Buscar este blog

9 de abril de 2010

NI VENCEN NI CONVENCEN


Al inicio de la Guerra Civil Española, en 1936, el gran escritor Miguel de Unamuno, entonces Rector de la Universidad de Salamanca, sentenció con claridad y certeza al bando Nacional o Franquista: "Venceréis pero no Convenceréis" y cuánta razón tuvo: el General Franco venció en la contienda a los Republicanos comunistas que amenazaban con transformar a la nación ibérica en un satélite de Moscú bajo un régimen tiránico, mas lo hizo sin escrúpulo alguno y empleando una crueldad similar a la utilizada por los Izquierdosos españoles en la persecución religiosa y política dirigida hacia sus rivales, abriendo la puerta a extremistas como los Falangistas, aliándose con regímenes cuestionables como el de Hitler o el de Mussolini y no restaurando la legalidad republicana puesta en peligro por el Frente Popular, sino instaurando un régimen autoritario en beneficio propio.

De esta forma, aunque la causa del general gallego hubiese estado justificada (como yo creo que estuvo), quedó con una legitimidad cuestionada, ya que el alzamiento no se hizo con el fin de restaurar el orden constitucional ni legal de la España republicana, a la que había jurado lealtad, sino estableciendo un nuevo sistema dictatorial en sus manos, además de que se enemistó con gran parte de la población dada la brutalidad desplegada, así, Franco y su régimen nunca convencieron, y siguen siendo cuestionados hasta la fecha, aunque este militar y su movimiento ganó la guerra materialmente, la perdió moralmente, y su dictadura sirvió de combustible para fortalecer a lo más radical de la Izquierda española, que sobre todo ahora con Zapatero ha vuelto por sus fueros para ganar la guerra perdida setenta años antes aunque se lleve a España entre las patas.

Algo peor le está ocurriendo a los norteamericanos,--¡caray, qué ilustrativa está resultando la lectura del libro de Niall Ferguson!--No avanza nada la situación en Afganistán, y en Irak parece que el resultado final de la intervención ha sido establecer un régimen inestable y en manos de líderes como Muqtda Al Sadr y jefes tribales dispuestos a hacer saltar el edificio una vez las tropas norteamericanas abandonen el suelo mesopotámico, en Afganistán, por otro lado, la insurgencia sigue atacando con virulencia, la reciente ofensiva desplegada por la OTAN únicamente tuvo un efecto más teatral que real, y para colmo, los norteamericanos ya se han ganado un nuevo enemigo: Hamid Karzai, a quien ellos mismos pusieron al frente del Gobierno de la nación centroasiática , y es que al parecer, este antiguo empleado de las petroleras de Bush ha empezado a negociar con los Talibán un acuerdo que debe ser ventajoso tanto para él (en principio, seguramente la primera cláusula debe contener que su pellejo estará a salvo) como para los antiguos estudiantes de Teología musulmana.

Pero lo peor de todo está siendo el frente "moral", donde los norteamericanos están perdiendo miserablemente. A pesar de la formidable tecnología desplegada y de los contingentes armados destinados a Afganistán, no están venciendo, y al igual que Franco, tampoco están convenciendo de que las guerras desatadas como consecuencia del 11 de septiembre del año 2001 son justificadas o necesarias ni animan a la población a apoyar a sus soldados para alcanzar la victoria. Lejos está la imagen de libertadores que las armas americanas se labraron durante la Segunda Guerra Mundial y que ni por muchas series como "Band of Brothers" o "The Pacific" que hagan Tom Hanks o Steven Spielberg se va a recuperar, ni siquiera la imagen de custodios de Occidente ante la amenaza soviética perdura ante hechos como el registrado en el vídeo con el que comienza esta entrada en el que un helicóptero de asalto "Apache" liquida a civiles, incluyendo a unos periodistas.  La opinión pública norteamericana, antiimperial de por sí, que núnca ha estado a favor de expediciones imperiales (por ello la constante retórica que disfraza las guerras como expediciones por la Libertad y la Democracia) como Ferguson los señala, harta y cansada ya de nueve años en el candelero, nueve años de brutal carnicería en el Medio Oriente sin beneficios claros para el país, y harta de sufragar con sus cada vez más asfixiantes impuestos el endeudamiento del país desatado a fin de hacer frente a la contienda y a los servicios de salud que amenazan con volverse un Leviathán capaz de devorar al coloso del norte con suma facilidad, está reaccionando en forma negativa ante estos acontecimientos.

El espíritu militar norteamericano que empezó a romperse en Vietnam amenaza ahora con su quiebre definitivo: espanta la crueldad sádica y desquiciada con la que combaten, o más bien asesinan, estos soldados, muchos de ellos ni siquiera son norteamericanos auténticos, sino inmigrantes enrolados con la esperanza de obtener la ciudadanía y con ella la legal estancia en el país y un trabajo que en su lugar de origen se les niega con la perspectiva de tener un futuro, aunque definitivamente lo perderán por las secuelas psicológicas o físicas de la guerra. La perspectiva de la derrota se hace más cercana, y con ella, la renuncia al Imperio y el fracaso económico. El gigante se tambalea y será vencido, no por las cimitarras, bombas suicidas o balas de los militantes Talibán y Al Qaeda, sino por el divorcio entre el ejército, la población y el gobierno, así como por la presión económica que crece día con día para unas finanzas debilitadas por una cultura que primó el exceso sobre la previsión y la prudencia... las consecuencias las tendremos todos, ni los más antiamericanos tendrán ganas de festejar...

Agárrense...
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Camaradas:


Los atentados suicidas en el metro de Moscú le vinieron a Vladimir Vladimirovich Putin y a su protegido Dimitri Anatolievich Medvedev justo ahora que crecían los cuestionamientos al manejo que la pareja gobernante en Rusia le ha dado a la crisis económica y a la reforma militar en Rusia, nada como un atentado, justo en la estación frente al siniestro palacio de Lubianka, sede de la KGB/FSB como para brindar la oportunidad de demostrar nuevamente puño de hierro y acariciar con el látigo a los lomos eslavos tal y como es de su gusto.

Hay quienes piensan que esto fue un autoatentado para provocar esto y que la población vuelva a ver en Putin al salvador en turno de la "Santa Madre Patria" y hay quienes opinan que posiblemente se trata de una estrategia urdida por los servicios secretos norteamericanos que apoyan a la insurgencia chechena para desestabilizar Rusia y abrir una brecha entre el gigante eslavo y los grupos islámicos Hamas y Hezbolá, así comocon Irán, a quien Moscú ha apoyado en su programa nuclear en forma discreta pero contundente al venderle uranio y tecnología mientras emplea una retórica ambigua hacia Occidente de estar a favor de sancionar a la potencia persa. La verdad, hay puntos favorables para ambas explicaciones, pero también es probable que se trate de un ataque espontáneo de la guerrilla chechena, finalmente, todos salieron beneficiados en algún sentido: Putin-Medvedev fortalecerán su autoritarismo y su popularidad ante la población, pero también se les pone una piedra en el camino y se cuestionará a la relación entre Rusia y el Islam, siempre tan conflictiva y con doble filo, habrá que estar atentos a lo que pase en los próximos meses.

Entre tanto, Putin no pierde tiempo y visita Venezuela: no cabe duda que toca a Hugo Chávez ser el bufón que resulta útil para la estrategia del BRIC en la desestabilización del "patio trasero" norteamericano, saben de sus ridiculeces y extravagancias, pero bien saben que resulta útil inflamando a las hordas de radicales y antiamericanos en Latinoamérica, por lo que, decididamente, el ex-espía acudió a apuntalar al ex paracaidista ante su pésima gestión económica, pero mostrando que el terror, esa arma tan bien empleada por Zares y Secretarios Generales del PCUS, puede servir para sostener a líderes aliados aunque sean nefastos, pero útiles y en contra de la voluntad de los subyugados.

Habrá que ver qué es lo que se traen entre manos ex-soviéticos y bolivarianos, pero de entrada, que no se extrañen si pronto, como respuesta a las bases americanas en Colombia aparecen bases rusas en Venezuela.

Entre tanto, el tratado de limitación de armas nucleares se firma entre Obama y Medvedev, pero a diferencia de los años 80, ahora la ventaja está en la cancha de los rusos, que han conservado una reserva en el tratado para retirarse en caso de que los norteamericanos vuelvan a amenazar a Rusia con un escudo antimisiles y les aseguro que cualquier pretexto será bueno para alegar esto y ejercer la reserva.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Paulette:



La muerte de la niña Paulette Gebara Farah en el Estado de México en misteriosas circunstancias ilustra el grado de decadencia y de descomposición social en que nos encontramos; todo indica que la pequeña posiblemente fue víctima de su propia madre, y es uno más de los casos de violencia doméstica o intrafamiliar que se han extendido en todo el país y en todas las clases sociales, muchas veces con resultados no solamente trágicos, sino hasta aberrantes y terroríficos; hace unos tres años, el país se conmocionó con la muerte de dos niños pequeños a manos del novio de la hermana mayor de ellos que aparte era amante de la mamá, eso en Monterrey y también en un estrato socioeconómico alto, hoy sucede esto, motivado quizá por la infidelidad conyugal de la mamá de Paulette durante un viaje a Los Cabos.

Ante el hedonismo y el egoismo actuales los niños se convierten en las principales víctimas pues son concebidos como estorbos para la realización y la ¿felicidad? de sus padres, la vida en familia exige responsabilidades y deberes a cumplir, que muchos no desean hoy en día para no arruinar la diversión, todo va en camino hacia la destrucción de las familias: madres y padres solteros, matrimonios del mismo sexo con derecho a adoptar, dinkys (matrimonios sin hijos por propia decisión) aborto, y violencia.

Si la familia es la célula de la sociedad y las células están cada vez más enfermas... ¿cómo estará el organismo?

No hay comentarios: