Buscar este blog

14 de septiembre de 2014

ESCOCIA Y CATALUÑA, HACIA LA INDEPENDENCIA... ¿Y AL CAOS?



Como si no estuviera ya lo suficientemente enrarecido el clima internacional con el ISIS en Medio Oriente, la creciente tensión en Ucrania entre Rusia y Occidente y el también cada vez mayor desafío de las potencias emergentes asiáticas hacia Occidente, la atribulada Europa se enfrenta ahora a las llamas atizadas del separatismo regional: Escocia votará el 18 de septiembre en un referéndum que fue aceptado por el Gobierno de la Monarquía desde el año pasado y parece que la posición favorable a la separación respecto a Londres, y reavivar la independencia de la Nación Celta perdida desde la Unión de 1707 será la triunfante; entre tanto, Cataluña desea hacer lo propio el 9 de noviembre próximo, pese a las evidencias demostradas de las corruptelas del gobierno local cuando fuera encabezado por Jordi Pujol y la cara de los catalanistas como una caterva de ladrones del erario que han chupado recursos de Madrid con tal de ocultar sus triquiñuelas y negocios sucios, ha aprovechado la crisis política ocasionada por la abdicación (¿caída?) de Juan Carlos I y la trancisión hacia un Felipe VI que aparece como un Rey desdibujado que juega al Presidente de una República en ciernes y que con actos laicistas pretende hacer que España rechace todo aquello que le dio gloria en el pasado,para tratar de contentar y tener el apoyo de sus peores enemigos: las Izquierdas, que con Pablo Iglesias y su partido "Podemos" pretende no solo demostrarle a los Borbón lo estúpido que han sido al creer que podrán sostenerse en el trono contentando a quienes históricamente les han derribado, sino que ahora, los derribarán para siempre y la Tercera República se erigirá triunfante con su horrorosa bandera rojo-amarillo-morada... después de todo la "tercera es la vencida" y la dinastía de origen francés no ha demostrado aprender de sus errores desde 1789 y menos con la incorporación de un elemento antimonárquico y ateo como Letizia Ortiz en su seno familiar.

Los Europeos parecen no darse cuenta de que no solo España o Reino Unido caminan sobre el filo de una navaja, sino todo el Bloque; como veo en el Facebook de una amiga que se ha ido a vivir a Holanda, todo parece marchar bien, como lo denuncia Juan Manuel de Prada, se repite que el peligro de la crisis económica ha sido conjurado porque los créditos fluyen, los países se endeudan lo mismo que los particulares y nada obstaculiza al funcionamiento del Estado de Bienestar: los residentes en Amsterdam pueden seguir con sus jornadas de trabajo reducidas, pasear en bicicleta, ir a los festivales musicales en la playa y tomarse una Heineken en el bar con vista a la plaza despreocupadamente, sabiendo que el Gobierno de Guillermo-Alejandro y Máxima Zorraigueta trabaja para que nada perturbe el goce los placeres que para eso se vino a la Tierra,  --lo que quizá pasa desapercibido es que por primera vez se reconocen como parte del PIB holandés los ingresos por los "giros negros" por así decirlo y que además ha aumentado la proporción de los mismos en la generación de la riqueza nacional: el narcotráfico (las drogas son legales), la prostitución y la pornografía, ante el debilitamiento de los sectores productivos-- cuando probablemente, según lo vaticina el analista español, el continente no ha salido de la crisis y se están sentando las bases para una nueva, mucho peor, pues ahora se tienen deudas nuevas para pagar las deudas viejas y se estimula más que nunca el endeudamiento y no el ahorro entre los particulares, con tal de no debilitar el consumo.

Además de ello, y como también se ha señalado, las sanciones económicas contra Rusia puede que terminen afectando más a Europa que al Gigante Eslavo: finalmente, éste puede obtener de otros lados lo que obtiene de los europeos occidentales, mas estos se verán en problemas al buscar en otras partes aquello que podían obtener fácilmente de Moscú: petróleo y gas, aún no lo hace, pero yo creo que llegado el invierno, Putin cerrará el paso de hidrocarburos al oeste, finalmente, puede vendérselo a las voraces economías de sus aliados China y la India, quienes le pueden surtir a su vez de numerosos bienes de consumo, y a un precio menor, que los rusos necesitan y que obtenían de Alemania, Italia, Francia o España; como se ve, en todo caso las sanciones que implementaron como obedientes satélites de EUA, no le afectan tanto a Rusia, quien puede incluso salir fortalecida y arropada por la creación de un nuevo bloque antiamericano, como ya lo decíamos en el post anterior. Quien puede salir perdiendo más que nadie es Europa

Ante este difícil panorama ¿porqué los separatismos? ¿tienen alguna relación con lo ocurrido en Ucrania? ¿Interesa algo al Kremlin lo que suceda en la isla de Gran Bretaña y la Península Ibérica? En primer lugar, la crisis económica ha suscitado el separatismo en regiones prósperas que quieren evitar el seguir financiando a zonas menos desarrolladas y que viven subsidiadas por los gobiernos: tal es el caso de Italia, donde la parte norte: el Piamonte, Lombardía y el Véneto, con sus núcleos industriales sostienen a una Campania, una Sicilia y un sur estancado, corrupto, subdesarrollado y presa de las bandas del crimen organizado; no es así en el caso escocés ni catalán: Escocia  (e Irlanda del Norte) sin duda es la parte más pobre del Reino Unido, cuenta con zonas industriales pero sobre todo dedicadas a la industria extractiva: la minería de metales industriales y carbón, y en mucho es subsidiada por Londres; en el caso de España, Cataluña no tiene gran diferencia de desarrollo con el resto del país, y pese al cuento que narran los catalanistas, en el Siglo de Oro y la Edad Media Castilla era mucho más rica que Aragón y Cataluña en particular; hoy en día, la región es la zona con mayor deuda pública de todo el reino.

Y es que, tal como decía en el post anterior: las fuerzas profundas, como la Religión, o la identidad étnica están volviendo a ocupar el centro ideológico ante "la derrota de las Luces" a la que se refería el internacionalista Zaki Laïdi en los años 90 y que también arguyó Huntington para su tesis del choque de civilizaciones: en el caso escocés esto está más que claro: los escoceses son junto con los galeses la población autóctona Celta de la isla que resistió las invasiones sucesivas de Romanos, Anglosajones, Daneses y Normandos, puede que hoy en día la lengua inglesa sea la dominante en el norte de la isla, pero las raíces étnicas y la Historia que recoge las gestas de William Wallace, Robert Bruce o Rob Roy McGregor en contra de los monarcas anglosajones del sur persisten, como también, subyace en la conciencia de los escoceses la lealtad a los Estuardo destronados y sustituídos por los Orange-Nassau holandeses primero y después por los Hannover/Windsor germanos, que les mantuvieron unidos a la corona pese a la pérdida de la dinastía de los descendientes de Banquo, cuyos sucesores más reconocidos actualmente son los poderosos y ricos Alba españoles y la Dinastía de Wittelsbach de los destronados Reyes de Baviera, Alemania.

El caso Catalán nace de la Guerra de Sucesión Española, pero ha sido enormemente manipulado, en aquél entonces, los catalanes no buscaron separarse de España, sino que el pretendiente Archiduque Carlos de Habsburgo fuese reconocido como legítimo sucesor de Carlos II y no el Borbón Felipe V, Cataluña nunca existió como entidad independiente, sino que formó parte de la Corona de Aragón, donde la lengua castellana se difundió y el Catalán en cambio pareció ir muriendo poco a poco, --lo repito, es curioso que en la visita de Don Quijote a Barcelona, Cervantes no haya puesto a su Hidalgo encontrándose con personas que le hablasen en esa lengua, sino que todos los barceloneses hablan castellano a la perfección, mientras que en el enfrentamiento con el escudero vizcaíno, éste habla un castellano pésimo, con acento y sintáxis de ser un vasco que a duras penas sabe articular o apenas se encuentra aprendiendo el idioma que en América conocemos como "Español"; si en aquella época: inicios del siglo XVII, la lengua catalana hubiese sido dominante en la Ciudad Condal, no dudo que el insigne literato lo hubiera mostrado, mas no es así.

Más bien el nacionalismo actual de los Catalanes surge, lo mismo que el a todas luces aberrante nacionalismo Andaluz y el Gallego, del centralismo franquista y de la desmedida reacción en contra: el sistema de las Comunidadas Autónomas implantado en la Constitución de 1978, que se prestó para exagerar los regionalismos, inventarse pasados propios y sobre todo, apuntalar caciquismos locales. Es cierto que España se fundó con los Reyes Católicos con la unión de diversos reinos, pero todos ellos brotaron de una unidad política inicial: el Reino Visigodo, fragmentado por la invasión musulmana; hoy en día, la atomización exagerada sólo podría llevar a la existencia de Estados débiles y pobres, y una dispersión del poder política que complicaría enormemente las cosas para la Europa Occidental y el funcionamiento de sus organizaciones comunitarias.

¿O acaso es eso lo que se pretende? ¿Generar un caos en Europa Occidental con la multiplicación de los Estados, la atomización del poder y de los sistemas económicos al regreso de prácticamente señoríos feudales antiguos? No cabe duda que la causa de la actual tensión entre Occidente y Rusia se origina por la anexión de Crimea y las pretensiones de separación de las regiones rusófilas del este ucraniano para incorporarse a la Federación Rusa; incluso, a las "Democracias" no les importó el que esto se decidiese por referéndums, ¿qué ocurriría si ahora Rusia les echa en cara la doble moral de permitir y reconocer dichos ejercicios democráticos en Escocia y Cataluña y sin embargo no aceptar lo realizado en Crimea? ¿Qué tal si Rusia decide apoyar los separatismos de ambas regiones?

Esto tiene su repercusión por el caso de la sucesión de Estados: la continuación de Cataluña y Escocia en la Unión Europea y la OTAN no es automática, pues los Estados Español y Británico subsistirían, más los dos nuevos, escindidos, tendrían que hacer tratados de adhesión a ambas organizaciones, lo cual no es seguro que ocurra, incluso si Escocia mantiene como Jefe de Estado nominal a Isabel II de Inglaterra, lo seguro es que un gobierno propio, presidido por el nacionalista Alexander Salmond mantendría, tras lo acontecido con la crisis económica fuera de la Unión a Escocia y quizá podría ser convencido de no unirse a la Alianza Atlántica. Lo mismo ocurre en el caso de Cataluña, donde al parecer los capitales islámicos provenientes de Qatar y Emiratos Arabes tienen un gran peso, no olvidando que "Podemos" parece obrar siguiendo los mismos puntos ideológicos del Chavismo venezolano, mismo que fuera apoyado por Moscú.

Pero además, vendría un efecto dominó: el Véneto desea su independencia, como resultó de un referendum no vinculante practicado en Internet, el Tirol del Sur, parte de Italia donde la lengua alemana es hablada desea también separarse de la península, en Bélgica puede darse el quiebre final entre Flamencos y Valones, y quién sabe más allá, incluso en EUA causó molestia la recepción y cómo se condujo el Gobernador de California con el Presidente Peña Nieto de México, como si California fuese un país independiente, en el que además se reconoce abiertamente el peso y la influencia mexicana, tanto por Historia como por la enorme población migrante; o ¿qué tal Texas?, estado en el que los angloamericanos forjaron una identidad muy propia y también con una gran influencia mexicana, cada vez más descontento de la deriva liberal-progresista de Washington...

El voto el 18 de septiembre lo sabremos: puede ser el camino hacia la independencia de Escocia y el logro final de aquel grito de libertad de William Wallace que rememora Mel Gibson en su gran Bravehearth a pesar de todos sus errores de recreación histórica (en aquella época los escoceses aún no usaban el kilt o falda, y tenían una vestimenta y costumbres ya no muy alejadas de las del resto de Europa, salvo su organización en clanes, la pintura de guerra y diseños de armas muy propios), sin embargo, también pueden desatar fuerzas destructivas que conduzcan al continente europeo a una enorme inestabilidad y reivindicaciones regionales que hoy en día, carecen de sentido o pueden llevar al Viejo Continente a la debilidad y la irrelevancia geopolítica.

No hay comentarios: