Buscar este blog

25 de marzo de 2010

OBAMA EN LA ENCRUCIJADA



El Presidente norteamericano Barack Hussein Obama se encuentra en un momento crucial dentro de su mandato que definirá el curso del mismo y probablemente su reelección o salida del palacio presidencial de la Avenida Pennsilvania en el 2012, así como su paso por las páginas de la Historia con dos puntos fundamentales:

1.- La Reforma Sanitaria.

2.- La redefinición de la relación entre Estados Unidos e Israel.

Ambos puntos pueden representar su canonización o su condenación, y con ellos se juega en mucho el papel de líder global jugado por EUA hasta ahora.

Véamos ambos puntos y también analicemos cómo pueden estar más relacionados de lo que parece a simple vista, pues en apariencia un tema es de política interna y el otro, eminentemente externo.

1.- La Reforma Sanitaria:

Esta polémica reforma al sistema de seguridad social en nuestro vecino del norte implica, fundamentalmente, la obligatoriedad de contar con un seguro de asistencia médica, la ampliación de la cobertura de los mismos y su abaratamiento... La realidad, es que la finalidad de esta reforma es puramente recaudatoria a fin de que ayude a tapar los hoyos en el déficict público, como se desprende del análisis hecho por "Libertad Digital", el problema es que para mantener los costos bajos, el gobierno debe subsidiar costos de medicamentos, equipamiento y costos de tratamientos, lo que implicará una inversión enorme y para obtener los recursos necesarios, deberán crearse nuevos impuestos.

Esto no quita que quizá tendrá un efecto positivo para las clases desfavorecidas y evitar lo que Michael Moore enseña en su documental "Sicko", sin embargo, tal y como en México tenemos experiencia de setenta años con el IMSS y el ISSSTE, se trata de una carga financiera gigantesca para los contribuyentes y que además, su gestión no ha sido la óptima, encontrándose, sobre todo en los últimos años, en una situación bastante precaria, viéndose las reformas necesarias para el debido manejo de los recursos, obstaculizadas muchas veces por los derechos adquiridos en épocas de abundancia por gobernantes y legisladores irresponsables y que no supieron calcular a futuro los reales costos sociales de tantas prebendas.

México no es el único caso, tal y como se desprende del artículo de "Libertad Digital" hacia el que se dirige la liga, los sistemas de seguridad social estatales siempre terminan incrementando sus costos, puesto que son, como todos los servicios públicos, deficictaria, pues se gasta en proporcionar los servicios, mas no se espera generar una utilidad como sería en el caso de un negocio privado, utilidades que pueden ser reinvertidas en la mejora de los mismos, en este caso, y ante el incremento poblacional, o ante una natalidad poco a poco más frenada, incremento de jubilados y pensionados, y de servicios de cuidados geriátricos, el gasto tenderá a incrementarse, dependiendo de la creación de nuevos impuestos o del endeudamiento público, para financiarse.

Lo peor es que Obama utilizó tácticas realmente marrulleras para obtener el voto favorable de la mayoría en el Senado, sobre todo tomando en cuenta que tras el deceso de Edward Kennedy y la victoria electoral del candidato Republicano Scott Brown para sustituirlo en el escaño correspondiente a Massachussets la mayoría demócrata se vió comprometida, así que se la pasó prometiendo una serie de programas y mejoras para los diferentes estados, algunos, realmente difíciles de cumplir, o de plano, mal informó a los legisladores, lo que ahora provoca el airado reclamo de algunos que ya no pueden echarse para atrás.

Sin embargo, hay una manera de que Obama pueda llevar a buen término su plan, y es el reducir el gasto público no prioritario y obtener recursos para el financiamiento del sistema de salud: Esto casi siempre implica reducir, drasticamente, los egresos en materia militar, y en ello tenemos el segundo de los puntos aquí planteados:

2.- Redefinir la relación con Israel:

El Medio Oriente, que desde tiempor bíblicos ha sido una zona particularmente explosiva y por la que han pasado infinidad de Imperios y multitud de guerras, ha sido desde 1948 un polvorín debido a la fundación del Estado de Israel como una avanzada de Occidente incrustada en el mundo islámico, saldándose su creación con la expulsión de la población palestina, de lengua árabe y de religión mayoritaria musulmana, (aunque con una importante minoría cristiana, tanto católica (que data desde las Cruzadas) u ortodoxa (que data de la dominación romano-oriental) Esto ha sido la causa de todos los conflictos que se han vivido en la región desde entonces, 


La existencia de Israel se ha sostenido en el apoyo que tanto financiero como en materia de armamentos le ha proporcionado EUA al Estado Judío, lo que implica un enorme gasto para el gobierno norteamericano que no es compensado con beneficio alguno: Israel está lejos de ser un puerto mediante el cual el petróleo pueda embarcarse de la región hacia Occidente y tampoco proporciona ningún producto importante que los norteamericanos puedan necesitar, salvo, quizá, algunos desarrollos tecnológicos en materia militar, pero eso sí, ha servido para que EUA sea atraido a los más diversos conflictos y combata las más distintas guerras en la región, sin que hasta ahora, haya podido controlar plenamente la zona y sus riquezas energéticas, pero eso sí, haya perdido las buenas relaciones y ganado el odio de países y de pueblos enteros que quizá en otras circunstancias bien hubieran podido ser sus socios comerciales.


De igual manera, el lobby judío al interior de EUA ejerce una permanente influencia sobre el gobierno de Washington, donde habitan más judíos que en Israel, dándose ya varios casos de dobles lealtades y de espionaje; la justificación para todo ello es el Holiocausto vivido por los hijos de Jacob en la Segunda Guerra Mundial, algo que cada vez aparece más lejano en el tiempo y más una especie de leyenda o de tema de película para las nuevas generaciones, que además se molestan ante el uso perverso que hace el Estado de Israel de haber sido víctimas hace 70 años para ahora ser los verdugos en aventuras militares y ataques a la población civil palestina que sólo pueden ser calificados de "Terrorismo de Estado" como lo ocurrido en Líbano en 2006 o en la Franja de Gaza a fines de 2008.


Ante esta situación, resulta claro que para lograr la pacificación de la región se necesita que Israel pierda su estatus especial de protegido o ahijado de EUA y se convierta en un Estado como cualquier otro: Benjamín Netanyahu, que preside el actual gobierno ultranacionalista israelí en su actual visita a Washington no cesa de refrendar que Israel tiene el derecho a defenderse a sí mismo, y pues, adelante, que esta defensa de su soberanía y seguridad la haga con recursos propios... a ver si puede...


De hecho, la política hacia Irán está siendo de amenazar pero sin la real intención de aislar al régimen islámico, por el contrario, todo parece enfocado a dejar que los persas continúen con el desarrollo de armas nucleares, para lograr así el equilibrio entre ambas potencias de Medio Oriente, lo que asegurará la paz, pues ni Israel pretenderá atacar a los Palestinos ni a sus vecinos, mientras que los iranís también se verán limitados, hay que recordar  que los Persas también han demostrado su vocación expansionista desde el siglo V a.C. en innumerables ocasiones. Dentro del mundo musulmán, los iranís no han sido muy apreciados que digamos, y por tanto, Israel tiene a su favor esa enemistad del resto del mundo islámico de mayoría sunnita contra la antigua Persia de carácter chiíta. La cosa sea de que los israelíes abandonen su postura fanática y radical y sepan conformar alianzas con sus vecinos, pero para ello, se requiere mayor racionalidad de su clase dirigente, y circunstancias que lo forcen a ello, y puede que esto ocurra si Obama redefine la relación entre su país y el Estado Judío.


Para EUA, esto llevaría a la posibilidad de alcanzar la paz tanto en Irak como en Afganistán y a normalizar sus relaciones con el mundo musulmán; de paso, reducirá sus gastos militares, lo que posiblemente, le permita destinar recursos del presupuesto militar al bienestar interno.

No hay comentarios: