Buscar este blog

3 de noviembre de 2015

TERMINÓ EL SINODO/CHINA ¿HACIA UNA REVOLUCIÓN MORAL?


Terminó al fin el Sínodo de Obispos sobre la Familia, como casi lo predije en su momento, terminó en, a decir de los españoles "agua de borrajas", la doctrina no se alteró, pues no podía alterarse, aunque tampoco terminó en una defensa indubitable de la misma, en resumen, ni fue el desastre que muchos desde el campo Tradicionalista temían o siguen concibiendo como tal, ni tampoco fue un éxito rutilante para Bergoglio y los Modernistas, Tampoco es para quedarse tranquilos y sonrientes ante un panorama que no tiene nada de optimista; lo que es indudable, sin embargo, es que se sembró el germen de la duda y de la confusión entre los fieles.

Bergoglio no resultó tan fortalecido como yo lo había comentado que podía darse como resultado; recordemos que el argentino piensa en términos de político sudamericano más que como jerarca religioso y sin ningún objetivo teológico o doctrinal: a él le vale gorro la naturaleza del matrimonio o la moral, es un enamorado del poder y el quedar como víctima de los conservadores añejos le significaba esa oportunidad de aumentar su fuerza ante los medios actuales dominados por el "Progresismo"; por el contrario, estos quedaron decepcionados por los resultados e hicieron a un lado la noticia del Sínodo, para colmo, comenzó a circular el rumor de que el argentino padece de un tumor cerebral, lo que explicaría el porqué se propone la sinodalidad o la descentralización del gobierno de la Iglesia: bien puede ser que, más que una innovación --misma que no es nueva, desde el siglo XIV existe la postura que pide un Papado sujeto a la colegialidad con los obispos,-- se plantee una situación de emergencia ante la existencia de dos Papas: uno en el retiro: Benedicto XVI, y otro reinante: Francisco I, pero con un problema de salud que poco a poco irá a dificultarle la toma de decisiones, haciendo impensable que existan dos pontífices retirados y un tercero en funciones, por lo que, mantendrían al bonaerense en el solio hasta que la Naturaleza lo determine, pero las decisiones se tomarían por otros.

Al terminar la asamblea episcopal, los que han quedado fortalecidos son los grupos de obispos más ortodoxos desde el ámbito anglosajón, como el norteamericano Burke y el australiano Pell, pero sobre todo, los provenientes de Africa, encabezados por las grandes luminarias de Sarah y Arinze. La pujante Iglesia africana, creciente en su número de fieles que rompen con el paganismo y sus vicios: de ahí su posición contra el homosexualismo y la promiscuidad, responsables de la extensión gravísima del SIDA en el continente, les lleva a tener una vitalidad y una liga fortísima con la doctrina más firme. Muchos no dudan que pronto veamos a un Papa o anglosajón o negro, lo que significará el inicio de una nueva etapa quizá, más de vuelta a la tradición pre-conciliar, y por tanto, una continuidad con la obra del Papa Ratzinger tan repentinamente truncada por su renuncia y la postrer elevación del sudamericano.

Aún así, no es para cantar victoria ni creer que el ala modernista, misma que por confesión de Daneels reventó el pontificado de Benedicto para aupar a Bergoglio se dará por vencida: ha perdido solo una batalla, y a su valedor todavía le quedan dos armas: por un lado, su concepción y ejercicio del Papado de manera absoluta y autoritaria, que viene de la propia tradición política hispanoamericana, y por otro, el populismo, también proveniente de esta misma (nefasta) tradición. Bergoglio, en conversaciones que ha tenido con fieles en situaciones irregulares, como el caso de divorciados vueltos a casar, ha dicho que lleguen con el cura y le digan que puede comulgar porque "el Papa lo dice", según ha trascendido, con lo que queda claro que se concibe como investido de poder para hacer y deshacer la Ley divina o los preceptos de la doctrina aún cuando fuesen fijados en el Evangelio por Cristo mismo, como es la cuestión del divorcio, finalmente, es la tesis positivista aplicada a la Religión de la que es partidario y que ha servido enormemente para que los gobiernos en Argentina, México, Perú, Uruguay, etc. hagan o pretendan hacer cambios incluso en la moral de las personas, recordando además que en nuestros países se tomó por imitación el sistema presidencialista de EUA, pero sin el equilibrio del Poder Legislativo (que de todos modos en EUA desde Bush Jr. el sistema de checks and balances se está diluyendo en pos de un presidente cada vez más omnipotente al estilo del sur del Bravo) o Judicial, considerado todopoderoso y en el que se depositan todas las esperanzas o todas las maldiciones, pues se trata de un mesías político elegido por la gente para fungir como tal, o es el salvador o es el destructor.

En cuanto al populismo, resulta curioso que tras la derrota en el sínodo el pontífice argentino decida, tras haberse resistido mucho, impulsado quizá, por esa animadversión que sienten los rioplatenses por nuestro país, haya decidido venir a México, para febrero próximo.

México es importantísimo, no se le debe a escapar que el viaje a inicios de 1979 de San Juan Pablo II a México fue fundamental para catapultar su pontificado e inauguró su estilo basado en el carisma y los eventos masivos, como si de un rockstar se tratara; el culto a la personalidad del pontífice polaco tuvo en nuestro país su máxima expresión, e incluso en 2012 abrumó a su sucesor, cuando Benedicto XVI visitó la ciudad de León, Guanajuato, aunque rodeado de críticas y cuestionamientos de parte de la prensa y medios de nuestro país, dominados todos por los "progresistas" o izquierdistas de lujo; que se cebaban especialmente en la retraída y ortodoxa figura de Ratzinger, mas ahora están encantados con Bergoglio y sus ambigüedades y gestos presuntamente reformistas tendientes a crear una Iglesia a sus gustos. El argentino lo sabe bien y sin duda espera relanzar su pontificado con este viaje en que sabe, contará con una feligresía que en su mayoría practica la "fe del carbonero", milagrero y supersticioso que sigue por TV una producción tan infumable como La Rosa de Guadalupe, o practica ese culto a la personalidad del Papa sea quien sea éste, esperando que se trate de un nuevo Wojtila y es más susceptible de comportarse de un modo u otro según le diga el Papa.

Puede que Bergoglio tenga un tumor, pero mientras, no va a cejar en el empeño de los Modernistas por hacer realidad su demoledor proyecto.

Posdata:

Y ocurre un nuevo Vatileaks, que al parecer, ya que queden más claras las cosas, puede tener una u otra intención: o los medios progresistas, decepcionados de Bergoglio tras el sínodo, iniciarán su ataque como lo hicieron contra Benedicto XVI por presuntos malos manejos de las finanzas vaticanas para favorecer a obispos y curiales corruptos, o bien, el argentino y los Modernistas acusarán de esto a los sectores ortodoxos a fin de desbarrancarlos y vengarse de la derrota y obtener el apoyo del Mundo de nueva cuenta y tener carta blanca para sus "reformas" que conducirán a crear una falsa Iglesia cismática.

Estemos atentos a lo que pase.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
China-Cambios:


Hablando de reformistas: en esta semana causó revuelo la noticia respecto a que China abandona la política demográfica del "hijo único" que llevó a crímenes de lesa humanidad como esterilizaciones forzadas y millones y millones de abortos, aunque ya desde hace algunos años, en ciertas provincias o zonas esta medida radical para frenar la explosión demográfica en un país de 1,300 millones de habitantes ya se había flexibilizado bastante.

Hay cuestiones meramente pragmáticas: la desproporción entre hombres y mujeres y los problemas a futuro para el sostenimiento de un inmenso sistema de pensiones y seguridad social para una población que envejecería rápidamente sin una tasa de recambio: China se dio cuenta que debe mucha de su actual prosperidad a la enorme población que es la mayor fuente de mano de obra del mundo y a la vez, el mayor mercado de consumo global; por ello, ya no puede buscar reducir la población, pero también esto se explica por cierta "revolución moral" que el Presidente Xi Jinping pretende realizar.

Xi es el primero de los sucesores de Mao Tse Tung y Deng Xiao Ping en mostrar un carisma y una energía que le puede llevar a conformar con aquellos una especie de trilogía revolucionaria de China; el primero, fue el verdadero fundador de la República tras los anárquicos años que mediaron entre el derrocamiento del Emperador Puyi y la Segunda Guerra Mundial, el segundo, el impulsor de un nuevo sistema económico, Xi por su parte, ha creado un proyecto nacional al que ha titulado como el Sueño Chino, que no consiste en otra cosa más que convertir al Celeste Imperio, de nueva cuenta, en el centro del mundo, por oposición al ya languideciente Sueño Americano. Como reseña de este proyecto, casi como documento fundacional del mismo, está el libro La Gobernación y Administración de China, que más que una obra original no es sino una compilación de discursos, declaraciones, órdenes ejecutivas y cartas en los que se delinea su pensamiento en torno al proyecto de gobierno a realizar al frente de la Ciudad Prohibida.

Obtuve dicho libro --cuya portada vemos arriba-- por obsequio de una editorial estatal china en la pasada Feria Internacional del Libro en Guadalajara, Jalisco, México, traducido al Español y no lo he leído completo, aunque sí algunas partes, resultándome muy interesante la óptica que tiene el actual líder asiático por contraste con nuestros liderazgos occidentales.

Miembro de una aristocrática familia de militares y terratenientes desde la época imperial que sin embargo apoyó a los Comunistas durante los tumultuosos años de la Revolución y Guerra Civil, casado con una estrella del espectáculo asiático como es la extraordinaria soprano Peng Li Yuan, quien incluso ostenta el grado de Generala de Brigada en el ejército chino, con quien engendró una hija que recibe una educación principesca en Harvard, Xi es sin embargo producto de un sistema que descansa en el mérito y que ha cruzado todos los rangos del escalafón del mandarinato en el que se ha convertido el sistema político chino, en el que el gobierno es ejercido por funcionarios con una preparación muy elevada y especializada en los ramos de la administración y la economía política: es el imperio sin testa coronada, en que los funcionarios o mandarines ejercen el mando y se turnan en el mismo.

Pero si Mao se centró en lo político, Deng en lo económico, y Jiang y Hu en fortalecer el modelo sobre esos dos pilares, Xi pretende añadir el pilar moral, y no va descaminado: en el conjunto de documentos que conforman el volumen, habla de recuperar valores morales como la solidaridad, la honestidad, la sinceridad, la austeridad y la integridad, entre otros muchos. El Comunismo, por otra parte, aparece reducido a simple comunitarismo o sentido de vida en sociedad, cuando no a una retórica hueca; es mucho más palpable la filosofía confuciana y la budista, mismas que practica el mandatario, y de ahí se explica la cruzada que ha desatado a fin de asegurar el cumplimiento de un estricto código de conducta para los servidores públicos, a la vez que se hace campaña para rescatar valores morales y familiares en la sociedad china, amenazados por el afán materialista de riquezas y el individualismo, importado de Occidente, entre los jóvenes.

Para empezar, Xi no cree como nosotros en este hemisferio, y en particular en México, en la existencia de una esfera pública y otra privada de la persona; no, para él, la persona debe ser congruente en su vida pública como privada, por lo que se ha hecho verdadera persecución de aquellos funcionarios que son conocidos por tener amantes, mentir o fingir, lo que sucede en la alcoba repercute en la actuación de la persona hacia afuera, en su óptica, además de que considera que aquella persona que miente o engaña en lo privado difícilmente será de fiar en lo público.

Lo que quizá resulta más impactante, quizá sea la campaña de difusión de valores morales hacia la población, con comerciales como éste:



O éste:



Es impresionante: mientras en México y Occidente en general, se trata de abolir la Moral, incluso ya por la misma Iglesia, como hemos visto en el Sínodo, a nombre de la "libertad" o de la "misericordia", la hasta hoy pretendida cruel y opresiva dictadura comunista china, por el contrario, va a favor de mantener, fortalecer y difundir los valores morales, la campaña está siendo tan exitosa que incluso otros países asiáticos, como Tailandia, país que ha venido sufriendo una espantosa crisis sobre valores morales y dignidad de la persona en torno al "turismo sexual" y la pobreza, que ha decidido empezar también a difundir valores como el emprendurismo, el respeto o la caridad:





Entre tanto, en México está por iniciar la legalización del vicio, y en Roma se intentó quitar lo pecaminoso al adulterio, quizá en torno al abandono de la política del hijo único --y permitir tener dos-- sea el inicio también de un cambio hacia la defensa y respeto de la vida y dignidad humanas en China, camino por el que están transitando, dentro de la órbita cristiana y pese a todo, Rusia, Hungría y Polonia, con el reciente triunfo del Partido Católico Justicia y Paz, no debe extrañarnos porqué en México la delincuencia y una mentalidad criminal en la sociedad se encuentra en auge, que en EUA cada vez sean más frecuentes los tiroteos en escuelas, etc. No nos extrañe que el futuro nos abandone y le pertenezca cada vez más, a Asia.

1 comentario:

fernando dijo...

el problema en este momento radica mas en la educacion que en reprimir o eliminar los deseos naturales que tiene la gente. como demonios los ideologos de la moralidad siguen insistiendo en el estupido pleito del aborto cuando ahora los jovenes tienen un nivel de educacion de preparatoria y los anticonceptivos son gratuitos o muy baratos ? es una hipocresia de ambos lados que en una cara promuevan el sexismo y por otra tengan pena por no insistir en el uso de la pastilla o el condon. ademas agregale que la gente mas religiosa es la mas hipocrita porque no sabe manejar sus instintos sexuales y un ejemplo de ello son los musulmanes. que consideran a las latinas como libretinas o prostitutas y hacen o pretenden hacer con nuestras mujeres lo que no desean tener con las de ellos. y asi podriamos seguir con el tema de las drogas, matrimonio homosexual derechos que mas bien son desechos de la mayoria de los infantes ect