Buscar este blog

19 de mayo de 2014

¿HACIA LA GUERRA?



1.- La Crisis Ucraniana:

La crisis ucraniana está muy, pero muy lejos de resolverse, por el contrario, es claro que en el país eslavo ha estallado ya una verdadera guerra civil entre los prorrusos situados al sur y al este del territorio, y el gobierno de Kiev impulsado desde Occidente. Entre tanto, pareciera que el Kremlin, liderado por Vladimir Vladimirovich Putin se encuentra como paralizado, a la expectativa y dejando que las tropas leales a la caótica y extremista coalición que ocupa la que fuera la primera capital rusa masacren a aquellos que son partidarios de la reincorporación de sus regiones al gigante eslavo, y se muestra al parecer pasivo ante la imposición de sanciones que promueve EUA y la Unión Europea en su contra, sanciones que, sin embargo, y aunque haya medios como la Deutsche Welle que afirman, están provocando ya la recesión en la economía rusa, mientras que los medios oficiales moscovitas, como RT señalan que, por el contrario, esto puede llevar a un fortalecimiento de la economía nacional --yo, por lo pronto, creo que es parte y parte, evidentemente las sanciones tendrían un efecto negativo en la vida económica rusa, pero por otro, el Gobierno del ex-agente de la KGB no iba a quedarse con los brazos cruzados e iba a aprovechar su alianza con los nuevos poderes emergentes, empezando por China, que, según las prevenciones económicas, terminará el año como la primera potencia del mundo en este aspecto.

En realidad, me parece que Putin está moviendo con cautela sus piezas y además, disfruta de su, en realidad, posición ventajosa en esta partida del "Juego de Tronos" que presenciamos. Desde que asumió el poder como Primer Ministro al principio, y después a cargo de la Presidencia de la República en 1999 y 2000, una parte primordial de su política ha sido restaurar y potenciar la economía rusa: el gigante eslavo está lejos de ser una potencia económica como China, mas se encuentra dentro del bloque de las principales economías emergentes --el BRIC-- y ha aprovechado las ventajas del inmenso territorio y sus abundantes riquezas para hacerse con un peso específico en la economía mundial y principalmente, europea: Rusia, junto a Brasil, Canadá y Sudáfrica, es de los países más ricos en materias primas, y principalmente en hidrocarburos, sabiendo que los europeos necesitan de ellos para mantener andando su maquinaria industrial.

Así, Rusia ha interconectado su economía a la del Viejo Continente, incluso, pareciera que se las ha arreglado para subordinar la de éste en una situación de interdependencia en la que los europeos parecen estar situados en desventaja ante la hábil estrategia moscovita de tejer las relaciones con Europa en zonas o áreas fundamentales que impiden al bloque continental el cortar o sancionar sin provocarse un daño serio. Además, tal parece que Putin tomó la idea de los fundadores de la Unión Europea en el sentido de que creando nexos comerciales y financieros entre dos grandes rivales, como en su momento fueron Francia y Alemania, los peligros de una guerra serían evitados por temor de dañar tales nexos. Así, aunque los europeos se encuentren ligados a EUA en la OTAN, la probabilidad de que secunden a Washington en una aventura de "cambio de régimen" contra Moscú o siquiera interviniendo en Ucrania es un tanto remota: ni Alemania, ni Francia, ni Madrid o Londres quieren, como anteriormente, verse envueltos en una contienda que inunde de sangre al continente y lo destroce para beneficiar a los norteamericanos. No quieren volver a pagar los platos rotos, más cuando se encuentran instalados en una plácida y aunque emproblemada, zona de confort de la que las sociedades europeas, sumidas en la molicie, el hedonismo y de plano, la decadencia, no tienen el más mínimo deseo de salir.

Por esa razón, el reciente análisis hecho por Intereconomía en La Gaceta, resulta revelador: las inversiones rusas en Inglaterra o los contratos para la construcción de dos barcos de guerra dificultan mucho el respaldo europeo a cualquier acción  que pretenda implementar EUA en contra de Rusia, sea económica, sea militar; las sanciones y desaires que pretenden los europeos contra Moscú resultan nimias, risibles y hasta ridículas: incluso el triunfo en el cada vez más devaluado festival de la canción Eurovisión del travesti "Conchita Wurst" parece que fue planteado como una especie de reto a las políticas anti-homosexualistas emprendidas por Putin y el Parlamento Ruso pero ha redundado en una confirmación de la óptica que tienen los moscovitas respecto a Europa: lo que se pretende mostrar como la victoria de la tolerancia ha llegado ya al extremo del ridículo, lo grotesco, lo monstruoso y circense como lo señala Terzio en su blog y confirma la decadencia de un continente que puede parecer muy retador contra la hegemonía rusa, pero que en realidad se dirige por el camino de la irrelevancia hacia convertirse en la "Latinoamérica" de Moscú.

Entre tanto, es muy probable que Rusia espere que el Gobierno de facto establecido en Kiev cometa un error que le permita intervenir en auxilio de los prorrusos que han sido atacados por las fuerzas de seguridad enviadas por el Gobierno Central de la ex-provincia soviética; de igual modo, tal vez espere que la coalición de ultranacionalistas, convenencieros, oligarcas y demás grupos que conforman dicho gobierno implote al demostrarse su debilidad para conservar la unidad del país o comiencen los conflictos por el poder entre ellos; de igual manera, tal vez Putin tenga alguna baza a su favor entre los candidatos a la Presidencia ucraniana a definirse en las próximas elecciones anticipadas. De cualquier modo, nada está definido en el tablero de ajedrez en que se ha convertido Ucrania.

2.- "Poder Blando":


El fenómeno desatado en el Internet en torno a Natalia Poklonskaya (en la imagen) muestra también la manera tan hábil en que Rusia está aprendiendo a hacer uso del "poder blando": la designación de una joven y muy atractiva mujer como Fiscal General de Crimea como entidad federativa rusa no puede ser atribuida al azar o la casualidad, sino fue una decisión tomada con un cálculo frío y sopesando los pros y los contras--no dudo que también tenga sus méritos, pues en sus entrevistas y actos públicos ha demostrado ser una mujer bastante inteligente y capaz para el cargo,-- pero la relevancia de la chica es porque ha desatado con su belleza un fenómeno en Internet que a ella misma le ha producido estupor, de esta forma, lo hecho en Crimea por el régimen de Putin se ha ganado muchísimos adeptos que de lo contrario, al esgrimirse solo razones políticas e históricas jamás se habrían puesto al lado de Moscú o no se habrían interesado en los acontecimientos de aquella zona tan lejana.

Como bien dice el dicho: "una imagen vale más que mil palabras".

2.- Tambores de Guerra en Asia Oriental:


Si se pensaba que las únicas zonas candentes del mundo hoy en día son Ucrania  y el Medio Oriente, esto es tener una visión muy parcial de las cosas: el Asia Oriental se está convirtiendo en un hervidero de tensiones que pueden combinarse con las del extremo este de Europa en un cocktail explosivo y peligroso; las causas de ello se encuentran en el ascenso de China, así como lo que ocurre en Ucrania tiene su origen en el resurgimiento de Rusia, algo que ya Samuel Huntington predecía en 1996 con su obra Choque de Civilizaciones y que también ha señalado Helmundt Schmidt.

El surgimiento de nuevas potencias está trastocando los equilibrios delicados que se habían construido en los últimos 20 años tras el derrumbe de la URSS y el Bloque Comunista, y la tensión aumenta, como si se tratase de las zonas sísmicas, en las llamadas "líneas de fractura" entre civilizaciones; así, en el Asia Oriental renace la rivalidad China-Japón, Corea del Norte mantiene un discurso beligerante contra el Sur, China y Vietnam intercambian amenazas y escaramuzas fronterizas, en el "Imperio del Sol" resurge el nacionalismo y cierta intención de hacer resurgir el poderío militar rechazado desde la Constitución de 1948, mientras que EUA trata de aparecer en la zona como el poder regulador y árbitro, resultando en el escaso éxito de la reciente visita de Obama a Japón y otros países de la zona.

No es de extrañarse que el poder norteamericano en la región se esté diluyendo, después de todo, se encuentra maniatado por los nexos y presiones económicas chinas; sin ir más lejos, los chinos se han convertido repentinamente en los mayores terratenientes de EUA, además de los principales acreedores. China, además, parece aliarse a Rusia en sus planes de provocar un quiebre en las relaciones económicas mundiales y tocar a Washington en donde más le duele: el bolsillo, lo que además se conecta con ejercicios militares conjuntos a realizarse por las cada vez más poderosas marinas rusa y china en los próximos días.

3.- La desaparición del avión malayo ¿un casus belli en reserva?


La misteriosa desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines con ecos propios de las leyendas sobre el Triángulo de las Bermudas, el Holandés Errante o el históricamente registrado caso del Mary Celeste, buque encontrado en el siglo XIX a la deriva enmedio del Atlántico Norte y en apariencia abandonado repentinamente por sus tripulantes, que inspiraría al escritor uruguayo Horacio Quiroga, un émulo de Poe o de su contemporáneo Lovecraft en las letras hispanas a escribir su inquietante cuento Los Buques Suicidantes, parece más bien encontrarse no causada por un fenómeno paranormal o inexplicable, sino por una acción militar y una operación de ocultamiento de información.

Recientemente, circula por las redes sociales la teoría de que, en medio de unos ejercicios militares conjuntos entre las marinas de Tailandia y Estados Unidos, el avión fue derribado erróneamente, al ser confundido con una amenaza; esto no sería la primera vez que ocurre: en 1988, una fragata norteamericana estacionada en el Golfo Pérsico lanzaría un misil en contra de un avión de pasajeros iraní al identificar la firma de radar de esta aeronave con la de un bombardero militar en trayectoria hostil contra el barco, lo que ocasionó una gran tragedia; años atrás, en 1983, la fuerza aérea rusa echaría abajo a un avión comercial de Corea del Sur al también identificarlo con una amenaza que había invadido el espacio aéreo soviético, el problema radicaría que aquí, siendo la Administración Obama tan poco amiga de la Transparencia y tan dada a ocultar o cambiar la información como se demostró en el caso del ataque al Consulado en Benghazi, Libia y la muerte del embajador norteamericano a manos de sus supuestos aliados extremistas islámicos del país norafricano.

Así, ahora, y al darse que la mayoría de los pasajeros del avión eran chinos, y ante el temor de la reacción de Pekín ante lo sucedido, el Gobierno de Obama preferiría tapar la verdad y dejar todo como un asunto enigmático... el problema es que la verdad sale a la luz tarde o temprano, y de saberse que no solo el avión fue derribado, sino que además las autoridades estadounidenses ocultaron lo ocurrido para evadir su responsabilidad, la reacción china puede ser mucho pero mucho peor...

Algo me dice que los chinos ya saben perfectamente lo que pasó, pero se lo tienen callado y lo usarán a su favor cuando más les resulte conveniente...



1 comentario:

Ernesto Romo Pérez dijo...

Me gustaria mucho que escribiera algo acerca del EZLN