seno de Roma, una vez ésta había conquistado el Mediterráneo; así fue hasta que los líderes guerreros más poderosos: Julio César y después Octavio Augusto, establecieron la Monarquía Imperial como solución, lo que llevó a la Pax Romana y fijarían un sistema que, con todo y sus crisis y luchas dinásticas, duraría hasta 1453, destruido por los sables musulmanes de los Otomanos.

Las ciudades-estado italianas medievales y renacentistas, igualmente, terminarían bajo el dominio de tiranos, todo ello confirma las teorías de Aristóteles y Polibio respecto a los cambios cíclicos de forma de gobierno, y todo ello confirma que las masas no saben gobernarse, se dejan dominar por la retórica y los medios de la mercadotecnia y las promesas de los demagogos. Los ejemplos más claros y recientes del fracaso de la Democracia han sido el ascenso de Hitler al poder en Alemania y el ascenso de Hugo Chávez al poder en Venezuela.

Pero aparte de esas conclusiones a las que he llegado tras haber estudiado la Historia, hay otras más prácticas o cercanas:

  • Ningún candidato, ni ningún partido me convence: Aquí en Tlajomulco ninguno de los candidatos que aspiran a la Presidencia Municipal me convence, así mismo, los cuatro partidos grandes tienen en común su corrupción, su demagogia y su inoperancia para resolver los problemas, pues los cuatro han elevado a militantes al puesto y han sido fracasos, salvo para aquellos tan ciegos que todo lo ven de maravilla, pero el municipio está cada vez más abandonado, con más problemas, más inseguridad y deterioro en su nivel de vida. Y en cuanto a los partidos chicos, no quiero contribuir a que permanezcan registrados ante las autoridades electorales una bola de parásitos, empezando por Andrés Manuel López Obrador y su MORENA.
  •  No existe el "menos peor": Lo de siempre: dicen que hay diferencias entre los partidos y hay unos "menos peores" que otros, que hay que fijarse en el candidato, la realidad es que, como en la película de Alien Vs. Predator, no importa quien gane, todos perdemos, estamos ante una misma élite fraccionada en partidos que supuestamente compiten entre sí, la realidad es que se trata de especies de "clanes" o grupos todos ellos parte de lo mismo: una oligarquía que únicamente busca el aval del electorado, como un "cheque en blanco" para seguir perpetuándose en el poder y vivir parasitariamente de los recursos que genera la sociedad.
  • No se resolverá nada: Lejos de que el voto sea el ejercicio de un "poder ciudadano" resulta un mero trámite para nuestra clase política, el voto ni castiga ni premia, simplemente es algo que deben recabar para hacerse con los puestos que usarán en provecho personal: ninguna administración de ningún partido ha resuelto los problemas presentes en nuestra sociedad, al contrario, cada vez se agravan más gracias a que los partidos se encuentran alejados de los gobernados y sólo ejercen el poder para sus intereses.
  • El poder de la propaganda y las emociones: Los partidos están aprovechando las emociones de los electores, de la masa, como lo he dicho muchas veces antes, las masas no razonan, sólo sienten, y candidatos que explotan las emociones de las masas, en el caso actual, claro que los partidos de oposición aprovechan la coyuntura de la violencia, la mala situación económica, las cobardías y malas decisiones del Gobierno de Peña Nieto, y local de Aristóteles Sandoval, para sus campañas, convenciendo a los electores... aunque lo que ofrezcan no sea muy diferente y también estén llenos de escándalos similares de corrupción. De aquí a tres años, la gente nuevamente estará quejándose y renegando de aquellos que eligieron para luego, volver a ser engatuzados y volver a votar por los mismos partidos y hasta las mismas personas, recicladas.
Y todo, tras la peor campaña electoral que se ha vivido en México, que nos muestra liderazgos de espanto, propaganda de pésimo gusto y dirigida a retardados mentales, violencia y asesinatos de candidatos, motines, rebeliones e inestabilidad en los problemáticos estados del Sureste, todo lo que nos indica que la Democracia mexicana se encuentra, a apenas dieciocho años de establecerse --si se toma como parteaguas la elección de 1997 en que el PRI perdió la mayoría en el Congreso federal,-- en crisis, cuesta abajo, con un sistema de partidos altamente corrompido y viciado, mientras el Estado se dirige a ser fallido y la sociedad luce también en proceso de disolución. 

Como la Historia nos lo demuestra, cuando las Democracias se derrumban, son sustituídas por las Tiranías, como fuertes y amargos correctivos ante el caos que se extiende por las sociedades. El problema está que la Tiranía puede ser ex defectu tituli, y tendremos a un gobierno autoritario, pero benevolente que restaurará orden y reconstruirá un Estado de Derecho, como lo hicieron desde Octavio Augusto en Roma, Francisco Franco en España o Pinochet en Chile, o bien, nos puede tocar un Tirano ex parte principi; entonces, tendremos que soportar el yugo de un Hitler, un Chávez o un Maduro.

Insisto, la mejor forma de gobierno es la Aristocracia, el gobierno de los más aptos, de los más capaces, como sucede en China... ¿algún día tendremos algo similar?... con el sistema educativo que tenemos, lo dudo...



3 de junio de 2015

Y BLATTER SIEMPRE SI SE VA...


Como decía al final de mi post anterior, parecía que no iba a pasar nada y que Joseph Blatter continuaría al frente de la FIFA por un quinto periodo. No fue así, ayer, apenas a cuatro días de haber sido reelecto, en un sorpresivo discurso anunció que renunciaba y se convocaba a un Congreso extraordinario de la Federación para la elección de su sucesor.

Y así, termina de la manera más lamentable y saliendo por la puerta de atrás (literalmente, como puede verse en la fotografía), la era del suizo al frente del organismo deportivo más rico y poderoso del planeta, en la que el fútbol llegó a su cúspide en cuanto a popularidad global, práctica, seguimiento y riqueza generada. En su lugar queda una gran crisis y hasta la amenaza de un cisma que muestra, otra vez, la diferencia entre el "mundo desarrollado", particularmente Europa a través de la UEFA, que había rechazado la continuación del mandato de Blatter y ya desde hace años había sido muy crítica con su presidencia, y el resto del mundo, en particular Africa y Asia, pero también América en sus dos confederaciones: CONCACAF al norte y centro de América y la CONMEBOL, la segunda confederación más poderosa detrás de la europea, en el Cono Sur, que respaldaron siempre y en todo momento al cuestionado directivo, probablemente porque su mandato fue muy beneficioso para esas regiones, donde la afición creció enormemente, --como el caso de EUA, Japón, Australia o Nueva Zelanda lo demuestran-- o se convirtió en semillero de talentos para las ligas de Europa, como resulta del caso africano.

Esto ocurre debido a que, según se ha revelado, el FBI, la agencia policiaca federal más poderosa de EUA continúa investigando la corrupción al interior del organismo deportivo, ya que las acciones de corrupción, como mencionaba en el artículo anterior, tuvieron lugar en territorio estadounidense y a través de bancos norteamericanos. Sin embargo, es claro que detrás de un legítimo interés en poner fin a prácticas corruptas e ilegales ocurridas en o a través de instituciones y lugares del coloso del norte, también hay una intención política clara de descarrilar la celebración de la Copa del Mundo en Rusia en el año 2018 y también, aquí sí con una mayor justificación: la Copa a celebrarse en Qatar en 2022, donde se ha estado empleando mano de obra esclava y sin medidas de seguridad básicas para la construcción de estadios e infraestructuras. (Aunque son tantos los intereses que los monarcas quataríes tienen en EUA y Europa que es posible que al final se hagan de la vista gorda y dejen que se celebre el Mundial ahí); esta finalidad política se traduce en los deseos de aislar a Rusia 

Por lo pronto, y pese a que Inglaterra ni tarda ni perezosa se apunta para la organización de la Copa Mundial en detrimento del Gigante Eslavo, el hombre que apunta a ser el más indicado y más fuerte aspirante a suceder al suizo no es otro que Michel Platiní, que vendría a ser la primera estrella del balompié en llegar a tan alto cargo en vez de filántropos como Rimet o empresarios sin escrúpulos como Havelange o Blatter, por primera vez, la dirigencia máxima del fútbol no estaría a cargo de un "pantalón largo" interesado únicamente en cifras, sino en alguien que conoce y vive el juego a profundidad, desde dentro, ha expresado que él respalda la realización del Mundial en Rusia. No es de extrañar, por tanto, que el Kremlin apoye al galo, mientras que Londres sigue despotricando y pidiendo el boicot, hasta planteando la realización de una copa alterna, en lo que amenaza ser un verdadero cisma del fútbol, y parece que Inglaterra persigue los beneficios económicos de la organización del evento.

Pero claro, Platiní no está libre de pecado, el indiciado Chuck Blazer, ex-Vicepresidente de la FIFA ha señalado que recibió sobornos para otorgar la sede a Francia en 1998 y a Sudáfrica en 2010, y el presidente del Comité Organizador de Francia '98 no fue otro que Michel Platiní. ¿Descubren eso para impedir la realización del Mundial y facilitar el boicot contra la justa a celebrarse en Rusia? 

Resultaría muy lamentable que este conflicto futbolero tenga su origen en realidad no en la búsqueda de una mayor limpieza en la administración del deporte, sino en la creciente tensión de una nueva guerra fría que tiene a muchos temiendo en el cuándo y dónde se calentará lo suficiente para desatar un enfrentamiento mayor. Hay muchos focos de tensión en el mundo, y eso lo trataré en el siguiente artículo, por lo pronto, les auguro que el drama de la FIFA está lejos de terminar todavía...

1 de junio de 2015

LA FIFA: LA GUERRA FRIA LLEGA AL FUTBOL


A nadie sorprende que una investigación de las autoridades norteamericanas concluya que la Federación Internacional de Fútbol Asociación o en sus siglas, la FIFA, sea una verdadera alcantarilla habitada por ratas de la peor ralea, donde se amañan partidos y que la concesión de la sede de las futuras copas mundiales a celebrarse los años 2018 y 2022 se haya dado a Rusia y a Qatar tras sendos sobornos a sus altos dirigentes por parte de los gobiernos de ambos países, ambos con condiciones geográficas, climáticas y hasta políticas que pueden hacer en realidad difícil la organización de un evento así en sus territorios, o como fue el otorgamiento de la sede a Sudáfrica en el 2010, pese a que la pésima infraestructura del país hizo de ese un mundial pobremente organizado. Todo mundo lo sabe, las organizaciones deportivas desde hace ya muchos años han dejado de creer en el ideal de Pierre de Coubertain que inició el movimiento olímpico a fines del siglo XIX y extendió la idea de organizar la práctica deportiva a nivel internacional, en lo que le siguió el francés Jules Rimet, quien ante la popularidad creciente del deporte reglamentado en Inglaterra, impulsaría la creación de una organización mundial dedicada a difundirlo, darle estructura y vigilar el respeto a sus reglas.

Hoy en día, el deporte es un negocio, y un negocio multibillonario, en lo que intervienen muchos intereses: patrocinios, medios de comunicación, productos oficiales, promocionales de los equipos o atletas, contratistas y constructoras en la edificación de los estadios, marcas de ropa deportiva, etc. A ninguno de ellos les pasa por la cabeza una concepción del deporte como actividad lúdica, educativa y de formación de valores cívicos como pensaba el aristócrata belga, ni mucho menos la concepción del deporte como competencia justa, caballerosa y honorable de un Vince Lombardi, hoy en día todo se trata de lucro, simple y vil; esto comenzó a gestarse desde fines de los años 70, cuando en el movimiento olímpico apareció el empresario mexicano, recientemente fallecido, Mario Vázquez Raña, que junto a Juan Antonio Samaranch convirtió a los Juegos Olímpicos en la fiesta de los billones de dólares y en coto de caza y combate para Adidas, Nike, Reebok y Puma, y abrió las puertas a los profesionales millonarios sacando a los deportistas amateur para quienes las olimpiadas eran el paso previo a buscar la profesionalización tras conseguir fama y que ahora buscaron de inmediato en ser estrellas para llegar a los juegos olímpicos como consagrados y con un aura de estrellas y buscando percibir millones, aunque eso fuera en detrimento del nivel de competición exhibido.

En los años 80, el maestro de Blatter, el traficante de armas brasileño Joao Havelange, se convirtió en Presidente de la FIFA y con él empezó la comercialización extrema del fútbol soccer, que se convirtió en el deporte más popular, seguido y visto por la población mundial, con su lema: "yo vendo un producto llamado fútbol".

Todo mundo lo sabía, que existían ligas como la italiana donde los clubes de fútbol arreglaban partidos, lavaban dinero de la Mafia o jugadores estrella, como Paolo Rossi, participaban del píngüe negocio de las apuestas, que el Olimpique de Marsella había obtenido títulos comprando árbitros y rivales, o que en México el Club América, propiedad de la empresa Televisa, el corporativo de medios más grande de Latinoamérica, hacía lo propio, además de que la empresa controla (aún hoy, aunque ahora comparte su dominio con TV Azteca) el negocio del balompié hasta en el tema de la selección nacional y que esos intereses televisivos terminaron por ahogar a otros deportes profesionales otrora muy seguidos en México, como el Béisbol o el Jái-Alai y la Equitación.

Así, todo mundo sabe hoy en día que el fútbol es un negocio en manos de una verdadera mafia, que lo ha convertido en una mercancía, en un artículo de consumo masivo, y en el que pesan mucho los intereses de los inversionistas; veamos el caso del fútbol inglés: tras los escándalos provocados por los hooligans y ante los malos resultados obtenidos a nivel internacional en la década de los 80, a partir de los 90 vino una reinvención con la conversión de la Primera División en la Premier League y la llegada de capitales dispuestos a invertir en la renovación de imagen y la contratación de carísimas plantillas de jugadores extranjeros para los clubes británicos, tan antiguos como el propio deporte, las inversiones llegaron de los lugares más insospechados: Arabia Saudita, Emiratos Arabes Unidos y Qatar, y también Rusia, Malasia e Indonesia y hasta EUA, hasta entonces un país reacio a aceptar el reinado del fútbol sobre sus populares deportes nativos: fútbol americano, béisbol y basquetbol, principalmente; entre tanto, algo similar ocurría en el resto de Europa.

El resultado ha sido que ahora el negocio del fútbol beneficia a Musulmanes y Rusos, pese a que sus seleccionados y equipos no levantan; en el caso del gigante eslavo, desde la caída de la URSS no han vuelto a conformar equipos realmente competitivos como en el pasado en que disputaban la Copa Europea de Naciones y sus clubes destacaban en la Liga de Campeones de Europa. En los últimos veinte años, además, el número de grandes figuras se ha reducido a los más rentables como Messi, Cristiano Ronaldo o el sobrevalorado Neymar (lejos estamos de los tiempos en que el Balón de Oro lo ganó un casi desconocido George Hagui, el Maradona de los Cárpatos, en competencia con Hristo Stoichkov, Romario, Bebeto y otros), como bien lo ha dicho Ronaldo, quien de haber sido considerado el mejor del mundo a fines de los 90, se ha convertido en una voz crítica que se ha sumado a Maradona, Romario y Luis Figo entre los muchos que han denunciado los corruptos manejos de la dirigencia de la FIFA y han exigido un cambio... en una forma por demás prudente, porque ninguno de ellos ha buscado seriamente tomar medidas que lleve a lograr la limpieza que tanto piden: Figo, por ejemplo, se había postulado para la presidencia del organismo, pero unos días antes del estallido del escándalo se retiró de la contienda, o que tal otra ex-estrella del fútbol como Michel Platiní quien dirige actualmente a la asociación europea de fútbol: UEFA, y que ya antes se había postulado para sustituir a Blatter al frente de la Federación, pero que ahora sólo denuncia y despotrica.

Ante estas actitudes, cabe preguntarse: ¿Porqué estos personajes se comportan como el perro que ladra pero no muerde? ¿porque también tienen su parte en el enjuague? Al menos, Platiní no puede presumir de limpieza según señalamientos que se le han hecho.

Ahora, ¿porqué intervienen las autoridades de Estados Unidos? ¿Por un arranque de soberbia imperial y extraterritorial como argumenta RT? No es así, aunque claro, existe una jiribilla política detrás de todo, pero también hay bases que legitiman la intervención del Departamento de Justicia Norteamericano en estos hechos: los sobornos y negociaciones ilícitas se dieron en EUA, y las transacciones se hicieron a través de bancos norteamericanos.  Pero, por otro lado, es un secreto a voces que el otorgamiento de la sede a Rusia, para el Mundial de 2018 y a Qatar para la copa a celebrarse el 2022 se hicieron a base de sobornos multimillonarios a la dirigencia del fútbol. Los afectados directamente por ello fueron EUA e Inglaterra que buscaban también recibir la copa para esos años, con eventos de esa magnitud, y en el caso del primer país, con una afición cada vez mayor por el deporte de las patadas, el Mundial era visto como un evento cuyas ganancias permitirían inyectar sumas gigantescas a  fin de reactivar unas economías deprimidas y con la creación de empleos.

Ante la nueva "Guerra Fría" que viven Washington y Moscú, el arrebatarle la sede del Mundial de 2018 era una consecuencia necesaria, aparentemente, de las investigaciones de corrupción en la FIFA; sin embargo, y pese a las detenciones y señalamientos... NO PASO NADA, ni pasará, el congreso de la FIFA ratificó las sedes para Rusia y Qatar y además, Joseph Blatter, de quien todo mundo sabe, es el verdadero "Padrino" del balón y de toda la trama de corrupción, fue reelecto, cuando el príncipe jordano Alí Bin Al Hussein, quien se perfilaba como el sustituto del suizo se retiró de la contienda horas antes de la votación; al concluir ésta, todas las confederaciones regionales habían votado a favor de la continuidad por un quinto mandato, de Blatter al frente de la Federación, salvo la UEFA, que votó en contra.

¿Qué sucedió? Simple, por un lado, la FIFA, que no es una organización internacional, sino privada, ha logrado tal poderío gracias a la popularidad del deporte que regula y a las enormes sumas que maneja que le han convertido en una especie de Estado independiente, que no responde ante nadie, y por otro lado, los capitales rusos e islámicos, en especial qataríes que están invertidos en el fútbol respaldaron al suizo y aseguraron su posición, muy poco les importa lo que opinen las federaciones europeas de fútbol, saben que un boicott será impensable por las pérdidas económicas que representarían si no asisten a las justas a celebrarse en ambos países asiáticos... o el retiro de las inversiones provenientes de ellos.

Increíble, hasta en el fútbol... Obama perdió ante Putin.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Jaime Almeida:


De los pocos comunicadores realmente dignos de admiración en México, Jaime Almeida tuvo una brillante carrera como periodista y crítico musical, destacando sobre todo por sus conocimientos sobre la Historia de la Música en general.

Del Rock clásico al Heavy Metal, de la Música Barroca y Clásica a la Tropical, del Jazz al Rap, del Bolero al Mambo y la Ranchera, ningún género escapaba al conocimiento y la erudición sobre la Música que tenía este melómano, periodista --y músico aficionado, uno de los organizadores del Festival de Avándaro en 1971, considerado algo así como el Woodstock mexicano-- y sobre todo gran ser humano que falleció este fin de semana, curiosamente tras haber dado una conferencia sobre la Historia del Bolero en la localidad de Paraíso, Tabasco.

De mi infancia y adolescencia recuerdo el fascinante programa Estudio 54 que condujo por años, en TV y luego en la radio, donde hablaba sobre la Historia de los diversos géneros, una vez recuerdo haber escuchado una extraordinaria emisión donde trazó la genealogía del Rock and Roll, y recuerdo haber visto sus programas biográficos dedicados a Elvis Presley, John Lennon o los Rolling Stones, y también a Pérez Prado el creador del Mambo. 

Descanse en paz, su pérdida será sensible, pues ya nadie tiene la capacidad y los conocimientos para hablar de la Música como él en nuestro país, dominado ahora por la anti-música representada por las bandas y los narcocorridos. Su muerte apaga una luz más en el negro panorama de nuestra cultura.