Buscar este blog

16 de mayo de 2012

CARLOS FUENTES 1928-2012


Las letras mexicanas están de luto ante el fallecimiento del escritor Carlos Fuentes ocurrida hoy, 15 de mayo, a los 83 años, a consecuencia de una hemorragia masiva interna causada al parecer por una úlcera gástrica, pese a su gran forma física a su edad avanzada; el reconocido literato se fue tras haber cosechado una serie de premios durante su larga carrera; lo que sí, nunca pudo ganar el Nobel pese a ser un candidato permanente al mismo.

Miembro de la generación de escritores que inició en 1955 la llamada "Nueva Novela Latinoamericana" junto al colombiano  Gabriel García Márquez, el argentino Julio Cortázar, el también mexicano Luis Spota, o el laureado peruano Mario Vargas Llosa entre otros, sus obras ocuparon un amplio abanico de géneros, desde el  Realismo Mágico con su emblemática novela corta: "Aura" hasta la novela, más convencional, de aventuras como "Gringo Viejo", pasando por muchos guiones cinematográficos, como el de la emblemática película de los sesenta "Los Caifanes", el ensayo y la columna periodística, e incluso, ya al final, su última novela: "Vlad" es un intento por colarse en la moda comercial de las historias de vampiros tan del gusto de las adolescentes actuales.

A mí en lo personal me gusta "Gringo Viejo", basada en la vida del periodista norteamericano Ambrose Pierce, es una novela que retrata la tensa intervención de EUA en la Revolución Mexicana, y la diferencia que puede haber entre el Gobierno de Washington y la óptica de sus ciudadanos, muchas veces ni tomados en cuenta por aquél o por la clase política y las élites de su país o vistos como carne de cañón para un expansionismo imperial que no beneficia sino a los potentados y grandes intereses, mostrando como puede haber modos de comprensión y entendimiento entre el norteamericano y el mexicano, movidos por valores universales como la Justicia y la Valentía. La versión cinematográfica, de 1989, del Director argentino Luis Puenzo, es también excelente, contando con un, --como siempre magnífico--, Gregory Peck en el papel principal y con Jane Fonda en uno de sus últimos protagónicos.

Igualmente, y a pesar de que se le puede achacar que es un intento por imitar o igualar lo hecho por Don Octavio Paz, me gusta su ensayo "El Espejo Enterrado" que son reflexiones acerca de la identidad del Mexicano  y su formación como resultado de los intercambios culturales entre América y Europa, lo que nos hace, al final, ser genuinamente Occidentales, sin duda, es una obra surgida de su experiencia cosmopolita, como un hombre que se sentía, y con mucha razón, más ciudadano del mundo que mexicano: basta recordar que hijo de diplomático y proveniente de una aristocrática familia, que tuvo como padrino al Filósofo Alfonso Reyes, nació en Panamá y pasó prácticamente toda su infancia y adolescencia fuera de nuestro país, y gran parte de su vida adulta también; Fuentes, a pesar de muchas veces afirmarse como Mexicano y nacionalista y mostrar una retórica preocupación por los problemas del país, no era nacionalista, ni mucho menos parecía realmente preocupado por México, largos periodos de tiempo residió en París, en Estados Unidos o en Londres, Inglaterra, donde le sorprendió la muerte de su hija Natasha Fuentes Lemus en 2005, ocurrida en misteriosas y no aclaradas circunstancias, en el peligroso barrio de Tepito, de la Ciudad de México, antes, su hijo Carlos Jr., en 1999 murió a consecuencia de la hemofilia, quedándole al escritor únicamente su hija Cecilia, hoy productora y ejecutiva en Televisa, nacida de su primer matrimonio con la actriz Rita Macedo, quien fuera anteriormente madre de la cantante de Rock de los 60 Julissa y del famoso productor y director de TV Luis de Llano. (Octavio Paz, Juan José Arreaola, Monsiváis y José Luis Cuevas --la hija de éste también es productora en Televisa--, además de Fuentes, tuvieron siempre una relación muy cercana con el poderoso consorcio televisivo de los Azcárraga, que les sirvió de medio de difusión de su obra).

Su vida por tanto, estuvo tocada por la tragedia ante la muerte de sus hijos, pero aquí no nos toca ser hagiógrafos, ni Don Carlos fue un santo; la verdad es que Fuentes fue uno más de los "intelectuales" típicos de México y Latinoamérica, miembro de la crítica subvencionada del régimen priísta, al que denunciaba pero del que recibía premios, becas y nombramientos diplomáticos, cercano al poder y a los actores políticos, y aunque no se intitulaba ni se consideraba a sí mismo de la Izquierda, manejaba un discurso orientado hacia ese lado del espectro político pese a llevar una vida de dandy y de lujo, que, como en una columna periodística señaló, no se perdía la oportunidad, al encontrarse en Nueva York, de tomarse unos martinis del bar del Hotel Ritz o ser huésped de los hoteles de más categoría en la capital francesa. Amigo cercano del Presidente norteamericano, e ícono del Neoliberalismo Bill Clinton a quien consideraba un gran estadista (pese a según él, tener convicciones en contra del Capitalismo) escribió una serie de columnas que luego compiló en un volúmen titulado "Contra Bush" en que criticaba las aventuras bélicas del Presidente Bush Jr., pero últimamente se deshacía en elogios para Obama pese a que el Premio Nobel de la Paz ha sido tan guerrero como su predecesor, aunque mucho más hipócrita.

Hombre de modales aristocráticos, pero arrogante, soberbio y orgulloso también, en los últimos meses se hizo presente en el tormentoso proceso electoral actual con sus críticas al candidato del PRI Enrique Peña Nieto por el dislate de éste que no recordó bien uno de sus libros en la pasada Feria Internacional del Libro de Guadalajara, por lo que se unió a la campaña de denostación y agresividad contra dicho aspirante, y aunque su opinión sobre todos los contendientes era pobre, se decantaba, como buen miembro del clan Izquierdo-progresista, por Andrés Manuel López Obrador, quien ha anunciado que colocaría a Elena Poniatowska, su compañera de gremio y de generación de autores, en la Secretaría de Cultura, si el abanderado perredista ganase las elecciones, lo que quizá representase más subvenciones y por supuesto, el mantenimiento de los privilegios fiscales de los escritores en México, que no pagan impuestos por sus ingresos, ni los libros generan IVA, con la peregrina idea de que esto fomenta la lectura cosa para la que no ha servido, pero sí para incentivar el sentimiento de casta de los literatos por encima de un pueblo que no lee y sus fortunas con sus ingresos obtenidos del exterior: las obras de Fuentes fueron verdaderos "best sellers" en Europa, Sudamérica y aún EUA.

En este sentido, y siguiendo la acostumbrada soberbia de nuestros "intelectuales" latinoamericanos, Fuentes era miembro de la "Comentocracia" que lo mismo opinaba de Política que de Religión o de Economía, pero a los que nunca se oyó hablar acerca de Literatura, de sus libros y de sus fuentes de inspiración, de técnicas narrativas o de géneros literarios, debemos recordar que, tal y como lo diría Cecil Wright Mills, en México los "intelectuales" son una élite del poder, y como tal, ejercen una gran influencia en las políticas, y en la población a través de los medios de comunicación que les dan voz.

Como colofón y muestra de que Fuentes no se sentía realmente mexicano, y que quizá el destino de nuestro país no le importaba tanto, pidió ser enterrado en París, en el famoso cementerio de Montparnasse, donde su tumba ya lo esperaba, desde hace tiempo, para recibir sus restos.

La muerte de Fuentes, independientemente de sus errores e incongruencias y contradicciones que como todo ser humano tuvo, sin duda significa una pérdida para la Literatura Mexicana, pero también es un llamado a la urgencia de sustituir el modelo del "intelectual": en el panorama cultural de nuestro país, las nuevas generaciones de autores literarios aparece gris y mediocre, pero repitiendo los mismos vicios y manías de la anterior, los mismos géneros y las mismas obsesiones por escribir todo con tintes políticos e ideológicos, temor a ejercitar la imaginación y a ir más allá del camino andado ya por estos viejos talentos sobre cuya generación ya cae el ocaso, existe temor a romper con los compromisos políticos o a no obtenerlos porque aquello representa cargos públicos, prebendas y canonjías, además de publicidad y contactos con el extranjero para vivir la aventura de vivir de la Literatura. Nuestro campo en la novela aparece pobre y monótono, estancado y seco a comparación del activo y colorido mundo literario anglosajón o escandinavo en la actualidad. Bien nos hace falta una revisión completa al respecto.

DESCANSE EN PAZ.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Malos augurios para Hollande:


El día de ayer, Francoise Hollande tomó posesión de la Presidencia de Francia, en un día que fue bastante accidentado para él: primero, le cayó encima un fuerte aguacero durante el desfile inaugural por las calles de París y la ceremonia de depositar una ofrenda floral en la tumba del soldado desconocido, después, el avión oficial en el que se trasladaba a Berlín para, desde el primer día, mantener vivo al monstruo bicéfalo que dirige la economía europea y plantear que hacer con una Grecia que cada vez más se desliza hacia afuera de la Unión y al desastre, fue impactado por un rayo, lo que motivó que regresara al aeropuerto y tomara otro avión ante los daños ocasionados por el fenómeno atmosférico.

Para acabarla, las bolsas europeas, empezando por la francesa, se desplomaron, señal de que no confían en el político que jamás en su vida había ocupado un cargo público (ni trabajado en la iniciativa privada o en el servicio público) y había vivido de su labor en el Partido Socialista galo, lo mismo que el nuevo Primer Ministro: Jean Marc Ayrault, su compañero de partido. Tampoco se creen que va a seguir por la ruta de la austeridad y lo ven con toda la intención de ser un populista despilfarrador...

Los antiguos Romanos, si hubieran visto todo esto, dirían que hay malos presagios...
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Una pregunta: ¿Cuánto tiempo más durará el matrimonio entre Nicolás sarkozy y Carla Bruni, sin el poder y los beneficios que éste conlleva?

2 comentarios:

El Facha Martinsky dijo...

Bueno, es muy cierto lo que dices Yorch. Fuentes era un estereotipo de intelectualillo "comprometido" y metido a pontífice. Con todo, creo que sus críticas a Peña Nieto estaban bin fundamentadas, tampoco hay que caer en aquello que caía Fox tan campantemente jeje. Buena entrada, buena entrada...

YORCH dijo...

Muchas gracias mi estimado Facha, si, ciertamente, respecto a lo del error de Peña, lo apunté para destacar ese rasgo de los "intelectuales" de la soberbia y el orgullo, herido en este caso, que hizo pasar de lo anecdótico, como lo de Fox, a ya un argumento duro de campaña, pero por supuesto, Peña enseñó el cobre totalmente con esa "foxeada"...