Buscar este blog

11 de mayo de 2012

THE AVENGERS, ASSEMBLED



Pues bien, como todo fan de los comics desde los 4 años de edad, y en específico de los editados por Marvel, acudí el domingo pasado a ver la adaptación cinematográfica de uno de los títulos más emblemáticos de la "Casa de las Ideas" y no quedé decepcionado, antes bien, muy gratamente impresionado.

La película, para empezar, es visualmente impresionante, el trabajo actoral del combo integrado por Robert Downey Jr., Samuel L. Jackson (bien decía Jeph Loeb que este señor actor estaba predestinado a ser Nick Fury y como tal lo retrató en el universo Ultimate), Chris Evans, Chris Hemsworth, Mark Ruffalo, Scarlett Johanson y Jeremy Renner, es excelente, correcto y acorde con los personajes, entrañables para muchos de nosotros, por otro lado, la producción y la adaptación es muy buena, manteniendo el "estilo Marvel" que se decanta más por una visión social del papel de los súperheroes que por su aspecto interno, esto es una diferencia radical con DC, en esta editora, vemos las aventuras de Súperman, Batman, Flash, Linterna Verde y demás personajes desde dentro hacia afuera, en Marvel, tenemos primero una visión de conjunto sobre el universo surgido originalmente de la imaginación de Stan Lee y Jack Kirby a inicios de los años 60, los vemos de fuera hacia dentro, así, contamos con una visión general del contexto y después vemos como se desenvuelven los personajes individuales en el mismo, con especial atención a las relaciones que se tejen entre ellos.

Esto lo vemos claramente en las últimas películas, sobre Hulk, (la protagonizada por Edward Norton, y que fue un verdadero "reboot" respecto a la anterior, dirigida por el chino Jon Woo y estelarizada por Eric Bana), las dos de Iron Man y las de Thor y el Capitán América, cuyas líneas argumentales se van aproximando hasta coincidir en el filme ahora en exhibición; ciertamente, pleitos legales consecuencia de la adquisición de la editora neoyorkina por Disney hace unos años y las productoras que anteriormente habían realizado los filmes sobre los X-Men, Daredevil, Electra, el Hombre Araña y los 4 Fantásticos, (como curiosidad, Chris Evans, que interpreta al Capitán América, había interpretado anteriormente a Johnny Storm, la Antorcha Humana, integrante del último grupo de héroes de Marvel mencionado) y que todavía poseen los derechos sobre los personajes, han impedido desarrollar a plenitud esto, incluyendo las relaciones con estos otros héroes, sociólogos han determinado que, al igual que en la vida real, en el universo Marvel operan los "seis grados de separación" que existen entre todos y cada uno de los habitantes de nuestro mundo real y entre los "habitantes" de ese mundo ficticio, o mundos, más bien dicho.

Incluso, la inclusión de Thor y Loki en la película, necesaria y como homenaje al primer número publicado de los Vengadores en 1963 no resulta tan ilógica, extravagante o desentonante como yo lo había pensado en un post anterior, referente al estreno de la película sobre el dios germánico del trueno y la guerra y que fuera dirigida por Kenneth Brannagh en tonos entre shakespereanos y paródicos, Loki, interpretado magistralmente por el británico Tom Hiddleston, muestra la extraña relación que oscila entre el amor-odio, admiración-envidia, complementariedad-oposición entre éste y su divino hermano adoptivo que ha sido desarrollada en el cómic, y es un villano bastante aceptable.

El Capitán América, por su parte, está muy lejos de ser explotado desde la óptica del patrioterismo simple, y esperamos que en las próximas películas sobre él se profundice respecto a sus problemas de adaptación al mundo actual, sus cuestionamientos a estos tiempos "post-modernos" y la condena de ser un anciano atrapado en un cuerpo joven que le han hecho un personaje realmente complejo en los últimos tiempos.La interpretación de Evans, bastante correcta, me parece que va encaminada hacia ello.

Es evidente que la película se aproxima mucho más al "universo Ultimate", iniciado en 2002 y prefigurado desde 1996 con la serie "Heroes Reborn" del coreano Jim Lee que al tradicional "Tierra 1616" con el que iniciaron las historias heróicas marvelianas en 1962; aún así, existen algunos cambios: en ambas versiones, son miembros fundadores de los Avengers el Dr. Henry Pym, el "Hombre Hormiga" (También "Giant Man", o "Goliath" y "Jellowjacket") y su novia, después esposa Janet Van Dyne, "la Avispa", ella es, de hecho, quien bautiza al grupo de héroes como "Vengadores". la verdad, ni los fans de más "hueso colorado" los extrañamos, a pesar de que son de los personajes más añejos de Marvel, ni Pym ni la Avispa han sido personajes que han captado la atención del público en 50 años, o que han generado seguidores, siempre han tenido un rol secundario en las historias de los Avengers y han servido más de apoyo al resto que de protagonistas de las líneas argumentales; por el contrario, el que en la película hayan aparecido personajes mucho más "cool" como Hawkeye o la Viuda Negra fue un acierto indudable.


El arquero, en la línea argumental tradicional no entra sino hasta una segunda etapa del equipo, tras el abandono inicial de Thor y Iron Man, siendo originalmente un delincuente que se reforma y es aceptado en los Avengers para convertirse en un rival directo del Capitán América retratando un conflicto generacional en la relación entre ambos (un tanto padre-hijo rebelde), pero creo que en la película explotarán más la rivalidad más importante dentro del equipo entre el Capitán y Iron Man, es decir, el antagonismo entre el idealismo del primero y el pragmatismo del segundo, en cuanto a la hermosa y sexy Viuda Negra, Natasha Romanova empieza siendo  una espía soviética, aquí hay que observar que el comic fue, durante los años sesenta y setenta, quizá el más politizado de todos, en que a los Avengers se les oponía una serie de súperheroes rusos, que en EUA, evidentemente eran villanos, así, por ejemplo, la Viuda había sido entrenada por el Red Dynamo, un equivalente en armadura a Iron Man y estaba casada con el Guardián Rojo, especie de "Capitán Rusia", eso sí, los arcos argumentales que envolvían a Natasha, sus operaciones encubiertas en EUA, y su envolvimiento amoroso con Hawkeye, para finalmente, terminar desertando y ser admitida en la organización de inteligencia de la ONU: S.H.I.E.L.D, encabezada por Nick Fury y después en los Avengers fueron de lo más interesantes.


Evidentemente, en los filmes marvelianos actuales, post-Guerra Fría, no tiene objeto sacar todo este trasfondo de la Viuda, ya completamente anacrónico, los personajes cuya inclusión sería interesantísima serían Pietro y Wanda Maximoff, conocidos como Quicksilver y la Bruja Escarlata, ambos mutantes, y ambos, hijos de uno de los villanos más conocidos e importantes del Universo Marvel: Magneto.


Además de que son personajes "bisagra" que unen tanto los arcos de los Avengers con los X-Men, la Bruja recientemente ha sido aprovechada como un personaje fundamental en la monumental Saga "House of M", concebida como uno de los más poderosos, con capacidad para alterar la realidad, Wanda genera un universo alterno en que se le concede a todos aquello que más desean y en el que los Mutantes son la raza dominante sobre los humanos normales. Las visiones alternas así presentadas son impresionantes, en particular, la historia de Peter Parker-Hombre Araña en "House of M" es particularmente impactante y trágica tanto para el personaje como para el lector, pues uno conoce los deseos más inalcanzables y los complejos existenciales del arácnido: un joven que se ve a sí mismo como insignificante, que se culpabiliza por todo, que desea ser rico y el centro de atención y que lo que más añora es ver vivos al Tío Ben, a Gwen Stacy (el verdadero gran amor de Parker, Mary Jane es, en realidad, su "peor es nada") y al padre de esta, el Capitán de la Policía de Nueva York George Stacy, formar una familia y humillar a J.J. Jameson, su Jefe en el Diario "El Clarín", cuando las cosas se normalizan, resulta descorazonador para el Araña darse cuenta que esos tres a quien tanto amó se encuentran muertos. Además de ello, Wanda condena casi a la extinción a los Mutantes. Sin duda, "House of M", junto a "Civil War" son de las historias más importantes editadas en los cómics en los últimos 10 años, gracias a un genio creativo como Brian Michael Bendis, quien está destinado a ser un argumentista de culto, junto a Frank Miller y Alan Moore.

Sin embargo, últimamente la calidad de las historias de los cómics de Marvel no se aproximan a la calidad del producto fílmico, las últimas sagas, posteriores a "Civil War" y "World War Hulk", como ya antes lo apunté, como son "Secret Invasion", "Dark Reign", "Siege" y la última: "Fear Itself" han resultado ser muy vacías y débiles, en el último caso, pareció más bien un elemento de acompañamiento para las películas del Capitán América y de Thor, solo como para revitalizar al dios nórdico y con un interés meramente comercial que se impuso sobre lo artístico, no cabe duda que Disney está desplegando sus tentáculos sobre la "Casa de las Ideas" y está restringiendo mucho la libertad creativa de dibujantes y escritores, con tal de que no se salgan de lo "políticamente correcto", cuando las sagas anteriores resultaron ser bastante críticas en lo político y lo social, algo que definitivamente era el sello Marvel.

DC-Warner Brothers tendrá ahora que superar lo hecho por Marvel-Disney, viene el cierre de la trilogía de Batman de Christopher Nolan, que podemos prever que no nos decepcionará, pues ha hecho un tratamiento extraordinario del personaje y su atractiva galería de villanos en la pantalla grande, (inolvidable y para ser grabado en mármol el Guasón de Heath Ledger) pero han quedado casi casi obligados a hacer algo sobre la Liga de la Justicia, ya hicieron la película sobre Linterna Verde, hará falta saber si viene algo sobre la Mujer Maravilla o Flash, y viene el reinicio de la saga fílmica de Súperman, personaje que en TV, gracias a la serie "Smallville" fue magníficamente tratado y revitalizado ante una aproximación íntima y profunda en los orígenes del kriptoniano y demostrando que éste puede ser un personaje complejo y que no la tiene tan fácil, como ha sido la tónica de sus cómics desde 1986.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Holywood hacia la Política:




Pero algo que me preocupa es la evidente crisis de creatividad que está afectando a Holywood desde hace unos 4 años, con la huelga de guionistas que desató en mucho una huelga de la imaginación que podemos ver en los argumentos de muchas películas, o la migración de grandes talentos actorales y de dirección-producción a la TV (pensemos en Gary Sinise, Laurence Fishburne, Ted Danson, Glenn Close, Forrest Whithaker, Martin Scorcese, Steve Buscemi, Dustin Hoffman, entre otros, y hasta Jeremy Irons y Robin Williams han aparecido ya en episodios de "la Ley y el Orden").

Los estudios parecen estar rascando por todos lados en busca de argumentos que filmar: desde una cada vez mayor sobrepoblación de cómics: (Linterna Verde, Batman, los de Marvel que hemos mencionado, Tintín, etc.) literatura barata, por no decir basura, juvenil como "Crepúsculo", "Percy Jackson", "Soy el Número 4" y ahora "Juegos del Hambre" que no es más que un plagio descarado de la serie de TV japonesa "Battle Royale", esa sí, muy buena, adaptaciones de libros que apenas acaban de publicarse y ya son filmados, como la saga policiaca de Stieg Larsson, y refritos, muchos refritos, así se ha anunciado para julio un remake de la historia del Maestro Phillip K. Dick: "Total Recall" que en 1991 estelarizaran Schwarzenneger y Sharon Stone, dirigidos por el holandés Paul Verhoeven y filmada en México, ahora con Colin Farrell en el papel principal. Incluso, el propio Ridley Scott ha dicho tener intenciones de volver a filmar "Blade Runner", historia del mismo escritor y que fuera protagonizada por Harrison Ford, Rutger Hauer, Sean Young y Daryl Hannah, considerada por muchos (entre ellos, yo) como su obra maestra y una de las películas cumbres de la Ciencia Ficción, si la vuelve a hacer, aseguro que le quedará un churro, es como si algún insensato pretendiese hacer "Casablanca" de nuevo, no importa si se trata del mismo realizador.

O si no viene la inspiración, empiezan a realizar verdaderos bodrios inmundos: la infumbale "Vaqueros vs. Aliens", o las adaptaciones de cuentos infantiles como Caperucita Roja y ahora Blancanieves para convertirlos en historias de acción bastante adultas, con resultados rayanos en lo ridículo. Esto también ha permeado a la TV, y ahí tenemos en el Universal Channel a "Grimm" que me parece muy poco convincente, y "Once Upon a Time" que no he visto pero me gustaría ver sólo por la protagonista, la bella Jennifer Morrison (la Doctora Cameron de "Dr. House") pero que por las reseñas que he leído me parece, perdonen la expresión, la misma mamada.

Todo esto viene aparejado con un fenómeno de consecuencias bastante más impredecibles o trascendentes es la creciente politización de la farándula norteamericana bajo la Presidencia de Obama, algo que no ocurría desde la época del Rat-Pack de Sinatra y su relación con Kennedy, en especial, la aparición de George Clooney que se ha definido a sí mismo como el "activista en jefe" de la campaña de reelección del afroamericano para la Primera Magistratura del país.

No entiendo a Clooney: fue un crítico total a la Administración Bush, y participó en el filme "Syriana" de Stephen Gaghan, donde se ataca el intervencionismo estadounidense en Medio Oriente, pero no ve nada de malo en que Obama haya continuado la participación en los conflictos de esa región, que el Premio Nobel de la Paz se haya autoconferido poderes para ordenar la muerte de ciudadanos norteamericanos considerados peligrosos sin respetar los derechos más fundamentales a ser oído y vencido en Juicio, que no haya cerrado Guantánamo ni haya perseguido a los responsables por crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad en la administración Bush, que el mulato se haya hecho de la vista gorda (por lo menos) en el tráfico de armas enmascarado en el programa "Rápido y Furioso" hacia México, que demagógicamente diga que está a favor de los Hispanos y en realidad haya roto el récord de deportaciones, eso al menos, indica que Clooney comparte con Obama un cinismo tan grande como su talento.

Porque Clooney es sin duda un actor excelente y ha demostrado ser también un director de cine bastante competente, pero es evidente que el señor tiene ambiciones que van más allá de los logros en los escenarios y platós, quizá desee ser un nuevo Reagan que salte de las pantallas a la palestra política, con la diferencia que Reagan tuvo credenciales histriónicas limitadas, no así en su papel de líder sindical que lo llevó a convertirse en una figura enorme de la política norteamericana, a la Presidencia y a ser el vencedor de la Guerra Fría y que se preparó estudiando Ciencias Políticas y Derecho para serlo. Clooney en cambio, antes de su exitosa carrera actoral tuvo un sórdido pasado que para nada revela talento político.

Pero entonces, ¿porqué el apoyo abrumador de Holywood a Obama? Bueno, Obama acaba de decir que está a favor del "matrimonio" homosexual, los faranduleros como bien se sabe, no solo se contentan con llevar tradicionalmente una vida plena de miserias morales, intelectuales y espirituales, sino que además quieren que todo el mundo sea como ellos, se han dado cuenta del poder que tienen como ejemplos a seguir por la multitud, porque quizá Loki tenga razón cuando dice que los humanos estamos destinados a ser gobernados, ya que, como lo comentaba en la mañana con el bloguero Daniel Kate Vicente contrario a la Teoría Democrática, la realidad es que en la naturaleza del Pueblo está el seguir y no el mandar, y los faranduleros saben que ejercen cierto tipo de liderazgo, eso ya lo comentaba cuando Kate del Castillo hizo sus famosas y estúpidas declaraciones en Twitter. Obama necesita el poder de convocatoria de los faranduleros y a cambio, legalizará y apoyará sus vicios y degeneraciones. Como dice mi amigo, citando a Don Vicente Manterola: "el pez se empieza a podrir por la cabeza"

Y como comentaba con el colega, en la Edad Media, y en el Renacimiento, los bufones podían criticar libremente al Rey, incluso, en Polonia hubo un bufón en el siglo XVII que ahora es considerado héroe nacional porque en sus chistes prevenía a los Jaguellones contra las ambiciones lituanas, rusas y prusianas, hoy en día, los Reyes se someten a los dictados de los bufones (menos juiciosos que el polaco) o de plano, se han convertido en los bufones, basta recordar a Clinton tocando el Saxofón, al Príncipe Carlos de Inglaterra dando el clima en un noticiero escocés, o el debate de la semana pasada aquí en México, y los bufones se han convertido en Reyes: la gente le hace más caso a Lady Gaga que a cualquier maestro, a los padres o a las autoridades religiosas.

Como dice la conocida canción disco: "...la gente está muy loca, WTF!"
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Una Buena Noticia:


Y que llena de esperanza es que hoy, en estos momentos, se está celebrando tras casi 50 años, la primera misa de acuerdo con el rito Gregoriano en la Catedral de Guadalajara, no me fue posible ir, pero en mis oraciones acompaño este suceso. Si empezamos, cada uno, a restaurar nuestro espíritu, restauraremos la sociedad y al mundo, si nos volvemos a la cultura, cada uno, haremos un país y un mundo culto, que es el antídoto ante esas demagogias y decadencias. Esperemos que la cura empiece a administrarse cuanto antes.

No hay comentarios: