Buscar este blog

28 de diciembre de 2013

BALANCE DEL 2013 I

Al terminar este año tan agitado, podemos hacer un balance de todo lo que ha acontecido y cómo ha evolucionado la situación en México y otros países, no quisiera sonar como lo hacía el periodista Abraham Zabludovski, que cada fin de año, (hasta su salida de Televisa en 1996) hacía un balance de lo acontecido cada año, con un tono irónico y sarcástico, que llegaba hasta parecer que nos profetizaba el Apocalipsis para el año siguiente, sin embargo, creo que los acontecimientos están evolucionando hacia una situación bastante difícil, y tiene que ser así, estamos justo en el proceso de cambio en el equilibrio de poder mundial y el mismo no será pacífico ni suave, todos lo sentiremos.
Pero veamos lo que ha acontecido y tratemos de hacer conjeturas sobre lo que se viene:


1.- México, el año de las reformas:
El 2013 fue el año en que el Gobierno del retorno del PRI al poder en la persona de Enrique Peña Nieto inició la implementación de un plan de reformas bastante ambicioso en algunos aspectos, que se queda corto en otros y no exento de problemas.

No fue para menos: Peña decidió dos reformas fundamentales: la educativa y la energética, ambas iban a tocar intereses inveterados de grupos muy poderosos que habían crecido a la sombra del status quo creado desde los años inmediatos a la Revolución, y bajo el régimen del propio PRI en el pasado: por un lado, los docentes, que fueron siempre considerados una elite privilegiada, con el sindicato más grande del país y con un enorme peso electoral. Evidentemente, una reforma que toca dichos privilegios iba a amenazar con sacar a muchos de su zona de confort y la reacción iba a ser fuerte, lo mismo en el caso de los recursos petroleros, una reforma que permitiese la inversión de capitales privados toca los dogmas ideológicos sobre los que se construyó el sistema político actual y bajo el que se han construido los grandes partidos políticos y tendencias en México, tanto a la Izquierda como a la Derecha, por supuesto, ha sido la Izquierda, construida con los viejos "dinosaurios" del PRI que toda su vida han usufructuado del "Nacionalismo Revolucionario" como el mismísimo hijo del General Cárdenas: el Ingeniero Cuauhtémoc.

Sin embargo, los dos grandes errores de Peña han sido, por un lado: no saber responder con contundencia y autoridad ante las reacciones en contra de las reformas que han sido violentas y destructivas, como lo demuestra la oleada de protestas de la CNTE o las movilizaciones "por la defensa del petróleo" a las que ha convocado la Izquierda, ni ha mejorado la situación en Michoacán, Guerrero y Oaxaca, donde parece que el Estado es ya fallido y los carteles del Narcotráfico y los grupos políticos controlados por caciques ejercen el poder de hecho, por otro lado, el gran error ha sido haberse dejado encorsetar y extorsionar por los partidos opositores, como el PAN y el PRD mediante el "Pacto por México" que terminó por reventar, ciertamente, habíamos dicho que al no haber obtenido la mayoría en el Congreso, el PRI tendría que buscar el acuerdo con los otros dos grandes partidos para sacar el programa de reformas; el Pacto fue un muy laxo remedo de gobierno de coalición que no brindó todos los frutos que se esperaba y permitió tanto a la Izquierda, como al partido pseudoconservador imponer algunos puntos de sus agendas que han quedado como grandes desatinos del primer año de la administración Peña, como fue la mal llamada "reforma fiscal" que en realidad es un aumento de impuestos sobre los contribuyentes cautivos --la clase media-- y que castiga los ingresos y la productividad, sin tocar a todos aquellos grupos privilegiados de facto como es el cada vez mayor sector de la economía informal ni generar un verdadero federalismo fiscal.

Igualmente, el PAN obtuvo de Peña una reforma electoral que no es más que un verdadero galimatías que crea un Instituto Nacional de Elecciones junto al que subsisten los institutos electorales estatales, se crean las candidaturas independientes y se permite la reelección consecutiva de los legisladores. Esto no aminora los costos del carísimo sistema electoral mexicano, al contrario, los aumenta, y sin duda, permitirá más la creación y consolidación de cacicazgos y corruptelas en el seno del Poder Legislativo, habrá que ver qué sucede a partir de los procesos electorales locales en 2014 y toda la pelea para la designación y conformación del nuevo instituto, para muchos, un verdadero elefante blanco.

Ahora veremos qué sucede en el segundo año del gobierno de Peña Nieto: las consecuencias de la pesada legislación fiscal inspirada infructuosamente por la Izquierda, ya que el presidente no obtuvo el apoyo del PRD y los otros partidos de dicha corriente para el resto de sus reformas, sino que, al contrario, su oposición ahora es mayor y es evidente su complicidad con los vandalismos y los movimientos anarquistas y violentos a los que el gobierno no ha respondido; y el apoyo dado por el PAN a la reforma energética a cambio de la reforma electoral no es de fiar. Peña, en lo personal, tiene un reto monumental: o retoma el ejercicio de la autoridad y puede conducir a México a una nueva etapa de gran desarrollo o deja que el país se le deshaga entre las manos si continúa con una actitud timorata y cobarde que no tolerante, ante el caos provocado por las mafias y las Izquierdas.

2.- Estados Unidos: Annus Horribilis



Sin duda el gran perdedor del 2013 fue Estados Unidos, que en este año, el primero del segundo mandato de Barry Soetoro/Barack Obama, se vio derrotado en diversos frentes:


  • La economía no levanta, se mantiene estancada, no hay creación  de empleos y los capitales huyen, y la única forma de mantener funcionando a la economía y al Gobierno Federal es mediante el endeudamiento público con el exterior.
  • La polarización política entre Republicanos y Demócratas es cada vez mayor.
  • El escándalo de Edward Snowden, hábilmente utilizado por Rusia y sus aliados permitió desnudar el paranóico sistema de seguridad desplegado por los norteamericanos desde el año 2001 y fortalecido por el Premio Nobel de la Paz, mostrando cómo el mismo vulnera los derechos fundamentales de los estadounidenses y la soberanía nacional de muchos países, lo que incluso llevó a tensar las relaciones con aliados cercanos: Alemania o Ingleterra, principalmente.
  • Tras la muerte de Chávez se consolidó la pérdida de influencia en el Cono Sur, Nicolás Maduro pudo llegar a la Presidencia de Venezuela y la influencia rusa, iraní y china se hace firme en Sudamérica.
  • Se ha distanciado de su aliado tradicional en el Medio Oriente: Israel y se convirtió en un comparsa de los intereses de las monarquías árabes del Golfo Pérsico que le llevó a patrocinar las Primaveras Arabes que desembocaron en un desastre al llevar a los fundamentalistas islámico-sunnitas al poder y de ahí a situaciones de anarquía como en Egipto o Libia, perdiendo una enorme cuota de credibilidad y destruyendo el prestigio de Obama en lo personal.
  • Al borde de un conflicto que amenazaba con ser global en Siria, las intenciones bélicas de Obama le llevaron a roces con la cúpula militar, mientras que,al final, debió ceder ante Rusia e Irán, que quedaron a cargo del Medio Oriente.
  • Irán logró arrancarle a EUA un ventajoso acuerdo para continuar con su programa nuclear y levantar las sanciones económicas que Occidente ha implantado en contra de la potencia persa.
  • El Obamacare se convirtió en un enorme fiasco que resultó ser incosteable y perjudicar los seguros médicos contratados por gran parte de la población, además de una pésima administración.
  • Al no acudir a la Guerra en Siria y el acercamiento a Irán, las relaciones entre EUA y las monarquías árabes se tensionaron a grado tal que ahora Arabia Saudita, y también Turquía --que se había unido a la alianza antipersa,-- evalúan sus relaciones con EUA y busquen un camino propio para lograr sus intereses.
Así fue la serie de fracasos internos y externos de la política norteamericana; ¿qué sucederá ahora? ¿podrá la administración de Obama cambiar las cosas y propiciar alguna reconstrucción económica y política de EUA? Las potencias rivales van a ejercer presión como nunca y cada vez mayor, pero aún así, EUA no cede en sus ambiciones militares y mantiene todavía la supremacía de su poder "blando" (cultural) ¿cuánto tiempo permanecerá así? ya lo veremos. Por lo pronto, la percepción mundial es que su poderío se ha visto socavado bastante en los últimos años y no hay la impresión de que vaya a darse una reacción a la inversa.

3.- Sudamérica: el auge del populismo


En Sudamérica, el desvanecimiento de la influencia estadounidense se ha traducido en el establecimiento de regímenes de tinte Izquierdista, populistas y autoritarios que gravitan bajo la influencia de Moscú, Teherán, Pekín y Brasilia, caso aparte es el de Uruguay, donde José Mujica ha construido un régimen basado en una demagogia sustentada en el "pobrismo" y la apariencia "humilde" de su persona --misma que parece la receta de otro gran demagogo de la región: Bergoglio-- para servir de instrumento a la experimentación con la reingeniería social "progresista" en su país: legalización del aborto, del homosexualismo y de la marihuana, lo que le ha valido elogios de los medios masivos de comunicación sustentados por los poderosos intereses que han influido en su política y se benefician económicamente de los vicios que ahora son casi obligatorios por Ley promulgada por un hombre de perverso pasado guerrillero y de ahora aparente benevolencia paternal.

Pero en el caso de Venezuela, tenemos que la misteriosa muerte de Chávez (sigo sin tragarme lo del cáncer, más bien creo que intentó salirse del redil impuesto por los BRIC y los Castro ejecutaron su eliminación) llevó al poder a Nicolás Maduro quien ha ejercido el poder con una peligrosa y terrible mezcla de locura, ignorancia, ineptitud y maldad para con las clases productivas de su país y un populismo desbocado que le ha granjeado el apoyo incondicional de los pobres que ven en su pobreza no un mal y una condición a ser superada, sino un bien que debe perpetuarse, mientras la economía nacional se hunde y el régimen es una especie de show cómico, entre tanto, Maduro puede estar seguro en el poder, mientras siga siendo útil a Putin y a Teherán, nadie podrá amenazarle, y si no, ahí están los Tupolev TU-60 "White Swan" cargados con misiles nucleares y el acorazado Pedro el Grande que llegan ahora con frecuencia al país caribeño para recordar a los venezolanos que Maduro tiene un muy poderoso valedor en el Kremlin y su deber es aguantarse mientras son peones de un apasionante Juego de Tronos global.

En Ecuador, Rafael Correa sigue siendo un firme aliado de la Venezuela bolivariana, pero se aleja del ejemplo chavista y parece seguir los derroteros del líder del bando y así, siguiendo la línea de Putin, parece iniciar un proceso de reconstrucción moral y espiritual de la sociedad, no en balde, el mandatario ecuatoriano, aunque marxistoide, tuvo una fuerte formación católica en Bélgica, aunque en los tormentosos y erráticos pasos de la Teología de la Liberación.

Argentina se precipita en el caos que ha propiciado el propio régimen de Cristina Fernández de Kirchner al desatar el odio entre clases sociales y el estancamiento con sus desaciertos económicos: saqueos y violencia son el saldo, la corrupción campea y el nepotismo se hace presente con el rumor de que será el heredero de la dinastía: Máximo Kirchner, quien asumirá el mando de la Casa Rosada el próximo año.

Chile, entre tanto, se suicida con el retorno al Palacio de la Moneda de una Michelle Bachelet radicalizada y contagiada de chavismo mezclado con ideología de género y "progresismo total", llevada a la reelección por una juventud que, producto de los largos años de prosperidad construidos en la Dictadura Militar y los primeros tiempos de la restauración democrática por la Concertación, que se aprovechó de lo hecho por el General Pinochet, al cual no solo no le agradeció lo hecho, sino atacó e intentó encarcelar, jamás se ha esforzado por conseguir nada ni ha sufrido las privaciones del pasado, pero se manifiesta insatisfecha como cualquier adolescente caprichudo, sin saber porqué realmente, como se revela de las incoherentes explicaciones que para el descontento juvenil dio Nicolás Copano un niño mimado convertido en polemista mediante el You Tube en Chile, cuando en el 2012 fue entrevistado en el marco de la Feria Internacional del Libro aquí en Guadalajara, México. Pronto, Bachelet prohibirá la educación privada para imponer la educación por parte del Estado, para adoctrinar a las futuras generaciones en el más rancio de los marxismos y las aberraciones morales más refinadas, preparando el camino al monstruo que se gesta que es Camila Vallejo, la joven y hermosa "princesa de las barricadas" en la que se vislumbra una ambición desbocada por el poder absoluto y cuyo ascenso inicia con su elección como legisladora. 

Solo me atrevo a decir que llegará el día en que los chilenos se arrepentirán de lo que ellos mismos propiciaron destruir.

Dejémoslo aquí, en el próximo post hablaremos del caso de Brasil, un verdadero gigante con pies de barro, y los victoriosos: Rusia e Irán, aunque de ellos he hablado ya anteriormente.

No hay comentarios: