Buscar este blog

19 de agosto de 2012

ECUADOR, ASSANGE Y REINO UNIDO



En una interesante jugada dentro del "Juego de Tronos" real que se está viviendo en estos días, el Presidente Ecuatoriano Rafael Correa ha concedido el asilo político a Julian Assange, el fundador de Wikileaks, algo que, por otro lado, ya se veía venir, por lo que no es una sorpresa que la decisión haya sido tomada por el autoritario mandatario ecuatoriano. (en la foto, fachada de la embajada del país andino en Londres, custodiada por dos policías).

Nos encontramos ante una jugada más dentro del cada vez más tenso y peligroso juego por el poder mundial, un verdadero "Juego de Tronos" como el de la novela de George R.R. Martin, en el cual las potencias emegentes, sus aliados (como Ecuador) y sus peones (como Assange) se encuentran buscando encerrar a la todavía súperpotencia Estados Unidos de América y sus aliados, entre ellos, el más importante de todos: el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, resultando curioso que justo antes, durante y ahora después de los Juegos Olímpicos se estén dando acciones que parecen tender a aislar a los Británicos y recortarles sus opciones económicas, incluso, como ya lo he referido en este espacio, de parte del mismo EUA que ha lanzado una serie de investigaciones en contra de lavado de dinero y violación a las sanciones financieras dispuestas en contra de Irán y de los grupos radicales islámicos clientes del régimen persa, y que quizá estén motivadas por la codicia y la desesperación de su sector financiero que busca quedarse con fondos y clientes, y por la política exterior fijada en una monomanía contra Irán, impulsada desde Israel.

Otras medidas aparte de la investigación sobre el sistema financiero de la City que han tenido lugar en fechas recientes son la extensión del bloqueo antibritánico de los puertos argentinos a buques con bandera inglesa, ya no solamente a los buques con bandera de las Malvinas, sino del Reino Unido mismo, decretado por la Presidente Argentina Cristina Fernández de Kirchner, pero además, ahora Correa y el "Eje Bolivariano" empiezan a movilizar su influencia en el continente americano y a nivel internacional, quizá con la intención de plantear sanciones económicas en contra de la Gran Bretaña, aduciendo que la isla ha amenazado con tomar la sede diplomática del país sudamericano sin reconocer además el asilo otorgado por Correa al periodista australiano; lo cual, ciertamente, sería una gravísima violación de la inmunidad y extraterritorialida de una embajada, y una pésima seña de que a Inglaterra, con tal de complacer a su antigua colonia y ahora aliado, sino que metrópoli: EUA, pasaría por encima a las normas internacionales, desde la costumbre y hasta la Convención de viena sobre las Relaciones Diplomáticas. Por ahora, el Gobierno Inglés ha negado que haya amenazado con vulnerar la sede diplomática, sin embargo, Correa sabe que la opinión pública funciona a favor de Assange y de su régimen, precisamente a base de la tradicional tendencia de la Izquierda a exhibirse como víctima y para ello, contará con la inestimable ayuda del ex-Juez de la Audiencia Nacional Española Baltazar Garzón, quien ha asumido la defensa de Assange.

Garzón no pierde la ocasión de aparecer entre los medios, si bien ha sido destituido tras demostrarse que el cran defensor de los derechos humanos violaba garantías procesales de quienes comparecían ante él en juicio, cuenta aún con una imagen muy favorable gracias a su buena prensa, la defensa de Assange, además, servirá para cubrir las noticias que han surgido en torno a su presunta implicación en turbios negocios financieros de Alfredo Pérez Rubalcaba, el actual líder del PSOE y una empresa denominada "Interligare" y una serie de contratos fantasma. El escándalo de Wikileaks le viene de perlas para echar tierra encima de su probable implicación en estas tramas.

En este punto, quiero decir que ni estoy a favor ni encontra de Assange; nadie es el "bueno" y nadie es el "malo" en esta telenovela, aquí estamos ante un episodio, como lo dije al principio, de las luchas por el poder mundial, evidentemente, a Assange no lo quieren en Suecia para responder por un delito de abuso sexual: jamás se ha dado caso de tanta insistencia para obtener la extradición de un violador, pederastra o acosador como en este caso, bueno fuera que así hubiera pasado en varios desgraciados casos que han sido famosos; y el presunto delito del que se le acusa tiene visos de ser un "cuatro" o una trampa que le prepararon tras saberle un contumaz adorador de la belleza femenina, a mi parecer, creo que averiguaron aquello y que era fácil hacerle caer en un error: fue muy sencillo enviarle a dos atractivas señoritas que se manifestaron ante él como admiradoras de su valiente trabajo y de su porte y buen gusto en el vestir y su cuidado personal para seducirlo, consumado el hecho, las mismas señoritas que habían concedido al rubio galán sus favores, inmediatamente después acudieron a la estación de policía más cercana en Estocolmo y le denunciaron por abusar de ellas, se sometieron a los exámenes médicos correspondientes y ¡ya estaba! había razón para que las autoridades policiacas suecas acudiesen tras Assange, pero desgraciadamente para ellas, él se había ido para Gran Bretaña, donde se enteró de la acusación en su contra, supongo que con gran estupor de su parte y arrepentimiento por la debilidad de su carne, se le olvidó que cuando se está en la mira de alguien poderoso, más vale actuar con conducta monacal y con las precauciones y el bajo perfil de un ratón, a fin de evitar ponerse en posición de ser atacado.

Y es que mientras, EUA había atrapado al soldado Bradley Manning, que desde su puesto administrativo en el Pentágono, fue quien filtró a Assange los documentos sobre la Guerra en Irak y Afganistán donde se revelaba todo: fortalezas y debilidades, planes de batalla y operaciones, nombres, domicilios y fotos de informantes, aliados y enemigos, situación financiera, logística y armamento de las tropas norteamericanas, sus problemas internos, sus carencias y sus abundancias, un magnífico regalo a las fuerzas del Talibán o de Al-Qaeda. De esta manera, mientras Assange era encausado en Suecia por el presunto delito sexual, los norteamericanos podían solicitar su extradición para, posteriormente, destruir la red de Wikileaks, y reunir a Assange con Manning y muchos afganos e iraquíes en Guantánamo.

Pero Assange tampoco es blanca palomita ni es el héroe de la Transparencia: es cierto que revela toda la suciedad que ha significado las operaciones de EUA en Medio Oriente, o en México, y así supimos de lo de "Rápido y Furioso", pero también ha revelado muchas cuestiones personales, a las que ha condenado irremediablemente a la muerte en algo que a él no le corresponde resolver ni juzgar: si un Afgano es traidor a su patria por ayudar a los norteamericanos, él no es nadie para determinarlo, puede que ese informante colabore con los invasores porque ha sido víctima de los Talibán, que no son precisamente hermanos franciscanos repartiendo pan entre los pobres, y quizá les ve como una alternativa que pueda brindar paz y orden a un país que lleva poco más de 30 años en guerra por culpa de los extranjeros: Rusos, Norteamericanos y Pakistaníes, esperando que los segundos, ahora sí le ayuden y no los abandonen a su suerte como lo hicieron después de asegurar la derrota de los Moscovitas. Eso no lo puede decidir ni saber Assange, que ahora ha puesto a mucha gente y a sus familias, frente a los pelotones de fusilamiento. Resulta muy simplista, maniqueo e infantil calificar de entrada a todos los Norteamericanos y sus aliados como malvados, perversos y merecedores de lo peor como lo hace Assange, pero ese antiamericanismo irracional y prejuicioso se vende muy bien, entre quienes exigen justicia y están contra la impunidad y brutalidad imperial de Washington, entre Marxistas y fanáticos, y entre multitud de gente que simple y llanamente basa su anitiamericanismo en la más basta envidia.

Pero además, y como ya lo hemos dicho, Assange obra a favor de ciertos intereses, fundamentalmente de las potencias emergentes, en específico el BRIC, y sobre las que, cuando ha hecho alguna revelación, ha sido información poco relevante o ya vieja, en particular, viendo los medios rusos, uno se da cuenta que ellos siempre han sido favorables a Assange y a Wikileaks, así como al Eje Bolivariano, al que ha apoyado y con el que indudablemente tiene una alianza para armarlo: Chávez está construyendo un poderoso ejército en Venezuela con armamento ruso y tecnología iraní, y en su país se han hecho presentes barcos de guerra y bombarderos estratégicos eslavos, incluso se sospecha de planes de Moscú para construir bases militares en el país sudamericano.

De hecho, ahora Rusia ha aparecido defendiendo la posición de Ecuador por conducto de su Ministerio de Relaciones Exteriores, encabezado por Sergei Lavrov, e incluso, advirtiendo a Inglaterra sobre las consecuencias que puedan tener sus decisiones respecto a Ecuador y el periodista. Incluso, ha exhibido la actuación de la isla respecto a las solicitudes de extradición rusas de ciertos oligarcas enemigos del régimen de Vladimir Putin, como el caso de Boris Berezovski, mismos que han sido protegidos por Occidente pese a los delitos de corrupción de los que han sido acusados, pero resulta que ellos también trabajaron a favor de intereses extranjeros en contra de Rusia, lo mismo que otras organizaciones presuntamente no lucrativas o humanitarias, como Greenpeace, que fue identificada por el FSB (sucesor del KGB) como una organización que actúa, bajo el pretexto de la defensa del medio ambiente, en realidad defendiendo los intereses de corporaciones norteamericanas y atacando a todas aquellas que pudiesen ser competencia en contra de ellas, recordemos el embargo al atún mexicano bajo el pretexto de la muerte de delfines, acusándolas de vulnerar el ambiente, además de servir para la infiltración de elementos provenientes de los servicios secretos extranjeros, razón por la cual, hace unos años, se prohibió toda actividad de la organización ecologista en territorio ruso.

¿Hasta dónde llegará todo este escándalo? No lo podemos decir todavía, depende de lo que tanto Washington como Londres y Estocolmo decidan hacer: por un lado, Assange ha dicho que acepta comparecer ante la justicia sueca siempre y cuando el Gobierno de Carlos XVI Gustavo Bernadotte le garantice que no lo extraditará a Estados Unidos, donde le pone en un predicamento mayúsculo al ser aliados dentro de la OTAN ambos países; de no poder garantizarlo, entonces Assange, sin duda alguna, buscará ser trasladado hacia Quito, mediante vehículos diplomáticos de la legación ecuatoriana y un avión del mismo Estado andino, lo cual supondrá, en el trayecto, ponerse en peligro de ser interceptado y capturado por las fuerzas de seguridad británicas, que, de hacerlo, se encontrarán violando a la Convención de Viena y a todo el cuerpo normativo que regula las relaciones diplomáticas. De ser así, Correa, Chávez, la Sra. Kirchner y demás aliados implementarán seguramente, sanciones diplomáticas y económicas en contra de la isla europea, lo cual viene en un momento crítico: el eje bolivariano no necesita tanto del comercio británico, puesto que lo mismo que hacen los Ingleses lo pueden obtener de China y otros países, como los Ingleses necesitan, en este momento crítico de la economía del Viejo Continente, de que los sudamericanos le compren; al perder esos mercados, que representan un buen volumen de destino para sus exportaciones, Inglaterra entrará seguramente en una situación bastante grave.

Atrapar a Assange de esta manera les colocará en un pésimo papel como subordinados a la voluntad norteamericana, la ONU no podrá respaldar su actuación ante una violación manifiesta de normas internacionales fundamentales y deberá conceder la razón al Gobierno de Correa, puesto que la concesión del estatus de "asilado político" es un acto discrecional de cada Estado, claro, tanto Gran Bretaña como EUA no soltarían a Assange, pero verían deteriorada su posición internacional. De lograr llegar a Ecuador sano y salvo, podemos prever a un Assange convertido en uno de los favoritos de la corte de Correa, dirigiendo medios afines al régimen y publicando todas las filtraciones que seguramente, los agentes de inteligencia rusos --y algunos más, recordemos como hace tiempo se destapó la existencia de redes de espionaje extranjeras en el propio territorio norteamericano-- le seguirán pasando desde EUA y desatando una enorme ofensiva informativa en contra de la todavía súperpotencia y sus aliados.

En cuanto a Assange... ¿se sentirá como la lombriz puesta en el anzuelo? Porque en eso se ha convertido...
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
PUSSY RIOT


 En Occidente ha causado escándalo el juicio y la sentencia en contra de las rockeras-punketas "Pussy Riot", condenadas a pasar 3 años en el sistema carcelario de Rusia, que en realidad no es más que la prolongación del GULAG soviético. Se movilizaron muchas figuras del espectáculo como Madonna o Sting y otros, pidiendo la liberación y se ha señalado a Putin y a la Iglesia Ortodoxa Rusa como intolerantes ante la irrupción de las músicas en un servicio religioso de la Catedral de Cristo Salvador de Moscú, aquella iglesia que fue reconstruida piedra por piedra tras haber sido demolida por Stalin que tenía la intención de construirse un inmenso, faraónico y extravagante palacio en su lugar para gloria de su poder y memoria de su antecesor Lenin al frente de la Rusia Soviética. Las chicas que vemos en la imagen entraron ataviadas con pasamontañas y empezaron a entonar canciones en las que se burlaban de la Religión y lanzaban consignas contra el poderoso Presidente Vladimir Vladimirovich Putin.

Ciertamente, Putin las envía a Siberia por ser críticas con su régimen, pero también lo hace porque está dando un mensaje interno a Rusia y a Occidente: el ex-espía de la KGB se ha embarcado en una auténtica cruzada por la reconstrucción de la sociedad, la moral y la cultura rusas tras 70 años en que el Comunismo quiso sustituir a las bases tradicionales de la cultura eslava, en la cual es parte primordial el Cristianismo Bizantino, por las doctrinas filosóficas de Carlos Marx, después, vinieron los 10 años caóticos de Yeltsin en que las novedades Occidentales: Rock, informática, discotecas, pornografía, Holywood, y demás llegaron de golpe sin dar tiempo a que la sociedad las absorbiera, si teníamos a una sociedad hundida en la depresión  por su aparente derrota ante su rival imperial y fracaso cultural o ideológico, la vímos en esos horribles años 90 hundirse en la borrachera para olvidar o paliar su triste situación.

Putin quizá no sea un sincero creyente, ni tampoco es un fanático religioso, pero está obrando de una forma en que muestra conciencia de la importancia de la Religión Cristiano-Ortodoxa Oriental en la Historia Rusa y está reafirmando los valores culturales propios por encima de las influencias externas, de igual manera, quiere evitar que entre el virus de la decadencia occidental, y una forma de hacerlo es recordando que los faranduleros: músicos populares, actores y demás miembros del espectáculo, no son nadie para tener influencia política o social como la tienen en Occidente. En América o Europa, Shakira o Bono se reunirán con los mandatarios para discutir problemas sociales o ecológicos, en Rusia, se ha aplaudido a los Deep Purple en los escenarios y Putin o Medvedev se han reunido con ellos, para hablar sobre música y su carrera artística y la admiración por su talento, pero no para preguntarles su opinión sobre tal o cual asunto en el que no son expertos. Y así lo han comprendido columnistas de medios rusos, como Fiodor Lukiánov de RIA Novosti o el británico y ex comunista Timothy Brancfort-Hitchney, colaborador del famoso diario Pravda, quien al final de su columna dice que es imposible tomar en serio a un grupo canadiense que firma la petición de libertad para las punketas ahora presas, cuando resultan ser autores de una canción titulada Fuck the Pain Away (algo así como "A la Chingada con el Dolor").

Poco a poco, los Rusos, en especial los más jóvenes vuelven a las Iglesias, y poco a poco, empiezan a retornar a las antiguas tradiciones de la riquísima cultura rusa, sin despreciar totalmente la modernidad de Occidente, pero con una mayor claridad para distinguir lo valioso de lo que no lo es, poco a poco, se da un regreso a los valores tradicionales cuando se estuvo a punto de llegar a la destrucción con las drogas, el SIDA, el alcohol y el nihilismo y poco a poco, los Rusos empiezan a percibir que su país vuelve a ser más y más fuerte y que los sueños imperiales de Ivan IV "el Terrible", Pedro el Grande, Alejandro I e incluso Stalin  no han fracasado y que su país está llamado a una gran misión histórica, pero ahora, retoman su cariz Cristiano, de una Rusia como escudo entre el Mundo Cristiano y el pagano del Islam y de Lejano Oriente.

¿Lo podrá lograr Putin? El parece estar consciente de ser apenas el que ha iniciado todo un movimiento en ese sentido y al que le falta mucho camino por recorrer, por lo pronto, tanto en su actuar interno, como internacional, ha demostrado ser uno de los Estadistas, que no político, más importantes de este inicio de siglo, y está llamado a ocupar un lugar cumbre en la atormentada, sangrienta y horrenda pero heróica y plena de esperanza, Historia de Rusia.

2 comentarios:

El Facha Martinsky dijo...

No sé, algo no me huele bien con el Putín... saludos

YORCH dijo...

Por supuesto que nada huele bien, Rusia es tanto o más imperialista que Estados Unidos, y te puedo asegurar que Vladimir Vladimirovich tiene grandes planes para el mundo, América incluido, solo que ello empieza por pasar encima de todo y de todos...