Buscar este blog

3 de octubre de 2015

RUSIA EN SIRIA


Definitivamente estamos presenciando el fin de EUA como potencia hegemónica a nivel mundial: ha sido un largo proceso iniciado en el 2001 tras los ataques a las torres gemelas de Nueva York, pero que finalmente ha acabado con la era en que Washington fungió como capital del mundo: fue un breve periodo: 1989-2015, sólo veintiséis años de ser el único punto de decisión global, aunque ya desde el 2008 podría decirse que EUA vio cada vez más contestada tal posición ante el creciente poderío económico y político de Moscú y Pekín, así como la recuperación de posiciones en el aspecto militar por parte del gigante eslavo, y la obtención de ese rubro por parte del imperio de los dragones, tras siglos de encierro en sí mismo y ser superado por las potencias occidentales.

Rusia se encuentra interviniendo en Siria en apoyo a su aliado regional: el gobierno de Bashar el-Assad, en contra del Estado Islámico, este naciente Imperio Musulmán encabezado por el autoproclamado Califa Abú Bakr II Al Baghdadí, mismo que surgió como resultado de las intervenciones norteamericanas y occidentales en Irak y Medio Oriente, y las Primaveras Arabes de 2011, que no trajeron la Democracia al estilo occidental, sino prepararon el camino para que los intereses de los regímenes absolutistas e islamistas radicales de Arabia, Kuwait, Emiratos Arabes y Qatar planteasen la creación de un nuevo imperio o al menos, de un cinturón de regímenes fundamentalistas sunnitas con la finalidad de contener a un Irán que, desde la década de los 90 y pese a las sanciones, se perfilaba por un camino de desarrollo y empoderamiento destinado a regresar a los Persas a la cumbre como potencia dominante en la región, capaz de desestabilizar al mundo con sus decisiones como ha sido desde el siglo VII a.C., objetivo que fue claramente mostrado bajo la presidencia de Mahmoud Ahmadinejhad y su activa y casi temeraria política exterior por un lado y mantenida bajo un perfil más prudente, pero constante, por su sucesor: Hassan Rohani, que se saldó con la capitulación de EUA aceptando su programa nuclear, y la readmisión plena de Teherán en el panorama internacional con el levantamiento de las sanciones económicas que pesaban sobre el régimen chiíta persa desde 1979.

A mi parecer, esta es la primera guerra de la nueva era que está iniciando: es el primer enfrentamiento entre dos poderes imperiales de nuevo cuño: la Rusia resurgente de la mano de Vladimir Vladimirovich Putin, hoy por hoy el estadista más poderoso del mundo y el Estado Islámico, ante el cual, un EUA, pasmado, permanece como espectador, al lado de una espantada Europa a la que se ha venido encima la avalancha de refugiados (¿o colonizadores?) musulmanes provenientes de Siria, Irak y Norte de Africa, sin saber qué hacer.

¿Qué sucederá? ¿Putin destruirá a la amenaza del ISIS? ¿O entrará junto a éste y a sus patrocinadores: las monarquías árabes y Turquía, a un juego geopolítico en que acepten cambiar de ruta de expansión hacia Europa (sacrificando y destruyendo en el camino al nefasto Erdogan) a fin de que los débiles y emproblemados países del Viejo Continente acudan ante Moscú por su maternal auxilio? ¿O simplemente para que se distraigan con el Islam mientras recupera tranquilamente toda Ucrania o al menos el este, los Países Bálticos y Moldavia? Putin ha hecho gestos para ganarse al Islam ruso y hasta más allá de sus fronteras, como poner fin al separatismo checheno con una estrategia de palos y zanahorias, quedando reducida la insurgencia a un movimiento casi residual, sin capacidad para llevar ataques a gran escala, y finalmente, inaugurando una gigantesca mezquita en el corazón de Moscú.

Entre tanto, EUA no puede hacer otra cosa más que presenciar pasivamente lo que pasa: ya no existe ningún Curtis LeMay que con toda hombría y valor declarara que la entonces Unión Soviética podía ser derrotada vía la Guerra Nuclear, a la que temería el pueblo estadounidense, pero no él. Por el contrario, la administración Obama ha actuado con abundantes dosis de cobardía y de subordinación a los intereses de Riyadh, Doha o Abu Dhabi sin pudor alguno, además de una increíble ignorancia e incomprensión sobre la realidad del Medio Oriente y el mundo islámico, plantaron una bomba que les estalló en la cara. Este fracaso, por sí mismo, debería llevar a la derrota absoluta de las pretensiones presidenciales de Hillary Clinton y al nuevo Gobierno, que llegue a la Casa Blanca en 2017, a una auditoría profunda de lo ocurrido durante los ocho años de administración demócrata y a fincar responsabilidades a un gobierno que prefirió distraer al mundo entero con frivolidades como el matrimonio homosexual, un demagógico y falaz debate sobre migración y también sobre el calentamiento global, mientras el frágil orden internacional construido por sus antecesores se le desmoronaba entre las manos, la debilidad del Gobierno Obama se ha parecido, sólo en eso, al de Carlos II en la crepuscular España de los Austrias y su incapacidad de tomar decisiones firmes, ocultada bajo oropeles barrocos, ahora bajo pantallas mediáticas.

La próxima administración norteamericana la tendrá difícil, probablemente hará intentos para recuperar la capacidad de influencia que ahora Putin le ha arrebatado: no podrá; el Kremlin se ha garantizado quedar como la potencia que reordenará al Medio Oriente, incluso la visita de Benjamín Netanyahu a Putin en los días previos al inicio de las operaciones del Ejército Rojo en Siria puede explicarse a que Israel, tras ser prácticamente abandonado por EUA, y ante un futuro sombrío rodeado de enemigos: Irán por un lado, Assad, también, pues apoya a Hezbollá y mantiene su compromiso con la causa palestina, su influencia sobre el Líbano y sus reclamos por los Altos del Golán, y el radicalismo Sunnita representado por el ISIS por el otro, también motivado por la situación de Palestina, ha buscado garantías de parte del líder ruso: la preservación de la existencia del Estado Judío en el rediseño que el Kremlin plantee para la región.

Falta por ver las consecuencias que venga después de esto: el monopolio de las intervenciones armadas que ostentaban Washington y sus aliados de la OTAN ha quedado roto por la primera intervención en el exterior (lo de Georgia hay que ser sinceros: fue un asunto interior, el país caucásico es una provincia separada del imperio) de Moscú desde la malhadada guerra de Afganistán, claro, a EUA le quedará el tratar de aplicar la misma táctica que en aquel conflicto financiando y entrenando a las fuerzas antirrusas en Siria, lo que ha estado haciendo hasta ahora, sin embargo, Putin no es un senil como Brezhnev, ni un enfermo terminal como Andropov o un ingenuo como Gorbachov, si intervino en Siria es porque sabe que EUA no tiene con qué enfrentársele, más que los arsenales nucleares, algo que nadie se atreve a hacer. 

¿Inspirará el actuar de Moscú a China a intervenir también en contra de Taiwán o para arreglar el contencioso que tiene con Japón, Vietnam y Filipinas por sus fronteras marítimas.

No cabe duda, estamos al inicio de una nueva época, confiemos y esperemos.

14 comentarios:

durakoko-chan dijo...

Buenos dias!! me preguntaba si al igual que con los Tzompantli, no estaba interesado en hablar sobre los cadaveres encontrados que pertenecian al grupo de Cortes.

YORCH dijo...

Estimado durakoko-chan: Es un tema interesantísimo!! aunque bastante incómodo de hablar en México, donde ha dominado un discurso indigenista en la Historia Oficial, este hallazgo, que no es nuevo, sino de hace unos dos años, que seguramente no será muy publicitado en el país, puesto que se nos ha manejado, desde fines del siglo XIX, una Historia pintada en blanco y negro en términos maniqueos, donde los Españoles son los malos y los "Aztecas", los buenos, aquí vemos que un grupo de 550 europeos, africanos y mulatos antillanos (una nueva etnia que mostraba ya el enriquecimiento que empezaba a mostrar América en su diversidad humana como lugar de encuentro de pueblos) en su mayoría civiles, que no eran otra cosa más que inmigrantes, colonizadores que venían en pos del "sueño americano", mismo que es muy anterior a EUA, fueron atacados y tratados en forma salvaje a manera de represalia por la llegada de Cortés y para apelar el auxilio de los dioses.

El hallazgo es incómodo porque demuestra de manera irrefutable tanto los sacrificios humanos como el canibalismo ritual de los Mexica y otros pueblos mesoamericanos, cosa que han negado los indigenistas atribuyéndolo a la exageración de los misioneros católicos a fin de imponer el Cristianismo, por un lado, como también el grado de salvajismo y crueldad al que llegaban al matar hasta a niños de formas crueles y violentas, se muestra pues, el contraste entre una Europa renacentista, --sin negar los abusos, excesos y crueldades cometidas también por los hispanos-- que se encontraba ya formulando los postulados del humanismo y los derechos humanos, como la propia España con Fray Antonio de Montesinos, las Leyes de Burgos y poco después con Fray Francisco de Vitoria, y unas civilizaciones que, pese a sus grandes méritos, como el desarrollarse en completo aislamiento respecto del resto de la raza humana, con sus logros en artes, arquitectura, ingeniería, etc., seguían ancladas en el primitivismo neolítico.

Lamentablemente, muchos fanáticos del indigenismo, que son mestizos, o hasta descendientes de europeos puros, festejarán esto como "el justo castigo a los malvados invasores", a la par que reclaman que Trump pida endurecer las medidas contra inmigrantes hispanos en EUA, bueno, los Mexica y Acolhúa aplicaron medidas aún más extremas contra estos inmigrantes, que llegaron de España y las Antillas buscando una vida mejor. Necesitamos un cambio de óptica y juzgar los hechos del pasado con objetividad a fin de reconciliarnos con él y aceptarnos plenamente como somos: miembros del Mundo Occidental con ciertas herencias nativas de América, pero realmente enraizados en la herencia de Europa. Solo así dejaremos de sentirnos conquistados y levantaremos la cabeza.

durakoko-chan dijo...

Muchas gracias por su respuesta, es bastante informatica, creamelo o no, pero e intentado ver las conversaciones en las paginas de noticias y ninguna es estimulante, mas que nada solo repiten las mismas frases burdas que escuche de mi maestra de primaria, la cual por cierto era tan clara como la palabra.

Voy a sugerir que por su comentario tan animado, lo va a pensar un poco mas de corazon espero que asi sea.

Puede que este pidiendo demasiado, pero podria usted decirme o recomendarme un libro del porque muchos piensan que Tenochitlan fue una ciudad mas espectacular que Teotihuacan o cualquier ciudad del clasico?

Vuelvo a repetirlo, gracias por la charla tan estimulante.

YORCH dijo...

Gracias, en cuanto a un libro, no lo hay, así muy claro, aunque te puedo recomendar "1491" de Charles C. Mann, donde se describe mucho logros y defectos de las civilizaciones americanas; en efecto, en el mismo se habla que la época de mayor esplendor en Mesoamérica había sido el Clásico (1-900 d.C. aprox.) que coincidió con un gran florecimiento en todo el continente de redes de comunicación y comercio, así como de grandes ciudades e imperios.

Muy probablemente, lo que pasa es que Tenochtitlan es la que conocieron los Españoles, y es una época en que las ciudades grandes escasean, Cholula había sido una gran metrópoli, pero en el Postclásico su gran pirámide ya parecía un cerro, Cempoala y Tlaxcala eran ciudades más pequeñas, mientras que la ciudad de México había sido concebida como una capital imperial, y construida por ingenieros y arquitectos no Mexicas, sino Culhúas (toltecas), o Acolhúas que fueron aportados por Nezahualcóyotl. Los Mexica eran en realidad bastante incultos o rudimentarios como para planear y edificar esa ciudad, ya conociendo actualmente la envergadura y los monumentos teotihuacanos o mayas, nos queda claro que probablemente Tenochtitlan hubiera palidecido ante Teotihuacán, Tikal, Palenque o Calakmul. La vida en las ciudades-estado maya del Clásico probablemente fue tan esplendorosa como en sus similares griegas, mientras que el Postclásico más bien fue una época oscura, muy violenta y en la que, a través de los Mexica, apenas a la llegada de Cortés parecía darse una vuelta al orden tras la crisis representada por las invasiones bárbaras (chichimecas) y la caída de los grandes imperios clásicos (Teotihuacán y Tula) y de las ciudades mayas.

George_Meister dijo...

No coneces un libro que hable sobre el periodo del milagro mexicano? Hablando del periodo de años años post revolucionario

YORCH dijo...

George-Meister: Uno con una visión muy crítica sobre el tema: "Cien Años de Confusión" de Macario Schettino.

durakoko-chan dijo...

Gracias de nuevo!! y mas aun, que fuera tan rapido su respuesta. El libro de Charles C. Mahn 1491 una nueva historia de las Americas, fue el primer libro que lei, y debo decir que el que usted lo recomiende me emociona, porque me enamoro bastante ese libro.

Y tambien por sus ejemplos, pero temo decir que cuando se saca relucir este tema mis comentarios no fueron diferentes al suyo, pero estan dificil que se entienda que los Mexica no fueron los maximos representantes de mesoamerica, no se lo toman a bien o responden con evasivas como "pero fueron los mas belicos" (ni idea del porque esa frase) o " pero en su momento no tenia esa cuidad comparacion" incluso un "Pero lo hicieron en medio de un lago". Creame que la conversacion me desespero y decidi dejar que los otros ganaran.

Si cree que hay otra cosa que pueda recomendarme, me encantara leerlo.

Me hubiera gustado tener un maestro de historia como usted. Espero no incomodarlo.

YORCH dijo...

Gracias, gracias de nuevo! Bueno, la ciudad debía verse espectacular al estar en un lago, pero esto se ha revelado a lo largo del tiempo como un error, primero por las inundaciones que la afectaron en la época prehispánica y durante el Virreinato, y que se solucionó solamente secando el lago, causando un desastre ecológico y con un suelo reblandecido, gelatinoso, del antiguo lecho lacustre, lo que aumenta los efectos destructivos de los terremotos al amplificar las ondas sísmicas.

Otros libros con visión crítica: el del Padre Mariano Cuevas SJ o el de Francisco Bulnes, son ya muy antiguos, pero muy acertados en su visión de la Historia de México.

durakoko-chan dijo...

Gracias!! Espero poder encontrarlos n.n

George_Meister dijo...

El libro "el fin de la confusión" es el mismo que el de "100 años de confusión"

Salvador dijo...

Que opinas sobre el nuevo tratado transpacifico?

YORCH dijo...

George_Meister: No, son libros diferentes, y Salvador: el Tratado puede ser una extraordinaria oportunidad económica para México, lo mismo que fue el NAFTA en su momento, mismo que no ha sabido ser aprovechado en su totalidad --y no fue nocivo como los propagandistas de RT lo quieren hacer ver o la Izquierda, lo quieren hacer ver, gracias a ello, los mexicanos tenemos acceso a la globalidad-- sin embargo también hay que ver el trasfondo político, sin duda el Tratado Transpacífico es un tratado envenenado dirigido por EUA contra China a fin de crear una alianza comercial con los enemigos del poderío chino en Asia Oriental, como Vietnam, Filipinas o Corea y Japón, quienes buscan el respaldo contra el Celeste Imperio; sin embargo, EUA no puede dejar fuera a China cuando depende tanto, comercial y financieramente, de ésta.

Al final, creo yo, terminará indirectamente beneficiando a China, y si México sabe moverse, también le puede beneficiar a él.

Salvador dijo...

Ahuevo México

Anónimo dijo...


La mayoría de los padres sin embargo descartaron las precoces advertencias acerca del golpe maligno que se preparaba, porque estaban intoxicados de la atmósfera de euforia y aturdidos por el bombo mediático con que había sido acogida la apertura del Concilio Vaticano II. Sin embargo, deberían haberse mostrado preocupados de que los enemigos de la Iglesia, incluyendo a liberales, comunistas, masones y sionistas en todo el mundo calificaron el evento como un paso gigantesco para la la humanidad.


Es ampliamente reconocido hoy en día – tanto por los adversarios como por los partidarios de la Revolución que se desató en la Iglesia – que el cardenal Montini controlaba entre bambalinas, desde Milán, la dirección y la agenda de las primeras jornadas del Concilio. Después de su apertura, Montini trasladó el centro de operaciones a la suite que ocupaba en el Vaticano y que tradicionalmente se reservaba para cardenales residentes.

Según Amerio, L’Osservatore Romano publicó en la víspera de a apertura del Concilio, extractos de un libro sobre el futuro del Concilio, escrito por el cardenal Montini y publicadao por la Universidad de Milán. Montini subrayaba en él, que la misión del Concilio sería ajustar la Fe para minimizar en ella los elementos sobrenaturales de manera que fuera más aceptable para el mundo moderno y el hombre moderno.

......

cuatro días antes del “flash” que inspiró al Papa Juan, el Concilio, Küng declaró ante un público estupefacto, en una conferencia en la Hofkirche (Abadía) de Lucerna, Suiza, no sólo que iba a haber un concilio general, sino que también señaló su orientación y orden del día. [32] .

Cuando publicó, un año antes de la apertura del Concilio, Concilio, Reforma y Reunión , Küng demostró que él sabía más que el Papa Juan acerca del concilio próximo a celebrarse [33]

Mientras que siguiendo la orden de Juan XXIII, la Curia y la Comisión Preparatoria del Concilio trabajaban febrilmente en la redacción de esquemas ortodoxos destinados a servir de base para las deliberaciones de los Padres, Montini y compañía se ocupaban en redactar esquemas paralelos, destinados a ser adoptados cuando llegara el momento de echar a la papelera los proyectos aprobados por la Curia y recomenzar todo de cero. [29] .

En cuanto a los miembros de la oposición leal, que eran débiles y desorganizados, cometieron el fatal error de subestimar toscamente la capacidad del enemigo. A medio camino del Concilio, literalmente se derrumbaron. Esto no supone ninguna sorpresa, ya que tenía en contra de ellos, tanto a Pablo VI como a Juan XXIII, que detentaban el poder supremo dentro de la Iglesia.

El Complot contra la Iglesia por Maurice Pinay, publicado originalmente en italiano, fue lanzado en el otoño de 1962, durante los primeros días del Concilio. Este libro muestra que no todo el mundo ignoraba la intriga política y teológica urdida por los constructores del Concilio [30] .
https://moimunanblog.wordpress.com/2015/10/09/el-rito-de-la-sodomia/