Buscar este blog

27 de noviembre de 2015

VISTO EN CINE Y TV

Distrayéndonos momentáneamente de las noticias respecto a la escalada de tensión que nos puede llevar a una nueva Gran Guerra, repasemos aquí de lo último que he visto en el cine y la TV:

1.- 007 SPECTRE:


OJO: SPOILERS:

Mucho mejor que la insulsa Quantum of Solace y la sobrevalorada pero torpe y totalmente contraria al personaje de Skyfall, Spectre recupera mucho del espíritu original del personaje de James Bond y del estilo de sus películas, incluso Craig parece más metido en el papel que antes y hasta se permite algunos chispazos del humor irónico del agente del MI6 al estilo de Connery o de Moore; la cinta, así, es una entretenida aventura más que una exploración a los vericuetos de los traumas existenciales de Bond.

Sin embargo, me confirma que el personaje ya está rebasado y lo mejor sería concluir la saga fílmica sobre la creación de las novelas de folletín de Ian Flemming, antes de que se vuelva, por su extensión, similar a lo hecho por el cine chino en torno al héroe popular, precursor de la Revolución Wong Fei Hung, o replantearlas y ambientarlas en los años 50 o 60: Spectre es un collage de escenas e ideas tomadas de películas anteriores de Bond: la pelea con el luchador Batista en el tren parece copiada de la pelea entre el Bond de Roger Moore y el famoso "Jaws" interpretado por Richard Kiel en La Espía que me Amó, mientras que el viaje a la clínica austriaca en las montañas en la que trabaja la hija de Mr. White es un eco de Al Servicio Secreto de su Majestad, en pocas palabras, la película no es más que un reciclaje de lo ya visto antes.

Como otro punto negativo, me parece que el hacer que Ernst Stavro Blofeld (muy bien encarnado por el genial actor austriaco Christoph Waltz) sea hermanastro de Bond, hijo de quien fue su tutor y amigo de sus padres después del fallecimiento de éstos en un accidente de alpinismo es otro cliché ya visto en muchas otras historias: Peter Parker y Harry Osborn, Loki y Thor, etc., el argumento de los amigos o hermanos que terminan odiándose es algo ya demasiado visto y que demerita en mucho al argumento del 007; era mucho más creíble el Blofeld original, que no era sino un capo mafioso tremendamente poderoso que si le tenía especial inquina a Bond no era por una cuestión personal y odios de la infancia, sino porque el detective del Servicio Secreto británico resultaba demasiado efectivo echando a perder sus planes.

La marca Bond vende, lo mismo que Star Wars o Star Trek, ¿pero por cuánto tiempo más? ¿Cuánto falta para que nos llegue a aburrir?

2.- Gotham:


Ya he hablado antes acerca de Arrow como una de las mejores adaptaciones del cómic a otro medio, y ahora toca hablar de Gotham, que a mi parecer, es una obra maestra, una de las mejores series de TV de los últimos años; sí, ya también comenté que los medios se han sobrepoblado del cómic de superhéroes, pero reconozcámoslo: ante la crisis de creatividad de guionistas, parece que son las historietas el último baluarte de la imaginación, además de que "el octavo arte" ha llegado a una madurez extraordinaria que le permite tratar muchos temas que antes eran vistos como "serios" y que no se consideraban dignos de ser tratados en historias contadas a base de "dibujitos".

Gotham se centra en los acontecimientos inmediatamente posteriores al asesinato de los millonarios Thomas y Martha Wayne, padres de Bruce Wayne, el futuro Batman, en la ciudad de Gotham, o conocida en español como "Ciudad Gótica", teniendo como protagonista al joven James Gordon, futuro comisionado de la policía de la metrópoli ficticia, que al tiempo de los hechos tratados en la trama es un novel detective de homicidios interpretado, en forma excelente, por el actor Benjamin McKenzie. De su mano, contemplamos el origen de otros personajes que serán posteriormente el azote de la ciudad y combatidos por el murciélago, como Oswald Cobblepot, el Pingüino, extraordinariamente encarnado por Robin John Taylor, la ladrona adolescente Selyna Kile, Gatúbela, interpretada por Camren Bicondova, joven actriz que parece una versión adolescente de Michelle Pfeiffer, quien interpretara el papel para Tim Burton en los 90, o Edward Nygma, el futuro Acertijo, retratado como un joven perito forense dotado de una gran inteligencia pero también con rasgos de trastorno obsesivo compulsivo y neurosis.

La atmósfera lograda en la serie es una adaptación extraordinaria de la que se respira en el cómic de Batman, oscura, fría y a la vez sofocante: Gordon es un idealista y a la vez un hombre de acción, cuenta con convicciones firmes y valiente, que desea rescatar a su ciudad de las manos del crimen organizado, que precipita a la urbe hacia un precipicio de caos, anarquía y sobre todo, demencia. El clima general de la obra es pesimista, como todas las historias de Batman, pues se sabe que no habrá esperanza, que la lucha se eternizará y nunca se ganará: la lucha de Gordon es una prefiguración de la que tendrá el vigilante millonario: está condenada a la derrota, pero jamás se rendirá ante el triste panorama.

Cuando un mexicano la ve, resulta extrañamente familiar: la corrupción de las autoridades que brindan protección y están coludidas con los capos, como Boss Maroni y Carmine Falcone, cuya guerra por el control de la ciudad precipita el ascenso de los locos, es muy similar a lo que sabemos por las noticias que ocurre en nuestro país con los carteles del narco, y resulta curioso, pero en EUA, esta serie, pese a la ambientación y al gran trabajo del elenco, --no podemos olvidar a Jayda Pinkett Smith, en el papel de la mentora y después enemiga de Cobblepot "Fish" Mooney o a Sean Pertwee como el mayordomo Alfred, retratado como la figura paterna de Bruce Wayne, un frío ex miembro de las fuerzas especiales británicas y que conscientemente conduce la ira y el rencor de un joven Wayne que sutilmente se encamina también hacia la insanía que lo llevará a convertirse en el Murciélago, algo que es muy bien representado por el joven David Mazouz-- no ha tenido el éxito esperado ¿porqué? quizá por ese pesimismo del que hablaba y que resulta ser crudamente real.

3.- Flash:



Esta serie tiene un nivel de producción altísimo y resulta ser, hasta ahora, una mejor adaptación del cómic a los medios electrónicos todavía que Arrow, los efectos especiales son impactantes y el elenco es muy bueno (encabezado por la revelación de Grant Justin y el talentosísimo Jesse L. Martin); tras verla, cualquier adaptación cinematográfica del personaje que se haga posteriormente se verá chica o incompleta.

Las líneas argumentales, el panteón de villanos y la propia historia del héroe hyan sido llevadas a la pantalla chica con precisión milimétrica casi; todo fan de los cómics debe verla y se sentirá bastante satisfecho con lo que aparece en la pantalla.

Pues he aquí mi opinión sobre estas producciones. En el próximo post seguiré con la crónica de los acontecimientos actuales, que están realmente candentes... ¿perderá Turquía el apoyo de la OTAN?




2 comentarios:

Jorge dijo...

Oye george no sabes en que acabo siempre lod e grecia?

Anónimo dijo...

Sabes que es lo curioso de gotham, que se puede comparar en cierto modo con el porfiriato, ya que todo el caos que sufre gotham en la primera temporada se debe practicamente a la vejez de Falcone y su incapacidad de heredar su regimen Criminal-estado, en cambio sus sub alternos ven en ello la oportunidad de tomar el mando, pero como tal y en la revolución se empezarian a enfretar entre ellos mismos generando y el caos y la guerra, y a un mas curiosamente, el ganador de la caida del porfiriato seria El Pingüino, que similar a Madero, fue uno de los miembros del regimen que vio la oportunidad de ser el sucesor y encontraria al final el apoyo de varios grupos para lograr su objetivo... La presdiencia de la repub... Digo el control de Gotham: