Buscar este blog

16 de abril de 2013

MARGARET THATCHER II/EL TRIUNFO DE MADURO



Está teniendo un gran impacto en redes sociales el artículo escrito por Eduardo Arroyo reproducido en el Blog "Infocaótica" titulado El Fraude Margaret Thatcher, pueden leerlo siguiendo la liga; a mí, en lo particular, me parece un artículo muy duro y aunque quizá peque de anglofobia --el pulso entre Inglaterra y España sigue vigente desde el siglo XVI, con el agravio además de Gibraltar y el asunto de las Malvinas con respecto a Argentina, considerado casi como una afrenta de los anglosajones contra toda la hispanidad-- es muy certero en muchos de los señalamientos.

Primero: creo que el Papa obra correctamente al enviar condolencias, desde su elección (y aunque a veces lo olvide), y así como Simón Bar Jonah dejó paso a Pedro, Jorge Mario Bergoglio ha dado paso a Francisco I, y como tal, ha dejado de ser Argentino para ser universal y además, Jefe del Estado Vaticano, con lo que debe dejar atrás los nacionalismos y los resentimientos entre rioplatenses y británicos, recordando además que en la isla cada vez hay más Católicos que están rompiendo con el cada vez más desacreditado cisma de Enrique VIII y los progresismos del Gobierno, que pretende imponer como doctrina o dogma al interior de una confesión cada vez más fragmentada y vista casi como farsesca por buena parte de la opinión pública británica, que exige la separación Iglesia-Estado como un paso importante a la verdadera libertad de culto en el país y que beneficiaría sobre todo a los Católicos. Por otro lado, lo de referirse a la "Dama de Hierro" como ejemplo de valores cristianos es ciertamente un exceso completo, una "mentira diplomática" que sin duda es obra de Bertone antes que del Santo Padre Francisco. Pero bueno, hay que recordar que cuando alguien muere, las virtudes brotan de donde solo había defectos.

Y es que la verdad, creo que aparte de C.S. Lewis ningún otro anglicano se ha tomado en serio a la Iglesia de Inglaterra, todos más bien, cuando van a los templos, a los servicios religiosos o siguen las ceremonias en las que participa la Reina Isabel, parecen más hacerlo con ánimo de cumplir un deber cívico antes que una sincera devoción, y así, la Thatcher no era la excepción. Los que se la han tomado en serio, como John Henry Newman o G.K. Chesterton y buscado en ella una guía espiritual y moral acaban haciéndose católicos, los demás, parecen aplicar un pragmatismo y una hipocresía atroces y desbocadas, que se han convertido en lo más habitual de los anglosajones, como lo decía Camilo José Cela y popularmente le ha llevado a Inglaterra a ser conocida como "la pérfida Albión". La Baronesa no fue la excepción a esto, por el contrario, quizá fue una de sus más acabadas exponentes.

Yo sigo insistiendo que la Sra. Thatcher fue pese a todos sus defectos o gracias a ellos la última estadista que supo ver a futuro o más bien quiso recuperar algo del pasado y tratar de insuflar vida en una Gran Bretaña enferma de decadencia lo mismo que el resto del Viejo Continente, la hizo contar en el concierto de las Naciones, ciertamente, no tenía herramientas para que ese "renacimiento británico" se prolongara en el tiempo más allá de sus 11 años en el número 10 de Downing Street: la Guerra de las Malvinas, su mayor triunfo, se ganó por un escaso margen y con una flota de barcos veteranos de la II Guerra Mundial a punto del desguace, a los que se habían adaptado armas modernas pero que en muchos casos eran impulsados a vapor como el Titanic. Con esa marina, que posteriormente no fue reformada ni renovada, sino que ha sido poco a poco desmantelada sin recambios, por no permitirlo las finanzas, era claro que Inglaterra no podría alegar por mucho tiempo el seguir ostentando un poder naval.

Ciertamente, se centró únicamente en el tema económico y descuidó muchos otros aspectos, fue incapaz de combatir la decadencia moral y social iniciada en los sesenta, quizá por que creía que con una economía liberal en vez de asistencial la moral cambiaría sola o bien, se quiso ganar al electorado de Izquierda, apoyando las medidas "progresistas" como el aborto y una política favorable a la homosexualidad, aparte, los escándalos presentes en la vida personal de la familia real tampoco ayudaron en nada a frenar tal decadencia, al no saber ser un ejemplo de autoridad moral; por otro lado, ante problemas como la violencia extrema de los estadios ingleses provocada por las bandas de hooligans en esos años, la desigualdad social que creció bajo su administración como resultado de su política económica, --necesaria en su dureza, pero quizá también en exceso descarnada y que sacrificó a los trabajadores por los pecados de sus líderes sindicales y la ineficiencia y corrupción de las empresas públicas-- y una elevada criminalidad, no hizo mucho  más que, como muestra la caricatura con la que se abre esta entrada, pasar esos problemas bajo la alfombra para que no se notara.

Como sea, la Thatcher no pasó inadvertida ni ha dejado a nadie indiferente, sin duda supo dejar huella en la Historia, y dudo que sus sucesores la dejen o generen la controversia que ella logró; es cierto, tras las privatizaciones la industria británica pasó a estar en manos de extranjeros: Chinos, Musulmanes, Malayos, Indonesios, Rusos y Norteamericanos, pero quizá ha hecho falta a los gobiernos posteriores de Major, Blair, Brown y Cameron el patriotismo y los afanes de trascendencia que la "Dama de Hierro" tuvo.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
El Triunfo de Nicolás Maduro:



El triunfo de Nicolás Maduro en Venezuela debería bastar para abrir los ojos al Mundo Occidental respecto a los límites, los vicios y los enormes defectos de la Democracia Representativa, que permite más que nada, la tan temida conversión de los demagogos en tirano que en su momento predijeran Aristóteles y Polibio en sus estudios sobre las formas de gobierno. Maduro, hombre sin instrucción, pero afortunado, que supo estar en el momento y con las personas correctas para convertirse en el heredero de Hugo Chávez y ser el continuador del régimen (¡cómo recuerdo con hechos como éste las palabras de un maestro, que me decía que muchas veces era más importante el saber estar que el saber ser!) y saltar del volante de un autobús de transporte público a las esferas de la diplomacia y de ahí a las riendas del poder en relativamente pocos años.

No cabe duda que se ha vuelto a actualizar aquello que un amigo me decía, respecto a la observación de que la Biblia solo registra un caso de elección democrática: la de Barrabás para ser liberado por Pilato; con ello, quizá se da una opinión sencilla y lapidaria sobre la Democracia en las Escrituras y la forma en que las masas hacen su elección, muchas veces manipuladas --como la multitud jerosolimitana ante el Pretorio del romano-- por líderes mezquinos, propaganda sucia y opiniones interesadas.

Evidentemente hubo irregularidades, quizá suficientes para cuestionar la victoria del ex-chófer, quien supo ganarse a las masas ignorantes, resentidasd y perezosas con gestos populistas y demagógicos claros: asistencialismo del régimen, recuerdos constantes al fallecido líder carismático, payasadas sentimentales como lo del "pajarico" o amenazas a la misma gente de bajos recursos y peor educación que forma la mayor parte de la población venezolana, como aquello de las "maldiciones" que caerían sobre quienes no votaran por él. Pero también, la apresurada reacción de las autoridades electorales en proclamar el triunfo del candidato-Presidente dejan las sospechas abiertas.

Tal parece que el liderazgo continental norteamericano se diluye: Capriles no contó con apoyo internacional y fueron nulas las exigencias de parte de la OEA o de la ONU por un proceso electoral limpio y respeto a la voluntad popular, al parecer, las altas instancias siguen temiendo al fantasma de Chávez, o éste logró, sobre todo en el caso de la organización regional, que la misma se situara bajo el control del "Eje Bolivariano". Entre tanto, fue rápida la reacción de los principales valedores del régimen: China, Rusia, Irán y Cuba a felicitar y reconocer el triunfo de Maduro, mientras que ha imperado el silencio de parte de Washington y el resto del mundo occidental, incluyendo aquellos países americanos como México, Chile o Colombia, que se encuentran fuera del "Eje Bolivariano", y no han hecho un pronunciamiento firme y seguro acerca de la situación venezolana, nuevamente, el a veces cobarde y timorato discurso de la "no-intervención" es esgrimido para evitar compromisos y no asumir liderazgos ante el temor a las consecuencias. De parte de EUA resultó bastante conveniente para los chavistas que se hayan registrado los terribles ataques terroristas en Boston durante el maratón (de lo que hablaré en el siguiente post) y eso ejerza una fuerte distracción para el débil gobierno de Obama, que también da muestras de docilidad ante las presiones que ejerce Kim Jong Un en Corea, como era de esperarse, aquello resultó ser un chantaje más de la dinastía asiática, y la respuesta norteamericana parece, como nunca, débil y ambigua ante ella.

Capriles y la valiente parte del pueblo venezolano que ha salido a la calle a protestar contra el fraude electoral y la imposición que patrocinan las potencias emergentes, principalmente Rusia, Irán, China y Brasil  se encuentran solos... contra ellos, Maduro ha desatado ya a las fuerzas armadas entrenadas por los oficiales de Putin y de los Ayathollas, con sus cacerolas se enfrentan a los tanques T-92 de producción moscovita del ejército en las calles y plazas, en imágenes que recuerdan lo sucedido en Hungría en 1956, en Praga, Checoslovaquia, en 1968 o en la Plaza Tian An-Men de Pekín en 1989. No cabe duda de que serán aplastados, abandonados por el mundo que tiembla ante el paso de los nuevos colosos asiáticos que están engullendo el mundo y construyendo satélites como el "Eje Bolivariano" en América. Incluso, temo por el joven Gobernador de Miranda, corre el riesgo de ser el primer mártir ante el expansionismo político y económico de los antiguos imperios que ven en la Venezuela Chavista a la puerta de entrada en el continente y la cabeza de un bloque anti Washington en sus propios terrenos.

Puede ser que el Chavismo esté moribundo y la gente, sin el líder carismático, se haya decantado por la opción renovadora que representa Capriles, y por su patriotismo y compromiso antes que por el populismo demencial y estúpido del antiguo trabajador del volante, sin embargo, éste demuestra ser más duro que su mentor (me queda la duda sobre qué causó la supuesta enfermedad y la repentina y sospechosa muerte del Teniente Coronel) y más enfocado a establecer un régimen represor y policíaco, con lo que subsanará su falta de carisma, su falta de ideas y ocultará su entregismo a las potencias emergentes, finalmente, tiene buenos maestros en ello en eslavos, persas, cubanos y chinos. ¿Qué es lo que sigue? ¿la militarización completa del país?, ¿la detención y muerte de Capriles? ¿la abierta instalación de bases militares y de misiles persas o rusos apuntando al norte? ¿La intervención en los asuntos internos de otras naciones americanas, como México, donde el difunto dictador apoyó a López Obrador, y donde aún su régimen tiene sólidos partidarios como Dolores Padierna, incondicional de aquél?

Lamento y me duele, lo que pasa en Venezuela... esto lo confirma: la Democracia es nociva, termina transformándose en el mayor monstruo de todos: la Tiranía, y el propio pueblo, en gran parte, lo ha decidido.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
En la próxima entrada: los ataques en el maratón de Boston.

No hay comentarios: