Buscar este blog

17 de mayo de 2010

UN REQUIEM POR RONNIE JAMES DIO





Este mes de mayo, tan lleno de acontecimientos tristes o desagradables agrega también la muerte de Ronnie James Dio, uno de los cantantes que yo, en lo personal, más he admirado: falleció a los 67 años de edad, víctima de un cáncer de estómago.

Dio, nacido en New Hampshire, EUA de una familia de origen italiano, ha sido sin duda una de las grandes estrellas del rock pesado o Heavy Metal y uno de los cantantautores más influyentes no solo en este subgénero del Rock, sino que su estilo interpretativo permeó o influyó en muchos otros, sus letras sobre temas a veces oscuros, sobre leyendas medievales, brujas, demonios y dragones, caballeros y hombres lobo, o la lucha entre el bien y el mal ("Heaven and Hell") libertad y superación ("Time to Burn", "Neon Knights"), introsprección y represión ("Don´t Talk to Strangers") o crítica a la vida desenfrenada y sin objetivos de los jóvenes ("Die Young") han sido igualmente influyentes por su temática y profundidad.

Músico de formación en el Rhytm and Blues, como trompetista y cantante para lo que contó con su magnífica voz de barítono, su vida misma corrió paralela con la del Rock and Roll, iniciándose en los años cincuenta en el Rockabilly, para después, en los sesenta, unirse al rock psicodélico-progresivo en sus inicios, en que él y su banda, todos ellos dotados de una corta estatura (Dio mismo medía 1.60m) adoptaron el nombre de "Elf", e impresionaron a los integrantes de Deep Purple, especialmente él como vocalista, por su talento incuestionable, tan es así que cuando Ritchie Blackmore abandonó la legendaria banda pionera del Hard Rock se unió a Dio y su grupo, transformándose en "Rainbow" y dirigiéndose al Heavy Metal en los setenta.

En los ochenta, llenaría el hueco dejado por Ozzy Osborne en Black Sabbath y para muchos, entre los que me incluyo, el mejor disco editado por esa mítica agrupación sería "Heaven and Hell" y Dio, con su voz y su dominio escénico llegó, a mi modo de ver, a superar al después estrella de Reality Shows. Impulsado por el éxito, Dio se lanzaría como solista con una banda donde entrarían numerosos talentos jóvenes a los que apoyó e impulsó al estrellato: Cozy Powell o Vivian Campbell entre ellos.

Ultimamente, Dio se había reunido con Geezer Butler y Tony Iommi, así como con Vinnie Appice para lanzar nuevos discos en un proyecto que, por problemas legales con Ozzy, tendría que llamarse "Heaven and Hell" lanzando un excelente álbum en vivo grabado en el Radio City Music Hall de Nueva York y dos de estudio en los últimos tres años... lamentablemente, enfermó el año pasado y su salud ya no le permitió seguir en la gira mundial que se había proyectado. Ayer, Dio se fue en paz, querido y admirado por miles de fans en todo el mundo a quienes siempre trató con amabilidad, aprecio y agradecimiento.

Una gran pérdida para la música popular actual, su música queda con nosotros y su voz seguirá siendo una inspiración y un aliento para los que, como en mi caso, crecimos escuchándolo.

DESCANSE EN PAZ.

No hay comentarios: