Buscar este blog

16 de diciembre de 2014

AL BORDE DEL PRECIPICIO I




1.- Conclusiones sobre Ayotzinapa:

Dejemos por un momento el ya cansino tema de Ayotzinapa, sin duda, como ayer lo decía el Almirante Vidal Soberón, Secretario de Marina de México, la terrible masacre ha sido aprovechada, sobre todo por la Izquierda, para fines políticos e intereses específicos.

Esto es muy sencillo de ver: las identificación ya realizada por el Instituto de Ciencias Penales de la Universidad de Innsbruck, Austria, de algunos restos calcinados encontrados en el basurero de Cocula, Guerrero, como de uno de los normalistas desaparecidos confirma la tesis postulada por el Procurador Murillo Karam y le hace coincidir además con los dichos del Padre Solalinde, quien es bien sabido, no es nada simpatizante de la actual Administración Priísta. Esto nos lleva a confirmar la versión oficial de los hechos: se trató de cómo un grupo de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa fueron secuestrados y eliminados por orden del Alcalde de Iguala a fin de evitar que reventaran el informe de su esposa al frente del organismo asistencialista: Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, DIF, por sus siglas, del municipio, algo que resultaría perjudicial para las aspiraciones políticas de la mujer a sucederlo al frente del Ayuntamiento, y los entregó al cartel del crimen organizado Guerreros Unidos señalando que se trataba de un grupo de agitadores vinculados con la banda rival: Los Rojos, a fin de que fueran exterminados, lo cual se hizo efectivamente. Esto, del vínculo entre los revoltosos estudiantes de la escuela rural y la banda criminal está por verse, o probablemente sea un secreto a voces en el estado de Guerrero, pero no sería de extrañarse en una entidad federativa que, como he relatado en este espacio en otras  ocasiones, desde su origen ha sido botín a repartirse entre caciques, grupos de poder, criminales y políticos, por lo que no sería extraño que los normalistas, que ya llevan tiempo siendo fuente de agitación constante en el estado, sean "carne de cañón" utilizada por tal o cual cacique, tal o cual grupo político o delincuencial en una u otra ocasión, para sus fines.

La cuestión está que el Alcalde Abarca y su mujer tuvieron todo el apoyo de los partidos de Izquierda: PRD, PT y Movimiento Ciudadano, así como del líder Andrés Manuel López Obrador, para llegar a la alcaldía y para sus futuras aspiraciones, mientras que el Gobierno de Guerrero, en las últimas administraciones, que han coincidido con el aumento de la criminalidad, de la violencia y de la agitación política, han sido igualmente de la misma facción política; por ello, como un distractor, los Izquierdistas, sabiendo que poseen un excelente manejo de las redes sociales y cuentan entre sus filas a periodistas de influencia como Carmen Aristegui o Denisse Dresser, se dedicaron a echarle la culpa al Gobierno Federal, el cual no ha sabido cómo responder a los ataques ni cómo revertir la crisis de imagen mediática creada además por la llamada "casa blanca de las Lomas" de Angélica Rivera, de la que hablé también en un post anterior.

Como sea, el Gobierno Federal aparece paralizado mientras Guerrero se desmorona, lo único que parece pondrá un fin a todo el movimiento surgido de Ayotzinapa es el creciente hartazgo de la gente, que ya está cansada de la violencia, sí de los delincuentes, pero también de los vándalos y de la impunidad, tanto de los políticos corruptos como de los mismos vándalos que son defendidos por los medios de Izquierda, según los cuales los manifestantes nunca rompen un plato pese a filmaciones, fotos y testimonios, que son infiltrados del gobierno un día, y al siguiente presos políticos. Como sea, esto solo deteriora no solo a la Administración de Enrique Peña Nieto, sino a las instituciones y al orden constitucional en México, y esto es muy peligroso; si se busca el derrocamiento del Presidente ¿quién entraría al mando? ¿Piensan acaso que no se daría una crisis gravísima?

¿Qué está detrás? ¿Los intereses de Carlos Slim, dañados por las reformas en telecomunicaciones y de competencia económica? ¿Elba Esther Gordillo, que desde la cárcel orquesta las movilizaciones de docentes en defensa de sus privilegios amenazados por la Reforma Educativa? ¿López Obrador, quien será apoyado por el empresario más rico del mundo a fin de llegar a la presidencia con su discurso populista e incendiario a cambio de que el libanés mantenga sus monopolios intocados? ¡Qué irónico sería que la extrema Izquierda marxista en realidad se encuentre trabajando para el principal capitalista del orbe!

Una pista: ya he señalado en otros artículos lo referente al llamado Grupo San Angel, especie de coalición formada hace casi 20 años entre políticos de Izquierda y del PAN, periodistas, académicos, líderes sindicales y empresarios supuestamente para impulsar la Democratización de México y en la que se orquestó la salida del PRI de Los Pinos y la llegada al poder de Vicente Fox y el PAN, pero cabría pensar que se trató de un pacto en que, a cambio de la alternancia en la Presidencia de la República, hubo un reparto del poder y la garantía de que ciertos privilegios, que empezaron a ser afectados bajo el gobierno reformista de Salinas, no fuesen tocados... Insisto, hace falta un estudio a fondo sobre lo que fue tal grupo y su influencia hasta el día de hoy, más cuando vemos que muchos de los actuales opositores a las reformas que se pretenden impulsar hoy en día y simpatizantes con la desestabilización provocada desde las Izquierdas fueron miembros, como Carmen Aristegui o Denisse Dresser.

2.- EUA, entrampado:

Resulta entre cínica y tonta la oferta de ayuda de parte de Barack Hussein Obama/Barry Soetoro al Gobierno Mexicano para resolver la crisis de Ayotzinapa cuando su propio país está hirviendo. Primero está el caso Ferguson que ha provocado que en el país de las barras y las estrellas se reproduzcan imágenes similares a las que hemos visto en México en los últimos meses.

Hacia agosto, en el pueblo de Ferguson, Missouri, un adolescente de raza negra, alto y corpulento llamado Michael Brown tuvo la ocurrencia de salirse sin pagar de una tienda de conveniencia llevándose un paquete de cigarros y una bolsa de papas fritas. El cajero llamó a la policía, el oficial, un WASP (White-Anglosaxon-Protestant) completo de nombre Darren Wilson acudió al llamado y según las observaciones forenses, cuando Brown ya estaba de rodillas y con las manos en la nuca, le disparó seis veces, siendo el tiro mortal en la cabeza. Los defensores del policía aducen que actuó en defensa propia, aunque no hay pruebas fehacientes de que Brown intentara atacarlo, además de que iba desarmado; a pesar de ello, el policía fue exonerado por un Jurado y esto provocó la ira de las masas que salieron a protestar en el propio pueblo de Ferguson y muchas ciudades en el país, con actos de vandalismo: quema de coches y negocios, saqueos a tiendas, agresiones a policías, etc.

Como sea, esto ha vuelto a reavivar el eterno debate de EUA: el racismo y la en realidad, débil integración entre los numerosos grupos étnicos que componen la sociedad norteamericana: en el caso de los africanos, su llegada se dio como esclavos durante la Epoca Colonial, y aún en la primera mitad del siglo XIX como mano de obra para las grandes haciendas agrícolas del sur del país, recordemos que los británicos no encontraron una población indígena numerosa, nómada en la mayoría de los casos y que no practicaba una agricultura intensiva, por lo que no resultaba adecuada como mano de obra y fue sustituida por esclavos africanos.

Los Norteamericanos potenciaron después, durante el siglo XIX, el crecimiento de su economía a base de la inmigración sobre todo europea, a costa de que los propios Anglosajones, que si bien se mantuvieron como la élite dirigente, se quedaron sin patria: durante la Guerra Civil, a pesar de apoyar a los hacendados esclavistas del Sur, los Confederados también planteaban el mantenimiento de una sociedad aristocrática con fuerte raigambre británica, mientras que el Norte se dirigió por una sociedad genérica, amorfa y sustentada por el comercio, la industria y un discurso político que los alentaba y justificaba, generándose el EUA que conocemos: sin identidad, sin tradiciones, sin Historia ni cultura. En septiembre pasado, por ejemplo, pude ver un vídeo en que una anglosajona pedía a una hispana, que ni siquiera sabía hablar inglés, que retirara del jardín frontal de su casa una bandera mexicana, por estar en EUA y no en México. Creo que el gesto de la norteamericana no es racista ni xenófobo, me pude poner en sus zapatos y la comprendí: esto muestra la creciente tensión entre una población Anglosajona que fue la constructora del país, y las nuevas etnias, que llegaron cuando los descendientes de británicos decidieron que debían ser la élite que dirigiera todo y otros trabajaran por ellos, son ahora las que disfrutan de lo construido por los primeros, en cierta manera, los Angloamericanos sienten que les están robando su país.

Sobre la situación de los Negros, es cierto que la mayoría de la población carcelaria de EUA es de origen africano, que este grupo étnico constituye la mayor parte de la gente en situación de pobreza en EUA y que presenta muchos problemas sociales, y esto es porque empezó en desventaja a diferencia de otras razas y grupos, y en esto no tiene que ver la supuesta "inferioridad racial", un argumento inventado por los protestantes, en especial los británicos, para justificar el comercio y el uso de esclavos, argumento que por cierto, estaba en el origen de la teoría de la evolución de Darwin. Es cierto que los africanos no han tenido un Mozart o un Bach, pero han mantenido una tradición musical muy propia, que hoy por hoy, ha sido sumamente influyente en la música popular Occidental: una evolución de su música tradicional creó el Jazz y el Blues darían origen al Rock y al Pop, en las Antillas y Sudamérica, la música africana daría lugar a la Bossa-Nova, la Salsa o las Cumbias, mientras que el Rap y el Hip-Hop tienen también sus raíces en tradiciones africanas propias. En esto han superado a los asiáticos, que pueden tener grandes ejecutantes en música clásica como el pianista chino Lang Lang o el cellista de la misma nacionalidad Yo Yo Ma, y los directores de orquesta y coros japoneses interpretando obras de los compositores clásicos occidentales, mas no tienen compositores en dicho género y sus tradiciones musicales no han tenido impacto o influencia mundial. Por otro lado, las personas de color dominan el deporte, y tienen destacadísimos representantes en las artes escénicas, además de que han llegado alto también en negocios y política y como profesionales.

Sin embargo, cuando Lincoln emitió el decreto de emancipación y se dio la liberación de los esclavos, estos obtuvieron su libertad, mas no patrimonio, ni siquiera una indemnización o el pago de salarios que debieron haber sido devengados por su trabajo. De ahí que la mayoría de los afroamericanos, una vez libres, engrosaron las filas de la extrema pobreza, si a eso se sumó la política discriminatoria que se mantendría por 100 años de la conclusión de la Guerra Civil hasta las reformas impulsadas por el activismo de Rosa Parks, Luther King y Malcom X en los estados sureños, que les limitó el acceso a la Educación de calidad, o su libertad económica incluso.

De esa manera, es claro que muchos afroamericanos se encontrarán en situación de marginación y que les resultaría muy difícil superar unas circunstancias que les orilla en mucho a la criminalidad, junto con algunos rasgos culturales propios que perviven tras siglos de haber salido del "continente negro" (el pandillerismo, por ejemplo, lejano eco del tribalismo africano), les han obstaculizado la integración a una sociedad en la que el mestizaje y la fusión de culturas no existe o es vista como algo raro cuando no incluso reprobado. La conducta de los policías y cuerpos de seguridad en EUA hacia los negros se explica en una serie de prejuicios construidos sobre la discriminación racial por un lado y por otro, por la falta de integración en una sola identidad nacional. En EUA no existe una Nación, y por ello, el propio país no tiene nombre propio y los "gringos" hablan de su país como America, no tanto por soberbia como por tener un referente geográfico o acortar el nombre oficial y político de su país.

Hoy en día, esta desigualdad y la división al interior de la sociedad norteamericana se muestra de nuevo, cuando se pensaba que la elección de Soetoro como Presidente de EUA implicaba el cierre de tan añejas heridas. No es así, con una situación económica y social en que la desigualdad se ha incrementado, la apertura a inmigrantes impulsada ahora por el propio Obama con su acción ejecutiva para legalizar a millones, las tensiones internas amenazan con agravarse, además de que se revela que sus policías están muy lejos de ser los cuerpos eficientes, profesionales y sacrificados que vemos en las series de TV y películas o en canales documentales como el Discovery Investigation que fungen como propaganda para demostrar las excelencias y perfecciones de su sistema de Justicia (donde sin embargo, únicamente sale que las policías locales y estatales combaten a esposos celosos, esposas interesadas y enfermos mentales asesinos, pero nunca al crimen organizado); en vez de ello, se revela que los cuerpos policíacos norteamericanos son tan dados al abuso, violencia, brutalidad, extorsión e impunidad como los mexicanos o de cualquier otro país del Tercer Mundo. Solo así se explica que la protesta no solamente se restrinja a Ferguson o se refiera a ese caso o al del afroamericano neoyorkino estrangulado por un oficial, sino que existe una demanda generalizada por cambios en los procedimientos de las policías y una mayor responsabilidad de los mismos.

3.- La CIA, Expuesta:



Lo que ya se sabía desde el año 2002 tras la invasión a Afganistán y posteriormente la invasión a Irak acaba de ser revelado ya no como filtraciones o la obra de periodistas o documentalistas independientes, sino como un reposte oficial ante el Senado de EUA: se ha torturado sistemáticamente a los detenidos por terrorismo o combatientes enemigos en Afganistán e Irak que han sido apresados en dichos países y mantenidos en cárceles como la de Guantánamo, Cuba o incluso, en prisiones clandestinas utilizadas por la CIA en distintos países, fundamentalmente, de Europa Oriental.

Pero aún más, esto embarra directamente a los dos últimos Presidentes de EUA: George Bush Jr., cuya administración impulsó este tipo de medidas y hasta le dio soporte legal, lo mismo que al espionaje electrónico mediante la PATRIOT Act y otras disposiciones legislativas aprobadas e implementadas por su Gobierno como también un memorándum escrito por el entonces abogado del Departamento de Justicia de origen coreano: John Woo, en el que, además de crear el disparate jurídico de la categoría de "combatiente ilegal", se recomendaban ciertos métodos de interrogación que no son otra cosa que torturas, mientras que Soetoro, el actual mandatario norteamericano, no solo incumplió la promesa de campaña de cerrar la cárcel de Guantánamo, sino que protegió la práctica de las torturas y cubrió a la CIA.

Resulta increíble por tanto el cinismo de EUA que busca sancionar tanto a Rusia, como a Corea del Norte o Venezuela por violación a los derechos humanos, mientras que en su propio país, como es en el caso de los abusos policíacos o en esta ocasión, en el quehacer de la CIA contra el terrorismo esto es cosa de todos los días, con impunidad garantizada además para los responsables --basta ver en la liga arriba incluida la cobardía, el cinismo y la seguridad de que saldrán bien librados tanto el Director actual de la agencia, que refrenda su papel como Estado dentro del Estado capaz de condicionar con su actuación a la política exterior de EUA; es bien sabido que la agencia, desde su surgimiento tras la Segunda Guerra Mundial ha realizado multitud de operaciones incluso ilegales a fin de obtener financiamientos para sus operaciones u ocultar sus acciones cuando las mismas resultan cuestionables. Incluso, hay quien asocia a la agencia con el surgimiento de la demanda de drogas en el país y la protección y fomento del narcotráfico como una manera de obtener recursos extra además del presupuesto concedido durante la Guerra Fría.

El caso es que, a diferencia de años anteriores, en el propio Estados Unidos y en el ambiente internacional se pide el fin de la impunidad y el castigo a los responsables, sea quienes hayan  sido; así a vuelo de pájaro sin embargo, creo que todo terminará limpiando el nombre de los peces gordos: Bush Jr., Cheney, Rumsfeld y los que han sido directores de la CIA en estos dos periodos presidenciales, en cambio, si yo fuera Woo estaría preocupado, creo que de entre él para abajo hasta los verdugos y carceleros saldrán los chivos expiatorios a quienes cargarán de toda culpa, aduciendo que sobrepasaron sus órdenes o malinterpretaron las disposiciones legales.

Como sea, esta reacción ante el reporte sobre la tortura es algo sin precedentes; por décadas, los servicios de seguridad de EUA aparecían siempre como "los buenos" que defendían la Libertad y el orden internacional, hoy, la propaganda hollywoodense y televisiva parece que ya no convence ni a su propio pueblo. Como sea, estas graves fisuras corren el riesgo de agrandarse en el futuro y las consecuencias o secuelas las veremos.

En el próximo post veremos más al detalle otros sucesos en el proceso que amenaza con llevarnos al abismo, sobre todo el tema económico.

No hay comentarios: