Buscar este blog

5 de abril de 2010

LOS TAMBORES DE LA DECADENCIA ECONOMICA



Abril empieza tras estos días de reflexión y oración que son el Jueves y Viernes Santos, tras los escándalos a los que nos referimos en el post anterior y que pretenden servirle a la Izquierda y a otras tantas fuerzas de la decadencia de nuestra civilización como pretexto para arrinconar o eliminar el hecho religioso cristiano, uno de los pilares de Occidente, no me queda más agregar que lo ocurrido es también parte del fenómeno de la decadencia que ha permeado incluso al clero, garante de los valores éticos y espirituales que nos caracterizan. ¿Cómo no va a ser esto, cuando en Holanda, por ejemplo, se corrompe a los niños desde edad temprana? Estamos en una sociedad en que pareciera que el tener relaciones sexuales por la sola obtención de placer es la meta más importante a cumplir en la vida, según podemos leer en el siguiente artículo de Libertad Digital... Esto no es educación es corrupción de menores, simplemente; sin embargo, nadie censura ni pide la cárcel para esos izquierdosos...

Pero volviendo al tema, la decadencia de las civilizaciones es un proceso complejo, que abarca desde los aspectos políticos y sociales, éticos y hasta religiosos, pero también y en un lugar muy importante: la cuestión económica. Este mes de abril, pendiente para leer tengo el libro "Coloso, Auge y Caída del Imperio Norteamericano" de mi colega (tengo el honor de decirle así, ya que él es profesor de Historia de la Economía, asignatura que yo imparto, salvo que él lo hace en la Universidad de Nueva York) Niall Ferguson, historiador británico, libro escrito en el año 2005 y en que, en forma casi profética, predijo la actual crisis económica que amenaza con poner fin a la hegemonía norteamericana, lo cual se hace cada vez más cerca ante el incremento del gasto público y el consiguiente endeudamiento astronómico al que está llegando el gobierno de Obama.

Ferguson es famoso por otro libro fundamental para todo aquel que desee conocer las diferentes doctrinas económicas como es la "Historia del Dinero", sobre la cual incluso se produjo una serie documental transmitida en el Discovery Channel o en el canal Infinito, conducida por el propio autor (sin poses de verdulero como Taibo II, por supuesto) y en este libro aplica el análisis económico para explicar cómo fue que EUA de ser un conjunto de 13 pequeñas colonias inglesas en América, no muy ricas, rebeldes contra el imperialismo británico, se convirtió en la primer potencia mundial, y esto fue sobre todo, gracias a que los norteamericanos supieron construir un sistema político sólido y fuerte, y a la vez, pero sustentado en un sistema económico eminentemente liberal y en el que el Gobierno apenas interviene, dejando que sólo se desarrolle. Por el contrario, el progresivo aumento del tamaño del aparato burocrático, el incremento del gasto público y el endeudamiento registrado en EUA a partir de la gran crisis de 1929 y sobre todo tras la Segunda Guerra Mundial poco a poco han llevado a que el peso económico del gobierno ha aumentado, mientras que las cada vez mayores, pero algunas de ellas necesarias, regulaciones a los procesos económicos norteamericanos, han ido, poco a poco, minando las iniciativas de los particulares, lo que frena al desarrollo. Esta situación se está haciendo realidad, mientras que el endeudamiento espectacular de EUA disparado a niveles estratosféricos con Bush Jr. y Obama amenaza con llevar a la primer potencia mundial a la insolvencia.

Esto está llevando a que ya se hayan prendido las alarmas entre los altos mandos militares norteamericanos, como lo atestigua el reporte elaborado por el Estado Mayor Conjunto en que hace referencia al endeudamiento y el incremento de gastos militares como causa de la decadencia de imperios en el pasado: la España imperial, el Imperio Otomano y el Imperio Británico, en pocas palabras, se actualizan las tesis previstas por el también historiador de la Economía Paul Kennedy en su libro, de 1986, "Auge y Caída de las Grandes Potencias".

Algo muy importante que menciona Ferguson es la cultura del exceso, esto es, que la gente, y los gobiernos, han buscado vivir más allá de sus capacidades económicas gracias a la magia del crédito. El caso más patente y representativo de ello sería el de Islandia, pero también Grecia, Portugal, Irlanda y España, los llamados "PIGS" de la Unión Europea, países que financiaron su desarrollo con costosos créditos que ahora son imposibles de pagar, el caso de Grecia, además, es extremo, al darse que el Gobierno fue el máximo empleador y el motor total de la Economía, generando un Estado de Bienestar con pensiones elevadas, salarios altos para la burocracia y sistemas de servicios médicos para toda la población, que no pudieron ser sufragados por una economía subdesarrollada y que solamente vivía de los subsidios que la Unión Europea da. Por ello, la Unión plantea endurecer las condiciones para pertenecer a la unión monetaria y evitar los injustos rescates financieros que inciden sobre todo, sobre el contribuyente alemán, que ya de por sí tiene bastante con el rescate de la mitad oriental del país que aún no se salda. De esta manera, es muy probable que los PIGS terminen por abandonar el Euro, ya que ninguno de ellos llenaría los requisitos, aunque a decir verdad, una Francia con casi la mitad de su PIB dedicado al gasto público tampoco canta mal las rancheras para la insostenibilidad de la unión monetaria, que la verdad, parece tambalearse.

EUA aun cuenta con mucha fortaleza económica y la interrelación que sostiene con prácticamente todo el mundo puede ser una garantía de que no se hundirá tan fácilmente, pero igualmente puede provocar que todo el entramado económico mudial se derrumbe con él, y Ferguson lo lamenta, él apoya la existencia del Imperio Norteamericano no por ser un imperialista desalmado y explotador de los países pobres, como dirían los izquierdosos más extremos, sino porque, al igual que Jean Baptiste Duroselle, reconoce que la existencia de los imperios es un mal necesario, ya que estos entes que desde el siglo XVI han estructurado a su alrededor a la comunidad internacional (España, Francia, Inglaterra, Rusia-URSS, Imperio Otomano y EUA) y establecido mal que bien un orden que garantiza que la violencia y la lucha por el poder se salga de ciertos límites; lejos de ser un paraíso pacifista, el mundo multipolar que se avecina amenaza con ser un verdadero infierno de luchas y rivalidades en el caos, similar a la Europa altomedieval tras el fin del Imperio Romano de Occidente.

Las alarmas están encendidas, Ferguson lo ha vuelto a plantear en un nuevo artículo que acaba de salir en la famosa revista "Foreign Affairs"

En definitiva, se trata de un libro fundamental para entender lo que vemos a diario en las noticias... las predicciones de Ferguson, ¿se cumplirán? algo me dice que lo sabremos muy pronto...
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Serie Pésima:


History Channel está haciendo una serie documental sobre el bicentenario de la independencia de los países  hispanoamericanos, entre ellos México, sin embargo, creo que está muy lejos de ser algo realmente interesante y objetivo centrado en los hechos históricos, antes bien, creo que se trata de una serie planteada como panfleto de la Izquierda Latinoamericana, como siempre tan esclerótica, tiránica y populista, y destinada más que nada a perpetuar los mitos clásicos:

1.- La pretendida "igualdad" entre todas las ex-colonias españolas, es cierto que estamos hermanados por la lengua y la religión mayoritaria Católica (lo que no le gusta reconocer a los izquierdosos que tratan de hallar el hermanamiento en los antiguos pueblos indígenas, que eran tan diferentes entre sí como los Persas de los Griegos y estos de los Chinos y en la valoración puramente negativa, de la dominación ibérica sobre el continente) pero hay enormes diferencias entre los mexicanos y los peruanos, y entre estos y los argentinos que nos hacen países con hondas brechas que los separan: climas y ambientes, costumbres, modos de ser, formas de ver la vida, etc. incluso el tipo de lengua española que se habla, a veces, resulta casi intraducible cómo se expresa un argentino para un mexicano y viceversa, por dar un ejemplo.

2.- El uso del término "Latinoamérica" chapuza inventada por Napoleón III para sacar a España de América y meter a Francia en el continente (y también a Brasil, el eterno extraño en Sudamérica) y que ahora parece usarse en forma exclusiva para los países de habla española, y que excluye de forma casi racista a Haitianos y Quebequenses de habla francesa y por tanto cultura latina.

3.- La identidad del indígena precolombino y el latinoamericano actual... ¿en serio? ¿Hay esa identidad entre un argentino de apellido italiano, por ejemplo: Alberti y Atahualpa o Moctezuma? Si es así, entonces Bill Clinton y Toro Sentado son también asimilables. Hay una herencia cultural y en muchos casos racial, pero siempre se olvida la otra parte: la española y la europea-occidental en general.

4.- Los pobres buenos y los ricos malos.

5.- Los problemas son causados siempre por los malvados norteamericanos o por la Iglesia o por los europeos, en especial los españoles, que fueron siempre unos atrasados... en definitiva, los villanos de siempre.

6.- La bondad y santidad de populistas y desmadrosos: Perón, el Ché, Fidel Castro, Allende, Juárez, etc...

7.- La identidad entre el liberal, pero autoritario Bolívar y otros líderes independentistas y personajes históricos, con las causas socialistas y democráticas (no eran ni una cosa ni la otra), mito popularizado por Chávez, pero que en México también se aplica: la Izquierda saca el estandarte de Juárez, por ejemplo, cuando éste era totalmente anti-socialista.

En definitiva, es pura propaganda sin que aparezcan historiadores de otro espectro ideológico que no sea el progresismo neo-marxista; para colmo, se da la intervención de "grandes expertos", caray!! ¡jamás habría imaginado que faranduleros como Juan Luis Guerra, Carlos Vives, Diego Torres o Demián Bichir fueran Historiadores de renombre! Cuando el History Channel haga una serie sobre la Independencia de EUA bien valdría la pena que participen expertos de la talla de Paris Hilton, Leonardo di Caprio, Justin Timberlake o Gene Simmons y Lindsay Lohan, o sobre la Revolución Francesa en que participen Jean Reno, Gerard de Pardieu, Zinedine Zidane y Alizeé para que nos colmen con su sabiduría.

En definitiva, algo decepcionante...
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------Bajezas:


Este empoderamiento de la farándula y la frivolidad se da con fuerza en México y muestra de ello es la importancia que se le da al enlace entre el torpe, cobarde, inmaduro y en pocas palabras estúpido líder actual del PAN: César Nava con una cantante de segunda de nombre artístico Patylu, aparte de todo, son un par de hipócritas completos: ¿no dicen defender a la familia? ¿a los valores? el joven político acaba de separarse de su esposa con la que procreó tres hijos para casarse con la farandulera... ¿dónde quedó la defensa de la familia de la que se llenan la boca ambos personajillos? Y Santiago Creel ¿qué tal? su romance con Edith González (de quién se dice, también flirteó con López Obrador tras la muerte de su esposa) y el rompimiento de su matrimonio porque el descendiente de hacendados la cambió por una joven amante con la que ya tiene una hija (aparte de la habida con la actriz). Tipejos como estos: hipócritas, machistas y de doble vida son los que desprestigian al conservadurismo y dañan a los valores que dicen defender...

Y ni se diga de la Izquierda o del PRI: ahí tenemos a Ebrard casado (no sé cuál número de esposa sea) con la antigua actriz telenovelera Mariagna Pratts y a Peña Nieto enredado con Angélica Rivero... aunque bueno, he pensado que los políticos actuales y los faranduleros en México y el mundo (ahí están Sarkozy y la Bruni, por ejemplo) están aliados porque comparten algo muy importante: su total falta de moralidad y de valores éticos, así como la facilidad para prostituirse... ¿no lo creen?

No hay comentarios: