Buscar este blog

18 de mayo de 2013

OBAMA, ESPIONAJES Y MENTIRAS/EL RETIRO DE BECKHAM



Ha saltado a los medios la noticia de que ha quedado al descubierto que la dupla Obama-Hillary Clinton supo perfectamente el 11 de septiembre del año 2012, que estaba siendo atacado el Consulado Norteamericano en Benghazi, Libia, por militantes islámicos radicales que formaron parte de la insurgencia que, con apoyo de EUA, Francia y la OTAN entera, derrocó al Coronel Muammar Ghaddaffi que gobernaba al país mediterráneo desde 1969 unos meses antes. Y por tres veces, los miembros del equipo de seguridad del Embajador Chris Stevens solicitaron ayuda al Departamento de Estado y directamente a la Presidencia de la República, para que se autorizace el envío de un grupo de fuerzas especiales y por tres veces recibieron por respuesta el silencio. El saldo: la muerte de dos marines que protegían al diplomático, un miembro del staff, y el propio embajador, linchado como el dictador, pereció a manos de los "aliados" en la lucha por extender la "Democracia" en el mundo islámico.

¿Qué sucedió? Que Obama ofrendó en sacrificio al diplomático a honras de su campaña presidencial. No debía quedar patente que la propia política exterior seguida por la Administración Demócrata de apoyo a las "Primaveras Arabes" había tenido como consecuencia no la implantación de la Democracia Representativa de corte occidental en el Medio Oriente, sino la llegada al poder de los grupos fundamentalistas similares a Al-Qaeda y considerados como terroristas por EUA al menos desde los años 70 y 80 del pasado siglo. Esto había sido señalado por el aspirante republicano Mitt Romney, como un enorme error del Presidente Obama o Barry Soetoro, como también fue conocido en Indonesia durante su infancia.

Después inventaron toda la trama de que la causa de los ataques había sido la difusión de un filme de bajísimo presupuesto en el que se hacía burla del Profeta Mahoma, una película producida por un egipcio cristiano copto radicado en EUA, así, el embajador y sus compañeros habrían caído víctimas de un ataque espontáneo por una turba fanatizada debido a una película infamante contra el fundador del Islam y no producto de una operación militar debidamente calculada que cirtamente, contó después con el apoyo de una multitud que entró a saquear los despojos del consulado americano en Benghazi, destruido ya por el fuego de lanzagranadas, morteros y cohetes, la turba, que ingresó posteriormente al asalto militar, robaría, prendería fuego al edificio y remataría a golpes a un Stevens ya previamente herido y torturado por los terroristas. ¿Y todo porqué? Porque Soetoro y la Clinton querían tapar los acontecimientos cuando en la campaña la "Primavera Arabe" era mostrada como un triunfo de la administración que cumplía fielmente la misión de EUA de "evangelización" en la Democracia. Obama así descargaba de culpa a sus ahora "aliados", (que seguramente se revolcaban de la risa mientras todo el aparato del gobierno norteamericano se dedicaba a difundir mentiras, y ellos planeaban usar la ayuda recibida en contra de su propio benefactor) y evitaba un golpe a su campaña por la presidencia.

Han pasado ya varios meses y el proceso electoral culminó con la reelección de Soetoro para ocupar la Casa Blanca, y ¿qué sucederá ahora? Tras las audiencias ante la Comisión investigadora del Senado norteamericano sobre lo sucedido en Benghazi han salido a la luz pública los desesperados mensajes del personal norteamericano en la ciudad libia solicitando ayuda y que fueron desoídos, así como las instrucciones del Departamento de Estado para crear la pantalla de la historia de la película anti-Mahoma como causa de la agresión contra el consulado en Benghazi, aunque desde un principio hubo dudas fundadas sobre ello,  pero ahora, cabe preguntarse porqué, si ha quedado claramente demostrado que Obama mintió y tuvo un usufructo electoral de la muerte del embajador, nadie pide que ruede su cabeza como pasó con Nixon, el "gran villano" de la Historia reciente de EUA. Nixon, al menos, no mató a nadie ni causó el asesinato de alguien por dolosa negligencia como ahora, pero con su renuncia tras el Watergate, pagó ante la prensa, la opinión pública y el "complejo militar-industrial" su reconocimiento a la derrota sufrida en Vietnam con los acuerdos de paz.

Pero por si fuera poco, tenemos que Nixon es considerado como enemigo de la Democracia estadounidense tras que los reporteros del Washington Post Carl Bernstein y Bob Woodward revelasen que había instalado equipos de escucha en el edificio Watergate de Washington, DC, donde el Partido Demócrata tenía la sede de su Comité Ejecutivo Nacional, y fue pintado con los colores más negros por los mencionados articulistas, simpatizantes decididos del partido del burro, pero ahora, resulta que Obama ha hecho algo similar o incluso peor, pues no solo tuvo una inacción dolosa para acudir a salvar a Stevens y su gente, sino que ha hecho actos propios de un Presiente latinoamericano o bananero de evidente acoso y espionaje a sus críticos y opositores.


Primero, parece que ha ordenado a las autoridades hacendarias a acosar e investigar, dolosamente a los grupos conservadores críticos a Obama que integran el movimiento Tea Party, del que ya hablé en alguna ocasión, mismo que se ha aliado plenamente al Partido Republicano. Esto ha motivado que, al descubrirse la operación, el Director del Servicio de Recaudación Fiscal, el IRS (mismo que inspiró, bajo el gobierno de Zedillo en los 90, la creación del "querido" SAT --Servicio de Administración Tributaria--aquí en México) Steven Miller haya renunciado... en forma por demás hipócrita, Obama ha señalado sentirse indignado y parece aducir que todo el acoso y espionaje a estos grupos políticos fueron hechos de motu proprio por el funcionario fiscal; sin embargo, no es creíble que el funcionario haya desatado una campaña directamente dirigida a investigar posibles delitos de evasión de impuestos cometidos por quienes constituyeron estas organizaciones --al igual que en México y otros países, los partidos y las organizaciones políticas están exentas de impuestos y los militantes pueden deducir las cuotas o donaciones que paguen u otorguen a ellas, por lo que pueden constituirse a veces organizaciones "fantasma" que existen solo de membrete para acogerse a los beneficios tributarios-- y además con demasiada saña, por simple ocurrencia propia o celo por defender al Partido Demócrata y a la figura de Soetoro sin que éste supiera nada; todo luce demasiado intencional.

Pero aparte, en un país como EUA que siempre señala con el dedo a los países o gobernantes que no toleren la libertad de expresión y de prensa, se ha ordenado el espionaje a una de las más prestigiosas compañías periodísticas: la Agencia de Noticias Associated Press o AP, en este caso, el propio Obama ha reconocido el hecho y lo ha justificado, incluso. Dando a entender que debe evitarse la filtración de documentos y datos que puedan poner en riesgo la seguridad nacional, como dando a entender que quiere evitar otro Wikileaks... sin embargo, aquí es diferente: AP forma parte de la prensa organizada y se guía por unas reglas éticas y por la Ley, y nunca ha cometido una acción de "periodismo de alto riesgo"; entre tanto, Julian Assange y sus colaboradores no hacían ni hacen periodismo, sino simple y llanamente espionaje, con claro veneno dirigido en contra de la república norteamericana y el apoyo soterrado de los rivales de ésta, además de que no usan canales formales, sino el tortuoso medio del Internet. Al parecer, la operación fue ordenada por el Procurador Eric Holder, (gran amigo de Soetoro y al parecer cómplice de éste y del ex-Presidente Calderón en el operativo Rápido y Furioso con el que armaron a los carteles del narco en México) y puede tener un costo político muy alto, pues puede costarle al afroamericano el apoyo que hasta ahora ha tenido de la prensa, que ha sido fundamental para mantenerlo en el poder y ganar las dos elecciones a través de la propaganda, tan es así que ante esto, hasta periódicos "progresistas" como el New York Times y que hasta ahora han sido sus corifeos, se le han ido a la yugular.

Alguien debería recordarle: DON'T MESS WITH THE PRESS!... y menos cuando le ha sido tan útil.

Pero eso no es todo:


En Rusia, un presunto miembro del personal de la embajada norteamericana fue detenido al encontrarse que en realidad era un agente de la CIA en labores de espionaje, (arriba) tal parece que el retrato que hace Homeland de la actual Agencia Central de Inteligencia, como un nido de lambiscones, trepadores, buscachambas, ineptos y sometidos a los intereses y caprichos del político poderoso del momento es cierto, porque la detención, según refiere RT Noticias, el canal internacional de información del Kremlin lo refiere, fue hasta chusca y mostró una gran inexperiencia y torpeza por parte del "Ethan Hunt" (no le puedo llamar Bond, que es británico) infiltrado en la capital rusa.

El espía, al parecer, quería reclutar a un funcionario ruso como informante y doble agente para un complicado juego que terminase con el retiro del apoyo de Moscú al Presidente Bashar el Assad de Siria, pero fue tan obvio y tan pedestre que el funcionario, además, muy patriota, denunció el hecho al FSB, antes KGB, que detuvo al agente y ahora será expulsado de Rusia el día 20 de mayo próximo, con esto, los ecos de la Guerra Fría no se oyen tan distantes, y las relaciones entre el coloso decadente americano y el coloso resurgente eslavo vuelven a tensarse, más cuando Putin hace poco, en su tradicional programa anual de TV en que responde preguntas del público, señaló como la CIA estuvo detrás de muchas de las ruinosas privatizaciones de la era Yeltsin que sirvieron para amasar las fortunas de los Oligarcas que fueron combatidos por él una vez asumió el gobierno en 1999.

Ahora, creo que Putin tiene más afianzada su ventaja en las negociaciones sobre la Guerra Civil siria, donde a mí me parece, Bashar el Assad va a ganar y con él, los emergentes: Rusia e Irán y su particular estrategia de moldear la región y sacar a los intereses gringos de ahí.

Definitivamente, a Obama le han salido muy mal las cosas últimamente...
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

David Beckham:


Dar mi opinión sobre David Beckham es arriesgarme a que las mujeres (y uno que otro hombre) me digan que soy un envidioso; me vale, aquí voy:

Si Obama-Soetoro ha construido su presidencia en base a la imagen, Beckham ha hecho lo mismo en los terrenos deportivos, ciertamente, cuando a mediados de los 90 inició su carrera demostraba ser un chico con talento para ser un jugador de alto nivel, aunque quizá no un crack, pero ha tenido siempre una gran habilidad para cobrar los tiros libres y ha sido un medio volante competente, aunque inconstante muchas veces. Sin embargo, no fue por esto que ha destacado, sino por la explotación de su personalidad que le convirtió en celebridad.

Físicamente apuesto y carismático, y sobre todo tras relacionarse y contraer matrimonio con la cantante Victoria Posh Spice Adams, miembro del entonces grupo juvenil femenino Spice Girls supo sacarle provecho a ello y convertirse más en modelo, con contratos con Calvin Klein para modelar calzones, o con Giorgo Armani para modelar trajes cuando está lesionado y sentado en la banca o en cualquier otro evento, llegó a conducir junto a su mujer el Festival Musical de San Remo, Italia, protagonizó comerciales para Pepsi y otras compañías y productos y convirtió su nombre en marca sin que sus habilidades futbolísticas fuesen especialmente extraordinarias como las de un Zidane, un Maradona, un Pelé, un George Best, un Puskas, etc. Sin embargo, hoy por hoy, y pese a que jugadores contemporáneos a él o actuales como Cristiano Ronaldo, Messi, Iniesta, Villa, Klose, Mario Gómez, Robben, Snijder, Ribery, sean todos mucho mejores que él, él se convirtió en el jugador de fútbol con mayores ganancias del mundo (dándose el lujo de jugar gratis para el Paris Saint Germain y que su sueldo, --hasta eso tiene buen corazón o un buen contador que le recomienda deducir impuestos-- sea donado a la caridad) hasta haber anunciado hace pocos días su retiro de las canchas. Incluso, le atribuyeron a él el bicampeonato del Galaxy de los Angeles, equipo en el que apenas jugó por supuestas lesiones, y que le adquirió del Real Madrid por una cantidad estratosférica, cuando fue mucho más importante en ello el rol y el liderazgo de Landon Donovan, la primera gran estrella norteamericana del Fútbol.

¿Y todo porqué?... jaja, porque está "bonito".

Beckman no será recordado en la Historia del Deporte Profesional por sus logros en los campos de juego, sino por que contribuyó a convertirlo en un fenómeno mediático como ninguno en la primera década del siglo XXI. Ahora, preveo para él un gran futuro en Hollywood, ya lo verán, en cierta forma siguiendo los pasos de ese otro gran narcisista, el francés Eric Cantona, que al menos ha buscado la fama en el cine europeo. Aparte, ciertamente su imagen contribuyó para que los norteamericanos se empezaran a interesar en el soccer más en serio, siguiendo si no tanto a la MLS, sí a la Liga Inglesa y la Champions League al menos.

No cabe duda que estamos en tiempos en que no brillan los extraordinarios, sino los notorios...

No hay comentarios: