Buscar este blog

17 de mayo de 2013

IMPRESIONES SOBRE EL GOBIERNO DE PEÑA NIETO


Irónico, el PRI regresó al poder el pasado 1 de diciembre, con el cometido de hacer lo que no hicieron dos administraciones surgidas de su némesis, el Partido Acción Nacional (PAN): reformar, y desmantelar, al menos en apariencia, las bases del sistema político mexicano post-revolucionario, por el contrario, los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón intentaron adoptar el sistema y usarlo en su favor, a pesar de que el PAN se desgañitó por décadas en denunciar la naturaleza corrupta y perversa de dicho sistema. Así, lo más claro de ello estuvo en la alianza que tejieron ambos mandatarios con la lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación: (SNTE), la maestra Elba Esther Gordillo.

El Gobierno de Peña irrumpió animosamente iniciando un proceso de reformas bastante interesante: la Reforma Educativa, de la que hablaba en un post anterior, la Reforma en Telecomunicaciones tendiente a acabar con los monopolios en la materia, la nueva Ley de Amparo, y ahora la propuesta de Reforma del Sistema Financiero en México, entre otros proyectos, desde el día de la toma de posesión, el Presidente delineó todo un ambicioso programa que tendría como fin colocar a México en posición de unirse a las potencias emergentes, después de todo, las previsiones del economista Jim O'Neill, creador del concepto del bloque de los BRIC, ha colocado a nuestro país dentro de otro bloque: los MIST (México, Indonesia, Corea del Sur y Turquía) que se encuentra también con altas expectativas de desarrollo. Para lograrlo, Peña delineó un amplio programa: reforma profunda del sistema educativo, modernización del sistema de justicia, adoptando los juicios orales y el sistema acusatorio, poner fin a la inseguridad con un mando único policíaco, unificar los sistemas electorales estatales y federal, para adelgazar la burocracia y reducir gastos y pleitos de partidos, la uniformidad del Derecho Penal, en fin, todo no iba dirigido a la restauración de la "Dictadura perfecta" como la llamara Mario Vargas Llosa, sino a desmantelar precisamente el sistema de clientelismos, cacicazgos y corporativismo que en mucho han constituido un freno al desarrollo del país.

Sin embargo, a casi 6 meses de iniciada la Administración, todo este mensaje lleno de buenos deseos y ambiciosos proyectos ha chocado contra algo que parece no hará sencillo el camino: la realidad mexicana, y los vicios que el propio PRI, pero no solo este partido, sino ya todos los institutos políticos que pueblan la Democracia Mexicana y que crecieron a su sombra siendo su oposición, y una sociedad, sobre todo en aquellos estados más empobrecidos, como Michoacán, Guerrero y Oaxaca, que no está dispuesta a que el esquema de "Estado de Bienestar" pervertido que se ha seguido desde la época de la Revolución desaparezca, y acabe con muchos de los privilegios de los que gozan los líderes políticos, ni se acaben las dádivas de las que muchos se mantienen, pues ya están malacostumbrados y no están dispuestos a trabajar y a meterse en un mundo competitivo, prefieren refugiarse en la retórica indigenista y marxistoide de siempre para justificar la pobreza y mantenerse confortablemente en ella.

Así, Peña logró, apenas iniciado su gobierno, la firma del llamado "Pacto por México", en una de las ironías más tristes para la oposición anti-priísta, había sido Vicente Fox quien en el año 2000 había propuesto la suscripción, tras haber derrotado al PRI en las urnas, de un pacto o acuerdo entre todas las fuerzas políticas del país similar a lo sucedido en España en 1975 tras la muerte de Franco a fin de llevar a cabo las reformas necesarias para desmantelar al régimen e instaurar un nuevo orden y seguir un gobierno con estabilidad y cooperación garantizadas. Nunca lo logró: la Izquierda polarizó las cosas, y el PRI se desentendió y los resultados los conocemos: Fox tuvo un gobierno con logros muy magros y que se caracterizó por la confrontación entre los partidos.

Peña, entre tanto, se vio obligado a seguir este camino y proponer y obtener la firma del pacto entre el PRI, el PAN y el PRD ante los resultados electorales que no le permitieron contar con la mayoría absoluta en el Congreso, y como en México, al no ser un sistema parlamentarista, no existen los llamados gobiernos de coalición, decidió hacer algo que en mucho se le parece y lograr la colaboración de los otros dos grandes partidos: del partido mayor de la Izquierda, el PRD obtuvo la firma pues este partido quería desmarcarse de López Obrador y su afán rijoso y radical, además de que se quería neutralizar al caudillo de las Izquierdas, lo cual, en mucho, se ha logrado y el "Pejelagarto" aparece ahora opacado y desdibujado sin que su nuevo Movimiento para la Regeneración Nacional o MORENA, despegue, mientras que el PAN, desgarrado por las luchas internas provocadas ni más ni menos por el ex-Presidente Felipe Calderón, que desea mantener controlado el partido con obvias intenciones de desestabilizar a la nueva administración, pues Calderón es un hombre que se mueve por sus filias y fobias, amores y rencores, mas no por elevadas miras del bienestar del país, decidió aceptar el pacto para no morir ni quedar ahora en el papel de "opositodo" que tanto criticaba sobre todo de la Izquierda.

El pacto ha parecido funcionar, hasta que llegó el tiempo de elecciones locales en Veracruz y saltó a la luz la evidente utilización de los programas asistencialistas del Gobierno Federal, por parte de las autoridades estatales, con fines electorales, algo que, por otro lado, no era de extrañarse; es obvio que el reparto de limosnas por parte del Gobierno, mismo que se encuentra integrado por personas emanadas de un partido político, tendrá efectos electorales y que así, los favorecidos con la caridad gubernamental tenderán a dar su voto a quien les regala despensas o dinero para paliar --pero no para resolver-- su extrema pobreza, (en la que además deciden quedarse por la conveniencia de percibir sin trabajar ni poner nada de su parte) y eso sucede aquí, en EUA, donde ha sido uno de los factores de la popularidad de Obama pese a sus evidentes yerros, en Europa, donde se hacen grandes marchas ante la supresión de las dádivas por la crisis económica, alentadas por los partidos opositores al que se encuentra en el poder adoptando tales medidas, y en todas las "Democracias". Así, salió Gustavo Madero, actual líder del PAN y descendiente del estúpido y supersticioso revolucionario de 1910, demandando incluso el cese de la Secretaria de Desarrollo Social: Rosario Robles, antigua militante de Izquierda y que como tal fue Jefe de Gobierno de la capital del país, pese a que ella no tuvo nada que ver en las prácticas electorales, sino que era un asunto meramente local.

Y de súbito, apareció el punto débil del pacto: este puede convertirse en un instrumento para el chantaje por parte de los otros partidos al Gobierno priísta. Este, tuvo que renegociar el pacto y aprobar una serie de medidas tendientes a "blindar" los programas sociales a fin de que no se utilicen con fines electorales, algo que, por supuesto, es imposible, aparte de que el PAN, en forma por demás hipócrita, criticó lo hecho en Veracruz, cuando durante los 12 años que estuvo en el poder hizo exactamente lo mismo. Lo problemático aquí es que alguien tan perverso como Madero y que al parecer obra bajo la batuta de Calderón, ya se dio cuenta que a través del pacto podrá chantajear al Gobierno y obtener de él todo lo que quiera si es que el Presidente Peña no desea que se abandone el pacto y se inicie una sistemática negativa contra los proyectos de reforma; ahora que vienen las elecciones en Veracruz, Puebla, Durango y otros estados, donde presumiblemente los resultados no beneficiarán ni al PAN, ni al PRD ¿Qué van a decir? ¿Que les hicieron fraude? ¿Se saldrán entonces del pacto y empezarán a obstaculizar por todos los medios al Ejecutivo? Y sin embargo, Peña se la ha pasado presumiendo del pacto, pero el mismo, aunque parece ser un logro, es también un peligro. Si Calderón tenía como único tema en todos sus discursos durante los seis años de su sangriento mandato, a la "Guerra contra el Narcotráfico", Peña parece agarrarse del pacto y presumirlo como el mayor logro, --ya, tan pronto-- de su mandato, sin embargo, esta aparente unidad que le ha destrabado las reformas legales, puede convertirse también en una enorme carga o maldición para su gobierno.

Pero lo peor es la situación en general de inseguridad y de violencia que se sigue viviendo en el país. Calderón con su errada y violenta estarategia abrió la caja de Pandora, pero Peña al parecer no ha acertado a encontrar aún la fórmula que le permita recuperar la paz y la tranquilidad; cierto, no es fácil, pero tampoco ayuda el negar la realidad y pretender que la situación mejora cuando no es así, la violencia sigue generalizada y a la par, los delitos comunes como el robo y el asalto crecen en las zonas urbanas; la trata de personas es floreciente, a grado tal que es cada vez más común encontrarse con anuncios de bellas jovencitas que se encuentran desaparecidas, y que probablemente han sido reclutadas para engrosar las filas del floreciente negocio de la prostitución internacional; resulta irónico que en plena liberación femenina las mujeres ahora sean más víctimas de su explotación que antiguamente.

La situación más crítica se presenta, como hemos dicho, en los estados del sur: Michoacán, Guerrero y Oaxaca se han convertido en tierra de nadie donde los poderes del Estado son prácticamente nulos, la indignación crece ante la parálisis provocada por grupos del crimen organizado o la protesta política generalizada, las comunidades que se han armado creando sus "policías comunitarias" hacen que ya tampoco el Derecho tenga vigencia, mientras el Gobierno Federal no hace nada, como tampoco hizo nada por reducir al orden al reducido grupo de vándalos que sin aclarar sus demandas se apoderó de las oficinas de la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), siendo ya hartantes las constantes llamadas al dialogo con quienes no hay nada que dialogar, pues se trata de delincuentes que han vandalizado robado, secuestrado, lesionado y demás ¿porqué no ha actuado? Porqué en primer término, existe el temor de aparecer como el represor, cuando la Izquierda radical ha lucrado desde 1968 con el mito de la pretendida matanza de Tlatelolco, pero por otro lado, porque parece que el PRI quiere arreglar las cosas del modo habitual, y los propios caciques locales docentes lo han percibido: la cooptación demostrando fuerza y ganando así el interés de la cúpula priísta pare ser ungidos como líderes locales y obtener algún puesto público, o porqué no? Quedarse en el lugar de Elba Esther Gordillo, tras haber hecho una demostración de fuerza.

Pero también entran intereses y revanchas políticas, a Fausto Vallejo, --el Gobernador de Michoacán que ha abandonado su puesto ante un serio problema de salud, probablemente agravado ante el estrés y la tensión ocasionada por la situación crítica del estado,-- la situación se le comenzó a complicar cuando derrotó en las urnas a la hermana del entonces Presidente Calderón y una vez llegado al poder, comenzó a investigar los malos manejos financieros de su antecesor, Leonel Godoy, (quien presumiblemente está ligado al crimen organizado, recuérdese a su hermano el "narcodiputado" Julio César Godoy), ante esto, comenzaron críticas de todo tipo que Luisa María "Cocoa" Calderón, lanzaba desde el Senado con pleno apoyo de su hermano, para quien la pérdida de su estado natal en manos del por él odiado PRI representó una afrenta personal, como las movilizaciones que la Izquierda organizó tanto de estudiantes como de trabajadores de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, (Universidad que existe desde tiempos virreinales y de la que el líder independentista fue rector a fines del siglo XVIII) con lo que el caos comenzó apenas a semanas de haber asumido la gobernación del estado.

Es entonces cuando uno se pregunta ¿de qué sirven las reformas legales si a la hora de la hora no se van a aplicar por que siempre se va a arreglar todo con negociaciones, pagando favores y demás? ¿Cuándo el vándalo en vez de ser castigado es premiado y elevado a los altares de la "lucha social" y admitido en el paraíso de la función pública. O como en el caso de Televisa, empresa con la que Peña ha mantenido una alianza dentro de los medios de comunicación, y a la que el fisco le acaba de perdonar una deuda de miles de millones de pesos en impuestos. Todo esto, además, brinda un estimo ejemplo a la población, ya de por sí con una pobrísima cultura jurídica y con una mentalidad de evadir las leyes o francamente de abusar de los demás. El panorama, lejos de ver que tienda a mejorar, tiende, creo yo a empeorar cada vez más.

Yo voté por Peña como en su momento lo dije porque me convenció su campaña de propuestas y con un lenguaje de conciliación que contrastaba con el lenguaje de odio, de confrontación y de violencia predicado por el izquierdista López Obrador o por la Panista Vázquez Mota, creo que en mucho él sinceramente se mantiene fiel a esas premisas, el problema está en si su propio partido lo dejará hacer un gobierno capaz de lograr cumplir con esas promesas y restaurar La Paz y el orden que tanto urgen a nuestra sociedad, y si existe la voluntad de nuestra clase política de lograr el bien común y que nuestro país pueda erigirse en este momento histórico como uno de los que tienen grandes oportunidades o si, por el contrario, nos precipitamos al abismo de la decadencia y la descomposición, desgraciadamente, la Historia demuestra que la clase política ha carecido de generosidad y de intuición ante momentos clave, sólo les ha movido la lucha por el poder y los beneficios que conlleva, así ha sido desde la Independencia, ¿porqué habría de ser diferente ahora?
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Jalisco ¿rumbo al desastre?


El que está demostrando que la situación lo está superando con creces es Aristóteles Sandoval, en Jalisco la inseguridad está creciendo, en particular en esta ciudad, la capital estatal: Guadalajara. Yo mismo, hace dos semanas sufrí el robo de mi teléfono celular o móvil, al salir de mi trabajo, un tipo montado en una motocicleta me lo arrebató, una modalidad de robo que se ha generalizado en toda la urbe, hace unos días, una compañera de trabajo sufrió el asalto a mano armada a salir de la escuela, siendo despojada de su automóvil, su bolso, teléfono y otras pertenencias, el padre de un alumno mío fue asaltado igualmente y herido en un brazo de un balazo por un balazo que le propinaron al resistirse al robo de su vehículo.

En un hecho totalmente horrible, un grupo de campistas fue atacado en un parque natural cercano a la ciudad, conocido como "el Diente" por un peñasco que tiene esa forma, por una banda de ladrones y viciosos que hirieron a machetazos a varios de los excursionistas, cercenándole el brazo a un niño de 9 años, y violando a dos jovencitas, una de ellas de 13 años, aparte de lo que ya había sucedido al inicio del gobierno, como el asesinato del Secretario de Turismo estatal, de quien se reconoce ahora sus nexos con el crimen organizado, o la Granada lanzada contra las puertas de las oficinas del periódico Mural. Repentinamente, se anunciado en estos días las detenciones de los responsables de estos hechos, aunque hay la sospecha de que sean en realidad chivos expiatorios convencidos de confesar sus culpas tras ciertos medios de persuasión un tanto heterodoxos (léase tortura, dado que todos estaban golpeados) con los que hasta hubieran confesado el haber sido el segundo tirador en el asesinato de Kennedy.

Con ello, el novel gobernador pretendió demostrar que se está poniendo orden y que se busca volver a imponer la seguridad en la ciudad, sin embargo, mucho de la situación cada vez más peligrosa en Jalisco se debe a los afanes experimentadores de la nueva administración, que ha convertido a la otrora Procuraduría General de Justicia en la Fiscalía Central, unificando los mandos policíacos y dándole un poder inmenso a Luis Carlos Nájera, quien había sido Secretario de Seguridad Pública bajo los dos sexenios anteriores con no muy buenos resultados y sin embargo es mantenido y hasta ha sido convertido en alguien sumamente poderoso, y en los pocos dos meses que lleva la administración, la percepción generalizada de la gente, a nivel de calle, es que la situación en la materia se ha deteriorado.

Sin embargo, el Gobierno de Aristóteles no termina de arrancar, todo queda en la retórica en uno y otro evento, y mientras el tiempo transcurre y la gente sigue sin ver solución a los problemas: la ciudad, al menos, luce cada día más descuidada y sucia con las áreas verdes en estado de completo abandono, se desataron incendios forestales sin que haya ninguna acción decidida a evitar los abusos de las inmobiliarias en torno al Bosque de la Primavera, y mientras, el Gobierno pierde el tiempo en la asignación de plazas y creación de nuevos puestos.

Pero no importa para el Gobernador, quien parece que va a seguir los pasos de demagogos como Obama u Hollande en EUA y Francia, guardando las distancias: nada hay como generar un problema como luego resolverlo y distraer a la ciudadanía con polémicas bizantinas: todo indica que en Jalisco se va a proponer el "matrimonio" homosexual en las próximas semanas, así lo anuncian los colectivos gays y lésbicos, y así lo anuncian los contenidos de las clases de la Maestría en Derecho que estoy tomando en el trabajo por convenio con la UDG, en una concepción de que todo es tener derecho a todo sin límites, siguiendo la receta del afroamericano y del galo, se tapará la ineptitud gubernamental y el debate sobre ello con una polémica sobre algo que "beneficiará" a un grupo de pervertidos exclusivamente pero que no resuelve los gravísimos y los más urgentes problemas de la sociedad, pero claro que distraerá a la opinión pública de ello, sembrando en el camino las causas para futuros problemas sociales, como en su momento le pasará a Europa y demás "Mundo Desarrollado" donde se han adoptado tales medidas.

Y me dirán: "¡Pero tú votaste por Aristóteles!" Sí, lo hice, porque cualquiera de las otras opciones era igual: Enrique Alfaro ha demostrado ser un cínico y un hipócrita de primer nivel, que en su momento, antes de la celebración de las elecciones del año pasado, se fue de vacaciones a Cuba, en un episodio nunca aclarado, a bordo de un avión privado perteneciente a un sospechoso de formar parte del crimen organizado, y en compañía de varios Consejeros del Instituto Electoral de Jalisco, entre ellos el presidente del mismo: Tomás Figueroa, se hizo socio de otro de los consejeros en un negocio inmobiliario en Puerto Vallarta, y ahora resulta que ninguno de los consejeros es confiable y deben renunciar todos, porque le robaron la elección, misma que perdió por una diferencia del 4%... y en el caso de Fernando Guzmán, me pareció un cartucho quemado que además no iba a poder gobernar presionado por las luchas internas del PAN, pues una buena parte, incluido el anterior Gobernador Emilio González, apoyó a Alfaro descaradamente.Finalmente, mi voto por el ahora evidentemente inepto gobernador me da más fuerza y más razón para reclamarle y criticarlo.

Lo triste es que, ante la situación actual, se empiece a extrañar a un mediocre y borracho Emilio... la verdad, estamos fritos.

No hay comentarios: