Buscar este blog

19 de junio de 2010

EL FIN DEL ESTADO DE BIENESTAR

Hace como un mes, me llamó la atención un artículo de opinión publicado en el periódico "Mural" en que Juan García de Quevedo pintaba con los colores más tristes y oscuros la muerte del Estado de Bienestar en Europa como consecuencia de la crisis, no había tenido oportunidad de comentarlo, pero ahora lo hago.

Resulta que el hombre, un ex-priísta y por tanto vividor del presupuesto se lamenta porque ahora en Europa tomará su lugar como sistema económico imperante el Liberalismo individualista; es cierto, el Liberalismo, cuando se aplicó en forma pura como fue durante la etapa final del siglo XVIII y casi todo el XIX propició numerosas injusticias hacia una clase trabajadora en formación que se vio sometida a condiciones miserables y de explotación espantosas, ello fue caldo de cultivo para el surgimiento de radicalismos como las tesis de Marx y el Anarquismo, lo que explotaría en el siglo XX y sus sangrientos movimientos revolucionarios y disputas ideológicas, y también, propició el surgimiento de la Socialdemocracia, una especie de Marxismo descafeinado, esto es, sin violencia, usando los mecanismos democráticos para llegar a lo mismo que había propuesto el autor de "El Capital" esto es, la construcción de la sociedad utópica al final del camino.

Se queja que habrá muchos fracasados y que muy pocos gozarán del bienestar, y esto se le hace injusto... la verdad, el autor se olvida de aquella máxima dicha por San Pablo hace casi 2000 años: "El que no trabaja, que no coma" es decir, ¿qué será más justo? ¿Que quien se prepara, trabaja y estudia, innova y demuestra ser el mejor en lo que hace reciba la recompensa por sus esfuerzos y no quien flojea, es mediocre y hace mal las cosas? ¿Es justo que alguien así sea subvencionado y gane lo mismo que el otro? Simple y sencillamente, en el Liberalismo Económico la responsabilidad de la generación de riqueza y su distribución pasa del Estado hacia las personas, éstas deben esforzarse y competir, pero esto no quiere decir que deba ser una vida de la selva o del mar en que el más grande se come al chico, indudablemente, el gran error el Liberalismo Clásico fue dejar todo a la espera de que las personas por sí mismas actuasen con moralidad y viendo por el bienestar general, por supuesto, eso fue una ingenuidad total de parte de Adam Smith, el ser humano, por lo general, no busca el bien de los demás, sino el particular, aunque eso implique el daño o explotación de otros.

El Estado por tanto, en un esquema liberal, debe garantizar situaciones de igualdad ante la ley, respeto a la propiedad y certeza jurídica, es decir, establecer circunstancias generales que aseguren que las personas compitan con igualdad de oportunidades y asumiendo la responsabilidad sobre sus actos. Esto es incluso acorde con la Naturaleza: ¿no es ésta la competencia pura y simple entre los seres?

El autor no lo comprende: en México desde Lázaro Cárdenas hemos vivido un Estado de Bienestar disfuncional, y por supuesto, si éste ha sido miembro del PRI, ha sido beneficiario de subvenciones, educación gratuita, seguridad social, altos sueldos como funcionario público, financiamiento al partido en que ha militado, etc. ante eso, es difícil no entender porqué lo embarga el luto ante las fallas y colapso de la Economía Keynesiana, y decimos que ha sido disfuncional porque a diferencia de los europeos, donde se extendió el bienestar a toda la población, en México esto ha sido propio de grupos selectos: políticos, empresarios conectados al poder, intelectuales, etc. Y todo esto, porque no tenemos sino un sistema económico denominado por los norteamericanos como "croony capitalism" (capitalismo de compadres) que en realidad es similar al Mercantilismo de los siglos XVI a mediados del XVIII.

Tampoco comprende que el Estado de Bienestar es muy caro de mantener, evidentemente, si eres de los que cobran, no te importa quien te pague, ni cuánto pague y que es eso, lo que le hace insustentable a la larga y que el peso del sostenimiento del mismo radica sobre el contribuyente, como se ve en el cartón que encabeza este post, ni que tampoco, al eliminar la responsabilidad del individuo al Estado ha llevado a cada vez un mayor estancamiento de los europeos, donde la innovación y la creatividad han desaparecido; no es de extrañarse que en Inglaterra ya no reciban condecoraciones científicos o intelectuales de calibre, pero sí músicos, cantantes y actores, y es que ya no existe la búsqueda de desarrollo, solo queda el entretenimiento.

¿Podrá Occidente levantarse de esta? La vemos difícil, es muy complicado cambiar la mentalidad de personas que por décadas han sido beneficiarias de sistemas así: piénsese en sindicatos, universidades o monopolios... y ex-políticos, como el que escribe el artículo.

Una visión totalmente contraria al artículo de "Mural" se puede leer en la siguiente liga a"Contrapeso.info"
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Signos de descomposición social:
 
No cabe duda que el historiador español Pío Moa tiene razón al decir que mucha de la decadencia presente en nuestras sociedades occidentales se derivan de tres factores con los que nos han nutrido en los últimos años: "Trola, choriceo y puterío" esto es: circo y entretenimiento, pan o Estado de Bienestar y puterío: sexo hasta en la sopa.

Esto ha repercutido en el funcionamiento de la sociedad y hasta en las instituciones públicas, cada vez más disfuncionales y corrompidas, y he aquí un ejemplo de la vida real: 

Un amigo me describió lo que se ve en una dependencia del Poder Judicial del Estado en la que trabaja; desde hace un tiempo han entrado como meritorios o practicantes, o bien haciendo servicio social, cierta cantidad de muchachas estudiantes de Derecho que resultan ser físicamente atractivas y han crecido los rumores de que las señoritas están buscando ascensos u obtener un puesto en el juzgado mediante la oferta descarada de sus atributos hacia los jefes... sin ir más lejos, en mi visita a dicha dependencia donde conversé con mi amigo, pude ver a cierta chava que vestía una microfalda negra de olancitos y encaje, tacones altos y en vez de blusa un corset guinda apenas cubierto con una torerita de hombro a hombro, y por supuesto, súper maquillada.

Aunque en un principio (ya saben cómo somos los hombres) no pude quitarle la vista a la chava, posteriormente no pude sentirme más que asqueado y triste, ¿Cómo es posible que acuda a trabajar una prestadora de servicio a una dependencia pública una mujer en vestimenta de trabajo del oficio más antiguo del mundo? Los lectores que tengan hijas ya adolescentes o en los 18 años... ¿qué opinarían de que sus hijas anden en la calle y acudan a un lugar de trabajo ataviadas como "cuatro letras"?

Pero qué es lo que sucede: muy sencillo, por un lado, la cultura del influyentismo y del machismo en México, que hace que las amantes, amigas o "capillitas" de funcionarios públicos adquieran puestos en dependencias gubernamentales y aún en empresas privadas dependiendo la relación conseguida y con quién, por otro lado, la "Liberación Femenina" y el "Puterío" del que hablaba Moa, el ideal de la mujer de hoy es ser "libre e independiente", como las protagonistas de "Sex and the City" y no consiguen ser más libres, por el contrario, son consideradas cada vez más como objetos de diversión y ostentación, ni más respetadas ni más dignas, sino por el contrario cada vez son más denigradas y con una vida más vacía; la mujer ha perdido su dignidad y valor como esposa y como compañera, ya no es capaz de dar amor, ahora todo se reduce a tener sexo por obtener placer y ni siquiera formar una relación, salvo que se obtenga alguna ventaja al respecto, como es el ascenso laboral. Muchas mujeres, en vez de buscar destacar por sus capacidades e inteligencia, buscan lograrlo por sus dotes físicas y amatorias, y los hombres gustosos, damos cabida a ello.

Los hombres, entre tanto, gozamos de una mayor irresponsabilidad, la mujer tendrá toda la carga si se vuelve madre soltera, al fin el Estado la subvencionará para que mantenga al hijo producto de la aventura o recaerá en ella, y solamente en ella, la decisión de abortar y el mancharse con sangre inocente. ¡Mil gracias, feministas, creo que han logrado la liberación masculina!

Por otro lado... ¿Quién demonios ve en Sarah Jessica Parker a un símbolo sexual? ¡Es horrorosa: flaca, dientona y con cara de caballo! ¡Nadie en su sano juicio se creería que pueda tener tantos galanes! Con el único que creo haría buena pareja sería con Iggy Pop!!!
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Sudáfrica:

México venció a Francia, lo que significó un respiro para nuestro vapuleado País. Para los galos, esto quizá represente el fin definitivo de la gran generación de futbolistas que logró el campeonato en casa en 1998 y que se prolongó hasta ahora, para México, quizá representa lo contrario y el inicio de una mayor internacionalización para muchos de sus jugadores, entre los más destacados: Javier "Chicharito" Hernández, procedente de una dinastía futbolística tapatía, quien repite la hazaña de su abuelo Don Tomás Balcazar, que en el Mundial de Suiza en 1954 metiera gol a Francia.

Este Mundial pone de manifiesto que la decadencia de Europa Occidental es manifiesta incluso en el deporte, y ahí están los casos de España y Alemania derrotados por un país generalmente de nivel futbolístico mediocre como Suiza (con gol de un inmigrante de Cabo Verde, por cierto) o la resucitada Serbia tras la pesadilla yugoslava en el caso germano, mismo que ya muestra a un brasileño: Cacau, a un argentino: Mario Gómez y a dos musulmanes: Mesut Özil y Kedirah en la alineación, además de Lukas Podolsky y Miroslav Klose, alemanes de raza pero nacidos en la Prusia Oriental ahora perteneciente a Polonia desde 1945.

En mucho, esto muestra la decadencia demográfica europea y la necesidad incluso de armar equipos de futbol con inmigrantes... en este sentido, habrá que esperar un Mundial dominado por Latinoamericanos o con una sorpresa... (ojalá sea México).
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
En el tintero queda comentar sobre la muerte de José Saramago y Carlos Monsiváis, esperen el próximo post, así como más de la decadencia occidental y por supuesto: el mundial de fútbol.

No hay comentarios: