Buscar este blog

12 de junio de 2013

EL DESPLOME DE OBAMA


Y bien, tal parece que a Obama se le acaban los apoyos entre los pilares que lo estuvieron sosteniendo durante 4 años, y en estos primeros meses de su segundo periodo presidencial, el Presidente norteamericano parece haber agotado la paciencia de muchos.¿Porqué? Quizá porque, como lo ha dicho el analista español Antonio Caño del famoso diario español El País, hasta los "progres" se terminaron de hartar de su falta de liderazgo y su carencia de proyectos, su mandato ha sido una eterna promesa de un eterno "voy a hacer" sin hacer nada efectivamente; las únicas propuestas que ha hecho prosperar giran en torno al ya cansino y en palabras de Vladimir Putin hartante tema de las obsesiones de la Izquierda con el sexo, en especial con las medidas anticonceptivas y la homosexualidad.

Me da la impresión que esos grandes medios que ahora se distancian de Soetoro: la CNN, New York Times, Washington Post en el propio EUA, en Inglaterra el Guardian y en España el citado diario, sabían ya perfectamente de los tejes y manejes del afroamericano de misterioso pasado pero habían esperado el momento oportuno para soltarlo todo en contra del hombre al que habían retratado y vendido como una especie de Mesías, en cuanto a éste, creo que Obama se engrandeció con su propio éxito y se sintió capaz de todo pero sin hacerlo, se creyó el cuento de la propaganda y que los medios hicieron alrededor suyo y todo ¿porqué? por haber sido el primer Presidente de origen africano en un país que, como apuntaba cuando traté de la película sobre Lincoln de Spielberg, la cuestión de la esclavitud y la racial se mantienen como los principales estigmas de la sociedad estadounidense y que los viene arrastrando desde la época colonial misma.

Es cierto, en 2009, la elección de Obama fue un hito histórico, significó, en mucho, la reconciliación de EUA con su pasado y la muestra más palpable de la igualdad alcanzada entre afroamericanos y anglosajones, con todo y que el caso del actual mandatario haya sido especial al ser un mulato nacido de la unión de un estudiante extranjero y la heredera de una familia sajona conectada con la clase política norteamericana, sin embargo, era el primer presidente que se concibe a sí mismo como una persona "de color" y de ahí que se generara tanta expectación: ingenuamente, se creyó que sólo por ser de color de piel diferente, el Presidente automáticamente tenía que ser un revolucionario, un parteaguas o hacer algo diferente y necesariamente positivo al resto de los anteriores --algo similar pasó con Kennedy, primer mandatario venido de una minoría étnica: celta irlandés y religiosa: al ser católico, a grado tal que se creó todo un mito alrededor de un mandatario que era más bien una personalidad nebulosa y compleja, adicto a medicamentos y a las mujeres, juerguista e inconstante, sostenido por la férrea voluntad y los verdaderamente revolucionarios ideales de su hermano Robert, quien sí hubiera podido ser el abanderado de algo grande-- Claro, todo eso fue usado como propaganda, y el primero en creerla fue el propio Obama. Todo ese mito fue impulsado por los medios y por la farándula, y la gente la creyó, cansados de los ocho belicosos años de Bush Jr.

Pero Obama no representó ningún cambio ni ningún nuevo amanecer para Estados Unidos, cuyo poder imperial llegó a la hipertrofia bajo el texano y sus campañas militares en Afganistán e Irak, para empezar, fue una continuación de ese progresivo "Dioclecianismo" iniciado con Bush y ante una población dispuesta a sacrificar la libertad a cambio de seguridad, se siguió con la construcción de un Estado policiaco y militarizado, aunque de nuevo cuño, gracias a las nuevas tecnologías de la Información. Como nunca antes, ha sido con Obama que se construyó el esquema de seguridad informática planteado por Alvin Toffler en su obra Las Guerras del Futuro en la década de los 90, continuación de su famoso La Tercera Ola.Ya las legislaciones promulgadas por Bush, como la Patriot Act en la cauda de consecuencias de los acontecimientos del 11 de septiembre del año 2001, se establecieron las bases para establecer herramientas de vigilancia absoluta sobre la población, sobre todo de las comunicaciones; entre tanto, mantuvo abierta la Prisión de Guantánamo, mantuvo la guerra rugiente en Medio Oriente y la agravó con las Primaveras Arabes, lo que se les regresó como boomerang con el ataque en Benghazi, Libia, y lanzó una serie de operaciones totalmente contrarias a Derecho de asesinatos en Yemen, Somalia y Afganistán, como ejecuciones extrajudiciales, algo que ni Bush, que se limitó a detenciones ilegales, se atrevió a hacer.

Curiosamente, Obama ha construido un esquema de vigilancia de toda la población, dándole un enorme poder a los órganos de inteligencia, mientras sus antecedentes, como ya lo apunté en otra entrada de este Blog, permanecen envueltos en las nubes del misterio, en la máxima opacidad ¿Porqué? Porque probablemente Obama obedece a los intereses de otros: ¿las Petromonarquías del Golfo? ¿Quién sostuvo la rápida carrera de ascenso de este advenedizo? Como lo he dicho, Obama pasará a la Historia como uno de los grandes enigmas de EUA... O quizá no.

Porque precisamente las nuevas tecnologías han demostrado su fragilidad para construir un esquema de seguridad y secrecía como lo pretendió el afroamericano; a pesar de las múltiples agencias de seguridad, como la CIA, el FBI,  la NSA, la NCIS, la DEA, o el Servicio Secreto, las filtraciones están a la orden del día, primero: Bradley Manning y Wikileaks, después, la entrada de hackers israelíes y chinos al Pentágono que han robado información estratégica y de desarrollo de nuevos armamentos de las computadoras norteamericanas, luego, la revelación del espionaje y acoso fiscal a opositores conservadores y comunicadores de AP y FOX News, ahora, el hombre que vemos en la foto al inicio de esta entrada: Edward Snowden, un analista de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) que decidió filtrar al diario británico Guardian (curiosamente, uno de los usados también por Assange) cómo funciona el sistema de rastreo, grabación y escucha de las comunicaciones de la población norteamericana, denominado PRISM.

Resulta curioso que esto se diera cuando el Presidente Xi saliera de México rumbo a EUA y entre los planteamientos que Obama iba a hacerle estaba el que impidiera el espionaje que de parte del Ministerio de Defensa chino y de empresas del mismo país, así como el evitar la censura de Internet que se practica en el Celeste Imperio: ¿Con qué cara podía hacerlo cuando su propia Administración realiza prácticas de espionaje en la red sobre sus ciudadanos? Se desarrolló la cumbre y tal vez no fue en los mismos amables términos en que la reunión se desarrolló entre el mandarín y Peña aquí en México, sino muy probablemente fue algo ríspido y tenso.Curiosamente, un día después de haber terminado, Snowden aparece revelando su identidad y sus motivos de conciencia para haber revelado toda la trama de Obama desde Hong Kong... ¿coincidencia? ¿los chinos le ofrecieron protección? ¿están utilizándole como arma contra el coloso del Norte?

Ahora Snowden desapareció del hotel en el que se encontraba en la ex-colonia británica, ya había expresado su temor a que los servicios secretos estadounidenses pagasen a las Triadas Chinas para eliminarlo, sin embargo, parece que este "soplón" no ha muerto o ha sido alcanzado por los asesinos de Soetoro, quien sabemos, es proclive a ordenar muertes extrajudicialmente, o como en el caso de Bradley Manning, que ha sido apresado y ahora está siendo juzgado, prepararle un Juicio de farsa en que la sentencia ya todo mundo la sabe.(Aunque el caso de Manning tiene ciertas particularidades que implican que sus motivaciones no fueron tanto de rebelión justa contra un sistema opresivo en construcción como sucede ahora con Snowden, sino sus propias broncas psicológicas internas) sino que anda escondido, por lo pronto, parece que el fugitivo ha solicitado asilo político a Islandia, y también, existe el interés ruso de brindarle refugio, juzgando que la vida de este valiente se encuentra en peligro, lo que nuevamente me hace intuir el interés de los rivales de EUA en que este escándalo crezca y se convierta en un durísimo argumento en contra de la república norteamericana, que quedaría demostrado, ha dejado de ser el "defensor de la Democracia", para, en la realización de muchos de los temores de los conspiranóicos, convertirse en un Estado policiaco disfrazado de Democracia.

Como dice Tim Stanley, el columnista del Telegraph de Londres, todo este escándalo revela ciertamente, tanto las ambiciones de Obama por lograr un poder absoluto como la afortunadamente terrible incompetencia de los organismos de inteligencia encargados de llevar a cabo sus planes. Ahora, creo que apenas se está revelando un poco, y que lo más grande y lo que tendrá más impacto está por revelarse en cualquiera de estos días: ¿saldrá a la luz el paso de Obama por Harvard? ¿su vida en Indonesia, cuando se llamaba Barry Soetoro? ¿La verdad acerca de su presunto islamismo o sus conexiones con la "teología de la liberación" protestante de Jeremiah Wright  y grupos subversivos a plenitud? ¿o la verdad sobre su lugar de nacimiento? De revelarse esto, estaremos sin duda ante el estallido de una crisis política sin parangón en la Historia Norteamericana.

¿Porqué ha hecho Obama esto? En primer lugar porque sus ideales de Izquierda conducen al engrandecimiento del Estado. El y los Demócratas, contagiados por la Socialdemocracia Europea, justo ahora que la misma hace aguas, desean crear un Estado benefactor y paternal que le conceda todo a los individuos, que le permita a estos vivir en pleno libertinaje a cambio de que el Estado cargue con sus responsabilidades y les subvencione la vida, a cambio, el Estado adquiere un mayor poder, y por supuesto el Gobernante. Parte importante de ello es el crecimiento del sistema de seguridad del Estado, más ante una situación en la que se entiende que el mismo se encuentra asediado, en cierta forma, Obama cayó en la tentación de ser el Diocleciano de EUA, y como él, transformó un Estado en el que la vida ciudadana era activa y había equilibrio entre las instituciones de poder, y, para los parámetros de aquel tiempo, respeto a la esfera de las libertades, en un Estado profundamente militarizado y policiaco, culminando la serie de cambios en ese sentido que iniciaron con los Severos y su política de incremento del papel político del ejército.

Como Diocleciano, se ha creído omnipotente y se tomó en serio el papel de mesías que le endilgó la propaganda de sus adeptos. Con él, pensó, Estados Unidos renacería y se levantaría para hacer posible al siglo XXI como el "Nuevo Siglo Americano"... no será así, como Diocleciano, que dejó una Roma más debilitada y en crisis que como la había encontrado, sin haber resuelto ninguno de sus problemas, Obama, sea que termine su periodo presidencial o sea derribado del poder, dejará un Estados Unidos endeudado, con grandes sectores de su población empobrecidos, su credibilidad por tierra y polarizado políticamente, aparte de rodeado de amenazas externas.

A Obama le hizo falta, el día de su primera toma de posesión, aquel personaje que, situado detrás del general o emperador triunfador, le sostenía los laureles sobre la cabeza, y mientras recibía los vítores de la multitud le musitaba: "Recuerda que eres solo un hombre".

No hay comentarios: