Buscar este blog

4 de marzo de 2014

MEXICO: TRIUNFOS PARCIALES

Mientras el mundo se agita ante el resurgimiento del coloso moscovita, en México seguimos ocupados en la pequeñez de nuestros asuntos particulares y creyéndonos aislados o ajenos a lo que ocurre en el mundo; siempre nos pasa eso, creemos que las conmociones del mundo nos dejarán ilesos e inmaculados y no es así, menos ahora; si un país tan secundario en América como Venezuela está siendo escenario de la lucha por el poder entre las potencias en este "Juego de Tronos", ¿qué sucederá con México, en la frontera más estratégica del mundo, con EUA?

Por lo pronto, hagamos un repaso de los últimos y más importantes acontecimientos ocurridos en nuestro país:

1.- La Caída de "el Chapo" Guzmán:


La captura de Joaquín "el Chapo" Guzmán Loera, uno de los jefes criminales más poderosos del mundo por parte del Gobierno de Enrique Peña Nieto en México es sin duda un logro y un paso decidido hacia la normalización de la vida social en el país y la recuperación de la seguridad pública; por supuesto, no han faltado voces, sobre todo provenientes de sectores anti-priístas, que han  intentado de todo para menoscabar la acción, desde señalar ridículas teorías conspirativas, como que el detenido no es el narcotraficante, que todo fue un montaje o que incluso, el mafioso pactó su entrega con el Gobierno.

Dichas tesis parecen obviar el paso del tiempo, pues las fotos y vídeos de 1993, hace 21 años nos muestran a un Chapo joven, de treinta y pocos años de edad, hoy en día, se trata ya de un hombre cincuentón en quien el paso del tiempo y algunos tratamientos cosméticos han dejado huella, lo mismo que la altura de los zapatos usados en una y otra ocasión hacen la diferencia, pero además de estas ridículas tesis, es muy probable que la captura del sinaloense se haya salido del guión, ya algunos autores han apuntado que la política de las administraciones panistas en México (la de Fox, incluso, le ayudó a escapar de la prisión de Puente Grande, aquí en Guadalajara, incluso) y la de Obama en EUA, había sido brindarle protección a este capo a fin de que quedase como el único proveedor de narcóticos para la inmensa demanda norteamericana, eso explicaría la violenta guerra contra el crimen organizado desatada por Felipe Calderón, que en realidad tendría como objeto limpiar de rivales el mercado de las drogas y en general al mundo del crimen para que el Chapo quedase con todo el poder y el monopolio a su interior.

De igual manera, han sorprendido las manifestaciones convocadas por los familiares del criminal mostrando apoyo hacia éste y exigiendo su liberación en su natal estado de Sinaloa. Muchos se preguntan porqué: bueno, aparte de que los manifestantes han sido generosamente pagados para ello, en Sinaloa y en general en el norte del país existe una visión romántica del forajido, del delincuente, no muy diferente a la que se gestó en EUA, en el "Salvaje Oeste" durante la segunda mitad del siglo XIX alrededor de personajes como Jesse James o Billy the Kid, aquí tenemos la figura de Jesús Malverde, bandido que asaltaba las haciendas sinaloenses a inicios del siglo XX y que es hasta venerado popularmente como si fuese un santo, o la de Doroteo Arango/Pancho Villa, que de bandolero se convirtió en héroe militar de la Revolución Mexicana. Esto ocurre porque el Estado es visto como opresor o favorecedor de una elite de ricos y que perjudican a la masa de campesinos y trabajadores, una concepción política pseudomarxista que igualmente fue muy impulsada desde la Revolución, sino que desde antes por los Liberales en contra de los Conservadores; de esta forma, el delincuente, el bandido, se convierte en símbolo de rebeldía, de lucha contra un sistema opresor y asfixiante.

Además de ello, el Chapo, lo mismo que el anterior amo del crimen en México, el recién liberado Rafael Caro Quintero, o Al Capone en Estados Unidos, desarrolló una amplia labor filantrópica en comunidades marginadas y generó empleos, tanto en sus negocios ilícitos como en los legales que servían de tapadera o de lavado de dinero para aquellos, algo en que el Estado Mexicano ha fallado miserablemente.

Pero además de estos beneficiarios de las acciones criminales del Chapo hay otros que tiemblan y están intranquilos ante la detención del líder delictivo, no en balde, ahora se ha destapado el negocio sucio hecho entre PEMEX y la empresa "Oceanografía" al parecer por los hijos de Martha Sahagún, esposa actual del ex-Presidente Fox, incluso parece que ha bajado de intensidad el debate sobre la legalización de la mariguana y otras drogas. Como sea, el Chapo no pudo construir su imperio criminal sin ayuda de autoridades de ambos lados del Río Bravo, si deveras se quiere acabar con el flagelo de las drogas, debe, por un lado, atacarse al consumo, por otro, a las estructuras financieras y de corrupción que sostienen al negocio, no hacerlo, dejará la captura de este jefe mafioso como una más que no representará ningún cambio, pues como la Hydra, se le cortará una cabeza al narcotráfico para que surjan siete en su lugar, agravando el problema en vez de resolverlo; sin embargo, la detención es un mensaje muy firme y serio de las intenciones de este Gobierno de reconstruir los controles verticales de los que hablaba hace poco en otro post acerca de Michoacán; es necesario recuperar la autoridad y la fuerza del Estado para imponer la obediencia a las leyes; falta mucho por hacer y esperemos que esto sea solo el principio.

2.- ¿Noche Mexicana en los Oscares?


Por supuesto que debe dar orgullo el que el Director mexicano Alfonso Cuarón haya ganado el premio Oscar de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de EUA al mejor Director por su filme Gravity, mismo que creo, debió haber ganado el premio a mejor película, aunque finalmente, las consideraciones políticas y sociales en torno al gran trauma de nuestro vecino del norte: la esclavitud, pesaron y llevaron al triunfo a 12 Años de Esclavo, donde también ganó un premio la belleza de ébano Lupina Nyongo, nacida en México pero forjada en Kenya e Inglaterra por su participación como actriz secundaria. Por Gravity ganó también el fotógrafo Emmanuel Lubenzky, mexicano formado en las aulas de la UNAM.
 
Sin embargo, no echemos las campanas al vuelo: los premios ganados por Cuarón en este año le pertenecen sólo a él, ese famoso "¡ganamos!" del mexicano cuando un compatriota gana algo es muy característico de su carácter, como el de la mosca posada sobre el buey que trabaja la tierra, le encanta decir: "andamos arando", pero si algo sale mal, la conjugación cambia a la tercera persona: "¡perdieron!". Además, solo representan su logro por un trabajo bien hecho en una película, no queda consagrado para siempre; si no, ¿alguien se acuerda de Michael Cimino? Ganó el Oscar en 1979 por la dirección de la excelente The Deer Hunter con la excelente actuación de Robert de Niro y la aparición de ese monstruo de talento llamado Christopher Walken, acerca del drama de los soldados que regresaban de Vietnam con severas secuelas psicológicas y físicas. Dos años después, Cimino desbarrancaría su carrera con Heaven's Gate, una película problemática desde la temática: sobre la Guerra del Condado de Dayton, Montana, librada a fines del siglo XIX entre terratenientes angloamericanos e inmigrantes de Europa Oriental sin propiedades.
 
Aparte que aquella contienda pertenece al ámbito de las miniguerras civiles que jalonaron la Historia de EUA en forma posterior a la Guerra de Secesión y que quieren ser olvidadas, la película se perdió en costos elevadísimos de escenarios y reconstrucción histórica a un detalle maniaco, pese a lo cual Cimino cometió un error estúpido gigante de meter la anacrónica presencia de una pista de patinaje sobre ruedas en el Estados Unidos rural decimonónico, como una concesión a la moda disco presente todavía en 1981, el filme fue un fracaso absoluto pese a sus indudables méritos y el trabajo actoral de Kris Kristofferson y del propio Walken, tras ello, Cimino desapareció de la escena literalmente y las superproducciones dejaron de verse en el austero cine de los ochenta, hasta que a partir de 1990, con los efectos digitales, se pudo economizar en costos de filmación.
 
Pero volviendo al tema: el triunfo actual de Cuarón, quien en adelante debe ser muy cuidadoso para mantenerse vigente y no ser un Cimino, no le pertenece a nadie más que a él, lo mismo en el caso de Lubensky; en el caso de Lupita Nyongo, es de verse que ella no se concibe como mexicana, sino africana, y no es para menos; donde ha labrado su carrera ha sido en la tierra de sus padres: Kenya y en Inglaterra, donde llevó a cabo sus estudios escénicos, pedirle o exigirle que mencione que lo hizo "por México" es injusto y propio de regímenes totalitarios, como en China, donde una patinadora de velocidad en las Olimpiadas de Vancouver en 2010, fue cuestionada por las autoridades y aún por la opinión pública de su país por no haber agradecido a la patria china y sí a sus padres... imagínense que así se le hubieran echado encima a Jared Leto o a Matthew McCounaghey por haber agradecido a la autora de sus días pero no haber dicho un God bless America... como si el Estado les hubiese ayudado en algo en su trabajo.
 
Y es que pensemos, ¿Lupita Nyongo, de haberse quedado en México, habría triunfado? El medio del espectáculo controlado por Televisa y TV Azteca nos presentan a puros criollos rubios o castaños, de ojos claros y blancos como ideal de belleza mexicana; a la joven actriz de origen africano le hubieran dado una patada o la hubieran presentado como algo exótico sin darle oportunidad de nada más. Cuarón, tiene talento, pero aquí, con ese clan de Gael García, Diego Luna, Susana Zabaleta, Jiménez Cacho, los Bichir y demás gente formada en los foros de Televisa y reconvertidos en snobs de poses izquierdistas no habría pasado de filmar mediocridades. Antonio Rodolfo Quintana, ¿habría logrado algo más allá de hacer dramones rancheros del "Cine de Oro" mexicano que sirvieron para justificar la imagen de país creada por la Revolución y el PRI? En cambio, como Anthony Quinn se volvió un ícono universal.
 
Mediocridades que se expresan en el hecho de que el mayor éxito fílmico nacional haya sido Eugenio Derbez... sin comentarios...

No hay comentarios: