Buscar este blog

8 de octubre de 2012

¿HACIA LA TERCERA GUERRA MUNDIAL?

Tras ver las noticias ocurridas en las últimas semanas, queda claro que estamos en un momento histórico sumamente peligroso, lo último, los intentos del Gobierno de Reccep Tayyip Erdogan por arrastrar a Turquía, y con ella a la OTAN, organización de la que la república otomana es miembro, a una guerra abierta en Siria resultan evidentemente temerarios, y podrían tener consecuencias desastrosas, lo mismo que los intentos de Benjamín Netanyahu por convencer a EUA de que debe permitirse a Israel realizar un ataque  preventivo en contra de Irán, antes de que la Potencia Persa adquiera plena capacidad nuclear y por tanto, ponga en jaque la supremacía militar y estratégica del Estado Judío en el Medio Oriente.

Todo esto que está aconteciendo en la región, no desde el año pasado con las "Primaveras Arabes", sino desde el año 2001 con los ataques al Centro Mundial de Comercio de Nueva York se explica dentro de un contexto mucho más amplio en el "Juego de Tronos" que se está jugando, calculadamente y fríamente, pero que puede, en cualquier momento calentarse: sea por la impulsibilidad de algún mando militar israelí, sea por la ambición y bravuconería de alguien como el Primer Ministro Turco, que hasta ahora, sin embargo, ha dado muestras de tener una gran habilidad y una gran racionalidad para el juego, y se explica porque hay dos bandos claramente diferenciados que están combatiendo por el dominio del poder mundial en estos momentos:

1.- En esta esquina:... Looos Emergenteees!!

De un lado, están claramente los BRIC (Brasil, Rusia, la India y China) y sus aliados incondicionales: Irán y Siria en Medio Oriente, y el "Eje Bolivariano" en América: Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina, Nicaragua y Cuba, en Europa, podríamos señalar a Serbia y a Bielorrusia y a algunas otras ex-repúblicas soviéticas que se han mantenido leales a Moscú, como Armenia, Tadjykistán, Kirguistán, Kazajaztán y la recientemente vuelta al redil Ucrania, además de Sudáfrica en el continente negro, igualmente, ha de contarse aquí a Singapur y su gran ambición tecnológica y financiera.

El motor económico de este bloque evidentemente es China y en segundo lugar la India, pero es claro que el cerebro estratégico se encuentra en el siniestro palacio amurallado del centro de Moscú: el Kremlin, y también en manos de la clase dirigente Persa en Teherán, Brasil, por su parte, ha tomado a su cargo ser el vehículo para conducir las alianzas con los Bolivarianos.

¿Cuál es el objetivo de este bloque de "Potencias Emergentes"? Sencillo: acabar con la hegemonía norteamericana y establecer en su lugar un nuevo orden mundial un tanto más multilateral, en el que cada una controlará una región: Rusia apuesta por ser, como siempre lo ha buscado, la potencia preponderante en Europa, Brasil en América, China en la Cuenca del Pacífico, la India en el resto de Asia, Irán en el Mundo Musulmán y Sudáfrica en el Africa Subsahariana, este reparto del mundo, por supuesto que llevará a colisiones y choques pues ni China, ni Rusia, ni tampoco los hindúes, resistirán la tentación a querer todo el pastel para ellos, y en América Brasil bien sabe que los dictadorzuelos megalómanos bolivarianos puede que  de un momento a otro se conviertan en rivales entre ellos o terminen por oponerse a Brasil, por lo que puede decirse que se trata de una alianza de conveniencia que se sabe, en un momento dado reventará en rivalidades feroces, pero por lo pronto, tienen un objetivo y un odio común que les mantendrá unidos y con una estrategia definida: destrozar la Economía Occidental, pues saben bien que la economía debilitada de Europa del oeste y EUA permitirá el derrumbe del dólar norteamericano como moneda de referencia internacional, les permitirá copar las instituciones que rigen al sistema financiero y económico internacional, como la Organización Mundial de Comercio, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Y es que mucho de la crisis se ha desarrollado a causa del enorme crecimiento de la economía china y el acaparamiento que el Celeste Imperio ha hecho de los mercados mundiales de juguetes, electrónicos, bisutería, etc., de súbito, se ha convertido en el máximo exportador a nivel mundial y el máximo importador, igualmente, la economía hindú con su veloz crecimiento ha tenido ese efecto sobre los mercados globales, ahogando las antes muy productivas economías europeas y norteamericana, mientras que el resurgimiento de Rusia como potencia política y militar y cierto fortalecimiento económico además, le ha permitido hacer que a Europa le tiemblen las piernas, mientras que, como ya hemos dicho en el post anterior, Irán amenaza nuevamente con imponer su voluntad hegemónica al Medio Oriente, como ha sido desde el siglo VI a.C.

2.- En esta otra: los campeones defensores: ¡¡Oooooccidenteee!!


El otro bando en liza es el "Mundo Occidental": Estados Unidos de América, potencia preponderante en el mundo desde 1945 y que gozó, por un periodo de tiempo: de 1989 a 2001, de no tener competencia real alguna, y sus aliados de la Unión Europea, así como algunos del ex-bloque comunista que se han unido a EUA ante el terror que les genera una Rusia nuevamente empoderada: Polonia, República Checa, Eslovaquia, Uzbekistán, Eslovenia, Kosovo, Albania, en América además cuentan con Canadá, Colombia y Chile, y en Oriente a Vietnam o Tailandia, Malasia en Oceanía (Australia no tanto, ni tampoco Japón, como veremos más delante) y en Africa a Nigeria, Ghana, Uganda y Kenia, y por supuesto: Israel en Medio Oriente.

¿Qué busca este bando? Ultimamente se encuentra tremendamente tambaleante, sobre todo en su parte europea ante la crisis, aunque el propio EUA no se encuentra pasando por su mejor momento, con liderazgos un tanto ineptos, frívolos o corruptos, decisiones desacertadas y economías en contracción, el fin que se han planteado es limitar el crecimiento de las emergentes, en especial de China, poniéndoles obstáculos a fin de frenar ese crecimiento y darse espacios y tiempo para tratar de evitar el éxodo de mercados y capitales a los BRIC, así, se han apoyado las "Primaveras Arabes" a fin de evitar el fortalecimiento de Irán, ha buscado crear en Rusia una oposición que debilite el régimen de Putin y su partido: "Rusia Unida", o generaron las hoy fracasadas "Revoluciones de Colores" en el espacio post-soviético a mediados de la década pasada, han intentado apoyar a la oposición y hecho un golpeteo mediático contra los caudillos bolivarianos, pero hasta ahora, no han podido evitar los triunfos electorales de estos personajes ni un renacimiento del poder ruso o el establecimiento de las alianzas económicas entre los países sudamericanos bolivarianos y los BRIC, mientras que ha labrado una peligrosísima alianza con el radicalismo sunnita musulmán en aras de bloquear a Irán y evitar las influencias rusa, china e hindú en el Mundo Islámico; igualmente, es claro que Occidente impulsó a Japón a sacar del armario de los conflictos históricos al diferendo con China por las islas Senkaku, lo cual, por otro lado, también puede ser peligroso, pues Japón tampoco es tan aliado de Occidente ni es tan de fiar.

El mayor problema de Occidente es contar con un liderazgo firme que le permita responder a los retos planteados por los emergentes: sin embargo, mientras sus rivales han optado por regímenes autoritarios y tecnocráticos, (excepto los Bolivarianos: autocráticos pero demagógicos, sin mucha capacidad en sus mandos para entender la realidad económica y política, sino movidos por los intereses de las nuevas potencias como Rusia e Irán) los Occidentales se encuentran avocados a los sistemas democráticos-representativos que se han convertido en sistemas partidocráticos y altamente demagógicos también, donde el gasto en campañas electorales, propaganda e imagen pública se impone sobre las cualidades reales de los candidatos, lo que ha llevado al surgimiento de gobernantes mediáticos: Obama, Sarkozy, Zapatero y ahora Rajoy, Berlusconi, todos ellos ejercieron el poder sustentados en los medios y un aparato de publicidad que los sostuvo; los regímenes tecnocráticos que se han impuesto a fin de frenar la crisis, como el de Mario Monti en Italia en vez de "Il Cavalieri" o el de Lucas Papademos en Grecia no son populares, la gente se ha tragado tanto y por generaciones el cuento de la panacea democrática que no desea gobiernos que hagan lo que debe hacerse, sino que hagan lo que las masas, acostumbradas además a comer del pienso que el Estado les coloca en el pesebre, quieran a fin de que no falte el sustento sin que haya esfuerzo. Las masas en España e Italia, que protestan contra las medidas de austeridad y acusan a los gobiernos actuales de la situación, pero se les olvida que la misma fue causada por el carísimo "Estado de Bienestar", son las mismas que abarrotan los estadios a pesar de las carencias.

Ni siquiera Angela Merkel en Alemania ha demostrado ser una lideresa capaz, la fortaleza económica de Alemania ha sido más consecuencia de la inercia de los años anteriores antes que por su capacidad y decisiones, de hecho, parece que no sabe qué hacer con un futuro incierto, porque la cartera vencida de los Estados Europeos se está acumulando, y si Alemania no puede cobrar, se encontrará en problemas.

Para colmo, en Europa ante el fracaso de la unión continental se está propiciando el cuestionamiento al Estado Nacional y esto está llevando a serias amenazas de fragmentación: Bélgica sigue con su tensa situación entre flamencos y valones, en España, Cataluña enarbola la bandera independentista para exigir mediante el chantaje al Gobierno central un mayor financiamiento para salir de su endeudamiento, en Reino Unido, el nacionalismo escocés sigue latente, mientras en Italia, los venecianos claman por la restauración de la Serenísima República de San Marcos, desaparecida desde 1797 con las Guerras Napoleónicas, mientras la Liga Lombarda también desea la separación del Norte respecto del Estado edificado por la expansión del Piamonte en el siglo XIX.

En definitiva, las potencias occidentales tienen numerosos problemas, aún así, sobre todo EUA tiene la suficiente fuerza como para seguir resistiendo, habrá que ver qué sucede de ganar las elecciones presidenciales Mitt Romney, algo que aunque al principio parecía dificil, ahora no lo es tanto tras el debate de la semana pasada, en que el Republicano avasalló a Obama quien por un lado aparece como un líder débil y condescendiente con los rivales, o incluso caer en una estúpida temeridad al apoyar a las "Primaveras Arabes" que encabezan los radicales islamistas que estuvieron detrás de los ataques del 11 de septiembre del año 2001 y que ya demostraron que se le pueden ir en contra, tras el ataque al Consulado en Benghazi, Libia.

3.- Y ahora: ¡Looos Terceroos en Discordiaaaa!


Aparte tenemos un tercer grupo, donde podemos distinguir un bloque: "Las Potencias Sunnitas" en el mundo musulmán, y los otros emergentes en la cuenca del Pacífico, cada quien con su propia agenda.

a) Las Potencias Sunnitas:

En este bloque tenemos a las petromonarquías del Golfo Pérsico: Kuwait, Arabia Saudita, Emiratos Arabes Unidos, Qatar y Omán, países altamente desarrollados en cuanto a su economía, sustentada en sus enormes reservas de hidrocarburos, y que poco a poco han empezado a diversificar en otras actividades: telecomunicaciones, deportes, turismo, transportación aérea y marítima, y a los que se agrega una Turquía cada vez más reislamizada y desencantada con su eterna pretensión de ser europea y occidentalizada, pero que ahora pretende regresar a un rol importante en el Medio Oriente.

Estas potencias han apoyado descarada o subterráneamente a los movimientos islamistas radicales, no aceptan del todo a Israel, o si lo hacían, como el caso turco, ahora se distancian de ello y pretenden erigirse en defensores de la causa palestina. Así como quisieran desaparecer a Israel de la ecuación en la región, también desean sacar de ella a los intereses norteamericanos, sin embargo, la conveniencia económica y estratégica les ha hecho, hasta ahora, ser aliados de EUA, pues buscan crear un cinturón defensivo en contra de Irán y por eso han buscado establecer regímenes fundamentalistas en Egipto, Túnez, Libia y por supuesto, Siria, a fin de tener a esos importantes países bajo su control y conforme a sus intereses, y es que Irán es el eterno temor y rival de estos otros países, tanto por el natural expansionismo Persa como por practicar la versión Chiíta y herética del Islam.

Eso no quita, que, en un momento dado, se lanzarán sobre los despojos de Europa y acabarán con los restos del poderío norteamericano, en cuanto deje de convenirles, o incluso, como parece querer hacer Erdogan, aventarlos al conflicto para que sean ellos los despedazados y las potencias Sunnitas simplemente recoger los despojos: no cabe duda que ante el reforzamiento de Assad y su régimen sobre los rebeldes debido al apoyo ruso, chino e iraní que está recibiendo, la derrota de los grupos de la rebelión, pese al apoyo Occidental es más que cantada, ante la dispersión y la variedad entre dichas facciones y su desórden; por ello, Erdogán apuesta por una guerra en forma en que la OTAN, con las fuerzas norteamericanas, británicas y francesas, principalmente, al igual que en el caso libio, intervengan directamente en el conflicto sirio y lleven a la derrota de Assad, lo que será indirectamente, una derrota para sus rivales Persas, con quienes, por cierto, mantiene una relación ambigüa y que entra en ese doble objetivo: un Irán controlado y un Israel débil o desaparecido: está a favor de una Persia nuclear que mantenga a Israel bajo control, pero no de una que sea hegemónica y deje a los turcos sin su rebanada del pastel.(De ahí también es de temer que se desate una carrera por el armamento nuclear en Medio Oriente que multiplique los arsenales descontroladamente).

b) Los emergentes en el Pacífico:

En el lejano Oriente: Japón, Corea del Sur, Indonesia y Australia son enigmas: Japón a duras penas puede ocultar su deseo de venganza respecto de EUA y sus aliados en la II Guerra Mundial, a la vez que tiene diferendos territoriales centenarios con Rusia y China, pero no puede desembarazarse hasta ahora de la tutela y la vigilancia de sus vencedores en la pasada contienda global. Por lo pronto, sus "Fuerzas de Autodefensa" no tienen casi nada que envidiarle al ejército imperial de Hiroito en los años 30 y 40, salvo que ahora no produce su propio armamento, sino que cuenta con equipo militar de producción norteamericana y europea; y cuenta con la tecnología para adquirir capacidad nuclear en 6 meses.

Sin embargo, el nacionalismo japonés va en aumento, la población de lugares como Okinawa quiere que los norteamericanos se vayan de sus bases y apoya las reivindicaciones sobre las Senkaku, lo que ha servido sin embargo, para tensar las relaciones económicas y comerciales entre los dos grandes imperios asiáticos, --lo cual ha servido para frenar al crecimiento de China junto con los problemas económicos norteamericanos y los conflictos en Medio Oriente y dar un respiro a Occidente--; también, cada vez son más las voces que piden en Japón una constitución propia en vez de la promulgada por el General McArthur, y devolverle al Tenno o "emperador" ciertas tajadas de poder real en el entramado político japonés que naufraga en la corrupción y la inepcia desde hace unos 30 años y que no corresponde con la naturaleza valiente y esforzada del pueblo nipón.

Corea detesta a Japón y detesta a China, el Norte, con Kim Jog Un inicia tímidas reformas económicas, al tiempo que mantiene un gran poderío militar y nuclear; el sur, entre tanto, no se manifiesta tan hostil a la tutela Occidental, y es una verdadera potencia económica emergente; las reformas, dentro de unos años bien podrían llevar si no a la reunificación, sí a una especie de alianza o cooperación entre ambas Coreas, una vez que el pretexto ideológico ya no sea tan fuerte a ser esgrimido por el ahora joven Kim III, con lo que tanto el Imperio del Sol como el Imperio de los Dragones temblarían, al volverse Corea una potencia por derecho propio y con capacidad de desplegar su política propia.

Australia cada vez es menos Occidental y cada vez tiene una mayor conciencia de que si ha de jugar será en el campo asiático, donde sus intereses la llevan a chocar irremediablemente con China y con Japón, Indonesia, por su parte, aunque es el país musulmán más poblado del mundo, está muy alejada de Medio Oriente, surcada por múltiples problemas con sus minorías étnicas, es sin embargo, una potencia emergente que a su vez se dirige a colisionar con Australia y con Malasia en su zona, cabe señalar que a estas potencias les mueve el temor a la fuerza de China, que ha causado un gran desequilibrio en toda la Cuenca del Pacífico.

4.- ¿Y México, dónde está?????

México no está en ninguno de estos tres bandos que pelean por el poder mundial; desgraciadamente, nos encontramos reducidos a ser un Estado-Paria: sujetos, por un lado, a los avatares de la política de nuestro vecino del norte, por otro, aislados en nosotros mismos, en medio de una gran violencia del crimen organizado, divididos gracias al radicalismo de los partidos políticos, con un sistema educativo quebrado, las marchas, manifestaciones, reclamos son lo más usual, no tenemos estabilidad política y sobre todo, carecemos de un factor importantísimo para salir airosos de una situación tan compleja como la actual: UNIDAD NACIONAL. Mientras sigamos en esta órbita, nuestro hundimiento estará más que asegurado y la Historia nos pasará por encima, mientras nuestra sociedad se encuentra en franco proceso de descomposición, y la verdad, parece que no hay nadie que lo pare.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Venezuela:

La reelección de Chávez se explica en este contexto, aunque en realidad el joven candidato opositor Henrique Capriles Radonski haya ganado la mayoría del voto popular, aparecería que el actual Presidente y falso enfermo de cáncer habría ganado; él es el hombe del BRIC, es el agente principal de Moscú en América y también el de Teherán, las potencias emergentes no se iban a dejar quitar un aliado tan importante  en forma fácil; a Rusia, Brasil, la India, China e Irán les tiene muy sin cuidado la situación del pueblo venezolano, lo que importa es la posición de poder que Chávez les ha otorgado en este continente, y no la piensan perder por nada del mundo; por el contrario, veremos que en los próximos años las dictaduras del eje bolivariano: Chávez en Venezuela, Correa en Ecuador, Morales en Bolivia, Ortega en Nicaragua y la familia Kirchner en Argentina, así como una Cuba en proceso de Perestroika-light, se consolidarán y se convertirán en un serio desafío para el poderío y la influencia norteamericana en el resto de América, e incluso, en un serio riesgo para la independencia de aquellos países que no se sumen al eje; ya lo veremos...

No hay comentarios: