Buscar este blog

25 de junio de 2010

LA DECADENCIA FRANCESA Y DEL FUTBOL EUROPEO

Un escándalo completo, que incluso ha trascendido a escenarios extra-fútbol es el fracaso total de la selección francesa de fútbol en el campeonato mundial que se celebra en Sudáfrica, y es que no solamente es muestra de lo que sucede con jugadores sobrevaluados que cobran sueldos millonarios y además juegan en otros países europeos mientras la liga gala se caracteriza por ser de segunda línea comparada con la Premier inglesa, italiana, española y aún la Bundesliga alemana; también manifiesta una sociedad dividida, polarizada y en proceso de transformación étnica y aún económica.

Simplemente veamos el álbum oficial de la copa editado por Panini como ya es tradición; la mayoría de los jugadores retratados en la alineacion son inmigrantes o descendientes de inmigrantes africanos o llegados de territorios franceses de ultramar como Nueva Caledonia, Guyana Francesa o Guadalupe. Sólo existen unos cuantos de origen que pudieramos decir es 100% francés, blancos y latinos: Ribéry, Toulalan, el portero Llorens y Gorcuff, en un proceso iniciado desde los años noventa.

Quizá esto suene un poco a los argumentos de Jean Marie Le Pen, el líder xenófobo francés, sin embargo, tiene mucho de realidad y tiene que ver con la bajísima natalidad de los franceses: pretender que los inmigrantes y sus descendientes heredarán la cultura francesa iniciada en los tiempos de Carlomagno y a la que pertenecen personajes de la talla de Balzac, Víctor Hugo, Rimbaud, Poussin, Bizet, Degas, Manet, y fenómenos como la Enciclopedia y la Ilustración, etc., es ilusorio, máxime si estos provienen de áreas culturales igualmente fuertes como es el mundo islámico; incluso, el incremento de la población de origen extranjero poco a poco convierte a éste en el elemento dominante: piénsese en lo que se plantea sobre la situación de Yoann Gorcuff, un nuevo talento en el fútbol francés, al resultar ser como el otrora francés promedio: blanco y latino, de clase media y devoto católico, resulta ser ahora denostado y atacado incluso por sus compañeros, la mayoría de origen africano, musulmanes y originalmente de un bajísimo estrato socioeconómico, incluso, atacado por sus compañeros blancos, también de origen humilde y ateos o, como en el caso de Ribéry que es un converso al Islam tras haberse casado con una argelina. quien es señalado como el mayor hostigador (bully) hacia el joven fubolista que cuenta sin embargo con el apoyo de Zidane quien irónicamente es  nacido en Argelia, musulmán no muy practicante pero de ascendencia francesa (pie negro) y bereber (kabil).

Estos futbolistas, franceses por accidente, han usado la nacionalidad gala como su boleto de entrada a la ciudadanía de la Unión Europea y a las oportunidades para entrar a sus poderosas ligas profesionales, pero ni se sienten franceses ni les importan los emblemáticos colores de la Libertad, Igualdad y Fraternidad en los que se visten, quizá la representación más patética de ello sea Nicolás Anelka, verdadero mercenario que se quedó en promesa de ser un gran talento al inicio de su carrera, pasó de noche en el Real Madrid donde fue presentado como la gran maravilla, permaneció aletargado durante un buen tiempo hasta que volvió al estrellato en el Chelsea de Inglaterra pero que ha manifestado un desdén completo hacia el equipo nacional, donde fue el causante del escándalo total actual.

Pero además hay una gran corrupción, ¿cómo puede explicarse que un inepto supersticioso hasta al ridículo como Raymond Domenech se haya mantenido 6 años como entrenador del equipo francés? ¿Y qué hay del escándalo que señala a Ribéry, Benzema y Govou como implicados en una red de prostitución y trata de blancas? ¿Qué hay de que se señala a Henry (quien cínicamente metiera a Francia en el Mundial acomodando la pelota con la mano para un gol en el repechaje ante Irlanda)  como el "capo" de la mafia futbolística francesa y que por ello Sarkozy se reunirá con él?

Y Francia no es el único caso, Inglaterra ha jugado un Mundial para el olvido y es predecible su eliminación ante la desangelada Alemania también armada con inmigrantes, mientras que Italia muestra los resultados de tener una liga en que los italianos son minoría y no tienen oportunidades de desarrollo ante la enorme presencia de extranjeros, lo que llevó a Lippi a alinear a jugadores al borde del retiro (era un equipo con casi 11 Cuauhtemoc Blancos). Los africanos, por el contrario, muestran el efecto contrario: el tener selecciones con la totalidad de los elementos militando en ligas europeas lleva a no tener una base de jugadores de la liga local y no contar con un estilo de juego de conjunto sino que cada quien lleva su propio estilo y pretende ser el héroe individual. Este mundial por contrario a lo que había sucedido desde 1982, mostró un retroceso del fútbol africano pese a contar con equipos armados con puras estrellas de equipos europeos de indudable calidad individual.

América, por el contrario, muestra su dinamismo demográfico y social (pese a la plaga de nuestros gobernantes) dominando con 7 equipos clasificados a Octavos de Final incluyendo a EUA, y cada vez más puede verse el ascenso de Asia que se hace presente en poco tiempo con equipos de gran calidad.

En fin, sin duda, el Mundial de Sudáfrica 2010 será un parteaguas en el fútbol, veremos cómo termina todo.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
EUA y el Fútbol:




El desprecio que tradicionalmente habían tenido los norteamericanos hacia el fútbol soccer creo yo mucho tuvo que ver con su "excepcionalismo", al creerse un país con un "destino manifiesto" y ajeno a las potencias europeas, por lo que el fútbol (ellos le llaman "soccer" diminutivo de "association", el nombre completo del fútbol es "fútbol-asociación" para significar su naturaleza reglamentada en oposición al violento pero emocionante Rugby-football fundado por los disidentes del Colegio de Rugby en contra de las reglas de Cambridge y del "American-football" fundado en Yale en desacuerdo con las reglas de Rugby y de la famosa universidad inglesa, todos estos deportes surgidos del anárquico y bronco "Carnival-football" practicdo desde tiempo inmemorial y que sobrevive en el "Calcio Fiorentino" en Italia) era concebido como un deporte europeo y ajeno a los estadounidenses, que avocaron su afición a deportes inventados por ellos: el Fútbol Americano, el Béisbol, sobre todo, y el Basquetbol.

Pero desde 1994 en que fueron sede del Mundial, y el renacimiento de una liga profesional, la MLS, el fútbol, poco a poco, empieza a ser cada vez más popular en EUA, no solo entre la población de origen latino, sino también entre los anglosajones, incluso, hoy en día, los norteamericanos ya cuentan con su primera gran estrella en Landon Donovan a quien vemos en la imagen; en mucho, creo que el aumento de popularidad del fútbol va parejo al fin del excepcionalismo norteamericano, como cada vez más EUA pierde su estatus de potencia hegemónica, cada vez se siente más igual e integrado a la comunidad internacional, y nada más integrador que el fútbol y su campeonato mundial, deporte donde el coloso del norte no tiene tradición ni superioridad, sino es uno más.

El Mundial de Sudáfrica está siendo un parteaguas en el fútbol en EUA terminando como primer lugar de su grupo y mañana se enfrentarán a Ghana buscando el pase a cuartos de final, y una cosa les digo: para el Mundial del 2018 es muy probable que los norteamericanos se lancen a la búsqueda del campeonato... y saben qué, conociendo su mentalidad, lo lograrán y la MLS se convertirá en una de las ligas de más alto nivel del mundo, es cuestión de tiempo.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
México Vs. Argentina:


El domingo, México buscará hacer historia derrotando a la poderosa Argentina "dirigida" por Maradona y con el probable nuevo rey del futbol Lionel Messi, la verdad, la calidad de jugadores, la historia y las probabilidades obran en contra de "el Tri", sin embargo, este Mundial, por primera vez, mostró un cambio de mentalidad tanto en los futbolistas mexicanos como en la afición, y en los patrocinadores y su publicidad: por primera vez se habló de tirarle a lo más alto, la búsqeda del campeonato y no contentarse con lo mediocre de no "achicarse ante nadie" como decía Orbañanos o lograr el paso a octavos de final... puede parecer nada, pero es un primer paso a un cambio de mentalidad que urge realmente, no solo en el fútbol, sino en todos los aspectos, es cambio de mentalidad es lo que debemos tomar en serio y recoger como logro de esta copa del mundo independientemente de los resultados futbolísticos.

El tener deseos de triunfo es el primer paso para lograrlo.



No hay comentarios: