Buscar este blog

12 de agosto de 2010

¿A QUE JUEGA CHAVEZ?/LA MEZQUITA DE LA ZONA CERO



Hace unas semanas narrábamos la ruptura de relaciones entre Venezuela y Colombia producida tras la denuncia hecha por el entonces todavía presidente Uribe respecto a la presencia de grupos guerrilleros de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) en territorio venezolano, de lo que se presentaron pruebas, como vídeos y fotografías tomadas por los servicios de inteligencia colombianos. Para más INRI, el domingo pasado CNN pasó un documental filmado por periodistas españoles donde se ha mostrado claramente la presencia y el patrocinio del régimen chavista a las guerrillas colombianas, así como la creciente militarización de la sociedad venezolana.

Y no es para menos, recordando que Chávez tuvo entre sus mentores políticos al ex-nazi argentino Pedro Ceresole, el Teniente Coronel ha creado grupos paramilitares al armar al creciente número de desocupados en el campo y en las ciudades, formando brigadas de "vigilantes" contra la violencia urbana, cada vez mayor pero también contra los opositores, en forma similar a las "Sturm Abeteilung" o SA de Ernst Röhm, y el Frente Bolivariano de Liberación, que parece un remedo tropical de las tristemente célebres "Schuss-Staffel" o Servicio de Seguridad, conocidas por su logotipo formado por la doble runa de la victoria, las SS, cuyo brazo armado, las Waffen-SS o SS Armadas contó con mejor organización, entrenamiento y armamento de avanzada que la Wermacht o ejército nacional alemán, y no era para menos, al igual que este grupo paramilitar que dependía no del alto mando del ejército alemán ni del ministerio de defensa, sino de la dirección del Partido Nacionalsocialista, el FBL es el seguro de Chávez, que lo ha armado y equipado con el armamento que su amigo y protector Vladimir Vladimirovich Putin le ha proporcionado (y es de pensar que tanto el Ejército Rojo como la Guardia Revolucionaria Iraní les han proporcionado entrenamiento), a fin de sofocar cualquier intentona golpista en su contra que pudiese provenir de las fuerzas armadas venezolanas. Simplemente, se maneja en el documental que Chávez ha recibido hasta ahora de los rusos cerca de 600,000 fusiles Kalashnikov y faltan recibirse más pedidos, además de que se ha iniciado la producción en las plantas que la empresa estatal Izmash, fundada por el Zar Alejandro I tras la Invasión Napoleónica y cuyo despacho de diseño es actualmente dirigido por el anciano y sádicamente orgulloso inventor del AK-47, ha establecido en Venezuela.

No en balde es de recordar que mucho del fracaso de la "Operación Valkiria" de la que hablamos en su momento, ejecutada por Klaus Von Stauffemberg y otros militares disidentes contra Hitler se debió a la oportuna intervención de las SS-Armadas, quienes además, al final de la guerra se habían convertido en la más fuerte y leal de todas las organizaciones bélicas de Alemania y llevó el peso de la contienda.

El FBL y demás grupos aparecen jurándole lealtad a Chávez y asegurando que están dispuestos a combatir contra "los imperialistas"... habría que recordarles que Rusia no se  hizo del territorio más extenso del mundo por "mecanismos de cooperación pacífica" y que Irán ha tenido, en su larga historia, líderes como Ciro, Darío, Jerjes, Cosroes o los Safávidas que precisamente fundaron y expandieron un imperio. Aún así e identificando como imperialistas a EUA y a Colombia, Chávez ha planteado la necesidad de armar al pueblo a fin de evitar una posible invasión... pero resulta que mientras le siga vendiendo petróleo a EUA tan alegremente como lo hace el espectro de la invasión aparecerá lejano... entonces ¿cuál es el chiste de todo?

Ya desde antes de este último encontronazo, Uribe y Chávez habían tenido sus diferencias, más después de aquél famoso ataque colombiano a la jungla ecuatoriana donde estaba el segundo hombre en la cadena de mando de las FARC y la típica estudiante fresa-hippiosa de Izquierdas mexicana Lucía Morett, pleitos retóricos en que el venezolano se desgañitaba con amenazas y Uribe con la muestra de pruebas irrefutables que respaldaban sus acciones, y que siempre terminaron en abrazos, cási besos y apapachos, como vemos aquí:


Así que no nos extrañemos que ahora, con el nuevo presidente Santos en Colombia, el "loco útil del BRIC" hable de paz y de restaurar las relaciones, ya llegará el momento en que Chávez necesite de confrontación y así volverá a ponérsele gallito a los colombianos y a despotricar contra ellos.

Y es que Chávez no es ningún tonto, al contrario, es muy inteligente, tiene a la sociedad crispada y dividida, lo que puede resultarle peligroso, así que busca un distractor que sea lo suficientemente preocupante para todos los venezolanos y le permita unificarlos en torno a su persona, y eso es el enemigo externo. Así como en México ante el problema común de todos que es el crimen organizado y la violencia aparece como irresoluble e insalvable para nuestros gobernantes, estos buscan distraer dividiendo a la sociedad, confrontándola y haciéndola perderse en discusiones interminables y por eso sacan las joterías o el aborto y demás aberraciones, Chávez, que sin necesidad de eso  ya ha dividido a su pueblo saca lo del peligro de un ataque colombiano o norteamericano para que la gente se una alrededor, lo vean como el defensor de la patria y acepten la militarización y pérdidas de libertades en pro de la defensa nacional: por lo menos, a Castro, Stalin y los Kim en Corea del Norte les ha funcionado de maravilla.

Chávez no busca la guerra, por lo menos, no de momento, sus fuerzas armadas aún no están lo suficientemente modernizadas ni entrenadas para permitirse el expansionismo, aunque no es de descartarse que el BRIC lo impulse más tarde a abrir un nuevo frente para el acosado y vapuleado económicamente EUA; por lo pronto, sigamos disfrutando del acto circense, a veces cómico, a veces dramático, pero sin lugar a dudas terrorífico, sobre todo para los venezolanos, del showman de nuestro continente.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
LA POLEMICA DE LA MEZQUITA:




No nos hagamos tontos ni nos engañemos, aunque no todos los musulmanes sean terroristas o sean émulos de Osama Bin Laden o militantes de Hamas, la verdad es algo totalmente imprudente y como dirían los gringos "unpolite" o de pésimo gusto el construir un mega-centro cultural islámico a un lado de la "Zona Cero" donde originalmente se elevó el World Trade Center de Nueva York, sería algo así como construir un "Goethe Institut" a la entrada de Auschwitz, aunque los alemanes hoy en día nada tengan que ver con los Nazis.

Fuera de teorías conspiranóicas no hay duda de que efectivamente fue Al-Qaeda quien realizó los ataques a Nueva York, por supuesto, aquí he sostenido que contaron con ayuda en tierra y de un gobierno norteamericano interesado por que se diera un "causus belli" para intervenir en grande en Medio Oriente y por un lado, se hicieron de la vista gorda al saber que el ataque venía, igual que Roosevelt en Pearl Harbor, enviaron un misil al Pentágono, derribaron dos aviones comerciales e inventaron la holywoodense historia de la rebelión de los pasajeros y le pusieron dinamita a los cimientos de las torres gemelas cuando nada más tenían que derrumbarse o quemarse los pisos superiores. Así, tras agrandar la tragedia a niveles apocalípticos, los gobernantes norteamericanos se lanzaron con pleno apoyo de su pueblo a la que posiblemente será su última aventura militar y que está teniendo resultados desastrosos.

Los musulmanes, siempre que conquistaban un territorio, tomaban edificios o centros de culto de los vencidos para convertirlos o construir sobre sus ruinas sus propios templos como señal de victoria sobre los falsos credos. Así, cuando las tropas árabes de los primeros Califas tomaron Damasco, Siria, y se dió la conversión del país al Islam, el antiguo templo de Zeus, convertido en catedral cristiana, fue demolido para construir la hermosa Gran Mezquita; cuando se tomó Jerusalén, en el emplazamiento del antiguo Templo de Salomón se edificaron el Domo de la Roca y la Mezquita de Al-Aqsa, cuando tomaron la ciudad visigoda de Corduba o Córdoba, el templo románico católico fue derribado y se levantó la enorme mezquita con sus bosques de columnas, que después los españoles harían catedral de la ciudad tras la reconquista, y finalmente, cuando el Sultán Otomano Mohamhed II tomó Constantinopla y la convirtió en Estambul, la Basílica de Santa Sofía se transformó en Mezquita.

La construcción del Centro Islámico en Nueva York por una organización llamada "Iniciativa Córdoba" no puede negarse que tiene esa misma finalidad, detrás de esa entidad están varios jeques y millonarios árabes sauditas que, segú dicen algunos, son sospechosos también de financiar al terrorismo, lejos de ser un acto de buena fe y de abrir las puertas al entendimiento es un acto de generación de conflicto en una sociedad cuya cohesión se resquebraja más día con día por su carencia de identidad y su carácter multiétnico, además que, de ser ciertas las insinuaciones de la conexión entre los promotores de la Mezquita y los grupos terroristas puede convertirse también en un centro de reclutamiento y expansión islámica en EUA.

Pero entonces ¿porqué Bloomberg, Obama y demás políticos, sobre todo Demócratas apoyan la construcción de este provocativo edificio que ya está siendo la "gran manzana" de la discordia?  Simple: por miedo, los musulmanes, azuzados por los radicales, han demostrado que si se les dice: NO, responderán con fuerza, el problema es que, al no decirles NO a tiempo, la fuerza del Islam crecerá para intervenir directamente en EUA y en Occidente en general.

Lo vuelvo a repetir: los gringos hicieron mal en intervenir en Medio Oriente y no respetar a los islámicos, pero también estos no son los luchadores por la libertad y contra el imperialismo, ellos han tenido y tienen su propia versión imperial de la guerra y la política, así que, como decimos en México: ¡Aguas!



No hay comentarios: