Buscar este blog

8 de abril de 2013

ESCENARIOS DE LA POSIBLE GUERRA COREANA/MARGARET THATCHER


Ante la tensa situación en Corea, en el Internet ha habido un constante fluir de información y de hipótesis en torno a los posibles escenarios que pueden presentarse ante lo que parece, puede ir más allá de un chantaje como lo había planteado en una entrada anterior, quizá, --existe esa posibilidad-- ahora KIm Jong Un está hablando en serio y siente que se encuentra ya en situación de, como Julio César o Hernán Cortés, cruzar el Rubicón o quemar las naves y lanzarse a la conquista del sur de la península coreana, culminando la obra iniciada por su abuelo y tras los 17 años de mandato de su padre, que en mucho, sirvieron para que la nación comunista se convirtiese en un gran poder militar. No en balde, varios observadores consideran como fecha probable para 

Pero, ¿esto no sería una locura? ¿no es un suicidio, sabiendo que se enfrentaría a las fuerzas armadas más poderosas del mundo? Por dinero invertido, tecnología, estructura y capacidad de despliegue global gracias a su flota de portaaviones, las fuerzas armadas de Estados Unidos no tienen, hoy por hoy, rival alguno. Ciertamente, empiezan a sufrir de restricciones y campea sobre el Pentágono un posible recorte a su presupuesto, ante la situación económica norteamericana, mas no se vislumbra una reducción repentina del número de combatientes de parte de EUA o el cierre de bases en el exterior, o la orden de sacar de comisión y desguazar portaaviones, destructores o submarinos nucleares, aunque sí vemos la búsqueda de aumentar las misiones de los "drones" o aviones-robot y reducir al mínimo las operaciones a gran escala con personal humano, y se habla de iniciar el retiro de tropas de Afganistán en 2014, como ya antes las retiró de Irak, pero nada de ello implica que Washington no pueda arrasar con Pyongyang en pocos días con sus bombardeos quirúrgicos y una invasión por mar y tierra en que la tecnología pueda superar las grandes masas de tropas armadas con equipos de 1960 de los ejércitos de la Dinastía Kim.

A menos, por supuesto, de que Corea del Norte no esté sola y en realidad actúe con el respaldo de otros mucho más fuertes que ella, y aquí es donde la situación podría ser mucho más compleja. En base a ello y a ciertos indicios que se han dado en los últimos días, el conflicto que ha mantenido dividido y confrontado al pueblo coreano por sesenta años y que ahora se calienta, puede ser apenas la punta del iceberg de toda una estrategia global de potencias emergentes destinada a provocar el fin de la súperpotencia actual.

Se habla de que China se encuentra cambiando su tradicional postura de apoyo a los Kim en Norcorea, que está perdiendo la paciencia, pero de que esto conllevé a ponerse a favor de la intervención de los Norteamericanos en la península es una ilusión, la caída del régimen en Pyongyang llevaría a abrir las puertas a Washington para usar a Corea como una base para controlar o vigilar al creciente poder chino en Asia oriental. Corea del Norte, en cambio, funciona como una zona de amortiguamiento a la presencia norteamericana en la región y permite que China pueda intervenir también en esa península, misma que es una posición estratégica para controlar el Asia del sudeste y el Mar de China, por el contrario, una unificación coreana partiendo del sur contribuiría a fortalecer la presencia de EUA en la zona, más cuando países como Vietnam, Japón o Taiwán han solicitado a EUA y el propio Obama así ha dirigido la estrategia militar reciente, con su "Pivote del Pacífico" a aumentar su despliegue militar en la zona a fin de frenar una posible expansión china, mas tras el diferendo entre el dragón y el crisantemo por las islas Senkaku.

Así que hay que mirar con cautela la actuación de los chinos en este caso, debemos recordar que estamos ante el "Juego de Tronos" real en el que la simulación y el engaño son herramientas fundamentales, pero entre los indicios que hay acerca de lo que puede pasar tenemos Tanto simulacros o ejercicios militares desarrollados por Rusia de ataque a baterías antimisiles norteamericanas, además de han reforzado la presencia de su flota de guerra en el Mediterráneo, a lo que hay que adicionar ciertas declaraciones inflamatorias por parte de Iran y sus consabidas amenazas a cerrar el paso por el Estrecho de Ormuz, señalando que este año 2013 será el de la caída de EUA y la muestra de todas las debilidades de la gran república norteamericana, según lo adujo uno de los principales comandantes militares de la potencia persa en un reciente acto público.

¿Qué puede pasar? Bueno, anda circulando por las redes el siguiente escenario: primero, la Guerra probablemente estalle (de estallar) entre el día 10 y el 15 de abril de este año, tomando en cuenta la advertencia a los diplomáticos extranjeros de salir de Corea del Norte a partir de la primera fecha, a partir de la cual no se hará responsable por su seguridad. El 15, por otro lado, es la fecha del natalicio de Kim Jong Il, padre y antecesor del actual mandatario norcoreano.

Así, la guerra iniciaría con la invasión del sur por el norte, de inmediato, EUA atacaría desde sus bases en el sur al norte y enviaría más fuerzas a enfrentar a las tropas de Kim Jong Un, China, ligada a Corea del Norte por un tratado de ayuda y defensa mutua, no intervendría directamente, sino que se pondría en un papel de mediador, pero a la vez, aduciendo que es necesario buscar La Paz y evitar la escalada hacia una III Guera Mundial, China congela los fondos tanto norcoreanos como norteamericanos y sudcoreanos y líneas de crédito a los contendientes; entre tanto, Irán, solidarizandose con Corea del Norte contra el intervencionismo e imperialismo norteamericano, cierra el Estrecho de Ormuz, con lo que se estrangula al flujo del petróleo del Golfo Pérsico hacia Europa y el mundo Occidental, al mismo tiempo, y en una operación diferente, aduciendo que es necesario recobrar La Paz y estabilidad en Siria, la flota rusa desembarca en dicho país y ata ca y aplasta, a los rebeldes en contra del régimen de Assad. Los norteamericanos se lanzan en contra de Irán pero el ahorca miento financiero de EUA y los países Europeos llevan a parar las hostilidades.

Después, ¿qué pasaría? Evidentemente, la situación quedaría como una derrota norteamericana en tres frentes: Corea, Irán y Siria, y quedaría plasmada su necesidad del financiamiento chino para poder operar y enfrentar. Los enormes gastos militares. Muchos apuestan por el inicio de un proceso de unificación coreano tutelado por China en el que el Norte aceptaría iniciar cierta apertura económica mientras que el Sur aceptaría un proceso en que se iría conformando una especie de gobierno colegiado entre los regímenes del norte y del sur, bajo un esquema de: "Un país, dos sistemas" y aceptaría el desmantelamiento de las bases norteamericanas en su territorio, con lo que China tomaría su lugar de garante de La Paz en la zona, los Japoneses verían ello con temor y sin duda aumentarían las tensiones internas que piden un rearme y una reforma de la constitución en ese sentido, así como la salida de las bases norteamericanas.

Rusia e Iran, entre tanto, asumirían un papel más activo en Medio Oriente y se presentarían como nuevos garantes de La Paz y la lucha antiterrorista, EUA se vería obligado a levantar gran parte de las sanciones económicas tanto contra Corea del Norte como de Irán. Se convocaría a un tratado internacional de reducción de armamentos mediante el cual Washington se vería obligado a reducir el tamaño de sus fuerzas armadas y sus arsenales nucleares, a la vez, Iran y Corea del Norte renunciarían a esas armas de destrucción masiva y se obligaría a Israel a hacer lo propio y a la división efectiva de la zona entre un Estado Judío y otro Palestino.

Puede que todo esto sean meras especulaciones, y quizá no pase de un chantaje de Kim Hacia EUA y Corea del Sur, que con todo, creo que le resultará efectivo, el joven líder norcoreano está muy seguro de lograr sus fines, y eso sin duda proviene de su seguridad en ello y en que Estados Unidos no cuenta con las condiciones, tanto económicas como de intenciones de su administración para embarcarse en una nueva aventura militar, cuando más parece avocado a salir de las actuales o que éstas sean peleadas en forma indirecta por insurgentes que han sido apoyados por él, como ha ocurrido en las "Primaveras Arabes", sabe bien de la debilidad de sus aliados europeos, caídos en una vorágine económica de la que no se ve salida y que en mucho les impediría embarcarse igualmente en una contienda, más cuando el "Imperio de los Dragones" es, hoy por hoy, quizá la potencia económica más fuerte y estable de todas y quien puede ayudar al rescate de las debilitadas economías europeas; esto conllevaría tener cierta docilidad a los dictados de Pekín para con los destinos de Corea y sus intereses en todo el Extremo Oriente.

Sin duda, estamos ante una situación complicada y bastante peligrosa, más cuando "Kimmy" va a realizar otro acto de provocación, como es el hacer una cuarta prueba nuclear en esta semana, según todo indica.

No nos queda más que estar atentos y esperar que impere la racionalidad, sea cual sea el plan y que la paz y el orden prevalezcan, aunque la Historia nos ha demostrado en varias ocasiones que la única forma de destruir un orden decrépito y enfermo es demoliéndolo, y hacerlo implica, desgraciadamente, el hacer uso de la violencia.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Adiós a Margaret Thatcher



Hoy ha fallecido Margaret Thatcher a los 87 años de edad a consecuencia de una apoplejía que puso fin a su constante deterioro a causa del Alzeheimer, controvertida, odiada y querida, admirada y denostada, la "Dama de Hierro" supo ser el Primer Ministro más importante del siglo XX británico después de Sir Winston Churchill y ser, junto a Isabel II, Victoria e Isabel I, una de las forjadoras de la Historia británica sin estar en el trono como las otras grandes mujeres y estadistas mencionadas.

A pesar de la fama que conllevó ser la primera mujer en ocupar el cargo político más importante de la Gran Bretaña, es una figura poco comprendida, resultando un tanto triste e ingrato que la película reciente que llevó a la gran pantalla su biografía no le hiciese justicia, pese a la excelente interpretación de Meryl Streep; en dicha cinta, lejos de presentarla como una mujer fuerte y decisiva, fue retratada como una dama débil y manipulable, títere o instrumento principalmente de su marido y de otros hombres de la cúpula del Partido Conservador inglés, a grado tal que más que homenaje, el filme parecía haber sido producido por sus enemigos o adversarios políticos; por lo que muchos de sus simpatizantes, entre ellos sus hijos, protestaron airadamente ante ese retrato de una mujer que se convirtió en símbolo de un feminismo no radical, sino más moderado y acorde con el Conservadurismo, en el que se compaginaba la labor como estadista de la Baronesa con su papel de esposa y madre, aunque claro, la controversia no abandonó a su familia y abundan las polémicas respecto a los negocios de su marido, el ya fallecido empresario y también político Denis Thatcher que presuntamente se habrían beneficiado de la posición de su esposa o su participación en el mercado del armamento, como también lo hecho por su hijo Mark, quien presuntamente dedicado al campo de la seguridad privada y a los automóviles, en realidad parece ser un contratista de mercenarios implicado en el pasado en un intento de golpe de Estado en Guinea Ecuatorial, lo que le ha llevado a tener problemas con la justicia Sudafricana, país donde reside.

Como sea, la Sra. Thatcher no pasó inadvertida y su mandato como Primera Ministra representó quizá el "canto del cisne" para Gran Bretaña durante un periodo en que frenó su declive y pareció colocarse nuevamente entre las primeras potencias del mundo, sobre todo tras la derrota de Argentina en la Guerra de las Malvinas en 1982 y participó activamente en la distensión con la Unión Soviética, siendo uno de los primeros contactos de Gorbachov con Occidente antes de ir directamente a relacionarse con EUA, del mismo modo, ella buscó relacionarse con la antigua colonia en un plan de igualdad y no, como han hecho todos sus sucesores posteriormente al frente del Ministerio, en un plano de franco sometimiento a los dictados de Washington.

En el plano interno, la Baronesa desmanteló buena parte de la estructura del "Estado de Bienestar" Keynesiano que los Laboristas construyeron desde el término de la Segunda Guerra Mundial y que había llevado a la Inglaterra de los setenta a ser un país cuya economía era en un enorme porcentaje parte del sector público, ¡Hasta los autos de lujo Rolls Royce eran producidos por una empresa paraestatal! lo que redundaba en ineficiencia, corrupción y escasa competititvidad, además de elevar el gasto público a cifras astronómicas, sin embargo, muchos países, europeos y latinoamericanos principalmente, copiaron el modelo y las consecuencias siguen presentes en las crisis económicas actuales. La señora Thatcher privatizó numerosas empresas y buscaba que las personas volviesen a saber valerse por sí mismas y a buscar su desarrollo mediante el trabajo y no estar a la espera de recibir dádivas de parte del Estado que lo subsidiaba todo, lo pagaba todo y otorgaba prestaciones y privilegios a medio mundo y cuando los problemas para financiar toda esa generosidad se hicieron presentes a finales de los 70, la gente salía a las calles y protestaba, las huelgas de maestros y mineros y otros empleados de empresas públicas se sucedían exigiendo a "Papá Gobierno" más dinero, prestaciones y prebendas a cambio de trabajar menos... tal parece que la situación actual de México no es muy diferente a la de la "isla de la niebla" en aquellos años.

Ella obró correctamente y su mandato se caracterizó por un despegue en la economía británica, aunque muchos, --incluida la propia Isabel II, con quien sostuvo una ríspida pero cortés relación, que no implicó que la Reina no le reconociera sus méritos a la Ministro y trabajaran en conjunto-- entonces y ahora le han recriminado el costo social y la excesiva libertad que se concedió al sector financiero de la City londinense.

Cuestión aparte y para la polémica internacional está su actuación ante el conflicto de las Malvinas o el modo como abordó el enfrentamiento con el ERI en Irlanda del Norte, donde llegó a la crueldad, y sin duda quedarán al juicio de la Historia, como también su visión profética en torno al papel de la Alemania reunificada dentro de la Unión Europea, siendo las múltiples reservas de Gran Bretaña en este bloque continental fruto de sus precauciones, como el rechazo a la unión monetaria. Opositora a que las dos Alemanias se unificaran, pues oteó que pronto la nueva Alemania pretendería erigirse en la voluntad hegemónica del continente, como en efecto sucedió, utilizando a la Unión como instrumento para ello mediante su predominio económico, esa postura, como también su cautela ante las reformas de Gorbachov y al colapso del Bloque Soviético le llevaron a perder el respaldo de la comunidad internacional, lo que fue minando su mandato, terminando tras oponerse a respaldar a Estados Unidos en la Guerra del Golfo Pérsico contra Irak tras la invasión de Kuwait por Irak en 1990, lo que motivó su derribo y su sustitución por John Major al frente del Gabinete.

Sin embargo, es de reconocerse que con Margaret Thatcher termina definitivamente el predominio o la gran influencia política británica en Occidente, con ella también, se va una de las últimas grandes figuras que puede ser calificada como Estadista que se han presentado en nuestro ámbito, como lo dice el columnista Thomas Delingpole del Telegraph, reconociendo además que esto le llevó a ser falible y cometer numerosos errores. Muy a tono que fallezca en este verdadero cambio de era del poder mundial que estamos contemplando.

DESCANSE EN PAZ.

No hay comentarios: