Buscar este blog

30 de agosto de 2008

27 agosto
QUÉ LE FALTA A LA DERECHA…

A la llamada "Derecha" le hacen falta dos cosas fundamentales: presencia y congruencia.
Presencia, porque, a diferencia de lo que sucede con la "Izquierda", carece de intelectuales capaces de defender con vehemencia y razonamientos los postulados de las doctrinas tradicionalmente consideradas como conservadoras, como es el pensamiento cristiano, las auténticas ideas del liberalismo económico o la Filosofía Aristotélico-Tomista. De igual forma, no se cuenta con gente capaz de hacer atractivos estos postulados a las grandes masas, mismas que se encuentran ante unos medios masivos de comunicación que parecen totalmente copados por la Izquierda y sirven de lleno como vehículos para el adoctrinamiento de la población: como ejemplo, en el reciente debate sobre el aborto resulta clara la tendencia en todos los medios por favorecer la postura a favor del "derecho a decidir", mas los espacios cedidos a los movimientos "pro-vida" resultaron ser reducidos o de plano nulos, siendo pocos los periodistas o caricaturistas en la prensa escrita, por ejemplo, quienes escribieron en contra del aborto. Y luego resulto curioso, que un dibujante excelente como Paco Calderón, semanas antes había sido aplaudido por una viñeta en la que criticaba el rol desempeñado por el clero católico en México sobre todo durante la Colonia y el siglo XIX, para después ser virtualmente crucificado en el foro de opinión de su sitio de internet: www.pacocalderon.net por los mismos que le habían vitoreado al presentar otro dibujo en que señalaba con firmeza su postura antiaborto. Le reprochaban que cómo era posible que él siempre caracterizado por un pensamiento liberal ahora se presentaba con un pensamiento reaccionario y propio de Torquemada, el famoso inquisidor español de fines del siglo XV.
El pensamiento de "Derecha" sin duda ha producido intelectuales notables, como los británicos Chesterton o Ann Ryand, (el primero católico, la segunda libertaria) los mismos Tolkien y C.S. Lewis o el economista alemán Ludwig Von Mises, el francés Chautebraund que reaccionó contra el jacobinismo irracional de la Revolución Francesa y en el caso de México, tampoco nos quedamos cortos: un Lucas Alamán en el siglo XIX, quien probablemente fuese la figura más lúcida y realista del periodo formativo del Estado Mexicano, y tras la Revolución: Manuel Gómez Morín, Efraín González Luna, José Vasconcelos, (aunque éste después se dirigió hacia la mal llamada extrema derecha), y más recientemente Carlos Castillo Peraza. Sin embargo, en la actualidad esto no sucede, no ha surgido ninguno capaz de revertir la imagen negativa que los términos "Derecha" o "Conservador" conllevan y que ha sido explotada hasta el extremo por la literatura y el cine, que siempre cuentan la historia como si fuese la lucha libre: rudos contra técnicos, el bien contra el mal, blanco contra negro. Basta con ver películas como el "Laberinto del Fauno" para llevarse la impresión de que los guerrilleros marxistas de la República Española eran los defensores del bien, la libertad y la justicia al estilo de GI Joe y los católicos Nacionalistas de Franco la encarnación misma del mal, ignorando que los Republicanos del Frente Popular habían traicionado la esencia democrática y liberal de la Segunda República y habían efectuado masacres como la de Paracuellos del Jarama y otras contra sus opositores, quemado iglesias, conventos antiguos y bibliotecas que hicieron desaparecer gran parte de la riquísima herencia cultural que España ha aportado a la humanidad, para finalmente, facilitarle las cosas al Generalísimo, (que hay que decirlo, no era una hermanita de la caridad, sino también fue uno de los grandes carniceros del siglo XX pero que al menos tuvo la visión de Estado suficiente para darle a España la paz y las condiciones para desarrollarse) con sus disputas internas y los constantes asesinatos entre ellos.
Tampoco ayuda la aparición de los llamados "Neoconservadores" norteamericanos, que no tienen nada de conservadores, puesto que su ideal de implantación universal de la Democracia por la guerra procede ni más ni menos que de León Trotsky, a través de Leo Strauss, filósofo alemán que concibió además que la Democracia debe ser el mecanismo legitimador de la implantación de elites gobernantes entre aquellos que sean los más aptos para el mando y sean iniciados en ello en forma verdaderamente esotérica. El secuestro que han hecho del Partido Republicano del gobierno de Estados Unidos y su política belicosa y cruel ha llevado a un desprestigio total del verdadero conservadurismo, pese a la postura valiente de los auténticos representantes de la "Derecha" norteamericana como Pat Buchanan o Justin Raimondo, que ejercen a través de un sitio de internet como es www.antiwar.org contraria y de denuncia a las erradas y megalómanas políticas del movimiento neocon.
Pero lo peor es encontrar en la Derecha de otros países, como es en España en sitios de Internet como el del Grupo de Estudios Estratégicos: www.gees.org o el sitio de prensa "Libertad Digital": www.libertaddigital.org artículos que defienden la política agresiva de Bush y demoniza totalmente al Islam o a la Política rusa y a la figura de Putin a quien comparan, fuera de toda proporción, con Stalin, y llegar al extremo también de comparar al régimen chino actual y los Juegos Olímpicos de Pekín/Beijing con los Juegos de Berlín de 1936 y la dictadura Nacionalsocialista alemana, lo cual es exagerado: el régimen "comunista" chino tiene sus claroscuros, pero es infinitamente más liberal y menos agresivo que el régimen de Hitler. Esto resulta lamentable para organizaciones que han denunciado con claridad y valentía las intenciones e hipocresías de la izquierda como son ambas en España y otros sitios, porque la verdad, adoptar la postura de ver en George W. Bush a un defensor de la libertad y de Occidente cuando es quien más ha enfilado a la principal potencia occidental hacia el autoritarismo y cuyo gobierno ha tenido consecuencias desastrosas para su país y para el mundo es vergonzante y realmente infame, pero sobre todo, muestra la verdadera falta de calidad intelectual entre los autores y periodistas de Derecha, al asumir una posición que se puede calificar como poco inteligente, pues no son capaces de ver lo obvio o se encuentran tan cegados por su fanatismo ideológico y prejuicios que tratan de defender lo indefendible.
Congruencia, porque los políticos de Derecha son frecuentemente señalados como hipócritas, que aunque dicen muchos de ellos ser afines a una corriente de pensamiento o religiosa y actuar en contrario a ello, siendo corruptos e ineficientes, y aunque los izquierdosos pueden ser igual o más corruptos o incongruentes que los políticos de Derecha, su prestigio intelectual y su capacidad mediática les permite ser más inmunes al escándalo o ser más efectivos al momento de "ventanear" a los contrarios. Esto es innegable, los gobernantes actuales de México, identificados con la Derecha, han resultado realmente ineficaces y han elevado la corrupción a niveles nunca antes alcanzados, aunque esto no ha sido privativo de ellos, y basta dar un vistazo a lo que es el Distrito Federal para comprobarlo y ver que la Izquierda carece de autoridad moral para denunciar los malos manejos de los otros y viceversa.
En fin, mientras la Derecha no supere el bache intelectual, no podrá derrotar a la Izquierda, por lo pronto, no parece fácil.

No hay comentarios: