Buscar este blog

9 de mayo de 2012

MEXICO Y FRANCIA: DEBATES Y ELECCIONES

Tras recordar la Batalla de Puebla, es hora de hablar de otras cuestiones que nos hermanan a Francia y a México más allá de los dos conflictos bélicos sostenidos entre nuestro país y la nación europea, como es ahora el que ambas se encuentran sumergidas en sendos procesos electorales, en el caso de Francia, el mismo se encuentra concluido, con la victoria del candidato de las Izquierdas Francoise Hollande, cuyo ascenso al Palacio del Elíseo tendrá consecuencias telúricas en toda Europa, nada positivas, por cierto, como más adelante veremos.

Pero primero veamos lo que ha pasado en nuestro país con el debate presidencial del domingo pasado:

1.- México:





Felicidades: lo han logrado. Sí, estimados políticos mexicanos, desde Guadalupe Victoria, Vicente Guerrero, Santa Anna, Benito Juárez, Gómez Farías, Madero, Obregón, Plutarco Elías Calles, Luis Echeverría, Cuauhtemoc Cárdenas, Fox, Calderón y por supuesto, los cuatro candidatos actuales a la presidencia: todos, desde 1824 han trabajado árduamente para convertir a México, que al lograr su independencia parecía estar destinado a ser un gran imperio, una potencia americana y mundial, en una República Bananera. ¡Lo lograron tras casi 200 años de denigración y el debate lo demostró con creces!

La política se ha convertido en un circo, en una payasada, hoy en día y gracias a las redes sociales y al Internet, México es el hazmerreír del mundo: en el debate, como es bien sabido, la edecan que participó en el mismo resulta ser una "conejita" o modelo de la famosa revista pornográfica "Playboy", que apareció vestida con un atuendo propio de su oficio o profesión, la más antigua del mundo, según se afirma. Muchos personajes de los medios de comunicación, o más bien de la pesada y estéril "comentocracia" que domina la pantalla chica y la letra impresa de nuestro país, insistieron en que era obligatorio ver el debate, y obligatorio el transmitirlo, so pena de ser condenado en anatema como hereje antidemocrático por la inquisición mediática y quemado vivo en el Twitter, desagradable red social que se ha convertido en el instrumento de linchamientos virtuales.

Ricardo Salinas Pliego no deseaba que su televisora "TV Azteca" transmitiera el debate, quería transmitir las finales del (por otro lado, también sumido en la mediocridad y el fracaso) campeonato mexicano de fútbol, de inmediato, los defensores de la libertad y democracia, haciendo gala del mayor autoritarismo, violencia verbal y desprecio por quienes muestran desencanto por unas campañas que sólo han evidenciado el bajísimo nivel de los liderazgos políticos con los que contamos, quizá porque se tratan de paleros de esos mismos dizque liderazgos o partidos, presionaron y presionaron, incluso pedían que el Instituto Federal Electoral, IFE, pidiera cadena nacional para transmitir el debate en todos los canales de TV y hacer forzoso que todos lo viéramos; otro poco, y piden que los policías entraran a las casas y verificaran que todos vieramos el lamentable espectáculo de cuatro sujetos que esperan llegar a gobernar el país aventándose mierda entre sí, a una conductora que parecía lobotomizada con una sonrisa para anunciar enjuague bucal o pasta de dientes, y a una prostituta contoneándose, aunque claro, visualmente, fue lo mejor de todo.

¿Para eso querían que todos perdiéramos 2 horas de nuestro tiempo? Viendo un show barato?? A eso han degradado la política, a un show de vaudeville, ni siquiera digno del Moulin Rouge o de cualquier antro del parisino barrio de Pigalle, sino de un lupanar de mala muerte, de un table dance de barrio bajo. Por si fuera poco, en esta misma tendencia, una candidata del PRD a una diputación federal hace campaña desnudándose; se puede ver claramente que México e Italia tienen mucho en común: el país de la bota tuvo en los años 80 a la Cicciolina, la actriz porno que ocupó una curul en el parlamento italiano. Italia, el país que siempre ha vivido la ficción de ser del Primer Mundo, cuando no es más que un país subdesarrollado que se derrumba en la crisis actual. A ese nivel nos encontramos cuando podríamos ser algo mejor; la verdad, México se merece ser algo más, pero nuestra clase política nos ha condenado a esto, a la vulgarización de todo, a la pérdida de fineza, de categoría, de cultura, y a la pérdida de lo que De Gaulle llamaba "la majestad del mando" que debe tener quien ejerza el poder. Por otro lado, no se busca convencer al electorado con propuestas de reformas o de acciones que sean las necesarias para resolver de una vez los problemas económicos y sociales que golpean a nuestra sociedad, se trata de excitar al morbo, de manejar los instintos primarios de los electores-consumidores a fin de que compren con el voto el producto político que les manipule inconscientemente en forma más efectiva y les mueva a decidirse por uno u otro aunque todos sólo sean vendedores de humo y prometedores de vacíos, Sigmund Freud, Lenni Riefensthal o Joseph Goebbels deben aplaudir de ver cómo sus técnicas, aunque sea en una forma tan pedestre y rudimentaria, se aplican a la perfección en México. Noticias tan lamentables y preocupantes como ésta: "Graban niños video porno en primaria" parecen indicar que hay la voluntad de transformar nuestro país en un inmenso prostíbulo, tipo Tailandia o algo así.

Muchos tienen la idea de que el candidato ganador en el debate fue Gabriel Quadri, el candidato minoritario que no tenía nada que perder, y en efecto, fue el único que presentó propuestas y una actitud seria, pero no nos engañemos, el centrado, racional y competente biólogo marino es solo un instrumento de la nefasta líder sindical Elba Esther Gordillo que así, mantendrá vivo el negocio del Partido Nueva Alianza y lo seguirá usando como instrumento para negociar cuotas de poder que no benefician a la eduación, su coto de caza, ni a los maestros, sus esclavos, sino a ella misma y su corte de familiares y allegados.

El candidato del PRI, Enrique Peña, no resultó afectado por los ataques burdos recibidos durante el debate tanto de la abanderada del PAN Josefina Vázquez Mota, como del candidato de la Izquierda Andrés Manuel López Obrador, quienes, en cambio, parecen haberse desgastado más al no presentar ideas ni un cambio más favorable a centrar sus campañas en ellos mismos y sus programas y planes, sino en lo que hace, hizo, diga o haya dicho el candidato del "dinosaurio", sin embargo, con todo y que quizá el PRI pueda parecer un retorno al orden y al ejercicio de autoridad, los vicios corporativistas, del abuso de poder y corrupción, cuando no la abierta hostilidad de la "comentocracia" y grandes sectores de los medios de comunicación hacia el PRI aseguran que de ganar--hasta ahora el escenario más probable--el Gobierno de Peña será un infierno, pues ni el PAN ni el PRD tendrán la voluntad de pactar con el partido tricolor una trancisión ordenada y con plan de reformas, como en su momento el PRI no la tuvo hacia Fox, ni aprobarán las reformas que proponga, como en su momento, el propio PRI bloqueó los intentos tanto del guanajuatense como de Calderón por sacarlas adelante. Hay mucha polarización, los radicalismos campean, no por motivos ideológicos, sino por ambiciones particulares de poder, y eso es uno de los principales riesgos que amenazan al país.

La mezquindad y la miopía, el egoísmo y los intereses particulares han sido de los principales obstáculos para que en México no se haya dado una trancisión como la ocurrida en España tras la muerte de Franco, o en Chile tras Pinochet, o en varios países de Europa Oriental que evitaron la violencia o la disolución de los Estados, de nada sirvió el llamado "Grupo San Angel" que unió a políticos panistas y perredistas y hasta priístas como el propio Fox y su después esposa Martha Sahagún, Cuauhtemoc Cárdenas, Santiago Creel, Porfirio Muñoz Ledo o la propia Elba Esther Gordillo con periodistas y dizque intelectuales como Javier Solórzano, Pedro Ferriz de Con, Carmen Aristegui y otros más, supuestamente para plantear la trancisión post-PRi y que se reunía durante los años de la Presidencia del Dr. Zedillo, en realidad, más parece que se juntaron para repartirse el botín, pero una vez el triunfo electoral del 2 de julio de 2000, todo quedó en agua de borrajas y después solo cundió la división, el rencor y el pleito.

No cabe duda, el futuro de México se ve sombrío, gane quien gane la Presidencia de la República, pareciera que nuestro país se encuentra al borde del precipicio, falta saber quién le dará el último empujoncito.

2.- Francia:




En Europa, parece que ya se sabe quién dará el último empujón hacia el barranco, y será Francoise Hollande, que ganó las elecciones presidenciales derrotando a Nicolás Sarkozy en la primera y la segunda vueltas en la carrera por la Presidencia de la Quinta República Francesa.

Sarkozy fue derrotado por muchos factores: la desbocada corrupción e impunidad bajo su régimen, su frivolidad y la de su mujer, Carla Bruni, interesados en aparecer en cotilleos, revistas del corazón y demás, la intervención en Libia por oscuros intereses y que terminó con el linchamiento de Muammar Gaddafi con quien meses antes el Presidente galo había mantenido amistosas y excelentes relaciones, que apuntaban a una complicidad con el Libio en financiamiento a campañas políticas y negocios petroleros, el derrocamiento de un Dictador en Costa de Marfil para imponer a otro, en un episodio más de la clásica y corrupta política francesa en Africa desde la década de los 70, el escándalo sexual fabricado para sacar del juego electoral a Dominique Strauss-Kahn, la subordinación y veneración a Obama y el matrimonio por interés con la Alemania de Merkel fueron cosas que llenaron de piedritas el estómago de los franceses, pero lo que realmente terminó por retirarle el apoyo de su pueblo a "Sarko" fueron sus medidas económicas.

Francia no se encuentra en una situación económica óptima; todo ha sido mera simulación, el país está al borde de una crisis severa al estilo español, portugués, italiano o griego... bueno, no tanto como el caso de los Aqueos, pero sí en una situación extrema que, de estallar, desembocará en un sismo que afectará a todo el edificio de la Unión Europea, pues no hay que olvidar que el motor económico del Viejo Continente está conformado por la dupla francogermana, fallando una de las cabezas, Alemania no podrá por sí sola, pese a todo su poderío, sostener toda la economía del bloque.

Francia, desde los días de Luis XIII y el Cardenal Richelieu, ha venido construyendo un sistema político que descansa sobre una enorme, onerosa y omnipotente burocracia, que fue sustento del régimen absolutista de los Luises XIV, XV y XVI, la Revolución Francesa y la aventura imperial de Napoleón no eliminaron a a Burocracia, antes bien, la hicieron crecer y fortalecieron con prestaciones, prebendas y condiciones superiores a las del resto de los mortales, personajes siniestros como Fouché o Talleyrand se explican como producto de la burocracia y como los máximos impulsores de la misma; tuvieron que hacerlo, después de todo, era necesario si se quería controlar a la población, si se quería mantenerla plegada al régimen; no en balde, Napoléon estableció en su codificación un procedimiento judicial escrito, lento y costoso, inspirado en la Cognitio Extraordinem de los Romanos que asegurara el control del Poder sobre la administración de Justicia. Los Gobiernos posteriores a la caída de Napoleón: Luis XVIII, Carlos X, Luis Felipe I y Napoleón III, continuaron en la misma tendencia burocratizadora, y el servidor público se mantuvo como perteneciente a una elite privilegiada, sobre todo la encargada de funciones policiales o de administración de Justicia, como bien lo retratan Dumas y Vícto Hugo en El Conde de Montecristo y Los Miserables, y así continuó la tendencia hasta el día de hoy.

Por ello, el anuncio de Sarkozy de tomar medidas de austeridad, entre ellas reducir el tamaño del aparato burocrático francés fue suicida, se puso en contra de quienes tienen en sus manos el funcionamiento del Gobierno, aparte, el aumento de la edad de Jubilación, la reducción de las pensiones y todo un esquema tendiente a reducir el gasto público a costa de las prestaciones y las medidas asistencialistas a favor de los particulares que habían sido tejidas por los Gobiernos, sobre todo de Izquierdas a partir de la caída del General De Gaulle en el mitificado mayo de 1968, a fin de que Francia pudiese hacer frente a sus obligaciones crediticias y no desestabilizar al Euro, cumpliendo con los acuerdos hechos con Alemania y cumpliendo las directivas de las instancias comunitarias de Bruselas, fueron recibidas con disgusto mayúsculo por el electorado francés.

En vez de enfrentarse a la cruda realidad, los electores galos se terminaron por decantar por un vendedor de espejos como Francoise Hollande, típico demagogo de país latino: núnca ha trabajado realmente, y núnca ha ocupado un puesto de elección popular, ha vivido de la "grilla", como decimos en México, de la agitación y de los cargos partidistas,  Hollande simplemente, al ser una figura gris que se presentó a la candidatura del Partido Socialista ante la anulación pública de Strauss-Kahn, y a pesar de los pastelazos recibidos, se limitó a prometer que mantendrá los privilegios de los servidores públicos y todo el entramado de pensiones, subvensiones y ayudas que aporta el paternal Estado Francés a sus hijos-ciudadanos, todo sin aumentar impuestos, como lo proponía el todavía Primer Mandatario, tal parece que Hollande simplemente planea echar a andar las imprentas y sacar euros al por mayor, verdaderos "bilimbiques" como esos papeles sin valor emitidos por las facciones revolucionarias mexicanas, con los que solventar un gasto público que pretenderá elevar a fin de que el Estado siga solventando las necesidades de su población y que no se vea amenazada por las carencias. No le importa que, en el proceso, el Euro se vuelva inviable y se genere una crisis inmensa y a la ruptura con Berlín, lo que sin duda, llevará a la Unión Europea a su directa e irremediable disolución.

Entre tanto, nadie ignora que quien realmente ganó la elección fue la extrema derecha nacionalista del Frente  Nacional de la familia Le Pen, que pudo ser la bisagra que decidiera el triunfo electoral; si en un principio tanto Sarkozy como Hollande cortejaron a los inmigrantes africanos e islámicos para obtener su apoyo, terminaron por arrastrarse ante la enemiga máxima de aquellos: Madame Marine Le Pen para que orientara a sus votantes a favor de uno u otro.

Los radicalismos amenazan a Europa: en Grecia, la situación ha degenerado en un caos, ni el tecnocrático Lucas Papademos ha resuelto la crisis económica ni ha podido resolver la crisis política, ahora, tras elecciones generales celebradas el domingo, ha resultado encargado de formar gobierno el bloque "Syrizas", un exótico conglomerado de partidos comunistas y ecologistas con posturas disparatadas y demenciales de retorno al Comunismo más Stalinista y rancio o de resurrección del culto a los ecológicos dioses del Olimpo, o establecer un sistema nacionalsocialista con saludo romano de brazo en alto, el militarismo y el internamiento o exterminio de inmigrantes ilegales--casi todos provenientes del mundo islámico por la vecina Turquía, o los todavía más indeseables Albaneses-- lo que indica la desesperación a la que están llegando los Europeos que buscan en un montón de falsos mesías las recetas para evitar aquello de lo que, en mucho, fueron causantes con su desidia, su pereza y hedonismo e irresponsabilidad.

Así, la vieja Europa se está convirtiendo en un polvorín social a punto de estallar, quizá algo común a todo Occidente, como lo decíamos de México al inicio de esta entrada, con un liderazgo de mediocre a malo, polarizaciones y divisiones, algo que, debemos reconocer, es fruto necesario de los sistemas Democráticos, precisamente, volteémos a Grecia y observemos su Historia y las obras de sus grandes filósofos Platón y Aristóteles que previnieron acerca de esto. Deberíamos releerlos, lamentablemente, y bien lo sabemos, los políticos no leen.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Le felicito, ya que es un análisis muy documentado e interesante de lo que está pasando en Europa. La decadencia occidental ha llegado a unos límites insostenibles. Sin embargo, lo más preocupante de toda esta situación, es que las dos guerras mundiales, han empezado en Europa, pero han arrastrado al resto de la humanidad, y hoy día, en un mundo tan globalizado, los efectos pueden ser autenticamente devastadores. Saludos afectuosos desde España.