Buscar este blog

15 de enero de 2014

RUSIA: POR EL DOMINIO DE MEDIO ORIENTE


Pues todo parece indicar que Rusia está preparando una respuesta contundente y demoledora a los atentados cometidos en los últimos días del 2013 en Volgogrado/Stalingrado. Desde poco después, el propio Presidente Putin declaró que las primeras investigaciones eran determinantes: detrás de las explosiones en la estación de tren y en el trolebús, se encontraba la facción de Al-Qaeda en el Cáucaso: Chechenia y Daguestán, donde el radicalismo islámico pretende la separación del gigante eslavo y la erección de una monarquía islámica: el "Emirato del Cáucaso", --cabe señalar, que fueron los mismos que realizaron el ataque al Maratón de Boston-- en la región, para lo cual cuentan con el financiamiento de las Monarquías de la Península Arábiga, y en particular, de la Dinastía Saudita.

Ya meses atrás, se comentaba que Putin había tenido un encontronazo con el Ministro de Relaciones Exteriores de la Corte de Riyad, en el que éste amenazó con que si Moscú no retiraba su apoyo al gobierno de Bashar El-Assad en Siria, se desatarían atentados terroristas en el Cáucaso, y en especial, ante la próxima celebración de los Juegos Olímpicos Invernales en Sochi, centro alpino situado en la zona, el ataque en la heróica ciudad sitiada en la Segunda Guerra Mundial sería apenas el inicio del cumplimiento de las amenazas.

¿Qué puede suceder? Cada vez son mayores los rumores y las notas, como ésta que hablan de que se prepara un ataque militar contra el reino árabe, ya de hecho, Putin había anunciado que la respuesta rusa sería contundente, feroz e inmisericorde, y que cambiaría la balanza en el Medio Oriente en forma radical. Ahora, aunque este artículo al que remite la liga dice que Rusia arrasaría con Arabia, no creo que llegue a actuar como si se tratase de Genghis Khan o de Atila, más cuando podría destruir las ciudades sagradas de la Meca y Medina, lo que acabaría con toda alianza con otros países islámicos como Irán o la propia Siria.

Muy probablemente, lo que plantea realizar el Kremlin no es sino intervenir al estilo norteamericano en la cara de los gringos, aprovechando la debilidad que estos exhiben bajo el mandato de Obama y hacer un "cambio de régimen" destronando a la Monarquía Saudita; sin duda, en esta operación participaría el más interesado en eliminar a tan peligroso rival por el liderazgo regional y que es aliado estrecho de Moscú: Irán.

La relación existente entre eslavos y persas se ha conducido con cierta complicidad y a veces con un cariz colonial desde el siglo XIX, tras la conclusión de las tres guerras ruso-persas que por el dominio de Armenia y el Cáucaso, en especial Azerbaiján, libraron el Imperio Ruso y el Irán Safávida y Qajar, a grado tal que la última dinastía persa, los Pahleví, era de ascendencia ruso-tártara, y el fundador: Reza Khan Pahleví, fue comandante de la Guardia Cosaca de Irán. Actualmente, creo que más bien la relación se inscribe dentro del marco de la formación del bloque de potencias emergentes, con lo que se busca crear un orden más multipolar sin la concentración del poder en un solo punto, sino la división regional de zonas de influencia, lo que en realidad podría favorecer un orden más pacífico al darse una delimitación de áreas de ejercicio de poder por cada potencia: a Irán le correspondería el Medio Oriente, mientras que Rusia podría enfocarse hacia Europa; así es claro que Rusia y China están patrocinando el regreso de Irán a los primeros planos internacionales, y ahí lo tenemos, no solo Irán ha logrado un  acuerdo para continuar con el proyecto nuclear, supuestamente para fines civiles, y por otro lado, ya está siendo considerado para participar en la cumbre sobre la paz en Siria en las próximas semanas.

El gran error de las monarquías árabes es creer que basta el poderío financiero para sostener una política exterior agresiva y creer que con las cada vez mayores inversiones en EUA y Europa son suficientes para doblegarlos y utilizarlos como mercenarios, sobre todo a los norteamericanos, a quienes pretendían utilizar como golpeadores para derribar a Assad del Gobierno en Siria. No contaron con que no son los únicos factores a ser tomados en cuenta ya sea por Obama o por el Congreso norteamericano y que no pueden manipularlos a gusto sin tomar en cuenta la cada vez mayor división y polarización política en Washington. Otro gran error es que creyeron que mediante grupos armados terroristas tendrían lo suficiente para orquestar una ambiciosa política exterior con métodos ilícitos y subterráneos. No, si se quiere incidir en la política internacional en forma decisiva, se requiere de un poder militar propio lo suficientemente fuerte como para sostener lo que se dice y hace, de lo contrario, se podrá ser un país rico, pero débil políticamente como lo es Noruega o Canadá, sin incidir apenas en el concierto internacional; en el caso de la península árabe, solo el Reino Saudita podría contar con el peso demográfico y territorial que le permitiría sostener un ejército poderoso, aunque no es de despreciarse que las otras "petromonarquías", en base a sus inmensos recursos financieros pudiesen costearse ejércitos pequeños pero con gran capacidad tecnológica siguiendo el modelo israelí.

De cualquier manera, mediante esta política clandestina chocaron con una gran potencia, como es Rusia, a la que seguramente subestimaron y pensaron que contarían con el respaldo estadounidense, sin embargo, EUA está muy ocupado en sus problemas internos y la división entre sus políticos, y las monarquías, en especial la Saudita, se encuentra ahora en un buen atolladero, aun cuando ahora ya hablan de constituir una alianza de cooperación en materia de seguridad entre los diferentes reinos de la península arábiga, quizá ya sea demasiado tarde, con unos Persas empoderados y respaldados por Moscú y ésta, ansiosa por intervenir directamente en los asuntos del Medio Oriente.

Pero, ¿serán ciertos estos rumores? Lo veremos en las próximas semanas; es posible que, de presentarse un ataque o una operación militar ésta se de antes de las olimpiadas invernales de Sochi, en cierta forma, en una situación similar a la que se presentó en 2008 al iniciar los Juegos Olímpicos de Pekín, cuando Mikhail Shakaasvili, el mandatario de Georgia, que creyó que fácilmente podría pasar por encima de los intereses rusos en Ossetia del Sur y Abkhazia, la respuesta, con un Ejército aún destartalado, fue contundente y representó la virtual aniquilación de las fuerzas georgianas, han pasado cerca de 6 años de aquel entonces y Putin ha continuado con las reformas y modernizaciones del Ejército Rojo, con lo que podemos creer que actualmente éste cuenta con una potencia para desplegar su poderío más allá del espacio postsoviético.
 
Las consecuencias  de algo como esto serían enormes: en primer lugar, derrumbaría las pretensiones hegemónicas que todavía EUA pretende hacer valer, al revelarse que existe un actor con similar capacidad para actuar en diferentes zonas del mundo y establecer un orden acorde con sus intereses, y llevaría a una modificación completa de la política internacional y la desaparición de los restos del orden mundial edificados tras 1945 para volver a un mundo en que los Imperios Asiáticos: Rusia, Irán, la India, China, establecerían los dictados al globo, como era en un principio, en la antigüedad, estaríamos de regreso a una Edad de los Imperios.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hollande:
 

Los franceses no paran de darse de topes ante la decisión de haber elegido Presidente de la Quinta República Francesa a Françoise Hollande; además de su inepcia para resolver el problema económico, continuar con el intervencionismo paternalmente sangriento en las excolonias africanas quitando y poniendo dictadorzuelos, como en el caso de Malí y otros, confrontarse con la gran mayoría de la población en temas como el "matrimonio homosexual", difundir propagandas falsas acerca de un supuesto programa de austeridad gubernamental que nadie ha visto y alentar y apoyar a los inmigrantes, sobre todo los de origen islámico por encima de los franceses nativos, Hollande ha rebajado la política a tema de cotilleos en la prensa del corazón.
 
Si ya Sarkozy con su matrimonio con la cantante y modelo Carla Bruni convirtió el ejercicio del Ejecutivo galo en materia del jet-set, Hollande ha ido más allá, su carrera política ha sido una sucesión de mujeres: primero fue Segolene Royal con la que engendró tres hijos y quien, ocupando él el liderazgo del Partido Socialista Francés, fuera candidata a ocupar la primera magistratura del país contendiendo contra Nicolás Sarkozy, al perder las elecciones, perdió su lugar en el corazón del ahora Presidente, quien la sustituyó por Valerie Treiweillere, (a la derecha de la imagen) quien públicamente ha sostenido polémicas de carácter personal y político con su antecesora en el lecho de Hollande. Ahora, la concubina presidencial, que eufemísticamente recibe el trato de "primera dama" y con quien Hollande no sostiene ningún lazo ni religioso ni legal --siendo él un ateo socialista y "progresista" hubiera sido incongruente que lo tuviera-- se ve sustituida por una joven actriz: Julie Gayet (a la izquierda del Presidente) lo que ha causado gran revuelo y enojo en el público francés y a la Treiweillere una crisis nerviosa que la llevó hasta al hospital.
 
Hollande insiste que esto no tiene que trascender a su ejercicio como Presidente y que se trata de un asunto privado. Se insiste en esa máxima o en el criterio heredado del Liberalismo decimonónico de que una persona puede dividirse en una esfera privada y otra pública, lo que lleva fácilmente a la hipocresía y a la doble vida, la incongruencia y la falta de escrúpulos; hasta eso, era de esperarse y es comprensible, Hollande no ha actuado fuera de su forma de ser, finalmente, él ha dado sobradas muestras de que carece totalmente de valores morales y no le importa afectar a los demás con su actuación, sea como gobernante, sea como hombre.
 
En resúmen: basta ver cómo actúa una persona en su vida personal para saber cómo lo será en todos los demás aspectos públicos o privados de su actuar... los franceses lo saben ahora y deberían hacer algo, no cabe duda que estamos ante una muestra de lo devaluado de los liderazgos occidentales, ocupados en aventuras de alcoba y otras frivolidades, antes que en lo realmente importante, como lo que decíamos en la primera parte de este post.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
En el próximo post: algo sobre el caos michoacano.
 

No hay comentarios: