Buscar este blog

9 de septiembre de 2013

EL TABLERO EN MOVIMIENTO DEL JUEGO DE TRONOS


El otro día vi en el diario digital Mundiario una interesante columna del periodista Gabriel Martín, en la que se explicaba el mapa con que se abre esta entrada, del mismo, se desprende que no ando tan descaminado en mis teorías sobre lo que pasa en el Medio Oriente.

Supuestamente, este mapa, una reedición del acuerdo Sykes-Picot al final de la Primera Guerra Mundial, y del Tratado de Sévres con el que se desmembró al Imperio Otomano, el último califato islámico, es el proyecto de nuevas fronteras que Obama pretende diseñar tras intervenir en Siria y Medio Oriente, el mismo tiene dos fines: primero, mantener dividido al mundo musulmán, segundo, evitar un expansionismo iraní encorsetando a la antigua Persia con un cinturón de Estados-tapón: Irán aparece perdiendo territorios, aparece la creación de un Estado Chiíta al sur de Irak y otro Sunnita al norte, y Arabia Saudita sin los lugares santos del Islam, algo que en realidad sería benéfico para la dinastía Saudita, pues desembarazada de la Meca y Medina, perdería razones para seguir siendo una especie de poder neutral en la zona al tener lugares de interés común para todos los musulmanes y se embarcaría abiertamente en los juegos de poder contra sus vecinos y correligionarios, Pakistán también se dividiría para mantener bajo control su endémica explosividad, Jordania aumentaría sus territorios y finalmente se le concedería a los Kurdos su independencia, pero en detrimento de Irán e Irak, pero no de una Turquía que luce fortalecida.

En el caso de Israel, es lo más sorprendente, no aparece con ganancias territoriales, por el contrario, aparece reducido a aceptar las fronteras de 1967, probablemente porque la administración de Soetoro, más proclive a las influencias sauditas y peninsulares en general que a las sionistas, pretende obligar a los Judíos a aceptar un compromiso: el reconocimiento y garantías de sus vecinos a cambio de ceder en sus ambiciones territoriales sobre los Palestinos y sus países circundantes. A cambio de ello, los judíos deberán apoyar que los fundamentalistas lleguen al poder en Siria y en Egipto... algo que muy poco les conviene.

En pocas palabras: los grandes ganadores de la contienda serían las petromonarquías, el gran perdedor: Irán y sus aliados: Rusia y China, la India ganaría sin el peligroso Pakistán al norte, y Occidente respiraría, en cierto modo, ante un Islam que permanecería dividido y controlado... aunque las petromonarquías no dudarían en usar sus ingentes recursos financieros en intervenir en las vapuleadas economías norteamericana y europeas y la verdad, yo no me fiaría mucho de regímenes cuyos reyes y jeques aparecen en revistas de la prensa rosa, son prácticamente los dueños del deporte profesional mundial y a la vez, financian a grupos como Hamas o Hezbollá... (de ahí la presunta amenaza de la realeza saudita a Putin de atacar con grupos terroristas a los Juegos Olímpicos de Invierno a celebrarse en la ciudad caucásica de Sochi el próximo año si no deja de defender a Siria).

Pero lo que sucede muchas veces con los planes es que es más fácil idearlos que ponerlos en práctica, y he aquí que al actual inquilino del palacio presidencial de la Avenida Pensilvania se le están complicando las cosas, para empezar, el Reino Unido se ha salido del redil y no atacará a Siria con él ni permtirá el uso de sus bases, en segundo lugar, es evidente que la presencia rusa en las costas del país mediterráneo no es para meras observaciones o ejercicios: están en orden de batalla, e incluso, parece que China envía buques de combate a la zona, Irán ha dicho que defenderá a su aliado sirio en caso de ataque y podría cerrar el Estrecho de Ormuz, y todo gracias a que Barry Soetoro AKA Barack Hussein Obama ha anunciado a los cuatro vientos lo que va a hacer.

Esto pinta mal... el hecho que el Papa Francisco I haya convocado a ayuno y oración el sábado pasado por la paz, (pese a todos sus defectos y sinsentidos, convocar a un ateo a hacerlo no tiene efecto alguno, es mera dieta, por ejemplo, y no se hace con fines penitenciales) como dicen, es algo muy grave y señal de que se cocina algo demasiado grande y horrible, ¿qué pasará si los rusos responden al fuego norteamericano? ¿si un misil cae en la base rusa de Tartus? ¿Obama sabrá que el siguiente paso sería apretar el botón rojo? ¿Existe gente sensata en Estados Unidos que lo impedirá?

El descontento contra Obama crece en Estados Unidos, y parece que los políticos empiezan a desconfiar de él, salvo aquellos demasiado radicales o que de plano se encuentran dañados por sus pasadas experiencias bélicas, como el Senador John McCain, apóstol del belicismo que quiere una guerra total contra Assad, o el propio Johrn Kerry que en los años 70 fuese veterano de Vietnam y denunciara los horrores de ese conflicto, por ello, en la Comisión de Relaciones Exteriores se determinó que de darse el ataque a Siria, el mismo se limitaría a ser por aire y por pocos días, sin involucrar a fuerzas terrestres para una invasión.

¿Qué puede pasar? ¿Tendrán el valor militares y legisladores norteamericanos, y el pueblo en general, de derrocar a Obama antes de que los meta en la peor de sus pesadillas? En esto, los norteamericanos deben tener claro que se trata de salvaguardar su país y sus libertades o convertirse en títeres de intereses extranjeros muy oscuros y poderosos.

En este sentido, me parece muy bueno el siguiente vídeo, con él segmento de opinión de la Juez Jeanine Pirro en un noticiero de Fox News, --es cierto, cuando estaba Bush ellos apoyaron la Guerra en Irak, pero recordemos que según Camilo José Cela, los Anglosajones tienen una tendencia natural a la hipocresía, como los Hispanos la tenemos a la envidia,-- pero creo, dice el sentir de muchos norteamericanos y muchos más, ante esta situación:



¿Imperará el buen sentido y la razón antes que las ambiciones de los ociosos jeques árabes y sus sobornados políticos de Washington? Recemos por ello.

2.- Juego de Tronos Mexican Style :



El mitin del domingo convocado por Andrés Manuel López Obrador en la Ciudad de México fue bastante revelador: por un lado demostró con sorpresa para muchos, entre ellos yo, que los maestros de la CNTE no se encuentran encuadrados dentro de su movimiento, sino que incluso, lo despreciaron e impidieron, con su plantón de tiendas de campaña, (en la foto) que el Peje montara su show en la Plaza de la Constitución o "Zócalo" por lo que su evento, que aspiraba a ser masivo y el inicio de una campaña por tomar las calles con el pretexto de la oposición a la supuesta privatización del petróleo y  una leonina reforma hacendaria que con el impuesto al consumo: "Impuesto al Valor Agregado" o IVA, generalizado, dañaría a las clases más pobres del país, para intentar una especie de rebelión tipo las "Primaveras Arabes" (que como hemos visto, tan funestos resultados ha tenido), para derrocar al Gobierno del PRI y Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, esto demuestra las enormes divisiones al interior de la Izquierda y por otro, lleva a hacernos preguntas acerca de qué se trata todo esto: no cabe duda que las protestas de la CNTE han distraído a la opinión pública del debate energético y de la cuestión hacendaria, y el hecho de que el violento sindicato disidente de los docentes del sistema público de educación le haya dado la espalda al presunto líder máximo de la Izquierda nacional, ha sido un enorme revés, que a mi me provoca la maquiavélica duda si no se trata de un movimiento incluso, hasta dirigido desde arriba... después de todo, en el pasado, el PRI ha sido capaz de subvencionar a sus críticos e inventarse opositores, y el clima de inacción e impunidad del Gobierno Federal y del propio Gobierno de la Ciudad hacia los actos vandálicos, me parece muy sospechoso... ¿No irán a terminar todas estas protestas en contra de la Reforma Educativa una vez se apruebe la Reforma Energética? ¿Una vez que López Obrador se quede sin discurso y sin motivos para seguir en su eterna campaña por la presidencia del país?

Por lo pronto, ayer le dejaron sin armas en materia hacendaria: la Reforma Fiscal propuesta por el Gobierno Federal no va encaminada a resolver el problema hacendario del país, sino es un golpe político a las Izquierdas, puesto que consiste en la misma propuesta populista de López Obrador: no al IVA generalizado pero sí elevar el Impuesto sobre la Renta a las personas que tienen ingresos mayores, lo que es la receta perfecta para desestimular la inversión y castigar a quienes trabajan más, es el mismo discursito de Obama, de Chávez, de Maduro, de Evo Morales o Cristina Kirchner, esto ahuyenta la inversión, la generación de empleos y el crecimiento económico y se basa en la muy izquierdosa idea de que es malo ganar mucho y es de buenos mantenerse pobre, sin embargo, es entendible que en México, donde lo único que interesa al PRI, al PAN y a la Izquierda es llegar y mantenerse en el poder, se haya planteado esta propuesta para quitarle una de sus armas principales al opositor más peligroso y mostrarse más populista y consentidor con las masas iletradas del país que no comprenden que lo ideal sería un impuesto al consumo generalizado que sanciona el lujo y que todos pagarían y la reducción al gravamen de los ingresos para estimular la inversión.

Pero lo dicho, el Pacto por México hasta ahora parece funcionarle a Peña y al PRI, por lo pronto, ha provocado la división en el PAN entre Maderistas y Calderonistas, y cuando se de la lucha por la dirigencia nacional de este partido habrá de verse si no se provoca un verdadero cisma en el instituto político "conservador" y por el otro, la Izquierda aparece dividida y enfrentada en una lucha por el caudillaje de la misma: de un lado, Cuauhtémoc Cárdenas que pretende enarbolar la bandera de la oposición a la supuesta privatización petrolera y la memoria de su padre el "Tata" Lázaro, quien sabe si en defensa del privilegio personal y familiar del llamado "centavito de Cárdenas" leyenda urbana según la cual, por cada barril de petróleo mexicano vendido a EUA  y regresado a México como gasolina refinada la familia del militar michoacano recibe una pequeña comisión, que ha sido base de su enorme fortuna, por otro, López Obrador, por el otro, Marcelo Ebrard, quien ha querido usar la misma bandera pero aparece muy atrás, y finalmente, el actual Jefe de Gobierno de la capital: Miguel Angel Mancera, quien parece se ha aliado en cierta forma a Peña Nieto a fin de acabar con sus rivales para llegar a "la grande". Tal parece que el Presidente, a quien en las redes sociales todos tildan de estúpido, no lo es tanto, y ha apostado al tradicional "canibalismo" de las Izquierdas, más preocupadas de pelearse entre sí que de lograr un objetivo común.

Igual y todo esto es una mera teoría sin bases mía, pero creo no estar muy fuera de razón, como sea, se comprobará en las siguientes semanas. Estemos atentos.

No hay comentarios: