Buscar este blog

17 de diciembre de 2016

THE RUSSIANS ARE COMING!


El título de la genial comedia cinematográfica de Norman Jewinson rodada en 1966, esto es, en plena Guerra Fría, y que parodiaba la paranoia desatada en aquellos años en la sociedad estadounidense respecto a la amenaza representada por el comunismo soviético, parece ser la retórica de los últimos días de la Administración Obama y del Partido Demócrata y de todos sus valedores en los medios y el "progresismo" norteamericano y aún más allá de las fronteras de EUA: los Rusos, liderados ahora por Vladimir Putin, vuelven a ser una terrible amenaza para la seguridad y la paz mundial, y ahora, incluso, intervinieron en el proceso electoral estadounidense a favor de que el millonario Donald Trump ganase la elección por ser favorable a los intereses del Kremlin.

El hecho que desde la Casa Blanca se esté argumentando esto, y que lo repitan medios otrora considerados con prestigio y credibilidad como el New York Times, y que con ello se pretenda cambiar el sentido de la elección en el Colegio Electora, es temerario, peligroso e incluso, estúpido, además de hipócrita; es temerario y peligroso ante la situación en Medio Oriente, que en el teatro sirio ha encontrado un memento de lo que fueron numerosos conflictos regionales durante cuarenta años en Corea, Vietnam, Centroamérica o Africa que fueron patrocinados de un lado y otro en la disputa por el poder mundial entre EUA y la entonces Unión Soviética, y podría iniciar una escalada que desemboque en una situación tensa similar a la "Crisis de los Misiles" de 1962, algo que quizá busque Soetoro a fin de prorrogar de alguna manera su mandato o conseguir que se desconozca el resultado de las urnas en beneficio de la ex-Secretario de Estado, en aras de una situación de "emergencia nacional".

Incluso, corre el riesgo de provocar una confrontación interna entre los "progresistas" y los sectores conservadores, con el peligro de causar una división tan grande y grave en EUA como la ocurrida en la Guerra Civil: no es cosa menor, EUA no tiene una verdadera identidad nacional, y lo que lo mantiene unido como país es una serie de principios, ideas y un sistema político y económico: la Democracia y el sistema capitalista. Si Obama y su partido cuestionan esa democracia y que la misma sólo es cuando ganan los suyos, está cuestionando ese sistema del que EUA ha pretendido ser el abanderado desde su fundación, y si además han llevado a cabo una serie de medidas y reformas para implementar un control keynesiano de la economía, también está poniendo fin al sistema sustentado en la libertad económica y el mercado, lo cual beneficia a las élites, cada vez más ricas y alejadas en todos los sentidos de un pueblo cada vez más empobrecido y estancado... en pocas palabras: el caldo de cultivo perfecto para conflictos sociales cuyos inicios ya vimos bajo esta administración con los conflictos raciales motivados por los abusos policiales y el tema de la migración.

Es hipócrita además que EUA alegue la intervención de una potencia extranjera en sus procesos electorales cuando a lo largo del siglo XX Washington, a través de sus órganos de inteligencia, intervenciones armadas o por políticos y militares locales pagados por él, desconoció resultados electorales o derrocó regímenes que no le eran favorables. Sorprendentemente, el columnista del New York Times Ariel Dorfman así lo reconoce en su artículo de hoy que titula: "Ahora le Toca a Estados Unidos".

Pero además es estúpido y es una forma en que el afroamericano da la razón a su sucesor: es la confirmación de que su gobierno fue tan malo y desacertado que debilitó enormemente a Estados Unidos, a grado tal que, convertido en una verdadera república bananera, permite que sus elecciones presidenciales sean manipuladas como en el pasado lo hacía sobre los procesos electorales en Honduras, Filipinas o el Salvador. ¿Dónde estuvo entonces la CIA para evitarlo? ¿La Secretaría de Seguridad Nacional? ¿La Agencia de Seguridad Nacional? ¿acaso señalan que el FBI que destapó mucho de la cloaca del Partido Demócrata está vendido o infiltrado por los moscovitas? ¿Hay una guerra entre ambas, las dos agencias de seguridad e inteligencia más poderosas del país: CIA Vs. FBI?

Es innegable que hay muchos indicios que indican que Wikileaks ha contado desde que comenzó con su labor de filtrar los secretos de EUA bajo la administración de Bush Jr. con el apoyo, protección y quién sabe si hasta financiamiento de Moscú, como quizá también de China y alguna otra potencia contraria a los intereses de nuestro vecino del norte; sin embargo, las filtraciones no se deben a la labor de espionaje de los rusos, sino a fuentes internas de EUA, que al igual que en el caso de Manning y de Snowden, decidieron pasar información a la página de Internet liderada por Julian Assange. En todo caso, Putin, al conocer de dichas filtraciones sólo se saboreó el efecto de las revelaciones, que no fueron el único factor que llevó a los resultados del pasado noviembre: el hartazgo ante el imperio de la corrección política, el descarado respaldo que tuvo a su favor la Hillary Clinton y el falseo de las noticias de parte de los medios, el olvido de la clase política respecto de las clases baja y trabajadora de EUA, todo ello llevó al triunfo de Donald Trump. Este, en modo alguno fue un candidato impuesto por el Kremlin, sin embargo, el frío y calculador Putin sabía que tendría mayores opciones para negociar y llegar a un entendimiento con Trump en la Casa Blanca que con Hillary, quien ve en Putin a un gran opositor a las políticas "progresistas" que ella representa e impulsó bajo el mandato de Obama, así como un obstáculo a las ambiciones de sus principales aliados: las monarquías árabes y en especial, la Casa Real de Saud, razón por la cual el mandato de la Clinton iba a ser una escalada de tensión y agresión en contra de Moscú.

¿Habrá cambio de la decisión en el Colegio Electoral? Difícilmente lo habrá. Si se da, y se desconoce el resultado favorable al magnate inmobiliario, esto reflejará el divorcio entre la clase trabajadora y los políticos. La Democracia norteamericana se ver cuestionada totalmente y se provocaría el derrumbe de todo el sistema. De por sí, ya se ha iniciado un movimiento que plantea la secesión de California --enclave progresista-- respecto del país. Lo que sí es más probable es que una vez en la Presidencia de la República, Trump tendrá un mandato muy difícil, los grandes consorcios mediáticos y empresariales de Wall Street se lanzarán a hacerle la vida imposible, junto con multitud de ONG's; sin embargo, a su favor tendrá varias cosas: el respaldo de ambas cámaras del Legislativo, donde los Republicanos tendrán mayoría, el descrédito de los medios masivos de comunicación tradicionales, que, como se ve por las publicaciones en contra del citado diario neoyorkino, de la revista Time o de Newsweek, CNN, etc. no aprendieron la lección, van a continuar en la misma corriente, pero cada vez con menos credibilidad y menos público. De todos modos, Trump debe gobernar con cuidado quirúrgico, tiene enemigos muy poderosos, que ya en el pasado fueron capaces de acabar con los hermanos Kennedy y ahora podrían incluso apostar por provocar una crisis enorme al interior de EUA, crisis que podría, esa sí, desestabilizar al mundo entero con consecuencias catastróficas, pero hablamos de gente que no duda en sacrificar y hacer todo por cumplir con sus fines.

De igual manera, el ascenso de los candidatos anti sistema en Europa, desde la victoria del Brexit, la salida de Hollande en Francia y el ascenso de Fillón y Marine Le Pen, ambos conservadores, la debacle de Matteo Renzi en Italia y la probable caída de Merkel en Alemania el año que entra, augura un panorama internacional favorable para el viraje que tiene planteado el nuevo mandatario. Y por supuesto, Rusia, con Putin que indudablemente se erige como el poder político más fuerte del momento.

A Putin le odian y temen porque está en contra del homosexualismo y la ideología de género, y a favor del redescubrimiento de las raíces cristianas, así como es opositor a los intereses y ambiciones de la Monarquía Saudita, que controló desde con Bush Jr. a la política de EUA con tal de convertirse en la potencia dominante de Medio Oriente, lo que es la razón de todo lo que ha acontecido en esa región desde el 2001. Por eso, los "progresistas" o "liberales" no dudan en enjaretar a Rusia nuevamente el sambenito del villano mundial que tenía durante la Guerra Fría.

Pero contra eso, están los nuevos medios: las redes sociales que están brindando nuevas fuentes de información y una mayor pluralidad y que fueron vitales para los espectaculares resultados electorales vividos en este año alrededor del mundo. Quién sabe, como es la lección de la película que mencionaba al inicio de esta entrada, cuando los vecinos del pueblo costero norteamericano y la tripulación del submarino soviético entraron en contacto, se dieron cuenta de que unos y otros no eran más que gente común y normal, y que las rivalidades y odios no eran más que inventos de las cúpulas del poder; entre ellos no había motivos para la confrontación, pues ni los rusos eran todos fanáticos marxistas ni salvajes herederos de los mongoles, ni los norteamericanos eran todos unos malévolos imperialistas asesinos. Hoy en día, no es necesario que un submarino del gigante eslavo encalle en un arrecife cercano a un poblado norteamericano para que la gente de un lado y otro se conozca, basta comunicarse o ver en Internet sitios y conversaciones de norteamericanos y de rusos para comprobar que como siempre, y como en su época lo dijera Blaise Pascal, los pleitos de las élites son pagados por sus pueblos.



4 comentarios:

Anónimo dijo...

Espero que comenté sobre la situación en Asia tras la llamada de Trump a Taiwan y la destitución de Park geun-hye.

Anónimo dijo...

Wow que espectacular cierre de año, la derrota de Obama en Alepo y el consecuente triuno de Putin. De Obama que podemos decir, no sé como será recordado este laureado nobel de la paz, pero sin duda en algún momento la historia recordará su legado de caos y estoy de acuerdo en que parece jugar peligrosamente a un golpe de estado a su sistema "democratico".

Caray si fuera cosnpiranoico diría que Obama fue el anticristo del caos y Putin un Katejon.

Saludos
Angel

Anónimo dijo...

¿Qué consecuencias cree que tenga la muerte del embajador ruso en Turquía para las relaciones entre los dos países?

Ah por cierto, además de la muerte de la hija de un alto funcionario de la Unión Europea en Alemania ahora vimos otro atentado con camión en Berlin, igualito que en Francia. Europa está muy golpeada

Saludos

YORCH dijo...

Sobre los temas aquí comentados trata el siguiente post.